La esclavitud y los Jesuitas de la Universidad de Georgetown: Pecado tras pecado

En EEUU, existe un movimiento que se llama “Reparaciones”. Pueden leer en inglés sobre ese gran debate aquí.Ellos quieren que los descendientes de los negros africanos esclavizados en USA reciban algún tipo de compensación por los crímenes del esclavismo entre los siglos XVII y XIX. Bien, por muchas razones, el movimiento no ha conseguido el empuje necesario en USA. ¿Por qué?

En primer lugar, la mayoría de los norteamericanos percibe la esclavitud como algo de un pasado distante, ajeno, que no tiene consecuencias sobre el presente de su país. Incluso, las personas que sienten simpatía hacia este concepto de “reparar” el pasado, y que reconocen la imprenta continuada de la esclavitud en su sociedad, dicen que en realidad no es factible porque muchos esclavos ni siquiera tenían nombres y es imposible distinguir entre los que realmente tienen una ascendencia probada y los que no.

Los banqueros, los mercaderes, y en general todo tipo de empresario blanco se benefició de la trata de esclavos africanos. Más de una decena de universidades han reconocido sus vínculos con la esclavitud. Aún así, la mayoría de esas universidades han minimizado el papel de la esclavitud en su fundación. O, incluso podríamos decir que debido a que la mayoría era de orígen protestante, ya hace siglos intentaron deshacerse de los esclavos, ya que los puritanos del noreste americano eran totalmente anti-esclavismo y eso tuvo efectos positivos.

Pero tales negaciones y trampas no son posibles en la desgarradorra y horrorosa historia de la esclavitud en la famosa Universidad CATÓLICA de Georgetown. Leed, leed sobre aquello aquí. En 1838, los JESUITAS que dirigían esa universidad vendieron 272 africanos (hombres, mujeres y niños) para una vida del infierno en las plantaciones agrícolas y de caña en el sur profundo de los EEUU para poder financiar las operaciones de su universidad. NADIE, ni siquiera la propia Universidad de Georgetown, discute ni niega UN HECHO HISTÓRICO.

Ese acto criminal de los Jesuitas llama más la atención precisamente por su estrecha relación con las finanzas de Georgetown y la fortuna de una de las universidades católicas más importantes de los EEUU. El nombre de los esclavos negros que fueron arrancados de las granjas en Maryland para acabar en Nueva Orleans son conocidos. Es algo documentado. El hecho de que vivan aún sus descendientes (comprobado) convierte este caso en un suceso clave para poder enfrentarse a uno de los peores crímenes contra la humanidad de la historia – la esclavitud.

Georgetown tiene la obligación MORAL de tomar medidas con carácter inmediato – incluyendo becas para los descendientes de aquellos que fueron vendidos para salvar esa perniciosa institución papista.

A mucha gente le sorprende aprender (a mí no desde luego) que los Jesuitas estaban entre los que más esclavos tenían en EEUU. Os recomiendo el libro del historiador negro Craig Steven Wilder titulado “Slavery’s capitalism” — el capitalismo de la esclavitud. El profesor Wilder comenta que los ingresos procedentes de las plantaciones sureñas aportaron un inmenso beneficio a los católicos que querían asentarse en USA…y ser independientes y una fuerza aparte, porque en aquella época los católicos eran totalmente rechazados por los estadounidenses por muy buenas razones, entre ellas, que sentían más lealtad al Papa antes que a la República americana. Los católicos eran una fuerza oscurantista y retro en el siglo XIX. Un peligro para el progreso y la democracia. Gracias a los beneficios aportados por la esclavitud, la Iglesia Católica romana pudo seguir en su fase de expansión por la república anglo-protestante.

Era tan notorio aquello, que incluso visitantes católicos a las plantaciones, entre ellos un cura irlandés, documentó la violencia utilizada contra los esclavos y escribieron cartas a Roma expresando su preocupación. Al igual que ocurrió con los terribles escándalos de la pederastia, las quejas fueron ignoradas. La Iglesia Católica siempre ha sido experta en ignorar y tapar sus crímenes contra la humanidad.

Debido a unos estudios estadísticos rigurosos, se calcula que hay 15.000 descendientes de esos esclavos en USA — es decir, de los esclavos vendidos por los Jesuitas de Georgetown. Gracias a las manifestaciones enérgicas de los estudiantes el pasado cuatrimestre, Georgetown quitó las estatuas de los dos curas que habían organizado la venta de esclavos.

Muchos de los descendientes de esos esclavos, al enterarse de lo que había hecho Georgetown, lloraron públicamente. Incluso, algunos son católicos pero han sufrido una crisis de fe debido a este suceso. Como reza el dicho — no hay mal que por bien no venga.

Ya va siendo hora de que Georgetown y la Iglesia Católica reconozca sus crímenes, respete a las víctimas vivas hoy y tome medidas inmediatas para corregir sus excesos.

8 comentarios

  1. […] gustaría hoy compartir un esclarecedor y muy interesante artículo para derribar algunos mitos, publicado en Liberalismo Democrático. Actualmente, muchos propagandistas papistas tratan de convencernos de que si la colonización […]

  2. Alfonso · ·

    La pedofilia es según el sociólogo italiano Massimo Introvigne, un ejemplo típico de pánico moral, es decir, un problema real pero amplificado por los medios. Por eso es necesario quitarles el contenido sensacionalista, pero darles toda la importancia, escudriñarlas a fondo y realizar acciones efectivas para combatirlas. Por el bien de la sociedad. Distingo cuidadosamente entre la existencia del problema de la pedofilia de los sacerdotes, que es del todo cierta y de la cual el Papa ha hablado con gran claridad, y su prevalencia, esto es, su incidencia estadística. Es en la prevalencia que se hacen circular estadísticas falsas, las cuales no tienen la finalidad de defender a las víctimas (que no son por cierto defendidas por noticias falsas), sino atacar al Papa y a la Iglesia, por parte de quienes están fastidiados por la acción política contra el aborto, el matrimonio gay y la eutanasia. Una acción eficaz e influyente sobre el plano político y electoral: se observa en la derrota de dos candidatos ultra-abortistas en las elecciones italianas para gobernador después de las críticas de la Iglesia, o en la modificación de la reforma sanitaria de Obama para tener en cuenta las objeciones anti-abortistas, y así en otros casos. Esto, apunto, da fastidio. http://www.laprensa.com.ar/NotePrint.aspx?Note=358082

  3. Alfonso · ·

    Aceprensa que tiene una excelente colección de artículos sobre la controversia de los abusos : http://www.aceprensa.com/articles/voices/abusos-sexuales

  4. Alfonso · ·

    So we ought not to confuse or to condemn en masse every kind of slavery; neither do we justify it. The philanthropists of the last and of this century are not mistaken when they criticize and condemn the slave trade of the Negroes and their subjection to ill treatment and to slavery, since they agree with the Catholic doctrine in this respect; yet at least some of them err if they extend this principle too far and if they mistake slavery deriving from a just title, and which does not harm other people’s rights, for slavery originating in violence and in violation of the natural law. The slavery of the Negroes belongs precisely to this latter kind of slavery; against this Sovereign Pontiffs have risen up very often and have reproved and condemned it. The bishop deals with this kind of slavery and defends it!

    Father Gatti attacked Bishop Martin’s arguments that slaves’ “original degradation” justifies their slavery. Father Gatti notes that both blacks and whites can be learned and virtuous people with the proper education and Catholic education.

    From this treatment one can easily infer that the Bishop favors the enemies of the Catholic Church who accuse her of approving slavery, which is the origin of the vile trade and of the brutal treatment of the Negroes from Africa. It makes the Church unjustly odious; it promotes the mistake of those who believe that the slave trade of the Negroes is lawful and who try to avoid condemnation of the Sovereign Pontiffs with every kind of cavil [argument].

    Such a mistake is condemned by the natural law, by the Gospel, by the Pontifical Constitution, and is reproved with the common sense of the Christian peoples, though self-interest and corruption reduce it to silence in some of them, This mistake favors the preservation of slavery in the Southern states in opposition to the will of the Sovereign Pontiffs who, as is clear from the words I have quoted above, have condemned not only the slave trade but slavery itself: “to reduce to slavery, to retain in slavery.” And they have condemned also those who favor it, or those who teach it to be lawful, “or lend counsel, succor, favor, and co-operation to those acting, under no matter what pretext or excuse, or who proclaim and teach this way of acting is allowable or co-operate in any manner whatever with the practices indicated.”[/ (Emphasis in the original.)

  5. Alfonso · ·

    ¿El Santo Oficio validando la esclavitud? Creo que se ha confundido con la racista Iglesia Reformada Holandesa : http://www.franciscanos.net/varios/smutcko.htm
    Le recomiendo que lea al padre Gatti que aclara perfectamente el magisterio católico ante la esclavitud, según el pensamiento católico la esclavitud y la poligamia se oponen al derecho natural secundario pero no al primario, y por eso Dios tolera la poligamia y la esclavitud en la Biblia pero una vez admitido esto, es obligación de todo cristiano prohibir la poligamia y la esclavitud. El Papa Urbano VIII en una carta a su nuncio en Portugal del 1639 condena absolutamente la esclavitud y amenaza con la excomunión, pero se refería a la de los indios y estaba impulsado per los jesuitas de las Reducciones ante las incursiones de los bandeirantes brasileños que hacían en ellas razzias para obtener esclavos.

    Clemente XI a principios del siglo XVIII da órdenes a los nuncios de Madrid y Lisboa de que actúen para conseguir poner fin a la esclavitud. No hubo respuesta.Y gente sin escrupulos como Voltaire,todavía de gran prestigio en los circulos progresistas,se forraba con la trata de negros.
    Hugh Thomas concluye: “Estas denuncias aisladas permiten a la Iglesia Católica presentarse como una prefiguración del movimiento abolicionista con más plau- sibilidad de lo que generalmente se concede. A lo largo del siglo XVII cartas de protesta sobre le asunto del tráfico de esclavos continuaron a llegar a la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe en Roma de parte de capuchinos, jesuitas y obispos”.

  6. Alfonso · ·

    http://forums.catholic.com/showthread.php?p=8314521
    900 años antes de los esfuerzos abolicionistas de los cuaqueros tenemos esta epistola : “Carta del Papa Juan VIII, fechado en septiembre de 873 y dirigida a los Príncipes de Cerdeña:

    -Hay Una cosa sobre la que queremos amonestar en tono paternal; Si no os a fondo enmendar, cometer un gran pecado, y en lugar de la ganancia que espera, verá sus problemas se multiplicaron. De hecho – por Institución de griegos, muchos hombres llevados cautivos por los paganos en sus tierras se vendían y compraban para sus ciudadanos que los mantienen en la esclavitud. Ahora parece ser piadoso y santo, como corresponde a los cristianos, que una vez comprado, estos esclavos son liberados por el amor de Cristo – a quien lo hace, la recompensa no será dado por los hombres sino por el mismo Señor Jesucristo . Por lo tanto, exhortar y te mandará paternales compreis amor de algunos cautivos paganos y dejar que ellos se van para el bien de sus almas (Denzinger-Sch’ánmetzer, Enchiridion de Símbolos y Def inições Nº 668)”.

  7. Alfonso: Una cosa es lo que DIGA su Iglesia Romana, otra es lo que HACE y PRACTICA. No fue hasta 1965 que su iglesia condenó la esclavitud como lacra para la sociedad (precisamente en la Reforma del Vaticano en los años 60 que muchísimos católicos rechazaron en su día — el Segundo Consejo del Vaticano).

    Es cierto que algunas (MUY POCAS) órdenes papistas condenaron la esclavitud, pero la mayoría de órdenes sí tenía esclavos (y por supuesto LOS PAPAS también esclavizaban a los musulmanes capturados). Había esclavos en TODAS las colonias españolas dirigidas por la Iglesia católica papal.

    Y no me podrá usted negar los famosísimos bulos papales conocidos como DUM DIVERSAS, ROMANUS PONTIFEX y sus derivados – permitieron la esclavitud y también para esclavizar a la población india-nativa de esos territorios.

    El ÚNICO que condenó por completo la esclavitud fue el español BARTOLOMÉ DE LAS CASAS y SIN APOYO de la Iglesia católica. Es más, la Iglesia ni siquiera condenó la esclavitud cuando ya lo hizo de las Casas.

    Y no nos confundamos — lo que condenaban algunos papas era la esclavitud “INJUSTA”, PERO NO LA ESCLAVITUD en sí misma, que es lo moralmente correcto. Los Jesuitas en particular tenían esclavos, un gran número de esclavos. No ignoremos la historia ni los datos por favor. Para que lo sepa, tal era la estrecha relación entre la esclavitud y el romanismo, que incluso los libros que CONDENABAN la esclavitud fueron incluidos en el terrible e infame ÍNDICE DE LIBROS PROHIBIDOS de su iglesia. Poca libertad, poco respeto a la humanidad y nada que lo pueda justificar. Ni en la etapa más pecaminosa de la Iglesia reformada holandesa se cometió semejante atropello contra la libertad. E incluso, los misioneros capuchinos fueron EXCOMULGADOS por hacer un llamamiento por la liberación de esclavos africanos en las Américas.

    En plena Guerra Civil americana, año 1866, la “Santa” Sede del Papa Pio IX dijo que NO ESTABA EN CONTRA de la venta de esclavos — ni su venta ni su intercambio.

    No lave el pasado sucio de su iglesia. Acéptelo, condénelo y súmase al progreso. Los protestantes ya lo han hecho y muchos católicos también. ¿Qué interés tiene usted en lavar un pasado tan oscuro? Acéptelo y pida perdón.

  8. Alfonso · ·

    Antes que nada le agradezco que me haya contestado pero permitame comentarle un fragmento suyo :” E incluso, los misioneros capuchinos fueron EXCOMULGADOS por hacer un llamamiento por la liberación de esclavos africanos en las Américas.” No me haga reír; Pío VII dijo esto en carta dirigida al rey de Francia el 20 de septiembre de 1814:
    Pío VII : “Prohibimos a todo eclesiástico o laico que apoyen como legítimo, bajo cualquier pretexto, este comercio de negros, o enseñar en público o en privado de cualquier forma algo contrario a ésta carta apostólica”.
    Poco después, en 1823, volvía a insistir en carta dirigida al rey de Portugal “que finalmente se extirpe de raíz el ignominioso comercio de negros, para bien de la religión y del género humano”
    En el siglo anterior, en 1741, el Papa Benedicto XIV había dirigido al rey de Portugal la Constitución apostólica Inmensa, por la que condenaba la esclavitud de los indios. Y más tarde, en 1758, se enviaba una copia de la misma a los capuchinos de Congo, entendiéndose que esa misma doctrina habría de aplicarse también a los negros. Para esclarecer este tema y entender los esfuerzos de capuchinos y otros contra la esclavitud le recomiendo encarecidamente la lectura de este enlace : http://www.africafundacion.org/africaI+D2009/documentos/Voces.pdf

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: