Economistas chiflados y los idiotas que creen en ellos

Ser profeta como los del Antiguo Testamento ya no puede ser. ¿Por qué no? Porque el cánon de las Escrituras ya terminó – la Biblia es completa. No puede haber mensajes “actualizados” de Dios que tengan la misma autoridad que tienen las palabras que pronunciaron los profetas de Israel y los apóstoles de la Iglesia en sus inicios. Sus palabras eran revelaciones directas de Dios, Palabra de Dios absoluta. Cuando un profeta de Dios anunciaba que se tenía que hacer algo, no había opción – se tenía que hacer si se quería seguir obedeciendo a Dios.

Por eso los profetas tenían más autoridad legal que los reyes y rabinos/levitas (Estado + Iglesia, para entendernos). Hoy en día, ningún agente terrestre puede tener autoridad legal sobre la Iglesia y el Estado. La Biblia concluye y Jerusalén es destruida en A.D. 70 y a partir de ese momento ya no hay profecías y por lo tanto no hay necesidad de profetas hoy en día. La Palabra revelada de Dios está por encima de la Iglesia y el Estado – La Palabra de Dios está equiparada con Jesucristo en el Nuevo Testamento; Sólo Él es el Verbo (Juan 1:1) y sólo Él está por encima de la Iglesia y Estado.

Profetas contemporáneos

Todavía hay grupos de herejes y sectas que dicen que sus líderes o algunos de sus miembros dotados están en posesión de poderes de profecía o judiciales como los profetas del Antiguo Testamento. Los cristianos han de resistir DURAMENTE estas cosas. Es cierto que Satanás tiene algunos poderes limitados y les da algunos a sus seguidores durante etapas breves y para propósitos muy específicos como el engaño espiritual. No es de sorprender pues que en ese sentido la Iglesia Católica de Roma tenga algunos poderes que dan miedo, sobre todo en cuanto a su influencia en la sociedad española y en lo que la gente asocia con Cristo lo mezclan todo con catolicismo. Es una trampa del diablo. Los cristianos, ciertamente, podemos orar y pedirle cosas a Dios, pero no somos profetas y nuestras palabras no son ley. Por eso ya no es aplicable a nosotros, en ese caso, ejecutar a profetas falsos como dice Deuteronomio 18:20-22: “Empero el profeta que presumiere hablar palabra en mi nombre, que yo no le haya mandado hablar, ó que hablare en nombre de dioses ajenos, el tal profeta morirá. Y si dijeres en tu corazón: ¿Cómo conoceremos la palabra que Jehová no hubiere hablado? Cuando el profeta hablare en nombre de Jehová, y no fuere la tal cosa, ni viniere, es palabra que Jehová no ha hablado: con soberbia la habló aquel profeta: no tengas temor de él”.

Hoy no hay motivos para sentir miedo de ninguna persona – incluso el que se autodenomine “profeta” que pueda saber algo del futuro de vez en cuando. (Si los gobiernos civiles de nuestra patria de verdad quisieran aplicar esta ley de Deuteronomio, tendriamos muchos menos carismáticos infestando las iglesias carismáticas y no se atreverían a hablar tanto en público sobre el “espiritu santo y las visiones que ven”). No hay obligación de ejecutarles porque Dios ya ha eliminado toda autoridad judicial en las profecías. Sólo podemos hacer pronósticos. La pregunta es esta: ¿Deberiamos tomar en serio a la gente que hace pronósticos?

Hace tiempo dije, medio bromeando, que deberíamos abolir a los economistas para siempre porque no sirven para nada. Son los que más dicen tener poderes para hacer pronósticos (fuera del laboratorio). No apelan a la moral ni a la Biblia para apoyar sus tesis por supuesto. Lo que buscan es hacer pronósticos “racionales” porque la teoría de la razón es todo para el economista “positivo”. Los economistas, más que los profesionales de cualquier otra disciplina social, han utilizado métodos que rechazan por completo la necesidad de tener una base moral o bíblica — sobre todo bíblica.

La “Economía” nació como reacción contra la Guerra Civil inglesa de 1640-1660. En esa guerra brutal y sus consecuencias políticas posteriores, los economistas nacientes (mercantiles) evitaron cualquier apelación a la Biblia o a la Fe cristiana ya que estaban convencidos que toda apelación a los dioses era inútil. Ya que no había “terreno común” (palabras favoritas de los enemigos de Dios) entre la gente bíblica y los hijos del Diablo, concluyeron que no podían tener ninguna discusión racional para elaborar una política nacional económica. Por ese motivo, recurrieron al “Derecho Natural” y la “Razón Natural”, que, según ellos, era “común a todos los hombres”.

Hoy en día hemos visto el éxito que ha tenido la doctrina del “Método Científico” en las ciencias físicas – un método supuestamente neutral y empírico para investigar “hechos” — ha deslumbrado a los científicos sociales y a sus seguidores. Quieren imitar a los físicos y a los químicos adoptando las matemáticas como modelo. Esto ha sido así desde que el teórico de políticas, Tomás Hobbes empezó a imitar a Descartes – de nuevo, en medio de la Guerra Civil inglesa. Apenas les inquieta el hecho que en la ciencia física, los objetos de la investigación están bajo el control de un científico.

Hay constantes físicos, sobre todo en física, la ciencia física por excelencia pero constantes comparables no existen en las ciencias sociales o “de sociedad”.
Así pues, el uso de las matemáticas es inútil cuando formulamos una teoría social, incluyendo ideas económicas. Este hecho inconveniente no ha disuadido a la mayoría de los economistas modernos de adoptar un uso, digamos, especioso de las matemáticas. Es el triunfo del método sobre la realidad y por eso a la mayoría de gente normal y decente, el razonamiento de los economistas socialistas les suena a chino cuando no una locura esquizofrénica. Claro que hay una locura en su método: la locura de aplicar los métodos de las ciencias físicas a la acción humana. La mayoría de los economistas dicen que sus poderes para pronosticar sobre la economía vienen de ese método “científico”. Creer todo eso a la vista de sus constantes fallos en sus pronósticos (como los que no veian venir la burbuja) es otra demostración de la fe que tienen los hombres en fórmulas. ¿No os habeis preguntado nunca po qué la Iglesia Católica es la iglesia más grande del mundo para los que dicen ser creyentes? A la Iglesia Católica le encanta las fórmulas.

Los chiflados

La mayoría de los seguidores de Keynes no entienden sus argumentos ni los supuestos hechos ni los resultados prácticos de las políticas que él defendía. Cuando les preguntas si te pueden dar algún programa fundamental “keynesiano”, lo mejor que pueden hacer es resumir los buenos resultados que el “líder” les ha asegurado que habrá si se aplica su fórmula. Todas estas aplicaciones son, por supuesto, políticas – el Estado siempre es la clave para inaugurar cualquier nueva etapa de política económica.

Una de las características principales que tienen los chiflados es su afirmación que alguna parte de la Creación no está bajo la maldición divina de la escasez (Génesis 3:17-18) y que podemos tener acceso a la naturaleza de forma gratuita si ajustamos nuestras leyes civiles. Muchas veces esto significa “liberar” el capital como recurso – como los que defienden una “Renta de Inserción” o “Renta Básica para todos”. En otros casos, quieren eliminar los tipos de interés y nacionalizar la banca. Otras veces, cualquier ánimo de lucro es visto como algo “malo” y “egoista”. En resumen, piensan que en la naturaleza no hay escasez y que las instituciones del hombre han sido culpables de la “escasez”. Por eso lo que hace falta, según estos iluminados, es sancionar y castigar a los hombres a través del Estado para que éste entonces pueda conseguir producción máxima.

Si te fijas, siempre es el Estado el que tiene que sancionar o imponer castigos contra todo comportamiento económico voluntario. ¿Quién no ha oido alguna vez decir, al típico gordo grasiento de bareto esquinero, algo así: “joder ej que no se puede permitir que esa gente se esté forrando, tiene que haber leyes joder”! El hombre, envidioso por naturaleza, odia que otros tengan más que él.

Ha habido mucho economista chiflado – normalmente la ciencia natural es una profesión extendida entre ellos. Surgen, sobre todo, en los años 30 – una época en la que ideas locas sobre la economía eran universales. El más famoso de esos chiflados se llama John Maynard Keynes – no olvidemos que tenía un título en MATEMÁTICAS, jamás estuvo en ningún curso sobre economía y su primer puesto de trabajo universitario fue dando clases de Economá en Cambridge porque su padre era un FAMOSO economista de Cambridge que había personalmente subido su propio salario el primer año (no la universidad).

Volviendo al tema – todos los economistas liberticidas creen que la naturaleza no tiene límites y que es la civilización la culpable de limitar este infinito. Como todo chiflado socialista, la solución para esta gente es emitir billetes de papel – dinero fiduciario.

Conclusiones

Lo cierto es que la propiedad privada efectivamente tiene una función social – la asignación de recursos escasos. Los cristianos no pueden permitir dejarse engañar por chifladuras socialistas. Si ya nos toca ser locos, es preferible ser un loco por Jesucristo, locos y fanáticos de la Biblia, al menos seremos bíblicos antes que chiflados socialistas o “New Age”. Como cristianos, vamos a partir de una presuposición: la tierra está bajo una maldición, como el hombre, y la escasez no tiene nada que ver con las instituciones económicas. Es cierto que algunos arreglos institucionales pueden aliviar la escasez de forma más eficiente que otros, pero fue Dios, no la “sociedad”, el que impuso esa maldición al hombre y su medioambiente (Génesis 3:17-19) y por eso es Dios, no la sociedad, el que promete eliminar esta maldición para nosotros si le obedecemos y nos conformamos a Su Ley revelada en la Santa Biblia. No hay ninguna fórmula. No hay ninguna cura singular. Está la Ley de Dios. Obedece y arrepiéntente, impío asqueroso y saca tus dedos pegajosos de bolsillos ajenos para financiar tus inmundos pecados.

Anuncios

28 comentarios

  1. Dos notícias/actualizaciones:

    1. El estado de California acaba de firmar una ley que permitirá darle ayuda y becas a los inmigrantes ilegales. ¿No era que estaban en quiebra? Nunca me gustó California – Hollywood es de California, no lo olvidemos pero ahora tengo otro motivo más para no visitar un estado tan socialista. Ni siquiera en la España progre de Zapatero, que deberia pasar a llamarse HEZpaña, se hace eso.

    2. Ayer estuve cerca de Sol y el parque con un amigo predicando el Evangelio – era impresionante ver el odio con el que nos miraban los sodomitas, las putas guarras sin Dios y todo tipo de pecadores impíos solo por predicar el Evangelio. Lo de predicar en la calle es peligroso siempre, nunca ha sido fácil y ciertamente Hezpaña no es Irán ni pretendo comparar la situación aquí con países totalitarios pero la población española actual es una de las más impías, infectas e inmorales que hay en Occidente. Una chica se me acercó y empezó a insultarme, llamándome “homófobo”, “intolerante”, “machista”, y diciendo las típicas estupideces que dicen los hijos del Diablo “Dios ama a todo el mundo”, “La Biblia es un libro de cuentos joder, como se puede usted creer eso”, etc, etc, etc. Jesucristo dice que benditos seamos los que sufrimos insultos y persecuciones por su nombre. Que no se preocupen los impíos que a diferencia de las juventudes del papa, a mi me da igual que me insulten y jamás se me ocurriria denunciar a nadie en Comisaría por eso (a diferencia de también los laicistas que quieren usar el poder del Estado para silenciar a los que mantenemos opiniones que afirman que la homosexualidad es pecado).

    Para que tengais una idea de lo que “sufrimos” los que predicamos el Evangelio, he aquí un video de un amigo mio de Tampa, Florida, intentando dialogar con un sodomita enfurecido que le intenta romper su megáfono.
    La policía le dice al sodomita que el predicador tiene derecho a la libertad de expresión y que “si acude al tribunal, ganará y seguirá en la calle predicando”. “He wins” (el gana). En España lo vamos a tener mucho más dificil porque aqui no hay plena libertad de expresión y podemos ir a juicio por “incitación a la homofobia” y “por criticar la orientación sexual”. Me da igual señores — si tengo que ir a juicio y a prisión lo tendré que hacer pero a mi nadie me va a silenciar ni pisotear mis libertades – y eso quiero que lo sepa la Jueza o Juez que me toque, la policía y el gobierno de Hezpaña.

    Voy a predicar y predicar y expresarme hasta el último día de mi vida si Dios quiere – caiga quien caiga.

    Este es el pan nuestro de cada dia de los que predicamos la Biblia en la calle. Fijaos en la intolerancia del sodomita asqueroso (tambien hay otros videos de sodomitas llamandonos “religiosos” jajaja no saben nada. “Religiosos” dicen):

  2. *La policía además claramente toma el lado del señor homosexual.

    Hermanos en la fe: cuidadin en España — que nos podrian hacer lo mismo por Chueca o Sol – intentarán escupirnos por cierto pero gloria sea a Dios. Gloria, gloria, gloria.

  3. Jacob · ·

    ¡Qué Dios os bendiga Alfredo! Me imagino la furia que tienen que sentir esos viciosos cuando salen de los bares y os ven con la Biblia diciéndoles que van al infierno eterno sobre todo además por el analfabetismo ramplón que hay en España y en otros paises del entorno. Me imagino que todo lo mezclan con “religión” y que si el cura no sé qué y te dirán que eres un sacerdote y utilizarán terminologia católica de todo tipo atribuyéndote cosas que no conoces o rechazas. ¿Sabias que ya es oficial que en EEUU la denominación que más fieles tiene es la Católica? No es de sorprender que esté el patio como esté por allí. Seguro os dirán eso de “JESUCRISTO AMABA A TODO EL MUNDO” jajaja. Qué engañados están y qué pobres cuando mueran y empiecen a gritar de agonía entre las llamas. Quedan pocos como tú Alfredo y admiro tu valentía implacable. Pensé que hacia tiempo que habian muerto “los fundamentalistas” jaja. Te he dado mis datos de contacto porque pensaba que yo era el único “funda” en España. A ver si nos reunimos por Madrid y os ayudo con eso de las prédicas.

    Ojalá Madrid pueda convertirse en una ZONA BÍBLICA TOTAL — en un mini-reino de Dios pero de momento lo veo crudo, ya que Madrid es una de las capitales más depravadas y pecaminosas del mundo. Es como SODOMA llena de mentirosos, ladrones, sodomitas y gente que odia la libertad.

    ¿Cárcel dices? La vida son dos dias pero ohhh qué gloria para un cristiano ser perseguido por la causa de Cristo.

    Saludos y Dios bendiga a todos los hermanos en la fe

  4. Muchas gracias Jacob. Sí, claro que sabía lo de EEUU. Es algo que el pastor de la Iglesia de Sevilla, donde acude el hermano en la fe Don Javier, autor de La voz liberal, lo ha denunciado aquí:

    http://www.protestantedigital.com/ES/Magacin/articulo/4039/Vaticano-y-estados-unidos

    Sí, claro que utilizan términos católicos – han mamado toda su vida catolicismo, humanismo, paganismo, idolatría, vicio, esclavitud. Normalmente nos miran mal sí, como si tuviéramos 4 cabezas o algo. A veces nos insultan o nos llaman “pirados” o dicen que somos unos “extremistas”.

    Lo peor son los que te dicen que son cristianos pero en realidad no lo son. “Por sus frutos les conoceréis”. Son los típicos que te dicen “joder yo soy cristiano y no soy como tú, tengo amigos gays, y vivo y dejo vivir”. Son hijos del Diablo y nada que ver con Dios. Ya lo dice Cristo en Mateo 7:21:

    “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos: mas el que hiciere la voluntad de mi Padre que está en los cielos”.

    Y obviamente, salir de fiesta con sodomitas y decirme que eres cristiano con ese aliento a vicio y alcohol no es “hacer la voluntad del Padre”.

    No, a mí tampoco me preocupa ir a prisión si es por defender la Fe.

    Buen Día del Señor

  5. sociata latinoamericanoA · ·

    Alfredo: si sabes que los habituales de los parques madrileños son impuros que no tragan a los evangélicos, ¿para qué te sumas a una misión predicadora en dichos espacios?

    Por otra parte, siempre que te refieres a Keynes obvias uno de los factores determinante de su teoría económica: el Imperialismo.

    Él, al ser un leal súbdito de la corona británica apoyaba las aventuras bélicas, pues las consideraba uno de los motores fundamentales de la Demanda Global. Los gobiernos de RU y EEUU se decantaron por el keynesianismo (retocándolo), al ver que este respetaba a carta cabal la noble tradición expansionista, dejando de lado las tesis de un simpático, pero impráctico Von Hayek, quien dicho sea de paso, no era afecto a la idea de destinar recursos a fuerzas armadas. Fue hasta 1973 con la crisis del petróleo que se “archivó” a Keynes, porque no solucionaba el problema de la inflación de “costes”. Emergían así Milton Friedman y toda su caterva de neoliberales. Llegaría unos años después a la Casa Blanca el vaquero Reagan a eliminar empleos, destrozando de esa manera el aparato productivo de los EEUU con el régimen de deslocalizaciones; eso sí, el buen Ronnie incrementó cada vez que pudo el presupuesto del Pentágono.

    Algunos han llamado a Keynes el tránsfuga del liberalismo, otros, mariquita; yo, en cambio, lo considero un pragmático.

  6. Latinoamericano:

    “Alfredo: si sabes que los habituales de los parques madrileños son impuros que no tragan a los evangélicos, ¿para qué te sumas a una misión predicadora en dichos espacios”?

    Porque hay que llevar el Evangelio a todos los rincones del mundo.

    “Él, al ser un leal súbdito de la corona británica apoyaba las aventuras bélicas, pues las consideraba uno de los motores fundamentales de la Demanda Global”.

    ¿¿CORRRLLLLMO?? No señor — de hecho era de sus ideas pacifistas:

    http://newdeal.feri.org/misc/keynes2.htm

    La carta de Keynes a Roosevelt es demoledora —

    “You, Mr President, having cast off such fetters, are free to engage in the interests of peace and prosperity the technique which hitherto has only been allowed to serve the purposes of war and destruction”.

    Suena a usted, sociata, en versión inglesa. Podria ser usted o un molondro de turno.

    “Los gobiernos de RU y EEUU se decantaron por el keynesianismo (retocándolo), al ver que este respetaba a carta cabal la noble tradición expansionista, dejando de lado las tesis de un simpático, pero impráctico Von Hayek, quien dicho sea de paso, no era afecto a la idea de destinar recursos a fuerzas armadas”.

    Lo de Hayek es cierto, por desgracia para él. También era agnóstico.

    “Algunos han llamado a Keynes el tránsfuga del liberalismo, otros, mariquita; yo, en cambio, lo considero un pragmático”.

    Era un mariquita, un charlatán y sí, un pragmático situacionalista.

    Osea: no era de fiar.

  7. sociata latinoamericanoA · ·

    Alfredo: déjame disentir. Habrá escrito mil cartas de amor, pero uno de los fundamentos de su teoría económica (el aumento de gasto) apuntaló a las industrias ligadas al armamentismo. Ten en cuenta que era demasiado refinado como para hablar sin rodeos.

    El keynesianismo funcionó perfectamente en tiempos de guerra. El gobierno gringo se endeudaba, el déficit aumentaba, pero el desempleo decrecía, se fabricaban armas, cañones, ametralladoras, jeeps, paracaídas, barcos. El gran dilema no obstante, era saber si el modelo era viable en tiempos de paz. La respuesta del establishment fue nunca llegar a ella. Las cosas se pusieron duras en los 70s y se buscaron un nuevo gurú.

  8. Alfredo,

    Entiendo que no es “Sermón dominguero”, así que voy a responder.

    “Así pues, el uso de las matemáticas es inútil cuando formulamos una teoría social, incluyendo ideas económicas. Este hecho inconveniente no ha disuadido a la mayoría de los economistas modernos de adoptar un uso, digamos, especioso de las matemáticas”

    A ver, a ver, que esto me parece todo un disparate. 1º/ El uso de las matemáticas es FUNDAMENTAL para cualquier análisis económico, porque la economía son fundamentalmente números. El método científico es fundamental para el análisis de cualquier disciplina social, porque elimina las conjeturas indemostrables, las falacias y dogmas preexistentes y otorga un valor clave a la observación y la demostrabilidad de los resultados.
    Pero nada de esto quiere decir que en las ciencias sociales se omitan los factores psicológicos o la incertidumbre obvia que hay cuando se tratan con grupos humanos, esto es inherente a este tipo de investigaciones. Y te lo digo con conocimiento de causa pues vivo con una persona que se dedica a hacer investigaciones en el campo de las humanidades.

    “La mayoría de los seguidores de Keynes no entienden sus argumentos ni los supuestos hechos ni los resultados prácticos de las políticas que él defendía”

    Cuando he leído esto me ha parecido que decías que los seguidores de Keynes no entendían lo que éste realmente propuso, lo que me parece cierto porque el keynesianismo ha sido aplicado a trozos en base a intereses determinados. Pero claro luego leo esto:

    “El más famoso de esos chiflados se llama John Maynard Keynes”

    ¿Entonces qué querías decir? ¿Qué los keynesianos no entienden sus propios argumentos?

    A mi me parece que economistas chiflados quizá hay muchos, los dos fundamentales el Sr. Milton Friedman y el señor Frederick Hayek, que con sus chifladuras autorregulatorias nos han conducido a este desastre en el que estamos inmersos.
    No obstante voy a ser bastante más benevolente que tú. Tratar de chiflado a un economista que, a pesar de que la realidad le ha contradicho, ha estudiado a fondo un campo, ha desarrollado teorías en base a criterios racionales, y sólo por eso merecen un respeto, más cuando algunos han sido premios nobel.
    El problema no está ahí, el problema es los que se acogen a estos economistas como si fuesen una biblia, los que creen a pies juntillas una teoría económica de hace 30, 50 o 100 años. Esos sí están si no chiflados sí perdidos, y me da igual que sean Marxistas, Keynesianos o monetaristas. El mundo es muy complicado y nuestra economía cambia muy deprisa para pensar que un modelo que un señor escribió hace 40 años es aún válido, lo que no quiere decir que algunas de sus aportaciones no lo sean.
    Pero déjame hacer un apunte más:

    “En resumen, piensan que en la naturaleza no hay escasez y que las instituciones del hombre han sido culpables de la “escasez”. Por eso lo que hace falta, según estos iluminados, es sancionar y castigar a los hombres a través del Estado para que éste entonces pueda conseguir producción máxima”

    A mí esto me ha hecho siempre mucha gracia. Los que defienden la desregulación y el menos estado defendiendo que eso mismo aumentaría la producción y el crecimiento económico luego hacen argumentaciones hablando de lo limitados que son los recursos económicos. El dinero es limitado, el préstamo es limitado, hay “escasez”.
    Y se dice todo esto cuando nuestra realidad productiva, desregulada y descontrolada como se pretende, está destruyendo recursos naturales a un ritmo mayor del que la tierra tiene para regenerarlos. Los que hacen estas argumentaciones son los mismos que quieren extraer materias primas y recursos naturales a destajo, los que quieren licencias para explotar todo lo que sea económicamente rentable, los que no quieren controlar ni las emisiones de gases de efecto invernadero ni los residuos, aún cuando esto puede condicionar nuestro futuro de forma radical.
    Se habla del despilfarro, de haber gastado más de lo que tenemos pero ¿es que no estamos haciendo lo mismo a nivel de recursos naturales? Cuando proponemos, basados en el análisis científicos y en criterios de austeridad “vital”, avanzar hacia un desarrollo sostenible y no explotar los recursos finitos, entonces se nos llama “hippies” trasnochados y enemigos del progreso.
    ¡Qué gran falacia señores! Esto sí que me parece una chifladura incoherente e interesada.

    Saludos,

  9. Sociata: usted podrá insistir todo lo que quiera, por mi no hay “problema” mayor pero eso no le da la razón. ¿Me podría citar UNA SOLA OBRA de Keynes donde él haya escrito que hay que aumentar el gasto para las industrias ligadas a las armas? Cítelo.

    En cuanto a lo otro, creo personalmente que EEUU perdió mucho, como país, con la presidencia de Franklin Delano Roosevelt. Ciertamente las cosas se pusieron duras en los 70, porque todo lo ficticio acaba derrumbándose. Pasó con la Torre de Babel, ha pasado con Europa y el estado de bienestar y ojalá pronto pase factura en otras esferas nefastas.

    Pedro:

    Efectivamente no es un sermón y se puede comentar libremente, de cualquier confesión o ateos, etc. No me gusta la censura ni la discriminación por motivos ideológicos. Es algo que me molesta muchísimo aunque cuando pongo lo de los sermones efectivamente prefiero que no comenten gente fuera de la fe porque los sermones son normalmente para discutir entre gente que pensamos lo mismo (únicamente los de los domingo y cuando los cuelgo). Vale, ahora te respondo a tus críticas:

    Dices:

    “A ver, a ver, que esto me parece todo un disparate. 1º/ El uso de las matemáticas es FUNDAMENTAL para cualquier análisis económico, porque la economía son fundamentalmente números”.

    Una cosa es el análisis matemático (numérico) y otra es sacar ideas SOCIALES basándose en ellos.

    “El método científico es fundamental para el análisis de cualquier disciplina social, porque elimina las conjeturas indemostrables, las falacias y dogmas preexistentes y otorga un valor clave a la observación y la demostrabilidad de los resultados”.

    Sí y no — voy a confesar algo – sería un país mucho mejor si tuviésemos un programa económico basado en “dogmas” – en este caso, dogmas monetaristas. Sí, lo digo más o menos en serio aunque yo obviamente no utilizaria lo de “dogma”. Estás suponiendo que el método científico es “neutral” pero lo cierto es que los prejuicios y criterios subjetivos e individuales de cada uno siempre influyen a la hora de sacar algunas conclusiones – veo que a tí te interesa más el viaje y no la destinación.

    Exacto, tú mismo lo dices: “Pero nada de esto quiere decir que en las ciencias sociales se omitan los factores psicológicos o la incertidumbre obvia que hay cuando se tratan con grupos humanos, esto es inherente a este tipo de investigaciones. Y te lo digo con conocimiento de causa pues vivo con una persona que se dedica a hacer investigaciones en el campo de las humanidades”.

    Aquí nada tengo que rebatirte, pues estoy muy de acuerdo — por eso me parece propio de chiflados pretender sacar un programa económico basándose en estas cosas.

    Haces una muy buena pregunta aquí:

    “me ha parecido que decías que los seguidores de Keynes no entendían lo que éste realmente propuso, lo que me parece cierto porque el keynesianismo ha sido aplicado a trozos en base a intereses determinados”.

    Sí, desde luego que he querido decir eso – me alegro que lo hayas captado aunque al final no lo haya dicho yo tan “directamente”.

    Me haces una buena pregunta: “¿Entonces qué querías decir? ¿Qué los keynesianos no entienden sus propios argumentos?”

    Muchos “keynesianistas” efectivamente NO entienden sus propios argumentos. ¿Hay alguien que realmente lo entienda, al Keynes? ¿Se entendía él mismo? A veces lo dudo, Pedro.

    Dices:

    “A mi me parece que economistas chiflados quizá hay muchos, los dos fundamentales el Sr. Milton Friedman y el señor Frederick Hayek, que con sus chifladuras autorregulatorias nos han conducido a este desastre en el que estamos inmersos”.

    Te hubiése salido “muy bien” si sólo hubiéses dicho lo de Friedman y Hayek (sin mencionar lo de “autorregulatorias”) porque nada tiene que ver los problemas que estamos teniendo hoy con eso. Como ves, el hecho de que a mí puntualmente me “guste” la obra de Friedman no me ciega como para decir que en el fondo era un chiflado – y yo creo (espero esto sobre todo de ti, Pedro) que somos lo suficientemente maduros a estas alturas y lo suficientemente educados y cultos como para cuestionar todo lo que huela a fanatismo hacia un individuo, hacia un ser humano. Hay gente que parece que les da como “vergüenza” decir que “eminencias” como Friedman o Hayek o Keynes eran unos chiflados. ¿Eres tú uno de esos Pedro? Parece que no a la vista de que piensas que por el hecho de que tengan Premio Nobel merezcan el beneficio de la duda. Pues a mi eso no me dice nada – lo que admiren los hombres no les da la razón necesariamente. No dudo que fueran unos grandes estudiosos y conocedores de los números, pero si hay algo que sabes bien que siempre he intentado inculcar ha sido lo de rebajar un poco la deferencia que la gente siente hacia ciertos temas. Es como lo de “hay que respetar a los muertos”. Si mal no recuerdo, estuviste de acuerdo conmigo en ese tema de que los muertos no merecen ni más ni menos respeto que en vida.

    Dices algo muy cierto y es precisamente algo que vengo intentando insinuar:

    “El problema no está ahí, el problema es los que se acogen a estos economistas como si fuesen una biblia, los que creen a pies juntillas una teoría económica de hace 30, 50 o 100 años. Esos sí están si no chiflados sí perdidos, y me da igual que sean Marxistas, Keynesianos o monetaristas. El mundo es muy complicado y nuestra economía cambia muy deprisa para pensar que un modelo que un señor escribió hace 40 años es aún válido, lo que no quiere decir que algunas de sus aportaciones no lo sean”.

    MUY DE ACUERDO.

    Sin embargo dices:

    “A mí esto me ha hecho siempre mucha gracia. Los que defienden la desregulación y el menos estado defendiendo que eso mismo aumentaría la producción y el crecimiento económico luego hacen argumentaciones hablando de lo limitados que son los recursos económicos. El dinero es limitado, el préstamo es limitado, hay “escasez”.

    Bueno yo hablo de mí en este caso pero ¿Acaso no hay escasez, Pedro? ¿Me lo niegas? Además, tú bien sabes que yo jamás he dicho (que yo recuerde) que reducir el Estado “produce crecimiento económico”. ¿Me podrias decir dónde yo he defendido semejante idea? Es más, te voy a decir algo que le duele a mucha gente — yo no creo que una política de estado debe estar siempre preocupada por buscar el crecimiento económico sino más bien por mantener el valor de la moneda y “cada cosa en su sitio”. Duro, ¿verdad Pedro? Al menos soy honesto.

    Ahora vienes con un discurso emocional sobre que “estamos destruyendo recursos naturales”. Te cuento:

    Ciertamente aquí hay dos visiones enfrentadas — yo soy de los que creen que el hombre tiene dominio total sobre la tierra y que el humano no está “en unisono” con la naturaleza — con el resto de la naturaleza, quiero decir. Ese dominio pienso que nos lo ha dado Dios para explotar las riquezas de la tierra. La otra visión, que parece ser la tuya, es que el ser humano tiene el deber de proteger todas la criaturas de la naturaleza, por muy pequeñas que sean. Tú quieres que algunos reconozcamos que la tierra es finita así como los recursos naturales. Tú crees que el crecimiento tiene límites. Yo tengo otra visión sobre el dominio.

    Dices: “Y se dice todo esto cuando nuestra realidad productiva, desregulada y descontrolada como se pretende, está destruyendo recursos naturales a un ritmo mayor del que la tierra tiene para regenerarlos”.

    Ahá, y entonces si seguimos la consecuencia lógica de esto, se tendria que tener un comité de “iluminados” para determinar cómo crecer, ¿verdad?

    Veo que hoy estás usando argumentos naturalistas, defendiendo la “naturaleza” – es normal Pedro y lo noto mucho entre los que tienen una cosmovisión atea o “no biblica” para entendernos.

    “¡Qué gran falacia señores! Esto sí que me parece una chifladura incoherente e interesada”.

    A mi me parece realmente que lo tuyo sí que es interesado en este caso — te interesa que tengamos menos libertad.

    No estamos sufriendo de una escasez de recursos en el sentido que tú pretendes decir – estamos sufriendo de una escasez de libertad económica y acción humana. Obviamente hay escasez porque hay seres humanos que saben mejor asignar ciertos recursos que otros – no es lo mismo que no “llueva el dinero” gracias a que gente como yo lo impediría en caso de tener poderes políticos y por lo tanto habria “escasez” en ese sentido a decir que hay escasez en el sentido que tú dices. No habria “escasez” en nuestras cuentas, eso júralo. La libertad no es gratis. En este sentido “económico”, la libertad es el producto de un buen criterio sobre el dominio y auto-regulación “moral”. Un ejemplo de eso es lo que escribió el tal Malthus – dijo que la gente tenía que “hacer menos el amor” “para tener menos hijos”. Yo creo que realmente lo que deberiamos controlar no es que la gente haga mucho el amor y tenga montones de hijos – lo que hay que controlar es a los ambiciosos políticos que pretenden ampliar el Estado e imponer más y más regulaciones.

    Buen día

  10. sociata latinoamericano · ·

    ¿Como pagar la guerra? Del año 1940.

  11. sociata latinoamericano · ·

    Alfredo: el crecimiento económico no puede ser infinito, reventará el planeta. Se debe generar un modelo auto-sostenible.

  12. Sociata: ¿qué es un “modelo auto-sostenible”? A poco que indaguemos, veremos el totalitarismo detrás de su propuesta.

    ¡Anda! Pues verá — en esa misma obra, de 1940 efectivamente, Keynes dijo que la guerra deberia ser financiada mediante MÁS IMPUESTOS y por la via de los AHORROS (osea, que los trabajadores le presten dinero al gobierno) y no con déficit como se ha hecho durante casi siempre – justamente lo contrario a su afirmación, sociata. Para Keynes en esta obra, el ahorro forzoso templaría la demanda doméstica para poder entonces dedicarle más al esfuerzo bélico.

    Creo que su intepretación es una locura, sociata – nada que ver.

  13. Alexander · ·

    A falta de algo “tangible”, la economía necesita algunas bases que NO deberían ser cuestionadas. Una de ellas es el ahorro, debido a que en casi todas las culturas y épocas se le vió como una virtud y una forma de enfrentar ciertas situaciones que escapaban al control. El analisis científico es bueno en la economía, pero lleva a sacar teorías absurdas, cono por ejemplo que el ahorro de un pais es malo. A mí me la suda cuántos datos empíricos me pueden mostrar, NUNCA JAMAS el ahorro será malo. El keynesianismo admite que su enfoque es cortoplacista (dizque porque su misión es evitar a sacar a un país de la crisis), su lema supremo es: “hay que gastar hasta que la crisis se acabe, y YA NOS LA ARREGLAREMOS DESPUES para equilibrar la balanza”. Lo curioso es que ese “después” nunca llega.

    Si por algo dilapidaría a Keynes sería por su ambiguedad. La ambiguedad lo aplicaba en muchas facetas de su vida, desde la economía hasta el plano sexual. Curioso que un chiste diga “cuando se juntan cinco economistas hay seis opiniones, dos de ellas de Keynes”. No es sorprendente de que haya keynesianos que son acérrimos defensores del capitalismo e izmierdistas que quieren destruir las clases sociales. Hay suficiente Keynes para todos los gustos.

  14. Alexander · ·

    El marrano de Caracas también pide un “modelo sostenible”. Curioso que éso lo diga una monstruosidad que contamina el planeta con su petróleo. Y más curioso aún es que haya tíos como el sociata que crean las chifladuras de esa monstruosidad.

  15. sociata latinoamericano · ·

    Una aclaración Don Alfredo, yo no soy un seguidor del keynesianismo, aunque sí reconozco la importancia de sus postulados. Mi único interés era demostrar que dicha teoría fue acogida con alegría por los halcones de Washington, pues apuntalaba los esfuerzos bélicos. Pedro ya ha explicado en todo caso que las tesis intervencionistas de Keynes se han aplicado según las necesidades del momento.

  16. Alexander ha dado en el clavo:

    “A mí me la suda cuántos datos empíricos me pueden mostrar, NUNCA JAMAS el ahorro será malo”.

    Asi es — y es que hay “fundamentos” o “dogmas” que precisamente por los EFECTOS que tiene, merece la pena conservar, por mucho que los “datos empíricos” lo contradigan.

    “El keynesianismo admite que su enfoque es cortoplacista (dizque porque su misión es evitar a sacar a un país de la crisis), su lema supremo es: “hay que gastar hasta que la crisis se acabe, y YA NOS LA ARREGLAREMOS DESPUES para equilibrar la balanza”. Lo curioso es que ese “después” nunca llega”.

    Por eso los políticos están encantados con el keynesianismo – es el nuevo mesianismo – en ausencia de Dios, el hombre se hace Dios y dice “ahhhh, yo te puedo solucionar tus problemas, yo puedo aliviar la crisis, yo yo yo yo puedo puedo puedo” y resulta que de “poder” lo único que hace es lo que la serpiente en el Edén – “no le hagas caso a esos fundamentalistas inflexibles, tú tranquila Eva, come, come, que no te pasará nada”.

    MALDITOS SEAN ESOS BASTARDOS QUE ARRUINAN NACIONES ENTERAS.

    “Hay suficiente Keynes para todos los gustos”.

    Sí – el problema con eso es precisamente que Keynes es como la droga: la consume todo tipo de gente de diversas clases sociales, pero todos son unos indeseables morales.

    Sociata:

    Hombre yo también reconozco la importancia de los postulados de Keynes. Por desgracia tienen mucha relevancia.

  17. sociata latinoamericanoA · ·

    ¿Petróleo del marrano de Caracas? ¿Acaso no es de la Exxon, Chevron o Repsol?

  18. Alfredo,

    Creo que no hay realmente discrepancias hasta el tema de los “recursos naturales”.
    Bien, aquí creo que chocamos con una percepción bíblica por tu parte que coarta un poco el análisis y la discusión. Tú te basas en una visión supremacista del ser humano sobre el planeta, basada a su vez en ideas bíblicas sobre el origen del hombre que desligas de la realidad de los ecosistemas que le rodean. Obviamente yo no puedo aceptar ese punto de vista por anti-científico y porque la realidad demuestra que no es así.

    Existe algo llamado “huella ecológica” que indica el momento en que el ser humano gasta más recursos naturales de los que la tierra puede regenerar. Esta huella ecológica se da sobre mediado de año, por lo que en cálculos por encima podemos decir que la humanidad y la economía humana consume el doble de recursos de los que la tierra genera.
    Si aceptamos, como aceptamos todos menos quién esté loco, que no se puede tirar de crédito permanentemente y que los recursos económicos son finitos, debemos aceptar con mucha más determinación si cabe la misma realidad sobre los recursos naturales en los que basamos nuestro modo de vida y nuestra producción. Llegará un momento por este camino en que se acaben las cosas que necesitamos y que agotemos los recursos, y eso nos llevará a una crisis absoluta que sólo se podrá solucionar con cambios absolutamente radicales. Insisto, científicamente no hay debate sobre este punto.

    Dices que bajo esta visión alguien deberá “limitar el crecimiento”. Y sí, eso es exactamente así. ¿Qué no te gusta? ¿Qué eso impondrá restricciones económicas y productivas? Por supuesto, a nadie le gusta, pero es que la alternativa a eso es acabar con lo que nos sustenta. Cuando falta agua en los pantanos, por ejemplo, se restringe el uso del agua, cuando hay carestía de generación de electricidad también se limitaba su consumo. Esto es totalmente normal, lógico y debe ser así, porque lo contrario es la estrategia del parásito que chupa hasta acabar con el organismo que lo sustenta, matándose a sí mismo.
    Los criterios de racionamiento de recursos existen en todos los ámbitos. Lo hacemos con nuestros ingresos, se ha hecho cuando ha habido escasez de alimentos y en muchos otros ámbitos. Cuando hay carestía hay racionamiento, es pura causa y efecto. El asunto es no llegar a la carestía a la que inevitablemente llegaremos haciendo las cosas como hasta ahora, y eso implica una serie de cambios científicos, tecnológicos, productivos y políticos que son inevitables, porque nuestro sistema económico y productivo no se va a reorientar solo hasta que llegue al límite. Y afortunadamente que los criterios ecológicos llevan implantados tiempo, porque si no acabaríamos como los soviéticos que destruyeron un mar entero para hacer plantaciones de algodón. Por una producción de 30 años destruyeron un mar por miles de años.

    Estos criterios me parecen indiscutibles aunque sean muy duros de aceptar. Si aceptar la austeridad y que no podemos acceder a muchas cosas nos cuesta muchísimo imagínate lo que cuesta decirle a la gente que no puede coger algo para que eso siga ahí de aquí a 100 años. “¡Qué se apañen los que vivan de aquí a 100 años!” Te dirá mucha gente. Pues no, no podemos acabar con todo ahora porque luego llegarán las vacas flacas, como han llegado ahora después de los despilfarros y locuras de los últimos 20 años.
    Me parece increíble que no veamos la similitud entre las dos situaciones.

    Saludos,

  19. Dalmacio · ·

    Hola – Llevo tiempo leyendo esta web y debo decir que aunque no comparto muchos temas, principalmente porque soy de izquierdas y no creo en la Biblia, me gustan dos cosas que veo aqui.

    1. Que Alfredo se ve que le gusta dialogar y debatir con nosotros y

    2. Pese a lo que dicen algunos en el foro, creo que en lo que es la “derecha española” o la derecha a secas, Alfredo es una de las personas de las más razonables que veo.

    Me horrorizan sus ideas sobre los gays, el sexo y muchos temas pero nunca he visto fanatismo ciego.

    Es cierto qua hay gente en la izquierda muy intolerante también, no digo que no pero pese a lo que hay en muchos sitios, este sitio web parece ser de calidad.

    Me gusta tambien el estilo de debatir que tiene Pedro, porque se ve que tiene mucho aplomo y Alfredo también lo tiene con los que no son biblicos. Asi da gusto leeros la verdad.

    Alfredo, me gustaria aclararle a usted una cosa porque soy Policía.

    No es cierto que en España le puedan detener por predicar en público. Tenemos la libertad de expresión y el único motivo por el cual un policía le podria detener por expresarse es si usa megáfono sin autorización o si obstruye el paso en la via publica o provoca desórdenes públicos. Un policia que detenga a alguien predicando sin que esté en una manifestación puede verse enfrentado a un problema muy gordo, pues son derechos fundamentales que usted tiene. Ciertamente tengo que decir, lo confieso, que soy “homosexual” (sodomita como usted nos llama) y sus opiniones me causan un profundo asco pero tengo suficiente materia gris como para saber que lo suyo no es “odio” realmente sino la forma en la que usted entiende y defiende la fe cristiana “biblica”. Le recomiendo que lea las sentencias del Tribunal Supremo sobre la libertad de expresion ya que usted es abogado. La mayoria ampara opiniones y filosofías como las suyas, pues entra dentro de la libertad confesional.

    Buenos dias a todos

  20. Rubén · ·

    Sé que nada tiene que ver con el tema de la entrada pero seguro que, en medio de esta crisis, a don Alfredo y sus lectores les encantará saber en qué se gasta nuestro gobierno sus impuestos:

    CAMPAÑA DE SENSIBILIZACIÓN Y FORMACIÓN DE LA POBLACIÓN CATALANA SOBRE LA MUTILACIÓN GENITAL FEMENINA España 23.974€

    FESTIVAL INTERNACIONAL DE SANTANDER AÑO EUROPERO DEL DIÁLOGO INTERCULTURAL España 50.000€

    . MOVIMIENTO DE ACCIÓN GLOBAL PARA LA MUJER EN ASIA, ÁFRICA Y AMÉRICA II CICLO DE COOPERACIÓN AL DESARROLLO España 40.000

    CENTRE DE INFORMACIÓ I DOCUMENTACIÓ INTERNACIONAL A BARCELONA CIDOB- PLAN OPERATIVO CIDOB/AECID 2010 España 401.585€

    ASOCIACIÓN DE EMISORAS MUNICIPALES DE ANDALUCÍA DE RADIO Y TELEVISIÓN CAMPAÑA RADIOFÓNICA A NIVEL NACIONAL: ÁFRICA TAN LEJOS, TAN CERCA España 20.000€

    CONFEDERACIÓN SINDICAL DE COMISIONES OBRERAS COORDINACIÓN DE LOS AGENTES SINDICALES EUROMEDITERRÁNEOS España 20.000€

    JUNTA ISLÁMICA CATALANA IV CONGRESO INTERNACIONAL DE FEMINISMO ISLÁMICO España 50.000€

    CABILDO INSULAR DE GRAN CANARIA RED CANARIA DE ESCUELAS SOLIDARIAS España 30.000€

    FUNDACIÓN CENTRO INTERNACIONAL DE TOLEDO PARA LA PAZ FORTALECIMIENTO DEL CENTRO INTERNACIONAL DE TOLEDO PARA LA PAZ– Y DEL PAPEL DE ESPAÑA COMO CONSTRUCTOR DE PAZ, EN ACTIVIDADES DE PREVENCIÓN Y RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS España 100.000€

    SELLO DE PRODUCTOS DE COMERCIO JUSTO CERTIFICAMOS UN MUNDO MEJOR España 70.000€

    LA TOTALIDAD DE LAS SUBVENCIONES SUPERAN LOS TRES MILLONES DE EUROS.

    Considerando el Gobierno insuficiente ésta ayudas, emprende una nueva resolución de subvenciones y ayudas de cooperación internacional el 29 de Julio del 2011. Curiosamente esta Resolución queda plasmada el viernes 12 de Agosto de 2011 en el BOE, es decir, cuando prácticamente pueden pasar desapercibida al ser periodo vacacional y evitar causar alarma social.

    Como podemos observar las fechas de las subvenciones en el BOE son determinantes para enmascarar unas ayudas a todas luces innecesarias y millonarias en algunos casos.
    El montante asciende a 82.624.795,97 € y algunas de las ayudas concedidas tienen por objeto:

    Continuidad de actividades de la Escuela-Taller de Coro Venezuela 150.000 €

    Municipalidad de Asunción Funcionamiento Escuela-Taller de Asunción Paraguay 135.000€

    Municipalidad de Concepción Funcionamiento Escuela-Taller de Concepción Paraguay 135.000€

    Municipalidad de San Pedro de Ycuamandyyú Funcionamiento Escuela-Taller de San Pedro de Ycuamandyyú Paraguay 135.000€

    Fundación Escuela-Taller de Guaira Continuidad de actividades de la Escuela-Taller de Guaira Venezuela 150.000€

    Gobierno Autonómico Municipal de La Paz Continuidad de actividades de la Escuela-Taller de la Paz Bolivia 150.000

    Asociación Civil Plan Misiones Continuidad de actividades de la Escuela-Taller de la Chiquitanía Bolivia 150.000€

    Asociación Civil Escuela-Taller de Sucre Continuidad de actividades de la Escuela-Taller de Sucre Bolivia 150.000€

    Fondo de Cooperación Hispano-Peruano de la República del Perú Proyecto “Escuela-Taller de Lima, Municipalidad Metropolitana de Lima” Perú 165.000€

    Fondo de Cooperación Hispano-Peruano de la República del Perú Proyecto “Escuela-Taller de Cuzco. Ministerio de Cultura” Perú 145.000€.

    Incluso se aprueban partidas presupuestarias distribuidas en tres anualidades como es el Proyecto de fortalecimiento de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia para el 2011, 2012 y 2013 con un importe de un millón de Euros cada una.

    Podéis visitar la página de las citadas subvenciones y ayudas en: http://boe.es/boe/dias/2011/08/12/pdfs/BOE-A-2011-13787.pdf

  21. Pedro:

    Bueno me alegro que entonces estés de acuerdo con la “desmitificación” de determinados personajes que son los ídolos de algunos individuos. Lo dije hace tiempo y lo repito de nuevo: No hay nada más “liberal real”, a mi estílo, que desmitificar con dosis amargas de realismo.

    Dices:

    “Existe algo llamado “huella ecológica” que indica el momento en que el ser humano gasta más recursos naturales de los que la tierra puede regenerar”.

    Siempre me ha parecido una idea algo chiflada también – si ponemos este concepto en práctica, dado los niveles de recursos que tenemos, si todos quisiéramos vivir como Bill Gates, necesitariamos varios planetas.
    Lo cierto es que no todos quieren vivir como Gates, Pedro.

    “Esta huella ecológica se da sobre mediado de año, por lo que en cálculos por encima podemos decir que la humanidad y la economía humana consume el doble de recursos de los que la tierra genera”.

    Ignoras el individualismo subjetivo; la incertidumbre sobre el futuro; la imposibilidad de cuantificar la acción humana y vuelves a cometer el mismo error – abogas por la intervención estatal basándote en criterios de los que no podemos estar 100% seguro si proyectamos hacia el futuro.

    It is nothing more than the flip side of the free-rider problem: we can exclude others, therefore we should not increase the rate or take more than our fair—i.e., equal—share in which we exclude others; otherwise there will be nothing left for others.

    “Si aceptamos, como aceptamos todos menos quién esté loco, que no se puede tirar de crédito permanentemente y que los recursos económicos son finitos, debemos aceptar con mucha más determinación si cabe la misma realidad sobre los recursos naturales en los que basamos nuestro modo de vida y nuestra producción”.

    Tu retórica es apocalíptica Pedro y muy exagerada. No cabe duda que el crecimiento tiene límites (nunca he afirmado lo contrario) pero precisamente por algo existen los PRECIOS.

    “Llegará un momento por este camino en que se acaben las cosas que necesitamos y que agotemos los recursos, y eso nos llevará a una crisis absoluta que sólo se podrá solucionar con cambios absolutamente radicales. Insisto, científicamente no hay debate sobre este punto”.

    Yo creo que científicamente quizá no — pero económicamente sí hay un debate sobre este punto. Te cuento un secreto a voces que ocultas porque duele reconocerlo:

    Un hombre inexistente o posible no come, mientras que tú y yo sí comemos. Ni tú, ni yo ni nadie, ningún ser humano, puede deducir cómo será el futuro o qué patrones de consumo vamos a seguir.

    No se puede sacar una conclusión tan radical como la tuya citando un problema visiblemente evidente. Sería como decir que las chicas blancas no deberían salir por una zona en la que vivan muchos africanos porque éstos violan más. Puede que ahora sí, pero el futuro no lo sabemos.

    El crecimiento no será ilimitado, pero díme algo, ¿quién lo limitará y cómo?

    “Cuando falta agua en los pantanos, por ejemplo, se restringe el uso del agua, cuando hay carestía de generación de electricidad también se limitaba su consumo. Esto es totalmente normal, lógico y debe ser así, porque lo contrario es la estrategia del parásito que chupa hasta acabar con el organismo que lo sustenta, matándose a sí mismo”.

    Nada más efectivo que aumento de precios…

    “Cuando hay carestía hay racionamiento, es pura causa y efecto”.

    Efectivamente, pero la cuestión es: ¿quién debe restringir? ¿El Estado?

    “Pues no, no podemos acabar con todo ahora porque luego llegarán las vacas flacas, como han llegado ahora después de los despilfarros y locuras de los últimos 20 años”.

    Hmm…vamos a ver si te entiendo — ¿estás diciendo que nosotros deberiamos racionar para que futuras generaciones tengan cosas?

    Dalmacio:

    Muchas gracias por su comentario. Sí, ya sé que tengo mis libertades, lo que pasa es que algunos policías NO quieren saberlo.

    Ha dicho usted muchas cosas así que vendré luego a terminar mi réplica que ahora ando un poco atado con asuntos complicados.

    Rubén:

    Gracias por esa información aunque yo personalmente llevaba años dándome cuenta de eso – en la basura que tira NUESTRO DINERO el gobierno de esta patria. Es INDIGNANTE.

  22. Rubén,

    No seré yo quien justifique el despilfarro y la facilidad en subvencionarlo absolutamente todo, pero te aseguro que el gobierno de mi comunidad autónoma se gasta partidas mucho mayores que esas en faustos estúpidos y obras faraónicas ruinosas.
    Vivimos en un país que tiene aeropuertos vacíos en multitud de provincias, estaciones de AVE casi fantasmas, carísimas obras monstruosas e inservibles por doquier, infinitas fundaciones públicas llenas de enchufadísimos cobrando sueldos enormes por no hacer nada, contratos públicos con costes sobredimensionados, etc, etc.
    ¿No te parece que las partidas de 30.000 euros en subvenciones, por muy discutibles que sean, no son más que una gota en medio del océano de despilfarro en el que hemos vivido la última década?

    Saludos,

  23. Alfredo,

    “si todos quisiéramos vivir como Bill Gates, necesitariamos varios planetas.
    Lo cierto es que no todos quieren vivir como Gates, Pedro.”

    Bueno esto es bastante más complicado que una cuestión simple de recursos, pero tu mismo dices muchísimas veces que las personas quieren vivir todos como ricos. La gente quiere, obviamente, y tu propia respuesta indica que no es posible por lo que en este punto abstracto estamos de acuerdo.

    “Ignoras el individualismo subjetivo; la incertidumbre sobre el futuro; la imposibilidad de cuantificar la acción humana y vuelves a cometer el mismo error – abogas por la intervención estatal basándote en criterios de los que no podemos estar 100% seguro si proyectamos hacia el futuro”

    Esto es una trampa dialéctica. Si te tiras de un primer piso también hay una incertidumbre. A lo mejor no te pasa nada, a lo mejor te rompes una pierna o a lo mejor, si caes mal, te matas. Nadie en su sano juicio razonaría que no hay peligro por el hecho de que no hay seguridad al 100% de que nos va a pasar algo. Vemos el peligro, racionalmente proyectamos las posibles consecuencias y, por lo tanto, las evitamos. ¿Por qué no hacemos lo mismo en economía?

    “Tu retórica es apocalíptica Pedro y muy exagerada. No cabe duda que el crecimiento tiene límites (nunca he afirmado lo contrario) pero precisamente por algo existen los PRECIOS.”

    Pero Alfredo, eso es llegar al límite. Imagina el caso del petróleo, mañana hay escasez y ¿qué pasa? Que el barril se pone, por ejemplo, a 400 dólares…Y yo creo que entiendes perfectamente que le pasaría a la economía mundial con ese precio ¿verdad?
    Agotar recursos y llegar a la escasez y pretender que eso se soluciona con el precio es una irresponsabilidad manifiesta, porque la propia escasez pondría la economía del mundo al borde del colapso. ¿Qué se descubrirían otras fuentes de energía? Por supuesto pero ¿Cuánto tardaríamos en sustituir el petróleo? ¿Qué consecuencias catastróficas tendrían los años de transición?
    Lo que estoy proponiendo es sencillamente predecir bajo factores lógicos los problemas de sobreexplotación, establecer soluciones antes de tiempo para no llegar al límite y así hacer las transiciones económicas más llevaderas. Es exactamente el mismo ejemplo que el endeudamiento Alfredo, había que haberlo parado y corregido antes de llegar a la situación actual.

    “Sería como decir que las chicas blancas no deberían salir por una zona en la que vivan muchos africanos porque éstos violan más. Puede que ahora sí, pero el futuro no lo sabemos.”

    En fin, se me hace difícil responder sobre este ejemplo, pero asumamos que esto es así. ¿Cuál sería el planteamiento lógico de las chicas? Pues no salir por ahí. Es lo comentado antes, una percepción racional de riesgo.

    “El crecimiento no será ilimitado, pero dime algo, ¿quién lo limitará y cómo?”

    Hay dos opciones hoy. Que se deje en manos del mercado, con lo cual no se limitará nada y llegaremos a la misma situación que con la deuda, o que lo limiten los poderes públicos. Y como la limitación es racional y alguien debe hacerla no le veo alternativa.

    “Efectivamente, pero la cuestión es: ¿quién debe restringir? ¿El Estado?”

    Si me das una tercera opción te la compro…

    “Hmm…vamos a ver si te entiendo — ¿estás diciendo que nosotros deberiamos racionar para que futuras generaciones tengan cosas? “

    ¿No hace eso un Padre con sus hijos? ¿No ahorra una familia para dejarles algo en herencia a sus hijos y hacerles la vida más llevadera? Pero no lo mires necesariamente en términos de otras generaciones, las consecuencias de la sobreexplotación pueden ser patentes de aquí unas décadas cuando sigamos vivos.
    Tú sabes que yo abogo por la responsabilidad social, y es plenamente coherente con este punto.

    Saludos,

  24. Pedro:

    “tu mismo dices muchísimas veces que las personas quieren vivir todos como ricos. La gente quiere, obviamente, y tu propia respuesta indica que no es posible por lo que en este punto abstracto estamos de acuerdo”.

    Digo que muchisimas personas quieren vivir como ricos, efectivamente – pero no TODOS y por eso es importante matizarlo cuando hacemos “pronósticos económicos”.

    “Si te tiras de un primer piso también hay una incertidumbre. A lo mejor no te pasa nada, a lo mejor te rompes una pierna o a lo mejor, si caes mal, te matas. Nadie en su sano juicio razonaría que no hay peligro por el hecho de que no hay seguridad al 100% de que nos va a pasar algo”.

    Comparar tirarse de un piso con lo que va a consumir la población en 100 años no es razonable, Pedro.

    “Vemos el peligro, racionalmente proyectamos las posibles consecuencias y, por lo tanto, las evitamos. ¿Por qué no hacemos lo mismo en economía”?

    Veamos — cualquier marisabidillo puede rebuscar estadísticas que demuestren que si la base de un recrso se mantiene igual y la gente continúa comportándose de la misma forma, habrá una situación apocalíptica como la que pintas. Por ello, gente muy sofisticada como tú va diciéndole a la gente que debería desistir de sus errores, porque hay una amenaza de peligro constante y claro, tú ya mismo lo has reconocido Pedro — el Estado es la única esperanza.

    “Pero Alfredo, eso es llegar al límite. Imagina el caso del petróleo, mañana hay escasez y ¿qué pasa? Que el barril se pone, por ejemplo, a 400 dólares”

    CORRECTO — pero ¿quién lo sube así? EL MERCADO.

    “Y yo creo que entiendes perfectamente que le pasaría a la economía mundial con ese precio ¿verdad?”

    Verdad…y, ¿cuál es tu misión? ¿Salvar la economía mundial?

    “Lo que estoy proponiendo es sencillamente predecir bajo factores lógicos los problemas de sobreexplotación”

    Quiero hacerte una nueva pregunta – ¿y quiénes son los más culpables o responsables de la “sobreexplotación”? Me gustaría que me lo dijeras.

    “¿Cuál sería el planteamiento lógico de las chicas? Pues no salir por ahí. Es lo comentado antes, una percepción racional de riesgo”.

    Y ya sabes lo que eso conlleva — políticas injustas muchas veces.

    “¿No hace eso un Padre con sus hijos?”

    Tienes razón, toda la razón – bueno, no todos los padres pero en fin, lo que pasa es que “futuras generaciones” no son mis hijos…ni mi familia…

    Es cierto que tu “fetiche” es la responsabilidad SOCIAL y no te niego la coherencia – otra cosa es que te dé la razón.

  25. Ruben · ·

    Pedro.

    Si lees todo el mensaje el total suman varios millones de euros.
    No obstante, aunque solo fuera un maldito euro, ¿crees que ya estaria justificado por la cantidad? No es la cantidad, es su repugnante destino. Ademas lo agrava la ingente cantidad y la alevosia con que lo han hecho. Cuando el gobierno tiene que recortar por todos lados, cuando no hay dinero ni para pagar la sanidad ni otros servicios esenciales, se gastan nuestro dinero en ¡esto! Y lo peor de todo, se estan gastando un dinero que ¡no tienen! Porque que no te quepa ni la menor duda que esto va a ir a parar a engrosar la deuda del Estado.
    No Pedro, eso de que “si total, solo son dos duros, mas se gastan en otras chorradas”, eso ya no cuela. ¿Por que alguien mate ya se justifica el robo? Total, si solo ha robado en vez de haber matado…

  26. Rubén,

    No,no, no te quedes con la sensación de que he dicho algo que no he dicho, no he dicho que sean 4 duros y que de igual en ningún momento. Lo que pasa es que me hace gracia que se esté focalizando el problema del gasto incontrolado en las subvenciones cuando eso es la mínima parte de todo (lo que no implica que estén bien hechas), y focalizar el problema en las subvenciones a grupos gays, pro-nacionalistas, feministas no es casual, ni aleatorio, si no que tiene una clara intencionalidad política de rechazo a esos grupos, por lo que se está manipulando y desnaturalizando el debate.
    El problema del gasto público en España no son las subvenciones, independientemente a quien se den, son las obras faraónicas, las infrastructuras estúpidas, el enchufe en la administración pública, la irracionalidad y fraude en las contratas y otras muchas cosas, y no las subvenciones que pueden suponer ni el 0,5% del despilfarro general que hay.

    Alfredo,

    La misión de cualquier persona que quiera entrar en asuntos económicos o de gobernación es mejorar las cosas. “salvar” la economía suena muy apocalíptico, pero obviamente hay que evitar situaciones como la que estamos viviendo si son evitables, y una situación como la que comento sería todavía peor que la actual y si es evitable, ¿se debe evitar? Por supuesto que sí, lo contrario es una noche de borrachera sin control.

    “Quiero hacerte una nueva pregunta – ¿y quiénes son los más culpables o responsables de la “sobreexplotación”? Me gustaría que me lo dijeras.”

    La sobreexplotación es causa de un sistema de producción y de consumo integrado. Las cosas no son tan sencillas como “hay demanda y por lo tanto hay oferta, la culpa es del ciudadano” ni el contrario “son las malvadas empresas sobreexplotadoras las que acaban con los recursos”. Ambas posiciones son integristas.
    Cuando se hacen planteamientos como el que hago yo no se está pidiendo una simple limitación sobre actividades x, esto tiene como una consecuencia inevitable el cambio sobre patrones de consumo y afecta por lo tanto a los ciudadanos. Es una cuestión de modelo productivo, de consumo y de generación de recursos. No es un tema fácil obviamente.

    Por cierto hoy hemos escrito ambos (bueno Rubén lo ha escrito pero lo has publicado tú) cosas relacionadas con la fiesta nacional y la hispanidad. Me ha hecho gracia.

    Saludos,

  27. ¿Por qué te ha hecho gracia eso, Pedro? Tú y yo estamos analizando las cosas y sentimos cierta preocupación por lo que ocurre en este país.

    Dices:

    “hay que evitar situaciones como la que estamos viviendo si son evitables, y una situación como la que comento sería todavía peor que la actual y si es evitable, ¿se debe evitar? Por supuesto que sí, lo contrario es una noche de borrachera sin control”.

    Discrepo de tu premisa inicial aunque no de tu diagnóstico, que conste…

    “La sobreexplotación es causa de un sistema de producción y de consumo integrado. Las cosas no son tan sencillas como “hay demanda y por lo tanto hay oferta, la culpa es del ciudadano” ni el contrario “son las malvadas empresas sobreexplotadoras las que acaban con los recursos”. Ambas posiciones son integristas”.

    Me alegro que digas eso — muchas veces obvias, creo que intencionalmente, que el Estado también sobre-explota cuando quiere…¿no es así Pedro?

    Te voy a contar otra cosa además — NINGÚN propietario en su sano juicio quiere que se disminuya el valor de su propiedad y por eso hacen todo lo posible para aumentar su valor capital. “Osease” (perdona el uso de la expresión chabacana pero me gusta), esto supone que el propietario hace lo que quiera con su propiedad para ciertos fines — sino no tendría sentido conservarla.

    Dices:

    “Es una cuestión de modelo productivo, de consumo y de generación de recursos. No es un tema fácil obviamente”.

    Correcto — no es fácil – pero por lo menos hemos convenido en que el fanatismo ciego a un economista u otro es una CHIFLADURA. ¿No es así?

  28. Ruben · ·

    No Pedro, yo no me quedo con ninguna “sensacion”, yo solo interpreto tus palabras tal y como las has dicho. Si ahora te retractas de lo que has dicho y dices algo diferente, es otra cosa.
    En cuanto al gasto abusivo e innecesario, sigo diciendo que no me vale tu postura: como despilfarran el dinero en otras cosas, los pobrecitos maricas y las feministoides socialistas ya tienen derecho a llevarselo crudo. ¿Es un ataque a estos colectivos? Si porque es inmoral, porque estoy harto de que la sanidad publica pague una operacion de cambio de sexo y yo tenga que pagarme el dentista. Tambien lo es porque claramente es una instrumentalizacion de nuestros impuestos para hacer campaña electoral por parte del PSOE y porque a todas luces con ese gasto del dinero de todos no solo se benefician los inmorales sino tambien los menos, mientras los mas tenemos que pagarles los vicios inmorales.
    Ahora bien, ¿quieres un debate sobre el mayor despilfarro? ¡Perfecto! Hablemos de la partidocracia de este pais y sus desmanes pero eso es otro debate que, por cierto, en modo alguno hace mas aceptable el gasto inmoral en maricas y lesvianas y similares del que hablamos y que tu justificas con un: pobrecitos maricas.
    No solo es inmoral porque es un gasto para maricas, es inmoral porque ademas es un gasto excesivo que pagamos los mas para que se beneficien los menos dando de comer a la clientela del PSOE y reafirmando las bases de la partidocracia o politica del pesebre.

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: