La perniciosa influencia de la música rock en las iglesias (II)

¿Qué orígenes tiene la música rock? ¿Por qué ha sido una influencia tan poderosa en la juventud a partir de los años 50/60 del pasado siglo? Remontémonos a la historia de la filosofía durante unos momentos. De hecho, la música rock como “sistema” es una reacción salvaje contra el racionalismo de la ilustración. La música no viene a ser objeto filosófico importante hasta que no entran a ser protagonistas los filósofos Nietzsche y Rousseau. Estos dos eran los más “músicos” de los filósofos. Ambos pensaban que las pasiones—y junto a ellas las artes ministeriales—se habían visto eclipsadas por la razón “fría” y que, en consecuencia, los hombres ahora eran fríos y “menos humanos” en cierta medida. Ellos querían cultivar las pasiones carnales del alma y retornar a la posesión asilvestrada, coribante, considerada patología por Platón. Esta preocupación era particularmente importante para el filósofo alemán Nietzsche. No es casualidad que he dicho muchas veces aquí que Alemania ha sido una de las principales fuentes de gran parte de los males en Occidente durante los últimos siglos. No se me ocurre nada bueno, en términos de filosofía, que haya producido Alemania.

Este el significado de la música rock. No, en absoluto estoy diciendo que la música rock tenga orígenes intelectuales elevados. Pero ha conseguido alcanzar su posición e influencia sobre la juventud porque se ha establecido por encima de las cenizas de la música clásica, y en un ambiente donde no hay resistencia intelectual contra los intentos de incitar las pasiones más salvajes. Pero, la música rock tiene un solo atractivo, un atractivo bárbaro, al deseo sexual—no al amor, no al “eros”, no. La música rock responde al deseo sexual crudo, subdesarrollado y sin instrucción. El rock da a los niños, en bandeja, con todo el apoyo de la infecta y diabólica industria del entretenimiento cultural aupados por las autoridades apóstatas,  todo aquello que los padres antaño (cuando todavía existían padres y profesores con autoridad) les decían que deberían esperar a disfrutar porque no podían ser capaces de entenderlo de niños.

Los jóvenes saben perfectamente que el rock tiene el ritmo del sexo. Por eso el “Bolero” de Ravel es una de las piezas musicales clásicas que más conocen y disfrutan. De acuerdo con esta música excitante y catártica, las letras celebran el amor de “adolescencia”, así como las atracciones polimorfas, y las fortalecen contra la ridiculización y la vergüenza que sufrían de antaño. Esto tiene un efecto mucho más poderoso que la pornografía en los jóvenes, que no tienen necesidad de ver a otros hacer, suciamente,  lo que ellos mismos pueden hacer tan fácilmente. El voyerismo es para viejos pervertidos; Las relaciones sexuales activas son para los jóvenes. Todo lo que necesitan es ánimo.

El corolario inevitable de este interés sexual es la rebelión contra la autoridad parental, eclesiástica y profesoral que antaño buscaba o intentaba reprimirte. De hecho, uno de los peores insultos que alguien hoy pueda sufrir, aparte de la de “racista”, es la de “tú eres un reprimido”. Nuestra sociedad, postmoderna, relativista, irracional, detesta tan siquiera la idea de que haya una persona que intente poner orden en el zoo. El egoísmo, pues, así se convierte en “indignación”, y esta indignación se convierte posteriormente a una moral que sustituye la que habíamos tenido durante siglos, fruto del consenso protestante liberal. La revolución sexual de los 60, y las que le siguieron, buscaba acabar con esas normas porque eran enemigas de la “naturaleza”. “Sé natural” es otra frasecita muy de moda en los últimos 40 años. “¿A ti que más te da que ese chico vaya con chanclas por la calle, o que esa chica esté fumando porros y que se haya pintado la cara como si fuera una calavera directamente sacada del infierno? Vive y deja vivir hombre, sé natural”. Es una de las cosas que más se repiten una y otra vez en estos tiempos tan desafortunados que vivimos. Lo que alguna vez eran resentimientos infantiles, ahora son la Escritura del occidental típico. A partir de eso entonces viene el añoro por tener una sociedad “sin distinciones” de ningún tipo (sin “prejuicios” suelen decir los nuevos predicadores del ni ellos mismos lo saben bien)…una sociedad donde “no haya fronteras, todos seamos colegas” es lo que más impera ahora. En los años 80, había una canción bastante ridícula que se llamaba “We are the world”, de “USA for Africa”. Si lees la letra, verás el mismo concepto:

“There comes a time
When we heed a certain call
When the world must come together as one”

El “We are the world” no es más que una forma prepúber del “Alle menschen wurden Bruder”, que únicamente ha sido impedido por el equivalente político de “mamá y papá”. Pero bueno, efectivamente en un mundo de bastardos, esto sobra. Los tres grandes temas de las letras del rock son: sexo, odio, y una versión hipócrita, cobista, del “amor fraternal”. Tales fuentes contaminadas salen en un charco fangoso donde solo los monstruos pueden nadar. Por supuesto, el rock tiene orígenes anteriores. La música sensual como sistema ya era evidente a partir de los principios del siglo XX, con el “jazz” y los “blues”, muy condenados en su época por cualquiera con autoridad, razonamiento y dos dedos de frente. Si el profesor universitario común en los años 20 condenaba el jazz, ¡imagínense lo que decían no pocos teólogos de la época sobre sus peligros! Sin embargo, el rock ha sido lo más pernicioso porque es lo que más ha durado. Por eso, incluso hay no pocos “cristianos” hoy que no tienen problema alguno con el rock. ¿Cómo van a tener un problema con un estilo de música que valida su perversión personal y condena a quienes ponemos freno al desenfreno? El negocio del rock es capitalismo perfecto, que abastece a la demanda y ayuda a crearla, aunque tenga toda una dignidad moral equiparable al narcotráfico. Es interesante notar que la izquierda, que se enorgullece tanto de su enfoque crítico contra el «capitalismo tardío» y es implacable y despiadada en su análisis de otros fenómenos culturales, en general ha dado carta blanca a la música rock. No entraré ahora mismo en Marcuse y otros para explicar esto con más profundidad por falta de tiempo, pero lo explicaré más adelante.

Por último, hablaré un poco sobre la iglesia y el rock.

El texto principal para hoy es sacado de la Biblia, versión Reina Valera Antigua. Abrid vuestras Biblias al libro de Amos, capítulo 5, versículos 18 al 27. Dice así:

“Ay de los que desean el día de Jehová! ¿para qué queréis este día de Jehová? Será de tinieblas, y no luz:

19 Como el que huye de delante del león, y se topa con el oso; ó si entrare en casa y arrimare su mano á la pared, y le muerda la culebra.

20 ¿No será el día de Jehová tinieblas, y no luz; oscuridad, que no tiene resplandor?

21 Aborrecí, abominé vuestras solemnidades, y no me darán buen olor vuestras asambleas.

22 Y si me ofreciereis holocaustos y vuestros presentes, no los recibiré; ni miraré á los pacíficos de vuestros engordados.

23 Quita de mí la multitud de tus cantares, que no escucharé las salmodias de tus instrumentos.

24 Antes corra el juicio como las aguas, y la justicia como impetuoso arroyo.

25 ¿Habéisme ofrecido sacrificios y presentes en el desierto en cuarenta años, casa de Israel?

26 Mas llevabais el tabernáculo de vuestro Moloch y Chiún, ídolos vuestros, la estrella de vuestros dioses que os hicisteis.

27 Hareos pues trasportar más allá de Damasco, ha dicho Jehová, cuyo nombre es Dios de los ejércitos.

Este concepto continúa en Amos capítulo 6, versículo 5. Dice Dios: “ Gorjean al son de la flauta, é inventan instrumentos músicos, como David”.

Así que no solamente Dios odia la religión falsa, llena de hipócritas. No, no solo eso. Dios también detesta ciertos estilos musicales en su casa.  Dios absolutamente detesta el mal llamado “rock cristiano”. Sí, es así joven. Dáme las gracias por decir la verdad ¿no? De nada. “¡¡¡Ay no, no, no lo que he dicho, ¿verdad?!!! ¡Qué malvado soy por no seguir lo que te han contado en la tele toda la vida, o lo que te han afirmado los sinvergüenzas políticos que votas, o los falsos cristianos en las iglesias, que no son más que brujos disfrazados de cristianos, pero emisarios directos del infierno para convencerte a escuchar música que te conducirá a la perdición!

En su libro titulado “Por qué me fui del mundo de la música cristiana contemporánea”, el autor Dan Lucarini dice lo siguiente: “Me enfermó como mi generación tan fácilmente utilizó vestimenta vulgar, palabras y música profanas para exaltar a un Dios santo” (página 37). Amén. Estamos en una iglesia para escuchar la Palabra de Dios, no los “sermonetes” baratos diluidos, dominados por el estruendo de la música rock, tambores, guitarra, palmoteo y otras vulgaridades. Dios no salva con melodías y cánticos, sino ESTRICTAMENTE A TRAVÉS DE SU ELECCIÓN SOBERANA. Conocerás a algo por el fruto que da, como decía Jesucristo. Sólo basta con ver las iglesias que ponen música contemporánea para ver que pronto caen en todo tipo de errores teológicos también desde la vestimenta, la familia, comportamientos soeces y, lo que es peor, herejía de doctrina. Desde mediados de los 80 tenemos este problema penetrando las iglesias. La música rock fue creada por gente inmoral, con propósitos inmorales. 1 Juan Capítulo 2. Dios ODIA la música rock, sea “cristiana” o no. “No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.” ¿Qué vemos en el rock? Ropa inmodesta, movimientos sensuales, y pasiones que ponen toda la atención en el artista, en vez de Dios (idolatría total). ¿Rock cristiano? Por favor. No hay sitio para esa música en la casa del Señor. Mirad lo que dice Proverbios 15:8,9 y el 26: “El sacrificio de los impíos es abominación á Jehová: Mas la oración de los rectos es su gozo.  Abominación es á Jehová el camino del impío: Mas él ama al que sigue justicia. Abominación son á Jehová los pensamientos del malo: Mas las expresiones de los limpios son limpias.” Proverbios 21:4 ¿qué dice? “Altivez de ojos, y orgullo de corazón, Y el brillo de los impíos, son pecado.” A Dios NO le interesa los pensamientos de un individuo depravado. Dios es santo, y por eso el culto dominical debe ser SANTO.  El día que el pastor de nuestra iglesia tan siquiera se atreva a introducir esta música en nuestra congregación, le echaremos a patadas por insultar nuestra soberanía. Eso sí, no debe ser preocupación nuestra, porque tenemos un excelente pastor que no va a caer en esa tentación. Primero empiezan con el “es para atraer a los jóvenes” (como si Dios se interesara por atraer a jóvenes que le impongan condiciones), luego empiezan con el bailoteo, el palmoteo, vocales sensuales, bajo el pretexto de que la letra es “cristiana”, para finalmente acabar con una congregación llena de chicas con minifalda morreándose con novios, todos tatuados, impíos, con vaqueros rotos y una actitud tremendamente anticristiana, desobediente y apóstata. Dios no tolerará jamás que su casa sea desordenada. Amén y buen domingo a todos.

21 comentarios

  1. Pensador Errante. · ·

    Buenos días/tardes/noches.

    Procedo a comentar brevemente (por falta de tiempo no podré escribir en profundidad) éste artículo:

    «Bueno, al menos estoy vacunado (las personas responsables se vacunan, por cierto…y ni se os ocurra a venir con propaganda anti-vacuna aquí) y los síntomas no han sido demasiado brutales».

    Creo que hay que tener cuidado con poralizar en éste tema, dividiendo a la sociedad entre «provacunas» y «antivacunas». No voy a negar los beneficios que pueda haber traído éstas vacunas en lo referente al coronavirus, pero me parece importante no olvidar el acuerdo de exención de responsabilidades que tienen las farmacéuticas con los gobiernos, las críticas de expertos como Robert Malone y el hecho de que éstas vacunas se han realizado en tiempo récord con una tecnología no aplicada hasta ahora en vacunas para personas. Hay que tener cuidado con el «negacionismo» pero también con lo que Juan Manuel de Prada llama «tragacionismo».

    «Hace muchos años que voy denunciando, privada y públicamente, la infiltración de estilos de música licenciosos, rebeldes, y decadentes en no pocas iglesias protestantes americanas. La filosofía famosa del rock, el conocido “born to be wild”, es decir, sigue tus impulsos naturales, vive sin normas, sin restricciones, de manera irresponsable y temerosa, sigue haciendo estragos».

    No negaré que los orígenes del rock va vinculados a los valores que usted menciona pero no me parece acertado que por ello asociar, de forma generalizada, a todo un género musical con múltiples corrientes y temáticas por ello. Es como si tildase de «nacionalista» a todo aquel que compusiese música clásica en estilo romántico. La música rock, per se, no fomenta los valores que usted menciona. Sí que es cierto que, esencialmente hablando, el rock y gran parte de sus corrientes (especialmente el heavy metal) es agresivo, algo que podría beneficiar a buenos valores. De hecho, no olvidemos que uno de los fundamentos del imperante buenismo mundialista es la corrección política, el buenismo, el rechazo a todo lo que suene «agresivo» y «guerrero».

    «Vivimos en una época en la cual no hay ideología más allá de la gran pasividad mundial que vivimos. La única norma actual es la siguiente: “sé lo más políticamente correcto que puedas para no ofender a nadie, es decir, evita tener cualquier criterio u opinión fuerte, no vaya a ser que las damiselas se ofendan y te acusen de algo grave para perder tu puesto de trabajo o reputación social”.  

    Efectivamente, y por ello pienso que, usándose adecuadamente , las variantes más «duras» del rock podrían ser muy positivas. La agresividad del ya mencionado heavy metal (con mucha menos presencia femenina del más comercial y débil pop, por ejemplo), puede incitar a sanos valores relacionados con la lucha frente a la tiranía mundialista.

    «La música rock es la banda sonora de la apostasía descrita en el segundo libro de Timoteo, 3-4. ¿Cuántos padres no están dormidos mientras que sus hijos se dedican a bailotear al son de la música rock en la cuna de Satanás? Eso sin contar el famoso oxímoron conocido como “rock cristiano”.»

    Cuando era creyente llegué a escuchar grupos de «rock cristiano» (para ser exactos, de su vertiente «metalera»). Le aseguro que sus canciones critican abiertamente a la revolución sexual y al consumo de drogas. Como ya digo, el rock per se no está asociado a los valores que usted menciona.

    «Detente a pensar en todos los drogadictos famosos o no famosos que conozcas y díme qué música suelen escuchar».

    Bueno, desde luego no es el «heavy metal» su primera opción. Jeje. De hecho, la controversia en torno a ésta rama del rock va en relación con su supuesta » incitación a la violencia». El reguetón y la mística pop, por ejemplo, tienen muchísimo mayor respaldo sociocultural y, a diferencia del mundo del «metal», va a ser mucho más difícil (por no decir imposible) encontrar a cristianos y, aún más, a paganos racialistas y antimundialistas como Varg Vikernes.

    Saludos.

     

     

     

     

     

     

     

  2. Pensador Errante. · ·

    *Acabo de darme cuenta de que comenté en el hilo equivocado. Mi intención era comentar en el artículo anterior a éste. Pido disculpas por la confusión.

  3. Pensador errante. · ·

    Buenos días/tardes/noches.

    Ahora sí escribiré otro comentario acerca de éste último artículo:

    «¿Qué orígenes tiene la música rock? ¿Por qué ha sido una influencia tan poderosa en la juventud a partir de los años 50/60 del pasado siglo? Remontémonos a la historia de la filosofía durante unos momentos. De hecho, la música rock como “sistema” es una reacción salvaje contra el racionalismo de la ilustración».

    Bueno, es cierto que, como toda música popular, el rock es esencialmente irracional. Por éste motivo defiendo que la música clásica debería recibir el trato de «música culta» que recibía antaño. Desgraciadamente, a día de hoy sucede lo contrario, la música clásica ocupa un segundo plano y, de hecho, dentro del mundo de la música clásica se está poniendo muy de moda eso de querer «adaptarla» para que atraiga al público. Ara Malikian es un ejemplo de lo que menciono. Como intérprete de música clásica, me apena que gran parte de mis compatriotas tengan ese concepto tan negativo de algo que es parte de la propia esencia de la música clásica, catalogando su ambiente como «encorsetado» «elitista».

    «La música no viene a ser objeto filosófico importante hasta que no entran a ser protagonistas los filósofos Nietzsche y Rousseau. Estos dos eran los más “músicos” de los filósofos. Ambos pensaban que las pasiones—y junto a ellas las artes ministeriales—se habían visto eclipsadas por la razón “fría” y que, en consecuencia, los hombres ahora eran fríos y “menos humanos” en cierta medida».

    Yo no los catalogaría como «más musicales». De hecho, esencialmente hablando la música es una disciplina racional. Incluso la música popular necesita de cierto proceso intelectual. En cambio, la presencia emocional no es necesaria en la música. Por supuesto, puede estar presente en la música y, a mi juicio, en ciertos contextos debería de estarlo, pero no es indispensable. La música siempre ha sido esencialmente intelectual. De hecho, al igual que la escritura, surgió como una disciplina con fines utilitarios.

    «Este el significado de la música rock. No, en absoluto estoy diciendo que la música rock tenga orígenes intelectuales elevados. Pero ha conseguido alcanzar su posición e influencia sobre la juventud porque se ha establecido por encima de las cenizas de la música clásica, y en un ambiente donde no hay resistencia intelectual contra los intentos de incitar las pasiones más salvajes».

    Discrepo con esa afirmación. El rock no ha sido ni el primero ni el último ni el único género de música popular que se ha desarrollado paralelamente a la decadencia de la música clásica y, desde luego, no es a día de hoy el género de música popular dominante.

    «Pero, la música rock tiene un solo atractivo, un atractivo bárbaro, al deseo sexual—no al amor, no al “eros”, no. La música rock responde al deseo sexual crudo, subdesarrollado y sin instrucción. El rock da a los niños, en bandeja, con todo el apoyo de la infecta y diabólica industria del entretenimiento cultural aupados por las autoridades apóstatas, todo aquello que los padres antaño (cuando todavía existían padres y profesores con autoridad) les decían que deberían esperar a disfrutar porque no podían ser capaces de entenderlo de niños.

    «Los jóvenes saben perfectamente que el rock tiene el ritmo del sexo. Por eso el “Bolero” de Ravel es una de las piezas musicales clásicas que más conocen y disfrutan».

    ¿Qué aspectos rítmicos del rock y del «Bolero» de Ravel piensa que incitan o podrían incitar al desenfreno sexual?

    «De acuerdo con esta música excitante y catártica, las letras celebran el amor de “adolescencia”, así como las atracciones polimorfas, y las fortalecen contra la ridiculización y la vergüenza que sufrían de antaño. Esto tiene un efecto mucho más poderoso que la pornografía en los jóvenes, que no tienen necesidad de ver a otros hacer, suciamente, lo que ellos mismos pueden hacer tan fácilmente. El voyerismo es para viejos pervertidos; Las relaciones sexuales activas son para los jóvenes. Todo lo que necesitan es ánimo.

    «El corolario inevitable de este interés sexual es la rebelión contra la autoridad parental, eclesiástica y profesoral que antaño buscaba o intentaba reprimirte. De hecho, uno de los peores insultos que alguien hoy pueda sufrir, aparte de la de “racista”, es la de “tú eres un reprimido”.

    Muy cierto. Curioso que una sociedad que se las da de «científica» y que se burla tanto de la religión por sus rasgos irracionales se mueva por parámetros puramente emocionales. Basta con ver los argumentos que usan para defender sus postulados: «empatía», «inteligencia emocional», «no reprimas tus emociones»….

    «Nuestra sociedad, postmoderna, relativista, irracional, detesta tan siquiera la idea de que haya una persona que intente poner orden en el zoo. El egoísmo, pues, así se convierte en “indignación”, y esta indignación se convierte posteriormente a una moral que sustituye la que habíamos tenido durante siglos, fruto del consenso protestante liberal. La revolución sexual de los 60, y las que le siguieron, buscaba acabar con esas normas porque eran enemigas de la “naturaleza”. “Sé natural” es otra frasecita muy de moda en los últimos 40 años. “¿A ti que más te da que ese chico vaya con chanclas por la calle, o que esa chica esté fumando porros y que se haya pintado la cara como si fuera una calavera directamente sacada del infierno? Vive y deja vivir hombre, sé natural”. Es una de las cosas que más se repiten una y otra vez en estos tiempos tan desafortunados que vivimos. Lo que alguna vez eran resentimientos infantiles, ahora son la Escritura del occidental típico. A partir de eso entonces viene el añoro por tener una sociedad “sin distinciones” de ningún tipo (sin “prejuicios” suelen decir los nuevos predicadores del ni ellos mismos lo saben bien)…una sociedad donde “no haya fronteras, todos seamos colegas” es lo que más impera ahora. En los años 80, había una canción bastante ridícula que se llamaba “We are the world”, de “USA for Africa”. Si lees la letra, verás el mismo concepto:

    “There comes a time
    When we heed a certain call
    When the world must come together as one”

    El “We are the world” no es más que una forma prepúber del “Alle menschen wurden Bruder”, que únicamente ha sido impedido por el equivalente político de “mamá y papá”».

    Muy de acuerdo en esto.

    «Pero bueno, efectivamente en un mundo de bastardos, esto sobra. Los tres grandes temas de las letras del rock son: sexo, odio, y una versión hipócrita, cobista, del “amor fraternal”. Tales fuentes contaminadas salen en un charco fangoso donde solo los monstruos pueden nadar. Por supuesto, el rock tiene orígenes anteriores. La música sensual como sistema ya era evidente a partir de los principios del siglo XX, con el “jazz” y los “blues”, muy condenados en su época por cualquiera con autoridad, razonamiento y dos dedos de frente. Si el profesor universitario común en los años 20 condenaba el jazz, ¡imagínense lo que decían no pocos teólogos de la época sobre sus peligros! Sin embargo, el rock ha sido lo más pernicioso porque es lo que más ha durado. Por eso, incluso hay no pocos “cristianos” hoy que no tienen problema alguno con el rock. ¿Cómo van a tener un problema con un estilo de música que valida su perversión personal y condena a quienes ponemos freno al desenfreno? El negocio del rock es capitalismo perfecto, que abastece a la demanda y ayuda a crearla, aunque tenga toda una dignidad moral equiparable al narcotráfico. Es interesante notar que la izquierda, que se enorgullece tanto de su enfoque crítico contra el «capitalismo tardío» y es implacable y despiadada en su análisis de otros fenómenos culturales, en general ha dado carta blanca a la música rock. No entraré ahora mismo en Marcuse y otros para explicar esto con más profundidad por falta de tiempo, pero lo explicaré más adelante».

    No me parece justa esa crítica al rock. Como ya dije en mi comentario a su anterior artículo, la cuestión es dar un buen uso al rock. Por supuesto, no hay que ponerlo al nivel de la música clásica, que ha de ocupar el lugar predominante de la civilización pero creo que, como música popular, podría ser muy beneficiosa si se canalizase correctamente.

    Saludos.

    PD: Me gustaría proponerle pensar en escribir un artículo acerca del Auto-Tune y del Vocaloid, analizando sus bases y repercusiones éticas y socioculturales. Aunque, como ya digo, esto es sólo una propuesta.

  4. Bien, no se preocupe que ya le he contestado en el hilo anterior a ese mensaje. Ahora contesto el relacionado con esta parte.
    ………………..

    Me gusta lo de música «culta», efectivamente. Sí, aquí también se está estilando eso de «adaptarla». La última «moda» ahora es decir que la música clásica es racista, y que por lo tanto, hay que tener más músicos de color ya que tradicionalmente, los salones donde ponían música clásica sí han sido totalmente blancos, casi de forma exclusiva. Pero eso es normal, ya que la música clásica es una creación de la raza blanca. Es normal que entonces un blanco se sienta más identificado con su propia música. Sé sobre Ara Malikian y, siendo franco como soy siempre, no me cae nada bien el personaje. Justamente el otro día, un alumno de 22 años, tremendamente insolente, me dijo que «ha habido artistas de música clásica también con estílos de vida que no son cristianos, como Tchaikovsky. Mi réplica fue instantánea: la diferencia es que todos los individuos son depravados, pero existe una grandísima diferencia entre música rock y clásica en cuanto al espíritu que provoca en las personas escuchando las mismas. Por supuesto que además por su actitud insolente, le dimos 5 deméritos, aislamiento en el campus por su falta de respeto. Menciono esto porque usted sabe perfectamente a lo que me refiero, y me vino a la mente cuando ha mencionado a Malikian.

    «Discrepo con esa afirmación. El rock no ha sido ni el primero ni el último ni el único género de música popular que se ha desarrollado paralelamente a la decadencia de la música clásica y, desde luego, no es a día de hoy el género de música popular dominante.»

    De acuerdo en que no es el género más «popular» ni dominante hoy en día, pero sí su filosofía cultural. También de acuerdo en que ni mucho menos ha sido el último o incluso el primero. Por eso había mencionado la música jazz (a la que también me opongo para la juventud) y los Blues, entre otras. También pasa lo mismo con el «pop», y por supuesto el «hip hop», reguetón, New Age, etc.

    «¿Qué aspectos rítmicos del rock y del «Bolero» de Ravel piensa que incitan o podrían incitar al desenfreno sexual?»

    Precisamente por su estructura. Insisto, es la favorita de la juventud, y eso no es un accidente. Muchos han dicho como esta obra era «AVANZADA PARA SU ÉPOCA». ¿Por qué? Casi la totalidad de la música «dance» moderna, incluida el pop y hip hop, se basan en la misma repetición, y añadir nuevos elementos sónicos, poco a poco. Ravel fue, de hecho, considerado un hombre «loco» cuando hizo eso en su época (normal, era la época anterior a la decadencia total de la postguerra) y está claro nada más escuchar esta pieza musical, que lo estaba.

    Hasta los años 80, se consideraba una pieza bastante erótica, si bien es cierto que ya en nuestros tiempos viene a ser «vintage» y tiene el mismo «atractivo» que alguna moda de los años 70. La película «10», de Blake Edwards en 1979 tuvo muchísimo éxito gracias a Boléro.

    «Muy cierto. Curioso que una sociedad que se las da de «científica» y que se burla tanto de la religión por sus rasgos irracionales se mueva por parámetros puramente emocionales. Basta con ver los argumentos que usan para defender sus postulados: «empatía», «inteligencia emocional», «no reprimas tus emociones»….»

    ¡Sí! Correcto. Esas frases las veo en todas partes, o directamente me la dicen no pocos discípulos del error. Al final, no son más que frases infantiles, sin poder real, pero que hacen mucho daño a los débiles de mente. La otra frase muy de moda ahora está en hablar sobre «salud mental». Al final, todo responde a lo mismo: quiero hacer lo que me de la gana y ni se te ocurra criticarme, porque solo yo tengo a derecho a criticarte si eres retro, anticuado, «racista» y demás. Pero yo, que soy un drogadicto, no tengo empleo, huelo a cerdo enfangado y tengo amigos negros y soy muy multicultural…no, qué va, yo soy tu «role model», y tú a mí no me juzgas. Además, «Cristo decía no juzgar» jajaja….son tan torpes, pero desgraciadamente hay gente que de verdad se dejan intimidar por ellos.

    Tema auto-tune: OK, lo pensaré. No es que me oponga, pero si alguna vez tengo algo de tiempo para escribir mis pensamientos sobre eso en concreto, lo haré.

    Saludos

  5. Cualquiera · ·

    En algún documental que vi, decían que la animadversión al rock viene de que despertaba reacciones que eran propias de las iglesias protestantes afroamericanas. El rock este influenciado por la secularización de la música góspel que hicieron artistas como James Brown y Ray Charles, por internet incluso hay varios videos parodia en el que les ponen metal de fondo a grupos pentecostales en sus cultos.

    Yo lo veo como una forma de aproximarse a la divinidad propia de ciertas culturas, en Latinoamérica donde hay gran influencia africana los grupos neopentecostales se han expandido con facilidad, en parte esto puede explicarse por los cultos con un ambiente mas festivo que prefieren las personas sobre las misas católicas. La iglesia católica ha tratado de hacer frente a su perdida de fieles copiando el estilo evangélico.

    El baile y la algarabía de las iglesias evangélicas es vista por muchos como algo contrario al carácter sacro que debe tener el culto, el tradicionalismo católico quiere volver a las mujeres con velos y las misas en latín, considera que la modernización de los cultos es meramente una fiesta. Pero se debe tener en cuenta que las manifestaciones corporales tienen distintas interpretaciones de acuerdo a la cultura.

    Los negros colombianos tienen bailes típicos del tipo reggaetón, en donde frotan sus cuerpos de un modo que muchos consideraríamos una ante sala al coito, pero para ellos no es tal cosa, un hombre de estos, no se molesta al ver a su mujer en un tipo de baile de este tipo con otro hombre, no ven malicia. De forma similar los japoneses suelen creer que el saludo de beso en la mejilla o la forma de hablar de las latinoamericanos es coqueteo bastante directo o para la mayoría de hombres del mundo seria impensable darse besos con otro hombre como lo hacen argentinos e italianos.

    Lo que para los rockeros es mera diversión para los grupos pentecostales es algo sacro, ellos consideran que son tocados por el espíritu santo y de hecho esta forma de culto cristiano fue anterior al rock.

  6. Ioseff · ·

    Jeje Errante me encanta que haya comentado usted sobre el señor de Prada porque básicamente quién se espera que un anarcocapitalista hable sobre un tradicionalista? Y esta cuestión, que parece inane, es en realidad el resumen perfecto: No se puede generalizar.

    Por eso Alfredo debería ir pensando que eso de que el «rock» incita a… es como decir que escuchar a Wagner incita a la superación cultural (y peor aún, decir que incita al supremacismo). Todos sabemos que eso no es así, Alfredo incluído, otra cosa es que no se quiera admitir… Y lo digo porque me suena a que Alfredo es incluso como ciertos negros que, cuando escuchan a otros negros una música que «no es la suya», una música considerada «degenerada» y «de blancos», pues se quedan mirando y preguntando «pero como te puede gustar esa música» pero claro, Alfredo ignora que los humanos no somos tan diferentes (499/500 marcadores genéticos en común) así que sí, es posible, y cuando gente así explica el por qué les gusta, el cómo «cuando escuché por primera vez» y demás, se quedan mirando y no saben ni qué decir ni qué pensar, aparte de conclusiones estereotipadas claro (y lo digo yo, que no soy fanático de NINGÚN género musical… pero quizás ese es el punto, a mí me gustan canciones concretas, las puedo contar con mis dedos y sobrando dedos y pueden ser de cualquier género, o incluso uno fuera de cualquier categorización, o «covers» de otro género al de la canción original).

    Porque vamos la cantidad de hipocresías que uno puede leer sobre cristianos americanos, sobre cómo muchos líderes de iglesias ante un escándalo prefieren tapar (si una hija está preñada? a la ciudad a abortar antes de que se enteren) antes que reconocer y avisar, a pesar de la gran supuesta cultura conservadora que había antes, pues no sé, huele. Qué piensa usted Errante?

    Por cierto Errante me queda responderle en el tema anterior pero si quiere le resumo mis vistas: Las mascarillas no son la panacea, pero sabiendo donde usarlas, sí, reducen muy considerablemente los problemas y lo de que «causan problemas de salud» usted sabe que es tremendamente específico (y por cierto yo sí daría permiso a los que tienen problemas respiratorios a no llevarlos pero claro, ya sabe usted que donde hay un uso correcto vienen doscientos aprovechados, los revolucionarios saben eso muy bien…).

    PEro eso es como las vacunas y como todo (uych lach vachunach echtan poch todach pachtech y aun achi hay rechorch de contachioch??? uych che chorprecha). Pero claro, como mantienes el poder sobre literalmente millones de personas sin generalizar? Pues así vamos.

  7. @cualquiera:

    No voy a negar que parte de la animadversión al rock tenía que ver con sus orígenes negros. De hecho, en no pocos sermones ya se dijo eso mismo (no sin razón, porque es un hecho que el rock es música negra, y antes de la corrección política de los 60, se entendía que eso era pagano).

    El tema de los pentecostales es extenso, pero me limitaré a decir que son carismáticos y, que el movimiento pentecostal, desde sus inicios, ha estado siempre mancillado por escándalos morales sucesivos y mentiras. Nada ha cambiado hoy en día en ese aspecto. Por supuesto, cualquier grupo de cristianos puede tener un escándalo moral porque todos somos depravados, pero es más grave en los carismáticos porque ellos dicen estar ungidos con el espíritu de Dios, que además tienen la habilidad de hablar en diferentes lenguas, y además creen en el poder del bautismo. Incluso, algunos afirman gozar de doble bendiciones. Incluso, llegan al extremo de decir que pueden profetizar porque Dios les cuenta el futuro.

    La famosa «misión» en la Calle Azusa donde nació el pentecostalismo fue caracterizada siempre por ser un centro de gran confusión: bailes, saltos, encantos, «lenguas» bazofia, histeria, ruidos extraños de animales, risas y hasta palmoteo. He visto, además, que hasta tienen mujeres predicadoras que más bien parecen sacerdotistas del vudú, y no solo porque sean de piel negra.

    Es cierto lo que usted comenta sobre la Iglesia Católica: el movimiento carismático-neopentecostal ha penetrado en esa iglesia, y los católicos han penetrado bastante junto con ellos en no pocas iglesias que aún se atreven a llamarse reformadas o calvinistas. Yo por mi parte he dicho muchas veces que si me muero y voy al cielo, y desde el cielo veo que en mi iglesia algún día se atrevieran a meter un cura u otro funcionario de Roma, le pediría permiso a Dios de salir del cielo un momento, bajar y ordenar que dinamiten la congregación con todos dentro. Prefiero ver una iglesia en ruinas, en un montón de basura, antes que tenerla llena de seres humanos que la infecten con doctrina falsa romanista, rock and roll, y otras influencias endemoniadas.

    Con respecto a que la sensación de sensualidad varia según la cultura, no lo niego. Pero, sí que diré lo siguiente: precisamente por ese motivo, no creo en la integración cultural de las iglesias. En los tiempos del apóstol Pablo y hasta hace poco en Occidente, las iglesias se componían por miembros de una monocultura. De hecho, el propio Martin Luther King ya lo dijo: «la hora más segregada en América es el domingo a mediodía». Y, siendo claro, tenía su lógica. Ahora vemos por qué.

    Saludos

  8. IOSEFF:

    Los anarcocapitalistas están muy vinculados en muchos aspectos a los tradicionalistas católicos.

    Sobre su comentario de que Wagner incita al supremacismo, no es una buena comparación ya que los ritmos del rock, por su propia estructura, apelan a la base carnal por sus «melodías» y ritmos. Lo mismo pasa con el «hip hop», y otros sonidos que incitan al baile. De hecho, al mencionar usted a Wagner, me está dando la razón porque hace más de un siglo, los jóvenes en Alemania sentían la misma pasión por las operas de Wagner que hoy no pocos sienten por el rock. Los nihilistas contemporáneos adoran el rock por el poder que ha tenido a la hora de destrozar los vínculos que una vez tuvieron los occidentales.

    Tampoco entiendo eso de que pueda yo ser como ciertos negros que digan «¿cómo te puede gustar esa música de blancos»? ya que he dicho que la gran mayoría de jóvenes SÍ les gusta el rock, pero además he dicho por qué, pues los motivos son obvios.

  9. Ioseff · ·

    Y sus motivos me han sonado mucho a: «No me gusta esta música, ergo es demoníaca» y el resto parecía florituras justificando su postura pero nada realmente (a mi entender por supuesto) racional. Quiero decir, si usted me diera algún estudio serio sobre la vinculación del rock con esa incitación, pues démela porque de otra forma no lo entiendo, pero eso de decir «sus ritmos incitan a» suena igual a decir «este es un subversivo, ergo es satánico». Disculpe que sea así de escueto pero es la sensación que me da.

    Resumiendo: Si escucho a Wagner me darán ganas de matar disidentes. ¿Eso es lo que dice usted? ¿Y si escucho Carmina Burana?

    En cuanto al anarcocapitalismo y al tradicionalismo… vamos a ver, seamos serios, usted dice eso, pero los tradicionalistas precisamente dirán lo contrario, que el anarcocapitalismo es la incitación individualista que los protestantes provocaron, rompiendo los vínculos tradicionales de la sociedad y etc etc. Ya estoy acostumbrado a las acusaciones cruzadas (hehe, cruzadas, ¿lo pilla? «pun not intended… initially»). La verdad es que todos tenemos muchos aspectos relacionados con todas las ideologías. Por eso esta página es hogar a intercambios de ideas tan variopintas y aún así, diría yo que profundas.

  10. No, si no tiene nada que ver con que me «guste» o no. De hecho, si usted lee bien lo que digo, verá que he dicho que no todo lo que nos «guste» es necesariamente bueno. A mí por ejemplo puede que me guste un sonido, pero no significa nada positivo. ¿Por qué tenemos esa tendencia de pensar que si nos gusta es bueno, y si no, es malo? Pregunto porque en mi caso, nada tiene que ver con mis gustos personales el ritmo. Da la casualidad que, ya puestos a ponerlo personal, efectivamente NO me gusta la música rock, pero sí hay música que también critico pero que me pueda gustar a nivel personal (como los blues del sur profundo, por ejemplo, y aún así, no lo creo aceptable en una iglesia).

    Veamos: ¿de verdad necesita un estudio para convencerle de la realidad de que la música rock siempre estuvo vinculada a la rebelión y al sexo? Le puedo citar cientos de frases dichas por cantantes mismos del rock, así como gente que es defensora del rock y dicen LO MISMO. Pero, no creía yo que algo tan obvio fuera necesario ¿no?

    El rock creció más bien por sustracción, destrucción y pérdida. Como decía un musicólogo, por simplificación y exageración. Si le interesa el libro del musicólogo, es este:

    https://www.abebooks.com/first-edition/Contemporary-Music-Cultures-Hamm-Charles-Nettl/1293957297/bd

    Podríamos decir que tiene ritmo. El rock ‘n roll es ritmo, ritmo, ritmo o, a lo sumo, el simple crescendo de canciones como «Midnight Rambler» (ni siquiera tan complicado como Bolero). ¡Es el ritmo! ¡El ritmo! ¡El ritmo!

    En casi toda la música occidental histórica, el acento, más bien el compás, está en el primer y segundo ritmo. En el rock and roll, esto cambia al 4/4. Sin eso, NO tienes rock.

    Aquí tiene otro buen libro que lo explica muy bien, de un musicólogo:

    Algunos podrían decir, ya que usted mencionó a Wagner, que la famosa canción de los años 50 «Rock Around the Clock» cumple el llamamiento wagneriano de tener una melodía interminable, pero NO tenemos melodía; no tenemos ni tensión, ni nada que necesite de uan resolución, y en consecuencia no hay ni desarrollo ni resolución. El ritmo no puede terminar, solo puede desaparecer lentamente, poco a poco. ¿Más carnal que eso? Imposible Ioseff. ¿Sabía usted que inmediatamente después del estreno de la película «Rock around the clock», hubo disturbios violentos y tuvo que intervenir la policía? De hecho, varias ciudades prohibieron los conciertos de rock. La URSS también, con muy buenas razones. Cuba también durante un tiempo prohibió la importación de música de los Beatles, por ejemplo. Además de ello, la pandilla en la película pisoteó la preciosa colección de discos del PROFESOR DE MATEMÁTICAS. ¡Qué bárbaros! ¡Qué espíritu tan poseído de ánimo destructivo, nihilista y enemigo del orden!

    Tema anarcocapitalismo: ¿Acaso no es consciente usted de que hay varios anarcocapitalistas que sí son tradicionalistas? Véase Hoppe, por ejemplo, y otros autores que hasta defiendan cierto absolutismo monárquico. Es cierto que los tradicionalistas no lo querrán admitir, pero es la realidad. Incluso, el anarcocapitalismo es visto por autores como Bryan Caplan ser compatible con ciertas ciudades medievales católicas.

  11. Ioseff · ·

    Tema anarcocapitalismo: Y es usted consciente de que otros tantos se consideran calvinistas? Y hasta un tarado que se consideraba católico y calvinista… (calvinista por lo visto por su óptica pesimista del mundo… lo cual demuestra que esta gente no entiende a Jean Calvin, pero «iah tuh sabeh compadreh»). Además cuanta gente del «Prosperity Gospel» se cree calvinista pero no lo son realmente?

    Blues del sur profundo? Me suena a música de negros adquiridos por blancos depauperizados (ojo que cuando digo «me suena» quiero decir que estoy tratando de adivinar, ni idea de si es así, pero como usted dice que no lo considera adecuado, pues eso)

    Entenderá mi escepticismo cuando lo del rock se ha usado por muchísima gente para básicamente decir que «todoh lo modelno es malouh» y lo digo yo que no soy precisamente un defensor de lo «modelno».

    Entiendo que diga que no es necesariamente lo que a usted le gusta así que cambiaré la pregunta: ¿No será que usted piensa así del rock (o cualquier género que considere insalubre culturalmente) porque a usted le han condicionado a pensar ya desde pequeñito que eso era algo «satánico»? Y que entonces, por mucho que a usted personalmente le pudiera gustar (que no es el caso del rock, pero podría ser que ese condicionamiento también le afecte su opinión sobre los blues del sur profundo) un género, ¿se ve obligado a rechazarlo no tanto personalmente sino porque, esencialmente, «si lo dicen mis padres y todos sus contemporáneos, debe ser verdad»?

    Sí entiendo que la música con ritmo constante puede SUGERIR, «sugestionar» como dirían por allá, cierto, pero sugerir no es incitar, lo cual nos lleva a que quizás estamos confundiendo causa con efecto, lo cual es un error BRUTAL (pequeño matemáticamente hablando, pues solo cambia el sentido, y el valor absoluto es el mismo, pero es BRUTAL). Para que te guste cierto tipo de música, has de tener una cierta (énfasis en cierta) predisposición cerebral a que te guste esa música, no es porque al escuchar ese tipo de música te haga perder la cabeza o al revés, encauzar la vida. En todo caso la música sería un aspecto más de la capacidad artística de la mente humana, es decir, que no, no creo que las «mentes débiles» sean destruidas. Puedes ser una mente débil y simplemente no tener afinidad al rock, y viceversa también.

    O sea que las orquestas de una hora y demás también son carnales porque se alargan y alargan? Eso he entendido yo con eso de que el ritmo no pare. En Youtube puede usted acceder a esa música clásica y los conciertos no eran precisamente cortitos…

    De hecho, yo jamás he sido capaz de prestar mucha atención a la música en general, son piezas muy concretas las que me gustan (no hay literalmente ningún álbum que me interese, ninguna recopilación de música clásica tampoco, no, piezas concretas son las que pueden tener afinidad conmigo) y como digo, ningún género me llama la atención, es curioso porque significa que tengo capacidad de concentración para leerme tesis doctorales, si bien no del tirón, sí considerables cantidades de páginas de las mismas, pero en una cosa de «millenials» tengo la capacidad de atención de un «millenial».

    «¿Sabía usted que inmediatamente después del estreno de la película «Rock around the clock», hubo disturbios violentos y tuvo que intervenir la policía? De hecho, varias ciudades prohibieron los conciertos de rock. La URSS también, con muy buenas razones. Cuba también durante un tiempo prohibió la importación de música de los Beatles, por ejemplo. »

    Porque claro, nada tiene que ver con el clima de revolución del segundo lustro de los 50? Usted sabe muy bien que esto no eran actos aislados provocados por la supuesta perniciosidad del rock. Eso y la paranoia con que los occidentales tenían enemigos financiados por los «comunistas» y los orientales pues igual actitud (emparanoiados con que sus enemigos estaban siendo financiados por el «capitalismo») pues caldo de cultivo para disturbios. Le recuerdo una vez más que no es coincidencia que estas cosas pasaran cuando ya la generación nacida alrededor de la guerra mundial era adolescente… así que no, no considero que esto sea provocado por el rock (de momento, pues ahora estaré interesado en esos libros que me ha sugerido [que no incitado, jeje] a leer)

    P.D.: Y hasta tengo problemas con eso de creer que la música «clean» (por así llamarlo, si es que tengo un ojo para las paradojas…) es la «música occidental» y creación de la raza blanca. No sé, se me hace difícil creer que la Iglesia Etíope en todos estos siglos hayan estando cantando el «oh sih papitoh».

    P.D. di P.D.: Y ya puestos, no creo que el sentido de agravio cultural de no pocos negros sea exagerado. Por ejemplo hay algunos que están hasta las narices de que se «deride an entire genre just for one word» aunque bueno mi consejo sería que no tengan un identitarismo tan frágil que dependan su concepción de raza de un género musical, pero eh, la gente se identifica con lo que quiere.

  12. Tema anarcocapitalismo:

    Sí, por supuesto que los ha habido calvinistas. Lo sé mejor que usted. Pero, yo nunca he sido de los que vinculan una ideología política «correcta» con la fe. Eso sí sería muy peligroso, aunque sí puedo por supuesto expresar mis preferencias en este tema. Pero no, yo no soy de los que afirman «si eres cristiano, debes votar a x partido». Más que nada, porque la Biblia no expresa un sistema político concreto. En la Biblia hay desde monarquía, a sistema federalista y tribalismo en partes. Sobre el «Prosperity Gospel», más de lo mismo…aunque si me pregunta a nivel personal, yo soy de los que piensan que la pobreza no es loable ni noble, como hacen no pocos católicos.

    Blues: Sí, es música negra, pero se desarrolla en el Delta, en el sur profundo de EEUU. Es una de mis zonas favoritas del país. Lo que digo es que ese sonido me gusta, pero aún así, no lo creo compatible con la iglesia. Eso es todo…y lo comentaba porque usted confundía mi crítica con mis gustos personales, cuando no es así.

    Claro, ha habido gente que critica el rock para decir que todo lo moderno es malo….¿pero acaso he sido yo? ¿Acaso usted conoce alguien más moderno, en el verdadero sentido filosófico y teológico, que yo? No, no lo pregunto con sorna…va en serio. Yo diría que soy una de las personas más modernas, entendida la palabra en su sentido correcto, que usted pueda conocer. Precisamente, mi crítica contra el rock es porque es en cierta medida un RETROCESO a lo primitivo. Usted también sabe eso.

    «¿No será que usted piensa así del rock (o cualquier género que considere insalubre culturalmente) porque a usted le han condicionado a pensar ya desde pequeñito que eso era algo «satánico»?»

    Para nada. Ya hemos hablado aquí una vez que esperaba más de usted…es decir, que me sorprende que usted me tenga en tan baja estima como para pensar que yo condiciono mis criterios por algo que «me hayan dicho de pequeño». Un poquito de por favor….¿cree que no soy capaz de tomar mis propias decisiones? En todo caso, para nada acierta en esto. Si lo considero satánico para la iglesia, es porque es un tema que he estudiado muchísimo (como todas las decisiones que tomo).

    «si lo dicen mis padres y todos sus contemporáneos, debe ser verdad»?

    Espero que esto lo haya preguntado en broma. Si no es así, me asombra que usted piense que yo tomo criterios como si tuviera 5 añitos.

    «Sí entiendo que la música con ritmo constante puede SUGERIR, «sugestionar» como dirían por allá, cierto, pero sugerir no es incitar, lo cual nos lleva a que quizás estamos confundiendo causa con efecto, lo cual es un error BRUTAL (pequeño matemáticamente hablando, pues solo cambia el sentido, y el valor absoluto es el mismo, pero es BRUTAL).»

    Incitación, excitación, PROVOCACIÓN; tóme usted la palabra que más le guste, pero además de eso, ¿yo he dicho algo de sugerir? Claro que sería grave confundir causa con efecto. Pero piénselo bien: ¿qué tipo de baile encaja con la música rock? No hay parejas en esta música, como en otros bailes, no hay coordinación en realidad. No es nada más que el individuo temblando, vibrando, etc. Aunque esta música te convierte en un individuo con vibraciones, sigues siendo miembro de una comunidad, la comunidad de las hordas en este caso, algo con lo más sencillo en cuanto a sus órdenes, pero sin partes. El grupo musical y la horda, nada más. Usted sabe perfectamente que en el «Twist», es así.

    Hmm, en cuanto a la mente débil, ¡claro! Se puede ser de una mente muy sólida y gustarte el rock. ¡Faltaría más! Nunca que yo sepa se ha dicho que el diablo tiene una mente débil. ¡Al contrario! Pero insisto señor: no es un accidente que prácticamente toda la música rock sea «revolucionaria» en algún sentido, y ninguna es realmente patriota. Salvando algunas canciones o grupos extremadamente específicos, dígame de un sólo grupo musical famoso de rock que tenga letra patriota. LE RETO A QUE LO ENCUENTRE. Y no, no me traiga grupos minoritarios. Hablo de los grupos que realmente escucha la gente. Las historias nacionales no se encuentran en el rock. Las tenemos en la música del pueblo llano, la música autóctona, aldeana, rural, y es la que conmueve a las guerras para luchar por algo concreto, como ocurría hasta la IIª Guerra Mundial en Occidente.

    No quiero entrar en clichés estúpidos, porque no es mi estílo, pero en esto no queda otro remedio: si quieres asustar/espantar a los indeseables de tus alrededores, ponga usted Bach o Mozart y verá como se van rápidamente. Ponga hip hop o rock y verá como pronto, el local se le llena de gentuza de la más variopinta. ¿Casualidad? No, no creo.

    «O sea que las orquestas de una hora y demás también son carnales porque se alargan y alargan? Eso he entendido yo con eso de que el ritmo no pare. En Youtube puede usted acceder a esa música clásica y los conciertos no eran precisamente cortitos…»

    No hombre. Pero la duración, aunque sea larga, tiene FIN. Ser largo no es lo mismo que interminable. No me refiero a que duren 4, 5, 6, o incluso 20 horas…pero NO son infinitos.

    Me he fijado mucho en que una característica «millennial» es, efectivamente, una incapacidad de prestar atención detenidamente. Incluso, no pocos tienen la costumbre de ni siquiera dejarte terminar la frase, para interrumpirte (y no en una entrevista periodística, donde eso es normal, sino en conversación normal también).

    «Porque claro, nada tiene que ver con el clima de revolución del segundo lustro de los 50? Usted sabe muy bien que esto no eran actos aislados provocados por la supuesta perniciosidad del rock. Eso y la paranoia con que los occidentales tenían enemigos financiados por los «comunistas» y los orientales pues igual actitud (emparanoiados con que sus enemigos estaban siendo financiados por el «capitalismo») pues caldo de cultivo para disturbios. Le recuerdo una vez más que no es coincidencia que estas cosas pasaran cuando ya la generación nacida alrededor de la guerra mundial era adolescente… así que no, no considero que esto sea provocado por el rock (de momento, pues ahora estaré interesado en esos libros que me ha sugerido [que no incitado, jeje] a leer)»

    Otro ejemplo:

    https://www.newenglandhistoricalsociety.com/rock-n-roll-banned-boston-after-alan-freed-causes-riot/

    Pero señor, si hasta la wikipedia (aunque no es una fuente del todo recomendable, pero la uso en este caso para que vea que ni siquiera la wikipedia lo oculta), habla de los efectos sociales del rock:

    https://en.wikipedia.org/wiki/Social_effects_of_rock_music#Race

    «As the stars’ lifestyles became more public, the popularity and promotion of recreational drug use by musicians may have influenced use of drugs and the perception of acceptability of drug use among the youth of the period. For example, when in the late 1960s the Beatles, who had previously been marketed as clean-cut youths, started publicly acknowledging using LSD, many fans followed. Journalist Al Aronowitz wrote «…whatever the Beatles did was acceptable, especially for young people.»

    O sea, nada más los Beatles promover el LSD, sus borregos fans les siguieron y empezaron a drogarse como pudieron. Digo yo, pregunto yo, ¿cómo me puede afirmar que la música no tenga NADA que ver?

    Paranoias había, sí, pero los disturbios en nada tuvieron algo que ver con la paranoia, sino con la música rock. Y sí, le recomiendo mucho esos libros, y tengo montones más escritos por musicólogos profesionales nada sospechosos de ser «anti rock», pero que simplemente demuestran de qué va esa música.

    Para mí, la «música clean» es realmente, y me extraña que no lo haya detectado aún, parte de una filosofía platónica. Platón tiene problemas con las palabras de la poesía si éstas enseñan cosas que blasfeman a los dioses. Pero con respecto a la música, Platón defendía que las diferentes estructuras musicales sí tienen efectos diferentes sobre nuestra psicología. Así que para entrenar nuestra psicología adecuadamente, la música es relevante. Con la música rock, no es tanto la letra o ni siquiera su cultura, sino más bien las particularidades de sus elementos musicales. ¿Es la música clásica la única música que une la razón y la pasión, o hay otros estílos?

    No he entendido muy bien su segundo PD sobre los negros. ¿Se refiere a lo que ellos y sus aliados llaman «cultural appropriation»?

  13. Pensador errante. · ·

    Buenas días/tardes/noches. Ahora que tengo algo de tiempo contestaré tanto a Alfred como a Ioseff.

    Ioseff:

    «Jeje Errante me encanta que haya comentado usted sobre el señor de Prada porque básicamente quién se espera que un anarcocapitalista hable sobre un tradicionalista? Y esta cuestión, que parece inane, es en realidad el resumen perfecto: No se puede generalizar».

    Bueno, sí que es cierto que «austriacos» (anarcocapitalistas y minarquistas) compartimos en parte la idea tradocionalista de «menos estado y más sociedad» aunque partiendo de una óptica distinta. Además, el foralismo de Prada, si bien no encaja con mi anarcocapitalismo, sí encaja más con un minarquismo derechista de lo que encaja el centralismo defendido por la mayoría de «conservadores» españoles. A éste respecto me parecen muy interesante lo que dijo Erik von Kuehnelt-leddihn acerca de los tradicionalistas y del federalismo en el capítulo 4 de su libro «La mente izquierdista»:

    «La uniformidad se recalca como la utopía izquierdista, el paraíso en el que todo el mundo es igual, la envidia ha desaparecido, y el enemigo ha muerto, vive fuera del reino, o ha sido totalmente humillado. La izquierda aborrece las diferencias, las desviaciones, las estratificaciones. La única jerarquía que puede aceptar es funcional. La palabra «uno» es su símbolo: un lenguaje, una raza, una clase, una ideología, un mismo ritual, un único tipo de escuela, una ley para todo el mundo, una bandera, un escudo, un centralizado estado mundial. La izquierda es horizontal y colectivista, la derecha vertical y personalista. La palabra persona viene del etrusco phersú, máscara. La máscara representa el intransferible papel del actor. La persona es única e irremplazable. Izquierda y derecha son tendencias que pueden ser observadas no sólo en el espectro político, sino en muchas otras áreas del comportamiento humano. En lo relativo a la estructura del Estado, la izquierda cree en una fuerte centralización. La derecha, por otro lado, es federalista -en el sentido europeo-, defensora de los derechos estatales. Cree en los derechos locales y en los privilegios y defiende el principio de subsidiariedad. Las decisiones, en otras palabras, deberían tomarse en el nivel más bajo posible -por la persona, la familia, la aldea, el pueblo, la ciudad, el condado, el Estado federal y sólo finalmente en la cumbre, por el gobierno en la capital de la nación. La disolución de las gloriosas provincias francesas, con sus Parlamentos locales y su sustitución por pequeños departamentos, nombrados por sus características geográficas y totalmente dependiente del gobierno parisino, fue una medida típicamente izquierdista».

    «Extrañamente -aunque comprensible para cualquier con un buen conocimiento de la historia española- la extrema derecha en España, representada por los carlistas y no, como popularmente se cree, por los falangistas, era federalista (localista y anticentralista) en el sentido europeo. Los carlistas se opusieron, igualmente, a las tendencias centralizadoras de Madrid. Cuando en 1964 el gobierno central intentó cancelar los privilegios (los fueros) navarros, los carlistas amenazaron con rebelarse, provocando la rápida marcha atrás del gobierno quien declaró que todo había sido un malentendido».

    Respecto a lo de la mascarillas, vacunas y otras medidas sanitarias relacionadas con el coronavirus, trataré de responder en un futuro cuando tenga tiempo, pues requerirá que me explaye un poco.

    Alfredo:

    «La última «moda» ahora es decir que la música clásica es racista, y que por lo tanto, hay que tener más músicos de color ya que tradicionalmente, los salones donde ponían música clásica sí han sido totalmente blancos, casi de forma exclusiva. Pero eso es normal, ya que la música clásica es una creación de la raza blanca».

    Sí, soy conocedor de ello y, efectivamente, la música clásica es una creación blanca, del mismo modo que la música culta de las civilizaciones de razas mongólicas es una creación mongólica y el blues una creación negra. No veo «racismo» en eso. Bastante hipócrita que en lo referente a los elementos culturales blancos los «progresistas» no hablen de «apropiación cultural» cuando las minorías se apropian de lo nuestro.

    «Precisamente por su estructura. Insisto, es la favorita de la juventud, y eso no es un accidente. Muchos han dicho como esta obra era «AVANZADA PARA SU ÉPOCA». ¿Por qué? Casi la totalidad de la música «dance» moderna, incluida el pop y hip hop, se basan en la misma repetición, y añadir nuevos elementos sónicos, poco a poco. Ravel fue, de hecho, considerado un hombre «loco» cuando hizo eso en su época (normal, era la época anterior a la decadencia total de la postguerra) y está claro nada más escuchar esta pieza musical, que lo estaba».

    No veo qué aspectos del «Bolero «de Ravel son esencialmente eróticos. La repetición, así como el añadir poco a poco elementos sonoros, es algo que se ha dado en multitud de géneros, subgéneros y estilos musicales incluyendo los de música clásica y religiosa.

    Respecto a los estudios que le envió a Ioseff (y no recuerdo si a mí también en el hilo anterior), no he visto que demuestre que los elementos musicales del rock inciten necesariamente a los valores y comportamientos que usted menciona. Los casos y estudios que nos ha mostrado muestran, efectivamente, a multitudes consumiendo drogas, practicando el «amor libre» y el libertinaje pero como consecuencia del estilo de vida de los artistas (así como de las letras de sus canciones), no por la música per se. Si los Beatles, por ejemplo, hubiesen tenido un estilo de vida más «recto» y en sus canciones hubiesen criticado el consumo de drogas, sus oyentes hubiesen «mamado» esas ideas y comportamientos.

    Saludos.

    Hasta los años 80, se consideraba una pieza bastante erótica, si bien es cierto que ya en nuestros tiempos viene a ser «vintage» y tiene el mismo «atractivo» que alguna moda de los años 70. La película «10», de Blake Edwards en 1979 tuvo muchísimo éxito gracias a Boléro.

  14. Alexander · ·

    Ioseff

    «Porque vamos la cantidad de hipocresías que uno puede leer sobre cristianos americanos, sobre cómo muchos líderes de iglesias ante un escándalo prefieren tapar (si una hija está preñada? a la ciudad a abortar antes de que se enteren) antes que reconocer y avisar, a pesar de la gran supuesta cultura conservadora que había antes, pues no sé, huele. Qué piensa usted Errante?»

    No me sorprende ese comportamiento. Hoy en día, en Occidente (o el reino de Maricatubelandia) hay cristianos que aprueban (incluso practican) los sangrientos sacrificios de niños a Baal-Moloch que se realizan en sus modernos templos conocidos como «clínicas abortivas». Que haya cristianos adoradores de Baal-Moloch es un concepto tan absurdo como un «frío muy caluroso» o un «hombre alto enano». Pero bueno, desde hace años que Occidente vive en el reino de lo absurdo, así que cosas como estas no desentonan 🙂

    Saludos.

  15. Pensador errante. · ·

    Buenos días/tardes/noches.
    En primer lugar me gustaría hacer un comunicado: si bien es cierto que sigo siendo anarcocapitalista he abandonado mi irreligiosidad y me he reconvertido al cristianismo. Al igual que don Joaquín soy tradicionalista, así como racialista, y se podría decir que también soy un «anarcoteocrático».
    En lo referente a la música popular, mi opinión ha cambiado radicalmente. Me equivoqué en mis anteriores análisis de la música rock. Como cristiano y como hombre con formación musical (así como músico intérprete y compositor ocasional) aconsejo a los cristianos (sobre todo a los jóvenes) hacer una toma de conciencia. La música es un lenguaje y, por ende, influye en la conducta humana. La sonoridad, la estructura formal, armónica y rítmica, la instrumentación, etc. de la música popular tiene un trasfondo explícitamente anticristiano. Os lo aseguro. Por ello insisto, aconsejo hacer una toma de conciencia.
    Saludos.

  16. Muy buena notícia, pensador «errante». Quizá ahora ya no sea tan «errante». Me alegro que usted se haya rendido ante la verdad bíblica. Una pregunta, eso sí. Cuando dice ser cristiano, ¿se refiere a cristiano de verdad o a católico? Si se ha convertido al catolicismo, entonces no es salvo, así que espero que realmente se haya convertido a la verdadera fe cristiana.

    Saludos

  17. Pensador errante. · ·

    Buenos días/tardes/noches.
    No, no soy católico. Soy cristiano aconfesional. Ahora bien, no me parece justo catalogar a los católicos como «no cristianos». Personalmente abogo por una alianza entre cristianos. Por supuesto, un no cristiano no puede salvarse y, bueno, respecto a los católicos, yo creo que mientras no sean papólatras son salvos.
    Saludos.

  18. ¿Ha encontrado usted iglesia en España? Los católicos no pueden ser cristianos si realmente creen en los dogmas que imparte su iglesia. Es posible que haya gente salva dentro del romanismo y persistan en esa «iglesia» por motivos personales, pero si DE VERDAD creen lo que enseña Roma, no son salvos según las propias enseñanzas de la Biblia. De todas maneras, me alegro que usted haya sido alumbrado por la luz del Espíritu Santo y ha visto que solo hay una manera de salvación: mediante Jesucristo, por la gracia de Dios.

  19. Pensador errante. · ·

    Buenos días/ tardes/noches.
    Procedo a responderle:

    «¿Ha encontrado usted iglesia en España?»

    ¿Se refiere a una calvinista?

    «Los católicos no pueden ser cristianos si realmente creen en los dogmas que imparte su iglesia. Es posible que haya gente salva dentro del romanismo y persistan en esa «iglesia» por motivos personales, pero si DE VERDAD creen lo que enseña Roma, no son salvos según las propias enseñanzas de la Biblia».

    Bueno, este es un tema complejo….
    Hay aspectos muy peligrosos de la doctrina católica (distinción entre pecados «capitales» y «veniales», adoración a los Santos que no son Dios, afirmación de que María está libre de pecado…), eso es cierto. ¿Pero qué hay de, por ejemplo, los católicos españoles que a través del imperio transmitieron el evangelio a América? Yo creo que dichos españoles eran cristianos. No olvidemos que sólo Dios es infalible.

    «De todas maneras, me alegro que usted haya sido alumbrado por la luz del Espíritu Santo y ha visto que solo hay una manera de salvación: mediante Jesucristo, por la gracia de Dios».

    Le agradezco su apoyo. Efectivamente, solo a través de la fe en Jesucristo se puede conseguir la salvación. El que no sea cristiano y muera como tal está sentenciado a ir al lado del fuego y el azufre.
    Saludos.

  20. «¿Se refiere a una calvinista?»

    Me refiero a una iglesia cristiana, no tiene por qué ser calvinista.

    «¿Pero qué hay de, por ejemplo, los católicos españoles que a través del imperio transmitieron el evangelio a América? Yo creo que dichos españoles eran cristianos. No olvidemos que sólo Dios es infalible.»

    Bueno, compartieron el Evangelio, sí, pero con muchísimos errores gravísimos (como algunos de los que usted señala). ¿Que si eran cristianos? No soy nadie para juzgarles en última instancia, pues solo Dios puede juzgar si alguien es verdaderamente salvo, PERO, es posible que algunos lo fueran, sí.

    Por curiosidad, ¿qué le hizo cambiar de rumbo y convertirse a la fe, joven?

  21. Pensador errante. · ·

    Buenos días/tardes/noches.

    «Me refiero a una iglesia cristiana, no tiene por qué ser calvinista».

    Entiendo. Bueno, conozco a otros cristianos. En ese sentido he encontrado iglesia.

    «Bueno, compartieron el Evangelio, sí, pero con muchísimos errores gravísimos (como algunos de los que usted señala). ¿Que si eran cristianos? No soy nadie para juzgarles en última instancia, pues solo Dios puede juzgar si alguien es verdaderamente salvo, PERO, es posible que algunos lo fueran, sí».

    Entiendo. Coincido con lo dicho por usted, aunque también hay que tener en cuenta que todos somos falibles. De ahí la importancia de la libreinterpretación. Ellos transmitieron a América la doctrina católica que, efectivamente, contiene muchos errores pero, como ya digo, sólo Dios está libre del error.

    «Por curiosidad, ¿qué le hizo cambiar de rumbo y convertirse a la fe, joven?»

    Cambié por motivos racionales y, en última instancia, por motivos de fe. Objetivamente hablando, el cristianismo no es una «religión más» como afirman los agnósticos, ateos y deístas. Es un hecho objetivo ha tenido un trasfondo internacional, así como un Dios implicado e interesado por la salvación del hombre, que creencias coetáneas y anteriores no han tenido. Por ende, el argumento relativista como supuesta «prueba» de la falsedad del Dios cristiano (argumento que me encadenó al deísmo desde el año 2017) lo considero, a día de hoy, inválido. Hubo otros motivos moral-racionales pero lo que me liberó de las cadenas deistas fue la objetiva singularidad de la fe verdadera.
    Finalmente, la fe reafirmó mis creencias. El notar la presencia de Dios. Deduczo que usted que ya lo habrá vivido sabrá a qué me refiero con esto último.
    Un saludo.

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: