Un condado rojo en un estado azul

Señores: Ayer al mediodía, arribé en el famoso pueblo de Cape May, estado de New Jersey. Es el retiro veraniego más antiguo de EEUU, y una maravilla de pueblo. Dicen que este condado, Cape May, es un condado rojo en un estado azul. Es decir, un condado conservador en un estado tan progresista y demócrata izquierdista como es New Jersey. La verdad es que, siendo honesto como siempre, ya conocía yo este pueblo desde hacía muchos años y, efectivamente, se nota que es un sitio conservador. Un apunte: en EEUU, a diferencia de Europa, “azul” es el color de la izquierda y “rojo” es el color del Partido Republicano, de la derecha.

Una de las características que más llaman la atención es la educación de las personas por la calle. Pasas por desconocidos y todos te saludan verbalmente o con la mano (el “handwave” famoso de los anglosajones). Es un pueblo donde predomina la gente anglosajona y rubia, protestante. El número de personas negras o de otros grupos visiblemente étnicos se pueden contar con una mano. Es un pueblo caro, donde las casas casi todas son del siglo XIX y para comprar necesitas millones de dólares. En menos de 15 minutos andando, llegas al paseo marítimo. Pero, insisto, siempre me llama la atención aquí lo gentil que es la gente. Incluso, hasta jóvenes adolescentes suelen saludarte si pasas por su casa. Por supuesto, esto es impensable en NY o incluso en los pueblos adinerados de zonas más progresistas. Últimamente, se han ido mudando “New Yorkers” y algunas personas aquí no les gusta que venga gente de Nueva York porque dicen que los “New Yorkers” arruinan la política local. Numerosas casas aquí tienen carteles a favor de la policía y los bomberos. Otras ponen carteles tipo “aquí se respeta la ley y el orden, esto es propiedad privada”. En las tiendas, me ha gustado mucho los carteles que rezan “controla a tus niños. Si sus hijos rompen algo, pasa por caja para pagar el objeto”. Otra cosa interesante: casi todas las emisoras de la FM aquí tocan música o clásica y lo más moderno que suelen poner es música de los 80 (música de la última década realmente blanca). A muy pocas personas de orígenes étnicos no blancos les gusta la música de los 80 porque claro, no pueden identificarse con ese sonido tan blanco y principalmente británico o anglo-americano. No he oído ni una sola emisora com “hip hop” o el vomitivo “reguetón”.

¿Dónde me hospedo? Como os había comentado en una entrada anterior, soy accionista de la “Southern Mansion”. Es una mansión enorme del siglo XIX, propiedad originalmente del industrialista George Allen, de Filadelfia. Esta zona, tradicionalmente, atraía a los millonarios en el siglo XIX de la zona de Filadelfia y en parte, aún sigue esa tradición. Casi todo el mundo aquí viene de Filadelfia o más al sur, de Delaware. Personalmente, yo no cambiaría jamás este estilo por algo modernillo y cutre. Esta casa tiene cortinas largas con encaje, persianas de madera, techos altos, muebles de madera de caoba, candelabros, mesas con lámpara para escribir y, aparte de todo eso, otra cosa que me encanta es el silencio eterno de los huéspedes. Apenas se oye a la gente hablar en el desayuno y eso siempre es una bendición. Me gusta estar rodeado del sonido de gaviotas, caballos y otros animales nobles. Los animales siempre me han gustado muchísimo más que los seres humanos. Me dedico a la contemplación solitaria, a la lectura y, cuando me apetece hablar, hablo solamente con los animales o con personas muy selectas de un círculo reducido.

A las 6 de la mañana, me despierto y me preparo para el día, rumbo al paseo marítimo. Horas después, llego a la mansión de nuevo para que me den el desayuno. El desayuno consiste en (al menos el mío), zumo de naranja natural, café con crema, tortita, tostada de molde con mantequilla y mermelada, beicon, y salchichas con patatas. Es un desayuno muy al estilo clásico anglosajón y eso permite que a la hora del almuerzo, no se coma tanto. Las cenas me las suelo tomar en el gran comedor y entonces doy otro paseo por el pueblo.

Esta mansión fue diseñada por el famoso arquitecto Samuel Sloan. Durante 83 años, todos los descendientes de Allen usaron esta casa como retiro veraniego. Las habitaciones están muy equipadas para mi gusto con varias lámparas, sofá clásico, mesa para escribir y gran cama tamaño “king”. Todas las habitaciones tienen una copia de la Biblia, por supuesto. También tienen grandes armarios de madera, del siglo XIX…madera oscura, como debe ser. A las 6 de la tarde, las criadas suben para preparar tu habitación para la temporada nocturna. Los huéspedes siempre me dicen que parezco el dueño de la casa, ya que me conozco todos sus secretos, puertas y rincones. Normal, pues algunos siempre han dicho que soy un alma antigua en cuerpo de joven.

En este pueblo, si te quedas a vivir, todo el mundo se conoce más o menos. La zona céntrica es muy pequeña y al final vas conociendo a los vecinos de toda la vida. Me gusta que no hay los típicos pesados “modernillos” ni impresentables de zonas como Nueva York. No he visto a un solo joven en chanclas por la calle (salvo en donde la deben llevar, en el paseo marítimo). Pero, por las calles del centro hay mucha gente bien vestida. Yo, por ejemplo, siempre llevo chaqueta americana y nadie se inmuta ni te mira mal por eso. En España, recuerdo que por vestir de forma clásica, mucha gente me miraba mal o me hacían la típica pregunta estúpida “¿no tienes calor con eso??” Pues no, NO tengo calor. Mi ropa no está fabricada en China como la tuya. Mi ropa es de algodón y hecha por los Amish en Pensilvania. Nuestros ancestros llevaban ropa y chaqueta en pleno mes de julio, incluido en España, y nadie se quejaba del “calor”. Cuando tu ropa es de calidad y buen material, no sudas. Me encanta que este pueblo esté lleno de gente mayor formal. En los bares, nadie tampoco te mira ni vienen desconocidos a charlar contigo de forma babosa y pesada. El pueblo es formal, pero a la vez, relajado y sin agobios. Incluso, he ido por el paseo marítimo en ropa formal y NADIE mira. En la cultura anglosajona, lo “diferente” no está mal visto. En España, si alguien fuera por el paseo marítimo en chaqueta y corbata, todo el mundo te miraría mal o raro. Pues eso, nada más que añadir salvo que estoy muy a gusto en la formalidad, con normas estrictas y todo marchando en orden. Así ha sido toda mi vida: ordenada y silenciosa. Aquí tenéis algunas fotos de la gran casa de Allen.

10 comentarios

  1. Cualquiera · ·

    En la primera foto aparece un cuadro de un desnudo femenino, en la misma habitación en dónde hay una copia de la biblia. En dónde vivo en el siglo 19 llegaron unos alemanes , una de las cosas que molesto a la que sería la élite local conservadora, era que tuvieran reproducciones cuadros de desnudos. Incluso hasta hace muy poco en las casas los cuadros solían ser reproducciones de pinturas religiosas o paisajes. Me resulta curioso que los descendientes de los puritanos, que algunos han comprado con los extremistas musulmanes, estuviesen más abiertos a la representación de cuerpos desnudos que los católicos de mi país.

  2. @Cualquiera:

    Parece un desnudo, pero no está desnuda del todo. La pintura juega un poco con el coqueteo. Pero, por otro lado, sí. Los descendientes de los puritanos son muchísimo más abiertos de lo que la gente piensa. Incluso, se suele acusar a los puritanos de no beber alcohol. Nada más lejos de la realidad. El alcohol es parte fundamental de la existencia de no pocos puritanos y neo-puritanos.

    Muy cierto lo que comenta de las pinturas religiosas. Para nosotros, eso es idolatría papista y, en consecuencia, casi ninguna casa protestante va a tener pinturas de vírgenes o santos papistas.

    Para mí, la gente más parecida a los musulmanes son los católicos extremistas. Son religiones totalitarias y liberticidas. No creen que un hombre debe leer la Biblia a su manera ni mucho menos intepretarla en libertad. Dios libre el día que en mi casa se ponga un estatua o imagen religiosa católica. Siento desdén hacia el catolicismo y el islam. Detesto las religiones que atentan contra mi libertad.

    Saludos

  3. La tranquilidad y los sonidos que hay en ese lugar es como ir a una estancia argentina, precioso.
    A veces tengo un bloqueo mental cuando veo cosas antiguas de Estados Unidos, uno esta acostumbrado a la historia europea. En mi pensamiento mundano es como comparar al sistema educativo a CUNY (un sistema curioso, barato pero se escala socialmente) con Oxford o la desaparecida universidad de Paris.

  4. Ioseff · ·

    “Para mí, la gente más parecida a los musulmanes son los católicos extremistas. Son religiones totalitarias y liberticidas. No creen que un hombre debe leer la Biblia a su manera ni mucho menos intepretarla en libertad. Dios libre el día que en mi casa se ponga un estatua o imagen religiosa católica. Siento desdén hacia el catolicismo y el islam. Detesto las religiones que atentan contra mi libertad”

    *Facepalm* Ve por qué le digo Alfredo que todos somos hipócritas en mayor o menor grado? A usted no le guste que la gente asocie mentalmente cristianos católicos con cristianos protestantes y muy especialmente que confundan católicos con puritanos… y sin embargo, bien que olvida usted eso con los musulmanes, porque claro, no hay controversias teológicas entre musulmanes, entre niveles de buen comportamiento fiel, entre qué niveles debe haber de tolerancia y cuales de aplicación, de interpretar el Corán o qué quiere decir exactamente y donde poner el “agree to disagree” y en qué grado debe ser “spiritual warfare vs actual warfare” y todo eso. No no no. Según usted los musulmanes son iguales que los católicos extremistas (“nevermind that muslims hate idolatry” y todo eso).

    Recomiendo que se limite a hablar de lo que sabe. Ah y antes de que diga que usted conoce musulmanes, le recuerdo que me he criado a ambos lados del Alborán, y hay de todo, como en todas partes, y no, no desproporcionadamente.

    Y para que vea que no es que les defienda, sino que quiero simplemente que cuando se les mencione, sea con CONOCIMIENTO (no creencia, no estereotipos, CONOCIMIENTO) voy a hacer un comentario a esta parte que no deja en buen lugar a ciertos de ellos: “En España, recuerdo que por vestir de forma clásica, mucha gente me miraba mal”

    Esto es lo que algunos musulmanes no captan: No miran mal a la “morita” por tener hijab (o incluso chilava que efectivamente, daría calor si está hecho de materiales artificiales) o al morito por tener fez o venir de África (salvo si nos metemos en la mente de los casos singulares que sí lo piensan) sino por ser DIFERENTES, punto. Si yo voy con una chaqueta clásica, o “peor” aún, boina roja, aunque no tengan ni puta idea de carlismo, la gente me mirará mal o raro porque no se ven boinas rojas en casi ninguna parte. Y aclaro que no soy carlista… pero sospecho que por parte paterna puedo tener algo de sangre navarra, y nací un 29 de diciembre, así que… quizás algún día me ponga la boina roja “just to prove a point”. En cualquier caso sepa que lo que digo Alfredo no es por “contrarianism’s sake”, sino porque estamos para aprender, todos de todos, no?

    Y ya ni digo si llevara SOLO la boina roja (pero eso escandalizaría en todos lados, admitámoslo)

    P.D.: Sigo preparando la respuesta en el tema de “Chauvin”, digamos que será un “ensayo” para explicar bien bien bien mis posturas y que no haya recargo de duda sobre por qué digo esto o aquello (otra cosa es que yo pueda estar equivocado, que puedo estarlo)

  5. @Pablo:

    He oido algo sobre las estancias argentinas y es interesante el tema. En efecto, mucha gente olvida o ignora que, exceptuando grandes ciudades o concentraciones geográficas, EEUU tiene muchísimos rincones y secretos. Hay partes que aún ni te enteras que estamos en el siglo XXI.

    @Ioseff:

    Qué desagradable le noto en su comentario, ¡qué amargura! Al menos, así me lo parece.

    ¿Ignoro que no hay controversias teológicas entre musulmanes? Jajaja, no sé de dónde es posible que saque tal conclusión, pero en fin…me refiero al ISLAM y, por mucho que usted de patadas desesperadas, la comparación es como si dijera que como hay CATÓLICOS ROMANOS que NO son liberticidas, entonces la Iglesia Católica Romana es irreprochable o que no se la pueda criticar de cierta manera. Lo cierto es que el ISLAM, al igual que la religión CATÓLICA ROMANA tiene creencias y doctrinas. Que algunos de sus fieles las cumplan o no me resulta irrelevante y no ha refutado usted nada de lo que he dicho. El Islam, al igual que el catolicismo, es una religión totalitaria. No creo que eso sea tan controvertido para usted y si lo es, es francamente digno de asombro que usted cuestione algo tan evidente. Y sí, un católico extremista…en caso de existir o cuando existían más, tiene más en común con un islamista que un protestante.

    El Islam se construye sobre el “hadiz” y los papistas tienen TRADICIONES eclesiásticas, que viene a ser LO MISMO el concepto islámico del hadiz. Eso sin contar los califatos que tuvieron los musulmanes, que es su equivalente al papa católico.

    También ambos han mezclado IGLESIA Y ESTADO, o en el caso musulman, ISLAM CON ESTADO. Los puritanos, concretamente, fueron quienes separaron ambos después del siglo XVII.

    Así pues, como ve, algo sé sobre el tema. Usted no me puede dictar sobre qué hablar, máxime cuando no he dicho nada incorrecto hasta ahora.

    Con respecto a lo de “diferente” — efectivamente, pero yo no he dicho tampoco que se les mire mal por SER musulmanes, ¿o he dicho yo semejante cosa? Lo que digo es que en la Europa continental, no se aceptan ciertas diferencias evidentes. Todo ser humano quiere tener cierta normativa o expectativa y todo lo que no sea “usual” puede que le choque, es lógico…pero el grado de tolerancia hacia lo “diferente” o “raro” sí varía según dónde estés y España no es conocida por su tolerancia a lo “raro” o “diferente”. Siendo justos, tampoco la mayoría de países euro-continentales, asiáticos o sudamericanos o centroamericanos. Donde únicamente, históricamente, se ha permitido bastante disidencia es en el mundo anglo-protestante. Creo que usted eso lo sabe también, pero insisto en que ha querido tener cierta vena “contrarian” hoy, lo cual lamento en parte porque como matemático, me gusta el acuerdo y el pensamiento unido con la lógica.

    ¿Si llevara SOLO la boina roja? Escadalizaria a muchos, sí…aunque dependiendo de las “herramientas” que porte, igual a más de uno le guste…pero como tampoco nunca le he visto, no podría afirmarlo 100%.

    Tema Chauvin: No hay prisa. Gracias.

    Saludos

  6. Ioseff · ·

    Precisamente por eso: EL ISLAM… pero si yo digo LA IGLESIA, entonces sí nos ponemos quisquillosos (y lo digo yo, sí, que soy muy quisquilloso, pero ahí está la diferencia, yo no hago prisioneros en esto: Soy quisquilloso con todos si veo que hay gente que se pone generalista en unas cosas pero luego es muy quisquilloso con lo suyo)

    Amargado? Bueno, otros dicen eso de usted por argumentar “fuerte”, va usted a usar su mismo argumento? Si yo soy amargado, usted también. (Note que no niego la mayor, sino que usted usa el mismo argumento que otros usan contra usted)

    Lo cierto, cuando estudias bien el Islam… es que como todas las sociedades humanas fuertemente teologizadas, acaba habiendo divisiones de todo tipo, y sí, MUCHAS de ellas basan el ISLAM en someterse VOLUNTARIAMENTE a Dios, en que no tiene ningún sentido hacerlo por fuerza de armas (precisamente usted alaba a la dinastía de los saudíes por ser “progresistas” frente a un pueblo según usted reaccionario. Bueno pues en no poca parte la monarquía saudí es así porque el salafismo promulga esa sumisión voluntaria e incluso la tumba de Mahoma es considerada idolatría por ellos, fíjese qué cosas, pero es que este tipo de controversias ya han existido, en todas las religiones, también entre islámicos en el pasado, el contexto no es tan diferente). Otras en que no se puede seguir al líder (Khalifa en su caso) incondicionalmente. Por supuesto otros piensan de otra manera, y a qué me recuerda eso… ejem, ejem!

    Y por eso hay también mucha fragmentación islámica: Porque lo que unos creen que el Corán justifica, otros NO lo creen, pero es el mismo trozo de texto. No tan diferente de ustedes, si me pregunta.

    De hecho ni tengo que irme al Islam, le recuerdo el problema de las autocefalías ortodoxas (porque Roma básicamente decía “por mis huevos morenos”), o la controversia Calquedonia (que corría justo cuando los islámicos vinieron y… o que sorpresa, los islámicos no les reprimieron ni nada al conquistar), o el pelasgianismo y el semipelasgianismo, o el nestorianismo, etc etc. Si reconoce usted que la Biblia hay que estudiarla EN SU CONTEXTO… bueno, haga lo mismo con el resto. De otro modo, eso tiene un nombre: Hipocresía.

    YA que odia usted a los jesuitas, bueno, si fueran tan liberticidas, el debate de probabilismo vs probabiliorismo vs tuctorismo no habría aparecido. Aunque hay que admitir que el que no ganara el probabilismo no es exactamente enternecedor, pero reconoce una realidad fundamental: No importa cuanta “represión” haya, los debates siempre resurgirán. De hecho lo que a Roma le jode no son los debates, es saltarse su autoridad. Tengo que recordar lo que pasó con Galileo? Así que supongo que no es tan imposible convencer a Roma, simplemente hay que leer los tiempos de las sociedades y así, bueno, se encuentra el camino. Y usted reconoce la necesidad de un poder central, sobre todo para debatir y promulgar lo que las élites intelectuales piensen adecuado. LA diferencia es que Roma es mala porque… mató alguna gente. Como todos? Porque ni tan siquiera lo de “separación” de la Iglesia y el Estado me convence APARTE de los Estados PApales, ahí SÍ que existe eso, pero en los otros reinos/ducados/marquesados/condados no eran un poder absoluto (incluso en los estados papales es argumentable, pero bueh). De hecho, según el argumentario de la separación Iglesia-Estado, no es el Anglicanismo, que concentró el poder del monarca y de la iglesia en un solo cuerpo, más absolutista? No digo que sea cierto, digo que “it holds water”, que es plausible.

    Y si usted lee mi comentario anterior cuidadosamente (que tampoco es largo, no como este), verá que no me refiero a excepciones en ningún bando, sino que en ambos, las proporciones son notables. Usted ha querido hacerlo ver como que yo defiendo excepciones, no es así, soy consciente de las corrientes sociológicas, que nunca son algo de proporción insignificante.

    En cuanto a lo de mezclar Iglesia y Estado, recordaré que en EEUU ha habido ciertas leyes por ciertas afiliaciones religiosas. Acabo de mencionar como el Islam no es ese represor de religiones que a veces se le hace ver (Tampoco son hermanitas de la caridad siempre, depende del CONTEXTO de sus tiempos).

    También debo decir que me decepciona que usted use tanto la separación Iglesia-Estado como argumento sin querer primero entender cómo es que precisamente la sociedad pasó a ser tan religiosa. Esto es como decir que no ha habido cristianos auténticos hasta que llegaron los puritanos. Y no, lo cierto es que como en TODAS PARTES, siempre ha habido sociedades con más separación secular-creyente que otros. Los reyes SIEMPRE fueron poderes seculares, nunca lo olvidemos (al menos hasta que le dieron el dedito a Roma). Por qué los reyes entonces necesitaban la bendición divina? Bueno ya le mostré un artículo académico dos veces que básicamente explicaba como era que TODA la sociedad era cristiana, y que por ende, si el rey no recibe bendición divina, eso explica del poder CULTURAL, y no tanto político-jerárquico (aunque tampoco está ausente, OJO) de la “malvada” Iglesia.

    Ah, hay una cosa que olvida usted: SÍ existen los “Quran-only believers”. Sabe por qué son tan pocos? Porque los pocos que creen siempre están argumentando enternamente sobre qué significa cada cosa. Los mensajes divinos se hacen con el lenguage de los hombres, cosa que algunos quieren olvidar. Por eso creen en el “hadith” (aunque yo lo he escuchado más como “haditz” pero como sea): Por creer en una tradición que EXPLICA EL CONTEXTO. Esto es absolutamente fundamental también en otras tradiciones religiosas. Por qué cree que ha habido tanta fragmentación religiosa en EEUU? Porque argumentan y argumentan “No esto es lo que quiere decir” “NO, esto es lo que realmente quiere decir” “NO NO, quiere decir que debemos ir a cuchillo” “NO, quiere decir que debemos respetar nuestros espacios” etc etc. Y no nos engañemos: Es la misma lógica que usted sigue, de que las cosas no se pueden despegar de su contexto, pero claro, tenemos distintos lenguages al hebreo, así que hay juegos de palabras que no captamos, frases hechas, conceptos culturales, etc.

    Usted quiere uniformidad cultural. Esta uniformidad cultural ha de ser consensuada. Bien. Me explica cómo se conseguirá eso en un país donde puedo como mínimo nombrar tres ramas mayoritarias de cristianos? Presbiterianos, Metodistas, Mormones. Iba a decir cinco, pero Católicos y Episcopalianos me parecía “foul play” ya que no son exactamente un producto 100% estadounidense jeje. No obstante su presencia tolerada pero no muy respetada sí es producto EEUU. Ah y me olvidaba de también las ramas islámicas que surgieron allá con raigambre negra. No sé pero me da la sensación de que tarde o temprano habrá que haber una “Ekkleslam Brhm” donde haya que ponerse de acuerdo en que los humanos siempre han interpretado el mensaje divino según SU contexto y no tanto el de aquel que promulgaba la palabra divina. Y de ahí tendrán que admitir que todo mensaje, toda guerra, toda controversia era “fair enough”. Quizás estemos condenados a entendernos… y a disentir. “Agree to disagree” como dirían por allá.

    Y sí, debemos tener cierta unión pero no unidad, no nos confundamos, yo soy una unidad y usted otra, y nuestra UNIÓN es la que hace la fuerza, y unión es armonización hasta conseguir sincronía, no la uniFORMIdad (concepto que ha jodido muchísimo a la nación española como usted sabrá). Y no veo qué unión puede haber si usted no admite que quizás sobresimplifica el tema de otras religiones, si usted no admite que quizás “los otros” tienen razones tan válidas como usted (una vez pasado el shock de “it cannot be!”). Así que no me veo como contrario sino como complemento (jamás como suplemento… dudo que alguien pueda sustituir su poder retórico).

    De los musulmanes y su ropa simplemente lo añadía para que vea que no defiendo (o como usted dice, pataleo) específicamente a los musulmanes, y que de hecho hay mucho “ofendidito” y simplemente CONTEXTUALIZABA el que la gente les mire de forma diferente de la misma manera que a usted y a cualquier otro si te sales de la norma y de que es lo natural, y que no es por ser “racista” sino porque lo diferente choca y punto.

    …parece que usted no niega que yo pudiera ir SOLO con la boina roja. Mi chascarrillo era porque estoy seguro de que en ese buen sitio en el cual usted está me arrestarían por escándalo público (y aclaro, tampoco soy nudista, “but one DOES wonder…”)

    Una última pregunta: ¿Es usted de los matemáticos que dicen “todo son matemáticas”?

  7. 1793 · ·

    Muy interesante las observaciones que han hecho en sus comentarios. Creo que pueden relacionarse con el tan traído y llevado asunto de la tolerancia. Desde mi punto de vista, la tolerancia solo es real cuando se tiene un concepto particularista del mundo. Cuando se aceptan las diferencias como constitutivas del mundo y no se intentan imponer verdades universales como si fueran revelaciones de la verdad absoluta. Soy de la opinión de que los credos universalistas tienden indefectiblenenre hacia el expansionismo, el totalitarismo y la violencia para hacer triunfar el bien sobre el mal. Si admiten de mala gana la diferencia, si la toleran, es porque no tienen más remedio que hacerlo por su debilidad, mientras acumulan fuerzas para imponerse por las bravas. La tolerancia es para ellos una treta y nunca una convicción sincera. Para estos credos la verdad es solo una, eterna, revelada e indiscutible; incumbe a toda la humanidad, que solo se liberará del mal cuando tenga una sola fe, un solo credo, una única verdad. Los límites de esa verdad coinciden con los límites de la propia humanidad y los que caen fuera de esa verdad universal deben ser conducidos al redil de la misma, porque su misma existencia autónoma y particular compromete el plan de redención universal. Son una mancha inadmisible que debe limpiarse cuanto antes. Al final, la humanidad, reconciliada con una única verdad, coincide consigo misma, sin discrepancias internas, y se logra la liberación a través de la uniformidad total. Estos credos universalistas y expansionistas son el cristianismo, sobre todo en su versión católica (=universal), el iluminismo del siglo XVIII y su idea racionalista y abstracta de un hombre universal, que representa a una humanidad falsa, porque semejante humanidad de gabinete nada tiene que ver con las culturas humanas concretas y reales, históricas, y, por supuesto, la idea marxista de la redención del proletariado al margen de fronteras y países. Pese a ser aparentemente enemigo del marxismo, el neoliberalismo es otra doctrina puramente universalista que confía ciegamente en el mercado universal como mecanismo de redención y unificación mundial. Todos iguales, todos consumidores, todos moviéndonos como mercancías por un mundo convertido en un inmenso zoco. El hombre es un producto más y tan impersonal como un objeto inanimado. Este es el último avatar de la ideología universalista: el credo del mundialismo globalizador, que hace tabla rasa de todas las diferencias culturales, étnicas o nacionales. Estos credos son por naturaleza intolerantes y no soportan diferencias porque sus dioses, sean la iglesia católica, el mercado, o el proletariado, son por esencia la única verdad en la que debe comulgar toda la humanidad. El resultado final es una humanidad roma, vulgar, embrutecida e igualitaria, en el peor sentido del igualitarismo: todos iguales porque todos pensamos lo mismo, decimos lo mismo y no admitimos nada distinto porque ese gusano de la duda supone una fisura en el edificio del colectivismo universalista del pensamiento unánime, o sin pensamiento, porque donde no se permite la duda y la discrepancia el pensamiento de anquilosa, se seca y acaba muriendo cuajado en dogmas intocables. Hoy, los dogmas intocables del mundialismo globalizador neoliberal se codifican en la llamada corrección política: igualitarismo vulgar, pretendido antirracismo, feminismo, debilitamiento de los Estados nacionales ante las instancias supranacionales, progresiva eliminación por inundación inmigratoria de la cultura occidental, memorias históricas de los “oprimidos y perdedores” y campañas perfectamente orquestadas de acoso y derribo contra el ” blanco, varón, heterosexual y patriarcal.” Por tierra, mar y aire. Sistemáticamente, se expulsa del redil de la respetabilidad moral al discrepante, degradado a la condición de racista, reaccionario, fascista etc etc.

    Nunca ha habido menos tolerancia real que ahora. Actualmente, la única tolerancia conocida implica aceptar porque sí los dogmas del universalismo rampante. De ahí la banalización total del discurso público, la repetición de veinte o treinta tópicos vulgares, y la falta casi absoluta de un pensamiento crítico, tanto a derecha como a izquierda. El pensamiento ha sido sustituido por opinadores baratos que dicen básicamente lo mismo y no plantean duda alguna respecto a las verdades asumidas universalmente. Muerte al diferente porque su disenso implica un insulto y una amenaza a la tranquilidad de cementerio mental que reina.

    Para mí, solo un pensamiento particularista, que acepte con valor las diferencias humanas, que no se asuste por lo que puedan pensar los demás, que está dispuesto a debatir sin el a priori de buenos y malos, que acepte que los hombres somos iguales en dignidad y derechos, sí, pero absolutamente desiguales en todo lo demás (cultura, inteligencia, raza, religión, valores, voluntad, estructuras familiares, formas de vida), que atribuya a cada uno su responsabilidad porque acepta su particularidad, y que igualmente admita que, al igual que los hombres son distintos, las culturas de esos hombres también lo son. Los hombres son distintos entre sí, pero los hombres de cultura y raza parecida son más iguales entre sí que los hombres de raza y cultura distintas y distantes. Para mí, el único igualitarismo admisible, y dentro de unos límites, es el parecido evidente, automático, entre los que están dentro de mis límites culturales , y por tanto los considero más próximos e iguales a mí, aunque, naturalmente, sean también distintos. Yo soy blanco, español y mediterráneo; es normal que en principio sea más igual, tenga más afinidad, me parezca más, a otro español, blanco y mediterráneo que a un esquimal. Y el esquimal, si es racional, pensará lo mismo. Igualdad solo entre los que que por razones de cultura, nación y raza son más iguales entre sí, son más pueblo, más comunidad, por motivos históricos, geográficos, culturales etc. Pretender la igualdad con un chino es sencillamente destrozar los lazos igualitarios entre los afines naturalmente y disgregar a la gente en el universo global, sin identidad, informe y caótico. Es lo que se busca: destruir la identidad colectiva que brota naturalmente del igualitarismo cultural para imponer el popurrí global. Hay que destruir las naciones, las culturas nacionales, las razas, y acabar con las fronteras. No es palabrería. Lo vemos a diario. “Hoy han llegado 300 inmigrantes más al puerto de tal. ” Hoy. Solo hoy. Es una invasión pura y simple. Occidente está en venta por liquidación.

    El Islam es un credo universalista especialmente violento y totalitario. Acepta plenamente la guerra o yihad para imponer su fe, que es cultura árabe medieval y retrógrada. El Islam busca la sumisión de toda la humanidad a un único Dios. La humanidad se divide entre creyentes e infieles. Con los infieles solo se busca una cosa: convertirlos de grado o por la fuerza. Por supuesto, el fundamentalismo de los fines se combina con el pragmatismo de los medios. No puede ser de otra manera. El objetivo último es que no queden infieles. Así sea dentro de mil años. Todo el universo será de Dios cuando todo los seres humanos sean musulmanes. Sin más. Es imposible que una fe teocrática así sea tolerante. No lo son nunca los universalistas. El Islam, forma teocrática y guerrera de universalismo religioso, todavía menos.

    Disfrute mientras pueda Alfred de su bello refugio. Es como un pedazo de la América clásica, blanca, anglosajona y protestante, en unos EEUU en donde pronto los blancos serán minoría y sus instituciones y credo cívico serán sustituidos por otras certidumbres. Hombres distintos, credos distintos. Casi una reliquia es esa hermosa localidad roja dentro del azul dominante. Y lo digo con pena.

    Saludos cordiales.

  8. Pensador Errante. · ·

    Buenos días/tardes/noches.

    Ando falto de tiempo para escribir en profundidad pero he podido seguir este interesante debate y me gustaría hacer unos apuntes a Ioseff:

    Es cierto que, al igual que el cristianismo, el Islam tiene diferentes vertientes. Ahora bien, es importante recordar que el Islam fue fundado por un líder político-militar mientras que el cristianismo fue fundado por un predicador. Ergo, el Corán se concibió desde sus inicios como un escrito político que, por supuesto, abogaba por la teocracia. No es el caso del cristianismo que, al igual que el budismo, es más “apolítico”. No sé si me explico.

    Saludos a todos.

  9. Ioseff:

    “Precisamente por eso: EL ISLAM… pero si yo digo LA IGLESIA, entonces sí nos ponemos quisquillosos (y lo digo yo, sí, que soy muy quisquilloso, pero ahí está la diferencia, yo no hago prisioneros en esto: Soy quisquilloso con todos si veo que hay gente que se pone generalista en unas cosas pero luego es muy quisquilloso con lo suyo)”

    Aquí no se trata de ser “quisquilloso” o simplón. Simplemente, que se ha hecho una equiparación y que ésta es procedente entre Islam y catolicismo romano. Ya que vd es muy conocedor, al parecer, de lo que he dicho y no he dicho a lo largo de los años, ¿acaso ignora entonces mis múltiples comentarios sobre no pocas denominaciones protestantes? Incluso, he sido tan meticuloso que he hablado de las diferencias entre calvinismo y fundamentalismo.

    Tema amargado: hmm, desconozco que me hayan dicho eso, pero si lo dijeron, confunden eso — el tener una cierta firmeza con amargura…para mí amargura es sentir cierta impotencia ante los acontecimientos, cosa que no es el caso. En el caso suyo, dije que me daba esa impresión porque le noté bastante apasionado en el tema, casi como si usted mismo fuera musulman o que yo haya tocado un punto débil en lo personal. Pero bueno, las impresiones son solamente eso: impresiones. A mí por ejemplo varios españoles me han dado la impresión de ser “no blancos” y resulta que su ADN dice lo contrario a mi impresión y que su piel incluso es bastante más blanca que la mía, pero en fin…no se lo tome a mal.

    “(precisamente usted alaba a la dinastía de los saudíes por ser “progresistas” frente a un pueblo según usted reaccionario”.

    Es que es así — se ha dado el fenómeno en muchas sociedades de que la propia “élite” es más progresista que el pueblo. No creo que sea un criterio tan exótico: véase Reino Unido, EEUU, España en el siglo XIX…y sí, en el caso saudí, es así también. La élite es bastante más “occidental” en sus gustos que el pueblo llano, como pasaba en España en la época de Napoleón.

    “Y por eso hay también mucha fragmentación islámica: Porque lo que unos creen que el Corán justifica, otros NO lo creen, pero es el mismo trozo de texto. No tan diferente de ustedes, si me pregunta.”

    Bueno, eso tampoco significa mucho si a la hora de la verdad se toman ciertas decisiones políticas basadas en el texto. Le repito lo anterior: las divisiones que puedan existir o no entre confesiones de la misma religión no tienen mucha importancia a la hora de tomar decisiones basadas en ellas. Mire si no a los católicos: la mayoría de papistas no tienen ni pajolera idea de sus propias doctrinas, pero el Vaticano es quien toma las decisiones.

    “Si reconoce usted que la Biblia hay que estudiarla EN SU CONTEXTO… bueno, haga lo mismo con el resto. De otro modo, eso tiene un nombre: Hipocresía.”

    ¿Hipocresía o iconografía más bien? Sí, la Biblia se estudia (o se debe estudiar en su contexto), pero yo no he hablado del Corán ¿o sí? He hablado, repito, del Islam como sistema y del catolicismo. Por más vueltas que le quiera dar, no es lo mismo y la equiparación es absurda. Lo que mucho menos procede es que, además, yo en un hilo de réplica escriba un ensayo sobre el Islam y el catolicismo. Eso es ya pedir demasiado de mí, aunque si eso es lo que quiere, me tiempo tiene un precio…y como buen “mercantilista” en estos temas, hablemos de precio.

    Pero mire, le voy a decir algo más ya que habla de hipocresía. Resulta curioso que en democracia, los ciudadanos como usted tanto suelen acusar a sus líderes de hipocresía. Hablemos de hipocresía, y déje al margen filosofías baratas de escritorio.

    Usted no es una persona tonta, así que le hablaré con un grado de madurez que espero no le haga mucho daño a su vida diaria, pero hay cosas que merecen la pena aprender…incluso, cuando signifique una pérdida de esperanza. Usted sabe perfectamente que la hipocresía es tan ubicua en la política democrática, en democracia, que no se puede tomar como un problema serio. Es más, tomar la hipocresía como algo muy serio es una señal de inmadurez política, o peor aún, más hipocresía. Usted sabe perfectamente que ningún ser humano, mucho menos en democracia, puede sostener todo lo que usted le exige como precio de su confianza mediante un voto o de alguna otra manera. En este contexto, pues (ya que usted le gusta tanto el contexto) es absurdo exigir que se practique lo que se predica y eso resulta en cinismo. La política detrás de la “anti-hipocresía” no es más que un juego interminable de desenmascaramiento mutuo, y todos vamos a perder ese jueguito. La democracia es un sistema que institucionaliza la desconfianza. Es el precio que se paga cuando se le da tanta confianza a sus representantes en un voto. Así que yo le pediría un poquito de más amor, de más cariño, de más paciencia, y que no rompa la poca confianza que queda imponiendo estándarers demasiado altos e imposibles de cumplir. Debe aprender a tolerar cierta inconsistencia entre lo que se dice y lo que se hace. De lo contrario, la política quedaría en manos de los cínicos y los pedantes. Y, ni se le ocurra a usted convertirse en una de esas cosas.

    Tema jesuitas: fueron liberticidas para los intereses calvinistas. Nunca dije que no tuvieran debates personales. ¿Debates? Hombre claro…también hasta en la URSS estalinista había cierto debate, otra cosa es qué consecuencias tiene a largo plazo para el DISIDENTE.

    “Tengo que recordar lo que pasó con Galileo? Así que supongo que no es tan imposible convencer a Roma, simplemente hay que leer los tiempos de las sociedades y así, bueno, se encuentra el camino. Y usted reconoce la necesidad de un poder central, sobre todo para debatir y promulgar lo que las élites intelectuales piensen adecuado.”

    Sí — de hecho, una de las grandes tragedias de los últimos 20 años es que hay mucho “enterao” que ha ido nutriéndose de internet y así ha surgido el populismo. Sé que a usted no le gusta la palabra, pero es la realidad — los últimos movimientos populistas en OCCIDENTE, han sido consecuencia de la libre desinformación, sí DESINFORMACIÓN, en la red. Con respecto al poder central, una cosa es un poder central político y otra es una iglesia autónoma, que tampoco es 100% autónoma, porque en última instancia es regida por cierto control político.

    Roma no es mala porque “mató” alguna gente. El problema de Roma, entre otros muchos, es su doctrina sobre la salvación y la fe. Con respecto al anglicanismo, me remito a lo que le dije anteriormente. Que yo sepa, nunca he sido amigo del anglicanismo…mas bien lo contrario. De hecho, los puritanos son producto de la expulsión que provocaron los anglicanos contra ellos. Precisamente, el problema del anglicanismo es que se parecía demasiado a ROMA.

    “En cuanto a lo de mezclar Iglesia y Estado, recordaré que en EEUU ha habido ciertas leyes por ciertas afiliaciones religiosas”.

    ¿Cuáles en concreto?

    “Los reyes SIEMPRE fueron poderes seculares, nunca lo olvidemos (al menos hasta que le dieron el dedito a Roma). Por qué los reyes entonces necesitaban la bendición divina? Bueno ya le mostré un artículo académico dos veces que básicamente explicaba como era que TODA la sociedad era cristiana, y que por ende, si el rey no recibe bendición divina, eso explica del poder CULTURAL, y no tanto político-jerárquico (aunque tampoco está ausente, OJO) de la “malvada” Iglesia.”

    ¿Y yo he dicho acaso que la sociedad no era religiosa EN TODO? No entiendo cómo es que le decepcione que yo utilice el argumento de la sep. igl-estado cuando nunca he afirmado que fuera algo popular necesariamente.

    “Esto es absolutamente fundamental también en otras tradiciones religiosas. Por qué cree que ha habido tanta fragmentación religiosa en EEUU? Porque argumentan y argumentan “No esto es lo que quiere decir” “NO, esto es lo que realmente quiere decir” “NO NO, quiere decir que debemos ir a cuchillo” “NO, quiere decir que debemos respetar nuestros espacios” etc etc. Y no nos engañemos: Es la misma lógica que usted sigue, de que las cosas no se pueden despegar de su contexto, pero claro, tenemos distintos lenguages al hebreo, así que hay juegos de palabras que no captamos, frases hechas, conceptos culturales, etc.”

    No nos desvíemos por favor. Mi comentario inicial (que sostengo y lo seguiré sosteniendo) es que hay más conexión entre Islam y catolicismo. Nada de esto cambia ese hecho, simplemente añade detalles. Muy bien, me alegro que le guste tanto detalle, aunque no es relevante para mi argumento inicial.

    Si la misión histórica del protestantismo mercantil ha sido mantener por ejemplo la seguridad y libertad de Europa y otros países…la suya (su seguridad), por ejemplo, ¿cree usted que el catolicismo o el islam le va a mantener libre y en democracia? Por favor…mucho antes de que la tinta se haya secado en tantos de esos tratados europedos, lo que me queda claro es que ni el Islam ni el catolicismo (ninguna organización islámica o católica haya puesto el grito en el cielo) contra la UE, por poner un ejemplo, mientras que si usted es tan dado a leer los datos, verá que según prensa nada sospechosa de ser “sectaria”, hasta el Washington Post afirma que son los protestantes los que MÁS han llevado su oposición a la Unión Europea a las máximas instancias.

    Lo que es incuestionable es esto: allá donde catolicismo e islam hayan metido pezuñas, allá donde ha habido pérdida de libertad.

    ¿Uniformidad cultural? Yo lo que quiero son acuerdos lógicos y que todos entendamos, porque es así, que 2 mas 2 suman 4. Sobre su pregunta, que me hace para provocar, le diré que propiamente dicho, aún con tantas sectas, hasta bien entrado el SIGLO XX, había uniformidad cultural en EEUU y otros países en LO QUE IMPORTA. En el método de gobernar, en el debido respeto a según que institución y, generalmente hablando, había cierta unidad cuando pasaba algo gordo.

    “Quizás estemos condenados a entendernos… y a disentir. “Agree to disagree” como dirían por allá.”

    Lo que más caracteriza esta época de desarraigo es la discordia, la incertidumbre y cierto hiper-individualismo llevado a extremos. De hecho, pretendo tocar ese tema con mucho más detalle riguroso en una entrada próxima.

    “Y sí, debemos tener cierta unión pero no unidad, no nos confundamos, yo soy una unidad y usted otra, y nuestra UNIÓN es la que hace la fuerza, y unión es armonización hasta conseguir sincronía, no la uniFORMIdad (concepto que ha jodido muchísimo a la nación española como usted sabrá). Y no veo qué unión puede haber si usted no admite que quizás sobresimplifica el tema de otras religiones, si usted no admite que quizás “los otros” tienen razones tan válidas como usted (una vez pasado el shock de “it cannot be!”). Así que no me veo como contrario sino como complemento (jamás como suplemento… dudo que alguien pueda sustituir su poder retórico).”

    ¿Shock? ¿Yo? Jeje (risa irónica), pocas cosas, por no decir ninguna, me provocan “shock”. Con respecto a la armonización, es precisamente lo que he ido defendiendo a raíz de que tal y como están las cosas, NO es posible ya tener nación. Por lo tanto, se tendrá que organizar las cosas de otra manera. Yo, a diferencia de usted, no soy optimista de que se puedan unir gentes tan dispares. Lo siento, pero ya lo voy viendo en un sitio que está muchísimo más diverso y mixto que España. Los liberales fueron imbéciles y torpes: nunca se dieron cuenta que si amplías los derechos, también necesitas ampliar EL ESTADO y, en ausencia de este poder, lo que vamos a tener es todo lo que degenera para cubrir el hueco, el vacío que queda: de ahi el movimiento “woke”, por ejemplo. En ausencia de un poder eclesíastico que te diga “esto es inmoral”, surgirán otros que te lo digan, aunque cambie la lista de pecados. Si antes el pecado era la “blasfemia” contra Dios, ahora el “pecado” es blasfemar contra George Floyd. Ya tocaré mas eso en detalle próximamente cuando pueda.

    “parece que usted no niega que yo pudiera ir SOLO con la boina roja. Mi chascarrillo era porque estoy seguro de que en ese buen sitio en el cual usted está me arrestarían por escándalo público (y aclaro, tampoco soy nudista, “but one DOES wonder…”)”

    Sí, eso téngalo por seguro que aquí en este glorioso sitio le arrestarían por eso, pero con respecto a ir en boina roja, probablemente en caso de que alguien lo note, lo achacarían a su étnia…”ahh es que fulano es de origen tal…normal que lleve la boina roja”. Me pasa lo mismo con un musulmán, de hecho. ¿Eres marroquí? ¿Y cómo es que no llevas la vestimenta tradicional de tu país? A mí, de hecho, me choca más un marroquí actuando como si fuera blanco occidental que al revés…ya ve, cuestión de criterios. En este glorioso pueblo, creo que ofendería más que usted hablara en voz fuerte antes que lo de la boina jeje.

    “Una última pregunta: ¿Es usted de los matemáticos que dicen “todo son matemáticas”?”

    No. Soy muy selectivo en lo que admito a mi “monasterio” de matemáticas. Considero que las matemáticas son el arte más pura y más bella. Si no es bella, no es matemáticas. Por lo tanto, no, por supuesto que no todo son matemáticas. ¿Por qué la pregunta?

    Saludos

  10. 1793:

    Interesante lo que comenta sobre el universalismo. Yo no soy universalista, soy realista…porque creo que efectivamente, las cosas varían según con quién estamos delante. En la famosa obra La República, Socrates distingue entre bárbaros y griegos en un conflicto. Contra los bárbaros, se permite el pillaje y la esclavitud, así como la profanación de cadáveres, mientras que entre griegos esto está prohibido. A oídos modernos, esto es un horror. ¡TODOS SOMOS IGUALES! Sin embargo, esto es pura fantasía a la hora de la práctica. Lo cierto es que los seres humanos SÍ tenemos PRIORIDADES. Casi todo ser humano trata mejor a un familiar antes que a un desconocido, o a un ser querido o amigo antes que a un extraño, y lo mismo pasa entre nacionalidades. Por lo general, cuando vemos una persona que NO HABLA nuestro idioma, ni comparte nuestra comida o cultura básica, NO sentimos afinidad. Hechos. Hechos. Incluso, esto se da entre barrios: damos más prioridad a nuestro barrio, o calle, o región, o ciudad que a otra donde NO vivimos. ¿Acaso no pasa esto también hasta con el trabajo y la patria? La gente siente su sitio de trabajo como más “suyo” que otro ajeno, su patria como más de uno antes que a otra, etc.

    Pero claro, al ampliar los derechos y la idea de la igualdad, es preciso en parte esa tiranía que usted comenta para mantener la doctrina. Si todos somos iguales, entonces por consecuencia no se puede permitir ninguna idea que cuestione eso, ningún comentario o práctica que haga distinciones. Si todos somos realmente iguales, ¿entonces cómo te atreves a decirle a un negro o gay que no puede entrar a tu bar? ¿No le dejas entrar? Pues a la cárcel contigo y te cerramos el local. Preciosa forma de captar la situación actual cuando usted dice:

    “Hoy, los dogmas intocables del mundialismo globalizador neoliberal se codifican en la llamada corrección política: igualitarismo vulgar, pretendido antirracismo, feminismo, debilitamiento de los Estados nacionales ante las instancias supranacionales, progresiva eliminación por inundación inmigratoria de la cultura occidental, memorias históricas de los “oprimidos y perdedores” y campañas perfectamente orquestadas de acoso y derribo contra el ” blanco, varón, heterosexual y patriarcal.” Por tierra, mar y aire. Sistemáticamente, se expulsa del redil de la respetabilidad moral al discrepante, degradado a la condición de racista, reaccionario, fascista etc etc.”

    Así pues, su idea de igualdad se asemeja más a la de la República, que es más realista antes que los credos falsos de los últimos 300 años. Y sí, estamos siendo invadidos y es una invasión organizada perfectamente por las élites por sus intereses comerciales, contra un pueblo que es en el mejor de los casos indiferente, cuando no celebra abiertamente su extinción como tal. Nunca se había dado en la historia del ser humano un nihilismo tan suicida como que una cultura celebre abiertamente su fin, su muerte. No solo eso, sino que activamente odiamos lo que somos, y especialmente lo que fuimos.

    El universalismo es un optimismo osado. Por eso los calvinistas siempre han sido más pesimistas y realistas sobre el tema de la “salvación” — la salvación no será para todos los seres humanos, solo unos pocos. Los universalistas sostienen, como premisa, que Dios es “amor”, que Dios “ama a todos los seres humanos”, cosa que es totalmente contraria a la realidad de la Biblia, pues si se lee la Biblia, Palabra de Dios, se verá como Dios ordenó el fin de decenas de seres humanos y hasta razas y pueblos. Creo que en parte, Descartes fue el primer pensador “moderno” que afirmó que la realidad del pensador es más importante que el objeto sobre el que se piensa. De ahi ese universalismo exacerbado de que “Cristo ama a todos” y solo necesitas aceptarle y arrepentirte. La reprobación real queda fuera de la ecuación.

    Gracias — sí que estoy disfrutando de este sitio y pueblo bello, alejado de muchas tendencias nocivas. Este es un pueblo que, por ejemplo, no solo está varias décadas atrás en tendencia social, sino que hasta los carteles lo reflejan al utilizar palabras que hoy, en el mundo “progreguay” se consideran ofensivas. Por ejemplo, “handicapped parking” en vez de “reduced mobility”. Parecerá una tontería, pero las palabras importan y sí reflejan los valores y actitudes de cada uno. Mis amigas las gaviotas no tienen ese problema, pues son naturales, honestas y felices en ser conflictivas. Ayer hablé con un caballo en la mansión y me contestaba…lo triste es que un caballo tiene más tema de conversación que muchos seres humanos en el mundo “moderno” y tan “educado” de las grandes urbes, de esas urbes donde fracasados de pueblos pequeños emigran para “progresar” y acaban en muchos casos como las víctimas en esa gran película española de los años 50, SURCOS.

    Saludos

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: