«No juzgues, no juzgues», dice el impío (Sermón dominguero II)

En mi última entrada, dejé claro que cuando el Señor dice «no juzgues», en realidad se refiere a que no debemos juzgar por motivos egoístas y, especialmente, si tú mismo eres culpable del mismo pecado. Continúo con esa lección. El versículo va más allá y dice en Mateo 7:5-7: «¡Hipócrita! echa primero la viga de tu ojo, y entonces mirarás en echar la mota del ojo de tu hermano.» Es interesante que aquí Dios trata sobre el ojo. El ojo es aquél que ve, y con el ojo juzgamos o formamos opiniones. El Señor no dice, «¿por qué le dices a un hermano que es feo; tienes una viga en el ojo» cuando tú mismo eres feo porque tienes una viga más grande en el ojo. ¡No! Dice: un hombre le dice a otro hombre que su opinión es la correcta y tú no puedes ver correctamente para juzgar. Tienes demasiado prejuicio para juzgar, pero yo puedo juzgar». Primero, Jesús le llama «hipócrita». Entonces añade: «El prejuicio del que tú condenas no es tan grande como el tuyo. Antes de ver claramente para juzgar, debes liberarte de tu propio prejuicio».

Es muy raro oír esta interpretación que os he dado aquí. La mayoría de veces que se utiliza este versículo, se saca de su contexto (a menudo por gente muy enviciada e interesada que no quiere oir nada sobre su comportamiento). Se utiliza para vender una idea que es contraria a la ley de Dios. El capítulo entero, Mateo 7, versículo tras versículo, trata sobre qué tipo de cosas juzgar y debemos juzgar. Como cristiano, debes juzgar TODAS LAS COSAS. Es más, Dios te ordena a juzgar TODAS LAS COSAS. Sin embargo, Dios advierte que no debes juzgar por apariencia, sino juzgar con sabiduría (Juan 7:24) dice: «No juzguéis según lo que parece, mas juzgad justo juicio.»

Es intereante que inmediatamente después de Su advertencia sobre la hipocresía cuando juzgamos, el Señor da una orden que exige JUZGAR. En el versículo 6 dice: «No deis lo santo á los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los puercos; porque no las rehuellen con sus pies, y vuelvan y os despedacen.» ¿Cómo puedes determinar lo que es un perro y un puerco sin JUZGAR? Un hombre mira a un animal y juzgando por apariencia ya determina qué tipo de animal es. El hombre puede determinar cuál es perro y cuál es gato. Bueno, reconozco que muchas veces ante las nuevas «tendencias», ya se hace incluso difícil hasta determinar quién es varón y quién es hembra, o si van o vienen. Pero al menos aún podemos saber si algo tiene forma humana o no…de momento. Por supuesto, no hablo de comportamiento tampoco, porque los perros a menudo se conducen mejor que la mayoría de lo que hoy pasa por «seres humanos».

El Señor está diciendo que no deis lo santo a los perros ni darle algo bueno al cerdo. En términos prácticos, yo siempre he tomado esta lección para no compartir todo lo bueno que uno conoce con un cerdo y con «cerdo» estoy hablando de no pocos personajes en forma de humano. Jesús le dice a sus discípulos que no cojan algo limpio y se lo den a los animales sucios. Tú, estimado lector, no tienes derecho a coger un versículo que es aplicable a los cristianos y aplicarlo a hombres que no son hijos de Dios. Tú debes determinar qué es limpio y qué es sucio. Tampoco tienes derecho a tratar en igualdad a un liberal, que defiende la libertad, la igualdad ante la ley y los derechos de los pueblos a un fascista o a un apátrida globalista. Un globalista, una persona que dice «el mundo es mi patria», no merece respeto alguno.

Tampoco podemos echar perlas ante puercos, dice Dios. ¿Cómo sabes si es un puerco? Si vive como un puerco, actúa como un puerco, hace ruidos como un puerco y como como un puerco, tus ojos lo ven y dices «mirad ese cerdo». Sabes que es un cerdo porque se manifiesta y vive como tal. ¿Qué otra cosa puede ser?

Dios te dice que juzgues algo sobre la base de su propia naturaleza. No puedes tomar aquello que un hombre no puede apreciar y dárselo. Un hombre que no tiene aprecio por lo bueno aplastará todo lo que sea bueno. El hombre sórdido, vil y licensioso no respeta la virtud de una dama decente. Si una mujer como tal cae en su presencia, él, si puede, destrozará su virtud y su vida, porque es un cerdo asqueroso. Así, juzgamos a un hombre por su comportamiento, por su propia naturaleza. No debes tomar lo que tiene valor para dárselo a un ser demasiado vil incapaz de apreciarlo correctamente.

El cristiano debe predicar la Buena Nueva a todos los hombre (y mujeres); pero no tiene derecho a ofrecerle el cielo a un pecador. Al pecador se le puede ofrecer la sangre de Jesucristo y la gracia de Dios, pero no tienes derecho a decrile a un hombre cualquiera que tiene derecho a ir al cielo. Esto es ofrecerle perlas a un cerdo. Un hombre que rechaza la libertad, un hijo de Roma, un corrupto, un liberticida, que rechaza los derechos fundamentales de todos…no podemos darle la impresión que no pasa nada. Nosotros formamos una opinión sobre si un hombre es pecador siguiendo lo que Dios dice sobre el pecado. Podemos juzgar lo que ES por lo que HACE y por lo que PARECE SER en virtud de su naturaleza y su lujuria.

«Por sus frutos les conoceréis» (7:20). Juzga a un hombre por los resultados que produce. Ningún hombre da fruto mejor que él mismo. Si es un arbol podrido, su fruto será podrido. De cardos no salen higos. El cardo es un símbolo de la maldad. Los espinos, los cardos y las malas hierbas son el resultado del pecado. Una parte de la maldición que Dios puso en la tierra por causa del hombre (Génesis 3: 17-18), nunca se asocia con el bien. La marca de la maldición estaba en las mismas espinas que coronaron al Señor; porque fue de espinas que se hizo la corona que, en burla y rechazo, los hombres colocaron en la frente del Salvador cuando fue coronado por nuestro pecado.

Próximo domingo, más.

19 comentarios

  1. Ioseff · ·

    Alfredo, pero es que todos somos hipócritas: El que es menos hipócrita lo es porque lo reconoce y aún así caerá. Yo de verdad que no entiendo cómo es que usted no se da cuenta que decir continuamente «Roma mala Roma mala» no es hipocresía. Pero claro, ahí quizás esté tocando y metiendo el dedo en la llaga. Dijo usted que los puritanos en resumen su teología es el RECONOCIMIENTO de la soberanía divina… bien, yo evidentemente nunca defenderé que Roma es justa, porque Roma la forman hombres, pero ahí está la clave: No son acaso tan hombres como usted, con sus sesgos de clase y sociedad? O acaso usted no tiene sesgos? Porque recuerde lo que le dije, de que los anti-algo, acaban teniendo la misma actitud, simplemente en sentido contrario. Si eres antiromano, pues siento decirlo, pero adquieres su misma actitud. Y usted sabe esto muy bien, porque todos los que cacarean de antifascismo…

    Lo digo porque en el tema anterior dice usted: «Eso no lo dirían los cristianos que murieron arrojados en la hoguera en Roma o comidos por los leones.» Para empezar, lo de comerse por leones era cosa del siglo I o en todo caso muy anterior a que la Iglesia de Roma sea el poder de Roma (sí que es posible que existiera la iglesia y comunidad cristiana EN Roma pero sin asociación al poder temporal posteriormente adquirido). No es que estén completamente desconectados esos hechos, pero me suena a un «sweeping judgement» pensar que «son los mismos que echaban a cristianos a los leones». Para continuar, en fin, arrojados a una hoguera… Calvino sabía algo de eso, no? Entienda que para mí es muy difícil entender cómo es Calvino alguien bueno por hacer eso y Roma es muy mala por hacer lo mismo, ambos poderes actuando bajos sus criterios teológicos personalmente (para ellos) válidas, porque sí, el cerdo es cerdo, y la vaca es la vaca, pero los sacerdotes que piensan mucho sobre teología son humanos, y los hay en todos los bandos… si quieres distinguir al sacerdote pederasta, que sí es el cerdo, los criterios a usar son otros.

    De hecho, si mal no me equivoco, Calvino lamentaba las divisiones entre Lutero y los holandeses y otras gentes que se habían separado de Roma. Un alma que intenta ver más allá y considerar que los de Roma también son humanos pueden lamentarse de esa misma separación con Roma, no? Y nada de esto quiere decir que yo no lo viera inevitable, pero lo veo inevitable precisamente por eso: Demasiado en común, lo cual incluye que una desviación mínima PERSONAL está íntimamente ligada a la interpretación teológica, lo cual, bueno, ya se sabe…

    También podemos llevarlo al terreno que dice usted, de que un liberal y un fascista no son equivalentes… ah? Para empezar, si por fascista definimos lo que definía Mussolini, es decir «Nuestra doctrina es la acción» (y que los fascistas evidentemente carecen de doctrina, según el propio Mussolini) pues evidentemente tiene usted razón. Pero me temo que usted define otra cosa por fascista. O acaso usted simplemente los describe como hipócritas, como a Rall(ad)o? Porque si es por esas, es entonces un moralismo, asociar «cosa que no me gusta» a «categoría que no gusta a nadie». Porque le recuerdo que el fascismo es un fenómeno del siglo XX mientras que el liberalismo lo es del siglo XVII. Ya que hablamos de no poder equiparar lo que no es equiparable… pero por otro lado sí podemos equipararlo, porque ambos creen en el Estado como salvaguarda de las leyes, no?

    Otra cosa es cómo el Estado esté organizado, pero bueno, si todos tienen ejército, bandera, fronteras, leyes… las diferencias no son abismales si las vemos de esa manera. De hecho uno puede decir que el fascismo es la lógica consecuencia, porque hay que recordar algo fundamental: El fascismo aparece porque los estados «liberales» NO CUMPLEN su parte. No dan trabajo pleno a quien lo desea, no dan la prosperidad de la que cacarean, etc. Y no, los fascismos no cumplieron su objetivo, porque SIEMPRE ha habido miseria, pero ha sido así en todos lados, no solo los fascistas, por lo tanto, me lleva a la impresión de que el problema es más profundo… cabe destacar que Franco «el fasha» tenía una fuerte carga social en su gasto estatal… no quiere decir que no hubiera miseria a puñados, y usted sabe que en EEUU estaban igual o peor (o quizás mejor? no es esa la impresión que me da pero se me puede estar escapando algo). Por eso hablaba de base social perniciosa el otro día: No, yo no digo que haya que sentirse mal por nacer donde has nacido. Si fuera así, ya le digo que con los antecedentes militares en mi familia debería sentirme mal de las personas que hayan matado, pero claro eso es decir que soldado = malo civil = bueno y eso no casa con la realidad, por lo tanto la cuestión es darse cuenta que estamos en una duna, donde a poco que el viento azote durante un buen rato la hará desaparecer. Ah y que la economía es básicamente agua: La puedes estabilizar en ambientes controlados, o sea un vaso, pero el océano por sí mismo es inestabilizable.

  2. Ioseff:

    «pero es que todos somos hipócritas: El que es menos hipócrita lo es porque lo reconoce y aún así caerá.»

    No caigamos en el error de confundir debilidad con hipocresía. La hipocresía es un acto a conciencia y el hipócrita lo sabe. Otra cosa es predicar una cosa perfecta y no siempre cumplirla uno por debilidad que NO se controla.

    » Yo de verdad que no entiendo cómo es que usted no se da cuenta que decir continuamente “Roma mala Roma mala” no es hipocresía. Pero claro, ahí quizás esté tocando y metiendo el dedo en la llaga.»

    No, en absoluto. Yo creo que soy (al menos eso pretendo) bastante claro. Si uno tiene una serie de valores con los que Roma NO es compatible, ¿qué esperaba?

    «Dijo usted que los puritanos en resumen su teología es el RECONOCIMIENTO de la soberanía divina… bien, yo evidentemente nunca defenderé que Roma es justa, porque Roma la forman hombres, pero ahí está la clave: No son acaso tan hombres como usted, con sus sesgos de clase y sociedad?»

    ¿Y eso qué tiene que ver con lo que he dicho? La diferencia está clara — una cosa es que individuos tengan sesgos, otra cosa es PODER ABSOLUTO de una institución. Pretender equiparar el poder que tuvo y tiene Roma sobre los países católicos con un sistema en el que JAMÁS hubo una iglesia de estado o nacional, como es el caso de EEUU, es bastante torpe.

    Con respecto a lo de «anti», el verdadero «anti» lo produce el verdadero amor. Si de verdad amas algo, odias lo que lo amenace. ¿O no? Si usted ama a sus hijos (en caso de tenerlos, solo doy un ejemplo), ¿no odiará lo que ponga la vida de sus hijos en peligro?

    «Para empezar, lo de comerse por leones era cosa del siglo I o en todo caso muy anterior a que la Iglesia de Roma sea el poder de Roma»

    Pero usted sabe perfectamente que la IGLESIA de Roma como tal es descendiente de ROMA misma, con toda su brutalidad y paganismo.

    «(sí que es posible que existiera la iglesia y comunidad cristiana EN Roma pero sin asociación al poder temporal posteriormente adquirido). No es que estén completamente desconectados esos hechos, pero me suena a un “sweeping judgement” pensar que “son los mismos que echaban a cristianos a los leones”.

    Ah pues si quiere, siempre puedo decir sus hijos…los hijos de Roma, pero creía que sería pedante algo tan obvio.

    «Para continuar, en fin, arrojados a una hoguera… Calvino sabía algo de eso, no?»

    Yo ya expliqué por qué a Calvino no le quedó otro remedio dado su contexto, pero en caso de que usted no lo pudo ver o no era comentarista, lo reproduzco aquí:

    «Un ejemplo que os voy a dar – yo no estoy de acuerdo con su consentimiento de la ejecución del hereje catalán-español, Miquel Servet, que buscaba exilio en Ginebra. Eso no estuvo bien, fue un pecado, pero hay que recordar que Calvino NO instigó la ejecución. Hay que recordar además que casi todo el mundo en Europa, durante esa época, católicos y protestantes juntos, estaban pidiendo la ejecución de Servet. Desde nuestra perspectiva moderna, Calvino pecó, hizo mal, pero no es justo centrarse en él teniendo en cuenta que durante esos oscuros tiempos de Europa, se ejecutaba a cualquiera que pensara diferente. »

    «Entienda que para mí es muy difícil entender cómo es Calvino alguien bueno por hacer eso y Roma es muy mala por hacer lo mismo, ambos poderes actuando bajos sus criterios teológicos personalmente (para ellos) válidas, porque sí, el cerdo es cerdo, y la vaca es la vaca, pero los sacerdotes que piensan mucho sobre teología son humanos, y los hay en todos los bandos… si quieres distinguir al sacerdote pederasta, que sí es el cerdo, los criterios a usar son otros.»

    Entiendo, pero no acepto la crítica porque no procede aquí. ¿He dicho yo que Calvino fuera perfecto? ¿He dicho yo que todos sus actos fueron positivos? No se me ocurre a casi nadie que haga todo perfecto…bueno quizá yo, pero es que soy humilde…

    Y no es comparable lo que hace un INDIVIDUO a lo que hace una INSTITUCIÓN.

    «De hecho, si mal no me equivoco, Calvino lamentaba las divisiones entre Lutero y los holandeses y otras gentes que se habían separado de Roma.»

    Hmm, no para nada. Es decir, Calvino por supuesto quería unidad de cristianos, pero no con Roma. Lutero, de hecho, era el que no tenía intención alguna de separarse a priori de Roma. Como buen alemán, Lutero quería la unión de Europa bajo la tiranía. Nunca se imaginó que sus «tesis» iban a despertar tal tormenta política y eclesiástica. Luego entró en razón y se dio cuenta que, sí, efectivamente Roma es tiranía.

    «Un alma que intenta ver más allá y considerar que los de Roma también son humanos pueden lamentarse de esa misma separación con Roma, no?»

    Los humanos de Roma siempre pueden salvarse ¿no? Nadie tiene que permanecer EN Roma.

    «Pero me temo que usted define otra cosa por fascista. O acaso usted simplemente los describe como hipócritas, como a Rall(ad)o?»

    No. Y nunca, que yo sepa, he dicho que Rallo sea fascista.

    «Porque si es por esas, es entonces un moralismo, asociar “cosa que no me gusta” a “categoría que no gusta a nadie”. Porque le recuerdo que el fascismo es un fenómeno del siglo XX mientras que el liberalismo lo es del siglo XVII. Ya que hablamos de no poder equiparar lo que no es equiparable… pero por otro lado sí podemos equipararlo, porque ambos creen en el Estado como salvaguarda de las leyes, no?»

    No. El fascismo, de hecho, es contrario a la idea de la razón, del racionalismo. Usted lo sabe muy bien (o eso espero). El liberalismo, el pensador liberal, pretende llegar a fines mediante el uso de la razón, el argumento. De hecho, en ese aspecto Carlos Marx está más cerca del liberalismo, solo que los hombres, según Marx, están atrapados por las garras del proceso histórico y que ese proceso en sí mismo es racional y tiene como fin la libertad racional del hombre.

    Con respecto al Estado, es un estado que simplemente facilita la conservación de instituciones administrativas que permiten cierto ordenamiento.

    «El fascismo aparece porque los estados “liberales” NO CUMPLEN su parte. No dan trabajo pleno a quien lo desea, no dan la prosperidad de la que cacarean, etc.»

    Hmm, yo no daría ese salto, aunque comprendo lo que dice. Pero el liberalismo nunca ha prometido pleno empleo y precisamente por eso han surgido nuevos liberalismo más progresistas que sí al menos lo intentan. Con respecto a la prosperidad, es curioso cómo lo que antes se entendía por RETRASAR EL PLACER y dedicarse al ahorro se convirtió en «prosperidad para todos». No fue así en el liberalismo calvinista, y no fue hasta el espíritu positivo del siglo XIX que surge eso de «prosperidad» como algo del liberalismo. Surge pues, el OCIOSO y entonces todo lo demás que hoy conocemos como algo casi normal en todo el planeta: vacaciones pagadas (o vacaciones), sanidad, etc. Si usted usara la palabra «vacaciones» hace 100 o 200 años, le mirarían con asombro. La vida era trabajo, pero que nadie se confunda y piense que era aburrida. De ninguna manera, pero se entendía esa realidad. No podías comer si no trabajabas, a no ser que fueras aristócrata o algún tipo de bandolero. A nadie se le ocurría que todos podríamos ser aristócratas o bandoleros…y optamos por ser como los bandoleros. Por eso hoy no se vanagloria tanto el trabajo en sí mismo, como hacía hasta cualquier marxista, sino que nos arrodillamos e incendiamos ciudades por la muerte de un drogadicto con antecedentes penales. Ya, las cosas como son. Del ahorro y la austeridad pasamos a «todos podemos» y del «todos podemos» pasamos a «ya no importa nada» menos tirar a la baja.

    Cierto lo de Franco. De hecho, la prensa americana el otro día lo mencionó en relación con las leyes de alquiler franquistas que contenían una fuerte protección social que, irónicamente, los «SOCIALISTAS» en los años 80 la liberalizaron y se cargaron no pocas ayudas sociales. Claro, es lo que tiene ser «uropedos».

    En aquellos años, EEUU sí estaba mejor precisamente porque era la posguerra y no tenía competidores. Fue la época más próspera de toda la historia de EEUU y jamás volverá. Gran parte de la historia, como usted mismo ha dicho, ha sido miserable. Ahora es algo raro, porque se tapa con diversos métodos insostenibles, pero la cosa acabará estallando. Los pies de barro no se sostienen.

    Saludos

  3. 1793 · ·

    En mi opinión, la única cosa que podían tener en común un liberal y un fascista era la oposición al comunismo. Para el liberal, el comunismo suponía el fin de la democracia política y del libre mercado, dos cosas que definen el orden liberal. Para el fascista, el comunismo era el reino del igualitarismo, del obrerismo frente al nacionalismo y de ciertas fuerzas secretas subversivas de tipo universalista (masones, judíos «apátridas», compañía de Jesús).

    Fascismo y liberalismo solo coinciden en tener un mismo adversario: el comunismo. Un período de crisis como el de entreguerras pudo empujar a ciertos liberales no al fascismo (en ese caso, el liberal pasaría a ser otra cosa, obviamente), sino a aceptar a regañadientes el fascismo como mal menor frente a la amenaza roja (esto pasó en Italia, en donde el liberalismo histórico intentó primero, con Giolitti, cooptar a los fascistas, sin éxito, y luego a partir 1922 se retiró a una creciente oposición contra el totalitarismo fascista). Yo creo que la oposición entre liberales y fascistas es absoluta, de raíz. Los fascistas creen que las sociedades son como organismos vivos a los cuales las personas, reducidas a la condición de células, deben incorporarse hasta el extremo de perder su individualidad. Esto lleva a una sociedad crecientemente intervenida y tutelada por el Estado, que eso es el totalitarismo, y a una concepción comunitarista de las relaciones entre los sujetos, que ya no son exactamente individuos, sino soldados de esa sociedad militarizada y uniformada: deben obedecer, creer y combatir. El liberalismo es exactamente lo contrario: el individuo pacta, cede una pequeña parte de su libertad, y esa suma de pequeñas libertades cedidas por todos es la garantía de la seguridad colectiva dentro de la sociedad política; es la soberanías, las leyes, el Estado en definitiva. El individuo libre y autónomo ciudadano de un Estado de derecho es lo contrario del totalitarismo fascista: el individuo «ha muerto» (Ledesma Ramos), «Todo dentro del Estado, nada fuera del Estado, nada contra el Estado» (Mussolini) o «debemos destruir la vida privada» (Hitler). El fascismo es visceralmente antiliberal.

    Fascistas y comunistas se parecen en su común totalitarismo, eso sí, aunque sean enemigos irreconciliables. Y por supuesto los liberales, como la izquierda, son herederos de la filosofía ilustrada y progresista del siglo XVIII y del humanismo en general. Son racionalistas, creen en el progreso, en la mejora permanente del hombre a través de la educación, en la ciencia y la técnica al servicio del bienestar, hasta alcanzar aquella «paz perpetua» de la que hablaba Kant. Claro que para los liberales clásicos la utopía de una sociedad ilustrada y pacífica, que abarcará a todo el género humano, el universalismo progresista, se alcanzaría mediante la libre competencia en el mercado, el Estado mínimo y el progreso indefinido del comercio, la cultura y la educación. Un mercado universal convertido en una especie de paraíso capitalista, en donde todos compran y venden, atienden las necesidades propias y ajenas, se equilibran milagrosamente los intereses mediante la competencia reglada, y desaparecen las diferencias étnicas, raciales y religiosas (Voltaire decía que la bolsa de Londres era el modelo más perfecto de convivencia humana porque allí todos se entendían, fueran ateos, cristianos, judíos o musulmanes). Como todas las grandes ideologías, el liberalismo tiene mucho de religión secular, de utopía. Por supuesto, la izquierda, que es ilustrada y progresista como los liberales, también cree en jauja, al final de la ruta histórica. Sobre todo los anarquistas, tan parecidos a los liberales. Pero para la izquierda en todas sus versiones, es necesario que el Estado intervenga como benefactor público para equilibrar las diferencias engendradas por las leyes del mercado. El izquierdista en realidad es sencillamente un liberal que cree en la intervención administrativa para paliar las desigualdades del capitalismo. El liberal norteamericano sería un socialista en Europa.

    El fascismo es otro clima intelectual, moral y político. Los fascistas son pesimistas. No creen en el progreso. Creen que el hombre demuestra lo que es cuando lucha, pero de verdad, en la guerra, no comprando y vendiendo. Es nacionalista. No cree en universalismos: las razas, los pueblos y las culturas se enfrentan, son incompatibles, a veces enemigas a muerte. No existe la paz porque se nace llorando, se vive peleando y se muere gimiendo, como decía Charles Pèguy. El sentimiento trágico de los fascistas se aprecia en que no tienen una utopía clara, luminosa y paradisíaca como los liberales, los socialistas o los anarquistas. El futuro que prometen los fascistas es poco claro, guerrero, siniestro. Ellos no creen en la paz perpetua sino en la guerra permanente.

    Saludos cordiales.

  4. Ioseff · ·

    «No caigamos en el error de confundir debilidad con hipocresía. La hipocresía es un acto a conciencia y el hipócrita lo sabe. Otra cosa es predicar una cosa perfecta y no siempre cumplirla uno por debilidad que NO se controla. »

    Es que un acto a conciencia qué es? Si eres consciente de la debilidad, deberías evitar caer ya que al menos eres consciente… pero, aún así, muchas veces siento ira cuando leo a gente siendo hipócrita, o lo que yo interpreto instintivamente como tal, y aun intentando comprender de donde viene la gente, siento ira, y sabe por qué? porque yo tuve, aunque de forma destilada, las mismas asunciones. Y la ira es producto de la hipocresía, si no me cree puede usted investigarlo cuando tenga tiempo y verá como el que se enfada, más comúnmente que no, es porque él mismo es hipócrita… y mayormente lo he leido en cristianos, que efectivamente parecen tener bastante experiencia con esto (me refiero a cómo ellos se dan cuenta de que alguien en la congregación se enfada con los demás por algo que esa misma persona hace). Y por mucho que investigue sobre ira e hipocresía, sigo teniendo ese reflejo instintivo de sentir ira cada vez que vea esa actitud, sin importar ya de qué tema sea. Literalmente en cualquier tema humano, si detecto lo que yo creo que es hipocresía, hay algo que se me enciende dentro. Pero si de verdad aprendiera yo la lección, si de verdad la aceptara, entonces se supone que el problema debería haber desaparecido, y no es así… de ahí que diga eso (que aun el que reconoce la hipocresía sigue siéndolo, aunque en menor medida)

    «No, en absoluto. Yo creo que soy (al menos eso pretendo) bastante claro. Si uno tiene una serie de valores con los que Roma NO es compatible, ¿qué esperaba?»

    Con los que usted CREE no ser compatible. Usted mismo dijo que el que está en una Iglesia debe obedecerla y no ir con miramientos de «esto no me gusta» y tal y cual. Y coincido. Lo que pasa es que no veo la diferencia. Si el criterio es que «No coincido con Roma» pues… qué quiere que le diga? Me suena al porreta que dice «joesh tío ke penyazo no voelvo a la egleshia». Aquí hablamos de Lutero y originarios de la ruptura, usted poco podía hacer cinco siglos después… pero siempre mentar Roma = Mal no ayuda. Intentemos entenderlos. Si quiere intentemos entender por qué no quisieron traducir la Biblia a los idiomas romances de aquel entonces, debatamos eso, pero partamos de que son humanos y sus intenciones no han de ser necesariamente oscurantistas. Aunque sea difícil, intentémoslo.

    «¿Y eso qué tiene que ver con lo que he dicho? La diferencia está clara — una cosa es que individuos tengan sesgos, otra cosa es PODER ABSOLUTO de una institución. Pretender equiparar el poder que tuvo y tiene Roma sobre los países católicos con un sistema en el que JAMÁS hubo una iglesia de estado o nacional, como es el caso de EEUU, es bastante torpe.»

    No estaba realmente pensando en EEUU, sino en cómo usted sí considera un triunfo de la libertad el Anglicanismo… que básicamente era lo mismo, pero rompiendo una unión mayor. Todo por traducir la Biblia a los idiomas entendibles, en serio? Usted creo que estaba de acuerdo conmigo (o con 1793, no recuerdo) sobre la frase de «Libertad de discusión, unidad en la acción» con la que Lenin cacareaba su «centralismo democrático» y creo que nos comentó con que los metodistas eran en sí igual (y puedo atestiguarlo, puesto a que leí un poco de su historia reciente). Bien, usted sabe que en Roma había mucho debate teologico no? Antes y después de la contrarreforma. Si se perdían los debates en pos de la traducción, no necesariamente era el fin del mundo. Cada uno tenía sus principios, y se debatía mucho sobre el hebreo y la vulgata. Y sí, leyendo un artículo académico recientemente y viendo los motivos por los que lo rechazan, puedo decir que la clase sacerdotal de Roma es de FARISEOS porque se abrogaban la absoluta propiedad intelectual de la Biblia. No obstante, había gente que debatió porque no veía blasfemo debatir sobre traducciones, pero yo también tengo que entender a los que creían que hablar de que su propia traducción era blasfemia, porque claro, son debiluchos intelectuales que no eran capaces de reconocer que la habían cagado durante siglos, pero lo dicho, hay que entender, y no despreciar… o bueno, despreciar su actitud pero entender al actor.

    Y ya que estamos, creer que estos paises están sometidos en el sentido absolutista es absurdo. Para empezar, recuerdo haber leído un panfleto (en su sentido originario, que no era ofensivo) de un anglicano que lo que criticaba de Roma era A) Desconexión entre público/audiencia e idioma de oficio B) Duplicidad organizativa. Bien, si existe esa duplicidad organizativa, lo siento, pero yo no puedo ver a esos estados como «sometidos» sino que simplemente es parte del politiqueo y de CONCESIONES PREVIAS hechas a la Iglesia por precisamente esos poderes reales… y de hecho ya que estamos, Carlos V y I, el católico, de la España tan sometida y tan oscurantista y tan limitada por Roma… asedió al jodido Papa. Y ya que estamos, la degeneración papista era porque precisamente eran muy seculares y temporales. Donde tenemos al «Papa batalla Rovere», donde los Papas renacentistas tenían hijos sin ningún pudor ni escándalo, pero eso, son ciclos, ya hubieron «regeneraciones» anteriormente y de ahí que Pío V, el papa siguiente al papa asediado por Carlos V y I, hizo una larga lista de (contra)reformas, entre las cuales se volvía a la prohibición de vida matrimonial si se dedicaba a la sacerdotal. La cuestión es que no sé muy bien por qué Papa es malo y Rey es bueno. Eso no lo he entendido o es simplemente que usted lo ve en un sentido puramente pragmático: La secesión Monarca-Papa permitió la traducción bíblica, lo cual permitió la revolución transatlántica. Si es eso ok, pero dado que usted da por válido Westminster, no es la sensación que me da.

    Por otro lado usted sabe muy bien que esta desconexión permitió que cualquier tonto dijera «Ah no but you see my friend, I HAVE discovered that Daniel the Prophet REALLY meant this date» ya sabe usted el milenarismo de ciertos granjeros en el siglo XIX creo que era. Y al fallar pues… Y bueno, «Esto con Roma no pasaba», parafraseando cierta frase facha (que por cierto, los fachas me doy cuenta que odian a la Iglesia ya desde hace un tiempo)

    «Con respecto a lo de “anti”, el verdadero “anti” lo produce el verdadero amor. Si de verdad amas algo, odias lo que lo amenace. ¿O no? Si usted ama a sus hijos (en caso de tenerlos, solo doy un ejemplo), ¿no odiará lo que ponga la vida de sus hijos en peligro? »

    Usted confunde un poco el asunto: Cierto es que el amor y el odio son dos caras de la misma moneda, pero la moneda se llama RAZÓN. El amor, me doy cuenta, es inmensamente racional. Cuando alguien quiere, es porque muy racionalmente sabe de que le debe mucho, incluso si desconoce otras cosas que le harían entrar en conflicto, sus razones para amar no son menos poderosas ni menos racionales. Y por ende, el odio es la cara irracional de la misma. Uno puede odiar claro… pero es por no entender al otro, o sea, por no ser racional. Dicho de otra forma, se puede odiar y amar a la misma persona a la vez, y se puede no odiar a quien amenaza lo que amas. Usted habrá visto muchos casos de gente con mucho conflicto interno, que sabe que por un lado quiere mucho a alguien por lo que se han apoyado, pero por otro lado lo odia precisamente por no captar comprensión, lo cual significa por no apoyar. Y eso es recíproco. La incomprensión alimenta el odio, incluso si amas a esa persona. De ahí que diga eso: No odie a Roma. Apénese de Roma.

    Y si menciona a Jesús, recuerdo que la única vez que sí hizo algo violento fue por ver como la casa de la espiritualidad se convertía en la casa de la materialidad. Yo también reaccionaría así. En cuanto al resto de veces, siempre abogó por, en resumidas cuentas, «no entrar al trapo».

    «Entiendo, pero no acepto la crítica porque no procede aquí. ¿He dicho yo que Calvino fuera perfecto? ¿He dicho yo que todos sus actos fueron positivos? No se me ocurre a casi nadie que haga todo perfecto…bueno quizá yo, pero es que soy humilde…»

    Ha dicho usted que Roma no es que sean malvados oscurantistas, sino personas con sus virtudes y vicios (viciosos un rato eso sí)? En contraposición a ellos: Calvino. Usted es profesor y sabe muy bien que la presentación y retórica es esencial, lo «no» dicho está implícito…

    No es casualidad que yo nunca (o casi) haya hecho mención a este tema y de hecho quería esperarme al siguiente sermón dominguero, pero quizás se me olvidaba algo y preferí no esperar.

    «Y no es comparable lo que hace un INDIVIDUO a lo que hace una INSTITUCIÓN. »

    Este es exactamente el mismo argumento que usa De Prada para DEFENDER a Roma. Es que aquí está la clave. Si usted está dispuesto a contextualizar las acciones de sus padres espirituales y no la de los demás, lo siento, pero eso es hipocresía en mi diccionario. No es que usted se equivoque con Roma, sino que no está dispuesto a pasarle el mismo juicio a otros que sí considera usted dignos (espiritual y teológicamente hablando). Y De Prada, que ya lo conoce usted, parece tener el mismo punto ciego, solo que como se le ha enseñado que el baluarte último del BIEN es Roma pues la defiende, y no llega a indagar cuán de los vicios de Roma realmente depende más de la institución que de las personas.

    Y como digo que individuo y colectivo son alimentados recíprocamente, entonces debemos considerar nuestro fallo colectivo como un fallo de cada individuo, sí. Lo cual pone en cuestión a la institución, por supuesto.

    «Hmm, no para nada. Es decir, Calvino por supuesto quería unidad de cristianos, pero no con Roma. Lutero, de hecho, era el que no tenía intención alguna de separarse a priori de Roma. Como buen alemán, Lutero quería la unión de Europa bajo la tiranía. Nunca se imaginó que sus “tesis” iban a despertar tal tormenta política y eclesiástica. Luego entró en razón y se dio cuenta que, sí, efectivamente Roma es tiranía.»

    Eso es lo que dije, Calvino lamentaba la desunión entre los secesionistas. Pero… es que es la consecuencia lógica no? Si Lutero había sido muy cohibido con Roma, y aún así acabó excomulgado, por qué iba a cohibirse con el holandés cuyo nombre no recuerdo?

    Y por cierto, esto lo sé porque leí algo de Calvino en la página de la Iglesia Presbiteriana de Sevilla, precisamente de un post del antiguo comentarista de por aquí Javier. Y muy iluminadora, me ayudó a entender que ustedes entienden el propio acto de la comunión como causa, y no el hecho de que se consagre el pan. No obstante, como digo, siempre hay otras formas de mirarlo y es ahí donde trato de entender a todos (y creo que he demostrado sobradamente que entender NO es aceptar). En el catolicismo, la propia expectación también ayuda a ese sentido comunal. Ya ve que hay muchas formas de verlo… aunque no necesariamente disiento de usted, sobre todo cuando uno ve cosas como «el salto de la Reja» que… en fin.

    «Los humanos de Roma siempre pueden salvarse ¿no? Nadie tiene que permanecer EN Roma.»

    Lamento no haberme explicado bien, quiero decir que no hace falta ser muy chocante, porque si no, la imagen externa que se da es la de «comeniños», antialgo, que sabe usted sucede en todas partes, entonces lo mejor en mi humilde opinión es simplemente no mentar a Roma como chascarrillo fácil del mal para que nadie se lleve la impresión equivocada de usted. Y creo que usted entenderá este punto porque muchos han venido a esta página y han soltado su primer comentario como creyendo que usted considera a todos malvados sin remedios y luego, al ver como respondía usted, se daban cuenta de que la impresión era equivocada. Esto sucede con todos los tipos de pensamiento, no es simplemente cuestión teológica, pero la cuestión es, no creo que debamos ser histriónicos sobre «Roma mala Roma mala». Yo sé que usted no cree ser histriónico… yo tampoco creía que esa actitud es ser histriónico, pero luego uno piensa «pues simplemente no debería yo decirlo tanto, y si siempre lo digo, quizás sí lo sea?»

    «No. Y nunca, que yo sepa, he dicho que Rallo sea fascista. »

    Me da la impresión que los del Juan de Mariana usted dice que hay mucho fascista. Yo por ello entendía que incluía a Rallo.

    «No. El fascismo, de hecho, es contrario a la idea de la razón, del racionalismo. Usted lo sabe muy bien (o eso espero).»

    Si se refiere a la propaganda sí.Pero ya sabe que yo ya voy por delante de eso. Soy el tocahuevos que va preguntando por qué el régimen militarista chileno o brasileño o griego (léase: fascista) primero toman unas medidas «laissez-faire» y luego otras más controladoras. En cuanto a Franco, sabia calibrar muy bien el proto-populismo españolista con demasiada sangre fría en política, de ahí que no me trague demasiado el fascismo como irracional a parte de la propaganda antifascista. Lo que sí diría es que el fascismo no tiene principios.

    O soy el mismo tocahuevos que le diría a los socialistas: «No os aclaráis, primero derogáis la ley del Delito Contra la Mujer porque somos UROPA e iguales y una generación después… ¡la reinstauráis!» (lo de las defensas sociales que dice usted ya es la hostia, porque básicamente Felipito era socioliberal, como en EEUU los demócratas. Y es que hay que aclarar que los socioliberales sí son neoliberales porque el neoliberalismo REFUERZA el estado… pero con burocracia, y los gastos anteriores en coberturas sociales al carajo.)

    «El liberalismo, el pensador liberal, pretende llegar a fines mediante el uso de la razón, el argumento. De hecho, en ese aspecto Carlos Marx está más cerca del liberalismo, solo que los hombres, según Marx, están atrapados por las garras del proceso histórico y que ese proceso en sí mismo es racional y tiene como fin la libertad racional del hombre.»

    Y yo ya le dije que Marx FUE liberal… y por algo dejó a los liberales. ¿O vamos a asumir que era tonto o malvado como cierta gentecilla hace? De hecho se hizo socialista y descubrió… que tampoco cumplen lo que prometen. Marx fue, en resumen, el Hobbes de su siglo: Vio la consecuencia lógica del estado de la sociedad.

    «Con respecto al Estado, es un estado que simplemente facilita la conservación de instituciones administrativas que permiten cierto ordenamiento. »

    Literalmente lo que todo estado dice, el fascista también dirá eso. y el liberal, y el comunista del «socialismo real». Y el socialista demócrata/reformista.

    «Por eso hoy no se vanagloria tanto el trabajo en sí mismo, como hacía hasta cualquier marxista, sino que nos arrodillamos e incendiamos ciudades por la muerte de un drogadicto con antecedentes penales. Ya, las cosas como son. Del ahorro y la austeridad pasamos a “todos podemos” y del “todos podemos” pasamos a “ya no importa nada” menos tirar a la baja. »

    Pero es que esa gente, aparte de elementos obreros muy embrutecidos y que diga «fuck it» porque están hartos, no son ni de lejos mayoritarios. La mayoría son elementos políticos, bien sean de familia o que se han adherido a ello. Es como hablar de la CNT en los años 20 y la CNT en los años 40. En los 20 apenas habia burocracia y en los 40 había crecido muchísimo ese elemento bur´crata. Pero bueno que los anarquistas, como los estalinistas, siempre les pasa lo mismo, y luego «uych khe chorprecha».La cuestión es que en la Guerra civil española (Glorioso Alzamiento/Cruzada para azules, Guerra Nacional-Revolucionaria para rojos) no eran tantos los elementos politizados, unos 200 mil calculo, en un país de 27 millones, o sea ni el 1%. Esto es para que vea que no hace falta un número grande comparativamente para causar caos. Ahí están los trumpistas que asaltaron el Capitolio, cuantos eran? Y yo ya le demostré que esos elementos, incluso si es uno por cada cien mil habitantes, a Trump le sobra para montarse su compañía mercenaria.

    Resumiendo: Que es muy malo el identitarismo político y la burocracia. Lo cual no quiere decir que no seamos animales políticos, simplemente que no hay que hacer bandera de ello.

    1793: Si se fija, lo que yo digo, es que quizás no podamos hablar de contraposición liberal-fascista precisamente por donde nace uno u otro. Un viejales puede ganarle al jovenzuelo a hostia limpia, pero lo ideal es que se batieran con igualdad de condiciones, y lo que digo, es que no la hay entre las cosas que dieron a nacer a cada una. El comunismo como ideología de masas (en lugar de las ideas de Marx y Engels de básicamente: «Analizar y actuar según convenga al verdadero productor») es precisamente una invención del siglo XX, puesto a que recordemos que jamás habían tenido un símbolo (y sin ninguna duda afirmo que era precisamente para evitar esos identitarismos políticos) hasta que a Lenin se le ocurrió cruzar la hoz y el martillo. Si yo fuera un nazi troll, hubiera puesto de símbolos a Hefesto y Cronos (el que entienda entendió). Mussolini de hecho admiraba intelectualmente a Lenin… y viceversa. La cuestión es que sí es justo contraponer fascismo y comunismo, pero no liberalismo a ninguno de ellos, o incluso a socialismo que es algo nacido el siglo anterior. Izquierda-derecha sí es justo contraponer, porque ambas son hijas de la Revolución Francesa. Fascismo-comunismo sí es justo contraponer, porque ambas son hijas de la Gran Guerra.

    Por cierto, usted sabe tan bien como yo que eso de qu eel fascismo sea antiuniversal no es del todo correcto. No si por fascista entendemos «franquista». Le recuerdo que Franco intentó tener una política exterior tremendamente amplia, todo en base al anticomunismo ciertamente, pero la cuestión es que eso estaba lejos de ser aislacionista. Hasta Franco era parte de la Internacional ANTIcomunista, si mal no recuerdo. Tener relaciones con estados militaristas por todo el globo no me suena a aislacionista.

    Sobre Gioliotti. note que él se NEGÓ también a desalojar a los socialistas que estaban siguiendo la línea gramsciana de la toma de fábricas. Por esto es que a veces menciono a Bordiga, y es que él vió, muy acertadamente, que la clave de la sociedad no está ahí: Las fábricas pueden ser tomadas por los trabajadores y ser convertidas en cooperativas y no solo eso es perfectamente capitalista, es que AHORRA Y SALVA el capitalismo. Por eso muchas cooperativas agrícolas sobreviven: por ser cooperativas, las cuales ahorran muchísimos gastos… lo cual permite al intermediario bajar aún más el precio, y vuelta a empezar con la miseria. Y así es como empezaron los fascios por cierto (luego Mussolini cooptaría el símbolo claro) en los años anteriores al siglo XX. Bueno la cuestión es que Gioliotti hizo política, o sea, malabares: Dejó la toma de fábricas, dejó la subida fascista… y luego el problema se «solucionó», eso sí, no para su partido que se había visto ineficiente, pero al menos no cargó con la «carga» (in)moral de desalojarlos, y de ahí que los poderes convergieran en el fascismo. Pero es equivocado decir que los empresaurios (sean industrialistas, terratenientes u otros) apoyan al fascismo: Es el menor de los males, y no por ello pequeño, para ellos. La clave del sistema capitalista (esto es, los capitalistas) está en las fuerzas del orden… burgués. Burgués = Urbanita, y qué hay en las urbes? Exacto, policías. Eso lo supo ver Bordiga, que si querían cambiar la sociedad, la toma debía ser de las comisarías, y con ellas, desaparecía la fuerza coercitiva burguesa… pero la fuerza coercitiva revolucionaria tendría que aparecer. Yo añadiría que efectivamente es una toma de poder de las comisarías y cuarteles, pero debería ser precisamente de la tropa sobre los oficiales, nada se hace eliminando a todos los soldados, salvo convertirlo en un asunto no tan de clases materialmente explotadas sino identitarias que es el fallo que siempre hemos tenido.

  5. 1793 · ·

    Ioseff:

    Un episodio en donde ciertos fascistas quisieron superar el nacionalismo fue en el discurso del europeísmo contra el comunismo, que esgrimió la propaganda nazi cuando las cosas empezaron a ir mal en el campo de batalla. La idea era: todos los europeos juntos contra el gran Satán comunista. Incluso en las SS ingresaron personas tan dudosamente «arias» como bosnios, valones y hasta algunos españoles procedentes de la división azul. Hasta se organizó el ejército de los rusos blancos del general Vlasov. Pero este ecumenismo nazi de última hora era un truco demagógico al que obligaban las circunstancias. La derrota cercana obligó a un cierto pragmatismo para intentar frenar al ejército rojo. Pero la idea puramente nazi era que por encima de todo y todos estaba el pueblo germánico de los señores. Era la descarnada dominación racista sobre los considerados inferiores.

    También se ha dicho que el racismo nazi trascendía el nacionalismo tradicional, en la medida en que exigía reagrupar en una misma entidad política a todos los pueblos de estirpe germánica rompiendo con las fronteras de los Estados europeos. Esto era cierto. El centro de Europa se convertiría en una suerte de imperio racista. Sin embargo, todos los demás pueblos serían subordinados, esclavizados o liquidados. La igualdad nazi era la igualdad dentro de la horda definida por la sangre y la herencia. Fuera de ahí, el infierno de los no camaradas raciales. Oposición total al universalismo.

    En Italia, se hablaba de recuperar el imperio. Griegos, albaneses y abisinios sufrieron este asalto armado de la romanidad mussoliniana. Pura agresión imperialista esgrimiendo los clásicos argumentos colonialistas de los pueblos fuertes que deben imponerse a los débiles. En este sentido, Mussolini era más tradicional que en el caso de la revolución racista hitleriana.

    En España, Franco hablaba de la Hispanidad. Y de la amistad con los pueblos árabes. Lo de la Hispanidad era una forma de universalismo católico que teorizó Ramiro de Maeztu, entre otros. Por encima de razas, estaba la cultura católica española que también era la de Hispanoamérica. Pero ni Franco ni Maeztu eran realmente fascistas porque su nacionalcatolicismo no conservaba nada del modernismo fascista.

    Saludos cordiales.

  6. Ioseff · ·

    por eso digo 1793, que debemos ser extremadamente cuidadosos cuando usamos conceptos como fascismo. No eran solo Maeztu y Franco quienes no se asemejaban a ello (de hecho Franco dio bastantes competencias a la Iglesia, como usted dice, quitando algunas esenciales como libertad de prensa y ya). Por cierto también Franco entabló relaciones con los anticomunistas asiáticos, o al menos con uno.

    También claro, los fascistas eran PARAmilitares, mientras que Franco era un oficialito y por ende totalmente en contra de eso (de ahí los problemas que culminaron en los Sucesos de Salamanca), así que su discurso proto-populista vendría después.

    También aquel hombre conocido como «más franquista que Franco» (al que usted se refirió como «de rancio abolengo») tenía esa cosmovisión hispanista pero su inspiración más fuerte, aparte de la franquista, era la Legión de San Miguel Arcángel, también conocida como «Guardia de Hierro», que era rumana y a esa no hay mucha más definición que fascista. Y aun así, todos los partidos de extrema derecha en España han evitado al mayor símbolo personal de la extrema derecha: Blas Piñar (salvando FN claro). Por qué? Pues por la misma razón que los «libheghales» evitan a Adam Smith y David Hume como la peste: Porque les jode el relato.

    Y no se confunda: Mussolini usó la romanidad como OPUESTO antes de abrazarlo, y eso es a lo que me refiero. De la misma forma que Mussolini decía «uysh uysh nosh ahogan con impoeshtosh» antes, luego usó el intervencionismo estatal precisamente por la inevitabilidad de la crisis económica. Igual que otras dictaduras fascistas, podría decirse (ya puse las chilena y brasileña, y habrán más). O como Hitler sobre judíos y eslavos, que eso no le impedía entablar suculentos negocios con judíos. Pero si necesitas un chivo expiatorio, y te has criado en la multiculti Viena, pues ea, ancha es Europa. De ahí que yo diga que hay que tener muy en cuenta que las «ideologías» fallan, y de ahí que al final lo único que permanece sea el color de la bandera, porque sus principios mutan, joder si mutan.

    Y Mussolini al principio se choteaba del concepto de raza, normal, pues antiromanista o no, era mediterráneo. Y luego lo aceptó a regañadientes. Y a eso me refiero: A qué nos referimos con «fascista»? Usted sabe que es un término tan manido como el de comunista. Y la política exterior siempre depende de la interior, como ya he dicho otras veces. Lo cual lleva a saltos de cualidad gimnástica.

    Pero bueno, siempre podremos leer como Hitler empezó a quemar archivos porque descubrió que quizás bajo su propio dictamen él mismo era judío. Hombre atormentado desde luego, así que puede apenarse de él lo mismo que echarse unas risas.

  7. 1793 · ·

    Ioseff:

    Tiene usted razón. Franco era tan clerical que difícilmente podía ser considerado un fascista. José Antonio, que era católico, defendía la separación entre la iglesia y el Estado, aunque hablaba de incorporar el sentido católico a la reconstrucción nacional. Era católico por nacionalista, pero no clerical. El franquismo era nacionalcatolicismo más que fascismo, aunque tuviera una familia fascista dentro del régimen.

    Exacto: Franco era militar. Conservador. Católico. Autoritario. Pero de la cultura moderna y radical del fascismo no tomó nada.

    Blas Piñar era como apunta más papista que el Papa. No dejaba de ser un conservador con mucho dinero el señor notario, pero su fascinación por Codreanu y la Guardia de Hierro le pueden aproximar al fascismo. Codreanu era fervoroso ortodoxo y Piñar católico integrista. Hasta sus alevines reconocían que la extremada religiosidad de Piñar era un lastre para FN. Demasiado arcaico.

    Mussolini ciertamente no era ni racista ni antisemita. Pero el acercamiento al bigotes y la invasión de Abisinia desató el racismo antinegro, que muchos compartían sin ser fascistas, ahí están los EEUU, y el antisemitismo. Muy triste. Porque al principio los fascistas italianos se pitorreaban de esas memeces.

  8. IOSEFF:

    «Es que un acto a conciencia qué es? Si eres consciente de la debilidad, deberías evitar caer ya que al menos eres consciente»

    Entonces nadie haría nada en esta vida, porque es imposible ser 100% coherente y perfecto. Seamos serios…

    La cuestión está en grados. Es decir, ¿qué grado de compromiso real se percibe en tal o cual persona?

    «porque yo tuve, aunque de forma destilada, las mismas asunciones. Y la ira es producto de la hipocresía, si no me cree puede usted investigarlo cuando tenga tiempo y verá como el que se enfada, más comúnmente que no, es porque él mismo es hipócrita… y mayormente lo he leido en cristianos, que efectivamente parecen tener bastante experiencia con esto (me refiero a cómo ellos se dan cuenta de que alguien en la congregación se enfada con los demás por algo que esa misma persona hace).»

    ¿El que se enfada con qué o contra qué? Eso no siempre es producto de la hipocresía.

    «Con los que usted CREE no ser compatible. Usted mismo dijo que el que está en una Iglesia debe obedecerla y no ir con miramientos de “esto no me gusta” y tal y cual. Y coincido.»

    A ver, es que uno sabe qué es compatible y qué no lo es mediante el uso de la razón y a la vista de los textos y tal y cómo se interpretan a la luz de los planteamientos que uno siga…sean éstos los de Westminster o los del Papa Juan Pablo….

    Y sí, o se es o no se es. NO me vale eso que hacen algunos católicos que te dicen «soy católico romano» y luego solo los ves en alguna misa de boda o comunión. Esos, en realidad, no son nada.

    «Lo que pasa es que no veo la diferencia. Si el criterio es que “No coincido con Roma” pues… qué quiere que le diga? Me suena al porreta que dice “joesh tío ke penyazo no voelvo a la egleshia”.

    ¿El criterio? No hombre, el «no coincido con Roma» es CONSECUENCIA de esos criterios.

    «Aquí hablamos de Lutero y originarios de la ruptura, usted poco podía hacer cinco siglos después… pero siempre mentar Roma = Mal no ayuda. Intentemos entenderlos. Si quiere intentemos entender por qué no quisieron traducir la Biblia a los idiomas romances de aquel entonces, debatamos eso, pero partamos de que son humanos y sus intenciones no han de ser necesariamente oscurantistas. Aunque sea difícil, intentémoslo.»

    ¡Ah! Entiendo lo que pretende decir, sí…pero para mí, si una persona SE EMPEÑA en seguir con su error, o seguir con unas ideas que van directamente contra lo que defiendo, pues «buenos» no les voy a llamar ¿no? Porque una cosa es estar confundido…y otra es estar obrando a sabiendas contra la libertad.

    «No estaba realmente pensando en EEUU, sino en cómo usted sí considera un triunfo de la libertad el Anglicanismo… que básicamente era lo mismo, pero rompiendo una unión mayor. Todo por traducir la Biblia a los idiomas entendibles, en serio?»

    ¿El anglicanismo? ¿Cuando he defendido yo el anglicanismo? Uyy no, creo que se confunde aquí. ¿Cómo una persona que haya sido neopuritana o calvinista si se prefiere, iba a defender el anglicanismo que es justamente eso mismo…una copia burda de Roma? ¿Por qué cree que los puritanos eran separatistas y vinieron al Nuevo Mundo? Parte del problema era que no veían a la Iglesia de Inglaterra como suficientemente protestante.

    «Usted creo que estaba de acuerdo conmigo (o con 1793, no recuerdo) sobre la frase de “Libertad de discusión, unidad en la acción” con la que Lenin cacareaba su “centralismo democrático” y creo que nos comentó con que los metodistas eran en sí igual (y puedo atestiguarlo, puesto a que leí un poco de su historia reciente).»

    Hmm, es posible, pero no recuerdo el texto o contexto. Si me lo señala…

    En principio, no tengo problema con eso, obviamente.

    «Bien, usted sabe que en Roma había mucho debate teologico no? Antes y después de la contrarreforma.»

    Lo sé.

    «No obstante, había gente que debatió porque no veía blasfemo debatir sobre traducciones, pero yo también tengo que entender a los que creían que hablar de que su propia traducción era blasfemia, porque claro, son debiluchos intelectuales que no eran capaces de reconocer que la habían cagado durante siglos, pero lo dicho, hay que entender, y no despreciar… o bueno, despreciar su actitud pero entender al actor.»

    ¡Ah! Entiendo….sí. Pero dése cuenta de las CONSECUENCIAS que tuvo eso contra la libertad. Miles de hombres ardieron en la hoguera por culpa del romanismo. Hechos, señor. Hechos. ¿Cómo no iba yo a despreciar una religión de la muerte? ¿Cómo no iba yo a rechazar una religión contraria a la libertad? A ver si lo entendemos: una sociedad libre NO PUEDE permitir la presencia romanista.

    Ya, ya sé que muchos papistas señalan la república histórica de San Marino y las repúblicas de la edad media para intentar dar argumento. Pero, pregunto, ¿acaso esas repúblicas eran liberales gobernadas por ciudadanos, donde la libertad de conciencia y religión estaban GARANTIZADAS por la constitución y las leyes? Toda persona inteligente sabe que esos elementos imprescindibles para el liberalismo JAMÁS entraron como concepto en esas repúblicas y, aunque eran repúblicas en nombre, carecían de los elementos esenciales para un gobierno verdaderamente libre y republicano.

    Las repúblicas de Europa históricamente han brotado de noche y en menos de 1 día han perecido. Lo mismo podemos decir históricamente de México y otros países de centro y sudamérica. Donde exista la iglesia católica, NO ES POSIBLE ser libre ni tener un gobierno equilibrado. Ioseff, el despotismo eclesiástico NO da lugar a la libertad política.

    «Y ya que estamos, la degeneración papista era porque precisamente eran muy seculares y temporales. Donde tenemos al “Papa batalla Rovere”, donde los Papas renacentistas tenían hijos sin ningún pudor ni escándalo, pero eso, son ciclos, ya hubieron “regeneraciones” anteriormente y de ahí que Pío V, el papa siguiente al papa asediado por Carlos V y I, hizo una larga lista de (contra)reformas, entre las cuales se volvía a la prohibición de vida matrimonial si se dedicaba a la sacerdotal. La cuestión es que no sé muy bien por qué Papa es malo y Rey es bueno».

    ¿Debo recordarle que Cromwell mató a un rey? ¿Cuando he dicho que rey es bueno necesariamente?

    «Por otro lado usted sabe muy bien que esta desconexión permitió que cualquier tonto dijera “Ah no but you see my friend, I HAVE discovered that Daniel the Prophet REALLY meant this date” ya sabe usted el milenarismo de ciertos granjeros en el siglo XIX creo que era. Y al fallar pues… Y bueno, “Esto con Roma no pasaba”, parafraseando cierta frase facha (que por cierto, los fachas me doy cuenta que odian a la Iglesia ya desde hace un tiempo)»

    Prefiero que haya «confusión» de ese tipo antes que «autoridad» impuesta desde arriba y encima sin libertad para elegir. No obstante, no crea usted que todo vale para mí.

    He dicho en muchas ocasiones que las iglesias deben recuperar su papel central entre los creyentes y volver a ser una autoridad con capacidad para expulsar y comunicar a otras iglesias tu presencia, para no legitimar la sedición y el famoso “Jesucristo a mi manera, a mi conveniencia”. SI NO TE DUELE, NO HAY FE.

    Las iglesias fuertes, magnas, ceremoniales, institucionales, deben subrayar la importancia que tiene la práctica de autoexaminarte, de arrepentirte, de limpiarte.

    «Cuando alguien quiere, es porque muy racionalmente sabe de que le debe mucho, incluso si desconoce otras cosas que le harían entrar en conflicto, sus razones para amar no son menos poderosas ni menos racionales. Y por ende, el odio es la cara irracional de la misma. Uno puede odiar claro… pero es por no entender al otro, o sea, por no ser racional.»

    Hmm, sin embargo, los delitos de odio, de hecho, responden a la razón. Cuando un miembro de una étnia minoritaria (solo doy un ejemplo) intenta tomar provecho de los mismos recursos limitados de la mayoría, surgen respuestas de odio muy habitualmente. Un individuo toma decisiones basadas en su amor o, si lo prefiere, deferencia por la autoridad (en caso de responder a ésta cuando comete un delito de odio). Eso pasó, por ejemplo, con el Holocausto y en Kosovo…así como en muchos otros rincones del mundo en el siglo XX.

    Discrepo — uno puede entender perfectamente al otro y hasta entonces verlo como AMENAZA. Si amas lo tuyo, respondes contra la amenaza.

    «Dicho de otra forma, se puede odiar y amar a la misma persona a la vez, y se puede no odiar a quien amenaza lo que amas.»

    Entonces realmente no amas tanto eso como piensas…

    «Usted habrá visto muchos casos de gente con mucho conflicto interno, que sabe que por un lado quiere mucho a alguien por lo que se han apoyado, pero por otro lado lo odia precisamente por no captar comprensión, lo cual significa por no apoyar. Y eso es recíproco. La incomprensión alimenta el odio, incluso si amas a esa persona. De ahí que diga eso: No odie a Roma. Apénese de Roma.»

    Tampoco discuto contra esta posibilidad, pero es inusual. Es verdad que habitualmente hay gente con conflicto interno, con contradicciones, pero en realidad depende si tu posición social ha descendido en la escala. Eso tendrá efectos sobre si odia realmente o no.

    «Y si menciona a Jesús, recuerdo que la única vez que sí hizo algo violento fue por ver como la casa de la espiritualidad se convertía en la casa de la materialidad. Yo también reaccionaría así. En cuanto al resto de veces, siempre abogó por, en resumidas cuentas, “no entrar al trapo”.

    ¿No me diga que usted es de aquellos que creen en el mito de que Jesucristo era «paz y amol»? Muy al contrario…si es esa su imagen…le recomiendo un buen repaso de la Biblia….

    «Este es exactamente el mismo argumento que usa De Prada para DEFENDER a Roma. Es que aquí está la clave. Si usted está dispuesto a contextualizar las acciones de sus padres espirituales y no la de los demás, lo siento, pero eso es hipocresía en mi diccionario.»

    Pues habrá que pasar ese diccionario a revisión, porque DESDE EL PRINCIPIO que yo recuerde, he dicho, ¿no he dicho yo que el ser humano es TOTALMENTE DEPRAVADO? ¿Cuántas veces entonces tengo que pasar juicio después de esa afirmación? No he «contextualizado» nada. Me he limitado a darle los hechos, Ioseff. ¿Tengo que volver a repetir que no es comparable el poder institucional de Roma con un solo ser humano? Incluso, puedo llevar este tema más allá y decir «¿sabe que los puritanos LIBERARON a muchas personas de la tiranía al DESPENALIZAR decenas de delitos que eran crímenes capitales en el sistema católico e inglés de la Iglesia de Inglaterra?

    Aquí somos mucho más sofisticados como para decir eso de «buah, ya que muchas iglesias calvinistas pecaron, pues no pasa nada con el catolicismo». Espero más de usted, Ioseff. Y espero más porque usted sabe que hablábamos no sobre si yo o la vecina somos pecadores, sino sobre si la iglesia romana es compatible con la LIBERTAD. Y mi respuesta sigue siendo esta: NO. NO Y MIL VECES NO.

    Con respecto a De Prada…yo no le temo a ningún debate de esta índole, solo que cuando se cree en LA RAZÓN, pues algo tiene que prevalecer.

    «Y como digo que individuo y colectivo son alimentados recíprocamente, entonces debemos considerar nuestro fallo colectivo como un fallo de cada individuo, sí.»

    ¿Sabe usted que si yo mañana arrancara páginas de la Biblia y las quemara en público le haría un favor a la iglesia? Porque efectivamente, hay cosas que se alimentan sí, pero entonces en ese caso los católicos deberían agradecerme, pues hablo más de su iglesia de lo que ellos mismos la conocen…

    «Y por cierto, esto lo sé porque leí algo de Calvino en la página de la Iglesia Presbiteriana de Sevilla, precisamente de un post del antiguo comentarista de por aquí Javier. Y muy iluminadora, me ayudó a entender que ustedes entienden el propio acto de la comunión como causa, y no el hecho de que se consagre el pan.»

    Correcto. Me alegro que lo haya entendido.

    «Y creo que usted entenderá este punto porque muchos han venido a esta página y han soltado su primer comentario como creyendo que usted considera a todos malvados sin remedios y luego, al ver como respondía usted, se daban cuenta de que la impresión era equivocada. Esto sucede con todos los tipos de pensamiento, no es simplemente cuestión teológica, pero la cuestión es, no creo que debamos ser histriónicos sobre “Roma mala Roma mala”. Yo sé que usted no cree ser histriónico… yo tampoco creía que esa actitud es ser histriónico, pero luego uno piensa “pues simplemente no debería yo decirlo tanto, y si siempre lo digo, quizás sí lo sea?”

    Depende del tema. Yo creo que he dejado claro en varias ocasiones que a menudo tomo comunión con el mismísimo diablo…porque a mí siempre me gustó guardar buena compañía que no me aburra…en caso de querer compañía, que no es habitual. Siendo así, a mí nadie me escandaliza ni me «asusta», si bien muchas veces las cosas me pillan por sorpresa. Es parecido a aquello de «solo voy a beber una copa, y con gente correcta….» para luego acabar bebiendo 5 y al lado de un ex-asesino, como si no pasara nada. Entonces, Roma mala, Roma mala, sí, sí, Roma muy mala, pero si tiene algo de provecho, no dude usted en que lo sacaré. Recuerde aquello de….depravación total….

    «Me da la impresión que los del Juan de Mariana usted dice que hay mucho fascista. Yo por ello entendía que incluía a Rallo.»

    No, aunque sí es verdad que HAY fascistas afiliados o asociados el Juan de Mariana. Entre ellos, el indeseable tipejo Elentir, del blog «Contando estrelas». También estaban los impresentables de BATIBURRILLO, entre otros delincuentes.

    Con respecto al propio Franco, yo no le llamaría fascista del todo. Era un general autoritario, sin duda, que desconfiaba profundamente de los partidos políticos, pero ya puesto así, también HAMILTON en USA deploraba la existencia de partidos políticos así como Washington.

    «O soy el mismo tocahuevos que le diría a los socialistas: “No os aclaráis, primero derogáis la ley del Delito Contra la Mujer porque somos UROPA e iguales y una generación después… ¡la reinstauráis!” (lo de las defensas sociales que dice usted ya es la hostia, porque básicamente Felipito era socioliberal, como en EEUU los demócratas. Y es que hay que aclarar que los socioliberales sí son neoliberales porque el neoliberalismo REFUERZA el estado… pero con burocracia, y los gastos anteriores en coberturas sociales al carajo.)»

    Sí, es increíble que hace 2 décadas o más, los que realmente defendían la libertad de expresión y la igualdad real en los progresistas liberales y ahora son los que suelen abogar por esas burradas tan retrogradas…hasta tal punto que en el caso americano, el famoso ACLU ya no defiende como antes la libertad de expresión. Ahora ha adoptado una filosofía «woke». En los años 90 yo recuerdo que la derecha temía al ACLU porque éstos, a pesar de ser de izquierdas, defendían a neonazis en los tribunales para que éstos tuvieran derecho a portar sus símbolos, etc. ¡QUIÉN TE HA VISTO ACLU Y QUIÉN TE VE!

    De acuerdo en lo de Marx.

    «Ahí están los trumpistas que asaltaron el Capitolio, cuantos eran? Y yo ya le demostré que esos elementos, incluso si es uno por cada cien mil habitantes, a Trump le sobra para montarse su compañía mercenaria.»

    Bueno, aunque ese caso más bien pareció un vídeojuego de mala calidad.

  9. Ioseff · ·

    Y eso que en los 90 había mucho más movimiento paramilitar (ultra?)derechista, por lo que se podían considerar a los neonazis como más peligro que ahora. Pero lo dicho, ciclos… de ahí que lo de la Iglesia (y otros conceptos) lo veo más complicado, ya lo detallaré.

    Y me alegra que haya mencionado a Elmentir porque llevo tiempo queriendo hablar de él y me ha dado usted la excusa perfecta, pero ya mañana junto con el resto de la respuesta, solo diré que El(m)entir se ha ganado a pulso ese mote porque, no sé si fue usted el que acuñó ese término, pero lo que es absolutamente cierto es que usted no es el único que lo llama así, y encima, uno puede encontrar menciones de Elmentir, sí con la m, de hace más de una década, así como testimonios de su asqueroso corta pega de palabras… Eso sí, no entiendo muy bien su odio a él, puesto a que ni siquiera parece que él tuviera animosidad contra usted, al menos públicamente. Lo achacaré a que usted odia su destilante hipocresía (que también atestiguo que la tiene, porque mucho hablar él de «rojo malo rojo malo» con toda la documentación interesada posible, pero no le molestes el 20 de noviembre que prefiere centrarse en su cumple antes que Franco, y no exagero, así de hipócrita eso)

  10. Ioseff:

    Sí, muy cierto lo de los años 90. Incluso, en USA también había muchísima más actividad neonazi y «pro white» en los 90…aunque ni de lejos eran lo cotidiano. Pero estamos hablando de otro planeta casi. Hemos pasado de ser una sociedad en la cual gente como Jared Taylor podían salir tranquilamente en la tv teniendo un debate normal, con discrepancias por supuesto, pero LIBRE, a una sociedad que activamente censura toda opinión «diferente». Claro, yo mismo dije en los años 90 que este iba a ser el resultado de tener una sociedad muy mixta…de ahí a que como usted bien sabe, no pocos me acusaron de ser también neonazi y me lanzaron otros piropos. Soy un veterano en estas cuestiones, pues ya a los 17 años la prensa me acusaba de ser «nazi». Como ve, las palabras se las lleva el viento y yo nunca he temido la opinión de los demás porque sé cual es la verdad y nunca he esperado demasiado de la gente como mayoría. Dicho de una forma más vulgar: la gente es una mierda.

    «no sé si fue usted el que acuñó ese término, pero lo que es absolutamente cierto es que usted no es el único que lo llama así, y encima, uno puede encontrar menciones de Elmentir, sí con la m, de hace más de una década»

    No sabía eso, pero creo que el que le dio fuerza a la palabra y con demostraciones fui yo.

    «Eso sí, no entiendo muy bien su odio a él, puesto a que ni siquiera parece que él tuviera animosidad contra usted»

    ¿¿Ah no?? ¡Pero si ese hdp hasta me censuró e intentó calumniarme toda vez que pudo!

    Tuve varios encontronazos con ese personajillo que además fue candidato de FALANGE.

  11. Ioseff · ·

    Ni de lejos lo cotidiano y aun así mucho más activo que ahora… el poder de los mass mierda (nunca mejor dicho)

    Más que gente, diría masa. Masa determina bastante la actitud subhumana. Gente en sí denota un nivel de individualidad y colectividad propios, genuinos y tangibles. Pero sí, cuando la gente se deja llevar por ETIQUETAS en lugar de pensar en la ACTITUD (y por ende en el razonamiento detrás del mismo), son despreciables. Pero esa es la cuestión: Usted vive en una ciudad de 8 millones de habitantes HACINADOS, qué espera sino que sean MASA? La hacina y el agua hacen la masa…

    Lamento comunicar que he dedicado mucho más tiempo del que pensaba dedicar al otro post que he escrito así que no podré escribir hoy sobre Elmentir, pero diré dos cosas:

    «¿¿Ah no?? ¡Pero si ese hdp hasta me censuró e intentó calumniarme toda vez que pudo!»

    https://tvtropes.org/pmwiki/pmwiki.php/Main/ButForMeItWasTuesday

    «Tuve varios encontronazos con ese personajillo que además fue candidato de FALANGE.»

    Lo que veo mal no es que fuera de Falange, sino que cuando se le preguntaba el por qué de su cambio (cuando lo abandonó) y demás: «Aysh aysh pero era moi joven kolegash». Notaré que cuando dejó Falange tenía él 27 años, que es MI edad actual, y yo no veo que tener menos de 27 años te excuse de estar equivocado políticamente, otra cosa es encontrar tu camino requiriendo tiempo. Pero lo peor es cuando le preguntan sobre el capitalismo, su respuesta básicamente fue: «AySh iO kReO kE eR kApitAliSmO nOs dA lOs mAyOrEs aVaNcEs dE La hIsToRiA» *facepalm* o sea que este personajillo estaba en Falange por, básicamente, la etiqueta, la identidad. Pensar? «Esho ke esh?» Críticas de Primo de Rivera al capitalismo? *Blue screen*

    Pues no me extraña que usted se encontrara con él, yo he leído como usted era hace 10 años y hostia, al menos usted pensaba y razonaba (usando más etiquetas que ahora, pero lo dicho, cada uno toma su tiempo en encontrar su camino) pero es que yo también he leído de su blog de hace diez años y más incluso (está activo desde 2006, creo) y básicamente: «De Prada es progre» «Esta peli es mala y no tiene nada que ver con que los malos sean los fachas, aunque sea una simple introducción, no eso no tiene nada que ver pero la película es muy mala, malísima y yo lo sé porque me dedico al gremio de la publicidad» «De PRada es MUY progre y muy malo por mucho que lo niegue» Y lo único que ha cambiado ha sido, si acaso, su forma de documentarlo, que es muy exhaustiva… lo cual le da incluso MENOS excusa, porque bien puede documentarse por otras partes y de otras cosas, pero ya sabe, hay gente que lo que les interesa es documentarse de lo malo que son los piojos rojos, porque claro, no los hay de otros colores. Buena cosa que no me cruzo con el personajillo, pero si algún día lo hago, simplemente le diré: «Claro que sí jacobino azul» y dejar que se ahogue en su bilis. Si pide ayuda, se la daremos, si no, que se ahogue en su bilis.

  12. 1793 · ·

    Saludos cordiales. Quisiera terciar en el interesante debate que mantienen Alfred y Ioseff con algunas observaciones en plan telegráfico (por desgracia, ando estos días muy pillado de tiempo; tenemos poco y hasta ese poco se nos niega).

    Tema iglesia/iglesias:

    Evidentemente, a Alfred no le gusta nada la iglesia católica por dos razones, creo yo: primero, porque es una institución básicamente pagana que traiciona el genuino espíritu cristiano (o judeocristiano) de la Biblia. La iglesia sería más heredera del imperio romano que de las comunidades cristianas primitivas. El emperador romano (sumo pontífice, no lo olvidemos), fue sustituido por el Papa, conservando este el poder absoluto del dominado tardorromano. El nuevo emperador es el Papa, en una palabra, al frente de una enorme burocracia organizada piramidalmente y en donde se practica la máxima «los de arriba siempre tienen razón; agachamos la cabeza.» En un esquema semejante lo espiritual queda engullido por lo temporal y la religión no es más que política. Pero si el interés de la iglesia católica es la política y el control de sus miembros, la libertad como tal deja de existir. Cada miembro de la iglesia está emplazado dentro de una jerarquía muy rígida y ordenada que transmite órdenes e impide la autodeterminación personal. No existe individualidad, libre crítica o un control satisfactorio de los dirigentes por parte de las bases. Un colegio cardenalicio manda. Un Papa que se cree vicario de Cristo en la tierra («Pedro, sobre ti edificaré mi iglesia») es la forma humana de ese poder burocrático concentrado en Roma. Los demás deben obedecer. En realidad, en este esquema eclesial no tiene sentido la libertad individual, en la medida en que se busca no tanto la educación de cada fiel y su perfeccionamiento espiritual, lo que supondría educarle y darle libertad para razonar y pensar por cuenta propia, sino la pervivencia del aparato del poder temporal legitimado de manera sagrada que se llama iglesia. Es un esquema monárquico, absolutista y totalitario. Cualquier persona liberal, que no acepte este miedo a la libertad, debe ser anticatólica por coherencia.

    Personalmente, soy católico nominal, como la mayoría de los españoles, pero nada practicante y mucho menos creyente. Mi catolicismo cultural, inevitable por cuestión de nacimiento, es puro agnosticismo.

    En el caso de las iglesias reformadas existe competencia entre ellas (son muchas, innumerables), la organización es más democrática, la estructura más laxa y horizontal, el compromiso del creyente con «su» iglesia seguramente mayor que en el caso de la iglesia católica, que tantos católicos ven como algo todopoderoso, lejano, siniestro y peligrosamente mafioso. En el catolicismo la iglesia tiene un poder enorme, hasta el punto de hablarse, y con razón, de clericalismo. El catolicismo es la iglesia. Este clericalismo no existe, o no existe en la misma medida, en los países protestantes. Ni siquiera en Inglaterra, con su anglicanismo pseudo-católico, como indica Alfred. Por pura lógica, el anticlericalismo siempre ha sido mucho más intenso en los países católicos que en los protestantes, en donde me parece una postura marginal. Allí no había clero prepotente contrra el que rebelarse. España ha sido el país anticlerical por excelencia porque en nuestro país la influencia católica sobre la sociedad ha sido quizá la mayor de toda Europa (junto con Irlanda, Italia y Polonia).

    En una palabra: el poder eclesiático católico ahoga la libre espiritualidad, la libre conciencia, del fiel, sumiéndolo en una pseudorreligiosidad rutinaria, acomodaticia y vulgar. La iglesia, el gran poder, se ocupa de todo, quedándole a los fieles el papel de constituirse en una gran masa obediente. Que las misas fueran en latín hasta los años 60 me parece prueba de lo que digo. Nadie entendía el latín de la misa, en ocasiones ni tan siquiera el cura que lo recitaba mecánicamente, pero lo importante era hacer bulto con los fieles, controlar mediante la ignorancia y ceremonias teatrales y coloristas a semejante masa, y dominar el poder civil para sacar privilegios. En España, desde luego, la iglesia fomentó una mentalidad pobre y castiza que nos hizo perder el tren de la modernidad (ciencia, filosofía). El fiel católico no asumía su creencia como propia porque no entendía nada del numerito que se representaba delante de él. Ni siquiera entendía el idioma. Pero decía amén a todo. Recitaba lo que le decían que debía recitar sin ninguna reflexión personal. Lo de «doctores tiene la santa madre iglesia, no me preguntéis a mí» expresaba una gran verdad: no me meto a razonar mi fe, a explicarla a los demás y explicármela a mí mismo, como criatura dotada de razón, sino que delego todos los problemas en una burocracia de sabios que piensen en mi lugar. A esto le llamaba (y llama) la iglesia tener fe. Porque el creyente ha de ser modesto y discreto en su fe, sin alardes que preocupen a los curas (asoma la patita Lutero, el inconformista). O sea: ignorancia y rutina=fe. En resumen: a mi entender, con su esquema ritual y burocrático, en gran medida teatral, interfiriendo y controlando la fe de los creyentes católicos como si se tratase de retrasados mentales, la iglesia católica aleja al creyente de Dios. Es lo peor que se puede decir de una institución religiosa.

    Evidentementre, el esquema protestante me parece más sólido y maduro. Más genuinamente religioso, cristiano, también. Al creyente, para empezar, se le exige responsabilidad personal y un compromiso con su fe. Forma parte de una iglesia que también es su iglesia. Su casa. Él es iglesia como un creyente adulto que lee sus libros sagrados, los entiende y comenta, extrayendo de ellos enseñanzas para la vida cotidiana, discutiendo con otros, fieles o no, discutiendo consigo mismo. No delega su fe, que solo puede ser personal para ser auténtica, en un colectivo lejano e impersonal que piensa y saca por él las conclusiones, la santa madre iglesia, sino que comparte dicha fe con otros creyentes de su iglesia, con quienes está en pie de igualdad, y puede y debe discutir con ellos, perfilando sus creencias, polemizando a veces, pero siempre en libertad. Libertad= libre examen. Creo que esta es la gran aportación protestante a la causa de la libertad. El esquema horizontal, libre e igualitario del protestantismo es para cualquier espíritu liberal preferible al modelo totalitario, cerrado y piramidal de la iglesia católica. La fe para el creyente es indudablemente un don, una gracia, de Dios; pero cada creyente, en el protestantismo, la entiende a su manera, con su libertad y responsabilidad, su cruz, a cuestas, hace suya la fe y la comparte con otros fieles. Cada creyente lleva su Dios a cuestas. En el catolicismo, en cambio, el creyente delega su fe (que puede ser perfectamente sincera y respetable, por supuesto) en una institución mediadora, la iglesia, renunciando de esta manera a una fe directa con y en Dios, si se puede expresar así. Acaba siendo una fe no tanto en Dios (aunque venga de Dios), sino en una iglesia que se cree Dios: infalible, omnipotente, omnisapiente etc etc. La fe personal queda sustituida por la obediencia ciega y rutinaria al tinglado clerical. El clericalismo ha devorado a la verdadera religión. Para un espíritu liberal, aunque no sea religioso, como es mi caso, es mil veces preferible el protestantismo al catolicismo, por la sencilla razón de que los protestantes respetan la libertad en mucha mayor medida que la iglesia católica (aunque naturalmente chiflados y fanáticos aparecen en cualquier religión). Además, el laxismo moral tan típico de los países católicos quizá en parte se explique por esta renuncia a la fe propia, a la propia personalidad en suma, delegando en otros las consecuencias de las decisiones (evasivas, escapismo). Si pecas te arrepientes y punto. La iglesia te saca las castañas del fuego. Quedas limpio para volver a pecar. El rigor moral de los países protestantes es mayor que en los católicos y no me parece que esto se deba a una casualidad. Este fondo puritano es intensamente moral. El catolicismo es bastante inmoral y a veces completamente amoral.

    Dije que iba a ser telegráfico y me he enrollado demasiado. Lo siento.

    Solo añadir que el blog «Contando estrelas» es de lo peorcito que se puede encontrar en la red. Sus artículos son reaccionarios y casposos. Para ser un buen español se ha de ser católico, de derechas, militarista, de Vox o de Ayuso, y admirador asimismo de la derecha autoritaria polaca (!!!). Pues nada, que con su pan se lo coma el tal Elentir.

    Un afectuoso apretón de manos a todos.

  13. Ioseff · ·

    Sí 1793, la teoría me la sé. Luego estudias las instituciones, estudias a sus integrantes, y las conclusiones son otras.

    Cuando aceptas el estereotipo «hook and sink», lo que hay es básicamente Elentir: Solo se documenta para decir «rojo malo rojo malo» y no exagero. Eso sí, documenta muy bien… lo cual da incluso menos excusa.

    Saludos a usted también.

  14. 1793 · ·

    Sin duda Ioseff: una cosa es el tinglado y otra las personas, que disponen siempre de un grado de libertad incluso en el ambiente más desfavorable. Quizá mi comentario anterior fue demasiado anticatólico. Lo que quería decir es que, a mi entender, el funcionamiento de la iglesia católica implica un culto desmedido a la institución en cuanto tal, sus príncipes y su boato. Esto da lugar a un evidente esteticismo, un culto claramente pagano: ceremonias recargadas, santos, esculturas, pinturas etc. Entiendo que ciertos protestantes como Alfred consideren a la iglesia católica como pura idolatría y paganismo, porque este matiz claramente existe. Es interesante señalar que esta acusación contra la iglesia es similar a la de los cristianos antiguos contra la religión grecolatina: paganismo, inmoralidad e idolatría. En cierta medida, el protestantismo recoge la herencia judía y más primitiva del cristianismo, mientras que el catolicismo conserva esa mezcla de cristianismo y paganismo de la época de Constantino. Roma es cristiana y pagana. Quizá más lo segundo que lo primero.

    El problema de Elentir es, como usted indica con tino, el sectarismo. Se escoge lo que interesa desechando lo demás. Para hacer esto hay que saber, pero es un conocimiento sesgado. Esto nos pasa a todos, pero en algunos es una manía.

    Un cordial saludo.

  15. Ioseff · ·

    Más que «anticatólico» lo que me pareció es «estereotipado». Mi argumento es simplemente que no es tan fácil. No se puede acusar al clero católico de «ordena y mando» al tiempo de llamarles «ritualistas» cuando precisamente su «ordena y mando» no pocas veces fue porque trataban de eliminar el paganismo natural de muchos sitios, o adaptarlo de manera que no sea ofensiva a la fé cristiana. Por no decir que Roma en el 500 era la tolerante, en el 1500… ya no tanto, pero lo dicho, desarrollo histórico (cabe destacar que ya lo eran en el 1100, no es coincidencia que medio siglo después del cisma con los ortodoxos, se pusieran a justificar expediciones al este…)

    De hecho, siendo honesto, me parece que la Iglesia se acerca más al estereotipo HOY (bueno, y en el siglo XIX) que en otras ocasiones, pero lo dicho, ciclos… ningún ciclo es el mismo, pero ciclos son. Si yo comparto muchas veces vuestras IMPRESIONES, por ejemplo cuando veo lo del «Salto de la Reja»… pero sería erróneo decir que todas las procesiones son «berridos andaluces», porque de hecho hay muchas procesiones hechas con solera en Andalucía, por lo tanto, es cuestión de precisar.

    De hecho yo dije que Alfredo no estaba equivocado al decir que Roma es hoy lo que era ayer, simplemente digo que no es una línea recta (lo que le dije a usted, la historia ni es cíclica ni tampoco lineal, pero hay ciclos y líneas) y es importante recordar eso porque puede ser la diferencia entre que alguien considere o no tus argumentos. No todos los que descartan considerar una opinión lo hacen por fanatismo, sino por sentirse atacados injustamente antes de dar su opinión.

    Por supuesto, esto no quiere decir que yo los defienda: Yo, como Alfredo lleva diciendo ya tres domingos, JUZGO APROPIADAMENTE. Simplemente trato de que sea MÁS apropiado, pero uno ha de reconocer a Alfredo su buen juicio (bueno no es perfecto, pero ya es bueno, lo cual no es poca cosa). Y por ejemplo, si se da un garbeo por la página tradicionalista española que he dejado, puede ver un artículo donde se ataca que la Iglesia se haya callado con ciertos «ataques»… pero cuando han tocado la educación concertada, viendo que iban a perder gran parte de sus emolumentos y por ende privilegios devenidos de la situación económica, aaahhh entonces sí «alzan la voz». PEro lo dicho, que esa crítica la vi en una página tradicionalista, pues dice bastante. Estos son los que se quejan de que la Iglesia haya dejado de intervenir en la sociedad, lo cual no solo es por los curas malos y las monjas malas, también el intervencionismo en el empleo y el auxilio LOCAL que daban antes ayudaban (aunque como siempre, hay que precisar, porque a muchos de los defensores se les olvida como de «imperfecta» era ese auxilio e intervencionismo…)

    Supongo que lo que digo es que, trasponiendo la situación a como está en EEUU, el urbano ha de entender al campestre, y viceversa. El campestre no ve bien pagar mucho más impuestos porque no está donde eso sea requerido, tienen como sistema de auxilio su iglesia local y eso, y pagar por cosas que son mayormente auxilio URBANO pues les jode e incluso puede pensar que es una trola. El urbano no ve bien que estos campestren voten a gente que usan esas excusas para pagar menos y que se jodan todos los que sufren la masificación, hacinamiento y embrutecimientos urbanos y claro, pues piensan de ellos como retrasados incestuosos por no ver algo tan obvio para ellos. Pero ahí está la diferencia: Lo que para unos es obvio, para otros no tanto, y hay que tratar de entender eso. «Nah más»

  16. Contesto a 1793 primero ya que toca unos puntos con los que, obviamente, concuerdo:

    «primero, porque es una institución básicamente pagana que traiciona el genuino espíritu cristiano (o judeocristiano) de la Biblia.»

    Es una de las razones, sí, pero yo no diría que la más importante. Mi rechazo a la iglesia católica es más bien porque amo la libertad en todos sus sentidos y, repito, la iglesia católica NO ES compatible con el liberalismo.

    Tiene que ver con el principio de autoridad, además: no hay otro dirigente de la Iglesia que no sea Jesucristo; ni el papa de Roma puede, en ningún sentido, ser cabeza de nada, pero es sino el anticristo, hijo de la perdición, el que se ensalza a sí mismo, en la iglesia, contra la autoridad genuina de Cristo.

    La doctrina bíblica de la iglesia se centra en Jesucristo (Colosenses 1:18). Solo Cristo tiene autoridad suprema (Colosenses 2:10). La iglesia se somete a Él (Efesios 5:22-24). Cuando los hombres dicen ser seguidores de Cristo pero en realidad siguen sus propias nociones o tradiciones y normativas humanistas, no están sometiéndose a la libertad que aporta Cristo. Cristo es lo primero o ya no estamos hablando de una iglesia cristiana, lógicamente.

    Una de las grandes herejías de la iglesia romana es la exaltación del hombre en vez de Cristo. El papa o el obispo toman el lugar de Cristo y son «vicarios» de Cristo, se consideran representantes de Cristo. Por eso mismo se le llama el SUMO pontífice, que viene de Levítico 21:10, pero la Biblia nos dice que el supreme es Cristo, hijo de Dios (Hebreos 4:14).

    «En realidad, en este esquema eclesial no tiene sentido la libertad individual, en la medida en que se busca no tanto la educación de cada fiel y su perfeccionamiento espiritual, lo que supondría educarle y darle libertad para razonar y pensar por cuenta propia, sino la pervivencia del aparato del poder temporal legitimado de manera sagrada que se llama iglesia. Es un esquema monárquico, absolutista y totalitario. Cualquier persona liberal, que no acepte este miedo a la libertad, debe ser anticatólica por coherencia.»

    Por supuesto. Es que ese es el resultado del catolicismo y por eso allá donde haya estado la iglesia de Roma, ha habido una pérdida notoria de libertad, progreso, y ciencia. Dígame de un solo país dirigido por el catolicismo que haya sido libre y próspero históricamente. NO lo encontrará.

    «Este clericalismo no existe, o no existe en la misma medida, en los países protestantes. Ni siquiera en Inglaterra, con su anglicanismo pseudo-católico, como indica Alfred».

    Así es. Por eso mismo la religión aquí en EEUU ha sido parecida al liberalismo: es algo a lo que aspirar, se toma la enseñanza correspondiente y no se profundiza demasiado en cuanto a la autoridad, no vaya a ser que la cosa degenere mucho. Pretender tener autoridad absoluta es un gravísimo peligro y ha sido un fenómeno donde quiera que haya estado un catolicismo poderoso.

    «Por pura lógica, el anticlericalismo siempre ha sido mucho más intenso en los países católicos que en los protestantes, en donde me parece una postura marginal. Allí no había clero prepotente contrra el que rebelarse. España ha sido el país anticlerical por excelencia porque en nuestro país la influencia católica sobre la sociedad ha sido quizá la mayor de toda Europa (junto con Irlanda, Italia y Polonia).»

    Sí y por eso también esos países han producido a muchos anarquistas. Francia también, aunque Francia se encargó de poner al clero corrupto en su sitio en el siglo XVIII.

    ¿Son cristianos los católicos? Desgraciadamente, la mayoría de los portavoces oficiales del protestantismo de hoy afirman a los medios de comunicación que el catolicismo es cristianismo y que los católicos son cristianos. Incluso, algunos anglicanos también afirman eso de que “el Papa es un gran maestro moral” y “por supuesto que el Papa está en el cielo, porque era bueno y sufría”. Considerar que los católicos son cristianos no es fácil ni mucho menos responsable. Básicamente revierte SIGLOS Y SIGLOS de trabajo de los misioneros protestantes y cristianos en el mundo. ¡Siglos y siglos de mártires por la fe a manos de Roma! En la batalla por la fe cristiana, el enemigo más formidable, incansable e implacable ha sido el catolicismo romano. El catolicismo es un sistema lleno de enseñanzas falsas, corrupto, apóstata, y es un frente teológico para avanzar el Reino de Satanás. Eso es el catolicismo romano. Allá donde haya metido las pezuñas, allá donde se ha perdido libertad e ilustración.

    «Al creyente, para empezar, se le exige responsabilidad personal y un compromiso con su fe. Forma parte de una iglesia que también es su iglesia. Su casa. Él es iglesia como un creyente adulto que lee sus libros sagrados, los entiende y comenta, extrayendo de ellos enseñanzas para la vida cotidiana, discutiendo con otros, fieles o no, discutiendo consigo mismo».

    Correcto. Se nota que vd ha estudiado el tema. Por eso me choca mucho cuando algunas personas me dicen cosas como «ah bueno, solo lo haces porque te lo dice la Biblia». Ehh, no. No se dan cuenta lo verdaderamente difícil que es esto, que siempre estás poniendo en duda tus convicciones y nunca sabes si puedes acabar ardiendo en el infierno o de gloria en el cielo. Como no se delega, se trabaja activamente. En la iglesia donde yo voy, por ejemplo, hay gente que está totalmente en contra del matrimonio homosexual mientras otros defendemos que se casen. Yo mismo escribí aquí por qué me parece así:

    Lo dije en el 2015 (y fíjese, ya incluso en esa misma entrada hablé sobre la violencia y racismo policial):

    El Tribunal Supremo americano y el matrimonio gay

    Los debates que tenemos en mi iglesia serían impensables en un entorno católico romano. También podemos eliminar a un pastor si éste no predica según nuestras creencias decididas colectivamente como cuerpo local eclesiástico. Los católicos no tienen tal opción.

    Me quedo totalmente con esta frase:

    «El catolicismo es bastante inmoral y a veces completamente amoral.»

    Con respecto a Contando estrelas, es asombroso como todavía le permiten el «hosting» en una empresa privada a ese personajillo tan mentiroso que además pone en riesgo la seguridad de algunas personas.

    Aquí tienes más info sobre el personaje….

    http://elrincondelalibertad.blogspot.com/2018/09/quien-es-prieto-ramiro-elentir-el.html

  17. Ioseff:

    «Más que gente, diría masa. Masa determina bastante la actitud subhumana. Gente en sí denota un nivel de individualidad y colectividad propios, genuinos y tangibles. Pero sí, cuando la gente se deja llevar por ETIQUETAS en lugar de pensar en la ACTITUD (y por ende en el razonamiento detrás del mismo), son despreciables. Pero esa es la cuestión: Usted vive en una ciudad de 8 millones de habitantes HACINADOS, qué espera sino que sean MASA? La hacina y el agua hacen la masa…»

    Y precisamente por eso, los que podemos, no perduramos mucho en la ciudad en verano sobre todo. En verano aflora todo lo putrefacto en la ciudad y eso sí no es nuevo. Ya en el siglo XIX, hombres destacados se daban sus escapaditas a Long Island o Westchester o New Jersey…alejándose de las pestilencias y, cómo no, de los mugrientos judíos, irlandeses e italianos (en aquella época). Ahora quizá algunos nos escapamos no tanto por el olor a tacos mexicanos, sino porque este un país donde ya la gente ni se aguanta más de unos segundos y por eso es preferible el campo y el silencio que conlleva.

    Dicen que Hegel murió en Alemania en 1933. La ilustración en América creo que casi murió en los años 60. Pero además, al igual que en Alemania en la época del discurso famoso de Heidegger alabando a Hitler, la universidad ha caído presa de cualquier pasión que tenga la masa. En otras palabras, las universidades ya en nada se distinguen de la vulgaridad de la población general, de la masa si prefiere. Una vez que cae la universidad, pronto le sigue la caída de la democracia.

    «Lo que veo mal no es que fuera de Falange, sino que cuando se le preguntaba el por qué de su cambio (cuando lo abandonó) y demás: “Aysh aysh pero era moi joven kolegash”. Notaré que cuando dejó Falange tenía él 27 años, que es MI edad actual, y yo no veo que tener menos de 27 años te excuse de estar equivocado políticamente, otra cosa es encontrar tu camino requiriendo tiempo. Pero lo peor es cuando le preguntan sobre el capitalismo, su respuesta básicamente fue: “AySh iO kReO kE eR kApitAliSmO nOs dA lOs mAyOrEs aVaNcEs dE La hIsToRiA” *facepalm* o sea que este personajillo estaba en Falange por, básicamente, la etiqueta, la identidad. Pensar? “Esho ke esh?” Críticas de Primo de Rivera al capitalismo? *Blue screen*

    Ah, por supuesto. Siempre ha hecho cosas así. Y ojo, que yo tampoco soy de los que condenan a nadie por tal o cual pasado si GENUINAMENTE cambian, pero no es tal el caso aquí. Es una de las personas más mentirosas y miserables con las que me he topado en ese mundillo neolibegal español.

    «hay gente que lo que les interesa es documentarse de lo malo que son los piojos rojos, porque claro, no los hay de otros colores. Buena cosa que no me cruzo con el personajillo, pero si algún día lo hago, simplemente le diré: “Claro que sí jacobino azul” y dejar que se ahogue en su bilis. Si pide ayuda, se la daremos, si no, que se ahogue en su bilis.»

    Espero que con el «la daremos» plural tenga a otros en mente y no a mí en particular…aunque igual peco de ser muy poco generoso…

  18. Ioseff · ·

    Hombre Alfredo, si por suponer, Elentir viniera a este foro y te diría «ok, en qué se supone que me equivoco?» creo que usted dejaría de lado las diferencias y lo explicaría. Pero no veo que Elentir sea de esos: Es como si hubiera una habitación, y Elentir ha elegido una esquina de la habitación, se agacha y mira para abajo y dice que nada fuera de lo que ahí hay es moral, no importa lo que le digan. No hay mucha esperanza pero bueno «Los caminos del Señor son inescrutables»…

    Y aquí va las pruebas de que Elmentir tiene esa reputación:

    https://twitter.com/elentirvigo/status/636222476872228864 (Hace casi seis años)

    Cuando le corrigen sobre la catalanidad de ciertos territorios «aysh aysh esh que no echichtio la nasheón catalana»

    Y LA ESPAÑOLA TAMPOCO, porque se le llamaba Rey de laSSSS EspañaSSSSS, seseo para que quede claro que Hispanidad es otra cosa. Decir «Cataluña es España» no sería error, pero Elmentir te induciría a pensar en «Estado español» mientras que usted y yo Alfredo sabemos mejor que eso (y es que reconocemos lo importante de la uniformidad cultural, y claro, con el hispanismo universalista, pues ayuda). Por cierto completamente cierto lo que dijo usted sobre España como estado español, es que eso fue más o menos lo que los reyes de laS EspañaS hicieron tras el 1500, esto es, una organización entre ellas. De Prada por supuesto defiende esto mismo, pero para Elmentir, de Prada es un progre peligroso, ya vé…

    http://www.escolar.net/MT/archives/2009/07/el-pp-aumenta-su-ventaja-sobre.html#comment-313531 (hace más de once, por lo visto ya le decían que era una versión «qué pasaría si Jesucristo fuera falangista?» aunque entiendo que a usted Alfredo le ofenda esto pero es el comentario)

    https://liberalismodemocratico.wordpress.com/2009/05/10/elentir-%c2%bfamigo-de-los-terroristas/#comment-28403 (aquí alguien del 2012 comentó sobre todo la manipulación parcial de los comentarios, que es lo peorcito que se puede hacer porque da a entender lo que no es. Por eso Alfredo incluso con enemigos hay que distinguir ACTITUDES, el que te avisa de que te va a apuñalar merece algo de reconocimiento por el riesgo que conlleva. Elentir ni eso, tiraría la piedra, desde la espalda y con otras personas de por medio para la coartada y el escondite, y la mano la escondería por supuesto. Para falangista que alza la voz, prefiero a Román Alonso Urdiales)

    http://blogs.andalunet.com/gonzalo/2010/02/11/la-pelota-es-mia-ea/ (Otr de hace más de una década y de alguien que no había tenido problemas, o que no los exteriorizaba, todo por decir que «De Prada» no es mentiroso. La cadena de comentarios es interesante y plausible.)

    http://www.escolar.net/MT/archives/2009/03/pedro-j-y-el-antiperiodismo.html#comment-287415 (del 2009 y le llaman Elmentir con la m, así que no me lo invento, en tod la cadena de comentarios no se ve sin la m)

    https://rosselloarrom.wordpress.com/2013/02/11/reflexion-final-sobre-el-matrimonio/ (por supuesto nopuede faltar, q en unos casos Elentir considera a gente como Alfredo de extremista, dictador, tirano, «hardhand» etc etc pero luego tampoco puede faltar cuando los considera blanditos como con este señor. Y por cierto ese señor y Alfredo ambos notan como Elentir usa mucho la manipulación de la que tanto se queja cuando la hace un «progre»)

    Todo esto por no hablar de los ocmentaristas de su blog, que son los típicos que solo quieren documentarse de las hordas rojas y los resentidos rojos, y los piojos rojos y las hambrunas rojas (ven el patrón?) porque por supuesto no pueden admitir que haya todas ess cosas con otros colores. Ah y por supuesto que no hay medias tintas en el aborto, pero no los verás asaltando el congreso para atacar una ley tan decididamente «inmoral» según sus propios términos. ni los verás admitiendo que hay mucho antiabortista que solo ayuda con la caridad sí, pero donativos y desde lejos como las malvadas ONjetas, ni los verás diciendo que hay situaciones donde efectivamente alguien puede morir si no se aborta y que por lo tanto no hay «provida» en esa situación. Tampoco los verás admitiendo que cuando más grandiosa y gloriosa era lo que ellos entienden como España existía la ejecución como castigo penal. No hombre no, que los rojos son malos y ya, y si no estás de acuerdo conmigo te baneo sin decírtelo.

    Al que quiera responder en su blog, les recomiendo que escriban la respuesta en otra parte y luego posteen un vínculo en esa página, porque de otro modo están prestos a la manipulación. Es la más pura forma de «ecochamber» que el siglo XXI pueda ofrecer.

    Ya ve Alfredo que fé en que este se arrepienta, poco. Pero no obstante si viniera pidiendo ayuda redentiva, pues habrá que dársela.

    Saludos

    P.D.: No he documentado todos los casos, o sea que hay «Elmentir» para rato en la web.

  19. Ricardo · ·

    Hola, muy interesante esta discusion. Una cosa que yo respeto mucho de Alfred como persona es que es un ideólogo de los de verdad y aunque eso provoque muchas rupturas, malos entendidos y hasta violencia, no cede nunca en los principios de la igualdad. Mientras son muchos los que hablan del racismo y la inclusión, nadie realmente ha realmente hecho tanto a nivel educativo por los negros y latinos en esta ciudad que este señor.

    No existe ninguna otra academia del nivel de City Tutoring donde haya tanto negro y latino a la vez que se les exige una calidad como si fueran blancos de dinero. Otros se lavan las manos y piensan que por decir «no al racismo» ya se lavan la conciencia. No será políticamente correcto y será muy identitario pero justamente es eso lo que le da la independencia real a las minorías. Ustedes los que comentan aquí no pueden comprender hasta qué punto el tema acá en EEUU es palpable.

    Este señor consistentemente condena la falta de regulación, la anarquía del «libre mercado» y curiosamente, aunque es verdad es bastante regionalista se da lo ironico que es mas españolista e hispanista que muchos que van de orgullo español o hispano. Yo por ejemplo siempre procuré hablar mi idioma y se lo enseño a mis hijos. Soy de Puerto Rico pero vivo en NY. A mi me encanta como este profesor abronca a los alumnos de origen hispano cuando les oye hablar solo inglés y les dice si se han olvidado sus orígenes.

    La estúpida de mi paisana Alejandra Ocasio Cortez a pesar de que no comparto nada con ella muchas veces también es de la línea de Alfred (y perdon si ofendo jeje, lo digo como apoyo) de que hay que mantener la identidad. Es interesante ver que la derecha por lo que yo veo en España es la que más habla de borrar las diferencias y habla mas de una integración completa mientras la izquierda progresista habla mas de las identidades. Eso si ahora la derecha se aprovecha y acusa de racismo a la izquierda.

    Pero yo admiro a Alfred por su labor a favor de lo analítico y la razón.

    Alfred, estuve mirando artículos suyos de hace años y me gustó mucho la serie que hiciste sobre las leyes hispanas y la propiedad privada desde una óptica liberal española donde hablaste que la propiedad tiene una función social.

    Ah y felicidades por su libro. No pienso comprarlo porque yo ni siquiera entiendo la aritmética básica jajaja pero debe ser lo máximo en rigor eso no dudo. Espero que vendas muchas copias y es un honor tener a mis hijos en su academia. Ya sabe que tiene mi permiso de regañarles si utilizan anglicismos jeje.

    Un abrazo para ti y saludos a los comentaristas de calidad que parece tiene,

    Ricardo

    Ah y si interesa a los lectores, me refería a este video de Ocasio Cortez hablando sobre la importancia de mantener el origen aunque se haya nacido aquí en EEUU continental.

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: