«¿Quién eres tú para juzgar a nadie»? Sermón dominguero (I)

Uno de los versículos de la Biblia más confundidos y utilizados por gente que practica todo tipo de maldad es Mateo 7:1 — «No juzguéis, para que no seáis juzgados». Este sermón será una serie de 4 partes. Hoy hablaremos sobre el versículo en su contexto.

Debo recordarte que las Escrituras siempre deben interpretarse a la luz de la Escritura. Ningún hombre debe interpretarla por su propia voluntad (Romanos 14:7), así que ningún versículo es algo aislado que pueda utilizarse sin otros (II Pedro 1:20). Así pues, cualquier interpretación de la Biblia que la ponga en contradicción o conflicto con otra parte es una interpretación equívoca. La Biblia NO se contradice. Si alguna vez has estudiado Lógica, sabes que la Verdad nunca está en conflicto con la verdad. Si no entiendes algún versículo, siempre interprétalo a la luz de otro versículo o texto que sí sea fácil de entender. ¡Y SIEMPRE EN CONTEXTO! Hay muchísimos versículos en la Biblia que habla del juicio de Dios; y si aplicamos este versículo de no juzgar a la luz de esos otros versículos, verás qué claridad y qué explícito es esta enseñanza del Señor. Miremos qué significa en su contexto — El sermón de la montaña.

En primer lugar, observa a quiénes se dirige el versículo. En el 5º capítulo de Mateo, justamente antes del Señor empezar su discurso, se nos dice que se había apartado de la multitud que congregaba alrededor del mar. Al ver la multitud, «subió a la montaña y se le acercaron sus discípulos. El sermón se dirigió a sus discípulos, a los seguidores del Señor Jesucristo. Con él, había más de 12, pero todos eran seguidores y no la muchedumbre del mar.

Nótese que el Señor comienza su sermón hablando de bendiciones (Mateo 5:3-12) — «Bienaventurados los mansos: porque ellos recibirán la tierra por heredad. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia: porque ellos serán hartos. Cristo le está diciendo a sus discípulos las bendiciones que tienen por el hecho de ser sus seguidores. Tras aplicar como fundamento sus privilegios y bendiciones, el Señor entonces da instrucciones y advertencias utilizando lenguaje sencillo que le siguen. Ningún otro sermón predicado en la historia contiene tanto en tan pocas palabras. Esos 3 capítulos de Mateo — capítulos 5, 6, y 7 — son la colección de enseñanzas religiosas más importantes hechas por un líder religioso en la historia del mundo. Más que eso, son palabras de autoridad divina, pronunciadas por el capitán de la salvación para quienes se consideran cristianos y heredarán vida eterna, según la enseñanza.

El último capítulo del discurso comienza con las palabras de nuestro texto: «No juzguéis para que no seáis juzgados». La palabra «juzgar» en lengua castellana tiene varios significados. Obviamente, está la definición legal: juzgar a un individuo a la luz de la ley. También significa «formar opinión sobre algo o alguien». Tú formas opiniones todos los días. Juzgas cosas sobre muchas bases: apariencia, calidad, etc. Tú decides si te gusta una música o no según tu origen, tu educación o gustos personales. Lo mismo haces con la literatura, el arte, la comida, etc. A diario juzgas formando opinión: «esto me gusta, pero esto otro no me gusta». «Juan sí me cae bien, pero Ricardo no porque Ricardo es un racista y Juan es progresista».

El otro significado es «sentenciar lo procedente», según la RAE. Esto SÍ NO DEBES HACER. No es tu derecho condenar a otro en el sentido de dictar una sentencia final sobre él. No eres un juez en un tribunal y no tienes derecho a decirle a otra persona «tú debes ir al infierno». Ese juicio es para Dios, solamente Dios, el juez sabio que juzga todas las cosas (II Timoteo 4:8, Hebreos 12:23, Juan 5:22), y que juzga todo a la luz de la Palabra de la Biblia (Juan 12:48; 14:24) y que está en los cielos (Salmos 119:89).

El Señor NUNCA dice que no deberías tener criterios o juzgar y sacar conclusiones. Su advertencia más bien dice que debes tener mucho cuidado ANTES de formar una opinión o juzgar a otros utilizando tus propios criterios. ¿Por qué? «Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados; y con la medida con que medís, os volverán á medir». ¿Nunca te ha venido a la mente que la persona o cosa que juzgas también te juzga a ti?(Romanos 2:1-3). Si te gusta la belleza; si piensas en cosas puras que no contaminan la mente, como te exige la ley de Dios en Filipenses 4:8, eres un hijito obediente de Dios, has superado lo materialista de la tierra y has desarrollado un gusto celestial. Si, por otro lado, te gusta todo aquello que sea sórdido en la literatura, arte indecente, y música discordante como el «rock and roll», hay fealdad, discordia y sordidez en tu propia alma. Lo que tú juzgas siempre te juzgará.

Permítame ilustrar con un ejemplo, estimado lector. Cuando María untó sobre los pies de Jesús el ungüento tan caro (Juan 12), Judas comentó: «Esto es un derroche. Podríamos haber vendido el ungüento en el mercado y darle ese dinero a los pobres». Aquí tenemos el juicio de un hombre cuyo corazón no estaba con Dios. Judas era el tesorero. Si se hubiese vendido el ungüento como él quería, Judas sería el beneficiado porque quería llevarse parte del dinero. Me recuerda en realidad a los Podemitas en España, que hablan mucho de ayudar a los pobres pero se compran chalét en la Sierra, ¿verdad Pablo Iglesias? ¿Verdad, puto Judas traidor, mentiroso y despreciable? Judas juzgó con egoísmo, con la naturaleza de una mente retorcida y el espíritu de un ladrón.

Según la Palabra de Dios, no tienes derecho a juzgar a otra persona sobre la base de tus propios deseos egoístas, establecer estándares y opiniones o decisiones basándote en tus gustos particulares personales. Serás juzgado por el mismo espíritu con el que juzgas a otros. Si juzgas a un rico como malvado por tener un chalet y luego haces lo mismo, no mereces más que el desprecio. Próximo domingo más y mejor.

8 comentarios

  1. Alfred te estas contradiciendo perfectamente en todo el comentario dices que no hay que juzgar a nadie y tu dices esto sobre Pablo Iglesias : Me recuerda en realidad a los Podemitas en España, que hablan mucho de ayudar a los pobres pero se compran chalét en la Sierra, ¿verdad Pablo Iglesias? Eres todo una contradicción …….que pases un buen dia y te dire más Jesucristo estuvo hasta los 30 años en India y ese tiempo nunca lo lo han comentado porque no les ha interesado a los que crearon la religión que no fue él que la crearon los que vivieron despues de é y te dire mas todas las religiones han sido creadas por el ser humano a lo largo de su evolución humana para darle explicaciones a lo inexplicable ……….y para mi la BIBLIA ES UN LIBRO que fue escrito por humanos para darle una explicación a muchos temas y aun al dia de hoy inexplicables que nadie sabe ni de donde venimos ni a donde vamos y para mi DIOS no es como nos lo han contado que si fuera tan perfecto ningun niño moriria ni por hambre ni por guerra ¿ O es que han sido culpables esos niños de que existan guerras y de que no tienen nada para comer ? mira haber si abres la mente que la tienes muy cerrada igual que todos los seguidores de cualquier religión ……….y para terminar te dire que el que practica el AMOR con todos sus actos de su vida no es necesario que participen con ninguna religión ya que el AMOR es la energia más universal que existe por nombrarla de alguna manera y todo el mundo sabe perfectamente si sus actos estan en la linea del AMOR o de todo lo contrario. Saludos de Miguel

  2. Pintor:

    «dices que no hay que juzgar a nadie y tu dices esto sobre Pablo Iglesias»

    ¿Cómo? No has leído lo que he dicho. En ningún momento he dicho que NO hay que juzgar a nadie sino que no se debe juzgar sobre si una persona va al infierno o al cielo. Pero por supuesto que juzgo, y «no juzgar» sería estar en contradicción directa no solo con las leyes divinas, sino también con el propio orden político ya que tenemos una serie de normas que cumplir y los que caigan fuera de las leyes, serán juzgados…no ya por mí, pero por los jueces. Eso de «no juzgar» es una enseñanza relativamente moderna, ya que si estudias la historia eclesiástica, verás que siempre se animó a juzgar entre el bien y el mal.

    «DIOS no es como nos lo han contado que si fuera tan perfecto ningun niño moriria ni por hambre ni por guerra»

    Tienes un entendimiento muy diferente de Dios al Dios de la Biblia. El Dios de la Biblia no es un hippy que está diciendo nada sobre el bienestar de los niños. Si lees la Biblia, verás plagas, guerras y hasta genocidio contra pueblos enteros. No sé de qué Dios hablas…desde luego, no es el de la Biblia, no es el Dios Jehová…

    Sobre si los niños son culpables, es que yo creo que el ser humano es totalmente depravado y está predestinado desde el momento de su concepción. Esa es la enseñanza calvinista, por cierto. Repito, no creo que estemos hablando del mismo Dios jeje…

    Tengo la mente muy abierta señor…pero yo no soy tan tontito como para abrirla tanto que se caiga de la cabeza. Donde mejor está la mente es dentro de la cabeza, bien protegida y cerradita lo justo para que no se caiga fuera del tiesto cárnico…

    Por cierto, estoy confundido. Yo no sigo ninguna religión. Me limité a explicar el versículo de la Biblia en su contexto. No soy seguidor de ninguna religión, no soy católico romano ni judío ni musulmán, tampoco soy miembro de ningún cuerpo oficial de ninguna otra religión.

    Con respecto al amor, nunca he dicho lo contrario. Pero yo no creo en ese criterio como tal. Me explico:

    El humanismo sentimentaloide afirma que la necesidad básica del hombre (o del ser humano si prefiere menos machista) es el amor, más concretamente, la necesidad de ser amado. Así, el ser humano está percibido como una criatura pasiva cuyo problema básico no es su voluntad depravada y malvada (valga la redundancia), sino una ausencia de amor. En consecuencia, una agencia positiva se ha de crear para proveer estas necesidades del ser humano. El resultado es un estado totalitario y niñero. Es lo que tenemos ahora: la infantilización progresiva de la sociedad.

    Esta posición del «amor» claramente conduce a la esclavitud y es, además, FALSA, porque el hombre, requiere JUSTICIA más que amor. Incluso hasta el estado más «amoroso» oculta la palabra y utiliza la frase «justicia social». Una persona puede ser muy amorosa, pero eso no quita que sea malvada. Estoy seguro que Hitler amaba, ¿le hace menos malvado de lo que fue? El amor no significa nada sin ajusticiamiento y verdades como puños.

    Gracias por comentar. Aquí verás que hay libertad de expresión y conciencia.

  3. Logan · ·

    Alfred, una pregunta. Tengo entendido que hay bastantes matemáticos que son ateos y en caso de que no lo sean, son presbiterianos. Por curiosidad, ¿es esta su iglesia?

    https://fpcnyc.org/author/rev-dr-greg-stovell

    Lo digo porque como usted vive en NY, es matemático y esta iglesia está dirigida por un matemático, me picó la curiosidad. No soy cristiano, no creo en nada pero los señores como el del primer comentario se nota que no han estudiado la teología como usted dice. El Dios presbiteriano es un dios frío y en absoluto ese dios amoroso que pintan algunos. Yo, que me crié en un ambiente católico sabía esto porque se estudiaba en clase de religión que vosotros sois el patrón del capitalismo frío y la austeridad del norte de Europa. Además, aquí comentaba un señor si mal no recuerdo que se llamaba Stovell.

    Y enhorabuena por conectar su Commodore 64 a la red con ¡teléfono de disco! Si no es mucha impertinencia, debería compartir ese vídeo aquí en el blog. Muchos van a flipar en colores como usted prácticamente nos transportó al año 83 con su tecnología. Es admirable que todavía conserve tanta historia en su mansión. Si hay un apagón, desde luego usted no se va a quedar a oscuras.

  4. Logan · ·

    Ah y sin ánimo de revolver nada personal, pero aunque los podemitas es verdad hablan de ayudar a los pobres y tienen chalet, yo le leo a veces y usted también defiende a los pobres según lo que leo y sin embargo, su mansión es bastante más mansión real que la de Pablo Iglesias. Quizá se refiere a que usted al menos es liberal a secas? Insisto, no lo digo por ofender, solo que creo inevitable que un cualquier persona con cierto nivel tenga mansión y lo de Pablo Iglesias, como usted mismo dice, es un chalet, pero ¿lo suyo? Un palacete decimonónico y con mucha más tierra de campo a su alrededor que Iglesias.

  5. Logan:

    No, esa no es mi iglesia. La conozco, pero no, no soy miembro. Además, si se fija, han puesto la bandera del arco iris y poner cualquier símbolo o estatua es IDOLATRÍA contraria a la LEX REX de Éxodo y Levítico. Poner una bandera que no tiene nada que ver con la Biblia no solo es pecado de idolatría, sino además un insulto a la inteligencia de personas con conocimientos. El pastor es, de acuerdo, matemático, pero tiene unos objetivos políticos también. Sabe muy bien lo que hace y por eso conmigo no cuela.

    Tema vídeo: Sí, lo he pensado. Quizá lo comparta algún día como alternativa a la tiranía de Google y Microsoft.

    Tema casa: No, oiga no. No. Que sea la última vez que haga una comparación tan burda en mi página. La diferencia es muy sencilla: yo JAMÁS he criticado la existencia de las mansiones. Espero que sea cierto eso de que no viene con malas intenciones, porque le diré otra cosa que quizá no sabe (pero si lo sabe, ¡ay de usted!) — mientras que el hijoputa mentiroso Pablo Iglesias es un burgués total que compró el chalet y es totalmente propiedad privada, ¿entiende usted que mi «palacete» (sus palabras, no las mías) paga el impuesto de HOMESTEAD? Es decir, el dinero de contribuyente que yo pago es destinado a los GRANJEROS, que en su mayoría son de clase «media baja» tirando a «baja». Y oiga, me alegro que esa es mi forma de ayudar a mi comunidad local.

    En segundo lugar, la mitad de mi propiedad está ABIERTA AL PÚBLICO porque parte de ella está en una FORESTA ESTATAL Y FEDERAL. Así que no solo pago MÁS impuestos de lo que Iglesias pagará en toda su vida miserable y falsa, sino que además mi propiedad es también PATRIMONIO DEL ESTADO. Usted no puede afirmar que yo tenga «propiedad» cuando en realidad pertenece, gran parte de ella, a la sociedad histórica y yo simplemente tengo CUSTODIA y lo que aquí llaman «FREEHOLDER» (bueno, perdón…lo LLAMABAN así antes de que el término «freeholder» se consideró racista este verano pasado por el tema del fanatismo sobre George Floyd). Sea como sea, no, no es comparable. Pablo Iglesias (de Iglesias no tiene nada, más bien su apellido debería ser «Pablo Mentiras») tiene un chalet y USO EXCLUSIVO, mientras yo solo tengo usufructo y pago más impuestos. ¿Sabe usted además que no tenemos protección policial local? Por eso tenemos armas.

  6. Sombras de pastel · ·

    JAJAJAJAJAJA LOGAN!!! Se nota que no conoces a Mister Alfred. Ni de broma él iría a esa iglesia y además si te fijas en los pocos vídeos que pone de su vida personal, todavía vive en el siglo XIX y parte del XX. Es un personaje bastante conocido con su bastón victoriano y su jardín de la calle 64 en el «East Side». Alfred yo siento mucho respeto hacia ti como persona porque no conozco a ninguna otra persona en el 2021 que conteste su teléfono y todavía tenga teléfono de disco. Ya no quedan hombres «personajes» que realmente creen en sus ideas y por eso te respeto. Yo le he visto en Washington Square Park hablando con negros, latinos y blancos por igual. Mister Alfred no discrimina, creo que siente desdén por todos en igualdad.

    Alfred, con razón te van a publicar un libro de tu biografía. En España le publican libros a mentirosos como Juan Ramón Rallo, pero en EEUU aún queda cierta integridad periodística y por eso lo que nunca te hicieron en España te lo hacen los yanquis. Avísanos por favor cuando publiquen en libro porque lo quiero comprar con tu autógrafo.

  7. Gracias por su comentario. Sí, en cuanto esté publicado informaré a las partes procedentes. Me considero una persona que simplemente vive lo que predica (al menos, eso intento…aunque no siempre tengo éxito por mis debilidades humanas).

    Y, por supuesto que yo no iría a semejante «iglesia» que se dedica más a la teoría crítica que a la ley de Dios. No puedo juzgar al pastor de esa iglesia porque no conozco lo que aguarda en su corazón, pero sí puedo juzgar su iglesia y es una iglesia completamente alejada de las leyes en las escrituras. Con decirle que hasta no paran siempre de decir que se sienten tan cómodos con un católico como con un judío o musulmán. Eso no lo dirían los cristianos que murieron arrojados en la hoguera en Roma o comidos por los leones. Tampoco lo diría Calvino, ni tampoco los puritanos. De hecho tan alejados están que EEUU ni siquiera tuvo embajada en el Vaticano hasta la época de Reagan. Los países protestantes antiguamente entendían que cualquier alianza con ROMA era una alianza con la esclavitud. Roma es tiranía, Roma es lo contrario a la libertad espiritual. Yo jamás diré que me siento cómodo ante una religión de muerte como es el catolicismo romano, que en vez de predicar la gracia de Dios y la salvación eterna predica la salvación mediante obras y estatuas de muertos, pedazos de yeso y velas que más bien recuerdan a un funeral antes que la alegría de la seguridad de Dios.

  8. 1793 · ·

    No somos dioses, pero podemos juzgar a Pablo Iglesias de acuerdo con su mismo rasero. Si lo entendemos bien, Iglesias considera muy negativa la influencia de la casta antipueblo. Es posible que así sea. Todo se puede discutir. Pero, si está en contra de la casta debería explicarnos la razón de irse a vivir al barrio madrileño con mayor porcentaje de casta por metro cuadrado. Como no da esas explicaciones, es legítimo plantearse algunas respuestas inquietantes. Primero, es un simple demagogo que predica aquello en lo que no cree. Dice una cosa y hace la contraria. Segundo, quizá crea que es superior al resto de los mortales y que para él se necesita una vara de medir diferente. Sería una cosa de arrogancia o endiosamiento. Tercero, quizá piense que una cosa es predicar y otra dar trigo y que las oportunidades mandan. En este caso sería un cínico. Arrogante, demagogo o cínico, el caso es que el juicio que podemos hacer de él no es positivo. Y con sus criterios, no otros.

    El juicio de los hombres es siempre falible, claro. El juicio de Dios, si existe, sería imposible de descifrar para los hombres, por aquello de que los designios de Dios son inescrutables. Pero coincido con Alfred en que en esta vida no paramos de juzgarnos unos a otros. Así funcionan las cosas por este bajo mundo.

    Saludos cordiales.

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: