Las universidades privadas en EEUU: El fraude del sistema universitario norteamericano (I)

Hoy iba a escribir sobre el hecho de que millones de estadounidenses acaban de perder su seguro médico privado al estar condenados al paro por la pandemia del COVID, pero creo que éste artículo lo comenta bastante bien. Esta crisis ha demostrado el fracaso del sistema sanitario basado en el beneficio, en el ultracapitalismo entre amiguetes. Ningún país civilizado del mundo occidental tiene a millones de ciudadanos sin cobertura sanitaria. No, no es que los que queden sin cobertura vayan a morir a las puertas del hospital. Eso está prohibido aquí. Lo que pasa es que sin seguro médico, entonces tendrán esas deudas y mucha gente se pensará dos veces ir al médico por temas menos graves (pero no menos importantes). No. Hoy quiero hablar de un tema que hacía tiempo quería comentar: el sistema universitario privado de EEUU y cómo engañan a millones de incautos, sobre todo estudiantes de orígenes pobres y de razas afro-americanas o de orígenes latinoamericanos.

En Estados Unidos, hay varios tipos de universidades. Existen universidades públicas que normalmente se llaman “Community colleges” y que normalmente son una opción para personas que no tuvieron buen rendimiento académico en su instituto ó, para alumnos de ingresos bajos ya que el coste de los créditos, llamado “tuition” en inglés, son bastante más bajos porque estos “colleges” reciben muchas ayudas subvencionadas del estado, es decir, del contribuyente. Hoy no hablaré de esos porque en realidad no es un mal sistema si comparamos con otros en EEUU. Al menos, no es fraudulento.

Dos tipos de universidades privadas en EEUU.

En EEUU, los dos sistemas universitarios más conocidos son los “non profit private colleges” (universidades sin ánimo de lucro, pero privadas) y los terribles “FOR PROFIT colleges” (universidades que sí tienen ánimo de lucro y funcionan como cualquier empresa privada hipercapitalista). Hoy hablaré sobre los dos sistemas. Para el primer caso, hablaré de una universidad que conozco muy bien y os comentaré cómo funciona: Columbia University (Universidad de Columbia). En realidad, lo que hacen no dista mucho de otras universidades de ese nivel elitista, pero como la conozco a fondo, os diré cómo manipulan y engañan y endeudan a miles de alumnos. También hablaré sobre los “for profit” y cómo engañan a tantos alumnos de orígenes pobres y razas no blancas en el siguiente artículo.
———————————————————————————————————————
¿Cómo funciona la Universidad de Columbia? ¿De dónde sacan el dinero y qué beneficio tiene un título de Columbia a largo plazo para un alumno pobre?

Antes que nada, una aclaración contextual: en los últimos 15 años, el precio medio de ir a una universidad privada en EEUU ha estado creciendo más rápidamente que el sueldo medio americano. Lo que distingue a Columbia es que su “tuition” ha crecido bastante más que la media, cobrando unas tasas mucho más altas que ninguna familia “normal” estadounidense (ni mucho menos extranjera) puede permitirse sin unas ayudas financieras impresionantes (normalmente, los terribles préstamos estudiantiles). Por cierto, en España por culpa del terrible europeísta Plan Bolonia, se ha puesto más de moda el sistema anglosajón de los préstamos educativos.

La ironía de todo esto es que en los últimos 20 años, las universidades de la “Ivy League” (la Liga de la Hiedra) así le llaman aquí a las universidades más elitistas y antiguas ya que sus paredes estaban cubiertas de hiedra, han querido ser más “inclusivas” y admitir muchas más mujeres, minorías étnicas y alumnos conocidos como “Low income” (de bajos ingresos) bajo el pretexto de la “diversidad racial, cultural y económica”. Antiguamente, hasta los años 50, las “Ivy League” eran bastiones de varones blancos anglosajones. Ninguna persona pobre normalmente podía ni soñar ser alumno (ni tampoco tenían la pretensión de querer serlo, pues no se vivía de la “imagen” como ahora).

Por cierto — quiero aclarar una cosa porque yo no engaño a nadie. Soy antiguo alumno de la Universidad de Columbia y por eso puedo perfectamente comentar sobre el tema con mucho detalle y autoridad. No solo eso, sino que además he impartido clases en la Facultad de matemáticas de la misma.

Para la gente de fuera que no conoce cómo funcionamos en EEUU y las universidades de “élite”, en Columbia existen títulos de Masters, pero el programa más importante y de más prestigio es el del “Bachelor´s Degree” – el Bachelor´s Degree es equivalente a un título de licenciatura en España y aquí los alumnos normalmente son de entre 18 y 23 años, conocidos como “undergraduates”. Los que van por el Masters se conocen como “Graduate students”. Voy a centrarme especialmente en los “undergraduates”, que para mí también son el grupo más importante y el que más me interesa en la enseñanza.

La Universidad de Columbia tiene 3 “schools” o “colleges” para los “undergraduates”. Se llaman: Columbia College, School of Engineering y School of General Studies. Yo soy antiguo alumno de Columbia College. ¿Para qué esas aclaraciones?, pensarán ustedes los lectores. Porque en EEUU, sobre todo en universidades de esta calibre, es MUY IMPORTANTE aclarar de qué departamento eres, ya que el prestigio no es el mismo en según qué “college”. Por ejemplo, el porcentaje de admitidos en Columbia College hoy es de menos del 3% de solicitantes. Sin embargo, en la “School of General Studies”, la tasa de admisión es un poquito más del 30% (normal, jeje, pues son las vacas gordas que no reciben ayuda financiera y la universidad siempre está buscando dinero).

Cuando yo estaba en Columbia, el segundo que un alumno de Columbia College hablaba con otro y se enteraba que era de “GS” (School of General Studies), muchas veces se mostraba abiertamente hostil cuando no ocultando su mofa. “Ah, éste es de GS, o sea, entró por la puerta trasera”. Y es que, los alumnos de GS tenían prácticamente todos los privilegios de los alumnos de CC (Columbia College), MENOS la VIVIENDA en el campus, MENOS las ayudas financieras de becas (porque su base de donantes es bastante más reducida) y, por supuesto, no se les incluía en el famoso “Core Curriculum” de enseñanza obligatoria en Columbia. El “Core Curriculum” es un programa famoso de Columbia para los “undergraduates”. Te obligan a leer filosofía griega y romana, escribir ensayos, estudiar un poco de Latín y da igual la carrera que tengas. Debes además estudiar música clásica y arte clásica. El “core curriculum” ha sido objeto de muchas críticas en los últimos 20 años, porque alumnos de otras razas dicen que solo estudiamos las obras de “varones blancos muertos” (dead white males). No obstante, Columbia ha mantenido el Core.

Bueno, no quiero desviarme mucho entrando en esos detalles pero es que para entender el tema del dinero, debes entender cómo funciona todo aquí. Es complicado.

Hoy, el precio de la matrícula en Columbia es el más elevado de todas las “Ivy Leagues” y es la universidad privada más cara de toda la nación. Normal, está en New York City. En EEUU además ocurre al revés que en España: las universidades públicas aquí no tienen mucho prestigio y un título de una privada es bastante más prestigioso que el de una “State university”.

Columbia necesita dinero siempre y por esa razón sus esfuerzos en generar fondos (fundraising le llaman) cada vez cubre menos para los alumnos con necesidades económicas. Entonces, ¿dónde están las prioridades de la Universidad de Columbia? Bueno, uno de los cambios más impresionantes que he podido ver en comparación con mi época de estudiante es que cuando yo era alumno, aunque no voy a negar que éramos todos o casi todos unos privilegiados muy por encima de la media nacional e internacional, la mayoría de mis compañeros de clase no solo eran americanos, sino además blancos y de orígenes adinerados. Casi todos eran hijos de banqueros, abogados destacados, juristas, académicos, etc. El listón era bastante alto así como la competitividad agresiva. Muchos de mis compañeros, por no decir casi todos, eran progresistas y de izquierdas, aunque luego en sus hábitos de consumo eran tan capitalistas como cualquier Republicano conservador. Hoy, sin embargo, la universidad me parece estar en un país asiático. Más de la mitad de los alumnos no solo son asiáticos, sino también extranjeros, de las familias más ricas de China, Japón, Corea del Sur, etc. Por supuesto, también hay alumnos latinoamericanos de orígenes millonarios (esto siempre lo hubo) y europeos de orígenes acomodados.

Lo cierto es que Columbia prefiere mucho más a los alumnos extranjeros ricos porque éstos pagan TODA LA MATRÍCULA sin ninguna ayuda financiera ni deuda.

En los últimos 20 años, sin embargo, el flujo estudiantil de “undergraduates” han sido alumnos “low income” (de orígenes humildes o de clase media baja). A pesar de los compromisos con la “diversidad” bla bla y la “inclusividad”, cuanto más selectiva sea una universidad, menos probable que tengan muchos alumnos de orígenes humildes o “low income” como decimos aquí, muchas veces con tono condescendiente. En Columbia, hay decenas de artículos publicados por esos alumnos que hablan sobre cómo lo pasan realmente mal: no tienen dinero suficiente para comer en igualdad con sus compañeros más privilegiados, muchas veces no pueden ir a viajes de ocio para esquiar o excursión porque les da vergüenza no poder vestir con los abriguillos de sus compañeros que muchas veces cuestan miles de dólares, etc, etc. OJO: NO SIENTO LÁSTIMA por esa población ya que ellos mismos optaron por esta universidad en su afán de “querer tener más” y aparentar. Pero claro, como se dice en España, “el mono aunque se vista de seda, sigue siendo mono”. A los alumnos “low income” se les nota a la legua enseguida que son parte de las cuotas de la universidad para querer aparentar “diversidad”. Por lo general, suelen ser alumnos con rasgos latinoamericanos o negros, tienen un habla muy particular (su inglés, aunque es nativo, es más chabacano normalmente)…y TRANQUILITOS por favor, que esto no lo digo yo, lo han escrito hasta CHICAS LATINAS en el campus que han dicho que muchas veces como ellas hablan más fuerte, se sienten algo avergonzadas entre sus compañeros blancos porque por lo general la clase alta blanca no chilla cuando habla, dice mucho “please” y “thank you” y sus costumbres son totalmente diferentes, RADICALMENTE Y DIAMETRALMENTE opuestas.

Si aun así no me lo creen, os dejo varios enlaces de artículos en el periódico universitario…escritos por esos mismos alumnos que se quejan de su situación. Si no sabes leer inglés, no pierdas tu tiempo, eso sí.

https://www.columbiaspectator.com/news/2019/09/06/the-cost-of-the-fine-print-for-low-income-students-the-promise-of-a-full-scholarship-obscures-the-challenges-of-paying-the-student-contribution/

https://www.columbiaspectator.com/opinion/2019/04/15/the-student-contribution-targets-poor-students/

https://www.columbiaspectator.com/news/net-price-inequity/

Por supuesto que eso sin contar lo mal que lo pasan en una ciudad tan cara como Nueva York. Muchos tienen que acudir a los comedores o “food banks” para poder tener algo de dieta equilibrada. Claro, yo siempre he dicho PÚBLICAMENTE que rechazo la presencia de estos “low income students” en la universidad. Mucha gente ignorante, que se hace llamar de “izquierdas” me ha tachado de racista y elitista por decir eso, pero yo lo digo precisamente POR SU PROTECCIÓN, porque un título universitario que les salga tan caro NO LES VA A SACAR DE LA POBREZA en la mayoría de los casos. El que no quiera darse cuenta de ello o reconocer un hecho, es un mentiroso estafador de estas pobres personas incautas y en un sistema sano, ingresaría en LA CÁRCEL por engañar y estafar a los más vulnerables.

En Columbia hoy, las ayudas a los más pobres son un 10% menos de lo que fueron hace 30 años. La mitad de TODOS los alumnos en Columbia College y el la escuela de INGENIEROS paga el precio entero de la matrícula y vienen de familias cuyo ranking económico los posiciona en el “top 8,5%” de la distribución de ingresos en EEUU.

¿Quién en su sano juicio va a pensar que éstos alumnos pobres y de minorías étnicas, que en muchos casos ni siquiera hablan correctamente ni “saben estar” en estos círculos pretensiosos, van a ser contratados en una gran empresa donde cobren un sueldo que les permita pagar la gran deuda que le deben a Columbia? ¿Alguien cree que Shaquaina la negra va a ser contratada por encima de Ashley White”, que viene ya de familia privilegiada con contactos y enchufes? ¡Por favor!

¡Ah! Y aún en las carreras más competitivas y prometedoras, debo decir que en realidad no tenemos tanto “low income” étnico. Aunque a muchas personas esto les parezca “racista”, lo cierto es que en la Facultad de matemáticas apenas se ven negros, o latinos de bajos ingresos. Sí tenemos gente latinoamericana, pero por lo general de orígenes adinerados. El resto son asiáticos y europeos ricos. Claro, es que en las clases de matemáticas no puedes “negociar” tu raza ni decir que tus ancestros fueron esclavos y que por eso suspendes Álgebra Lineal. En matemáticas tiene que DEMOSTRAR tu sabiduría, sin pretextos de ningún tipo, a no ser que quieras ser el hazmerreír de la clase.

Esto todo pasa en Columbia College. De la Ingeniería no hablaré ya que, aunque esa facultad no es tan competitiva como CC, tienen una población más o menos parecida, aunque con más asiáticos. Además, los matemáticos de CC nunca hemos respetado a la School of Engineering. La ingeniería nos parece de chiste, lo siento.

¿Qué pasa entonces en la School of General Studies?

Más de lo mismo pero a nivel bestia. En este “college”, la mayoría de los alumnos no solo son de bajos ingresos con algunas excepciones más que notables, sino que además NO RECIBEN NINGUNA AYUDA. Es decir, se financian todo con el endeudamiento, con los “student loans”. Los terribles préstamos estudiantiles que encima adquieren INTERÉS a lo largo de los años son uno de los sistemas más perversos que se ha visto en mucho tiempo. Los préstamos estudiantiles NO SE PUEDEN PERDONAR si te declaras en bancarrota y hasta puedes ser detenido si no vas a los tribunales civiles para aclarar por qué no pagas. Muchos alumnos terminan la carrera debiendo cientos de miles de dólares (la “tuition” de Columbia supera los 60 mil dólares anuales). Incluso, hasta se ha barajado la idea de retirarles el pasaporte para que ningún alumno huya del país si debe dinero. EEUU se ha convertido en una gran prisión para los pobres y deudores. El problema radica, además, en que éstos préstamos estudiantiles no se pueden perdonar porque, efectivamente, NOSOTROS LOS CONTRIBUYENTES LO PAGAMOS. Es decir, con la ley educativa, el gobierno GARANTIZA — escuchen bien por favor, por favor lean bien lo que digo a continuación porque es un horror:

Si un alumno incumple su pago de la deuda a la universidad, el GOBIERNO FEDERAL LE PAGA LA DIFERENCIA a la universidad. Esto es, GARANTIZA a toda universidad que el coste será cubierto sí o sí, pueda el alumno pagar o no. Por eso, a cambio, si el gobierno paga tu deuda (en inglés se llama DEFAULT) es decir, “el default” es tu impago, entonces el gobierno federal te persigue A TI. No hay nada peor en este mundo que deberle dinero al gobierno federal americano. No tendrán piedad contigo y harán todo lo posible para castigarte. La deuda además no caduca. Hay gente de 75 años que aún pagan y si no pagan alguna mensualidad, te quitan algo de la pensión. Ningún país del mundo civilizado comete tantos atropellos contra los más pobres como hace el sistema americano.

Para ser justo, debo aclarar que si pagas lo más mínimo, el gobierno es flexible y no te persigue. Por ejemplo, si haces un “payment plan” y solo puedes pagar 10 dólares mensuales, pues el gobierno te lo permite asi. Eso sí, sigues debiendo y acumulando interés.

Si esto que les acabo de contar les parece un horror, ya verán en la próxima entrada cuando hable sobre cómo funcionan los “FOR PROFIT”. Esto no es nada en comparación.
—————————————-
NOTA APARTE: Sé que me queda pendiente comentar las soluciones finales del exámen de matemáticas. Por supuesto que os daré las soluciones detalladas, pero estoy esperando a ver si alguno más comenta, sobre todo el ejercicio número 8.

11 comentarios

  1. ¡Ah! Y se me olvidaba comentar en el artículo: no sólo que los de GS tenían casi todos los privilegios de CC entrando por la puerta trasera (menos lo financiero claro) sino que además cuando se gradúan, el diploma de CC está escrito en LATÍN mientras que el de GS está escrito en inglés. Así es como enseguida sabemos si eres de CC o GS. Si te entrevistas en la banca financiera y de inversiones con un antiguo alumno de CC y te piden el título, enseguida sabrá que eres de GS por el título y si debe elegir entre ti de GS o un alumno de CC, dáte por convencido que muy muy probablemente eligirá al de CC por encima del de GS. Lo siento, pero son realidades que debemos comentar.

  2. 1793 · ·

    Refinada hipocresía la de su universidad. Por lo que usted nos cuenta, Alfred, la universidad de Columbia saca la pasta de ricos asiáticos, latinoamericanos, europeos y WASP tradicionales. Como son de orígenes culturales y raciales muy diversos, siempre se queda muy bien de cara a la galería: multiculturalidad. Poderoso caballero es don dinero, que convierte a todos los que lo tienen en altos, rubios, de ojos celestes y con título. Y para hacer bulto meten a un montón de estudiantes de todos los colores y mayormente sin dinero. Comparsas. Son como los alumnos pobretones de tantas novelas y memorias: van gratis, pero entran por la puerta de atrás. Solo que aquí deben de pagar su educación con préstamos que les pueden amargar toda la vida. No obstante, también recibirán becas etc. Digo los buenos estudiantes. Pero si lo he entendido bien, es todo un montaje. La universidad saca dinero, queda bien en términos de corrección política y la segregación sigue existiendo, pero de manera soterrada. Es una exclusión inteligente, un apartheid fino, que se basa en que la universidad expide títulos de valor distinto: los escritos en latín cotizan más que los otros etc. Lo del latín es un puntazo irónico, porque la educación clásica del caballero inglés exigía el conocimiento del griego y del latín.

    Esa expresión de las “universidades de la hiedra” es muy evocadora. Claro, son esos edificios victorianos de piedra maciza gris cubiertos de hiedra, con un parque inglés alrededor, y los estudiantes por allí tirados en corrillos o paseando con los libros bajo el brazo. Es muy inglés, de una gran fuerza simbólica. Son las raíces inglesas y puritanas de los EEUU. En esas universidades era donde se educaba la élite norteamericana WASP. Como en aquel gran libro “La educación de Henry Adams.” Esos edificios no dejan de tener una gran belleza nostálgica. Reliquias de una sociedad puritana, blanca y culta que construyó los EEUU. Ahora están llenos de orientales con pasta, como usted dice. Todo cambia. También muchas de las mansiones de la rancia aristocracia británica ahora son del Estado o propiedad de modelos, futbolistas o millonarios árabes (o norteamericanos). Estos cambios dicen mucho de cómo se han modificado radicalmente las sociedades anglosajonas. Ahora el núcleo racial-cultural originario, aquellos viejos varones blancos y cristianos, está liquidado tras décadas de cambio social acelerado. Ya no hay más aristocracia que la del dinero. La era de la vulgaridad je je.

  3. 1793:

    “Por lo que usted nos cuenta, Alfred, la universidad de Columbia saca la pasta de ricos asiáticos, latinoamericanos, europeos y WASP tradicionales”.

    Sí, sobre todo porque éstos no requieren ninguna beca o ayuda.

    “Y para hacer bulto meten a un montón de estudiantes de todos los colores y mayormente sin dinero”.

    Sí. Ojo, que no quiero pretender insinuar que TODOS los negros del campus sean pobres. Nada más lejos de la realidad, pues también tenemos hijos de familias multimillonarias africanas y, cómo no, gente del perfil de las hijas de Obama. Pero luego existe ese otro bloque del que comento, para hacer bulto efectivamente y mostrarle al mundo que “ohh mirad mirad qué tolerantes somos”.

    “La universidad saca dinero, queda bien en términos de corrección política y la segregación sigue existiendo, pero de manera soterrada. Es una exclusión inteligente, un apartheid fino, que se basa en que la universidad expide títulos de valor distinto: los escritos en latín cotizan más que los otros etc. Lo del latín es un puntazo irónico, porque la educación clásica del caballero inglés exigía el conocimiento del griego y del latín.”

    Hmm, a ver, unas matizaciones. Si nos limitamos exclusivamente a Columbia College, ahí todos los alumnos, independientemente de su “status” económico reciben el mismo título. Pero, efectivamente, si vas a la School of General Studies, aunque tomes las mismas clases que los de CC y hasta saques en muchos casos mejores notas, no tienes derecho a la vivienda del campus, estás vetado de visitar las residencias de alumnos salvo que alguno te invite y firme por ti, y sí, además tu título estará en inglés y pierde algo de “caché”. El caso es que la School of General Studies se creó después de la Segunda Guerra Mundial porque cuando terminó la guerra, se aprobó en USA el famoso “GI BILL”. El GI BILL daba cuantiosas ayudas financieras a los veteranos de la guerra y por primera vez, se “democratiza” el acceso a todas las universidades por “mérito” en vez de tus orígenes familiares. Porque, que nadie se engañe: EEUU también fue elitista y aristocrática en sus inicios. Si tiras de las hemerotecas de Columbia de la época, varios profesores y estudiantes mostraron su oposición a crear la GS y siempre se les ha visto, incluido en el siglo XXI, un poquito por encima del hombro. Para nada quiero pretender decir que los alumnos de GS son “tontos”, ¡ni mucho menos! En varios casos hasta son empresarios importantes que retrasaron su ingreso a la universidad — GS solo admite estudiantes “diferentes”, gente que no siguieron el plan tradicional de todo chaval con 18 años. En general, son alumnos mayores de 25, han trabajado varios años en el mundo real y no pocos tienen una biografía muy interesante. Aún así, debido a que no ingresaron como el típico chaval de 18 años de alguna preparatoria, número 1 de promoción, etc…existe cierto recelo.

    Por supuesto que tenemos un apartheid “fino”. Y si, esta universidad ha sido elitista desde su apertura en los 1700s (fue monárquica, de hecho, y de la Iglesia de Inglaterra). Se consideraba que un caballero tenía que hablar latín, por supuesto. Hasta los años 50, cualquier hombre culto y de orígenes adinerados en USA entendía el latín y el griego antiguo en muchos casos.

    Como nota aparte, debo decir que COLUMBIA COLLEGE, por cierto, no admitió MUJERES hasta, ¡1981! Y hasta 1981, los varones de CC tenían que llevar chaqueta y corbata a clase.

    “Claro, son esos edificios victorianos de piedra maciza gris cubiertos de hiedra, con un parque inglés alrededor, y los estudiantes por allí tirados en corrillos o paseando con los libros bajo el brazo”.

    Es que realmente es así. Si algún día nos visita, lo verá. Eso sí, la más más famosa por esto es la Universidad de Princeton, a una hora de NY en tren y bastante más elitista en otros aspectos que Columbia, aunque como gozan de un “endowment” (legado financiero impresionante de sus antiguos alumnos), no son tan hipócritas como Columbia ya que cualquier alumno pobre admitido en Princeton paga CERO DÓLARES. En Columbia decimos que pagan cero, pero en realidad como demuestran los artículos enlazados, siguen teniendo que pagar la famosa “student contribution”. Claro, para usted quizá y para mí definitivamente, 1.500 dólares cuatrimestrales no son nada, pero para un alumno “low income” que debe elegir entre ayudar a sus familiares, comer o estudiar filosofía latina, pues…ya me dirá.

    “Es muy inglés, de una gran fuerza simbólica. Son las raíces inglesas y puritanas de los EEUU. En esas universidades era donde se educaba la élite norteamericana WASP. Como en aquel gran libro “La educación de Henry Adams.”

    ¡Vaya! Qué gran conocimiento parece tener vd sobre estas cosas. Hacía mucho tiempo que alguien no me mencionaba ese libro, pero sí. Al final, todo esto demuestra el origen puritano e inglés de EEUU. En Europa, sólo Inglaterra tiene un montaje universitario bastante parecido, incluido con sus préstamos estudiantiles, si bien es verdad que incluso allí ahora son algo más “democráticos” en ese aspecto.

    “Ahora están llenos de orientales con pasta, como usted dice. Todo cambia. También muchas de las mansiones de la rancia aristocracia británica ahora son del Estado o propiedad de modelos, futbolistas o millonarios árabes (o norteamericanos). Estos cambios dicen mucho de cómo se han modificado radicalmente las sociedades anglosajonas. Ahora el núcleo racial-cultural originario, aquellos viejos varones blancos y cristianos, está liquidado tras décadas de cambio social acelerado. Ya no hay más aristocracia que la del dinero. La era de la vulgaridad je je.”

    Bueno, desde luego así es como lo veo yo. Existe una gran vulgaridad en estas épocas, debido a ese cambio a favor del “dinero es todo”. Esto empezó en los años 60 cuando la universidad intentó reclutar a los cerebros judíos. Muchos alumnos se ofendieron al principio y, de hecho, Columbia tenía CUOTAS CONTRA LOS JUDÍOS. Sí, sí, CUOTAS. ¿No me lo creen los lectores?

    Jeje, al igual que Columbia hace ahora (aunque lo hacen dentro del campus, cómo no), a los alumnos judíos se les mandaba a BROOKLYN a la Seth Low…”ohh pero no pasa nada, Seth Low Junior College es una institución AFILIADA a Columbia estimado Moisés…”

    https://www.columbiaspectator.com/the-eye/2019/04/15/nearly-a-century-ago-columbias-jewish-applicants-were-sent-to-brooklyn/

    Tampoco ni siquiera, estimado 1793, he hablado sobre el otro tema: BARNARD COLLEGE, al cruzar la Avenida Broadway. Barnard es una institución afiliada a Columbia University también pero es un “college” de chicas exclusivamente…bueno, en mi época y anterior decían que era para “chicas” lesbianas ya que en nuestro campus enseguida se notaba si una chica era de Barnard. Muchos alumnos de forma despectiva les llamaba “BARNYARD” (una rima cruel, pero que en español significa CORRAL). Las alumnas de Barnard tenian casi todos los accesos a Columbia. Incluso yo, nada conocido por ser políticamente correcto, voté varias veces en el Senado por restringir el acceso de estas señoritas, ya que yo decía (y sigo diciendo) que como ellas tenian su propia biblioteca, no debian usar la nuestra y ocupar espacios que debian ser para nosotros los que sí pagábamos más tasas que ellas. En fin, burradas elitistas de un chaval de 20 años…aunque yo a mis clases NO ADMITO a mayores de 25 años normalmente, no admito a los alumnos de GS, ni a las de Barnard ni en general a nadie que no cumpla una serie de requisitos académicos. Antes me lo prohibian, pero cuando vieron como yo daba mis clases, tuvieron que ceder.

    Todo esto lo digo para que usted tenga una idea sobre cómo funcionan las cosas aquí.

  4. Joaquín · ·

    Buenas tardes, muy interesante su artículo, que me parece muy interesante.

    En relación al mero ánimo de lucro que persiguen las actuales universidades americanas, eso sí, sazonado de mucho igualitarismo, anti-racismo, anti-machismo, etc, le comentaré que un gran jurista y matemático como fue el presidente de Harvard hasta 1933 Lawrence Lowell, que hoy en día es tachado de racista-anti-semita y anti-inmigración, se hubiera horrorizando ante el actual sistema mercachiflero de la universidad actual. Él decía que la universidad tenía un deber para con la comunidad circundante, y por eso auspició que las personas pobres con buenas cualidades académicas pudieran estudiar en Harvard, algo muy difícil hasta su llegada.

    Por cierto, este señor escribió un libro muy completo sobre el sistema político inglés.

    La universidad actual es una prostituta en manos de los grandes capitalistas, salvando honrosas excepciones, que por fortuna, siempre las hay.

    Saludos.

  5. Joaquín · ·

    “Esos edificios no dejan de tener una gran belleza nostálgica. Reliquias de una sociedad puritana, blanca y culta que construyó los EEUU. Ahora están llenos de orientales con pasta, como usted dice. Todo cambia. También muchas de las mansiones de la rancia aristocracia británica ahora son del Estado o propiedad de modelos, futbolistas o millonarios árabes (o norteamericanos). Estos cambios dicen mucho de cómo se han modificado radicalmente las sociedades anglosajonas. Ahora el núcleo racial-cultural originario, aquellos viejos varones blancos y cristianos, está liquidado tras décadas de cambio social acelerado. Ya no hay más aristocracia que la del dinero. La era de la vulgaridad je je.”

    No puedo estar más de acuerdo con usted, 1793.

    Ah, y lo de los “Student loans” es una verdadera ABERRACIÓN

  6. Alexander · ·

    Alfredo.

    Pues yo fui a estudiar mi maestría en Economía a Sydney Australia, en Macquarie University. Lo primero que me llamó la atención al llegar al aeropuerto era la cantidad de chinos que había, y la cantidad de anuncios que estaban escritos en chino. Hasta llegué a pensar de que el avión de había equivocado de ruta, y me había llevado a Beijing o Shangai.

    Otra cosa que me llamó la atención inmediatamente era la cantidad casi obscena de chinos en la universidad. Yo me acuerdo que había clases en las que yo era el único estudiante no chino. Tampoco encontré algún chino becado por su país (como yo), sino que todos ellos pagaban el costo total de la universidad (que era exagerado en esa época, superando muchas universidades de EEUU). Demás está decir que no me sentía cómodo para nada con unos estudiantes que sólo hablaban entre ellos en su idioma natal. Prefería juntarme con otros australianos (los poquísimos que se podía encontrar), europeos, chinos de otros países como Singapur y Taiwán, y uno que otro estudiante de medio oriente. No había muchos estudiantes hispanos.

    El caso es que, cuando hablábamos entre nosotros acerca de los chinos, los que estaban más tiempo en australia mencionaban que las universidades habían crecido sólo para sacar más dinero a los estudiantes chinos, que la dependencia era tal que las universidades invertían grandes cantidades de dinero para promocionarse en China continental. No necesitaba tener un PhD en Economía para pensar que esa dependencia era peligrosa, incluso tomando en cuenta que me había creído parte del cuento de que China quería crecer “pacíficamente” en poder. Hoy en día, lo que yo temía ya vino a Australia. Con el advenimiento del virus chino, los australianos, que afortunadamente todavía tienen cierto nivel de testosterona en sus cuerpos (a diferencia de las patéticas mariconas europerras) han clamado por una investigación independiente. La respuesta de la “pacífica” China de Winnie Xi Jingpooh fue:

    https://www.news.com.au/finance/economy/australian-economy/this-is-payback-china-threatens-to-hit-australia-with-tariffs-amid-souring-relations/news-story/de42bad31405dae5d41bde3a1938d5b8

    Sintiéndose poderosa, el brutal régimen chino se ha quitado su máscara de humildad rastrera, y ha sacado las garras para atacar a cualquiera que se interponga en su camino. Incluso no tienen reparos en utilizar la obscena dependencia que las universidades australianas tienen del sangriento dinero chino, y amenazan a estudiantes que denuncian las atrocidades de ese régimen inhumano con expulsarles de la universidad.

    https://www.wsj.com/articles/australian-student-critical-of-china-threatened-with-expulsion-prosecution-11589896253

    Ahora los australianos están pagando su dependencia de Xi Jinping. Sólo espero que muestren valentía, y no duden a enfrentarse a ese monstruo asiático, y se encarguen de mandar a traidores como Daniel Andrews al lugar que merecen:

    https://encrypted-tbn0.gstatic.com/images?q=tbn%3AANd9GcQD7KEwH6U9bL3lelpzELhdQ0u2-u8mFsR5ONH3DxE6fWYPbiTm&usqp=CAU

    Saludos.

  7. ALEXANDER:

    Claro, es que esa es su clientela principal — la china.

    “Demás está decir que no me sentía cómodo para nada con unos estudiantes que sólo hablaban entre ellos en su idioma natal. Prefería juntarme con otros australianos (los poquísimos que se podía encontrar), europeos, chinos de otros países como Singapur y Taiwán, y uno que otro estudiante de medio oriente. No había muchos estudiantes hispanos.”

    Es un panorama idéntico al de EEUU…cada uno en “su grupo” o en algún grupo mixto pero de nacionalidades parecidas o con ciertas afinidades.

    También es verdad que dentro de lo que es el mundo occidental, los australianos tienen bastante coraje…mil veces más que cualquier europedo medio.

  8. Alexander · ·

    Esto es tener bolas:

    Me pregunto cuántas universidades progremierdas en EEUU se atreverían a hacer lo mismo.

  9. Joaquín · ·

    Alexander, esto que cuenta es tal cual. Lo comentaba John Derbyshire en su programa de radio. Las universidades australianas dependen de la pasta de los chinos, y por eso Australia está cada vez más supeditada a los chinos, que entre otras cosas, son sus principales compradores.

    Un desastre, pero es otro de los resultados de las políticas globalistas que van a convertir a Australia en un país demográficamente asiático, pese a que había sido uno de los paradigmas de la raza anglosajona.

  10. Alexander · ·

    Joaquín.

    “Alexander, esto que cuenta es tal cual. Lo comentaba John Derbyshire en su programa de radio. Las universidades australianas dependen de la pasta de los chinos, y por eso Australia está cada vez más supeditada a los chinos, que entre otras cosas, son sus principales compradores.

    Un desastre, pero es otro de los resultados de las políticas globalistas que van a convertir a Australia en un país demográficamente asiático, pese a que había sido uno de los paradigmas de la raza anglosajona.”

    Es curioso que los progremierdas australianos, como el hijo de perra traidor de Daniel Andrews (gobernador por cierto del estado más progremierda de Australia, como me lo dijo un profesor que tuve en Sydney) no se les haya ocurrido eso de poner “cuotas para minorías” en las universidades, en el sentido de permitir un máximo número de algún grupo étnico con el fin de promover la “diversidad racial”. Así tendríamos que los chinos serían un grupo más dentro del “arco-iris racial”. Pero en cambio, tenemos que un grupo étnico está tan sobre-representado, que amenaza con cambiar demográficamente el país. Es que las otras minorías no tienen pasta para pagar las demenciales cuotas de las universidades australianas. Es patético ver que las basuras izmierdistas se pasen sus propias normas por el culo cuando ven algo de dinero 🙂

  11. Alexander · ·

    Por cierto, debo reconocer la valentía de Scott Morrison en demandar una investigación independiente del coronavirus, aún con las amenazas de China en destruir la economía australiana. Nuevamente vemos la pelea escatológica de David y Goliat (lástima que los comunistas chinos no conozcan la historia 😥

    Cuando hablo con algunos conocidos australianos, todos ellos están hirviendo de indignación por el “regalo de Año Nuevo” que nuestra graciosa majestad Winnie Xi Jingpooh dio a toda la raza humana. Varios australianos (excepto las patéticas basuras izmierdistas, obvio está) están comenzando a boicotear los productos chinos, incluso en esta época de crisis económica brutal. Y al parecer nuestra graciosa majestad está empezando a sentir el golpe:

    https://tfipost.com/2020/06/you-are-overreacting-china-feels-the-heat-as-india-and-australia-lead-the-boycott-of-chinese-goods/

    ¿Se imagina a los eunucos europerros o a sus politicos en Bruselas, como la basura subhumana de Merkel, haciendo lo mismo? Ni en un universo paralelo:

    https://tfipost.com/2020/06/love-in-the-time-of-corona-china-and-eu-are-truly-madly-and-deeply-in-love-with-each-other/

    Saludos.

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: