Feliz día a la mujer trabajadora

Feliz día de la mujer TRABAJADORA: Sería injusto, muy injusto, que no tuviéramos siempre presente que en estas especiales circunstancias que estamos viviendo, en este período de austericidio impuesto por Europa y la banca, el peso fundamental de los sacrificios, la parte más dura de los sacrificios, lo llevan las mujeres. Es decir que se ha incrementado lo que ya en condiciones normales significaba un esfuerzo especial para la mujer trabajadora cuando se le reunía a la carga de todos los días en el trabajo, el peso tremendo de sus tradicionales aportes en el seno de la familia. De eso hemos hablado muchas veces, por lo cual, incluso, en cierto momento, llegamos a decir que la igualdad no era ni siquiera una meta ideal. Debiéramos tratar, en cierta forma, de darle más facilidades a la mujer, porque la lucha por la igualdad —y quién lo puede saber más que nosotros los progresistas— es, realmente, una lucha histórica y difícil, bien difícil.
Les he dicho muchas veces a personajes que me han preguntado o entrevistado sobre mis experiencias con la derecha en USA o con la derecha española, lo dura que ha sido esa lucha por cambiar la mente de los seres humanos. La verdad es que la palabra “igualdad” asquea o asusta a muchos…incluso hay quienes se mueren de un infarto por rabia cuando se redistribuye con más justicia la propiedad y la riqueza que acumulan en detrimento de los demás. Pero no importa: la igualdad siempre será más importante que los intereses privados de una minoría canalla.
No todo en esta vida puede ser por cosas materiales o dinero:
hay muchas cosas que hay que hacerlas por honor, por dignidad, por sentido de humanidad. Bien sabemos que en estos tiempos esos valores hacen mucha falta en todos los sentidos, no solo por lo que les decía de los elementos adversos que se introducen, sino porque las dificultades objetivas constituyen un caldo de cultivo para cosas incorrectas y tienen la tendencia a aumentar el delito, aunque esas cosas se producían antes de la crisis, las teníamos, las conocíamos. Esa es una tendencia contra la que siempre hay que luchar y hoy más que nunca.
Son estas ideas las que quería expresarles. He meditado sobre todo lo que han planteado y discutido, y personalmente he llegado a la convicción más profunda de la enorme importancia de estas cosas y de la enorme importancia política de la mujer, a su papel decisivo en la economía y los servicios en estos tiempos difíciles; también al nivel de conciencia que ustedes han demostrado aquí.

Por ello, tenemos que hacer que la lucha feminista sea nuestra lucha también, pero a la vez evitar caer en la trampa ultracapitalista: el hembrismo, el buscar el enfrentamiento entre hombres y mujeres. Luchemos por los trabajadores y por las mujeres.No creo que haga falta decir “los y las”…aquí somos de izquierdas y liberales, no somos cortitos de mente ni postmodernillos hippis como los de Podemos.
———————————
Y un apunte a mis enemigos que ya estaban celebrando, equivocadamente, una supuesta “desaparición” mía de aquí — nada más lejos de la realidad. Lo que pasa es que mientras algunos no hacen nada en el día, viviendo del dinero de sus papis que le roban a los trabajadores, yo he estado produciendo lo más que he podido.

Pero lo cierto es que tienen “Alfredito” para rato…ni tan siquiera me cruza la mente retirarme jamás en mi vida. La idea de “jubilarme” es alienígena a mí y a mi forma de entender la importancia de la guerra y lucha por la igualdad.

Señores: Se está terminando una temporada de intenso trabajo y resultados positivos para las ideas que defendemos. Por mal que les pese a los repugnantes que han dicho que “he desaparecido” y que “ya no escribo”, lo siento por vosotros pero ni he desaparecido ni he dejado de escribir ni tengo la menor intención de abandonar la defensa de las ideas progresistas. Simplemente, si no he estado escribiendo se debe a que en los últimos días he tenido bastante actividad. Como es habitual, también he estado debatiendo conmigo mismo muchísimo las ideas, lo que me permite resaltar solamente algunos aspectos. Lo que ocurre en Latinoamérica es preocupante en varios aspectos – por ejemplo, desde el año 2015 ha habido una progresiva degeneración de las relaciones entre Cuba y la República Bolivariana de Venezuela, sometida a una guerra económica por parte de la Unión Europea y USA para revertir el apoyo popular a su Revolución. En este mismo foro sé que hay agentes a favor de destruír la voluntad popular de los pueblos y que lo que más quieren es ver una Venezuela regresar a los años 80 donde habia castas y privilegiados, o que Cuba vuelva a la época de Batista. Sé quienes sois, no os quepa duda y os considero basura de la derecha.
En Europa, la derecha no para de subir como la espuma y en USA también. Ante este escenario no cabe, como siempre he defendido, el más mínimo derrotismo, todo lo contrario. La historia de progresismo está llena de páginas gloriosas frente a las dificultades, riesgos y amenazas. En estos días me ha dolido el estómago pensando tanto en estas cosas pero mantengo esperanza que tarde o temprano se hará frente contra las embestidas desestablizadoras de la derecha.
Lamento la deriva de Compromis en el País Valencià – no ha estado a la altura de las circunstancias para unir al País Valencià con otros procesos progresistas de Catalunya y Baleares contra las injerencias de Madrid y el centralismo abrumador.

Anuncios

5 comentarios

  1. Peter Foran · ·

    A ver, a ver… Que hay algo que no entiendo, don Alfredo, con todo el respeto del mundo, ¿desde cuándo es usted de izquierdas? ¿Desde cuándo es progresista? ¿Desde cuándo defiende usted a dictaduras marxistas, comunistas o bolivarianas?

  2. Peter Foran · ·

    Y por cierto, ¿alguién sabe qué ha sido de Sigfrido? El elemento cómico que aportaba a esta web era impagable.

  3. @Peter Foran: Anda vd muy perdido si no se ha percatado de que aquí hubo una gran revolución y proceso de adaptación ideológica a la nueva realidad social. ¿Desde cuando soy progresista? Desde que tengo uso de la razón.

    ¿”Dictaduras” marxistas? La palabreja “dictadura” le delata. Está usted al servicio de la derecha. Anda que llamar “dictadura” a Venezuela…¡patético!

  4. Peter Foran · ·

    Vale, vale, no se me enfade, por favor, don Alfredo… ¿Me podría por favor indicar algún artículo o ensayo en el que haya explicado en detalle lo que usted denomina su proceso de adaptación ideológica? Gracias.

  5. No es mi trabajo hacer eso. Usted puede buscarlo.

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: