35 años de vida y 20 consejos

Antes que nada, la felicitación en este día de cumpleaños es para vosotros, no para mí. Os agradezco, a los fieles de este proyecto, vuestro apoyo implacable durante tantos años de turbulencias y guerras internas que ha habido aquí así como las necesarios – muy necesarias, evoluciones y adaptaciones ideológicas, fruto de que hemos estado reflexionando sobre nuestras propias posturas y corrigiendo donde había errores. Nosotros hemos resistido INCONMOVIBLEMENTE y nuestras ideas progresistas no podrán ser destruidas ni por los ataques cibernéticos de algunos individuos enviados del Instituto Juan de Mariana para cometer delitos informáticos y contra mi persona, así como tampoco podremos ser derribados por ninguna seducción….pues, que me perdonen las damas que puedan estar leyendo, porque no es necesario ser inmoral en la palabra, pero si esos grotescos personajillos enchufados del Instituto Juan de Mariana pensaron que me la iban a “meter doblada” como quien dice, resulta que como único van a poder meter es, en el mejor de los casos para ellos, en algún prostíbulo de carretera…donde abundan clientes muy afines a la derecha española.

Y con eso, cuelgo un texto que ya compartí en nuestro grupo de Liberalismo Democrático pero que no lo han leído los que solo se pasan por aquí. Son consejos para la juventud que he ido desarrollando a lo largo de mi vida. Es mi “regalo” para vosotros.
——————————————————————————————————
¿Qué significa ser un “españolito medio”? Ayer viernes, un grupo de chavales leyendo mi blog, simpatizantes de Juan Ramón Rallo me dijeron que nosotros (los de este grupo y simpatizantes de las ideas defendidas aquí) no somos “gente normal”. La frase exacta fue “liberales vosotros? No sois gente normal”. En efecto, NO somos gente normal…yo al menos no. No soy el español medio en ningún sentido. Pero lejos de ser eso un problema, es mas bien (para mí) un cumplido. Qué triste es querer ser “normal”. ¿Qué es normal? Pues yo voy a aportar una definición. No tienes por qué estar de acuerdo, pero sí creo que habrá cierto acuerdo. Primero, si eres un español “normal”, no estarías leyendo este foro ni tan siquiera nada del liberalismo. El españolito medio es IGUAL a cualquier ser humano “del montón” en cualquier país: no se preocupa por las ideas. Es más, por eso aqui podemos despacharnos libremente porque la gran mayoría de españoles ni siquiera sabe que existe este grupo y ni siquiera saben qué es “liberalismo” ni mucho menos la ciencia política. Ya lo dije el otro día y lo repito: las personas “normales” entorpecen tu labor. Evítalas lo más que puedas. No seas “normal”. Entonces con ánimo de dejar bien claro que aquí la gente “normalita” no es bienvenida porque solo fastidian el trabajo de los demás, procedo a definirlas:

1) Las personas normales se impresionan si cobras un sueldo de algo más de 1.500 euros mensuales en España. No es un chiste lo que os estoy diciendo. De verdad les impresiona. Esta gente cree que cobrar 1500 netos mensuales por hacer nada es un “logro”. La realidad? 1500 euros no te alcanzará ni para pagar el alquiler de un BUEN piso en BUENA ZONA en una ciudad de segunda categoría en España y si no has cobrado mas de eso y has cumplido los 30 años, estás perdiendo tu tiempo y el mio. Si eres de los que sacan excusas para decirme que no puedes cobrar eso, es que eres muy normalito. No criminalizo al pobre, cuidado – criminalizo la impotencia y el miedo de no pocos españolitos.

2) Nunca fallas en nada. Las personas normalitas son expertas en todo…hasta grandes estrellas de las pistas de tenis y si no lo has conseguido se debe a que no te aprovechaste de tu “potencial” cuando eras mas joven…”yo podría haber sido” es una frase muy habitual empleada por el españolito medio. “Si yo hubiese querido, no estaria donde estoy ahora”. ¡Y un cuerno! Lo cierto es que el españolito medio JAMÁS asume riesgos demasiado aventureros y por eso suele llevar una vida, tranquila y estable sí, pero pobre. Porque, no nos hágamos los despistados: la grandísima mayoría de los españoles son POBRES. Tienen la sanidad cubierta (de momento) y sus necesidades básicas como los animales en una granja, pero no se innova, no se asume riesgos, no se lanzan. Y sí, algunos han emigrado a London city o a Berlin…pero eso no significa nada. ¿A qué han ido? A ser lo mismo: mano de obra barata pero en un país que no es suyo. ¡Vaya riesgo y logro! Es como vivir en un gueto en tu ciudad para mudarte a otro gueto en otra ciudad y decir que eres aventurero. Eres gilipollas mas bien.

3) Dan malos consejos. Como estas personas nunca han conseguido nada pero realmente creen que serán personas exitosas en el futuro, siguen aportando consejos inútiles a sus compañeros. Te dará consejos sobre gimnasio (a pesar de que jamás participó en ningún deporte competitivo en su vida), dinero (no gana los 1000 euros netos mensuales), parejas (y miras a su mujer o novia y es un orko) y sobre el empleo (no ha ascendido nunca de su puesto y nunca ha sido jefe en nada). Nunca cuestiones sus ideas porque le sacarás de quicio y le dará rabia. Es mucho mejor sonreír, asentir con la cabeza y decir “claro….”

4) Creen que TODOS los banquereos quieren aprovecharse de ellos. Vamos a ver — yo soy el PRIMERO que condena el sistema actual, pero la gente es tonta si cree que un banquero con millones quiere aprovecharse para sacarle 40 euros a un muerto de hambre, a un “don nadie” como quien dice. La banca es una organización basada en las comisiones y tasas por servicios aportados. Seria una pérdida de tiempo intentar sacarle 40 pavos a un 800eurista berreando en una peluquería. A los banqueros les interesa las grandes instituciones y los equipos directivos de las empresas que generan beneficios notables…tú no eres nadie para ellos…y tu cuenta bancaria, lo siento, ni siquiera está en sus radares. Aprended a dirigir vuestras críticas hacia donde deben dirigirse: a los políticos que TÚ VOTAS.

5) La gente normal vive por encima de sus posibilidades. Suena como un cliché de mal gusto pero es así. Ya que ellos son mas inteligentes que tú cuando se trata de….bueno, TODO, merecen lo mejor ¿no? Eso significa que no tienen problema alguno generando deudas personales de cientos de miles de euros con sus tarjetas de crédito (que son préstamos caros) y ¿qué mas? Se quejan muchísimo cuando les cobran por pagar mas allá de los plazos pactados POR ELLOS MISMOS. “Es que mis hijos se lo merecen, yo les quiero mucho y quiero que vivan mejor que yo”. Valiente cretino.

6) La gente “normal” es muy emocional. Si quieres sacarle mucho dinero a la gente, escribe artículos apelando a las emociones. Eso ya lo hacía Steve Jobs en su famoso discurso del 2005 en la Universidad de Stanford. Las masas vieron el nombre “Stanford” y pensaron que por fin tenian el “privilegio” de escuchar consejos de la “élite”. En realidad, eso lo sabia Steve Jobs muy bien y ¡anda que no aprovechó para vender su producto! Sabia que su audiencia no era solo el cuerpo estudiantil sino el mundo entero. Por eso su discurso se hizo “viral”. Pero esas masas jamás han leido su libro…y no saben realmente lo déspota que era. Eso sí, con muy buen marketing y emociones. Y la gente se derrite por eso. Si quieres sacarle dinero a las masas, no tienes que esforzarte mucho. Lloriquea un poco, habla de los sentimientos y lo mucho que “sientes” en tu alma las cosas. Por eso la religión organizada ha sido tan buen negocio durante siglos.

7) La gente normal se deja influir por su entorno. La gente con éxito debe adaptarse a su entorno para seguir haciendo lo mismo. Es una diferencia sutil pero enorme. La gente normalita se deja llevar por la opinión de desconocidos. En este mismo grupo hay gente así y todos sabemos quiénes son. Son camaleones. Les da mucho miedo ser el foco de atención y por eso se dejarán llevar. Los demás debemos adaptarnos siempre a las nuevas normas que exige el entorno pero siempre ingeniandonoslas para seguir haciendo lo que nos de la gana.

8) El ciudadano medio es un mentiroso hacia arriba. Es decir, exageran lo que tienen…mientras que lo inteligente siempre ha sido minimizar lo que tienes. Si alguien te pregunta cuanto ganas al año y ganas 200 mil, siempre aporta una cifra muy inferior. Eso te ahorrará tener que dar explicaciones innecesarias y que son una pérdida de tu tiempo.

9) La gente normalita cree, si le dices estas cosas, que eres un “malvado”. La típica expresión que suele salir de su boca son frases tales como “jooo qué fuerte lo que dices!!” o “¡qué malo eres!” o “¿pero cómo puedes hablar asi de la gente tio?” o “pero quien eres tú para juzgar la belleza de esas chicas, que es esto un casting”? etc, etc. Confunden ser lógico y racional con ser malo. Si alguien me pide un favor y no saco nada a cambio, no lo hago…por la sencilla razón que si eres pobre y haces favores gratuitos también eres tonto porque estas cerrándote mas a mejorar tu situación personal hacia personas que igual están mucho mejor que tú (económicamente hablando). La gente normalita quiere cosas a cambio de nada, “es que a un amigo no se le cobra” te dicen o “pero cómo vas a sacarle dinero a tus propios famiiares”? Nadie da nada gratis realmente…hasta tus padres tuvieron que calcular qué beneficios económicos sacaban de su relación sexual y a la hora de parirte…si es que tuvieron un minimo de materia gris, ¡claro que tuvieron que pensar en los costes! Tener hijos cuesta dinero y si no tienes dinero para mantener lo que escupes de tu vientre, eres tonta.

10) La gente normal nunca cambia ni mejora. Si ves a un españolito medio en el 2010 y te topas con él en el 2016, estarás hablando con la misma persona. A lo mejor está cobrando algo más que hace unos años, pero es la misma persona en términos fundamentales. Puede que esté mas o menos gordo (normalmente mas gordo si el pobre está casado con una mujer normalilla) y le notarás mas arrugas o mas canas o menos pelo. El españolito medio es barrigón, medio calvo y totalmente atado a su familia. No tienes que preguntarle qué hay de nuevo porque puedes resumir su vida entera en 5 minutos. Es asalariado, a veces acude al gimnasio, está casado con hijos y cobra 1500 netos mensuales con hipoteca y coche. No hay más. Fin de la historia. No busques sacarle mas.

11. La gente normalita añora demasiado el pasado. Los que se centran demasiado en el pasado, son gente que no tiene motivos positivos para vivir actualmente. A ver, yo por ejemplo tengo muy buenos recuerdos del pasado, incluso a veces hasta puedo ser nostálgico. Sin duda, habia cosas mucho mejor en el pasado…pero si todo tu enfoque es el pasado, tienes un problema personal. Y todos sabemos de quiénes hablo. Hablo de los típicos que están obsesionados con el pasado de una persona. Sois basura. “Es que Alfredo en 1999 provocó tal o cual cosa en el campus”. “Es que Alfredo era muy malvado y ultraconservador en su pasado”. ¿Qué consigues con eso, tontito? Nada, porque es tan absurdo como decir que cuando tenias un año de edad, necesitabas ayuda para mear. El pasado es totalmente irrelevante si la persona cambia. Ninguna persona exitosa se centra en el pasado de nadie, ni siquiera en el suyo. Lo pasado YA PASÓ. Nadie habla del pasado si tu futuro y presente son mejores.

12. La gente normalita hace preguntas terribles. Son los típicos que hacen preguntas largas y te cuentan demasiado de su vida en ese momento. ¿Cómo detectarlo?
A) “Como me ha gustao la conferencia que has dado, Rallo”. 10 frases después, “Rallo, ¿qué opinas sobre….”? A nadie le interesa tu vida personal. A mí menos.
B) “Acabo de leer un libro escrito por….¿qué te parece”? No importa lo que nos parezca. Leer más de un libro cada dos meses es una pérdida de tiempo. Usa las filosofías que ya has aprendido y adelante. Si no te funciona lo que dice un libro, el libro no vale para nada. Si te ha sido útil. hiciste bien en comprarlo. Las personas que leen demasiado no aportan mucho. Lo que tienes que procurar es que ESCRIBAN DE TI, no leer lo que escriben de otros.
C) “¿Qué crees que va a pasar con la economía”? Eso importa un bledo en realidad. Aun cuando caigan los mercados próximamente, NO va a cambiar nuestro estílo de vida sustancialmente. Seguirás siendo un currela. NO le des tantas vueltas al “mercao”. Deberias estar dirigiendo una empresa y tomando el control sobre tu vida. Lo demás son tonterías.

13. La gente normal hace lo mínimo: La forma más fácil de coger a algún pringao para que trabaje por ti es decirle que “se paga muy bien por hora”. Enseguida firmarán el contrato una vez crean que es lo mejor en cuanto a dinero a cambio de su tiempo. Creen que su tiempo vale mucho (no es así en realidad). Por eso llevan una vida mas bien mediocre y sin valor añadido. Esto pasa mucho en el sector de ciertos servicios en España. “Joo pero un fontanero cobra muy bien por hora”. Ya, si es autónomo puede que sí, pero si es un currela, aunque gane 50 euros por hora, ¿qué se lleva el empresario dueño? MUCHO MÁS QUE ESO.

14. Al españolito medio, como a cualquier ser humano normalito del planeta, le encanta las normas. No les gusta ser creativos ni asumir riesgos. Les gusta que le entregues un manual que les diga qué pueden y no pueden hacer. Es decir, como si se tratara de programar un robot…luego se quejarán cuando un robot de verdad les quite el empleo. Son los típicos que también abren los ojos cuando dices algo fuerte o arriesgado y dicen “pero ESO ES ILEGAL!!!” Ya, es ilegal. Pero los primeros en incumplir todas las leyes son los gobernantes que tú votas. Yo es que creo mucho en el principio de equidad…nadie es mejor que nadie para incumplir una norma.

15. Odian las ventas. Las ventas exigen que seas rechazado cientos y cientos de veces a la semana (y recordad que la gente normalita NUNCA le gusta fallar en nada) asi que esto va contra su esencia….son gente “especial”. No pueden asumir el rechazo.

16. Están siempre a la espera que fracases o cometas un error. El españolito medio es muy cotilla…más cotilla que una damisela de telenovela mexicana. En serio. Como no tienen nada interesante en sus vidas, intentarán investigarte a fondo para ver dónde te pueden destruir. En este grupo me consta que hay escoria de ese tipo. Van buscando todo lo que puedan en google sobre ti para ver si cometes un error y asi intentan derribarte o hacerse con el control de este grupo. Ponen enlaces anónimos contra tu persona en determinados foros para intentar (sin éxito) desacreditarte. Lo que no entienden esos gilipollas es que si tienes buen producto…y no me refiero solo a ser dotado, ajem….si “lo tuyo” es bueno, no hay cotilleo que te derribe. Esta gente además supone que uno da la misma cantidad de información personal en redes sociales que ellos. Solo un perfecto idiota es el que da todos sus datos en redes sociales…todo tipo de fotos, fechas importantes en su vida, sitio donde trabaja, etc.

17. Odian cuando las cosas te van bien. Cuanto mas distinto te vean a ellos y más seguro de ti mismo, mas te odiarán. La gente normalita es así en todos los países. No tienen el valor de decirte las cosas a la cara y al contrario, buscarán maneras para hundirte. Lo inteligente es crear un gran muro entre tu y la gente normalita….es decir, debes parecer uno mas según el evento en el que participes, no demuestres nada de tu vid personal y NUNCA NUNCA des datos personales…ni siquiera a familiares. En realidad tu familia verdadera es tu núcleo familiar: padres. Lo demás es un anexo, es accesorio e irrelevante.

18. La gente normal es aburrida. Ya lo dije ayer: en 15 minutos o menos durante una comida puedes saber de qué van. Al menos sabes después de ese almuerzo que no vas a volver a reunirte voluntariamente con ellos. ¿Es esto juzgar a los demás? Sí. ¿Pero es cierto? También. Al españolito medio le puedes encasillar en un perfil perfecto en menos de 15 minutos.

19. El españolito medio cree que es socialmente avispado. Este aspecto es el mas gracioso, sin duda. Si alguien se deja influir por su entorno, entonces NO ES socialmente avispado. Yo soy perfectamente consciente que, por ejemplo, mi blog no tiene las miles y miles de visitas que pueda tener un bloguero del Instituto Juan de Mariana, famosos entre los libegales. Me da lo mismo e incluso me enorgullece que mi blog no tenga “tanta” difusión porque la mayoria del tráfico masivo es totalmente inútil y carece de valor añadido. La gente se cree muy lista por leer tal o cual blog y “aprender” de los gurús como Rallo y compañia (si menciono a Rallo es simplemente porque muchisima gente “liberal” en España le sigue ciegamente) y se creen listos pero la mayoria de gente sigue siendo tonta. Solo basta con ver lo bien que funcionan los anuncios en internet….como la gente pincha y le da “me gusta” a todo tipo de empresas que solo buscan su dinero.

20. Lloran con facilidad. Si les dices que su personaje favorito de tal serie o pelicula ha muerto, especialmente si el personaje era “de los güenos”, llorarán histéricamente. También son los que lloran apasionadamente en los conciertos de música ante sus cantantes favoritos…las chicas son especialmente proclives a esta estupidez. Eso sí, si eres un villano en alguna pelicula, también te odiarán en la vida real. Pocas cosas son tan personalmente placenteras como saber que la gente te ve como el “malvao”. Porque, normallmente “los malvados”, “los malos”, son los que están para resolver los problemas de la sociedad. Ninguna persona “maja” y “güena” ha hecho algo positivo para la sociedad. Para poder conseguir cambios políticos de valor para todos, también es necesario saber usar la guillotina de vez en cuando. Las sonrisas no valen ni las buenas intenciones a secas.

One comment

  1. Carlos · ·

    Me ha encantado esta entrada, pienso lo mismo de la mediocridad en este pais.

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: