La izquierda autodestructiva: Réplica a Pedro

El otro día, nuestro compañero Pedro escribió un artículo tratando el tema de la izquierda y su tendencia por la autodestrucción que tiene en España (aunque yo añadiría en todo Occidente). No tengo mayores desacuerdos con su artículo. Más bien lo republico aquí con mis comentarios (en cursiva) y creo que merece la pena leerlo. Es de agradecer además que Pedro aporte estos artículos ya que además ando escaso de tiempo últimamente (temporalmente hasta noviembre) y no he podido sentarme para analizar los temas cotidianos. Viene bien para nosotros que Pedro lo haga, más que nada porque sus preocupaciones son prácticamente las mismas de aquí: un país más igualitario, soberano y libre.

—————————————————-

“Estas últimas semanas me parece estar viendo a la vez todos los defectos tradicionales de la izquierda de este país, a saber: Cainismo, maximalismo, “reaccionarismo”, incapacidad de rectificación, etc. Conforme se acerca la fecha electoral estos defectos se van agrandando y se ven de forma más transparente, como si la cercanía de las elecciones no importase o incluso como si diese cierto morbo el jugar al borde del límite. La verdad es que no podía imaginar que estaríamos en esta situación a escasos dos meses de las elecciones.”

Pues yo la verdad sí que me lo imaginé y, de hecho, lo anticipé hace un año aquí mismo en esta bitácora. Dije que si no surgía un movimiento fundamentalmente unido en las cuestiones más importantes para hacerle frente a la derecha neolibegal que mancilla absolutamente todas las esferas de nuestra existencia económica, esto iba a ocurrir. Además dije que Pablo Iglesias era un buen politólogo a nivel individual, pero sigo pensando que las fuerzas reaccionarias en España son muchísimo más poderosas y maliciosas que la izquierda. Por eso también pensé que Podemos era demasiado “suave” en muchos aspectos. Recordemos que en este país, la derecha no tendría problema alguno con un golpe de estado (la historia lo demuestra) y hasta serían capaces de asesinar si las cosas llegásen a ponerse muy feas. No, tranquilos – NO estoy acusando de asesino a todo pepero. De hecho, hay gente del PP que son muy buenas personas pero se criaron en un entorno particular y nostálgico. No podemos cometer tampoco el error de la derecha, de tildar a todo miembro de un partido como asesino o terrorista, pero sí podemos apuntar directamente a la cúpula dirigente de la derecha española y decir: sois herederos de asesinos y fascistas. Teniendo esa realidad en cuenta, hay que ser más serios a la hora de planetar una oposición brutal.

“Los “aires” del 15-M fueron sustituidos por un bonapartismo nada disimulado, por un maquiavelismo organizacional y propio del centralismo democrático leninista mediante el cual los círculos, las votaciones online o las primarias se convirtieron en puro atrezzo que para nada valía y en el que ya nadie cree.”

Hmm, aquí discrepo de Pedro. Yo no creo que el “centralismo democrático leninista” sea algo necesariamente malo. De hecho voy a ver si esta semana (si por fin dispongo de algo de tiempo) escribo un artículo sobre qué método debe tener un partido. No obstante de esa discrepancia tan técnica, puedo comprender la frustración que siente Pedro al respecto, en tanto que mucha gente se ilusionó demasiado con este método aparentemente abierto. Pero yo soy de los que defienden que un partido es una estructura corporativa y debemos mantener la unidad A PESAR de que puedan existir discrepancias internas serias. Si hay algo que no me gustaría ver en España es la indisciplina dentro de los partidos que existe en países como Reino Unido o los Estados Unidos, donde los diputados tienen más intereses personales (a menudo financieros) antes que los intereses de su partido en conjunto.

“Nunca antes se había tenido una posición tan ventajosa para poder revolucionar la política en España, jamás se había vislumbrado de forma tan clara el camino a seguir, tan sólo se necesitaba generosidad por parte de quien creía tener el monopolio del cambio (Podemos) para aceptar que la nueva confluencia política no iba a estar bajo su control. Pero no les dio la gana. Primero hicieron un análisis torticero de los resultados del 24-M, intentando apropiarse del éxito cuando realmente fueron los principios e instintos que ellos rechazaron los que triunfaron, y luego empeñándose en que su marca, su invento, debía tener el monopolio del cambio, sometiendo a todos los demás a ser meras comparsas.”

Absolutamente de acuerdo con esto. Pero es que además, uno de los gravísimos problemas que tiene la izquierda es en el miedo a los discursos. Con izquierda me refiero obviamente a la izquierda europea, generalmente hablando. ¿Cómo se van a definir de “izquierdas” cuando rechazan gran parte de la solución al problema más importante que nos azota? Esto es, el SISTEMA ECONÓMICO y necesita cambiar de modelo productivo. Pablo Iglesias hizo bien en subrayar que España no es una democracia realmente. Nosotros perdimos la democracia cuando se firmó el Tratado de Lisboa y el vomitivo Tratado de Maastricht. Una cosa es renegar de “izquierda y derechas”, porque eso realmente es un fenómeno de las sociedades capitalistas y no se centra en los problemas reales, otra es no tratar realmente el tema principal: LA ECONOMÍA Y EL MODELO DE ESTADO.

De todas maneras volviendo a lo que dije antes de las primarias y demás, yo no creo que podamos construir un movimiento igualitario si tenemos un modelo de asamblea permanente. Tarde o temprano, lo siento Pedro, hace falta una estricta disciplina con capacidad de organización y con una base de militantes o incluso simpatizantes, seguidores y demás que no estén cuestionando absolutamente todo. Esto suena “malvado” e incluso cínico, o en el peor de los casos inmoral para algunos, pero yo estoy convencido que una cosa es la “vanguardia”, otra son los simpatizantes que necesitamos, sí, pero que no pueden o bien NO QUIEREN estar analizándolo todo. Hay que dejar de lado ciertos discursos infantiles tales como “apertura total, transparencia” y demás. Ningún partido es realmente TRANSPARENTE y todos tenemos que tener disciplina corporativa.

“No darse cuenta de que esa posición neutralista y de compadreo frente al independentismo ha sido la causa principal de su fracaso es increíble, pero es que persistir en la idea de hacer un referéndum vinculante en Cataluña sobre la independencia (y más cuando constitucionalmente no se puede) ya roza el desatino ¿De verdad no se dan cuenta de cuantos votos pierden en el resto de España por esa posición?”

Hmm, esto no lo tengo tan claro. Puede que pierdan votos en el resto de España por esta posición, aunque el PSOE había coqueteado igualmente con el independentismo, en cierta manera y no les pasaba factura real como para costarle las elecciones generales. Además de ello, realmente no podemos hablar de respeto a la Constitución, Pedro, y lo sabes: ¿desde cuando hace que no se cumple ni la mitad de la Constitución en este país? Porque si no la cumplen en cuestiones económicas (sabes muy bien que se está gobernando a golpe de decretazo), ¿cómo van a respetar cuestiones como estas?

“Señores Iglesias, Garzón, Errejón, Llamazares, Talegón y todos los demás, respóndanme por favor ¿Cuándo en la historia de la humanidad, un partido de izquierdas que propusiese el derecho a la secesión de las regiones de un país ha ganado las elecciones? Por favor, respondan a esa pregunta ¿Ganó el Frente Popular en Francia o España proponiendo el derecho a secesión de sus regiones? ¿Lo hizo Olof Palme en Suecia? ¿Allende en Chile? ¿Willy Brant, Mitterrand, Clement Attlee? ¿Quizá Tsipras, Correa o Mujica? Digan un solo partido de izquierdas que ganase las elecciones con una propuesta semejante. No lo hay.”

Cuidado, Pedro. Si bien es cierto que muchos de los movimientos secesionistas en Occidente son de derechas (ESPECIALMENTE EN USA) en el caso de España gran parte de los secesionistas suelen ser de izquierdas al igual que en Reino Unido y otros países de Europa. De hecho, ¿qué puede ser más progresista incluso en USA que la secesión y romper con el imperio que han ido forjando? En el caso de España, la verdad es que yo sin ser independentista sí me cuestiono para qué nos sirve un modelo unitario de Estado si al final acabará por ofrendas a “España” sin nada a cambio? En España, ¿a qué intereses sirve esa “unidad”? Claro otra cosa es pensar que una Catalunya independiente iba a ser un oasis de libertad o progresismo. Nada mas lejos de la realidad. Al menos el estado español ya lo “conocemos” y es más fácil derrotar algo conocido. Y sí, en el contexto español defender la secesión en conjunto o solo es suicidio político.

“La izquierda española tiene un problema histórico con su cercanía al nacionalismo. Sería muy largo explicar las causas, y podríamos hablar de las enormes deficiencias del estado liberal, del carlismo, del cantonalismo, del anarquismo, pero me quiero perder por ahí. La cuestión es que el franquismo (o quizá la Guerra civil) creó extraños compañeros de cama y cualquiera que se opusiese al franquismo parecía ser un aliado o tener ideas aceptables. Y así la izquierda española comenzó a generar un cordón umbilical con el nacionalismo que todavía no ha cortado y que representa una alianza contra-natura.”

Depende, Pedro. No todos los nacionalismos son de derechas. ¿Es el nacionalismo cubano, muy EVIDENTE, ¿de derechas? Yo creo al revés: en España la izquierda ha sido tradicionalmente muy poco dada a la “patria” y la defensa de las patrias. Pecan de cierto buenismo universalista (pero no del universalismo que nos puede gustar, en plan fraternidad con los pueblos del mundo) sino a un infantilismo absurdo tales como “fronteras abiertas, todos nos vamos a llevar bien, no hay estados malos”, etc. Es cierto que en CATALUNYA y País Vasco, la izquierda ha sido nacionalista o ha estado aliada con el nacionalismo, pero creo que si miras el conjunto del país verás una izquierda muy poco nacionalista (por no decir nada) y menos defensora de los intereses nacionales. Véte tú a un venezolano chavista o a un cubano comunista y díle lo de abrir fronteras y demás verás como se asombrarían. No lo digo por ti, que eres consecuente con eso pero sí gran parte de la izquierda española es mas bien “hippy” y eso me repugna realmente, porque afecta todo el panorama con un infantilismo propio de “perroflautas”.

“Desde Podemos se critica mucho a C’s, se le llama marca blanca del PP, partido del IBEX-35 y se le presenta, con cierta rabia, como una especie de parásito político creado exprofeso para acabar con ellos. Esta actitud es la misma que en el caso catalán, es no aceptar responsabilidad alguna y echar la culpa a factores externos de que el castillo de naipes se te ha caído al suelo, porque aunque C’s fuese todo eso al final resulta que la gente quiere votarles ¿Sabéis por qué? Pues porque hablan de cosas concretas, porque hablan de impuestos, de contratos, de cuotas para autónomos, de infraestructuras, de libros de texto, vamos, de cosas tangibles.”

Te has pasado aquí, Pedro. Yo no puedo hablar de otras regiones españolas (tampoco me interesan mucho, francamente) pero decir que “la gente quiere votar a C’s” me parece una exageración total. C’s es una broma de partido, muy malas ideas, terribles de hecho y en algunos casos PEORES que el PP. Vale, hablan de cosas “tangibles”…pero realmente dicen lo mismo que ya se está defendiendo con algún que otro cambio cosmético. En Valencia JAMÁS ganarán (por lo menos AHORA NO) las elecciones. Lo triste sería, eso sí, que ganásen las generales porque afectaría de forma muy negativa a Valencia, pero bueno espero que en las elecciones no lleguen a mucha relevancia.

Con respecto a las elecciones generales, las cosas pueden cambiar mucho desde hoy pero si me preguntaras hoy quién creo que gane las generales, efectivamente creo que será el PPSOE de nuevo. El bipartidismo resiste, Pedro. Aunque cueste a algunos creerlo, España es un país normalmente MUY conservador en cuanto a comportamiento electoral. Esto me parece que algunos no lo aceptan, pero por desgracia tenemos una población MUY envejecida que NO votará a ninguna de las formaciones de izquierdas minoritarias y quiere votar lo conocido. No ser consecuente con esta terrible realidad me parece demencial. Hay mucha gente que no sabe en qué clase de país vive, pero ahora que además ha habido un debacle en Catalunya y se percibe (EQUIVOCADAMENTE) que la economía está mejorando, ya verás tú como en las generales votarán lo mismo. No se te olvide nunca el inmovilismo español. Porque, quitando dos o tres regiones dinámicas y periféricas como la nuestra, el resto del país va a seguir haciendo lo mismo que siempre ha hecho y que bien acertó la Reina Sofía cuando abdicó Su Majestad el Rey Juan Carlos: “Todo seguirá igual”.

Con respecto a Compromís, ya conoces mi opinión. De ninguna manera quisiera yo que Compromís entrara en las garras de Podemos y fuera una sucursal de un partido del centralismo, de Madrid realmente. Valencia necesita un movimiento propio, un progresismo local, y defensa de lo que más le afecta.

One comment

  1. Donisius · ·

    Si hay algo destructivo en el liberalismo y en general para estas cosas sois tú y Pedro.

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: