En la Florida y a gusto

La semana pasada acabó la sesión veraniega de mis cursos en Nueva York. Ahora me encuentro en el SUR PROFUNDO de USA…concretamente, he estado en Gainesville, Florida y Tallahassee. Ahora estoy en Miami. Voy a escribir sobre esta gran región que siempre me ha gustado más que el norte gélido e industrializado. La Florida aún conserva muchísima historia e influencia española, mezclada con el protestantismo anglosajón que finalmente se hizo con esta región (excepto en Miami). Me encantan los árboles caídos que besan la tierra y en los que cuelga el musgo negro de la Florida (curiosamente llamado “Musgo español” en inglés, Spanish Moss), las casonas con columnas y el sentido de historia y tradición que tiene su gente. Yo siempre le he dado importancia a los orígenes de cada persona (y eso choca mucho en esta época tan impersonal e industrializada) pero para mí SÍ ES IMPORTANTE saber de dónde vienes para poder saber qué porvenir tienes y qué influencias has tenido en tu vida para convertirte en la persona que eres hoy. El sur de EEUU en general le da muchísima importancia a tus orígenes familiares, étnicos, raciales o sociales. Obviamente la “raza” no determina qué persona eres, pero sí nos dice qué cultura tuviste en su día, de dónde vienes, qué te enseñaron, etc. En esta entrada, hablaré de cada una de las ciudades que he visitado (no las conocía excepto Miami, porque Miami es una ciudad que visito con frecuencia). En general, adoro el estado de la Florida. Si tuviera que elegir un estado donde vivir todo el año en USA, sin duda sería la Florida o Louisiana. De los europeos, los primeros en estas tierras floridianas fuimos los españoles.

I. Gainesville, Florida

Gainesville se encuentra en el condado de Alachua, hacia el norte-centro de la Florida. A diferencia de Miami y del sur de la Florida en general, cuanto más al norte en este estado, más “sureño anglosajón” tradicional. La demografía suele ser un 65% de raza blanca y lo demás negros estadounidenses sureños.

En general, los “blancos” aquí en el sur suelen ser mucho más rubios, de ojos claros y piel muy blanca si comparamos con muchos blancos del norte de USA, donde predominan más orígenes más mezclados. Aquí prácticamente todos los blancos (exceptuando, repito, Miami) son de orígen inglés y “Scotch-Irish” (NO ES LO MISMO que “irlandés”). Los “Scotch-Irish Americans son descendientes de los disidentes protestantes de Ulster, en Irlanda, que emigraron a América en protesta contra el catolicismo y la tiranía de la Iglesia católica papal. En general es una población rubia, alta, muy “nórdica” en aspecto.

A diferencia de Nueva York, Chicago y muchas otras ciudades del norte, aquí no hay mucho descendiente de italiano ni tampoco de irlandés o alemán. Aquí los nombres de los blancos suelen ser apellidos ingleses como Smith, Campbell, Richardson, Roberts, etc. Todavía predominan los WASPS si comparamos con el norte tan mezclado e industrializado.

Gainesville cuenta con una población de alrededor 125 mil habitantes y es bastante conocida simplemente porque es la sede de la Universidad de la Florida. La “Univ. of Florida” es la tercera universidad más grande de EEUU.

En Gainesville casi nadie habla castellano. No tiene nada que ver con el sur de la Florida. En Gainesville predominan las banderas confederadas y el sentimiento es netamente “sudista”.

¿El clima? Pues en general como toda la Florida — muy muy húmedo. Cuando estuve las temperaturas superaban los 30º y la humedad alcanza el 90% en ocasiones. Es un famoso “pantano” como dicen sus habitantes, con mucho mosquito y todo tipo de bichos por la noche. A mí desde luego el calor no me molesta tanto como el frío. Odio el frío del norte. En verano, gran parte de la Florida sufre, eso sí, fuertísimas lluvias tropicales que inundan muchas calles, son tormentas eléctricas además con riesgo de huracanes. Entre mayo y noviembre llegan las lluvias fuertes. El resto del año es más seco y fresco, con heladas ocasionales (excepto en Miami que apenas ha sufrido una helada).

Personalmente, no me quedé en el centro de Gainesville. Es una ciudad universitaria con demasiados estudiantes ruidosos y fiesteros de todas partes. Me quedé en un pueblo que se llama Micanopy con una población de alrededor de 600 habitantes. Es un típico pueblo del sur profundo, con las casonas de las plantaciones y esa mezcla entre descendientes de africanos y europeos que siempre me ha gustado. Siempre me he sentido más “afín” a estas tierras sureñas en las Américas (en cuestiones de clima y cultura, no de la historia terrible de esclavitud). Pero, digamos existe una cultura “común” de plantación entre las Carolinas y el Caribe…fruto de su clima subtropical y tropical, la historia de las plantaciones, la agricultura y la trata de esclavos negros.

Gainesville es una ciudad del “interior” y en consecuencia no hay playas muy cerca.

Aquí tenéis un vídeo “tour” de la casa donde me hospedé. El trato, como suele ser en el sur profundo, es exquisito, muy educados, correctos, amistosos. En general, los sureños sonríen mucho más y te tratan con cierto “calor familiar” que no vas a ver jamás en Nueva York o Boston. Te suelen preguntar con mucha más frecuencia de dónde eres o de dónde son tus apellidos, etc. Pero, sin tampoco caer en la excesiva familiaridad agresiva del norte. Es decir, que los sureños son “correctos” y cordiales, amistosos en lo que deben ser, pero no pegajosos ni tampoco entrometidos como pasa a veces en el norte de USA donde son mucho más dados a hablar excesivamente con desconocidos (otro punto del norte que NO me gusta para nada). A mí no me gusta que en un bar, por ejemplo, se me ponga a hablar un desconocido.

¿Recomiendo visitar Gainesville? Sólo si tienes alguna conexión con la universidad o quieres ver los pueblitos a su alrededor con las plantaciones y mansiones sureñas. Yo es que soy muy “raro” y me gusta explorar los sitios donde no suelen ir turistas que me molestan en general. No soporto las zonas turísticas y en ese sentido Gainesville es excelente pues apenas sufre turismo como Nueva York.

II. Tallahassee

Tallahassee es la capital de este estado. Es una ciudad aún más “sudista” que Gainesville y tiene más en común con Alabama y Georgia (estados fronterizos) que con el sur de la Florida, marcadamente hispano y de “otro rollo” que explicaré próximamente.

Al igual que Gainesville, hay mucho “redneck” sudista ultraconservador con la bandera confederada en una mano, Biblia protestante en la otra.

Apenas hay “vida nocturna” en el sentido miamense, neoyorquino o europeo. Como en todo el estado de la Florida, es bastante fácil conseguir pistolas y la gente las puedes llevar en el bolsillo si así lo desean. En Tallahassee hay algunas zonas de copas como en Gainesville donde es frecuente que se produzcan tiroteos por peleas absurdas como una mala “mirada”. El sur de los EEUU en general es la zona más violenta de todo el país y la mayoría de la delincuencia, estadísticamente y a diferencia de lo que pasa en el norte, es de origen “blanco”. Es decir, la mayoría de los delincuentes en la Florida y otros estados del sur son de raza blanca. Pasa como en Inglaterra, donde la mayoría de los delincuentes más buscados o “hooligans” son también blancos anglosajones.

Una buena playa la tienes a dos horas de Tallahassee. En general, todos los bares cierran a las 2 de la madrugada y después de las 2 no hay casi nada que hacer…hasta las discotecas cierran a las 2 de la madrugada por decreto legislativo local. ¿Por qué? En general la Florida es un estado ultraconservador y en donde el “lobby religioso” evangélico tiene muchísima influencia.

Una cosa que sí me gusta de TODA la Florida es que SE PERMITE FUMAR EN BARES. YO NO FUMO, ojo, pero detesto la ley antitabaco absurda, creo que eso sí es un atropello especialmente porque ni siquiera permite habilitar zonas para fumadores. En ese sentido, la Florida se considera un “estado libre”. En general no hay tantas regulaciones de nada como en el norte de EEUU.

Hay muy poco que hacer en Tallahassee así que no recomiendo ir sin tener un plan concreto. Necesitarás coche o chófer. Yo no conduzco así que tuve que contratar el servicio de un chófer para llevarme a las zonas importantes como el Capitolio y la Universidad estatal de la Florida.

Una de las cosas que más molestan de gran parte de los EEUU es que muy poco puedes hacer sin coche. Vivir en la Florida sin coche es una sentencia de muerte. Las únicas ciudades de USA donde puedes estar sin coche son: Nueva York, Washington D.C. (el centro) Boston y partes de San Francisco o Nueva Orleans. Lo demás se complica bastante sin coche.

III. Miami

Bueno, como algunos ya saben, yo ya conocía esta ciudad. Diré que es la ciudad más “hispana” de todo USA. En Nueva York hay hispanos, pero suelen estar mucho más “americanizados” en muchos aspectos que los hispano hablantes de Miami. Miami parece otro país, un país hispano dentro de USA.

Siempre me ha gustado mucho Miami…una de las únicas ciudades en USA donde todo el mundo entenderá la guerra entre “Barça y R.Madrid” o si eres del Atleti y las diferencias entre un español y otras nacionalidades. La única ciudad estadounidense en la que el español, como idioma, realmente domina en todos los aspectos, donde la palabra “anglosajón” suele usarse como algo negativo…en plan “pero qué poco limpian sus casas estas americanas anglosajonas guarras”…etc. Aquí hay bastante gente de orígen español y se sienten muy orgullosos de su idioma y orígenes (A diferencia de España donde parece ser que todo lo hispano o “nacional” es terrible y todo lo anglosajón y alemán es automáticamente mejor, qué pena, cuanto auto-odio de tanto acomplejado). Quieren y no pueden, porque por suerte, los españoles jamás seremos alemanes ni vice-versa, por mucho que así lo deseen tanto los acomplejados.

En Miami todo es “a lo hispano” — la arquitectura parece Marbella o partes de Valéncia (especialmente la zona de Oliva), playa, sol, las casas tienen rejas y persianas como en España, los suelos suelen ser de gres, granito o algo así…la moqueta apenas se usa y hay una limpieza palpable en los hogares pues en general la cultura “latina” le da mucha importancia a tener las casas muy limpias con olor a lejía diaria por las mañanas.

Los pisos y casas suelen ser más grandes que en Nueva York, hay mucha más luz, a pesar de que, por el calurosísimo clima húmedo tropical, el aire acondicionado es fundamental donde quiera.

A diferencia de NY, Miami no apesta en verano y es muchísimo más limpia. Eso sí, es un mito pensar que los miamenses todos están bailando salsa en la playa. En general, hoy en día la ciudad ya no es tan “cubana” como hace 20 o 30 años cuando se rodaba “Corrupción en Miami”. La élite de la ciudad sigue siendo de extrema derecha cubano-americana pero estos cubanos no cumplen el estereotipo del “caribeño salsoso” pues todos son de orígen español, blancos de piel, clase alta y con unos valores digamos…más “europeos”, españoles que los cubanos de ahora. Además de eso, ahora hay muchísimo más centroamericano, sudamericano y mexicano que hace 20 años. No se suelen llevar bien con los cubanos ya que los cubanos de antes tienen actitudes más racistas y les llaman “indios” o dicen que no hablan castellano “correctamente”. Los cubanos de antes, al ser hijos de españoles, suelen tener un castellano muy afin al de España (en vocabulario, aunque el acento parece casi idéntico al canario).

Una cosa que sí me molesta (aunque no lo dicen con ánimo despectivo) es que aquí los españoles somos “gallegos”. Yo siempre digo que no, que no somos todos gallegos pero a mí me llaman “el gallego” de cariño, supongo. Al menos en mi caso tienen algo de razón: soy mitad-gallego de origen, pero aunque seas totalmente castellano o valenciano o catalán, te llamarán “gallego”. Mi vecina es una cubana adinerada y cuando hace tiempo su hijo, sin querer, me rompió con su bicicleta una cosa en el jardín con palmeras que tengo al frente de la casa, yo la pude oír decir “¡¡ayy cuando se entere el gallego la vas a pagar, con lo serio que son estos españoles!!”

En segundo lugar los cubanos más jóvenes que hoy emigran y se criaron en la Cuba de Castro son totalmente distintos en el habla, los “valores” y actitudes. Sufren discriminación en Miami por parte de los cubanos que llegaron en la oleada de refugiados de los años 50 y 60, en los vuelos “Peter Pan”. Los cubanos mayores dicen que son “gentuza comunista sin moral cristiana”. Por su parte, los cubanos jóvenes dicen que esos cubanos mayores son retrogrados, racistas y trogloditas. No es de extrañar, pues, que la indeseable Esperanza Aguirre, de extrema derecha, haya visitado Miami y se lleve tan bien con la caverna de esta ciudad.

La derecha miamense no invierte en servicios públicos y los liberales progresistas la llaman el “Hong Kong” del sur. Mucha opulencia en la playa, rascacielos y especulación inmobiliaria que oculta detrás una gran pobreza de muchos de sus habitantes. En Miami, los sueldos son de risa en comparación con el coste de vida. Es una ciudad más violenta que Nueva York, con más tiroteos y violencia en general (porque en general las zonas de clima caluroso de toda la vida han sido más conflictivas).

Aún así, aún con la necesidad de tener coche para todo y la falta de “centro urbano” que sufre Miami, preferiría vivir aquí antes que en Nueva York todo el año.

Repito: Hace falta coche para todo: es imposible ir andando a un sitio en esta ciudad — unicamente se puede ir andando a los sitios en la zona de South Beach/Miami Beach y por la noche no siempre es seguro, pues está cerca de un gueto que se llama el “Overtown”…es un barrio de negros americanos pobres y marginados. Hay notícias que recorrieron el mundo pues ha habido muchísimos atracos y asesinatos contra turistas europeos. Ningún “miamense” va a esas zonas, saben evitarlas.

Miami es un campo abierto y no tiene ni montañas ni cuestas. Todo se ve plano, todas las casas suelen parecerse unas a las otras y se vive mucho en comunidad residencial con puerta de seguridad para entrar en el recinto.

Pero con todo y eso, me gusta que aquí domine la lengua castellana en todos los aspectos. Los jóvenes, entre amigos, usan el inglés aunque sean de origen hispano pero enseguida cambian al español si ven que no hablas inglés o que, como es mi caso, prefieres NO usar inglés si ya entienden español.

En la Florida no pagas impuesto de IRPF al estado, solo el federal. Eso sí, los impuestos a la propiedad pueden ser altos, dependiendo donde vivas y apenas hay servicios públicos si comparas con otros estados más ricos y con impuestos más altos.

Muchos americanos de otros estados/ciudades odian esta ciudad porque dicen que la gente suele ser superficial, falsa, muy borde y chulesca. Es verdad que si comparamos con ciudades como Nueva York o Chicago, aquí la gente en general es mucho más “antipática” y desconfiada. Nadie te va a hablar en ningún sitio, no se saluda y la gente va muy “a su rollo”. Es curioso porque en España, las mismas críticas de este tipo se lanzan contra Valéncia.

En Miami la gente es informal pero “fashion”. Como es una ciudad muy “hispana”, ustedes ya saben que nosotros los hispanos en general no hablamos en un bar con desconocidos como sí hacen los anglos, lo irlandeses, holandeses, etc. Nosotros somo más de salir con familiares o amigos y hablar con ellos, pero nunca compartir mesa con desconocidos. Por eso muchos americanos anglos confunden eso con ser antipático o poco amistoso. No lo es, es simplemente otra manera de entender la vida y el ocio. A un español, a un cubano, a un mexicano, por lo general nos parecerá raro estar en un bar y que se nos acerque una persona que no conocemos de nada para hablarnos de su vida. Excepción se hace, obviamente, si es una chica guapa pero es que tampoco suele pasar en el mundo “latino” que una chica guapa se acerque a un hombre sin conocerle de nada.

Precisamente eso es lo que SÍ me gusta de Miami: aquí a la gente se la suda, literalmente, el desconocido. Si no te conocen, no existes y eso me encanta. En Miami es perfectamente aceptable mantener una relación sexual con una chica una noche y al día siguiente “si te he visto no me acuerdo”. El compromiso muchas veces es demasiado engorroso y pesado. ¿Para qué quieren algunos saber TANTO de su compañera/o sexual si cumple todo lo bueno para ese fin?

En esta ciudad, además, hay muchas profesiones que te mantienen adinerado y soltero a los 40, al estílo Ken Doll de Barbie. Es decir, hay mucho dueño de discoteca, restaurante, director de hotel…pero mantiene tantas relaciones con las mujeres de otros lares que no necesita jamás ponerse ningún anillo que le ate a una persona. ¡Qué horror!

Por otro lado también se da el típico niñato en esta ciudad que, al igual que ocurre en España, vive con sus papis hasta que tiene 40 o más. En Miami, es “aceptable” que un hombre sea soltero y viva con sus padres hasta bien entrado los 40. Es parte del encanto “latino”, supongo.

Pero sí, me gusta Miami a pesar de toda la fama “negativa” que le dan otros. ¿Para qué quieres un intelectual en cada esquina? ¿Para qué quieres tanta gente sonriéndote en un bar y hablando con desconocidos? ¿Para qué quieres tanta nieve entre noviembre y marzo, frío polar, pisos sucios, oscuros y carísimos?

No tengo buenas relaciones, como era de esperar, con la extrema derecha de Miami. Muchos me odian y me llaman “comunista de mierda” y “gallego maricón” (como insulto típico) porque yo apoyo la total normalización de relaciones con la isla de Cuba y el gobierno de Castro. Muchos cubanos en Miami odian el hecho de que muchos españoles simpatizamos con Cuba y su gobierno. Pero ya sabemos que la única patria de la extrema derecha es el “money, money, money”. Donde quiera que estén, antes venden a su país en vez de luchar por sus patrias. Pero para su desgracia, las cosas están cambiando hasta aquí en Miami. Cada vez son más las voces que abogan por normalizar las relaciones con Cuba (especialmente la gente menor de 70 años). Se han dado cuenta que el bloqueo norteamericano NO HA SERVIDO DE NADA y sólo ha provocado terrible sufrimiento en la isla. Al bloqueo le llaman “embargo”, con toda la caradura que caracteriza a los libegales reaccionarios. La próxima tarea que tenemos, pues, es abogar por el total levantamiento del bloqueo criminal contra un pueblo. La derecha estará furiosa, pero por suerte, le quedan dos telediarios…sencillamente, van a morir porque los jóvenes NO QUEREMOS ESOS MÉTODOS. Todos tenemos antepasados reaccionarios y anticuados, pero eso no significa que tengamos que seguir sus pasos. Cada generación debe ser responsable de sus propios actos y hechos.

Eso es todo para hoy.

Buen día.

Anuncios

6 comentarios

  1. Te saludo de nuevo; como te dije, como buen venezolano que soy, disfruto de tu perspectiva que es única aun cuando no siempre comparta al 100% tus postulados; como bien diría Aun Weor, esa es la verdadera filosofía, porque de resto todo es replicación y replicación.

    Te quería comentar esta vez, en el Caribe, es común decirle a los españoles en su conjunto “gallegos”; en la bipolar Venezuela (Lo digo por el conflicto de identidad que produce ser tanto caribeño como suramericano), tambien es común llamar a los españoles en general como “gallego”; aún cuando el Español promedio que vino a Venezuela con la Colonia, no era siempre de Galicia; mayoritariamente fueron andaluces, extremeños, castellanos, y por sobre todas las cosas, CANARIOS (No en balde, un dicho muy habitual entre los canario-venezolanos es que Venezuela es la 8va isla de Canarias y que la Bandera venezolana actual se agarra de ello al tener 8 estrellas); pero la razón está en que, buena parte de los españoles que emigraron a estas tierras en el contexto del franquismo, eran elementalmente gallegos, y al ser bastante visibles,bonachones e inclusivos (Buena parte de ellos se mestizaron ya con los venezolanos).

    Lo otro, es que sería interesante armar un debate sobre la visión criminológica estadounidense que tienes por formación y la que tenemos los latinos; para mi como latino, afirmar que el delito es más común en zonas de clima caliente, me parece un análisis cuando menos, banal; cuando la cuestión es más de oportunidades socioeconómicas y sociojurídicas; aunque, como digo, los latinos continentalistas y criminólgoos pensamos una cosa; y los norteamericanos con el Common Law y la Sociología Criminal, tal vez piensen otra distinta.

    Saludos cordiales.

  2. Migeru Nara:

    Saludos de nuevo.

    “Te quería comentar esta vez, en el Caribe, es común decirle a los españoles en su conjunto “gallegos”; en la bipolar Venezuela (Lo digo por el conflicto de identidad que produce ser tanto caribeño como suramericano), tambien es común llamar a los españoles en general como “gallego”; aún cuando el Español promedio que vino a Venezuela con la Colonia, no era siempre de Galicia; mayoritariamente fueron andaluces, extremeños, castellanos, y por sobre todas las cosas, CANARIOS (No en balde, un dicho muy habitual entre los canario-venezolanos es que Venezuela es la 8va isla de Canarias y que la Bandera venezolana actual se agarra de ello al tener 8 estrellas)”;

    Sí, tienes razón…siempre se suele olvidar que Venezuela es sudamericana pero también “caribeña”. Personalmente intento enseñar esto en España porque muchos españoles cometen el error de confundir las dos cosas y no es lo mismo. A un “caribeño” (los de Puerto Rico, República dominicana, Cuba) no les gusta para nada que se les clasifique como Sudamericanos.
    Con respecto a Sudamérica, Colombia también tiene un componente “caribeño” en algunas zonas (al menos por lo que acento se refiere a veces suenan “caribeño” también en eso y algunas comidas).

    “pero la razón está en que, buena parte de los españoles que emigraron a estas tierras en el contexto del franquismo, eran elementalmente gallegos, y al ser bastante visibles,bonachones e inclusivos (Buena parte de ellos se mestizaron ya con los venezolanos).”

    Es verdad, aunque siempre me resulta medio “gracioso” pensar que por aquí un andaluz o un valenciano se le clasifique como “gallego”, más que nada porque en España no tienen nada que ver unos con los otros.

    Con respecto a lo del calor y la delincuencia, parece una tontería, tienes razón pero…no soy yo el que lo afirma gratuitamente. He leído estudios interesantes al respecto, entre ellos, este, de la Universidad estatal de la Florida:

    http://www.wired.com/2011/07/hot-weather-violence/

    Y aquí una monografía-estudio uruguayo:

    “El Clima; Sobre todo sus componentes de temperatura y humedad. Según Lombroso; el calor excesivo conduce a la inercia y a sentimientos de debilidad, como consecuencia, a una vida social caracterizada por extremismos que, a manera de espasmos, va, desde la anarquía completa a la más absoluta tiranía.”

    Aquí: http://www.monografias.com/trabajos55/apuntes-para-criminologia/apuntes-para-criminologia2.shtml#ixzz3hXVE7xwJ

    Ojo, no suscribo al 100% esas teorías, pero sí he notado que al menos en USA, las ciudades más calurosas sufren más delincuencia violenta: Nueva Orleans, otra ciudad subtropical, es otra de las ciudades más violentas de los EEUU.

    Con respecto a las oportunidades, aquí se da también ese criterio y también lo comparto…lo que pasa es que incluso si nos fijamos en gente que es de “clase media”, las estadísticas en el sur de USA demuestran que aún así, tienen más posibilidad de cometer alguna infracción penal o delito, especialmente en lo que a corrupción se refiere.

    Saludos

  3. Miamense · ·

    hahahaha me encantó este artículo! Estaba buscando por cosas relacionadas con mi ciudad y encontré esto. Yo soy cubano-americano nacido en Miami y todo esto es verdad. Siempre digo lo siguiente porque es como lo ven los gringos: en Nueva York, cuando un gringo intenta hablar español, los que hablan español se impresionan y lo agradecen. En Miami, cuando un gringo intenta hablar español, le corregimos y nos burlamos de su acento. Aquí el español es lo que domina en todo.

    Lo de “gallego” se dice de cariño, pues ya sabemos que no todos los españoles son gallegos. Eso sí ustedes nos suenan muy duros al hablar y a veces parecen como más serios que nosotros como que toman las cosas mas a otro nivel. Conozco España y me gustó Madrid y Andalucía especialmente, que es de donde tengo orígenes. También conozco Valencia y es preciosa muy parecida a Miami en algunas de sus partes aunque un poquito mas fria en invierno pero sin huracanes.

    Ah, en Miami no es que seamos antipáticos solo somos más interesantes y no estamos para perder el tiempo hablando con cualquiera en la calle como pasa en los pueblitos gringos. Tienes razón cuando dices que en la cultura hispana no es normal hablar con alguien desconocido por la calle o en un bar.

  4. Jose · ·

    Hola Alfredo, ¿es cierto que va a venir una gran depresión este año?, es decir, va ha ser un colapso de este sistema de gigantescas proporciones.

    Jose

  5. Jose · ·

    No falta mucho para que el dolar termine siendo utilizado como papel higiénico.

  6. Creo que es muy prematuro y osado decir que el dólar va a caer. El dólar y la economía americana, en términos macroeconómicos, está mejor que nunca.

    Saludos

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: