¡Trabaja más horas! Las estúpidas recetas económicas de Jeb Bush

Aunque ya es archiconocido que el Partido Republicano en USA es cada vez más esperpéntico y extremista, con candidatos dignos de ingresar en un manicomio, o incluso, en prisión por atentar contra la democracia social que aquí defendemos, las teorías económicas más retrogradas, absurdas y peligrosas ya están formando parte del debate de las primarias republicanas. A pesar de que las políticas fiscales de la derecha han sido un fracaso estrepitoso, somos testigos de cómo todavía los candidatos de la derecha siguen defendiendo ideas económicas que son una agresión contra los que menos tienen, contra los que más explotación laboral sufren.

La semana pasada, al ser preguntado por la crisis de paro que también afecta a EEUU (en menor medida, obviamente, que Europa), el candidato republicano Jeb Bush (hermano de George W.Bush) dijo que “la participación laboral debe subir. Eso significa que la gente necesita trabajar más horas y con su productividad ganar más sueldo para sus familias”. En Europa, nos abofetean también, las élites oligárquicas con mensajes parecidos (aunque no tan torpes ni sinceros como el de Bush). Para hipocresía y no saber si sube o baja, ya tenemos a Mariano Rajoy. Pero el mensaje es el mismo: “debes trabajar más por menos”. Si pudieran, nos tendrían como sus esclavos personales. De hecho, nunca ha sido un secreto bien ocultado por su parte. Siempre han sido bastante claros en sus intenciones.

Enseguida, los comentaristas de distintos medios criticaron la estupidez de Jeb Bush. Aquí hay un ejemplo. Según la revista Business Insider, los americanos trabajan MÁS HORAS que casi todos los demás países ricos/industrializados. Según la revista Forbes (nada sospechosa de ser “roja comunista venezolana bolivariana” como tanto repiten a modo de insulto los palmeros masoquistas pringaos libegales de los abusadores oligarcas), la semana laboral americana es de ¡47 horas!. Yo mismo he sido testigo de esta realidad porque vivo en Estados Unidos casi la mitad del año en muchas ocasiones. Aquí se trabaja muchísimas horas, NO HAY derecho a vacaciones a nivel federal, todo depende mucho de la empresa (hasta tu seguro médico depende de tu centro laboral). ¡UN HORROR! No, NO ES LIBERAL. Es un sistema retrogrado, anticuado, con muchísimas trabas para el trabajador. Hablando ayer con un americano en una reunión fiestera, le dije “me fijo como los americanos no salen a la calle a manifestarse por casi nada”. Su respuesta ya me lo dijo todo: “¿Protestar? ¿Con qué tiempo? Los americanos tienen que trabajar muchas horas”. En efecto, como aquí las empresas gobiernan con un puño de hierro, manifestarse es un peligro. Algo parecido está ocurriendo en España: mucha gente tiene miedo a manifestarse por miedo a perder su puesto de trabajo. A eso le llaman “democracia y libertad”, que los pobres estén en manos de esclavistas que amenazan con el despido por ejercer derechos FUNDAMENTALES PARA CUALQUIER LIBERAL.

El 40% de los trabajadores a tiempo completo en EEUU trabajan 50 horas o más cada semana. Según esta fuente, la mayoría de hogares han visto su horario laboral aumentar entre un 9%/10% entre 1979 y 2007. Muchísimos trabajadores en USA, especialmente las mujeres, tienen que soportar la carga de DOS empleos. Aún así, aún con dos EMPLEOS, hay gente que no puede hacerle frente a todas sus facturas, especialmente en la corona metropolitana de Nueva York.

Es verdad que hay mucha gente trabajando menos horas de lo que les gustaría, pero eso no es porque no hacen el esfuerzo. Eso se debe simplemente a que NO hay trabajo suficiente así que se ven obligados a trabajar en empleos de tiempo parcial. El número de empleados a tiempo reducido ha aumentado desde la crisis y ahora son más de seis millones de la masa obrera estadounidense. Eso sin contar los trabajadores que han DESAPARECIDO porque ya ni se molestan en buscar empleo y entonces no computan como parados.

La palabra que utilizó Bush INCORRECTAMENTE como hacen muchos libegales es la palabra “productividad”. La productividad NO es cuántas horas trabajas en un día, sino cuánto PRODUCES cada hora. Los libegales manosean y babosean mucho la palabra, pero en realidad la productividad puede definirse como cuántos beneficios puede explotar un jefe de su trabajador por cada hora trabajada. Además es un tema irrelevante realmente. Es una distracción de los problemas reales que están impidiendo que la gente participe en el mercado laboral.

En comparación con otros países “ricos”, los americanos trabajan más horas que los japoneses, británicos, canadienses y noruegos. Los trabajadores americanos son los que menos tiempo de vacaciones disfrutan en comparación con todos los países que tengan economías parecidas y los mayores, tanto mujeres como hombres, se jubilan más tarde en comparación con otros del entorno.

Una de las razones por las cual los americanos trabajan TANTO se debe a que sus jefes suelen dar lo mínimo legalmente establecido para vacaciones, etc. A diferencia de gran parte de Europa, el “Tío Sam” americano NO garantiza por ley un mínimo de vacaciones pagadas para todos los trabajadores. NO existen los modelos de contratos que tenemos en Europa. Aquí cada empresa redacta su propio contrato laboral con casi todo lo que les dé la gana. Eso significa que muchos americanos pueden perder dinero si se van de vacaciones o se toman un día libre o una temporada para recuperar de una enfermedad. Lo trágico sería que Europa, y especialmente España, imitara el modelo americano de empleo. Por desgracia, ya casi se ha alcanzado ese nivel con el gobierno criminal del Partido Popular.

La productividad nada nada nada tiene que ver con el empleo. De hecho, un empleador puede aumentar sus niveles de productividad a niveles nunca vistos en la historia si despidiera toda su fuerza laboral y la sustituyera con robots. Es más, el sueño de todo empresario poderoso sería precisamente NO tener que contar con trabajadores a los que tiene que mantener. Intentar mejorar el PIB es la mejor manera de reducir el paro. Esto se puede conseguir mediante el “estímulo” gubernamental a la economía, tal y como las inversiones en infraestructura o subvenciones a empresas que se animen a contratar. No digo que sean las únicas ni mucho menos las soluciones exclusivas, pero son ejemplos.

Todos los análisis serios dicen que cualquier aumento de la productividad en América NO se ha traducido en sueldos más altos para la gran mayoría de trabajadores, así que aumentar la productividad solo sirve para ayudar a la élite que domina todo, en detrimento de la democracia liberal y popular. De hecho, como toda persona seria y analítica sabe, las condiciones laborales en Estados Unidos han ido deteriorando más y más cada año. El porcentaje de trabajadores afiliados a sindicatos ha seguido cayendo en picado, además de la persistente desigualdad racial injusta, trabajos precarios para ellos (muchos son inmigrantes también, pero americanos de toda la vida igualmente), mal pagados, a tiempo parcial, “minijobs”, etc.

Según la EPI, desde 1979 a 2013, los sueldos han bajado o se han estancado, pero no así la productividad económica. La productividad, el “output” como dicen en inglés, ha aumentado “OCHO VECES más rápido que la compensación típica del trabajador”, fin de la cita.

Esta gran diferencia, brecha, entre la productividad y los sueldos de los trabajadores es la razón por la cual grupos obreros y gente importante de los sindicatos han intentado defender leyes que aumenten el sueldo de los trabajadores, para que el centro laboral sea un poquito más justo…aún en un país tan agresivo, desigual y cada vez más empobrecido como es EEUU. Estas leyes van desde intentar subir el salario mínimo, defender horarios más equilibrados y más flexibilidad para las bajas o vacaciones, etc.

Lo que tenemos realmente no es un sistema libre, sino una economía ultracapitalista de extorsión a los más débiles. Eso no es nada liberal y si pretendes venir aquí a defender ese sistema, entonces eres enemigo de la libertad, de la democracia, de los derechos de los trabajadores y un indeseable antisocial. La productividad normalmente es asociada con el crecimiento económico fuerte a largo plazo, pero en un sentido personal, ¿qué es lo que realmente producen los trabajadores hoy en día? La mayoría de personas son pobres (aunque es un tabú usar la palabra “pobre” y “trabajador”). La élite neolibegal quiere que usemos el término “clase media”, a pesar de que es un engaño masivo. La mayoría de trabajadores se ve obligado a mantener puestos de trabajo sin posibilidad de ascenso laboral real, se sienten deprimidos, miserables, provocando problemas médicos y físicos de todo tipo como crisis de ansiedad, cansancio, inseguridad, etc, así como tener que aguantar además tratos degradantes. En España también ocurre lo mismo: amenazas a trabajadores, acoso sexual en muchas empresas pequeñas contra las mujeres (especialmente las más vulnerables), acoso de todo tipo, coacción bajo el pretexto de “la libertad empresarial” (frase perversa de los libegales para abusar de los más débiles, etc).

Muchos toleran todo eso porque no tienen otro remedio. En un mercado laboral tercermundista como el que sufrimos, se ven obligados a aceptar “lo que haya” – en el caso de USA, es peor aún que en España, ya que casi la práctica totalidad de los jóvenes tienen que devolver el dinero que pidieron prestado para sus préstamos estudiantiles universitarios, o para evitar ser desahuciados de pisos ABSOLUTAMENTE CARÍSIMOS en relación con sus sueldos bananeros. Por eso no es de extrañar que donde más depresión laboral hay es en EEUU. Solo uno de cada tres trabajadores americanos se sienten positivos por su situación laboral. A los neolibegales y sus palmeros eso les importa un bledo, porque solo les interesa la productividad estadística, pero sí demuestra para las personas normales un enorme sentido de potencial desperdiciado. Es realmente una barbaridad.

Los trabajadores NO necesitan “trabajar más horas”. Necesitan MEJORES SUELDOS por el trabajo que hacen y el sacrificio cada vez más exigente. Huelga decir que ante eso, lo que necesitan los trabajadores es algo que estos fracasados delincuentes no han podido crear: EMPLEOS. No le vendría mal a Jeb Bush (un señor que tiene una titulación en “Estudios hispánicos” pero que no fue capaz de darse cuenta que España es una monarquía y no una república), ya que parece tan aficionado a trabajar largas horas, dedicarlas a analizar por qué no hay empleos ni la economía va bien. Eso exigiría trabajo real y pensar con seriedad, algo a lo que estos libegales hipócritas son alérgicos.

4 comentarios

  1. Hola,

    Cuando se observa este tipo de recetas y rascas un poco, te das cuenta que no te están ofreciendo un modelo de sociedad sino que lo único que pretenden es solucionar un problema económico puntual y/o (normalmente y) aprovechar una situación de dificultad para los trabajadores.

    Se lleva unos días hablando mucho de las pensiones en Grecia, que gastan mucho (algo que no es del todo cierto. Muchos países gastan mas) y que los griegos se jubilan muy pronto (que también es falso). La cuestión es que estas medidas no se plantean porque haya una falta de demanda de empleo o exceso de oferta sin cubrir, esto se propone cuando hay UN 26% DE PARO. ¿Imaginas qué pasaría en una sociedad así si no dejas jubilarse a la gente? Al final el problema de Grecia es que no hay trabajo ni para los activos, pero se concentran en donde no está en problema por problemas que acabarán agravando con sus recetas.
    Con lo de trabajar más horas estamos en lo mismo ¿cuantas horas se trabaja en España? Porque trabajamos mas horas efectivas que Alemania o Austria o la mayoría de países de Europa, y esto está compatibilizado con una productividad baja y una tasa de empleo pavorosa. Y para colmo quieren que nos jubilemos a los 67.

  2. Sí, así es Pedro. Si te fijas como bien dices, cada vez que hay una “crisis”, buscan soluciones aun más regresivas. Han estado calumniando constantemente a los más pobres: se inventan historietas como que los inmigrantes “chupan del bote y no dan palo al agua”, otros dicen que “los pensionistas griegos viven de maravilla”…realmente es espantoso ver como mientan sobre hechos.

    Aquí se horrorizan cuando les digo que casi todos los españoles en la empresa privada no salen antes de las 7 en muchisimos casos (aunque en NY ya se empieza ver eso de salir a las 18,30)…y existe también el “presentismo” como en España. Es decir, si te vas antes se ve como que eres “un vago”.

    En Europa quizá la cosa esté más crispada porque hay mas movimiento social, por tradición, pero este país está gobernado por la mano de hierro del capital privado y eso no creo que cambie nunca o al menos no pronto. El único candidato que está dando guerra aquí con este tema es el “peligroso comunista” (según la prensa), BERNIE SANDERS. Demócrata liberal de Nueva Inglaterra (Vermont).

    Por desgracia para el mundo, creo que el próximo presidente americano muy probablemente sea Jeb Bush…porque ya sabes que los americanos no están preparados para votar a una mujer y menos menos menos a una mujer “progre” como Hillary Clinton. Este país es tremendamente “retrogrado” en muchas cuestiones.

  3. Peter · ·

    Crítica al liberalismo… Don Alfredo, como liberal, ¿qué opina de lo expresado en este artículo?

    http://www.jotdown.es/2015/07/la-democracia-segun-carl-schmitt/

  4. Caballero Hispano tradicionalista y preconciliar. · ·

    Con respecto a su artículo.
    Me opongo tanto a trabajar más por menos (lo que quiere Jeb Bush) como a trabajar menos por más(lo que quiere ud.).
    Para mí lo idóneo es trabajar más por más.

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: