La homosexualidad y la cristiandad

Como ya dijimos en este blog hace tiempo, las nuevas leyes de “libertad religiosa” en los distintos estados de Estados Unidos iba a provocar un caos de enfrentamientos. Desgraciadamente, ya hubo la semana pasada un caso famoso en Indiana – había una ley que permitía a los negocios y empresas discriminar a los homosexuales con el pretexto de su “propiedad privada y su libertad confesional”. Hace ya dos días, a la vista de la furia internacional y nacional contra esa ley, Indiana ha tenido que recular. Bueno, mas bien – los republicanos de Indiana. Que sirva ese ejemplo como muestra de lo que pasa cuando hay anarquía y permisividad a la hora de permitir que cada persona interprete las cosas a su manera a nivel legislativo. Lo cierto es que NO ES ACEPTABLE usar tu religión como pretexto para discriminar y violar los derechos de terceros. Los que defienden eso en nada se diferencian de los terroristas del Estado islámico.

Cada vez más, hay iglesias que están abandonando las creencias tradicionales sobre la homosexualidad. No obstante, muchos cristianos ven homosexualidad como una práctica sexual incompatible con ser cristiano o con la iglesia. Eso no se debe tanto al odio (en la mayoría de casos) como más bien la fuerza de la tradición. Las creencias anquilosadas por siglos y siglos de enseñanzas no se borran con facilidad. Por eso yo creo que en este proyecto debemos ser valientes y estar a la vanguardia de las cosas, cueste lo que cueste, se ofenda quien se ofenda. Lo dije una vez y lo digo de nuevo: surge un nuevo entendimiento sobre la homosexualidad que hace incompatible las creencias antiguas con las realidades científicas, sociales y liberales.

Al final, el seguir viendo a los homosexuales como “pecadores” es una decisión – una decisión de un número cada vez reducido de personas. Pone en prioridad determinados versículos de la Biblia por encima de todo lo demás, como si los tiempos no hubiesen cambiado ni las prácticas en las relaciones. Por esa regla de tres, muchos de los que ahora siguen condenando ferozmente la homosexualidad también tendrían que estar en contra de que su novia les…toque la trompeta. También otros, en vez de gozar de mucho sexo fogoso mediterráneo en la cama, tendrían que solamente limitarse a mantener relaciones sexuales para procrear, cosa que condenaría a la práctica totalidad actual de los occidentales al infierno (de ser cierto que solo se debe hacer el amor para procrear).

Los homosexuales no son ni mejores ni peores que nosotros. Son la misma contradicción y debilidad, las mismas personas, con más o menos dignidad como todos. La mayoría de los que tienen hijos homosexuales saben esto. También lo saben los hijos de padres homosexuales. Es una verdad como un templo, menos ambigua que muchos textos bíblicos, menos complicada que cualquier credo religioso.

Así pues, nuestros debates sobre la libertad religiosa también deben incluir debates sobre liberar a las relgiones y a la gente religiosa o fanática de los prejuicios que no necesitan para nada y que, de hecho, hasta pueden eliminar por completo COMO YA HAN HECHO CON MUCHOS ASPECTOS DE LA FE HISTÓRICA. Que yo sepa, ningún cristiano hoy en día, salvo un tarado alocado, defiende quemar brujas, ni prohibir que las mujeres voten, ni la inquisición, ni quemar libros. Créanme, esto lo defendían los cristianos hace siglos. Todo eso cedió a las exigencias de la ilustración y la modernidad (tan vilipendiada por algunos en este foro). Pero de la misma manera que eso de “abrir las fronteras para los inmigrantes” es una idea oscurantista y nada ilustrada, el odiar a los homosexuales responde a lo mismo – a una idea de la humanidad totalmente surrealista y nada compatible con el tipo de sociedad que vamos a querer forjar.

Hay una verdad absolutamente incuestionable que molesta a los tradicionalistas cristianos: lo cierto es que a lo largo de los siglos, SÍ ha cambiado el “cómo” entendemos el pecado y QUÉ es pecaminoso. Érase una vez en la que bailar ritmos del Waltz se consideraba altamente pecaminoso, así como escuchar música de Mozart (el padre de nuestra moderna música electrónica). Muchos nacimos en ámbitos tradicionales donde se condenaba el baile, jugar a las cartas, beber alcohol, y la homosexualidad. Yo, por mi parte, he decidido abandonar esas creencias poco a poco. No solo yo, sino también lo ha decidido así muchos cristianos que ya no enseñan lo que enseñaban sus abuelos.

Durante siglos, por poner otro ejemplo, una mayoría de cristianos (salvo puritanos en Nueva Inglaterra) no tenía problema alguno con la esclavitud hasta que un buen día las cosas cambiaron y se dieron cuenta que la esclavitud es un terrible crimen. La gente pensaba que los condones eran pecaminosos, ahora ya casi nadie cree eso.

El papel de la mujer también ha cambiado muchísimo en sociedades cristianas o postcristianas – en EEUU o España, la mujer ya no está subordinada al hombre en cuanto a derechos políticos, a pesar de que la Biblia SÍ enseña que la mujer debe someterse al hombre. Al final, muchas cosas en la Biblia son culturales, cultura de una época y zona geográfica muy determinada. Nosotros no somos semitas, somos occidentales, somos hombres blancos (me refiero a la mayoría de lectores de este blog) y por mucho que quieran algunos, no somos judíos ni podemos tener todas las prácticas del desierto hace miles de años. Lo siento chicos, pero es así.

La mayoría de católicos, presbiterianos y metodistas hoy en día no tiene problema alguno con las relaciones homosexuales siempre que sean consentidas. Las cosas van por ese camino y el que no lo quiera ver, se convertirá en un dinosaurio irrelevante. Lo que está claro es que la “religión” sigue siendo el último refugio de los más reacios para que sigan teniendo pretexto a la hora de ejercer lo que no es otra cosa que odio contra x colectivo/s. Se pretende con la religión dar licencia a la discriminación y a los abusos políticos.

Pero ni siquiera en el muy “tradicionalista” público useño las cosas siguen como antes. Ahora, el 62% de los protestantes de raza blanca (solo un 38% de protestantes negros y un 35% de protestantes latinoamericanos están a favor) está a favor del matrimonio homosexual. Solo un 28% de protestantes blancos evangélicos están a favor – estos se concentran principalmente en el sur profundo de USA.

Como he dicho muchas veces antes aquí, estos protestantes evangélicos tienen mucho poder en las primarias republicanas.

Otra cosa a tomar en cuenta es esta: en la época de la Biblia, no existía el concepto de “homosexual” o “gay”. Esos son inventos del hombre blanco occidental, más romántico después del siglo XVIII. Incluso, la gente no se casaba “por amor” ni por el físico, sino para fabricar hijos. Por eso el presidente iraní dijo hace tiempo en la Universidad de Columbia que en Irán “no hay gays”. Lo que hay para ellos son hombres que cometen el “pecado de la sodomía”. En la cultura árabe y oriental, la homosexualidad no existe como concepto – solo se habla de sodomía, como en la Biblia. La homosexualidad se entendía como un exceso del hombre heterosexual – como lo que nosotros consideramos alcoholismo o drogadicción. No se consideraba una identidad individual.

Los dos testamentos bíblicos condenan comportamientos que nos condenarían a todos al infierno ya que hoy en día se practican casi todos con total normalidad (salvo el de la homosexualidad, bueno, yo al menos no soy homosexual). Pero, ¿quién no conoce hoy en día a un homosexual? Siempre han existido. Incluso, nuestros abuelos conocían a un hombre al que le solian llamar “el afeminado”. En aquella época no se hablaba de sexo abiertamente, y “afeminado” era una forma educada de decir “maricón perdido”.

Sea como sea, aquí ha llegado el momento de ser valientes. No voy a pedirle disculpas a los homosexuales por mis creencias antiguas que no analicé debidamente porque yo no voy por la vida pidiendo disculpas si no creo que tenga la culpa de nada. Pero sí creo que debemos ser valientes y decir: nos hemos equivocado en eso, como en tantas otras cosas. Debemos seguir luchando por el liberalismo, por nuestra soberanía nacional, por los derechos humanos y un nuevo entendimiento hacia EEUU – esto es, no tengo tan claro que hoy por hoy Estados Unidos sea el mejor aliado. Como decía un refrán antiguo – “solo hay intereses permanentes”. Yo como liberal solo tengo intereses permanentes. Los debates bizantinos sobre la moral se los dejo a otros y creo que en este blog hemos sido valientes en estas cuestiones. Con esto, yo creo que ya no cabe debatir sobre si la homosexualidad es pecado o no. Es una cuestión cada vez más superada. Tenemos otros dragones contra los que luchar y derrotar.

¡HE DICHO!

Anuncios

8 comentarios

  1. tectonic · ·

    jajajajajaja cuando se entere el neonazi Sigfrido, igual le dá un infarto. Que así sea.

  2. tectonic · ·

    Sigfrido papi ya puedes salir del armario aquí no pasará nada. Ven cariño, ven y dinos lo que ya sabemos. Eres un chico gay que le gustan los huevos nórdicos.

  3. La realidad, es que las referencias directas a las prácticas homosexuales en la Biblia son relativamente escasas y ambiguas. Aunque tradicionalmente judíos y cristianos interpretasen esos pasajes como prohibiciones morales de toda forma de práctica homosexual, muchos exégetas modernos consideran que estos pasajes son interpretables y deben ser contextualizados en la época y el entorno cultural en la que se desarrollaron las sociedades semíticas y hebreas en las cuales esos preceptos se especificaron. Las prohibiciones que aparecen contempladas en el Libro del Levitico, están concebidas para legislar la sociedad del antiguo pueblo de Israel, pero no forman parte de los fundamentales 10 Mandamientos que Moisés, que según el relato del Exodo, entrega a los israelitas en el desierto, del tipo: “no matarás” o “No te harás ídolo alguno”. De hecho, en la Biblia se consideran pecados capitales cosas mucho más nimias que el que un hombre se acueste con otro, como por ejemplo la idolatría (adorar a cualquier otro Dios que no sea Jahvé), un acto reiteradamente mucho más condenado a lo largo de toda la Escritura. Con lo cual, la abrumadora mayoría de los papistas ya estarían condenados al infierno.

    Muchos de estos errores de interpretación son producto de los errores lingüísticos derivados de la traducción del hebreo o el griego a otras lenguas. Por poner un ejemplo, el término “sodomía”, pecado que según el relato bíblico causó la destrucción de las ciudades de Sodoma y Gomorra. Pero este término no se refiere a la práctica de la homosexualidad, sino más bien a los actos de insolaridad, idolatría y soberbia que eran abominables para Jahvé.

    No obstante, la Biblia sí contiene pasajes que reprueban explícitamente practicar una serie de actos que podríamos entender como homosexuales (que incluirían no sólo la sexualidad genital o paragenital, sino también que el hombre adquiera usos, vestidos o conductas socialmente reconocidas como femeninas, aunque lo expresa de forma muy ambigua), pero no se detiene a objetar los sentimientos o inclinaciones amorosas o sexuales de un varón por otro. La Biblia también desaprueba la homofóbia -esto es, el odio a los homosexuales-, y se decreta este mandato: “Respeten a hombres de toda condición” (1 Pedro 2:17).

    “Siempre han existido. Incluso, nuestros abuelos conocían a un hombre al que le solían llamar “el afeminado”. En aquella época no se hablaba de sexo abiertamente, y “afeminado” era una forma educada de decir “maricón perdido”.”

    Se trata de un error cultural que suele ser común en la Europa occidental, pero no en otros contextos- el pensar que un hombre con gestos afeminados, o sea, con “pluma”, ya es automáticamente homosexual. Es un estereotipo que no se ajusta a la realidad de este colectivo. Hay miles de homosexuales, los cuales, vistos desde fuera, nadie sospecharía que son de esa orientación sexual: “hombretones” de aspecto masculino, de cuerpo musculado y con la voz grave. Características que, en realidad, corresponden a la mayoría de los homosexuales “de raza”. Un gay “puro” es más parecido a Freddy Mercury que a Paco Clavel.

    Saludos.

  4. Alexander · ·

    “Otra cosa a tomar en cuenta es esta: en la época de la Biblia, no existía el concepto de “homosexual” o “gay”. Esos son inventos del hombre blanco occidental, más romántico después del siglo XVIII. ”

    Esta parte del mensaje me hace recordar a lo que Arthur W. Pink escribio sobre la antigua Grecia. En la Inglaterra victoriana, los circulos intelectuales estaban fascinados por la cultura griega, pero a menudo ocultaban a los novatos el pecado griego de la pedofilia. No hace referencia alguna a la homosexualidad entendida como hoy, algo que durante los ultimos anios se ha popularizado, especialmente por el colectivo gay, que tambien ha inventado eso de la “consciencia gay”. Creo que en el futuro, si aguien estudiara nuestra epoca, veria al movimiento gay como uno de los grupos que buscaron “reconocimiento” durante el siglo XX, tal como el grupo de los derechos de los animales, los punks, metaleros, emos, etc. Supongo que en el futuro, podrias ver a un tio que tiene practicas homosexuales, piensa que no se debe maltratar a los animales, escucha musica punk, metal, etc. y a veces usa ropa emo, y que le parezca raro que hubo una epoca en que habia personas que se diferenciaban por esas cosas, y creaban sus propios estilos de vida.

    “La homosexualidad se entendía como un exceso del hombre heterosexual – como lo que nosotros consideramos alcoholismo o drogadicción. No se consideraba una identidad individual.”

    Pablo hace referencia a la homosexualidad como un exceso de las pasiones sexuales (tampoco es la unica consecuencia de ello) , no como si fueran un colectivo diferenciado del resto, como judios y griegos.

    En la biblia hay tantos pecados dignos de muerte (la homosexualidad es solo uno de ellos) que, si un negocio discriminara a todos los que cometen esos pecados, quebraria en unas horas.

  5. Peter · ·

    Le alabo su valentía, don Alfredo. Su exposición es excelente. Comparto toda su argumentación.

    Peter F.

  6. Andeca · ·

    Tengo dos dudas:
    1. ¿Cuál considera Alfredo que es la mejor opción para las elecciones de 2016? ¿Hay algún candidato republicano que le guste más que el resto?
    2. En relación con el post. Dos apuntes previos: 1) soy cristiano, 2) el matrimonio homosexual no me molesta, no tengo una opinión especialmente formada sobre el mismo y no me parece una cuestión excesivamente relevante. De todas maneras, en relación con la Ley de Libertad de Religión en Indiana tengo una serie de dudas porque me parece que quien la defiende puede tener razón en algunas cosas. Fundamentalmente ¿no es cierto que las personas que profesan una determinada fe sostienen creencias que pueden impedirles participar de un evento determinado? Según dicen la ley no permite que el dueño de un bar le diga a una pareja gay que no van a ser servidos porque en ese bar no sirven a gays. Le permite a, por ejemplo, una agencia cristiana de adopción desarrollar sus actividades conforme a sus creencias que, entre otras cosas, implican que el matrimonio es una unión entre un hombre y una mujer. O le permite al dueño musulmán de una imprenta en Los Ángeles abstenerse de elaborar un cartel difamatorio contra Mahoma. ¿No es correcto preservar esa libertad?

  7. Nimrod · ·

    El ISIS financiado por USA y las petromonarquias están destruyendo museos y reliquias de la antigüedad del medio oriente. Bueno, eso lo empezaron los “liberadores” soldados yankees destruyendo los museos y bibliotecas de Bagdad.

    http://www.ciudadnueva.org.ar/areas-tematicas/internacionales/hillary-clinton-admite-que-el-estado-islamico-isis-es-nuestra-creaci

    http://cnnespanol.cnn.com/2015/03/06/isis-destruye-reliquias-de-3-000-anos-de-antiguedad-en-museo-de-iraq/

    gracias USA por llevar tu “democracia” y “libertad” al medio oriente. ya nadie se cree el cuento de llevar la democracia, son simples pretextos para apropiarse del petroleo, eso es todo.

    Nimrod

  8. Gracias, Peter. Me gusta de vez en cuando leer comentarios positivos viniendo de usted.
    ————-
    Andeca:

    “1. ¿Cuál considera Alfredo que es la mejor opción para las elecciones de 2016? ¿Hay algún candidato republicano que le guste más que el resto?”

    Ninguno de los posibles candidatos presidenciales republicanos, hasta la fecha, me agradan. Por ejemplo, yo a Jeb Bush o Marco Rubio o Ted Cruz no los puedo ver ni en pintura. No le desearia esos candidatos ni al peor partido político.

    2. “¿no es cierto que las personas que profesan una determinada fe sostienen creencias que pueden impedirles participar de un evento determinado?”

    Sí ¿y? ¿Y si mañana surgiera una “religión” que “dicte” no pagar impuestos ni participar en el orden legal? Menudo caos tendriamos si permitiésemos a la gente eximirse de sus responsabilidades cívico-políticas con el pretexto religioso.

    “Le permite a, por ejemplo, una agencia cristiana de adopción desarrollar sus actividades conforme a sus creencias que, entre otras cosas, implican que el matrimonio es una unión entre un hombre y una mujer. O le permite al dueño musulmán de una imprenta en Los Ángeles abstenerse de elaborar un cartel difamatorio contra Mahoma. ¿No es correcto preservar esa libertad?”

    Es que eso ya existe, de hecho….pero es muy peligroso además tener demasiada flexibilidad con este tema porque cualquiera se puede inventar una religión y hacer lo que le plazca.

    Saludos

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: