Las elecciones andaluzas del 2015

Creo que el mejor artículo que he leído sobre el tema hasta ahora es éste. Leedlo. Y añado unas cosas mías:

Podemos, el partido “anti austeridad” alemana, será una fuerza importante en Andalucía con 15 escaños. Estas elecciones han mantenido el sistema bipartidista español (al menos por ahora en Andalucía), eso sí, mucho más debilitado. El PP ganó el 27% de los votos, o solamente 33 escaños -un bajón notable de sus 50 escaños conseguidos en el 2012. Rajoy realmente es el perdedor esta vez (aunque a nivel personal siempre ha sido un perdedor y una desgracia para este país).

Un dato interesante – en Cádiz, ciudad y provincia de la excelentísima constitución LIBERAL de Cádiz, Podemos ganó un 29% de los votos. Cádiz cuenta con una población joven que ha emigrado a muchas partes de España y del planeta, cuentan con bastante formación y saben exigir sus derechos. El resto de Andalucía, mucho más “obrero” y poco “ilustre” en el sentido de formación educativa, votó PSOE, lo que ya conocen. El españolito medio (y esto es IMPORTANTE a tener en cuenta), de verdad se cree que hay diferencias entre el PP y el PSOE. La mayoría de españoles sin formación educativa suelen votar por sentimientos familiares, de arraigo, no por ideas o inteligencia o motivos racionales. Si tomamos eso en cuenta, el resultado andaluz es muy fácil de entender.

Podemos se enfrenta a un dilema – cualquier alianza con los socialistas podría diluir su mensaje de “cambio”, mientras que negarse a forjar cualquier alianza podría desestabilizar el parlamento regional andaluz y dar credibilidad a las tonterías del PP, para difundir el pánico entre la población. Ya sabéis aquello de “Podemos es inestabilidad, es VENEZUELA VENEZUELA VENEZUELA uyy qué miedo!!!” Será muy difícil para Podemos demostrar estar en la oposición y a la vez no ser una “amenaza” para el sistema de la casta.

De todas maneras voy a decir algo controvertido: cualquiera que sepa algo de historia y entienda bien cómo funciona el capital financiero que nos dirige ahora sabrá muy bien que la única función de los partidos pequeños como Podemos o Ciudadanos es hacer que la gente piense que existen esperanzas o soluciones fuera de desarrollar estrategias con amigos y trabajadores compañeros para atacar este sistema que solo seguirá destrozando el planeta, el medioambiente y las condiciones laborales – condiciones que sólo se pueden resolver normalmente a través de, lo siento si asusta la palabra, una REVOLUCIÓN en todos sus sentidos. El cambiar de caretos el personal del Estado corrupto y antidemocrático ya se ha ido haciendo durante siglos y ha fracasado una y otra vez.

Debemos aprende más historia y ser mas consecuente de la realidad.

Anuncios

7 comentarios

  1. […] Las elecciones andaluzas del 2015. Liberalismo Democrático […]

  2. “El PP ganó el 27% de los votos, o solamente 33 escaños -un bajón notable de sus 50 escaños conseguidos en el 2012”.

    El PP ha sufrido un descalabro en Andalucía, tanto en votos como en diputados. Ha recibido un fuerte castigo (por su forma de gobernar a nivel nacional) aunque no haya gobernado a nivel autonómico pero no tanto como para desbancarlo como segunda fuerza política en la cámara.El PP también tiene cierto electorado en esa comunidad. Es muy sintomático que el PP gane casi siempre en la misma provincia (Almería, donde abundan los empresarios autónomos del sector agrícola y hostelero).

    La mayoría de andaluces ha seguido votando al PSOE, y esto parece que le sigue sorprendiendo a no poca gente, pero es un fenómeno que deriva de un recorrido histórico que viene de largo. Esa región ha estado tradicionalmente muy atrasada cultural y tecnológicamente, ha sido muy rural hasta hace poco y ha estado muy sometida a los intereses particulares de una casta de terratenientes y de la Iglesia Católica. La gran masa de andaluces del siglo XX (por lo menos de los años setenta para atrás) han sido extremadamente pobre. Se ha sufrido muchísimo en los pueblos andaluces a manos de falangistas, opresores terratenientes y las persecuciones franquistas desde la Guerra civil e incluso antes. Cuando el PSOE llegó al poder, cambió la política orientándola más hacia el pueblo, forzando a vender tierras acaparadas, creando infraestructuras necesarias e incluso tejiendo una red de asistencia social a través de cuestiones económicas a los más desfavorecidos tales como los subsidios y el hoy tan denostado PER que al final ha acabado por terminar en una financiación de redes clientelares electorales. Por eso, es extremadamente difícil que en Andalucía gane la derecha o algo que ni remotamente parecido a la derecha. No sólo por el odio heredado sino por los condicionantes favorables recibidos.

    “Será muy difícil para Podemos demostrar estar en la oposición y a la vez no ser una “amenaza” para el sistema de la casta”.

    Si Podemos consigue ganar las elecciones y obtiene el poder político, y conservan la voluntad política de llevar adelante los puntos básicos de su programa (tales como la renta básica y las nacionalizaciones), el principal problema que se le planteará a su gobierno no es la fuga de capitales, ni un pretendido descenso de la productividad, por los supuestos errores en la planificación económica, sino que al cercenar la base del poder económico de la oligarquía financiera y la troika (la casta), intentará dar un golpe de Estado y si no lo consiguen le declarará la guerra a Podemos, como pasó con el Frente Popular que a tres meses de ganar las elecciones le dieron un golpe de Estado, cuyo fracaso inicial provocó la Guerra Civil.

    Ni siquiera es necesario que traten de cambiar la Constitución para que haya ruido de sables en los cuarteles. Basta que se trate de poner fin a los privilegios, corrupciones y robos varios de la casta dominante. Todo depende de los apoyos que tenga Podemos en el seno de las Fuerzas Armadas.

    Es que además, si hace 40 años el poder financiero podía a regañadientes un programa mínimanente socialdemócrata, basado en racionalizar ciertos sectores económicos que obviamente no pueden quedar en manos privadas. Llevar a cabo un programa de este tipo en nuestros días, significaría entrar en guerra abierta contra el sistema. La oligarquía que nos gobierna no puede aceptar ahora medidas de carácter socialdemócrata, pues precisamente anda desprendiéndose de cualquier resquicio de la era keynesiana.

    Pero al margen de especulaciones, de momento no parece que Podemos pueda, aún ganado las elecciones, formar gobierno a nivel estatal. Todo dependerá del resultado que obtenga en Catalunya. El PP puede gobernar con mayoría absoluta aun obteniendo un mal resultado en Catalunya, sin embargo el PSOE no gobierna en España sin ganar u obtener un muy buen resultado en dicha comunidad autónoma. Lo que, por otro lado, explica las diferentes estrategias adoptadas por ambos partidos en la cuestión de la autodeterminación catalana. Por tanto, la situación de Podemos para poder formar gobierno, es más parecida a la del PSOE que a la del PP.

    “De todas maneras voy a decir algo controvertido: cualquiera que sepa algo de historia y entienda bien cómo funciona el capital financiero que nos dirige ahora sabrá muy bien que la única función de los partidos pequeños como Podemos o Ciudadanos es hacer que la gente piense que existen esperanzas o soluciones fuera de desarrollar estrategias con amigos y trabajadores compañeros para atacar este sistema que solo seguirá destrozando el planeta, el medioambiente y las condiciones laborales – condiciones que sólo se pueden resolver normalmente a través de, lo siento si asusta la palabra, una REVOLUCIÓN en todos sus sentidos. El cambiar de caretos el personal del Estado corrupto y antidemocrático ya se ha ido haciendo durante siglos y ha fracasado una y otra vez”.

    Pienso lo mismo: Una Revolución es un cambio social fundamental en la estructura de poder político y/o económico (e históricamente las revoluciones han sido violentas). Pero a menudo se le llama “revolución política”, a lo que es un simple cambio en la manera de administrar el poder político por presiones de “la ciudadanía”, como lo ocurrido en Islandia. Pero eso solo implican reformas temporales que pueden ser abolidas por un gobierno de turno. En otras palabras: pan para hoy y hambre para mañana.

    De hecho, (salvo las revoluciones liberales de los siglos XVIII y XIX ) jamás se ha dado una revolución en un país industrializado occidental. Al menos, no una revolución al estilo bolchevique o cubano. Los cambios políticos en los países capitalistas desarrollados han derivado siempre a través de vías reformistas y siempre conducidos desde arriba (la Transición española, es un ejemplo). Eso ocurre, entre otras cosas, porque en los Estado más desarrollados a nivel tecnológico y económico, el poder dispone de más medios para alienar a la población y anular posibles brotes revolucionarios. A diferencia de los países tercermundistas, donde los Estados son más inestables y tienen menos capacidad para dominar sus contradicciones internas.

    Pero por más fuerte que sea una crisis económica y por más millones de seres humanos a los que el poder putee a lo largo y ancho de este mundo, dicha crisis (ni ninguna otra) desencadenara ninguna revolución, ya que una Revolución es siempre un proceso conscientemente organizado y dirigido por una vanguardia organizada que represente, a una clase social emergente, o a una mayoría social (que, en el caso de la clase trabajadora, es la mayoría aplastante de este país, y de la humanidad). Sin tal organización y direccion consciente de la clase revolucionaria, no hay, ha habido ni habrá jamas una Revolución que valga.

    Luego es cierto que cuando se consuma una Revolución, son las masas populares la que construyen y edifican todo el proceso, pero siempre ha bajo la direccion consciente y centralizada de una organización o partido de vanguardia. Las revoluciones nunca son espontaneas ni totalmente “horizontales” ni “asamblearias” al estilo 15-M.

    Saludos.

  3. Alexander · ·

    “De todas maneras voy a decir algo controvertido: cualquiera que sepa algo de historia y entienda bien cómo funciona el capital financiero que nos dirige ahora sabrá muy bien que la única función de los partidos pequeños como Podemos o Ciudadanos es hacer que la gente piense que existen esperanzas o soluciones fuera de desarrollar estrategias con amigos y trabajadores compañeros para atacar este sistema que solo seguirá destrozando el planeta, el medioambiente y las condiciones laborales – condiciones que sólo se pueden resolver normalmente a través de, lo siento si asusta la palabra, una REVOLUCIÓN en todos sus sentidos. El cambiar de caretos el personal del Estado corrupto y antidemocrático ya se ha ido haciendo durante siglos y ha fracasado una y otra vez.

    Debemos aprende más historia y ser mas consecuente de la realidad.”

    De hecho, eso ha sido la norma en toda la historia. De todos modos, ver una revolucion lo veo algo remoto en occidente, a menos que se toque el estomago de la gente. La sociedad es mas horizontal que antes (yo diria que vivimos en la sociedad mas horizontal de toda la historia), los jovenes tienen como meta evadir cualquier forma de conflicto y responsabilidad (la caida de la natalidad a nivel mundial es una prueba) y predomina el pensamiento “conformista” (no en un sentido negativo, sino mas bien una especie de sacrificio que se hace en aras de evitar los condlictos y “disfrutar” lo que la vida ofrece, aun si eso significa no ser una persona rica)

  4. Gracias Alfredo.

    Voy a comentar alguna cosa de tu comentario que dice “la única función de los partidos pequeños como Podemos o Ciudadanos es hacer que la gente piense que existen esperanzas o soluciones fuera de desarrollar estrategias con amigos y trabajadores compañeros para atacar este sistema (…) y, de paso, respondo a alguna cosa que ha dicho Dan.

    A ver, yo no creo que C’s o Podemos tengan la “función” predeterminada de apuntalar el sistema con una falsa ilusión de un verdadero cambio, no soy tan conspiranoico. Podemos y Ciudadanos son productos de la sociedad en la que vivimos, de las gentes de habitan este país con sus prejuicios y sus planteamientos predeterminados.
    Ciudadanos está formada por gente que cree que el mercado con una pequeña regulación inteligente es intrínsecamente bueno y que España debe adoptar modelos y sistemas que existen en otros países de occidente. Podemos, en cambio, está formada por gente que cree que el capitalismo tiene consecuencias nocivas y, sin querer destruirlo, quieren regularlo y equilibrarlo con un sector público potente. Ambas fuerzas son naturales a las ideas sociales que existen en nuestra época.
    Obviamente ninguno de estos partidos es “revolucionario”, en el sentido de que no quieren acabar con el capitalismo, ni socializar los medios de producción ni cambiar esencialmente el sistema democrático vigente. Son fuerzas dentro del sistema, Ciudadanos claramente y Podemos un poco más en el límite pero también.

    Esto nos plantea una interesante cuestión. Si partidos como Podemos o Syriza fracasan…¿qué pasará? Porque en el caso griego, por ejemplo, Syriza es la última esperanza para una salida razonable dentro del sistema. Si esa esperanza se desvanece, el ciclo de populismos, extremismos, autarquías y revoluciones se puede desencadenar. Hay quien no entiende que hundir a Syriza no es devolverle el poder al PASOK y a ND, sino potenciar a Amanecer Dorado y al KKE, llevando al país a convertirse en una república de Weimar con un futuro parecido. Lo más dramático de todo esto es que quienes menos lo entienden son los hijos de esa república de Weimar.

    Yo, en principio, no descarto una posible solución “reformista” y no revolucionaria. Al final tiendo a pensar que tarde o temprano se entrará en razón y que, ante la perspectiva de perderlo todo, el poder cederá. Pero para eso deben existir esas fuerzas, como Syriza, que sean capaces de poner en jaque al poder, porque sino nunca cederá.
    Y aquí surge una segunda pregunta ¿puede haber una revolución? Y cuando digo “puede” me refiero a una revolución que pueda conseguir los objetivos que se propone. Es decir, ¿puede un estado-nación oponerse al capitalismo internacional? Y la respuesta es que me temo que no. No hay posibilidad de una revolución democrática desde el poder que lo cambie todo, eso nos llevaría al aislamiento y el ataque internacional, y nosotros no tenemos fuerzas para resistir eso. Por eso lo que se puede hacer desde el poder es parcial, no total.

    Sin embargo sí creo que puede haber una revolución, una revolución lenta pero sin continua, que será “material” pero sobre todo mental, y que se debe basar en una cosa: Hacer que el ser humano sea libre y no dependa del poder financiero internacional.
    Y esa revolución se hace poco a poco, de forma subterránea, sutil, y comienza con un cambio de mentalidad que nos diga que tener cosas y poder comprarlas no es la base de la vida ni de la felicidad. Y luego se debe actuar en lo concreto, en intentar abastecernos a nosotros mismos en todo lo que podamos. Si podemos hacer nuestra energía hagámosla, si podemos hacer nuestra comida (mediante cooperativas o mecanismos similares) hagámoslo. No dejemos destruir nuestro tejido productivo, potenciemos los negocios locales. Busquemos formas de colaboración entre países que no pase necesariamente por el filtro del capital financiero y de los mercados. Creo que esa es la revolución que podemos hacer, junto con las reformas posibles a nivel de estado-nación o de Unión de países.

    Dice Dan: “Eso ocurre (que no haya una revolución en occidente), entre otras cosas, porque en los Estado más desarrollados a nivel tecnológico y económico, el poder dispone de más medios para alienar a la población y anular posibles brotes revolucionarios”

    Hmm, yo creo que no es solo eso Dan, yo creo que la democracia sabe “modularse” muy bien. Mira, posiblemente en países no democráticos crear un estado del bienestar como el existente en los países nórdicos hubiese sido imposible: El poder se hubiese revelado, habría habido golpes de estado, etc. Y entonces esos países se hubiesen visto en la disyuntiva en que se vieron los países del 3er mundo: O socialismo real, o capitalismo salvaje.
    Sin embargo bajo una cultura democrática las cosas se modulan de otra manera, es más fácil que el poder ceda y se consiguen situaciones intermedias como las de esos países, con cierto igualitarismo social y estados del bienestar sólidos.

    Ahora, ese es otro tiempo, la pregunta es ¿sabrá modularse ahora? ¿O el poder del capital internacional es tan fuerte que no va a permitir modular nada? Y esto enlazaría con lo que hemos dicho de Syriza o Podemos. Estos partidos pueden ser, en esta época y en el sur de Europa, ese polo de modulación que permita mantener la sociedad y las instituciones estables, pero para eso el sistema debe aceptarlos (con sus correspondientes intentos de suavización y desnaturalización, no seamos ingenuos tampoco), no intentar destruirlos y derribarlos del poder en cuanto lleguen.
    Lo que le están intentando hacer a Syriza no parece muy halagüeño pero ya veremos, todavía es pronto para saberlo. Eso sí, los griegos solos no parece que puedan hacer nada.

    Saludos,

  5. Caballero Hispano tradicionalista y preconciliar. · ·

    Estoy de acuerdo con lo que dice Alexander. Hoy día predomina una filosofía conformista/”comodista” en la que se evite todo conflicto, enfrentamiento, esfuerzo y responsabilidad.
    Predomina mucho el conformismo de pan y circo(aunque ya empieza a escasear el pan). Todos como zombies con balompié, pornografía, drogas, etc mientras el sistema nos arruina poco a poco. Esta actitud del populacho es consecuencia de la moral modernista que ha inculcado una filosofía en la que predominan los instintos antes que la justicia, la libertad, etc. Por ello, ahora el populacho hace lo que ” su cuerpo le pide”. Que tengo miedo? Pues no combato al sistema porque tengo miedo de meterme en líos. Qué estoy cansado? Pues no me levanto del sofá para luchar contra el sistema. Etc, etc.
    Este sistema mundialista y masónico ha conseguido rebajar al populacho al nivel de animales. Por eso escasean opositores.

  6. Caballero Hispano tradicionalista y preconciliar. · ·

    Sobre el PSOE en Andalucía:
    El triunfo socialista en las tierras andaluzas es consecuente del amplio porcentaje de jornaleros que abundan en Andalucía. Se podría decir que es una tierra de ” clases bajas”. Es por lo mismo por lo que la derecha burguesa impera en Cataluña, por el alto porcentaje de personas de clases bajas en los que se centran la retórica de estos partidos.

  7. Realmente me sorprende ver como tantas personas no pueden ver el peligro que representa Podemos y no advierten que el comunismo (Castro por tomar un ejemplo) es muchísimo peor que cualquier sistema que se haya visto hasta ahora.
    ¿acaso están ciegos y no ven los desastres que han hecho las izquierdas en América Latina?
    ¿acaso no ven que partidos similares a Podemos son los que han limitado la libertad de expresión en varias de nuestras naciones?
    ¿se han tomado la molestia de conversar con las personas de clase media de las naciones de América Latina antes de ser tan poco críticos con ese hippie? No, no digo ricos, digo clase media.
    Háganse estas simples y miserables preguntas ¿porque Pablo Iglesias recibe tanta publicidad? ¿No es eso acaso lo peor que se le puede hacer a un opositor?

    Comprendo el rechazo u odio hacia el fascismo, pero no darse cuenta que el comunismo resulta mucho peor es cosa que llama mucho la atención cuando vemos esto en los “cultos europeos”.
    Es realmente impresionante que se hable mucho peor de Franco que de Castro.
    Les aseguro cristianos que no existen sistemas mas incompatible para la practica de sus valores morales que los de izquierda (socialismo/comunismo).
    Sorprende ver como el mundo simplemente se divide en dos miserables bandos (izquierda y derecha) y no advierte que las opciones pueden ser mucho mayores.

    Ya que el dueño de este blog parece ser muy anglófilo en varios aspecto, tal vez le resulte conveniente ver lo que piensa un anglosajón educado respecto a las Izquierdas de Sur América.

    Sugiero investigar sobre Gramsci y su “Quaderni del carcere” y comparen sus estrategias con la introducción actual del socialismo/comunismo en distintas regiones del mundo, particularmente Occidente y América Latina. No pasaría tiempo con todo esto en un blog abiertamente rojo, pero ya que parece haber cierto cristianismo en este espacio, supongo que un poco de investigación podría darse en personas que dan prioridad a sus los valores morales..

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: