Movidas madrileñas

Señores — Ya es oficial el anuncio. Estoy en la capital española desde hace unos días y tengo mucho que decir ahora que ha pasado el tiempo y he podido ver más detalladamente cómo el gobierno español ha destrozado todo un país y toda una ciudad. Lo primero que me chocó muchísimo cuando llegué fue lo del metro anunciando la estación de VODAFONE SOL. Al principio pensé que era solo cuestión publicitaria de una línea del Metro, pero no. Resulta que yo no sabía sobre este tema. Se trata de una campaña de publicidad que han hecho para tres años por lo menos. Un horror y los que idearon esos son, sencillamente, unos bastardos que merecerían ser ajusticiados (no voy a decir cómo, no vaya a ser que algunos me acusen de incitar al delito). Con ajusticiar me refiero a tomar medidas democráticas. Saca las conclusiones que quieras. Lo segundo que me ha chocado mucho y me incomoda es la gran tienda de Apple en plena Puerta del Sol. Han eliminado el cartel antiguo del “Tio Pepe” y lo han colocado en otro edificio, pero no en el que debe estar…en donde estuvo DESDE SIEMPRE. “Uyyy pero qué anti empresas es este rojo”, me dirán algunos imbéciles que prostituyen a todo un país. Pero no, esto de cambiar el patrimonio de una ciudad no lo toleraría ni la propia Thatcher. De hecho, cuando British Airways quitó durante un tiempo la bandera británica del avión para darle un aire mas “multicultural y modelno”, Thatcher se indignó y le lanzó una mirada asesina al presidente de BA. Hay un vídeo en el youtube – aquí la tienes en estado puro. No sale la parte de la mirada porque parece que han quitado el vídeo, pero en el original le lanza una dura mirada al ejecutivo de BA. Y es lo que he sentido yo al venir a mi país y ver cómo lo han prostituido a empresas cadenas de todo tipo, casi todas extranjeras. Sí, lo reconozco: en estos temas soy bastante “nacionalista”.

Por otra parte, no he visto tanta “miseria” visible, al estílo mexicano o africano, pero sí se nota una ciudad degradada y de un turismo “low cost”. Me ha chocado mucho la cantidad de carteles en inglés, e incluso, ahora en CERCANÍAS ¡¡primero anuncian en inglés!! No, no tiene nada de malo saber idiomas, pero sí tiene muy de malo anteponer lo extranjero solo porque queréis atraer más turismo. Yo no quiero un turismo “low cost”. Yo quiero un turismo que se base en la asociación entre un estado democrático, liberal y social, con empresas capitalistas pero muy reguladas. Vamos, como lo que teníamos antes de prostituirnos de esta manera tan descarada. Cuando veo que una ciudad abre tantas cadenas, lo que sé es que hay más explotación laboral, más horas trabajadas por menos, PÉSIMA CALIDAD y un trato falso. Prefiero mucho más la tasca antigua de toda la vida sin tanta sonrisa y tanto “¿qué tipo de leche quieres, desnatada, 1%, 2%, semi-desnatada, normal”? Por favor…véte a pasear y no me preguntes tanta estupidez. Se ha importado por completo el modelo americano poco a poco en la hostelería – sonrisita falsa, vasitos de plástico, pizzerias por todas partes que dan porciones, todo orientado al turista extranjero, principalmente anglo-parlante. Pero bueno, ante todo esto negativo, tampoco está todo mal.

El carácter del español

Una de las cosas que sí he notado (siempre que paso tiempo fuera lo noto) es ese carácter tan “alegre” y casi eléctrico del español, especialmente en Madrid. Ayer estuve en una tienda para comprar una botella de agua y había un señor turista, francés pero por sus rasgos se notaba que era de origen norteafricano. Le comentaba al dependiente algo que yo mismo tenía en la mente tras volver a pasearme sin parar pateando las calles de Madrid para ver cómo la han destrozado. “Ohh no, pero señor aquí la vida se vive de verdad, todo parece de fiesta”. Es bastante notable cuando vienes de fuera la vida en las calles españolas, los bares desbordados y ese carácter dicharachero de los habitantes. Esto no lo entenderá jamás el español que nunca ha vivido fuera pero es verdad que nunca valoras algo hasta que vives fuera. Yo sí encuentro que la vida en Madrid es muchísimo más “básica” y fácil que en Nueva York. Para los españoles de provincia, Madrid es estresante pero para mí parece un gran poblachón hispánico. La vida en la calle, las puertas y ventanas abiertas, mucho color donde quiera, calles que se limpian muy a diario, portales que huelen a lejía, mucho “personaje” se ve. Hay una cosa que me decía un anglosajón hace años sobre los hispanos en general: “los hispanos resuelven”. ¿A qué se refieren con esto? Pues que entre conocidos en España, se salta más la normativa y eso es impensable en los países anglosajones. Estoy en España por un tema de mi empresa porque quiero ver si abro aquí también alguna rama, y el señor con el que estuve colaborando es joven. Me dijo “por cierto Alfredo, le comenté a la cliente potencial que llevamos años trabajando juntos”. Eso es sencillamente mentira, pero aquí parece que es lo normal saltarse muchos protocolos. Le dije que “vale” porque sé que es como se suele operar en este país y que no hay otra, no se puede cambiar una mentalidad de siglos con unas palabras de sermón.

Pero ese mismo carácter también tiene cosas positivas: la facilidad para hacer trámites. Alquileres de piso, búsqueda de contactos, conocer gente…todo eso aquí en Madrid es bastante más fácil que en Nueva York.

¿Qué más tengo que decir de Madrid?

Como decía Hemingway, “Madrid me mata”. No sé ya cómo describir la energía de Madrid y solo los que vivimos aquí podemos entenderlo o lo entienden también mis amigos y allegados que visitan. Es una ciudad que te traga por completo, nos mata a todos. No se malinterpreten mis palabras, por favor. No es una imagen negativa la que pinto. Todo lo contrario – Madrid es un sitio donde constantemente te sientes vivo. Estás tan vivo, que nunca quieres parar ni dorimir ni quedarte en casa ni relajarte. En eso me recuerda bastante a Nueva York pero, con mucho mejor clima, menos diversidad (digais lo que digais españoles, aquí es una ciudad COMPLETAMENTE ESPAÑOLA) y los extranjeros sí que están en minoría, y sí, aquí se “vive más la vida de calle” que en Nueva York. Es otro rollo social completamente distinto. El primer día lo empecé a notar y se me olvidaba lo “conversadora” que es la gente aquí. Te tomas una caña en cualquier sitio y ya ves personajes comentando del tiempo, con cierto gracejo que no, lo siento, el “New Yorker” no tiene ni mucho menos el londinense. Lo que noto siempre es una sociedad mucho más cohesionada y con una cultura fuerte, asentada. Eso me lleva a lo siguiente:

La cultura española o hispana (prefiero este término porque es mas global) es bastante más fuerte que la anglosajona. Por eso aunque los españoles “de origen” desaparezcan del planeta, los países hispanos siempre tendrán una cultura hispánica bastante más asentada que si desaparecieran los anglosajones. Cuando EEUU tenga mayoría latina, por ejemplo, será un país totalmente latino. Si mañana todos los españoles desaparecieran del país y solo quedarian inmigrantes aquí, el país seguiría siendo bastante “español” (con excepción de los musulmanes que por motivos religiosos no asimilan nada). Pero los chinos se integran en este sistema porque lo noto y hablo con ellos (con sus hijos) y otras nacionalidades también. Veo muy pocos “guetos” en Madrid, de nuevo, digais lo que digais los que vivis aquí sin viajar. Esto no es NADA al lado de los guestos londinenses o en Nueva York. No se ve la segregación tan pronunciada que se ve en EEUU. Es increíble como puedes estar en el Barrio Salamanca, por ejemplo, y en un edificio vivirá gente acomodada pero justamente en el edificio de al lado a lo mejor hay un piso alquilado por inmigrantes latinoamericanos. Eso no pasa en la Quinta Avenida de Manhattan ni de broma salvo que sea el servicio de la limpieza.

La sociedad española es una sociedad segura de sí misma y sabe de dónde viene. Es una sociedad fuerte en lo cultural que no necesita “reinventarse”. Eso sí, no sé si os pasará a vosotros los lectores pero siempre siento que tengo muchísimas cosas en común con la gente mayor. No sé si es por mi carácter o qué tengo de “atractivo” para ellos, pero siempre me llevo bien con señoras y señores que rozan los 80 o incluso más. ¿Tan anticuado me véis en aspecto y mentalidad?

Os decía que en Madrid uno se siente “vivo”, que la cultura mediterránea es mucho más de vivir la calle. El hecho es que ahora mismo son las 2,30 de la noche y se oye a gente joven hablando a todo volumen en un parque cercano, haciendo botellón con total impunidad. En Nueva York mandarían los antidisturbios, aunque en realidad a nadie se le ocurriría beber en la calle, y menos jóvenes de clase media-alta como estos aquí que veo desde mi ventana, con ropa de marca pero haciendo botellón. Es una imagen chocante para los que conocemos Nueva York porque alli el beber en la calle se asocia con el mendigo o el yonki.

Llevo aquí desde el jueves y veo gente que conversa, gente que hace planes para quedar con uno y hablar de nuestras cosas sobre una caña o un café. Los días me parecen que duran más por el sol pero en realidad son largos por el horario español. Me levanto por la mañana, cojo el periódico en algún bar, tomo el café con el churrito, y veo actividad de la noche anterior. Veo a los jovenzuelos borrachos pero que en ningún momento te agreden (a diferencia de los borrachos british), les oigo cantando, abrazándose, felices. Todo el mundo parece que va buscando chupitos gratis, las discotecas se promueven más, la gente parece que busca eso o robarle a algún turista (puede ser), y en definitiva, Madrid no ha cambiado en su aspecto humano. Es una ciudad donde se mira y se mira, se busca y se busca, sin parar.

Es verdad que aquí se vive la vida de otra manera. Nos mata a todos. Tengo que madrugar, pero no tanto. “Lo siento, voy a llegar un poco tarde” digo todo nervioso a una señora que me esperaba. “No no se preocupe señor. Tómese su tiempo, tómese un café y venga antes de las 2”. Vale. Trato hecho. ¿En Nueva York? “Vaya lo siento, hemos decidido no contar con sus servicios”. Sí, lo que decía ese francés de origen moro es la verdad: “aquí se vive más, es más humano todo”.

No ha parado de llover en estos días aquí. Parece que traje el mal tiempo de Nueva York porque es rarísimo que llueva tanto aquí.

De la comida no digo nada porque se come igual de bien en Nueva York si te lo curras y sabes donde ir. Pero lo que sí es mejor aquí es el “rollo” de la gente. Entras a un bar y ya pareces entrar en un mundo aparte, con sus movidas y todo. Parecen casas-posadas. Eso no ha cambiado, aunque sí han abierto muchos sitios “fashion” tipo “comida vasca” con un trato muy exquisito pero cañas de cerveza a 2,50 €.

A lo mejor los “mediterráneos” tenían razón cuando decían eso de “relájate y vive la vida”. Yo veo a la gente mucho más feliz aquí. Lo siento si esto no le gusta a algunos que sufren la crisis y tampoco ignoro eso, pero el carácter de la gente ayuda mucho. La gente en Nueva York se ve mucho más estresada y triste que aquí. Y es que, aunque aquí cobres una miseria mensual, de momento tienes sanidad pública, una red impresionante de transporte (pero se lo quieren cargar), el sol (sí, esto influye bastante) y en general no hay tanta gente “arrogante” como en NY.

Me explico: El español es un enterado, sí, es muy chulesco y arrogante en lo personal. Pero la arrogancia de Nueva York es más del ámbito profesional. Hay un esnobismo en plan “¿dónde estudiaste y cual es tu código postal?” que aquí no se ve tanto.

Madrid es una ciudad viva. No tendrá los grandes monumentos de Barcelona, Roma, París o Londres, pero tiene un aspecto crudo, humano y diferente que ninguna de esas ciudades tiene. ¿Barcelona? Bueno, sí, es bonita y tiene playa. Pero es una ciudad invadida por el turismo y no es auténtica, lo siento.

¿Qué más?

Me gusta (siempre lo digo) que la gente mayor española es MUY FRANCA. Aquí la gente expresa mucho más sus sentimientos (negativos y positivos). Otro ejemplo: esta mañana en el desayuno entró un grupo grande sudamericanos “sabrosones” al bar. El señor de la barra, ya bastante mayor, nada mas verles entrar porque se querian sentar y verme a mi observándoles, me dijo “la madre que les parió”. En Nueva York, a lo mejor el tipo pensará “putos mexicanos de mierda” pero NUNCA LO DIRÍA a la cara. También había un chino en la barra que le criticó la tosta. El señor le dijo “chinito, no me vaciles, vale”? No sé, en esas cosas la sociedad española es bastante menos acomplejada y más honesta.

Ah, ¿qué está prohibido vender alcohol a partir de las 10 de la noche? Pues oye Aguirre — yo he comprado después de las 10 como me ha dado la gana. La flexibilidad española ante la ley sí que existe, no es un estereotipo falso. El español “negocia” más con las leyes y sus clientes. Las sociedades mediterráneas tienen más siglos de historia y más historia en sociedad para saber qué hacer en estas cosas.

¿La juventud?

Hay de todo, como en botica. Pero el pulso general que noto es el de una sociedad muy conforme con lo que tiene y sin grandes planes o ideales. Eso sí, sigo insistiendo que los jóvenes españoles son mucho más conversadores y de “buen rollo” comparado con los británicos o algunos americanos. Tú no lo notas si vives siempre aquí, pero yo sí. A los españoles, de cualquier edad, les encanta conversar. A mí también, pero en NY cuando hablas más de 10 minutos ya la gente se va mirando su reloj para irse. Aquí nadie hace eso.

¿Cosas que NO me gustan y ahora observo más?

Sí — espacios muy reducidos. La gente aquí vive mucho más hacinada que en EEUU. No hay muchos espacios verdes como en las afueras de Nueva York, el internet es bastante más lento que en EEUU, y hay mucho “fantasma” en esta ciudad. Es decir, gente que aparenta ser algo una noche y luego al día siguiente desaparecen para siempre. Una locura, pero divertido al mismo tiempo. Dicen que la población española envejece, pero la noche es literalmente el dominio de la juventud. Veo muchísima más gente joven en todas partes de Madrid si comparamos con Nueva York, donde la gente es cada vez más amargada y quiere más normas sobre todo tipo de actividades.

Cada ciudad tiene sus aspectos negativos y positivos. Me he limitado a dar una impresión general en esta entrada sobre cómo veo Madrid y me gusta lo que veo en el aspecto personal, pero no así en el empresarial.

Madrid es el tipo de ciudad en la que puedes empezar una cita de trabajo a las 7,30 de la mañana después de una larga noche de fiesta y acabar con algún señor o señora de ese despacho en una cafetería a las 10,30 tomándote un café o una bebida alcóholica….la mañana entonces se prolonga hasta las 2 o 3 de la tarde cuando todos salen en masa a comer (aquí a diferencia de EEUU, la gente sigue horarios y no os podéis imaginar cómo me gusta eso y echaba de menos el seguir un horario específico para comer en el que toda la sociedad participe).

Inseguridad: No noto más inseguridad que cuando me fui. Tampoco me ha acosado ningún mendigo (debe ser porque tengo cara de hijoputa nativo de la ciudad). Casi me desilusiona cuando le dan los flyers a los guiris pero a mí no me dan nada porque no me ven turista. Soy demasiado “del patio” como para parecerlo.

¿La noche madrileña? Yo la veo bastante igual e incluso ya encontré un pub que me gusta porque permite a sus clientes fumar. Yo no fumo tabaco ni nada, pero detesto detesto detesto las prohibiciones contra el tabaquismo. No cuaja con mi carácter clásico. Por suerte, hay bares que lo permiten y tienen un ambiente totalmente clásico y hasta “british” si te gusta ese rollo. Me refiero a sitios como éste. Ya soy cliente habitual y se permite fumar puros o cigarros si quieres.

No había dicho nada sobre mi visita porque no anuncio fechas con antelación por motivos de seguridad, no vaya a ser que algún simpatizante del Mariana quiera poner alguna bomba…no lo descarto viendo lo que defienden abiertamente como “dinamitar las universidades públicas”.

En resumen, me gusta Madrid en muchas cosas y no, señora Botella, a mí usted me cae de culo, al igual que Gallardón. Me gusta el pueblo madrileño, no idiotas como tú. Castuza. No me tomaré ese “relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor” porque en esa misma plaza hay pobres sin techo y me revuelve el estómago tenerles a la vista mientras yo viva bien y que sé que están así por sus políticas anti-españolas y anti-sociales. No me gusta disfrutar de algo tan cerca de gente que está sufriendo tanto. Pero sí me tomaré un relaxing glass of whiskey with ice in Barrio Salamanca. Brindaré para que a ti te queden menos que dos telediarios. Incompetente.

Anuncios

14 comentarios

  1. Creo que la honestidad de los madrileños se debe a una seguridad en si mismos que no tiene comparación con otras localidades en España, un orgullo de ser de Madrid que tenemos gente con muchas generaciones en la capital. No se olvide que hay mucho nacido en Madrid con origenes por parte de ambos padres, siendo gente de pueblo viviendo en la capital. Me recuerdan mucho a los midwesterners que se podian ver en Chicago. Sin despreciarlos, no son los representantes de la chulería de Madrid.

    Ciertamente mi abuelo siempre me comentaba que a pesar de ser francos, los madrileños eran amables con el extraño (de provincias o de otros paises) y eso ha cambiado mucho porque las grandes ciudades de España se han llenado de gente desconfiada de las provincias, nos guste o no admitirlo.

    Yo llevo mucho tiempo viviendo fuera de España y lo que más se me atraganta es eso de la comida rápida y vuelta al trabajo sin una pequeña charla con café. No una charla de esas tan típicas en los Estados Unidos donde la gente intenta demostrar lo muy al día que están, o se abre una especie de competición para averiguar quién esta más desbordado de trabajo. Me encanta que en Madrid si uno se lo propone puede vivir “sin fin de semana” y me explico. Salir a tomar algo, quedar con algun amigo, ir a un espectáculo, etc no es algo que se límite a los fines de semana. Se puede hacer todos los días. La gente sale con naturalidad, a pasarlo bien, sin tener que “reservar” en no se dónde para después contarlo, etc.

    En conclusión, yo también estoy fuera de Madrid, pero Madrid no ha salido fuera de mí.

  2. David James · ·

    ¿Y dices que te parece bien lo de botellón? Pensaba que a lo conservadores puritanos les parecería una inmoralidad. A mí lo que me parece es una degradación. En mis tiempos mozos era feliz sin tomar alcohol y ninguna religión me lo prohibía. Se puede vivir sin alcohol y ser feliz. Por lo menos “sabes lo que haces”. Respecto al Sol, para eso mejor Andalucía, o las Canarias.

    Para gente como yo que no alternamos en tascas, Nueva York es perfecta. La pena es no poder estar allí. Si tuviera dinero, ¡en España iba a estar!, con la cantidad de países que hay en el mundo donde tratan mejor a sus ciudadanos.

    En este país nada más que trabaja el que tiene contactos políticos. No llegamos a Venezuela pero por ahí vamos.

    Deja tus elogios sobre Madrid para tiempos de lo Austrias… porque lo que queda del “Imperio Español” es una porca miseria. Y cultura habrá, pero ¿ciencia, tecnología, desarrollo industrial, desarrollo en el plano persona, aparte de un país de camareros, vigilantes y limpiadores de hotel?

    Un país que desprecia a sus trabajadores, merece el mayor desprecio por esto. Y una tasa del veintitantos por ciento es motivo suficiente para huir de este país, si es necesario a la selva peruana. Con “cultura” no se vive, y si a cultura llamamos las “bobadas” que expone Juan Manuel de Prada en el XL Semanal o más antiguamente la obcecación de Unamuno de “que inventen ellos”, pues se puede ir el país al garete con esa “cultura”.

    Lo dicho, si sigo en Spain es porque no he encontrado la forma de irme. No obstante, si alguna vez pudiese, no me ven el pelo ni de vacaciones. Un agradecido a la esclavitud sufrida en este país llamado España.

  3. Hola Javier:

    “Creo que la honestidad de los madrileños se debe a una seguridad en si mismos que no tiene comparación con otras localidades en España, un orgullo de ser de Madrid que tenemos gente con muchas generaciones en la capital. No se olvide que hay mucho nacido en Madrid con origenes por parte de ambos padres, siendo gente de pueblo viviendo en la capital. Me recuerdan mucho a los midwesterners que se podian ver en Chicago. Sin despreciarlos, no son los representantes de la chulería de Madrid.”

    Completamente de acuerdo. Siempre me ha gustado ese carácter…digamos más “lanzado” del madrileño con varias generaciones. Personalmente siempre sé detectar a los “gatos”, no solo por su forma de hablar sino por determinadas cuestiones en su carácter. Espero que nadie se tome esto a mal porque no es para nada despectivo, pero al “provinciano” se le suele notar.

    “Ciertamente mi abuelo siempre me comentaba que a pesar de ser francos, los madrileños eran amables con el extraño (de provincias o de otros paises) y eso ha cambiado mucho porque las grandes ciudades de España se han llenado de gente desconfiada de las provincias, nos guste o no admitirlo.”

    Sí, muy cierto Javier. Antiguamente la gente era bastante amable con el extraño en Madrid (yo creo que aún sigue siendo asi si comparamos con ciudades como Valencia o incluso Barcelona. Barcelona se las da de ciudad cosmopolita, pero yo creo que es una ciudad bastante más “cerrada” que Madrid. A mi me lo dicen casi todos los que han visitado nuestro pais. Que los madrileños son muchísimo más abiertos que la gente en Barcelona.

    “Yo llevo mucho tiempo viviendo fuera de España y lo que más se me atraganta es eso de la comida rápida y vuelta al trabajo sin una pequeña charla con café.”

    Ya somos dos. ¡Cómo se echa de menos eso en otros países! No lo entienden y no se les ocurre jamás. Mira que yo resistí eso en Nueva York…y nunca conseguí “integrarme” en ese aspecto de las comidas rápidas y todos corriendo donde quiera.

    “No una charla de esas tan típicas en los Estados Unidos donde la gente intenta demostrar lo muy al día que están, o se abre una especie de competición para averiguar quién esta más desbordado de trabajo.”

    ¡CUÁNTA RAZÓN! A mí es algo que me sigue chocando mucho de vivir en EEUU. Está bien que estemos al día, pero eso de las charlas de trabajo son muy agobiantes. Y por supuesto, todos mirándose al reloj porque tienen “tantas citas importantes”…

    “Salir a tomar algo, quedar con algun amigo, ir a un espectáculo, etc no es algo que se límite a los fines de semana. Se puede hacer todos los días. La gente sale con naturalidad, a pasarlo bien, sin tener que “reservar” en no se dónde para después contarlo, etc.”

    Sí. Eso es algo que no se ve en EEUU ni en muchos otros países. En Nueva York todo es con cita, se reserva, no es para nada espontáneo y a veces hay que quedar con días de antelación o semanas. La gente aquí vive con mucha más naturalidad.

    “En conclusión, yo también estoy fuera de Madrid, pero Madrid no ha salido fuera de mí”

    Ya verá cuando venga lo mucho que se pierde en el aspecto “vida” estando fuera. Así aprendemos a valorar más nuestra ciudad.

    Saludos

  4. David James:

    “¿Y dices que te parece bien lo de botellón?”

    En ningún momento he dicho que me parezca “bien”. Pero hay cosas mucho peores. No sé si será mejor tanta prohibición contra el alcohol al estílo USA para que la gente solo beba en bares y cuando salgan se lien a hostias o se peguen tiros como suele ocurrir. Prefiero que unos jovenzuelos carezcan de educación en urbanismo antes que se peguen palizas al estílo Londres.

    “Pensaba que a lo conservadores puritanos les parecería una inmoralidad.”

    Esto es un mito. Los puritanos bebían alcohol. No se emborrachaban, eso sí. Pero hay mucha gente en el botellón que tampoco se emborracha.

    “A mí lo que me parece es una degradación. En mis tiempos mozos era feliz sin tomar alcohol y ninguna religión me lo prohibía. Se puede vivir sin alcohol y ser feliz. Por lo menos “sabes lo que haces”.

    No me suelo fiar de personas que no beben alcohol. Lo digo en serio. No digo que usted en particular no sea de fiar, pero en general la gente que está obsesionada con temas de salud…pues…

    “Respecto al Sol, para eso mejor Andalucía, o las Canarias.”

    Pues sí, pero si comparamos con Nueva York…

    “Para gente como yo que no alternamos en tascas, Nueva York es perfecta. La pena es no poder estar allí. Si tuviera dinero, ¡en España iba a estar!, con la cantidad de países que hay en el mundo donde tratan mejor a sus ciudadanos.”

    Hombre, no creo que en EEUU se trate “bien” a sus ciudadanos: sin sanidad para millones de personas, con gobiernos locales cada vez más corruptos (Especialmente en el sur y el noreste del país o California), con millones y millones de estudiantes endeudados hasta las trancas solo por haber estudiado y no pueden independizarse del todo hasta no pagar esas deudas tan brutales que serían consideradas ilegales en todos los demás países democráticos del mundo (exceptuando Reino Unido)…no sé no sé, muy bien no les veo. Si me hablara de Suecia, Noruega…o Suiza…aceptaría su crítica.

    “En este país nada más que trabaja el que tiene contactos políticos. No llegamos a Venezuela pero por ahí vamos.”

    Bueno, no sé qué decirle al respecto. Yo no tengo contactos políticos y trabajo en España si quiero. Ahora, sí es verdad que es más importante conocer que en otros países. Pero en Nueva York todo se basa en contactos que tengas también. Esto allí lo dicen los “progres” pero es la realidad. Todos los puestos importantes allí son como una especie de casting, aunque no tan exagerado como aquí.

    “Deja tus elogios sobre Madrid para tiempos de lo Austrias… porque lo que queda del “Imperio Español” es una porca miseria. Y cultura habrá, pero ¿ciencia, tecnología, desarrollo industrial, desarrollo en el plano persona, aparte de un país de camareros, vigilantes y limpiadores de hotel?”

    Pero este es el error que detecto en mucha gente — Jefferson hablaba de la búsqueda de felicidad. Los liberales defendemos la búsqueda de esa felicidad. En otros países, sí, ciertamente mucho desarrollo industrial y tecnológico pero mucha miseria personal y amargura. Hay que elegir lo que a uno le gusta. A mí me gustaría ver un país más serio en cuestiones de ciencia y demás, pero si el coste implica un país miserable de gente totalmente triste como pasa por ejemplo en Alemania o Rusia, pues no sé…

    ¿Imperio español? Yo no he hablado de ningún imperio. Entiendo que no estás a gusto en España, pero mi impresión es que la gente en general se les ve feliz y tranquilas, a pesar de la crisis.

    Saludos

  5. Hola,

    En ningún país del mundo quitarían las denominaciones o anuncios tradicionales de los sitios. Los turistas buscan los sitios tradicionales, clásicos, lo que han visto en medios de comunicación o les han contado anteriores viajeros, y precisamente por eso un anuncio como en del “tio pepe” es, en sí, una atracción turística. Quitarlo es una absurdez.
    Y lo peor es que parece que hacemos las cosas al revés. En otras áreas hacemos cualquier cosa por los turistas, cosas que incomodan a nuestra población (como permitir barbaridades para atraer el turismo low cost), sin embargo en otras cosas que sí gustan y no hacen daño a nadie nos “prostituimos”. Francamente, parecemos un país en venta, un país donde solo importa el pelotazo y el dinero rápido, sin pensar en las consecuencias de lo que hacemos.

    Alfredo, por cierto ¿ver más mendigos en Madrid que cuando te fuiste? Tuve una conversación con un chico de Madrid el otro día en Lisboa, y él me decía que había más mendigos en Lisboa que en Madrid. La verdad es que no he ido a Madrid desde hace dos años (menos para ir de Atocha a Barajas), pero mi sensación no fue esa…

    Ah! Ahora que lo he sacado a colación…¿Qué te parece el cambio del nombre del aeropuerto por “Aeropuerto Adolfo Suárez-Barajas”?

    Saludos,

  6. Hola Pedro:

    Tema mendigos: Sinceramente, no he visto “más” que antes. De hecho, he visto a algunos que ya conocía por sus caras, de antes. No he notado ningún aumento en este tema. Sí que sigo viendo a los chavales magrebíes o rumanos (de étnia gitana) intentando ver qué pueden pillar en Gran Vía pero eso ha sido así de “toda la vida”. Incluso, podría decirte que mi sensación es que hay mayor seguridad en Madrid ahora que hace 10 años. Estuve por la famosa Calle Montera hoy y recuerdo que estaba llena de putas “en mis tiempos”. Ahora apenas se ven…se veían a lo mejor 4 o 5 como mucho. Se nota lo que comentábamos hace tiempo que el proceso de “gentrification” también ha llegado a Madrid, conlleva cosas buenas (mayor seguridad) pero también terribles: pérdida de autenticidad y del carácter tradicional o cultural de un barrio. Donde sí pienso que hay mendigos a lo bestia es en Nueva York, como ya habrás comprobado en tu viaje allí.

    Buaahh, lo de Adolfo Suárez me molesta mucho la verdad. DE TODA LA VIDA HA SIDO BARAJAS. No lo digo por ser un maniático de lo “Tradicional” y sé que no siempre es buen argumento, pero no me ha gustado el cambio del nombre y lo seguiré llamando Barajas.

    Lo del turismo “low cost” es realmente ofensivo para mí y yo no les doy lo que buscan. Parece ser que buscan estar en un zoo y hacer las cosas que jamás podrían hacer en su triste Inglaterra o Alemania. Respeto al turista que me haga preguntas serias y que esté buscando cultura. Pero a los que van super borrachos y haciendo el ridículo, no les doy ni un saludo y les ignoro.

    Cuando vuelvas a la Puerta del Sol algún día, ya verás como la han jodido de verdad.

  7. David James · ·

    “No me suelo fiar de personas que no beben alcohol. Lo digo en serio. No digo que usted en particular no sea de fiar, pero en general la gente que está obsesionada con temas de salud…pues…”

    Yo sí bebo, refrescos y zumos. El alcohol altera el estado de ánimo. Eso es todo. Bastante que fui fumador y menos mal que lo dejé hace ya muchísimo tiempo.

    Es que si yo cuando era joven ligaba sin beber ¡para qué hacerlo!. No necesitaba nada para conversar con la gente o enrollarme. Hay gente muy cortada y desinhibida que necesita eso para ser persona, lo mismo que lo del café. No lo pruebo. Seré raro para ti, pero lo mismo pienso yo de los demás. Ahora eso de no ser de fiar… Para mí menos es de fiar mucha gente que va delante mío con el coche y va dando eses. Pienso “seguro que va bebido”. Si bebes, no conduzcas y yo conduzco todos los días. Soy responsable conmigo y con los demás.

    Respecto a España he tenido bastantes malas experiencias aquí y la verdad, menos mal que no soy presidente de una compañía multinacional, pues de ser así, me llevaba la compañía a Latinoamérica, por ejemplo. No puede decirse que soy un patriota pues el comentario mío de ayer fue hecho el 12 de octubre… España me parece que tiene unos defectos a nivel político que nadie va a poder corregir y los focos de corrupción por todas partes me han hecho tener una visión del país abominable. Y como nadie va a poder enmendar esto, tengo repugnancia de vivir aquí.

  8. Alexander · ·

    Hola Alfredo:

    ” Veo muy pocos “guetos” en Madrid, de nuevo, digais lo que digais los que vivis aquí sin viajar. Esto no es NADA al lado de los guestos londinenses o en Nueva York. Es increíble como puedes estar en el Barrio Salamanca, por ejemplo, y en un edificio vivirá gente acomodada pero justamente en el edificio de al lado a lo mejor hay un piso alquilado por inmigrantes latinoamericanos. Eso no pasa en la Quinta Avenida de Manhattan ni de broma salvo que sea el servicio de la limpieza.”

    Asi es. El concepto de gueto es extrano en los paises hispanicos, incluso habiendo barrios de gente acomodada (blancos en su inmensa mayoria en mi pais) cuya gente dice que no se junta con indios Es dificil de explicar, sobretodo para alguien que no ha vivido ese fenomeno. Por eso es que mis primeros dias en Sydney fue algo “chocante”: gentes de distinta procedencia agrupandose entre ellos, hablando sus propios idiomas, especialmente si eres el unico que habla espanol a kilometros (obviamente es una exageracion, aunque los primeros dias no lo parecia en absoluto).

    “Otro ejemplo: esta mañana en el desayuno entró un grupo grande sudamericanos “sabrosones” al bar. El señor de la barra, ya bastante mayor, nada mas verles entrar porque se querian sentar y verme a mi observándoles, me dijo “la madre que les parió”. En Nueva York, a lo mejor el tipo pensará “putos mexicanos de mierda” pero NUNCA LO DIRÍA a la cara. También había un chino en la barra que le criticó la tosta. El señor le dijo “chinito, no me vaciles, vale”? No sé, en esas cosas la sociedad española es bastante menos acomplejada y más honesta.”

    A riesgo de quedar como un gilipollas; esa es una de las cosas que extrano de mi pais. Si tienes pliegues en los ojos eres “chino”, si eres negro eres “negro”, si eres amerindio eres “cholo”, si eres blanco eres “colorao”, etc. No soy una persona que le guste hacer bromas apelando a la raza de alguien: pero estando en una ciudad donde ves gente de todas partes del mundo, y tener “prohibido” hacer una broma al respecto no es comodo.

    “A lo mejor los “mediterráneos” tenían razón cuando decían eso de “relájate y vive la vida”. Yo veo a la gente mucho más feliz aquí. Lo siento si esto no le gusta a algunos que sufren la crisis y tampoco ignoro eso, pero el carácter de la gente ayuda mucho. La gente en Nueva York se ve mucho más estresada y triste que aquí. ”

    En un mundo que se esta encaminando hacia la precariedad laboral, el estar “relajado” no es tan malo despues de todo, sobretodo si estas consciente de que esta realidad no va a cambiar por mas esfuerzo que pongas. No quiero desalentar a nadie, pero la realidad es que ese dicho: “con esfuerzo puedes conseguir todo lo que quieras” es un mito que ha resultado ser perjudicial a estas alturas, porque ha dado a muchos jovenes falsas esperanzas que vamos a pagar tarde o temprano.

  9. “En un mundo que se esta encaminando hacia la precariedad laboral, el estar “relajado” no es tan malo despues de todo, sobretodo si estas consciente de que esta realidad no va a cambiar por mas esfuerzo que pongas. No quiero desalentar a nadie, pero la realidad es que ese dicho: “con esfuerzo puedes conseguir todo lo que quieras” es un mito que ha resultado ser perjudicial a estas alturas, porque ha dado a muchos jovenes falsas esperanzas que vamos a pagar tarde o temprano.”

    No he podido resistirme a comentar esto. Mas bien lo que no se puede conseguir es tener un sueldo grande, comodidades, fama, una esposa espectacular, una familia perfecta y trabajar para una de las grandes empresas mundiales sin tener un ápice de responsabilidad. Esto es lo que no es ser realista, y más bien tiene que ver como gente que no reflexiona adecuadamente percibe esta frase.

    Lo que no es normal es un mundo donde se predique un estado de bienestar permanente. Las personas tenemos que sufrir a veces, pasarlo mal, sufrir la derrota, y hundir los puños en la tierra. Eso también es la vida que hay que vivir. Las personas que han alcanzado el éxito, saben bien que el éxito es sobrevivir a una cadena de derrotas, como bien dijo Churchill.

    “Es que si yo cuando era joven ligaba sin beber ¡para qué hacerlo!. No necesitaba nada para conversar con la gente o enrollarme. Hay gente muy cortada y desinhibida que necesita eso para ser persona, lo mismo que lo del café. No lo pruebo. Seré raro para ti, pero lo mismo pienso yo de los demás. Ahora eso de no ser de fiar… Para mí menos es de fiar mucha gente que va delante mío con el coche y va dando eses. Pienso “seguro que va bebido”. Si bebes, no conduzcas y yo conduzco todos los días. Soy responsable conmigo y con los demás.”

    David James:

    Yo creo que no se puede polarizar a la gente que bebe de esta manera. Creo que el alcohol, como todo en la vida en su justa medida es beneficioso. Y no todo el alcohol es igual. Yo hace tiempo que deje el alcohol fuerte, pero no dejo de tomar vino cada semana. Y beber entre amigos hace que se relaje mucho más el ambiente, y que la gente sea mucho más honesta, entre otras cosas. Opino como Don Alfredo, no suelo fiarme de la gente que no bebe o esta obsesionada con su salud, de la misma manera que no me fío de la gente que siempre tiene una sonrisa cuando esta hablando.

  10. Hola, disculpad por tardarme en contestar.

    Alexander:

    Sí, en efecto los “hispanos” generalmente hablando somos menos políticamente correctos en estas cosas. Pero es curioso porque es como bien comentas – si bien es verdad que en la barra alguien puede soltar alguna burrada, esa misma persona nunca votaría a un partido nazi. A lo mejor en Holanda te llamarían “holando-peruano”, pero pocos te aceptarían en sus círculos de amistades como sí ocurre en España donde no es nada raro ver un grupo de españoles amistades con otras “razas”, máxime si hablamos de latinoamericanos.

    Tema laboral: A ver, comparto las dos opiniones, la tuya y la de Javier. Sí que ha empeorado muchísimo el tema laboral y tendremos desgraciadamente más pobreza y menos oportunidades que nuestros padres. Hoy el esfuerzo en nada está relacionado con un sueldo porque los sueldos cada vez más se basan en cosas como la especialización que no requiere un “esfuerzo esmerado” necesariamente.

    Javier: Me ha gustado mucho su comentario sobre el alcohol porque es verdad que no todo el alcohol es igual y a menudo la gente que dice no beber mete a toda persona que bebe bajo la etiqueta de vicioso. Lo del alcohol y la honestidad también es verdad. Una persona más deshinhibida siempre será mucho más sociable que una persona calculadora y de no fiar por ese mismo motivo. También de acuerdo con lo de la eterna sonrisa de algunos. Parecen comerciales.

  11. Alexander · ·

    javiersg84:

    Mi opinion iba acorde a lo que escribi en una entrada anterior. Si, efectivamente, hay gente sobrando en el mundo laboral, no importa cuanto reduzcas el salario minimo o aceptes trabajar 10 horas al dia por una miseria, NUNCA podras progresar. Puede que esto no se cumpla para algunas personas especialmente talentosas o con suerte, pero para la mayoria de la poblacion si lo es. Este fenomeno podria hacer tambalear las bases del sistema mismo, y una alternativa a esto seria que los mas ricos traten de aliviar en algo la miseria de los menos afortunados, mediante tranferencia de riqueza o “pan y circo”, no precisamente porque todos debemos ser iguales, sino para garantizar la estabilidad del sistema.

    Alfredo:

    Asi es. No conozco a ningun holandes, pero de seguro que si quiero hacer amistades alla (incluso si hablara holandes) tendria que ir a algun “gueto” latinoamericano, espanol o gringo (bueno, solo he conocido gringos en mi iglesia, asi que tal vez estoy exagerando)

    “si bien es verdad que en la barra alguien puede soltar alguna burrada, esa misma persona nunca votaría a un partido nazi.”

    Esta entrada me hizo recordar lo que escribio un japones-peruano (termino inventado por mi) sobre
    su experiencia viviendo en Peru y una visita que hizo a Japon. Recordaba que cuando a veces se peleaba con un peruano, el peruano al no tener mas recursos, le soltaba la frase: “fuera de aqui japones, vete a tu pais”: y cuando efectivamente visito Japon, se sintio totalmente marginado por sus “hermanos de raza”. El punto es que, cuando el peruano le dijo que se vaya a su pais, NO significaba que en verdad quisiera eso: solo se estaba aprovechando de esa “ventaja” para ganar la pelea (el japones-peruano, aunque dolido, lo entendia muy bien), mientras que si un nordico te dice lo mismo es porque en verdad quiere que te largues de su pais.

  12. Buenísimo ejemplo, Alexander. En España es muy común decir “moro de mierda” en una discusión pero jamás se traduce esto a un deseo que se convierta en algo netamente político. Porque ese mismo español que diga “moro de mierda” podría perfectamente ser votante de algún partido de izquierdas. Y eso es lo fundamental que jamás consiguen comprender los anglosajones cuando acusan a España de ser un país racista. Ninguna de las leyes españolas es racista, ningún partido político con apoyo mayoritario es racista, ni defiende nada que se asemeje a lo que un partido conservador noruego, por poner un ejemplo, podría defender en materia migratoria. El español jugaría con la ventaja del insulto personal (exáctamente como el ejemplo del peruano) y jugará con lo más fácil que tiene a mano en lo personal porque no somos países de debate profundo sino más del ataque fácil. “Moro de mierda”, “pijo repugnante”, “gafotas”, “cerdo gordo”, todos esos insultos son de carácter personal y se usarían igualmente en caso de tratar de un blanco inglés: guiri, por ejemplo.

    A todo eso, ¿cómo se siente en Australia? ¿Marginado?

    Saludos

  13. Alexander · ·

    Alfredo:

    “A todo eso, ¿cómo se siente en Australia? ¿Marginado?”

    Es una buena pregunta. No diria que me siento marginado; yo diria que me siento algo “fuera de lugar” y “estafado”.

    Vine aqui a mediados de mayo por un curso de ingles previo a mi maestria. Todos mis companeros de clase eran chinos, y siempre que podian conversaban en chino. Esta demas decir que habia alguen “sobrando”. Al terminar el curso, incluso mi profesor tuvo que reconocer que fui bastante “maduro” para manejar una situacion asi. De todos modos, no es algo que me afecte en gran medida, ya que siempre me ha gustado tener tiempo para estar solo. La situacion no fue diferente cuando comence mi maestria; el 75% de los alumnos son chinos tambien, y tienen a tendencia de conversar en chino, si bien en menor medida. Paso casi todo mi tiempo estudiando exclusivamente con alumnos no chinos, como un australiano blanco y un belga (este ultimo es negro, pero nacio en Belgica, y dudo que haya una enorme diferencia entre el y un belga etnico).

    La iglesia donde asisto es mas comoda. El 40% son blancos, un peruano, y me ha sido mas facil hacer amistad con gente alli; si bien es dificil pasar tiempo con ellos, ya que la mayoria trabaja o estudia otras carreras. De todas formas, acercarse al circulo de los australianos no es dificil para nada. Los australianos son bien “relajados” e “informales” (de seguro que el sol es un factor determinante en esto). Con decir que un dia solo me puse una camisa, y ellos se sorprendieron de que fuera a la iglesia vestido “formal”. Al principio pense que era una ironia, pero luego me di cuenta de que hablaban en serio. Un escenario muy diferente a lo que experimento el futbolista Kaka cuand fue a Italia, donde la gente se burlaba de su ropa (en Peru hubieran hecho lo mismo)

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: