El derecho a la tiranía religiosa

Cito textualmente del “Nuevo Herald” de Miami: “La Corte Suprema estadounidense falló el lunes que las pequeñas empresas se pueden amparar en la libertad de religión para no pagar métodos anticonceptivos a sus asalariados, si esto viola sus creencias. En una decisión ideológicamente muy marcada, cinco de los nueve jueces del mayor tribunal estadounidense dieron un revés al gobierno del presidente Barack Obama, que exige que todas las empresas comerciales paguen, como parte del seguro general de salud apodado como “Obamacare”, unos 20 métodos anticonceptivos a sus empleados. Entre ellos figura la “píldora del día después”, que para algunos es considerada abortiva. El caso ha generado mucha polémica debido a la intersección entre la libertad de religión y el seguro de salud. En virtud de la ley sobre la libertad de religión (RFRA), “es ilegal forzar a los demandantes a financiar el seguro de salud para la anticoncepción”, escribió el juez conservador Samuel Alito en el fallo de la Corte Suprema”. Pueden leer más aquí. No se pierdan el hilo de comentarios llamando “socialista y musulman ateo” al Presidente Obama. Os he dicho que en Miami, hay mucha extrema derecha al estílo “Libertad Digital” y actitudes absolutamente sectarias como vemos en cualquier lugar con influencia española. Es normal, porque la derecha hispánica es reaccionaria y “ultra” donde quiera que esté. Su origen, su raíz, es católica.

Pero yo creo que esta decisión judicial, llamanda “Hobby Lobby” es una bofetada a todo ciudadano libre y una aberración jurídica como no se veía desde hacía mucho tiempo en Estados Unidos.

Cinco hombres del Tribunal Supremo de EEUU han sentenciado que la “libertad religiosa” de por lo menos algunas empresas con ánimo de lucro se ve violado si se ven obligados a pagar seguros médicos que incluyen métodos anticonceptivos a sus mujeres empleadas. Esto es análogo a un puñado de esclavistas quejándose de que Lincoln violó sus “libertades” civiles negándoles su “derecho” a tener esclavos.

¿Qué derechos están en juego porque la ley de Obama exige que un empleador pague por los métodos anticonceptivos de sus trabajadoras, sobre todo las que pueden morir a causa de un embarazo? La ley NO exige a ningún empleador utilizar esos métodos personalmente, ¿no? Tampoco les exige físicamente administrar esos métodos ni tampoco, ni mucho menos, promover la utilización de los mismos. ¿Qué diferencia hay, señores, entre eso y pagarle un sueldo a un empleado que luego use ese dinero para pagar por un aborto, o ir a una sauna homosexual, o comprar un paquete de tabaco? NINGUNA. ¡¡Imaginaos que barbaridad sería si los empleadores pudiésen deciros en qué gastar vuestro dinero!!

Al contrario, la decisión ahora permite que los empleadores IMPONGAN SUS creencias religiosas sobre sus empleados y eso es una gran tragedia para los Estados Unidos de América. Los empleados ya no serán libres de ser lo que quieren ser, sino comportarse como sus jefes quieran que se comporten.

A pesar de que la sentencia no es un modelo de claridad jurídica e incluye una parrafada aclarando que esta sentencia tiene un alcance limitado, lo cierto es que por primera vez en la historia de Occidente, un tribunal supremo ha decidido que al menos algunas empresas pueden invocar un derecho a “la libertad religiosa” y a la mierda con sus empleados y la opinión pública.

Los que me digan que esto es una victoria para la “libertad” mejor que ni se atrevan a pasarse por aquí. Libertad jamás puede ser imponerle a terceros tus propias preferencias religiosas. Eso se llama tiranía de toda la vida, muy habitual en países como Marruecos, Irán, Egipto, Libia…Arabia Saudita, ¿sigo?

Eso, por no hablar de que se trata de una empresa, no de individuos que sí tienen más derechos personales a la libertad religiosa. Porque claro, el ejercicio de la religión o religiosidad es una característica de las personas naturales, no de entidades artificiales como son las empresas. Tampoco es esto equiparable a las empresas sin ánimo de lucro, ya que esas organizaciones religiosas existen para servir a una comunidad de creyentes de la misma religión. Pero las empresas con ánimo de lucro, por otro lado, no pueden por ley discriminar a la hora de contratar a sus empleados por motivos de religión, raza, étnia, orientación sexual (en algunos estados) u origen nacional. “Hobby Lobby” contrata a más de 13.000 empleados de distintas creencias religiosas.

La mayoría de esos jueces niega el desastre que se avecina. Dicen que es “muy poco probable” (según el juez italo-americano Samuel Alito) que los jefes ahora quieran negar pagar por transfusiones de sangre, entre otras cosas.

En su opinión escrita, el juez moderado, Anthony Kennedy, intentó apaciguar los ánimos diciendo que el ámnito de aplicación por esta sentencia sería limitado. También dejó claro que como la sentencia no se basa en la propia Constitución de EEUU sino en una ley particular, el Congreso puede fácilmente rechazar por ley esta sentencia tan terriblemente escrita. Sin embargo, Kennedy ignora (a sabiendas) que hoy por hoy no se puede hacer nada en el Congreso debido a la permanente división sectaria que impera en todos los niveles en un Congreso absolutamente partidista.

¿A dónde vamos a parar, señores? ¿Y si las “creencias religiosas” de un empleador le dicen que pagar el salario mínimo o las vacunas de sus empleados viola sus “derechos” a la libertad religiosa? ¿O pagarle un sueldo a las mujeres en igualdad a los hombres? Hay muchas religiones que están en contra de todo eso.

La sentencia ya ha abierto la puerta a dos demandas judiciales de empleadores religiosos que quieren negar vacunas y pagar a las mujeres un sueldo igual a los hombres. Ya están tupiendo los tribunales con esas gilipolleces.

Ya os iré informando. Esperemos que Kennedy por lo menos haya dicho la verdad con aquello de “el ámbito de aplicación de la sentencia será limitado”.

Corren malos tiempos para la democracia y la libertad de todos en igualdad.

Anuncios

6 comentarios

  1. Francisco · ·

    ¿Qué le parece que esos cinco jueces fueran nominados por presidentes republicanos?

  2. Mal, me parece mal, Francisco. Es un síntoma de los problemas internos del partido. El partido ha pasado de ser un partido moderado a ser un partido cada vez más “ultra”. No volverán a ganar elecciones presidenciales.

  3. Francisco · ·

    Sin embargo, no creo que se le pueda echar la culpa al Tea Party. Estos jueces llevan décadas en sus puestos y, además, son cargos vitalicios; por lo que no se ven (o no deberían) verse afectados o presionados por cuestiones cortoplacistas, ya que ellos no están sujetos a los ciclos electorales.

  4. Estoy absolutamente de acuerdo con el texto, sencillamente.

  5. Sayed · ·

    Perdón, llego un poco tarde pero también suscribo al 100% esta entrada sin nada que añadir.

    No soy “anti americano” para nada, pero cuando leo cosas como esta me alegro de vivir en Europa donde yo, siendo un hombre “gay”, no tiene que preocuparse si su empleador es religioso o no porque aquí no se permite que se nos discrimine bajo pretextos absurdos religiosos.

    Saludos

  6. […] pasado seis de julio, denuncié en este artículo que aquella terrible decisión judicial iba a traer consecuencias graves para las personas. En esa […]

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: