Venga ya, hombre – tú lo que quieres es drogarte

Por lo general, soy un hombre (que lo afirmen por favor todos los que me conocen personalmente) bastante tolerante, flemático y poco dado al sensacionalismo. Pero hay cosas que me chocan muchísimo y una de ellas es la insinceridad. Tú podrás llamarme borde o maleducado, pero soy franco, quizá tan franco que me cuesta amistades en muchas ocasiones o incluso las pierdo. Pero prefiero estar solo antes que en compañía sin poder decir lo que pienso. Si pienso que estás gordo, te lo diré. Si pienso que eres homosexual, te lo diré. Te diré, a mí me pareces homosexual. ¿Y si lo eres, en qué te molesta? ¿Acaso es delito? Si pienso que no eres 100% de raza blanca por tus rasgos, te lo digo (¿acaso tiene algo de malo no ser blanco?) Si pienso que tu ropa no te queda bien, te lo digo. Mucha gente se siente mal y me retira la palabra por eso. Pero a mí, de verdad, me resbala. A mucha gente le molesta un montón cuando ven mi indiferencia después de que me retiren la palabra pero es que yo no nací para darte placer sino para ser libre. Si hay algo que caracteriza a los liberales es que somos tan individualistas, que preferimos estar solos antes que mal acompañados. Incluso en España, nuestro país que es bastante social y está mal visto ir solo a comer, yo muchas veces optaba por comer solo para evitar estar con gente que no me caía bien. ¿Para qué amargarme la comida discutiendo y llegando hasta extremos de querer pegarnos? No tiene sentido. Y esto es igualmente aplicable a parejas. Yo no le aguanto tonterías a ninguna mujer. No lo aguanto. Me gustan las mujeres, no soy homosexual, pero también valoro mi libertad y la actitud de no pocas mujeres (de cualquier nacionalidad) me choca. Me choca que algunas se crean que su novio o marido es su propiedad personal, me choca que se sientan victimas de los “machos” si le pedimos que nos sirvan un plato de comida y nos atiendan. No hija, véte al infierno. Si yo te pido eso no es porque “las mujeres deben fregar y limpiar” sino porque eso es más cómodo para mí y una de las pocas razones que hacen que para mí tener una relación merezca la pena – al igual que hay otros hombres que solo buscan una chica modelo, otros buscan otras cualidades. Porque en caso contrario, tener pareja es engorroso, te impone muchas obligaciones y casi ninguna buena. Y si tengo que aguantar tus gritos e histeria porque no te gusta mi actitud “tradicional”, tranquila que yo NO necesito tu atención y prefiero mil veces hacerme yo las cosas si eso significa no aguantarte o ver tu cara larga o que me digas “no, no, hoy no puedes beber ni salir”. ¿Qué te has creído, que eres mi tutora? NO.

¿Y a qué viene toda esta diatriba?

Resulta que ni tú ni nadie puede votar sobre la ciencia. La ciencia no es “democrática”.

En el ámbito de la ciencia y la medicina, descubrimos, no dictamos.

Al parecer, los “progres” (que no los amantes del verdadero progreso liberal) parecen no entender.

¿De qué hablo? De esa manía ahora en EEUU de querer justificar legalizar la marihuana “por motivos médicos”. En el estado de Nueva York se está debatiendo una ley que se llama la “Ley de Compasión” (Compassionate Care Act. ¿Compasión? Esto es más bien sobre querer colocarse. Como se acerca el fin de la sesión legislativa por el verano (sí sí, los golfos en EEUU también les gusta mucha las vacaciones como a los politicuchos españoles — ya os decía que esto no es ningún paraíso liberal), ahora los “lobbys” de los drogatas están presionando para aprobar la ley.

Los drogatas se enfadaron hace unos días cuando el gobernador Andrew Cuomo anunció que había iniciado los trámites para comprar un derivado quíimico de la marihuana para probar sus efectos en los jóvenes que sufren ataques de epilepsia. Eso molestó mucho a los yonkis porque lo consideraron demasiado estrecho en tanto a las cantidades de marihuana que iban a utilizar y la enfermedad que iban a tratar.

En vez de un derivado y una enfermedad, quieren que la marihuana se aplique en todo tipo de enfermedades, desde la diabetes hasta cualquier náusea.

Quieren que el estado declare la marihuana como sustancia legal y autoricen tratamientos con ella para todo tipo de dificultades médicas.

Pero aquí es donde interfiere la ciencia.

Y ahí es donde su ignorancia y arrogancia les aplasta.

Porque, por mucho que lo digan en sus peticiones “online”, la marihuana NO ES MÉDICA. Y no determinamos la eficacia de una medicina con un voto popular, en su mayoría además de gente colgada o drogada. Todo el mundo puede creer que el agua “bendita” católica te limpia de pecados, pero por mucha agua “bendita” que uses para empapar tu grasienta y sudada frente de papista ridículo, seguirás siendo un pecador repugnante ante los ojos de Dios.

De igual manera, tu deseo legislativo con la marihuana no convertirá a la maría como algo “bueno” para los seres humanos.

Podrás decir que es “medicinal”, al igual que los hombres del medievo pensaron que la tierra era plana, pero a falta de pruebas científicas, seguirás estando equivocado.

Ya, ya, tranquilo. Cálmate. Ya sé que tenéis muchas anécdotas de “amigos que se curaron” con la maría. Hay decenas de anécdotas parecidas. Yo también os podría decir lo mismo de la coca. Conocí hace poco a un gordo y cojo que había probado la coca y me comentaba que cuando la esnifaba, se olvidaba que era cojo y ni sentía dolor.

Pero no hay nada científico en estas cosas.

Y en EEUU, no hay permiso federal.

Y eso es importante porque en América, las drogas deben mostrarse que son seguras y efectivas después de pruebas rigurosas antes de que sean aprobadas por la FDA (Administración de alimentos y drogas federal). Los anarquistas odian esas agencias pero sin ellas, el país estaría constantemente sufriendo brotes de enfermedades terribles.

No ha habido ningún estudio serio y concluyente científicamente hablando sobre la marihuana.

No para ninguna enfermedad ni trastorno psíquico.

Ya, ya. Dos derivados químicos han sido aprobados para aplicaciones de poca importancia. En uno de los casos, podría ser útil para aliviar ataques epilépticos en los jóvenes.

Nada más.

Más allá de todo eso es pura especulación sin ninguna base seria en el método científico o las pruebas científicas existentes.

Creer que la maría es “médica” no es más que una superstición moderna sin ninguna base y tan “real” como la astrología o creer en hadas.

Es curiosa la confianza que las “masas” dan a la maría cuando para cualquier otra medicina potencial se tardan meses y a veces años de ciencia para determinar sus propiedades reales. La gente duda de cualquier “nueva” medicina excepto al parecer la maría. Incluso, demandamos a las empresas farmacéuticas que cometan cualquier mínimo error.

Pero daremos un sello de aprobación incuestionable para tratar decenas de enfermedades con marihuana, sin pestañear una sola vez.

No tenéis la ciencia respaldando de forma definitiva nada de eso.

Si Nueva York declara que la marihuana es una medicina por dictado legislativo en vez de esperar un descubrimiento médico de los científicos, entonces que se preparen a pagar MUCHO dinero para la marihuana médica.

Porque el que más paga por la sanidad en Nueva York es el contribuyente. Y su dinero se usará para pagar por esas drogas y tratamientos. Sí, sí, también para presos y gente sin recursos que reciben “Medicaid” (otra subvención).

A la raíz de todo esto está la mentira, la hipocresía, la falsedad. Lo cierto es que la gente lo que quiere es drogarse.

En vez de tener un debate sobre esto, y presentar argumentos a favor de legalizar las drogas blandas, estamos hablando de “cáncer” y de tener misericordia por los niños.

Bazofia. Cuánta tontería.

Desde un punto de vista liberal, claro que pienso lícito tener un debate, todos los que queráis, sobre la legalización de drogas blandas. Nunca me he cerrado a tener ese debate y conversación con vosotros. ¿Qué razones hay para legalizar estas drogas?

Lo demás es tontería e hipocresía. Quieres drogarte. Dílo. No pasa nada, ¿no? Prefiero estar con un consumidor de drogas antes que con un individuo que quiera probarlas y disfrace su deseo como un argumento médico. A otro perro con ese hueso.

Anuncios

12 comentarios

  1. sociata latinoamericano · ·

    Que graciosa entrada, Sr. Coll, una oda a la misoginia. ¿Y si el tipo al que le dice homosexual en realidad no lo es? ¿Se disculpa? Y ya deberian legalizar en todo el mundo el consumo de esa hierba, tal como lo hicieron en La Republica Oriental del Uruguay para evitar gastos innecesarios en seguridad interior y asi reorientarlos a sanidad.

    El gobierno del Pepe Mujica se quedo corto; el mismo trato debe darsele a la cocaina. El consumo de drogas recreativas (alcohol, tabaco, marihuana, crack, extasis, etc…) es indetenible en un modelo capitalista porque es “chic”, asi que vaya acostumbrandose.

    Y tiene razon, quien es un adicto no debe hacerse pasar por enfermo.

    Por cierto, ¿ha notado que ahora hay mas lesbianas que antes? ¿Sera que antes disimulaban mejor?

  2. Sociata: Si lo ha entendido como una “oda a la misognia” entonces no lo ha comprendido en absoluto, ya que precisamente subrayo el por qué mi preferencia es la que es y en nada tiene que ver con la misoginia.

    Si el tipo me dice que no es homosexual, pero a mí me lo parece, yo simplemente le diré que me lo parece y punto. ¿Qué más da? Hay gente heterosexual que parece gay y gente gay que parece hetero. No, no me disculpo. ¿Es que acaso es “malo” lo que digo?

    Yo no creo que esto tenga que ver con el capitalismo…tiene que ver con adicciones y productos que a la gente le gusta.

    Quien es un adicto de drogas evitables no debe hacerse pasar por enfermo.

    No creo que ahora haya más lesbianas que antes sino que lo disimulan menos.

    Saludos

  3. Hola,

    Decir que la Marihuana no ayuda a enfermos de ciertas enfermedades sencillamente no es cierto o es no conocer casos cercanos. Yo conozco varios, uno era una tía mía que tenía cáncer y el par de días después de la quimioterapia sentía bastantes náuseas y fumar marihuana (que le compraba su hijo) se las quitaba o suavizaba. Y no era sugestión porque la mujer no era fumadora de marihuana ni podía autosugestionarse con eso.
    De hecho hay muchos medicamentos legales que tienen componentes que se extraen del cannabis, componentes que tienen efectos contra el dolor o contra las náuseas, pero que han eliminado otros que son los que producen ese efecto de atontamiento a nivel sensorial. Si miramos medicamentos autorizados en Europa o en EEUU encontraremos alguno.

    Claro, eso es una cosa y otra son afirmaciones gratuitas o un tanto extremas de activistas pro-legalización, ya que según ellos la marihuana casi que lo cura todo y que debería recetarse para todo. Esto sencillamente no es cierto, hay muchísimas patologías cuyos dolores se solucionan con analgésicos tradicionales y que recurrir a la marihuana sería absurdo. La Marihuana tiene efectos negativos también, no hay que olvidarlo.

    ¿Qué opino yo? Pues yo opino que la marihuana terapéutica debería ser legal y estar sometida a la receta de un médico.
    Pero voy más allá: La política de legalización de la marihuana que ha llevado Mujica en Uruguay o que existe en Holanda me parece bien. Es absurdo mantener la ilegalidad de la marihuana cuando es facilísima de obtener y sus efectos sobre la salud pública son, en el peor de los casos, similares a otras drogas legales por tradición. Este es uno de los casos en que la prohibición resulta absurda.
    Legalizarla acabaría con la economía sumergida relacionada con la marihuana y no creo que tuviese efectos especialmente negativos a nivel social. Para mi, que ni soy ni sería consumidor, no tiene especial sentido mantenerla.

    Saludos,

  4. Peter Foran · ·

    “Si yo te pido eso no es porque “las mujeres deben fregar y limpiar” sino porque eso es más cómodo para mí y una de las pocas razones que hacen que para mí tener una relación merezca la pena”

    ¿Y qué pasa con lo que es más cómodo para ella? ¿Eso no cuenta? ¿Y que pasa con las razones hacen que para una mujer una relación merezca la pena? ¿Eso tampoco cuenta?

    Ni siquiera mis bisabuelos o tatarabuelos eran tan machistas como demuestra usted en este texto.

  5. Peter: Su comentario es tan absurdo que no merece, no es digno de una respuesta. Es no leer lo que he dicho. Se nota que tiene poco conocimiento de las parejas y cómo funcionan. Si no sabe distinguir entre lo que es cómodo y lo que es machista, usted no debería comentar aqui. Su cerebro no da para mucho.

    Pedro: Curioso que no presentas NI UN SOLO estudio avalado científicamente para tus afirmaciones de la maría y la terápia. Incluso, caes en el error que critico — usar una anécdota de alguien que se “curó” con eso. Yo también puedo hablar de la coca…y sus “efectos” sobre algunos.

    Con respecto a legalizar, también se puede decir eso de otras drogas ¿no? Pero mas allá de eso, Pedro, siempre me pregunto lo siguiente: ¿por qué esconderse detrás de la “terápia” y decir directamente que se debe legalizar porque tampoco es algo “terrible” que la gente consuma hachís o marihuana? Creo que eso es lo que piensas en realidad, más allá de “la terápia”.

    Saludos

  6. Las drogas destruyen a la sociedad,sobretodo a los mas jóvenes que son el futuro de un país.Las drogas provoca que las personas hagan cosas que ni en broma se atreverían hacer si estuvieran sobrios,Esas sustancias hace que la gente se comporten como criminales,el drogadicto al ser dependiente de esa sustancia hará todo lo posible para obtenerla,y eso incluye matar y robar para obtener el dinero para comprar las drogas.Por lo tanto todas las drogas deberían estar ilegalizadas.

  7. Alfredo,

    A ver, es que mezclas dos cosas. Una cosa es que no sean tan graves estas drogas blandas y que los efectos económicos y sociales de legalizarlas sean globalmente positivos, que yo lo creo, y otra es que el Cannabis tenga componentes que ayudan contra las náuseas y los dolores, algo que está fuera de toda duda.
    Yo no te he hablado de alguien que se “curó” (obviamente no se curó), te hablo de alguien a quien los efectos de la marihuana le ayudaron a pasar dolores y náuseas, algo que no necesita ningún estudio científico porque los efectos sobre los sentidos son más que evidentes, igual que hace siglos a la gente que le iban a amputar una pierna le daban alcohol para adormecerle los sentidos y que le doliese algo menos ¿Hace falta realmente un estudio científico para eso? No, es una obviedad para cualquiera que haya consumido alcohol alguna vez. Otra cosa es que hoy, habiendo anestesia, esa práctica sea un disparate.

    Me pides ejemplos:Por ejemplo la medicina SATIVEX, que se usa para el tratamiento de la esclerosis múltiple. Uno de sus compuestos activos se saca de una de las variedades del Cánnabis: http://www.gwpharm.com/Sativex.aspx
    El compuesto activo que tiene el Cannabis para ser útil como medicina es el tetrahidrocannabinol: http://es.wikipedia.org/wiki/Tetrahidrocannabinol Ahí puedes ver los efectos farmacológicos que tiene, fundamentalmente analgésicos.

    “Con respecto a legalizar, también se puede decir eso de otras drogas ¿no? ”

    No, es distinto. Las drogas tienen un efecto sobre el ser humano y éste efecto puede ser grave y peligroso contra la salud pública o no. Las drogas “duras” tienen consecuencias perversas para el ser humano, pueden generar graves problemas a nivel social y desde un punto de vista sanitario está justificado que estén prohibidas. Las drogas blandas tienen unos efectos mucho menos destructivos, no generan problemas sociales y, por tanto, la justificación de la prohibición es mucho menos sostenible.

    Saludos,

  8. Peter Foran · ·

    Vamos a ver: llamemos al pan, pan, y al vino, vino, y al Camacho, Marcelino. Decir que una de las pocas razones para que una relación de pareja merezca la pena para usted es que la otra persona, la mujer, le haga la vida más cómoda, es referirse a una mujer como objeto. ¿Qué le haga la vida más cómoda? No parece que estemos hablando de una persona, de un ser humano, sino de un sillón, de una cama o de un sofa. Y por lo que dice usted claramente en su texto -aunque ahora lo negará- hacerle a usted la vida más cómoda consiste, según su palabras, en que le sirvan un plato de comida y le atiendan, limpien y frieguen.

    Vamos, que más claro, agua.

    No hay más ciego que quien no quiere ver.

  9. Adrián · ·

    SEÑOR PEDRO: ¿Usted no sabe la cantidad de niños que se enferman, se inyectan y se drogan por todo esto? ¡Los niños del mundo! Y viene usted, así como nada y dice ¡hala, a legalizarlas! Piense en los niños y no solamente en sus intereses egoístas.

    La droga mata y es un crimen contra los seres humanos.

    Saludos

  10. Señor Adrián,

    Le ruego que vuelva a leer mis dos comentarios, porque tengo la sensación que no los ha entendido con los necesarios matices y concreciones. Sólo soy partidario de legalizar un tipo de droga, que son los derivados del Cannabis, por las razones expuestas. Creo que entenderá que el Cannabis y la heroína son cosas totalmente diferentes.

    Saludos,

  11. A ver, Peter — (y esta es la última vez que le contesto sobre ese aspecto, porque veo que lo que pretende es reventar el hilo) – ¿no cree raro que un supuesto machista diga que a la mujer NO le corresponde hacer esas tareas POR SER mujer como he explicado bien claro y en negritas en el artículo? Y sí, efectivamente, la única razón que veo para tener una pareja es mi propia comodidad y a mí me resultaría cómodo que me sirvieran (pero eso NADA tene que ver con “ser mujer” y yo ser hombre, porque también sería aplicable a un hombre si yo fuera homosexual). Y si la pareja se niega a eso, entonces, efectivamente, NO me interesaría tenerla. Hay gente que busca tener una pareja para otras cosas, y es una cuestión de cada uno. Yo he hablado de lo que busco personalmente en mi caso, algo que está muy alejado del “romance” afrancesado y todas esas chorradas del “amor”, porque además hasta no hace mucho, una pareja nada tenía que ver con “amor” sino con comodidad e intereses comunes. Lo del “amor” vino después, gracias a la cultura comercial entre otras cosas. La gente se casaba por obligación y para compartir una serie de tareas – entre ellas, hacer hijos porque era lo necesario en entornos rurales. Hoy en dia la gente tiene pareja por un sin fin de motivos, cada uno muy personales. Hay gente que valora por ejemplo tener una chica modelo – delgada, rubia y poco más. Otros valoran tener una chica “inteligente” aunque sea fea. Otros, alguien que pueda cocinar bien y servir un buen plato de comida en la mesa. ¿Lo ve? Nada que ver con “machismo” como usted insinúa de forma maliciosa para llevar la conversación a su terreno personal. No intente tomar a nadie aquí por idiota – os suele salir muy mal la jugada. La próxima vez, no le vendría mal intentar construir algo que se llama un argumento serio. Igual hasta aprende algo nuevo y todo…

    ————–
    Pedro – Díme por favor qué sería un efecto social positivo de legalizar las drogas blandas. No es una pregunta retórica, es que siento curiosidad y me abro a la cuestión.

    Tema cannabis y náuseas — Según la FDA en EEUU, NO HAY suficientes pruebas científicas para hacer esta afirmación. Incluso ha advertido que existe una tremenda posibilidad de abusar esta droga, y no tiene ningún arraigo médico. El instituto nacional contra el abuso de las drogas afirma que la marihuana no puede servir un propósito médico porque es una planta no purificada que contiene muchisimas químicas cuyos efectos sobre la salud no se conocen, normalmente se consume fumando (y fumar NO es bueno), y limita las capacidades cognitivas. Eso SÍ se ha demostrado sin duda.

    Otra cosa es el ejemplo que das de las náuseas, que efectivamente nadie niega que la maría pueda reducir esos dolores o sensaciones, pero yo puedo decir lo mismo por muchas otras drogas. Y si hay otros fármacos, ¿por qué abogas por el cannabis? Porque de haber fármacos para la náusea y dolores, haberlos haylos. Ni que estuviéramos en una jungla.

    Tema analgésicos – si, esto lo digo en el artículo, lo de los derivados, pero esto es muy diferente a un consumo universal ¿no crees? No sería lo mismo decir que la Coca Cola tiene algunas trazas de coca (en caso de que los tuviera, que no es el caso) y compararlo para legalizar toda la coca y su consumo.

    Saludos

  12. Alfredo,

    “Pedro – Díme por favor qué sería un efecto social positivo de legalizar las drogas blandas”

    Básicamente el efecto más positivo es sacar de la ilegalidad una sustancia que es facilísima de encontrar, lo que eliminaría las mafias y actividades ilegales relacionadas con la misma y daría al estado ingresos vía impuestos. Como no hay efectos especialmente negativos para la salud pública (en el sentido de que todo el mundo que quiere consumir puede encontrarla y que su nocividad es relativamente baja) creo que globalmente sería positivo. No obstante se debe estudiar los casos de Holanda y Uruguay, que nos darán más datos.

    Dices que no hay suficientes pruebas médicas para asegurar que el cannabis es bueno contra las nauseas, sin embargo hay empresas farmacéuticas que están preparando medicamentos en base al THC. Convendrás conmigo que, por lo menos, la probabilidad de que esa sustancia sea efectivamente útil es alta.

    Dices: “es una planta no purificada que contiene muchisimas químicas cuyos efectos sobre la salud no se conocen, normalmente se consume fumando (y fumar NO es bueno), y limita las capacidades cognitivas”

    Claro, eso no lo niega nadie, pero el tabaco también es pernicioso y es legal y el alcohol reduce las capacidades cognitivas y también lo es. Ninguna de esas cosas nos ha llevado a prohibir estas sustancias por tanto no podemos ser arbitrarios para aplicárselo a la marihuana.
    Que los efectos sobre la salud sean desconocidos… en fin, me parece que hace ya bastantes décadas que se consume marihuana y lo ha hecho el suficiente número de personas como para que los riesgos sean más que conocidos. E insisto, no parecen mayores que el alcohol o el tabaco.
    ¿Qué hay fumetas que no tienen ni oficio ni beneficio? Sí, y hay alcohólicos de barra de bar que hacen lo mismo ¿implantamos la ley seca por esto? Obviamente no.

    ” Y si hay otros fármacos, ¿por qué abogas por el cannabis? Porque de haber fármacos para la náusea y dolores, haberlos haylos. Ni que estuviéramos en una jungla”

    No abogo por el cannabis como solución médica. Posiblemente sean mejores las sustancias depuradas porque evitan los efectos cognitivos pero pueden pasar varias cosas: Quizá el medicamento sea muy caro, más que la planta, y haya muchas personas que no se lo puedan permitir. También es posible que ese atontamiento que produce la marihuana sea algo buscado exprofeso por el enfermo. He conocido enfermos terminales y creo que tienen todo el derecho a buscar esas sensaciones para no sufrir, más allá del efecto analgésico que tenga. Eso debe ser una decisión personal y yo no soy nadie para prejuzgar eso. A mi me gustaría tener esa opción.

    “Tema analgésicos – si, esto lo digo en el artículo, lo de los derivados, pero esto es muy diferente a un consumo universal ¿no crees?”

    Creo que es importante ver el cuadro completo. Hay unas cuestiones económicas, una prohibición que técnicamente no vale para nada y unos efectos analgésicos que probablemente son buenos en ciertos casos. Con este cuadro yo creo que la ilegalización no tiene sentido y, si no tiene sentido, creo que es mejor legalizar. No veo problemas y sí algunos beneficios.

    Saludos,

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: