Rand Paul, Presidente

Estimados republicanos, ¿por qué no nos deshacemos de una vez del proceso de las “primarias” que solo podrían debilitar a nuestros candidatos? Ya sabemos quién es, ¿no? Ya sabemos quién debe ser.

No Jeb Bush, claramente no apto para ser president. ¿Cómo dices, Alfredo? Sí, claro, he dicho: No Jeb Bush. Jeb Bush no suficientemente agresivo contra los mexicanos ni es un conspiranoico. Opina de forma moderada sobre las normas federales en materia educativa. Además, es un “Bush”. El “pueblo americano” no quiere a otro Bush, quieren “sangre nueva”.

Perdón. Salvo que la dinastía se llame Clinton. O Kennedy. O Carter. O, ahora que lo pienso, Paul.

Chris Christie tampoco sirve para ser president. Sus becarios provocaron un mortal problemazo de tráfico en el puente George Washington que conecta a New Jersey y Nueva York todo por una venganza política contra los demócratas. A lo mejor él no “sabia nada”, pero un escándalo de esa magnitud no le ayuda a ningún candidato en un país que se toma muy en serio cualquier escándalo público.

Todo eso a diferencia de, por ejemplo, un ex-presidente impugnado por el Congreso. En 1999, Bill Clinton fue llamado a declarar por desacato a un juez federal. En 2001, le retiraron la licencia para ejercer como abogado durante cinco años por el estado de Arkansas. Podrá ser un escándalo, pero en el caso de Bill Clinton, es más como el agua de colonia: irresistible para las señoritas frívolas.

No, lo que necesitamos para el candidato republicano de 2016 es un hombre con muchas más desventajas. Alguien tan totalmente inaceptable que la gran mayoría de americanos de bien que solo el bando más extremista del Partido Republicano estaría dispuesto a nombrarle.

Ese hombre es Rand Paul, el senador “junior” de un estado con ocho votos electorales. El hombre que, hasta ahora mismo que escribo esta entrada, tiene 3 años de experiencia como político elegido. Barack Obama tenía más experiencia política cuando se presentó como candidato por primera vez. ¡Y lo bien que le ha ido al mundo con eso!

Rand Paul estuvo en New Hampshire la semana pasada, hablando con activistas conservadores en la conferencia “de la libertad”, subrayando que los republicanos deben hacer más para ser relevante a los latinos y afro-americanos en este país.

Es buen mensaje. De hechoo, sería un mensaje mucho más serio si no fuera por el hecho de la asociación política de larga duración entre Rand Paul y Jack Hunter, también conoocidoo como el “vengador sureño”, un “Jimenez Losantoos” americano de la radio que escribió con Rand Paul un libro en 2011 titulado “El Tea Party llega a Washington”. El día 14 de abril, 2004, el 139º aniversariio del criminal asesinato contra Abraham Lincoln, el señor Hunter escribió una columna titulada “John Wilkes Booth tenía razón”. No olvidemos que John Wilkes Booth era el asesino de Lincoln y que gracias a Dios fue ejecutado poco después del incidente con un tiro en la nuca, gracias al héroe policía de origen inglés, Boston Corbett. No solo era este caballero un héroe policial, sino también un héroe de la unión en la Guerra Civil. Leed su biografía por favor. Corbett era un gran patriota cristiano protestante que aceptó la fe cristiana en los 1840s. Incluso, llegó a cortarse el pene con tijeras para evitar la tentación que las prostitutas provocaban. Estos fueron los tipos de hombres que forjaron esta fuerte república de valores capitalistas agresivos y una moral pública tan ejemplar.

Volviendo al tema principal, Hunter seguía como empleado de Rand Paul hasta el pasado julio, que es cuando los medio de comunicación revelaron su pasado extremista oscuro, “libertarian” anárquico y sedicioso. O sea, pasaría perfectamente como miembro del Von Mises Institute. Después de esas revelaciones, Hunter intentó mentir al público diciendo que había “cambiado de opiniones” y a lo mejor sufría de amnesia. Gracias a Dios, otros sí tenemos memoria. No respeto jamás a los hombres que cambian como veletas cuando les destapan y les dejan con el culo al aire.

En cuanto a Rand Paul, él ya ha defendido a su ex empleado, diciendo que simplemente se comportó como un “tonto” y que fue “injustamente tratado por los medios”, afirmando que Hunter se “llevaba bien con todo el mundo en la oficina, trataba a todo el mundo justamente, sin importar raza o religión”.

O sea, ¿podemos cambiar de tema?

Sí, podemos. Hablemos de un vídeo en el youtube de Rand Paul en abril del 2009, hablando de la política exterior a un grupo estudiantil universitario.

Intentando sonar como Eisenhower, el futuro senador dijo “tenemos que sentir mucho temor de las grandes empresas que se hacen tan poderosas que incluso pueden llegar a dirigir la política exterior”.

“Cuando empezó la Guerra de Irak, Halliburton consiguió un contrato de billones de dólares. Nuestros soldados están allí muriéndose en una ducha por electrocución”.

Entonces llega al tema que de verdad deseaba tratar: “Dick Cheney trabajaba para Halliburton. Gana cientos de millones de dólares. De repente, entra al gobierno de Bush y ahora por casualidad es buena idea meterse en Irak”.

La conclusión de Paul: el 11 de septiembre se convirtió en un “pretexto” para una guerra que “ya querían” en Irak.

¿A beneficio de quién? Es la pregunta central de todo conspiranoico pirado con la mente descontrolada. Cheney. Halliburton. “Las petroleras”, “las grandes empresas”, “los judios”, los “neocons”, soldados electrocutados en la ducha. Ahh, todo ya encaja, ¿verdad?

Si Rand Paul quiere acusar al ex-vice presidente de ser el ingeniero detrás de la Guerra de Irak, porque quería sacar “beneficios” para su empresa, debería decirlo con claridad y dejarse de rodeos. Lo ideal sería que se lo dijera a la base republicana durante las próximas conferencias en Washington D.C. No hay que andarse con rodeos: este hombre quiere ser presidente.

Y así debería ser. Porque lo que más necesita el Partido Republicano en este momento es otra derrota brutal en las urnas. Cuando ser moderado ante un tema tan delicado como la inmigración o la política moral social te convierte en un “rojo comunista” o un “progre”, mientras que un lunático pirado conspiranoico berreando sobre la “malvada” Halliburton y los “neocons judaizantes” te hace “candidato viable” en el partido, entonces el partido tiene peores problemas que van mucho más allá de sus candidatos.

Así que eso, votad, votad a Rand Paul.

Gilipollas.

Anuncios

2 comentarios

  1. sociata latinoamericano · ·

    Sr. Coll: Rand Paul no llegara muy lejos porque los medios de comunicacion ligados a las corporaciones le ridiculizaran, puesto que ya no pueden invisibilizarlo. Muy probablemente sea un racista al igual que su padre, pero en lo referente a la politica exterior de EEUU no se equivoca: beneficia a una oligarquia, al 1%.

    Y cortarse el pene no es algo digno de encomio. Ese Corbert era un desequilibrado mental.

  2. Usted dice “medios ligados a las corporaciones” como si eso fuera algo totalmente depravado o conspiranoico. Es indudable que si son privadas, van a estar de facto ligados a las corporaciones.

    En lo referente a la politica exterior es un conspiranoico, un peligroso extremista aisclacionista y eso debe subrayarse.

    Pene: Lo que es digno de encomio es alejarse de las tentaciones. A los socialistas les iria muy bien para ellos (y para los demas) si aprendieran esa lección alguna vez.

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: