Conclusiones sobre Miami

Hoy regreso al frío y la lluvia de New Jersey/New York para estar justamente a tiempo para “el día del pavo” (Thanksgiving). Sin duda, es el día más importante de EEUU, debido a su orígen puritano y este año lo voy a observar en compañía de conocidos. El viernes no es festivo pero es opcional y mucha gente no trabaja (salvo los funcionarios). Yo estoy “libre” hasta el lunes. He disfrutado mi estancia en Miami, no obstante y he podido arreglar algunos asuntos con respecto a mi casa aquí. Quisiera ahora comentar sobre algunas cosas de Miami que son además opiniones generales. Si se lo preguntas a cualquier anglo-norteamericano que haya vivido aquí, dirá cosas bastante parecidas a las siguientes:

I. Sistema de gobierno

Al ser la Florida, el sistema de gobierno local es parecido al resto del sur profundo de EEUU. A diferencia del norte, donde tu municipio o pueblo es bastante autónomo, aquí es al revés – el condado tiene mucho poder sobre tu pueblo o ciudad. Los colegios están sometidos al condado en vez de la autoridad local del pueblo o ciudad como ocurre en el norte de EEUU, especialmente Nueva Inglaterra.

Miami se encuentra en “Dade County” y en consecuencia todas las comunicaciones oficiales ponen “Miami-Dade County”.

La policía es de “Dade County”, no de tu pueblo. Es decir, se comparten servicios con todo el condado, independientemente de tu ciudad o pueblo.

Por otro lado, el alcalde de Miami es bastante poderoso y tiene más poderes que los alcaldes en otras ciudades. El alcalde de Miami puede bajarle el sueldo a un funcionario a dedo e individualmente sin ningún tipo de control. También puede nombrar a empleados públicos directamente.

En consecuencia, y también debido a su carácter tan hispano, Miami es una de las ciudades más corruptas de EEUU. Tiene muchos paralelos con los casos de corrupción en otros sitios hispanos, entre ellos, España por supuesto y lugares como la Comunidad Valenciana.

Miami tiene un clima muy tropical y eso invita a la especulación en las playas, la bahía y la propiedad.

II. Los empleos

El empleo escasea en Miami. La tasa de paro es elevada y los empleos en general suelen ser mediocres que pagan salarios de risa.

Los “derechos laborales” son bastante menos que en NY y NJ (o el resto del noreste) y esto genera cierta actitud de los jefes. Aquí los jefes se comportan como caciques. Si tienen que corregir a un empleado, no dudan en gritarle delante de todo el mundo (lo he visto personalmente en varias ocasiones en Miami y me comentan que Miami es famosa por este tipo de actitudes por parte de los jefes). He llegado a ver cosas como “ok, ya son las 9 de la mañana, callaos la boca ya y a trabajar coño”.

No se valora tanto el “talento” sino más bien cuánto tiempo te quedas en el trabajo y si le caes bien al jefe. Lo repito por si acaso: Miami es una ciudad muy “hispana”, con lo bueno y lo malo que eso conlleva.
Eso sí, las playas son espectaculares aunque se suda mucho, a cualquier hora que salgas te puedes bañar en sudor por la humedad salvo en los meses de diciembre hasta febrero.

III. Cuestiones culturales

En Miami, al igual que en España, las apariencias son muy importantes y confieso que en ese aspecto, sí me gusta mucho más Miami. Yo valoro mucho el aspecto de las personas y en Miami la gente lo valora también. Miran mucho lo que llevas puesto y si es o no es de marca.

El español, el idioma que reina en toda la ciudad. Aquí la gente espera que hables español y le hablan en español hasta a los “anglos” rubios. Se supone que si ya llevan tiempo viviendo aquí, hablan algo de español. Lo cierto es que esto cabrea mucho a los “wasp” y no, no hablan español pero el resto sí y son mayoría. A diferencia de NY y el resto de EEUU, donde los españoles pasamos mas o menos “desapercibidos” como un blanco más, aquí se dan cuenta enseguida que hablas español porque hay muchísima gente de origen español y saben si lo eres. Los miamenses nacidos aquí usan el inglés entre sus amigos, pero si les dices que hablas español, te hablan en español si te apetece. Yo por ejemplo les hablo en español porque obviamente sé que lo entienden y lo hablan perfectemente. Si se trata de cubanos, en general les gusta bastante todo lo relacionado con España y usan sus orígenes españoles como “pasaporte” al prestigio, ya que en Latinoamérica, ser de origen epañol es motivo de honor. Algo así como ser norteamericano con ascendencia inglesa colonial.

Casi todas las casas aquí tienen rejas en las ventanas. No, no necesariamente por motivos de seguridad sino por estética. Las casas parecen chalets españoles y se nota obviamente la influencia española en este estado.

Violencia: Yo encuentro que la ciudad es bastante más peligrosa que NY en cuanto a las estadísticas y violencia empleada, pero la violencia suele limitarse a ciertos barrios y zonas turísticas. No pocos turistas europeos han muerto en ciertos barrios (principalmente afro-americanos) por motivos de robo con violencia a punto de pistola.

Segregación racial: La ciudad está incluso más segregada por raza que NY.

Atención al cliente: Como en España – inexistente. El empresario miamense siempre tendrá razón en todo lo que hace.

Coches: Líbrate Dios de no tener un coche en Miami. Es ABSOLUTAMENTE necesario en gran parte de la ciudad y hasta andar es peligroso porque no hay aceras en muchas partes. NO ES una ciudad peatonal en absoluto y aquí domina la carretera y las distancias.

Ahora bien, si no te importan esos detalles, para mí tiene otras ventajas:

Es más fácil resolver cosas aquí que en el norte, donde todo está mucho más “regulado” y las normativas se cumplen a rajatabla. Aquí prácticamente todo es negociable en lo administrativo.

Me gusta el ambiente mas lento de la ciudad y el hecho de que las cosas se arreglan con varias copas de más. ¿A qué me refiero? En Miami la gente prefiere arreglar las cosas hablando, cara a cara, con un café (café cubano es lo que domina aquí) o copas.

En Miami, es importante “la moda”, lo “fashion” y los coches buenos. A mucha gente le interesa esos temas aquí y no están interesados en cosas digamos más académicas.
Es lo que tiene un ambiente de sol y playa todo el año.

Limpieza: En comparación con NY, todo aquí se ve infinitamente más limpio y grande. Las casas tienen espacio, los armarios empotrados son enormes pero no hay sótano ni áticos en las casas. Hay menos historia que en NY y el 90% de la ciudad está compuesta de gente que vive temporalmente o tiene planes de irse algún día. En su defecto, son jubilados.

Fiestas. Fiestas, muchas, pero casi todas por la playa y la playa está a una distancia desde el resto de la ciudad. Aquí no existen los “pubs” tipo inglés. Todo son discotecas o “lounge”, sitios más compatibles con un ambiente de playa.

¿Industria? Ninguna. La principal actividad económica aquí está en el sector servicios y en la especulación urbanística.

En algunos locales, es común ver a chicos con sus gafas de sol puestas aunque sea de noche. Al contrario de lo que comenta mucha gente de otras partes, a mí esa moda no me parece mala para nada.

La luz es más cara que en NY y la gente tiene que poner el aire acondicionado las 24 horas porque te garantizo que sin eso, vas a sudar como un cerdo. Todo aquí es eléctrico.

En definitiva, me encanta Miami pero para pasarme temporadas o estar en un entorno más “español”.

Ah, otra cosa: el resto del estado de la Florida, sobre todo el norte, es muy “red neck” y sureño. Es un mundo aparte alejado de todo lo “hispano” de Miami. La Florida es un estado bastante conservador, muchísima gente tiene armas y no se regulan tanto como en NY (por no decir de ninguna manera).

El terreno de la Florida es llano, no hay variedad, todo son palmeras y carreteras infinitas. No se ve un alma por la calle porque entre el calor y el hecho de que hay que conducir a todas partes, no es práctico salir a “caminar” como en Europa o las ciudades más antiguas de EEUU. Hay una zona peatonal en el “downtown” de Miami Beach, pero no es recomendable andar solo por la noche debido a la cantidad de gente borracha que hay de todas partes y la violencia de la zona del “Overtown” (un gueto negro) que a veces se desborda a Collins Avenue.

Para quedar con gente aquí, coche y teléfono. No hay otra. Se queda en sitios concretos y te mantienes en tu grupo de amigos. A diferencia de ciudades anglos, si vas a un bar aquí la gente no te habla si no te conoce. Todo el mundo tiene su círculo cerrado de amigos, como en España y la gente en general es MUY desconfiada, como buenos hispanos.

En fin, me gusta esto, pero no es para todo el mundo y hay gente que de verdad odia a Miami (sobre todo si son neoyorkinos que optaron por mudarse aqui por el tema del sol). Es una ciudad tropical, lluviosa durante el verano, húmeda, muchas tormentas eléctricas y la amenaza de huracanes destructivos.

Pero aún así, sigue siendo un punto atractivo para decenas de europeos y otros aventureros. Recomiendo que visites Miami y hasta vivas aquí. Eso sí, trae dinero y no vengas a buscar “empleo” para “ver si hay suerte”. No vas a conseguir nada porque aquí todo funciona a través del enchufismo cubano que dirige los puestos importantes de la ciudad así que si no te conoce nadie, no vas a conseguir el trabajo que te guste.

Anuncios

3 comentarios

  1. Un ejemplo de la corrupción y fraude de los alcaldes en Miami:

  2. Miami parece que es justo como me lo había imaginado: una especie de Marbella pero a lo grande, a lo bestia. La verdad es que cuando he estado en Marbella al ir por las carreteras hasta llegar allí lo que empezaba a ver me recordaba mucho a lo que había visto en fotos y videos de Miami (si encima hay mucha corrupción, ya entonces el cuadro está completo): todo enfocado al sol y las playas, muchas palmeras, sitios de copas muy lujosos, tiendas de lujo y muy caras, cochazos circulando a toda velocidad, yates, centros comerciales impresionantes y con muchas plantas (por ejemplo, el Corte Inglés de Sevilla parece un mercadillo de abastos al lado del Corte Inglés de Marbella, jejeje), autopistas espectaculares, etc.

    Pienso también que para pasar unos días o hasta una temporada bien, se puede pasar bien, pero tampoco creo que me estableciera allí indefinidamente.

  3. Sí, Javier – Miami es el “Marbella” de EEUU. Y, también, la gente es muy parecida porque está todo enfocado al turismo de sol y playa pero con dinero. Es increíble ver la cantidad de emisoras de radio todas en español y de distintos contenidos.

    Como en Marbella, cuando mejor se está en Miami es entre los meses de diciembre a marzo, porque las temperaturas oscilan entre 15-20º de máxima y luego por la noche bajan a entre 7 a 9º. La humedad desaparece entre esos meses pero lo demás es un baño de vapor y calor bochornoso.

    Hay mucho mosquito, lagartijas en los patios, todo tipo de insectos y hasta cucarachas voladoras. En eso la cosa está mejor en Europa porque hay menos insectos al ser más mediterráneo y no tan tropical como Miami.

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: