Pánico libertario

Hay muchos analistas académicos que afirman, no sin cierta razón, que la historia de las libertades civiles se caracterizan por una serie de “pánicos” sobre la seguridad. Es decir, que se percibe una amenaza hacia la nación (sea terroristas, religiosa o ideológica) y entonces el gobierno de turno reprime o merma las libertades. En respuesta, a menudo reaccionaria, la ciudadanía entonces presiona para que haya cambios legales a la Constitución o a las instituciones para que “no se vuelva a repetir esta represión”.

Tengo yo una crítica muy distinta a esos criterios. La verdad es que yo lo veo al revés en cierto modo. Los pánicos libertarianos han sido habituales en la historia de los EEUU y que, de hecho, actualmente estamos viviendo aquí un nuevo pánico libertariano, después de que haya salido la notícia de Snowden, informando que el gobierno americano “espía” y escucha las conversaciones telefónicas y lee los correos electrónicos. Curiosamente, hace ya años que vengo diciendo aquí en esta bitácora lo mismo: que a menudo, la histeria irracional libertariana hacia los pequeños cambios legales que se adoptaron después del 11 de septiembre ya vienen siendo parte del discurso político cotidiano cada x meses cuando sale una notícia-bomba como la de Snowden. De hecho, la tendencia de tachar todo como “macartismo” o “miedo sobre la seguridad” es un síntoma del pánico y de la paranoia libertariana que impide cambios muy necesarios en este país.

La existencia de esos ataques de nervios irracionales socava las necesarias reformas institucionales para la seguridad y seguir mejorando la Constitución americana. Las mismas reformas que minimizan los riesgos a la seguridad van a aumentar los pánicos libertarianos.

Os voy a dar algunos ejemplos de estos pánicos entre distintos segmentos de la población que simpatizan en líneas generales con el movimiento de Ron Paul o que se autodenominan “amantes de la libertad”, como si fueran los únicos y los demás fuéramos sociatillas “liberal demócratas”. Aquí mismo ha venido gente, como sabéis, a decir que somos uns rojillos estatistas. Y es que, la estupidez es universal.

Mirad el ejemplo del “USA PATRIOT ACT” de 2001. Muchísimos “libertarian” han denunciado esta ley en términos apocalípticos. Desde el 11 de septiembre de 2001, 4 estados y decenas de comunidades locales han aprobado ordenanzas diciendo que no aplicarán esta ley en sus comunidades al ser “liberticida” y hasta “anti-Americana”. Los comentaristas académicos y populares también adoptan este discurso lúgubre sobre la ley.

La mayoría de lo que dicen es, sencillamente, fruto de la pura ignorancia en el mejor de los casos; mientras que muchos son irracionales, llegando hasta ser histéricos y molestos. Lo gracioso de todo esto, si alguna vez tenéis algún encontronazo con un seguidor de Rand Paul o del “Tea Party” es que estos libertarianos civiles hablan del “Patriot Act” en términos de una ley que les “priva” de libertades civiles que JAMÁS han existido, señores o que cambiaron de forma sustancial MUCHO antes de que el Patriot Act haya sido aprobado por el Congreso.

Os doy algunos ejemplos de estos errores de base porque estoy seguro que mis lectores van a tener algún encontronazo con un fanático chillón tipo Assange, Manning, Snowden o Rand Paul.

En primer lugar, mira la Sección 213 de la ley, una de las más controvertidas. La llaman la provisión “cu-cu” porque permite esconderse durante un tiempo de la persona vigilada sin tener que tener una orden judicial de registro. Las declaraciones públicas por parte de grupos libertarios extremistas han denunciado esta sección en términos espeluznantes, una limitación fundamental de las libertades civiles. “Nunca hemos estado tan vigilados como ahora”, chilló una señora de mediana edad, blanca, visiblemente alocada, el otro día en una manifestación. Poco le faltó también por decir que los “malvados mexicans van a violar a nuestros niños si siguen viniendo”.

El “problema” es que esa sección codifica una ley que YA EXISTÍA desde 1979. En 1979, el Tribunal Supremo de EEUU ya dijo que el argumento que impone una orden judicial de registro inmediata en TODOS los casos es “frívolo” (Dalia v.United States, 1979).

En segundo lugar tenemos la Sección 215 de la ley, que permite a los tribunales enviar órdenes para poder ver documentos empresariales si se trata de una investigación sobre la seguridad nacional. Muchos han denunciado esta sección en términos parecidos. “Es opresión estatista, colega” (tras exhalar el humo del porro, en muchas ocasiones. Se creen “libres” por fumar porros “es que esto es ir contra las leyes estatistas antidroga chaval, qué guay soy”). Sin embargo, lo cierto es que esta sección, una vez más, codifica un poder que los jurados (dominados por FISCALES en muchos casos) ya EJERCÍAN SIN CONTROL judicial de ningún tipo. Visto desde esa realidad palpable y no las alucinaciones libertarianas, la ley realmente no cambia nada ni añade nada más que codificar algo que ya se venía haciendo. Incluso, es mejor ya que se centra más en las amenazas a la seguridad nacional y no tanto en los camellos que venden drogas a tantos jóvenes sin rumbo en la vida.

El ejemplo más crítico, no obstante, se centra en la acusación de que la ley patriota autoriza la vigilancia electrónica de las personas que puedan amenazar la seguridad nacional. “Esto es orweliano”, dicen siempre. El “problema” es que la ley NO inició esta práctica. El sistema de vigilancia electrónica y pinchazos telefónicos sin autorización judicial, otorgado en secreto por un puñado de jueces federales, sin avisar al sujeto vigilado, ya se estableció HACE 25 AÑOS en la Foreign Intelligence Surveillance Act, popularmente conocida por su acrónimo “FISA”. FISA se aprobó porque antes de 1978, las autoridades podían realizar registros para impedir amenazas a la seguidad nacional SIN NINGÚN control judicial o permiso de ninguna forma. En vez de gritar tanto, deberían estar agradecidos que al menos esta ley limita más los registros en comparación con los años 60 y 70. La otra contribución positiva de FISA es que eliminó el muro de separación que existía entre las fuerzas policiales y los servicios secretos de la contrainteligencia. Es más, en comparación con el régimen jurídico que existía antes de 1978, FISA es una ley LIBERTARIANA.

En general, la reacción contra la Patriot Act entre periodistas, comentaristas baratos, y académicos anti-Americanos realmente ha sido más que exagerada si miramos los efectos reales que tiene. ¿Por qué ha ocurrido este error grave de percepción? Quizá algún estudio sociológico en el futuro sería necesario para ver qué mecanismos sociales contribuyen a este pánico irracional. Me niego a echarle toda la culpa a las limitaciones cognitivas que también suelen sufrir muchos críticos. Creo que hay algo más. Hay factores que han ido contribuyendo a esto también: la polarización que provocan los medios de comunicación, el factor borreguismo (si varias personas repiten una mentira, la gente se la cree) y la arrogancia que roza lo ilegal de ciertos gobiernos locales sediciosos que quieren ganar votos a cambio de ser “duros” contra esos malvados “federales” en Washington. “¿No lo sabías, Pepe? ¡¡Los federales quieren confiscar tu propiedad, cobrarte más impuestos, meter gays en tu casa y obligar que tu hijas se casen con negros…peligro!!”

Ahora más en serio, la verdad es que este pánico contra la ley ha tenido consecuencias muy importantes, y negativas. Una consecuencia que siempre tengo en mente es la posibilidad que el Congreso no siga extendiendo el plazo de validez de esta ley. De ser así, cualquier ajuste en el futuro para equilibrar la seguridad con la libertad será limitado por la opinión popular del populacho paranoico, quejica sin base, que condenará todas estas leyes sobre una base legal imaginaria, ignorante, altamente libertariana que nunca debe existir. Es verdad que no se debe aceptar limitar las libertades de forma exagerada, al igual que no se puede permitir ampliar las libertades sin ningún tipo de restricción.

Menos lobos, caperucitas, más hechos por favor. Si no conoces los hechos, no critiques lo que no entiendes.

Anuncios

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: