Escandalazo tras escandalazo — La presidencia de Barack Obama (y otro asunto)

Esta semana ha sido posiblemente una de las más difíciles que ha tenido Barack Obama en todo el tiempo que lleva como Presidente de EEUU. Hay tres escandalazos importantes que exigen respuestas, salvo quizá una: Benghazi, espionaje a grupos conservadores dirigido por la agencia tributaria y pinchazos telefónicos a periodistas dispuestos a poner en riesgo la seguridad nacional de este país.

Orden mía a mis lectores de derechas con respecto a Benghazi: dejad de decir que es un nuevo “Watergate”, Iran Contra o cosas por el estílo. Primero, podría serlo, pero aún no tenemos los datos necesarios para sacar esa conclusión. La historia juzgará.Segundo, poner adjetivos en exceso solo restará importancia al escándalo si no llega a romper la presidencia de Obama. Tercero, centrarse en los efectos políticos simplemente nos hace entrar en el jueguito que quieren los demócratas, desesperados por afirmar que eso no es nada más que “odio republicano” y partidismo.

Dejad que los hechos hablen por si mismos. Ya son suficientemente letales. Dejad que el señor Gregory Hicks, ese honorable caballero, segundo al mando esa noche en Libia, conmueva y apasione al pueblo, mientras que se dedique a demoler el mantra obamita de “solo busco la verdad, como siempre” y hemos contado todo lo que sabemos al pueblo”. El hecho indiscutible es que cuatro americanos inocentes fueron dejados a su suerte para ser asesinados en manos de terroristas islamistas. Eso no es una opinión, es un hecho y es un hecho gravísimo que podría constituir un crimen de alta traición, tal y como vemos en la Cuarta Sección del Artículo II en la Const. de EEUU: “El Presidente, el Vicepresidente y todos los funcionarios civiles de los Estados Unidos serán separados de sus puestos al ser acusados y declarados culpables de traición, cohecho u otros delitos y faltas graves.”

Pero cuidado con las cosas, amigos de derechas: los escándalos son habituales en el Partido Demócrata (normal, si tenemos en cuenta su base electoral) pero no denbemos cometer el mismo error de 1998 y pensar que los escándalos van a facilitar una victoria republicana en las urnas. Los escándalos demócratas no sustituyen un programa electoral coherente que tenemos que redactar. No reforma el código impositivo ni reduce la deuda ni las excesivas regulaciones que algunos estados imponen sobre los empresarios. Un mensaje exclusivamente negativo, aunque justificado, no producirá la mayoría republicana en el Congreso necesaria para tumbar algunas leyes absurdas de Obama.

Cuando yo tenía 17 años, me encontraba en la capital estadounidense cerca de Georgetown, visitando al sobrino de la ex-Secretaria clintoniana de Estado (Exteriores), Madeleine Albright. Éramos compañeros de clase aunque teníamos intereses distintos y obviamente esto fue en el verano de 1998, en pleno escandalazo sexual con lo de Clinton. El verano de 1998 fue un verano caótico, caluroso y contencioso. Fue el verano de mi “despertar político”. Pero también aprendí una lección ese verano. Los republicanos esperaban conseguir muchisimos escaños en el Congreso ese año pero al final acabaron perdiendo cinco escaños en la cámara baja y con paridad en el Senado. El problema no era que los republicanos se hayan extralimitado para impugnar la presidencia de Clinton, como reza el mito progre. El problema fue precisamente que los republicanos no tenian en su programa hacer todo lo posible para expulsar a Clinton de la Casa Blanca. Se dejaron llevar pensando que el escándalo era suficiente para que la gente votara en contra de los demócratas. No lo hicieron.

Mucho cuidado. El pueblo vota por motivos de cálculo racional, no por cuestiones morales normalmente. Hay que hacerles percibir, a los votantes, que Obama es un presidente acabado a estas alturas, si no se demuestra lo contrario de lo que se sospecha sobre los escándalos.

Respecto al escándalo del periodismo, no tengo ninguna simpatía en este caso por los periodistas, dispuestos a poner en riesgo a las tropas americanas y a vidas inocentes. No ha habido espionaje alguno contra ellos, sino que simplemente se ha hecho una recopilación de sus llamadas para ver si iban a revelar secretos de ESTADO.

Resumiendo:

El gobierno de Obama, al parecer, ha mentido.

El gobierno de Obama, al parecer, se centró contra sus enemigos políticos y gente que simplemente se dedica a leer la Constitución y defenderla.

¿Es este el cambio que querían los progresistas americanos?

¿Es este el país que quieren?

Nuestro compromiso con la decencia y la libertad no debe ser cuestión de partidos o asociaciones. Los progresistas y los liberales clásicos conservadores deben poder estar de acuerdo en que las acciones en Benghazi son intolerables en un país libre que exige información y toda la verdad. Esta nueva tendencia del Estado es totalmente inaceptable y hay que castigar a los responsables.
——————————-
En otras notícias:

Han aceptado mi solicitud para ser miembro de la famosa New York Society Library. Esta biblioteca es la más histórica de Nueva York ciudad y entre sus miembros del siglo XVIII su libro mayor incluye a ilustrísimos señores como George Washington, Alexander Hamilton y su amigo John Jay.

El sábado hay una venta extraordinaria de libros antiguos que la biblioteca ya no quiere (al ser dobles) y pienso ir para ver si hay algún libro histórico del siglo XVIII.

Esta biblioteca forma parte de un club de caballeros privado y es una de las instituciones más “wasp” (Waspy) de Nueva York. Tan “waspy”, que prácticamente todos los apellidos de los encargados son de orígen inglés. Hoy viernes tengo una cita con ellos para firmar los documentos que le dan a los socios.

Os cuento un secreto, señores, sobre cómo aceptaron mi solicitud y por qué. Cuando me enteré, no pude evitar sentir cierta satisfacción interna, al ser conocido por cometer una “infracción” que cometió George Washington. Esto nunca se lo he contado a nadie pero lo tuve que decir en mi solicitud, porque investigan sobre ti y es mejor no mentir jamás.

Resulta que en el 2005, saqué dos libros de la biblioteca de Columbia University sobre el franquismo y el fascismo. Mi intención siempre fue devolver esos dos libros (uno de ellos es las obras completas de don Jose Antonio Primo de Rivera) pero como tuve una serie de conflictos peligrosos ese año, regresé a Madrid olvidándome por completo de los libros. A lo largo de los meses, me empezaron a llegar multas y más multas a mi dirección de Manhattan hasta que bloquearon mi cuenta bibliotecaria porque debía ya más de mil dólares en multas. Finalmente, tras tantos años, ya devolví los libros a Columbia ayer y me felicitaron por mi honestidad. Me perdonaron las multas y bueno, me informaron también ayer de la New York Society que George Washington cometió la misma “ofensa” y que por eso les gustó tanto mi solicitud. Lo que me diferencia es que Washington tardó “siglos” en devolverlos, acumulando una multa de más de $300.000, condonados también obviamente.

Eso sí, la biblioteca esta solo es apta para los que aquí llaman “independently wealthy” (chicos que ya tienen dinero) — esto es así principalmente por el horario que mantienen. Los horarios son limitados y todos durante el día, cerrando a mediodía el sábado. Ya sé que hay gente que se ofende con este “elitismo” pero aquí no somos socialistas, lo siento. La mayoría de nosotros dedicamos muchas atenciones a los más desfavorecidos de la ciudad, incluyendo proyectos benéficos para los niños que pasan hambre, sin preguntarles quiénes son sus padres o mirar el tono de piel que tengan. Nosotros cumplimos una misión cristiana de ayudar cuando podemos y según nuestros medios.

El edificio es una mansión antigua del Nueva York “vieja escuela”, en su época de máximo esplendor capitalista. Para los escritores, es un sitio excelente: limpio, silencioso y respetuoso con las normas. Es una gran diferencia a las bibliotecas públicas ruidosas de Nueva York, llenas de gente que no respetan a los empleados o que usan el sitio para dormir y hacer cosas muy desagradables que prefiero no mencionar.

Aquí tenéis el relato sobre las multas de George Washington. Para mí es todo un honor ser socio de una biblioteca con tanta historia y tantos personajes ilustres a los que solo puedo admirar por su grandeza histórica.

Si os fijáis en el edificio de la biblioteca, es bastante parecido a las mansiones que se ubican en Belgravia, Londres — en Chester Square, por ejemplo.
Me han asignado un sitio de mi opción para escribir en la segunda planta. Como soy monárquico a ultranza, me gusta que la biblioteca haya tenido desde su inicio una escritura otorgada por el rey británico.

Por último, el Príncipe Enrique ha visitado Nueva York y New Jersey esta semana y su visita ha sido todo un éxito aquí. Me gustó no ver ese odio visceral antimonárquico que vemos en España. Los americanos no quieren monarquía, pero la respetan muchísimo y en parte la sienten suya, pues es la madre de este país.

Hasta el domingo.

Anuncios

10 comentarios

  1. Borja · ·

    Alfredo, enhorabuena por lo de tu membresía en esa institución. A mi amigo le rechazaron porque “no tenia un perfil relevante” para el contexto de esa institución tan anglófila. Él se sintió muy dolido en su día con eso pero creo que ya se ha recuperado. Tienes razón en lo de que en España no hay asociaciones con este tipo de eventos ni afiliados. Aquí desafortunadamente no se da mucho una cultura de debate político o literario hoy en día. Lo que más me ha impresionado de esta institución es que han conservado los archivos de los miembros del siglo XVIII. Impresionante como documentan los libros que sacaron y todo.

    Con respecto a Albright, no sé qué opinión tendrás sobre ella pero con perdón si ofendo, la odio y detesto.

    Un saludo

  2. Alfredo · ·

    Borja:

    A mí Albright sí me cae bastante bien, sobre todo su firmeza en Serbia para impedir que el criminal Milosevich hiciera lo que quería con total impunidad contra la OTAN y los intereses atlantistas.

    Digan lo que digan de ella, es una mujer con mucho carácter y yo tengo más credibilidad al decirlo porque la conozco y NUNCA oculté mis discrepancias con ella en materia de inmigración o relaciones sociales domésticas. Le dejé saber a su sobrino que no compartía algunas ideas de Albright y él me dijo que era muy consciente de mi enfoque en unos temas. Realmente, no hace falta estar siempre de acuerdo con alguien. Sería un mundo muy aburrido. Yo siempre le digo a la gente que es muy infantil decir “no tengo amigos de tal o cual ideología”.

    Tema debates: Pues curiosamente ayer lo hablaba con otro español y es cierto, por supuesto, que en España no hay cultura de debate. Incluso, en España muchas veces te miran mal si hablas mucho de política. Aquí no es que todo el mundo esté hablando de políticas, pero sí hay un nicho para todo el mundo y todo tipo de interés que en España sencillamente nunca ha existido. En España casi todo el mundo se comporta de la misma manera. Es triste.

  3. Sigfrido · ·

    Es verdad, Negrama se ha visto envuelto en bastantes escándalos, últimamente. Recordemos también que el episodio de la embajada americana en Libia ha sido realmente bochornoso y que no tiene nada que ver con el “Iran gate”, que al fin y al cabo se trataba de una maniobra con buenos y patrióticos fines dirigida por Oliver North y descubierta por la prensa.

    Negrama es lo que es, y tiene una madre cuyo escandaloso pasado le va a pasar factura. De hecho, he tenido la oportunidad de ver unas bochornosas fotos que un negro pornógrafo y comunista le hizo durante los años 60.

    La Albright no me gusta, y como todo el mundo sabe, yo no soy de los que demoniza a Milosevic, quién si bien no era un santo, es un angelito comparado con los dirigentes del estado narcoterrorista y bandido del Kosovo.

    Sí soy un férreo defensor de Oliver North, tan injustamente vituperado durante el “Iran Gate”. North me parece el típico “tough american”, hecho del mismo material que hizo grande a ese país.

  4. Sigfrido · ·

    Otra cosa, Alfredo:

    Le felicito por su entrada en la “New York society”. Es curioso, porque hace cosa de tres semanas yo también ingresé en otro elitista club como es la “Royal Stuart society”, con sede en Londres. Ja,ja, supongo que ahora la grasa le tachará de clasista y demás lugares comunes.

    Curiosa anécdota la de las obras completas de Primo de Rivera. Es una pena que haya tanto pollino que habla de José Antonio sin haber leído jamás ninguno de sus discursos.

    Sin duda, su gesto fue honesto, y en España hubiera sido de lo más inusual.

  5. Alfredo · ·

    Sigfrido:

    “Negrama es lo que es, y tiene una madre cuyo escandaloso pasado le va a pasar factura. De hecho, he tenido la oportunidad de ver unas bochornosas fotos que un negro pornógrafo y comunista le hizo durante los años 60.”

    “No creo que esto le pase factura porque está hoy muy mal visto sacar temas de origenes familiares. Esto fue contraproducente para la derecha en la época de Clinton también.”

    “La Albright no me gusta, y como todo el mundo sabe, yo no soy de los que demoniza a Milosevic, quién si bien no era un santo, es un angelito comparado con los dirigentes del estado narcoterrorista y bandido del Kosovo.”

    Yo hablo estrictamente desde mi postura atlantista. No digo más.

    “Sí soy un férreo defensor de Oliver North, tan injustamente vituperado durante el “Iran Gate”. North me parece el típico “tough american”, hecho del mismo material que hizo grande a ese país.”

    Estoy de acuerdo con esto pero ya se sabe que hay que echar a alguien a los lobos y obviamente no iba a ser el presidente…
    ———-
    Gracias, Sigfrido. Sí, estoy seguro que algunos lectores con mala leche y mucho resentimiento me van a tachar de todo menos bonito.

    ¿Royal Stuart Society? Enhorabuena, señor.

    Sí, la gente habla mucho sin haber leído las obras. Me hace mucha gracia, pero me río de ellos porque me da pena ver lo patético que son cuando dicen que Primo de Rivera era un “fascista”. LEAN LEAN LEAN, ignorantes.

    Saludos

  6. Sigfrido · ·

    “No creo que esto le pase factura porque está hoy muy mal visto sacar temas de origenes familiares. Esto fue contraproducente para la derecha en la época de Clinton también”.

    Eso es verdad. Y eso que lo de Clinton era una broma al lado de esto. Creo que la derecha pecó bastante de meapilas y pureta en el caso Clinton. Se equivocaron de cabo a rabo.

    “Estoy de acuerdo con esto pero ya se sabe que hay que echar a alguien a los lobos y obviamente no iba a ser el presidente…”

    Una conditio sine qua non en estos casos. North era un honesto patriota y por eso se sacrificó.

    “Gracias, Sigfrido. Sí, estoy seguro que algunos lectores con mala leche y mucho resentimiento me van a tachar de todo menos bonito”.

    No me cabe la menor duda, pero eso debe servirle de acicate, porque la gente como usted y como yo nos crecemos en estas situaciones. Esos pobres desgraciados son unos pobres diablos resentidos que no merecen la menor atención.

    “¿Royal Stuart Society? Enhorabuena, señor. ”

    De nada. La verdad es que estos señores me parecen muy serios, y me gusta mucho que a la hora de seleccionar a sus miembros, uno debe rellenar en el preceptivo “form”, datos como sus estudios o su profesión. Los horteras no son bienvenidos en ese club, como a buen seguro, no lo son en el suyo.

    “Sí, la gente habla mucho sin haber leído las obras. Me hace mucha gracia, pero me río de ellos porque me da pena ver lo patético que son cuando dicen que Primo de Rivera era un “fascista”. LEAN LEAN LEAN, ignorantes.”

    Son unos estúpidos redomados. José Antonio, como tambén Calvo Sotelo, compartía ciertos puntos del fascismo, pero no era fascista. El fascismo per se, como ideología nacionalista italiana que es, no puede ser exportable. El falangismo español era muy específico. Por supuesto el falangismo de Primo de Rivera no tiene nada que ver con el de esos cotrosos de la Flange Auténtica, que son unos imitadores de la izquierda comunista y de los peronistas de izquierdas. Pero no le pida a esos mostrencos reparar en los matices. Les cuesta mucho asimilar lo poco que de vez en cuando leen.

  7. Alfredo · ·

    “Eso es verdad. Y eso que lo de Clinton era una broma al lado de esto. Creo que la derecha pecó bastante de meapilas y pureta en el caso Clinton. Se equivocaron de cabo a rabo.”

    Correcto — y yo ya lo decía en 1998, pero aqui la derecha en los 90 empezaba a contaminarse con movimientos neo-evangélicos y fundamentalistas, de tal manera que se perdió en el discurso pureta. En Inglaterra, varios ministros de Thatcher tuvieron escándalos sexuales y ella les defendió igualmente porque lo que no se puede hacer es colaborar con tus enemigos, por muy malos que sean tus amigos.

    “No me cabe la menor duda, pero eso debe servirle de acicate, porque la gente como usted y como yo nos crecemos en estas situaciones. Esos pobres desgraciados son unos pobres diablos resentidos que no merecen la menor atención.”

    Aún recuerdo como uno de esos desgraciados me decía, en España, “ufff a mí vuestros locales no me gustan, porque huelen a humedad y a naftalina. Estáis todavía en los años 40 con vuestro elitismo rancio”. Le dije: “En verano a veces huelen a humedad debido a la madera antigua pero en todo caso mejor olor ese antes que a porros y a mugre como usted”. Era un “amaretto di amore” de la vida, usted me entiende…

    “y me gusta mucho que a la hora de seleccionar a sus miembros, uno debe rellenar en el preceptivo “form”, datos como sus estudios o su profesión. Los horteras no son bienvenidos en ese club, como a buen seguro, no lo son en el suyo.”

    Aquí el proceso es parecido, aunque ya de por sí el filtro existe, al exigir unas cuotas anuales que, en efecto, elimina la posibilidad de que entre gente con perfiles cuestionables. Porque, no nos vamos a engañar, ¿quiénes de esos estarían dispuestos a pagar tanto al año por el privilegio de sentarse a leer? Ninguno.

    Aquí te piden además tres referencias profesionales o sociales, en Nueva York. En España, desafortunadamente, no se acostumbra a exigir referencias.

    “Pero no le pida a esos mostrencos reparar en los matices. Les cuesta mucho asimilar lo poco que de vez en cuando leen.”

    Muy cierto. No tienen esa capacidad mental. Son los mismos imbéciles que me dicen muchas veces “joeeer yo es que pensaba que tú eras liberal, pero eres conservador”…o los que me llaman “neocon” o “neoliberal” entre muchos otros supuestos insultos (para ellos).

    Mire, le dejo un vídeo dedicado a los que somos “Upper East Siders”…y me ha parecido MUY realista, a pesar de que no conocía este “show” de “Gossip Girl”. Una mujer española me comentó ayer que le recuerdo a uno de los “señoritos pijos” del programa, y cuando me he puesto a investigar, ahora entiendo muchas cosas. En particular, esta frase en el vídeo: ”

    “”She doesn’t know me. Nobody knows me.”

    Aún recuerdo como un progre radical izquierdista dijo algo así sobre mí: “no le conocemos. Es una lástima que la fuente menos fiable sobre Alfredo sea el mismo”. Bueno, lo que no comprende ese tiparraco es que jamás he dado un solo dato personal mío que no fuera relevante para la política. El quería saber todo sobre mi vida familiar privada y mis finanzas…como buen cotilla maricona. Para nosotros, el lema es “nadie nos conoce”. Así somos en el “East Side”. El tren entrando a Grand Central Station es un clásico…cerca de esa estación vamos a tomarnos las copas con todos los “brokers”, los “wasp”, y todo lo que no sea “hipi”. Es uno de los puntos de encuentro de la “derecha financiera”. Uy no, que soy “sociata”, según los peperos casposos en España. Aquí ellos no son bienvenidos, en círculos derechistas REALES. El español medio desconoce la sutileza y el “actuar rápido” en situaciones de crisis social, como por ejemplo “play along” con la señorita delante de su madre.

  8. Sigfrido · ·

    Alfredo:

    Tema Clinton.

    Sí, y no vea qué vergüenza sentía yo cuando oía a los simpatizantes peperros de aquí hacer las mismas críticas a Clinton diciendo que “había mentido”, y bla,bla,bla. Hablando claro,Clinton no hizo nada que muchos señores presidentes no hubieran hecho antes. Se tiró a su becaria, que era una guarra de cuidado, y punto. Incluso, técnicamente , Clinton no mintió del todo, puesto que cuando él decía no haber mantenido relaciones sexuales, él entendía que una felación no es propiamente sexo. Evidentemente lo es, pero él intentó desviar la cosa como pudo. Desde luego, a Clinton no lo pillaron yendo a una sauna de maricones o haciendo alguna barbaridad semejante.

    Cierto lo de Thatcher. En Inglaterra siemre estuvieron más acostumbrados a ese tipo de cosas. Como dato curioso, en la España franquista, cuando Franco se enteraba de que un ministro suyo estaba teniendo un lío extramarital, lo qe hacía el caudillo era echarle la bronca para que atendiera debidamente a su esposa. Pero no los echaba del gobierno por eso.

    “Aún recuerdo como uno de esos desgraciados me decía, en España, “ufff a mí vuestros locales no me gustan, porque huelen a humedad y a naftalina. Estáis todavía en los años 40 con vuestro elitismo rancio”. Le dije: “En verano a veces huelen a humedad debido a la madera antigua pero en todo caso mejor olor ese antes que a porros y a mugre como usted”. ”

    Ah., esto me recuerda a unos mariconcetes que fueron a Londres y que me dijeron que no entendían cómo me gustaba el “Simpson´s in the strand”, que era muy “old fashioned” y demás. Yo les respondí que porque no era un hortera como ellos, que encima decían que lo que más les gustaba de Londres era su “variedad racial”. Menudos mariconazos…

    El Criterion y el Simpson´s, son mis restaurantes londinenses preferidos, con diferencia. Me encanta esa atmósfera victoriana que se respira.

    “Era un “amaretto di amore” de la vida, usted me entiende…”

    Ufff, ese aprendiz de carnicería con pinta de morunete de Banlieu…no me diga más.

    Tema library:

    Por supuesto que ese es un buen sistema de filtro. En España hay la mala costumbre de ya no filtrar a nadie. Sólo se usa el dinero como filtro, y eso per se, no garantiza nada, en una sociedad de “upstarts” y “parvenus” como esta. En la Royal Stuart se paga una cuota bastante más baja que la de la “Library”, aunque afortunadamente, es el tipo de círculo al que jamás se acercará un nuevo rico o un hortera de mierda. También huele a “naftalina”,je,je. A ese tipo de gentuza le gusta más Eurovegas o antros similares.

    ““joeeer yo es que pensaba que tú eras liberal, pero eres conservador”…

    “Joeshh, deja vivir, colega, ke kada uno haga lo ke kiera”….qué gentecilla más despreciable. Si esos cochinillos son incapaces de distinguir a gente como nosostros de una Esperanzona Aguirrona, de un Karl Rove o de un Wolfowitz, es que no merecen ni que se les dirija una mirada de desprecio.

    Tema Upper:

    Me parece muy bueno eso. Lo de andar contando la vida privada de uno por ahí, es francamente tacky y low class. Recuerdo al cerdito aquel que le preguntó si aquel señor era o no su cuñado. La gente que está todo el día hablando de “mi cuñao”, de “mi amiga Pepi”, o de “mi pareja”, es gente que debería ser desterrada a San Blas de por vida.

    Buen video y muy descriptivo.

  9. Alfredo · ·

    Sigfrido:

    “Hablando claro,Clinton no hizo nada que muchos señores presidentes no hubieran hecho antes. Se tiró a su becaria, que era una guarra de cuidado, y punto”.

    A mí la gente más mayor aquí me decía que no apoyaban a los republicanos en esto porque era un tema irrespetuoso y que antes no se habría sacado algo tan repugnante a la luz, porque existía un código silencioso entre políticos y dirigentes que ciertos temas no se deberían tocar jamás, por muy enemigo que fueran entre ellos. Pero claro, eso era cuando había caballeros en la política…

    “Clinton no mintió del todo, puesto que cuando él decía no haber mantenido relaciones sexuales, él entendía que una felación no es propiamente sexo.”

    Técnicamente así es, aunque su intención sí fue mentir. Pero, ciñiéndonos estrictamente a la ley, es cuestionable y debatible si una felación es una RELACIÓN sexual — relación es la palabra clave. ¿Acto sexual? SÍ, pero, ¿relación? Cuestionable.

    “Como dato curioso, en la España franquista, cuando Franco se enteraba de que un ministro suyo estaba teniendo un lío extramarital, lo qe hacía el caudillo era echarle la bronca para que atendiera debidamente a su esposa. Pero no los echaba del gobierno por eso.”

    Yo tampoco echaría a uno de mis ministros por esa cuestión, aunque sí le cambiaría, quizá, de Ministerio. Lo que no voy a hacer jamás es tomar lecciones de moral de nadie, mucho menos de quienes hoy en día acusan, que están contaminados de inmoralidad hasta las trancas.

    “Yo les respondí que porque no era un hortera como ellos, que encima decían que lo que más les gustaba de Londres era su “variedad racial”. Menudos mariconazos…”

    Son los típicos españoleitors que van al “Village” aquí en Nueva York porque es un “barrio guay lleno de gays y progres”. Por cierto, para que vea la gente que esto de la homosexualidad es un peligro para ir por ahi promoviendola y morreándose, en lo que va de esta semana, ha habido CINCO ataques anti gay por la calle en el Village. Antes de ayer, un delincuente con un historial de enfermedad mental se sacó la pistola en pleno centro del Village y le pegó un tiro en la nuca a un homosexual de raza negra que iba besándose por la calle. Luego en el metro, hubo otro ataque anti gay el jueves, con sangre y todo. El gay dijo “nadie en el vagón me ayudó”. ¿Y qué esperaba, que nos mojáramos por él para acabar luego tiroteados o apuñalados y encima, en el mejor de los casos, criticado por la policía si vamos armados? Por eso los homosexuales NO DEBERÍAN HACER OSTENTACIÓN por la calle, por su propia seguridad. No justifico que les peguen, pero si van por ahí provocando a tanto loco…

    Nueva York es segura en general pero sigue siendo una ciudad MUY DURA y claro que hay más tiroteos que en Europa. Me gusta verle aquí la cara a los pardillos turistas españoles. Van con un miedo….

    “mis restaurantes londinenses preferidos, con diferencia. Me encanta esa atmósfera victoriana que se respira.”

    A mí también pero no es para todo el mundo eso.

    “En la Royal Stuart se paga una cuota bastante más baja que la de la “Library”, aunque afortunadamente, es el tipo de círculo al que jamás se acercará un nuevo rico o un hortera de mierda. También huele a “naftalina”,je,je. A ese tipo de gentuza le gusta más Eurovegas o antros similares.”

    Sí o el antiguo “Parque Warner”. Como me dijo una señora que conozco, multimillonaria ella que vive en la Quinta Avenida (es heredera de los Vanderbilts) — “wherever there is cheap food available or food trucks, you will get undesirables”.

    Es la pura verdad: usted fíjese cuando hay un carnaval, siempre me daba cuenta como las masas suben enseguida que hay comida barata disponible.

    “La gente que está todo el día hablando de “mi cuñao”, de “mi amiga Pepi”, o de “mi pareja”, es gente que debería ser desterrada a San Blas de por vida.”

    Eso lo detesto, sí. “Jooeee es que mi cuñao…no veas tú”. ¿A mí qué me importa tu “cuñao”, hortera? Francamente, es que ni tú me interesas, cateto.

  10. Sigfrido · ·

    “A mí la gente más mayor aquí me decía que no apoyaban a los republicanos en esto porque era un tema irrespetuoso y que antes no se habría sacado algo tan repugnante a la luz, porque existía un código silencioso entre políticos y dirigentes que ciertos temas no se deberían tocar jamás, por muy enemigo que fueran entre ellos. Pero claro, eso era cuando había caballeros en la política…”

    Muy de acuerdo. Esos puretas de todo a 100, como Kenneth Starr, de caballeros tenían lo que tiene Gabriel Calzadeitor, alis Pecho Lobo.

    Si se hubiese eliminado de la historia a los grandes líderes que han sido “womanisers”, ésta se hubiera quedado huérfana. Como usted sabe, las naturalezas geniales, en especial los líderes, suelen pertenecer a dos extremos:un perfil canaliza toda su energía, incluida a la sexual, al cumplimiento de su misión, mientras que la otra mitad, canaliza su remanente energético en el sexo con mujeres. Es muy raro encontrar términos medios entre estos individuos.

    “Técnicamente así es, aunque su intención sí fue mentir. Pero, ciñiéndonos estrictamente a la ley, es cuestionable y debatible si una felación es una RELACIÓN sexual — relación es la palabra clave. ¿Acto sexual? SÍ, pero, ¿relación? Cuestionable”.

    Clinton intentó cometer un fraude de ley dialéctico, sí. Y yo tb creo que más que una relación, lo que implicaría un vínculo emocionalo bien un vínculo comercial como el de puta-cliente, lo que ahí hubo fue un acto sexual pro y duro.

    Homosexuales:

    Muy cierto. Esas conductas en la calle no son normales, y provocan este tipo de reacciones violentas, por muy injustificables que éstas sean.

    “El gay dijo “nadie en el vagón me ayudó”. ¿Y qué esperaba, que nos mojáramos por él para acabar luego tiroteados o apuñalados y encima, en el mejor de los casos, criticado por la policía si vamos armados?”

    Ese mismo mariconsón le habría puesto a usted a parir de haber oído alguno de sus discursos conservadores. La gente hizo muy bien en no intervenir.

    “A mí también pero no es para todo el mundo eso.”

    Eso salta a la vista. Gentuza como el Amaretto o algún otro que usted y yo no conocemos, serán indignos de ser siquiera camareros o pinches de cocina en “Simpson´s” o en el “Criterion”. Es más, ni siquiera los admitirían como “Windowcleaners”.

    “Sí o el antiguo “Parque Warner”.

    Puff, no vea la cantidad de horteras que conozco aunque afortunadamente no trato, que cuando van a madrid van al parque Warner y a ver un musical del tipo “Hoy no me puedo levantar”. Y no tienen 17 añitos, precisamente.

    ““wherever there is cheap food available or food trucks, you will get undesirables”.

    Pero ke fasha y ke klasista es la vieja, tronkoo…

    Toda la razón. Esta señora ha resumido muy bien lo que es esa gentuza. Sí que es una wasp de pedigree, descendiente de una familia holandesa de New York, cuando la ciudad todavía se llamaba Nueva Amsterdamm.

    “Es la pura verdad: usted fíjese cuando hay un carnaval, siempre me daba cuenta como las masas suben enseguida que hay comida barata disponible”.

    Los carnavales, salvado al de Venecia, son fiestas muy telúricas, del gusto de ethnics y de la white trash. Esa morralla sólo piensa en joder, en comer y en beber , como decía mi abuelo. Si a esa gente le da para comer lo que sea, incluso mierda con apariencia de comida, se matarán por ella con tal de que sea gratis. Y nno hago de pobres hambrientos precisamente…

    “Eso lo detesto, sí. “Jooeee es que mi cuñao…no veas tú”. ¿A mí qué me importa tu “cuñao”, hortera? Francamente, es que ni tú me interesas, cateto.”

    Ja,ja,ja, los muy estúpidos dicen “ej que mi cuñao dice”…como si su cuñao fuera Schopenhauer, Newton o carl Schmitt. Despreciable esa gentuza…

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: