Anarquía confesional y soluciones para eliminarla (II):¿Qué podemos aprender de los episcopalistas?

En las entradas anteriores sobre la teología, hemos afirmado que la apertura a otras tradiciones cristianas no es algo “malo” strictu sensu. Para continuar con este tema de la “catolicidad”, escribiré hoy un breve ensayo sobre el episcopalismo. Podemos mirar a esa tradición como ejemplo de esa “apertura” que necesitamos tener si lo que pretendemos es progresar hacia una reconstrucción de nuestra fe, iglesias y su influencia en la cultura.

Está muy extendida la idea de que la cultura cristiana americana (estadounidense) está basada en valores baptistas y presbiterianos. Obviamente, esto es cierto cuando hablamos en términos generales y amplios. Sin embargo, no hay que ignorar tampoco que la corriente más fuerte entre los “grandes” estadistas norteamericanos y británicos ha sido el “anglicanismo” (conocido como “episcopalismo” en EEUU). Mirad, nos guste o no, los episcopalistas han ejercido un dominio social mucho más efectivo que los demás. Las fuerzas de los presbiterianos y baptistas han sido empleadas, vigiladas, dirigidas y supervisadas por dirigentes anglicanos en ambas naciones. ¿Por qué? ¿Por qué los anglicanos, como grupo, son los más fuertes, y esto incluso después de la Guerra por la Independencia de EEUU, en la que fueron identificados como enemigos de la independencia y súbditos leales a la Corona? Me gustaría apartar los factores claves en los que esta gente, los anglicanos, difieren de grupos baptistas y presbiterianos. Todos nosotros tenemos una herencia de ortodoxia calvinista o agustiniana (en nuestra soteriología y doctrina sobre Dios) y en consecuencia superamos a las demás iglesias en lo que se refiere al dominio cultural. Pero, ¿por qué los anglicanos están por encima de todo? Creo que hay tres factores destacadaos: la promoción de la excelencia, un respeto por la tradición y cierta primacía que cobra la iglesia institucional.

Hace dos semanas, os dije que estas iglesias institucionales y grandes promueven a sus mejores teólogos, pagándoles sueldos elevados y en general procurando que vivan bien. Con la excepción de Calvino y Knox, realmente no ha habido un solo hombre presbiteriano en la historia que haya sido “mimado” para ser solamente escritor y académico. Sin excepción, los presbiterianos imponen una serie de tareas triviales a sus mejores pensadores, consiguiendo así que no hagan nada importante o relevante. Los mejores pensadores presbiterianos normalmente son profesores en institutos teológicos, donde se ven obligados a pasar sus días repasando cosas básicas con hombres jóvenes e inmaduros, acabados de salir de la universidad donde recibieron una educación que no vale un duro. El resto de su tiempo se ve ocupado por reuniones, comités y tareas administrativas.

Podemos contrastar esto con el ejército impresionante de jóvenes académicos que mantiene Roma y el número más reducido pero no menoos mantenido que vemos en círculos episcopalistas. El “bando católico” (Roma y los anglicanos) es mucho más “elitista”. Su objetivo es convertir y controlar a las élites de la sociedad. Para conseguir tal objetivo, arman a sus mejores hombres con las herramientas necesarias para que puedan dedicar todo su tiempo a la lectura y a escribir. El “bando evangélico” está francamente infectado por la idea de que un pastor no es “más” que un simple parroquiano. En consecuencia, muchos creen que la conversión de la sociedad empieza con la conversión de las masas. Los americanos, particularmente los evangélicos, les gusta creer que la sociedad se transforma desde “abajo” y no desde arriba. Esto va totalmente en contra de la historia y de la Biblia. La historia de Israel, tal y como vemos en la Biblia, no es una historia de renacimientos religiosos desde abajo; sino de REYES y sus acciones. Los buenos reyes producían una buena nación; los reyes malos, naciones malas. El orden es siempre desde arriba.

Esto no nos debe sorprender. Desde el Génesis 3 y en adelante, la sociedad es comparada a un hombre grande, con cabeza, manos y pies. La cabeza gobierna a los demás miembros. Para destruír el cuerpo, hay que aplastar la cabeza. Esto lo vemos durante repetidas ocasiones en el libro de Jueces. A veces, la cabeza se aplasta literalmente, como con Abimelec y Sísara.

A veces, se aplasta una cabeza social, como ocurrió con Eglón, rey de Moab, Oreb y Zeeb, Zeba y Zalmuna, y los cinco señores de los filisteos.

Cristo es la cabeza de la iglesia, nos dice el Nuevo Testamento de forma insistente. La Iglesia es, sin embargo, un cuerpo político, con ojos, manos y pies (1 Corintios 12). Cada parte es imprescindible, pero no todas tienen la misma función. Hay gobernantes y reyes — una jerarquía eclesiástica. No haces bien tratando de negar este hecho obvio, ignorando el tema o diciendo “es que no me gusta eso de la jerarquía joer”. Lo cierto es que toda sociedad humana sobre la tierra siempre tendrá una élite de gobernantes o gente poderosa. Siempre. Esto lo sabía bien el apóstol Pablo y por eso tenía tanta prisa para llegar a Roma. Los anglicanos también lo saben. Los presbiterianos y baptistas han querido ignorar las cosas y fingir que esto no es así. Por eso han dejado que otros sean las élites. De alguna manera, hay que acabar con esa actitud rebelde que dice “no tengo por qué sostener al pastor con mi dinero”. Al revés — debes querer que tu pastor viva bien para que se dedique exclusivamente a la teología. Si en tu iglesia hay un grupo de jóvenes que colabora aportando dinero para las autoridades eclesiásticas, debes también mirar mal a todo joven “solitario” que ponga ese espíritu en riesgo.

Otra gran ventaja que tienen los anglicanos es que nunca han rechazado TODA la tradición. Han subordinado la tradición a la Biblia, pero nunca eliminaron todo. Han construído instituciones permanentes, tanto físicas como literarias. En su respeto por la tradición, se parecen a los judíos, otro grupo dominante en las élites británicas y especialmente norteamericanas.

En tercer lugar, las iglesias anglicanas siempre han puesto a la iglesia visible por encima de todo, antes que la teología o el choque de personalidades. La historia de las iglesias baptistas es una historia de personajes (predicadores). La historia de las iglesias reformadas es una historia de teólogos y teologías chocando constantemente. Esto no se da en los anglicanos, porque ellos permiten que varias teologías convivan bajo el paraguas común de la iglesia institucional. ¿Es esto bueno o malo? Lo comentaremos el próximo domingo.

Anuncios

10 comentarios

  1. Sigfrido · ·

    “Sin excepción, los presbiterianos imponen una serie de tareas triviales a sus mejores pensadores, consiguiendo así que no hagan nada importante o relevante”

    Este es sin duda un aspecto deletéreo e “igualitarista” que debería ser abandonado. Las cabezas brillantes tener tiempo libre para pensar, escribir y preparar discursos. Claro, en la Inglaterra tradicional no se veía mal a los señores “who lived on private income”, cosa que no estaba bien vista en los USA.

    Y ojo, porque a mí me gusta mucho más el conservadurismo presbiteriano que el lamentable estado actual progroide de lso episcopalianos y anglicanos. Además, los presbiterianos siempre han sido más formalistas que los evangélicos, con lo que si tomaran ejemplo de los episcopalianos en el tema jerárquico, les iría mucho mejor.

    “Otra gran ventaja que tienen los anglicanos es que nunca han rechazado TODA la tradición. Han subordinado la tradición a la Biblia, pero nunca eliminaron todo”

    Exacto, y yo siempre he apostado por esto. No toda la tradición es buena ni conservable, pero sin tradición, una ilgesia se acaba yendo al carajo, porque corroe sus raíces. Roger Scruton tiene un excelente libro monográfico que habla sobre el anglicanismo y en el que critica el actual estado de cosas, incitando a los anglicaos a retormar sus raíces.

    Lo de las élites es natural, pues lo contrario, conduce a una suerte de anarquía o de cristiano-bolchevismo.

    Toda sociedad desarollada que se precie, fomentará la existencia y la pervivencia de élites.

    “La historia de Israel, tal y como vemos en la Biblia, no es una historia de renacimientos religiosos desde abajo; sino de REYES y sus acciones. Los buenos reyes producían una buena nación; los reyes malos, naciones malas. El orden es siempre desde arriba”

    Uyyy, ke reaksionario, tronko…¿ke van a decir los marranistas, los aguirristas y los progresh kuando lean estos?.

    Es la verdad. De arriba abajo, y nunca al revés. lo mismo sucede en los hogares, como decía Robert Filmer, un autor cuyo absolutismo extremo denosto pero que era muy perspicaz para ciertos análisis.

  2. Sigfrido:

    “Este es sin duda un aspecto deletéreo e “igualitarista” que debería ser abandonado. Las cabezas brillantes tener tiempo libre para pensar, escribir y preparar discursos. Claro, en la Inglaterra tradicional no se veía mal a los señores “who lived on private income”, cosa que no estaba bien vista en los USA.”

    USA siempre ha sido mucho más…como decirlo…”ciudadanista” que Inglaterra y es cierto que nunca ha estado bien visto el vivir de rentas. Ojo, siempre ha existido una élite aquí, pero no se hacen notar mucho y fingen más estar “trabajando”. No obstante, yo no diría que esto es “igualitarista”. Más bien tiene que ver con la idea de que “todos han de producir” y eso está ligado a cierto concepto moral.

    “Y ojo, porque a mí me gusta mucho más el conservadurismo presbiteriano que el lamentable estado actual progroide de lso episcopalianos y anglicanos.”

    Hmm, hay de todo. No olvide que hay iglesias presbiterianas MUY modernas al igual que iglesias episcopalistas más tradicionales. Realmente hay una amplia “gama”. Es lo que tiene la lamentable anarquía confesional imperante.

    “Exacto, y yo siempre he apostado por esto. No toda la tradición es buena ni conservable, pero sin tradición, una ilgesia se acaba yendo al carajo, porque corroe sus raíces. Roger Scruton tiene un excelente libro monográfico que habla sobre el anglicanismo y en el que critica el actual estado de cosas, incitando a los anglicaos a retormar sus raíces.”

    Roger Scruton, sin lugar a dudas, me cae muy bien. Comparto su idea de que gran parte del orígen de nuestro problema en la derecha tiene mucho que ver con la degradación de lo puramente estético. De ahí podemos pasarnos horas departiendo, Sigfrido. Cuando yo dije hace años, en el Instituto Juan de Mariana, que existía un concepto objetivo de “belleza”, se pusieron a temblar y correr lejos de mí como las cucarachas y pulgas que ven la luz. Sin entrar en mucho detalle, hace 100 años, todo el mundo sabía perfectamente quién era el “niño feo” del aula y se actuaba en consecuencia. Si extrapolamos algo tan elemental a la iglesia, está claro que ahora se le da más importancia al “saber” (y no siempre cosas positivas) antes que a la estética, el buen gusto, el orden y la jerarquía. No es de extrañar que haya tanta indisciplina entonces así como caos religioso hasta tal punto que ya es habitual decir “cada uno que crea lo que quiera” sin NINGUNA crítica.

    “Toda sociedad desarollada que se precie, fomentará la existencia y la pervivencia de élites.”

    Incluso las comunistas tienen élites. No hay más que recordar la élite soviética, por ejemplo.

    “Uyyy, ke reaksionario, tronko…¿ke van a decir los marranistas, los aguirristas y los progresh kuando lean estos?.”

    Uyhsshhh pues seguramente abren una págna web llena de mentiras diciendo que soy un “supremacista” y otras chorradas. No tienen argumentos, pero sí tienen mentiras de sobra.

    “Robert Filmer, un autor cuyo absolutismo extremo denosto pero que era muy perspicaz para ciertos análisis.”

    No me gusta Filmer en su soteriología ni en su defensa del derecho divino de reyes, pero tampoco es mentira que hoy el Parlamento cumple la función de “rey divino”. Simplemente, es cuestión de quién tendrá autoridad pero siempre existirá UNA AUTORIDAD.

    Saludos

  3. Sigfrido · ·

    Alfredo:

    Me gusta su enfoque. Veo que “Liberalismo democrático” está apostando decididamente por ese “elitismo positivo” que siempre se encontró en su núcleo matriz. Este no es un proyecto para “gentes de corrala” o individuos que gustan de vestir chandal para ir a comprar el pan.

    “No obstante, yo no diría que esto es “igualitarista”. Más bien tiene que ver con la idea de que “todos han de producir” y eso está ligado a cierto concepto moral”.

    en efecto. Allí disimulaban más la “ociosidad” que en Inglaterra. A veces tengo un cierto problema con este concepto de la “productividad” del que se está abusando tanto últimamente. El otro día estuve hablando sobre esto con un señor de unos 50 años, y no precisamente derechista. Era muy anglófilo, y llegé a decirme que él no veía mal la figura de la “allowance” tan común entre los aristócratas ingleses de hace un siglo. Me puso un ejemplo muy bueno, ´según el cual, en la práctica sería mucho más productivo uno de esos señores que sin tener un “trabajo oficial” se dedicaba a hacer traducciones sobre autores clásicos, a practicar deporte de manera amateur o a hacer diferentes negocios, que el típico oficinistucho actual, que se dedica a hacer el ordinario en una oficina o en su centro de trabajo, sin saberse exactamente “qué es lo que produce”.Por no hablar de muchos que trabajan en el sector “servicios” que tanto gusta a los neoliberales…

    Por supuesto, el ejemplo que me ponía del inglés, no se refería al ocioso abúlico que no hace absolutamente nada de provecho.

    “Hmm, hay de todo. No olvide que hay iglesias presbiterianas MUY modernas al igual que iglesias episcopalistas más tradicionales. Realmente hay una amplia “gama”. Es lo que tiene la lamentable anarquía confesional imperante”

    Cierto, aunque si no me equivoco, el “modelnismo progre” está más extendido entre los episcopalianos que entre los calvinistas, tal y como sucede en Inglaterra con la “Church of England”. Bien es verdad que el proceso es reversible, y que en su día, puede enderezarse desde arriba a estas iglesias con más facilidad, al estar más jerarquizadas y centralizadas.

    Rober Scruton:

    Es un espléndido escritor, porque no es nada “casposo”, y a la vez, no le hace falta ir de “cool tory” para defender suys ideas.

    ¿Le dijeron eso los marranistas?. Otra muestra más de que los neoliberales son como los progres.

    Por supuesto que hay una belleza objetiva , y la mera existencia de la proporción aúrea lo demuestra. Es cierto que ciertos casos pueden ser discutibles, pero son la minoría. En la gran mayoría de los casos, la belleza es una cuestión desprendida de todo subjetivismo. Otra cosa es que uno pueda decir “a mí me gusta más esto, y menos esto”, pero en ese caso ya estamos abandonando el plano de la belleza pura por el plano de los gustos personales. Ello no quiere decir que la belleza no esté ligada con el mundo de las emociones; todo lo contrario,La belleza, tiende a “conmover corazones”, y de ahí que la Iglesia siempre haya dado importancia a la liturgia, por poner un ejemplo.

    El Papa emérito s muy consciente de esto, y creo que el nuevo Papa Francisco, pronto se dará cuenta de esta realidad. El pauperismo y el “feísmo” son el símbolo de la degradación y del mal, aunque a veces puedan disfrazarse de “piedad”.

    Recordemos que en los tiempos anárquicos del paleocristianismo hubo personajes tarados que exaltaban la suciedad y que decían que Cristo era físicamente “feo” como algo positivo. san Agustín, influido por el Platonismo y basándose también en la realidad, resaltó que Cristo no era físicamente feo, sino todo lo contrario. Hay que tener mucho cuidado con este tipo de gentuza.

    No olvidemos que en el Antiguo testamento la gente con defectos físicos no podía ejercer el sacerdocio.

    Buen ejemplo el que pone del niño feo. Fíjese que los científicos dicen que la gente guapa “cae mejor” por el hecho de serlo. Pero una muestra más de que esamos en una época oscura, es el hecho de que hoy día hay individuos muy primarios, físicamente feos, toscos y maleducados, que tienen socialmente éxito, incluso con las mujeres. Esta misma mañana, vi en la calle una parejita totalmente inarmónica, configurada por un individuo de aspecto profundamente meditarráneo “coarse mediterranean”, con michelines, peludo , bastante canijo,y con cara de paleto antipático, y una mujer más alta que él, de rasgos elegantes y sonriente. Esto es, simplemente, una aberración.

    Scruton sabe tratar muy bien el tema de la importancia de la belleza en sus escritos.

    “Incluso las comunistas tienen élites. No hay más que recordar la élite soviética, por ejemplo”

    Sí, porque los muy malvados se dieron cuenta desde un principio que sin élites jamás ganarían. Eso sí, su concepto de élite es un concepto torcido. Esas élites comunistas siempre fueron mucho más tiránicas que cualquier élite derechista, y por supuesto, los miembros de los partidos comunistas eran tremendamente borregos a la hora de obedecer las consignas del comité central, aunque estas fueran contradictorias con las previas.

    Filmer:

    a mí tampoco me gusta su defensa de la monarquía absoluta sin cortapisa alguna, pero hay que reconocerle que en su obra “patriach” defendió de manera muy h´´abil su argumentación, haciendo críticas muy procedentes a la “memocracia”.

    Por supuesto que el parlamento puede ser tan o más tirano que un autócrata. Y puede tocar mucho los cojones. Por eso Crommwell le dio cerrojazo en su día.

  4. Sigfrido · ·

    Una cita de la obra “Beauty”, de Roger Scruton sobre la que merece la pena reflexionar, y que define muy bien el carácter objetivo de la belleza, y que a mi modo de ver, entronca también con el “pathos” de la distancia exaltado por los antiguos helenos:

    “Beauty comes from setting human life, sex included, at the distance from which it can be viewed without disgust or prurience. When distance is lost, and imagination swallowed up in fantasy, then beauty may remain, but it is a spoiled beauty, one that has been prised from the individuality of the person who possesses it. It has lost its value and gained a price.”

  5. Sigfrido · ·

    He aquí un artículo muy bueno que De Prada ha publicado hoy en el ABC, dando un buen tirón de orejas a neliberales y demás anarquizantes babosos e irrespetuosos.

    http://www.abc.es/historico-opinion/index.asp?ff=20130415&idn=151160930361

    Yo estoy de acuerdo con lo aquí manifestado, y especialmente con el hecho de que la monarquía es un “katechon”.

    Un saludo, Alfredo.

  6. Alfredo · ·

    Alfredo:

    Gracias por sus bonitas palabras sobre el proyecto, Sigfrido.

    “Este no es un proyecto para “gentes de corrala” o individuos que gustan de vestir chandal para ir a comprar el pan.”

    Es lo que molesta mucho a la gente de este proyecto. Aquí no hay populismo ni ideas del agrado de todos, sean de un bando u otro.

    “A veces tengo un cierto problema con este concepto de la “productividad” del que se está abusando tanto últimamente.”

    Entiendo bien lo que quiere decir. No en vano, en nuestra patria española, ser un “señorito” no era nada malo hasta hace dos días. Yo creo que hay que ser equilibrado en esta cuestión. Trabajar en demasía tampoco es bueno — ni productivo.

    “a practicar deporte de manera amateur o a hacer diferentes negocios, que el típico oficinistucho actual, que se dedica a hacer el ordinario en una oficina o en su centro de trabajo, sin saberse exactamente “qué es lo que produce”.Por no hablar de muchos que trabajan en el sector “servicios” que tanto gusta a los neoliberales…”

    Sí, no le falta razón a ese señor, además de que este fenómeno ha producido ciudadanos hiper-individualistas en sentido negativo, anti-sociales y profundamente amargados. Claro, si tienes que trabajar 40+ horas cada semana, es en efecto una sentencia de cárcel, por mucho que lo nieguen. Por eso los verdaderos capitalistas siempre han hablado de adquirir capital para ser libre realmente.

    “Cierto, aunque si no me equivoco, el “modelnismo progre” está más extendido entre los episcopalianos que entre los calvinistas, tal y como sucede en Inglaterra con la “Church of England”.

    Simplemente porque estas iglesias están más vinculadas al poder actual o son más de “sociedad”. La estructura es buena, otra cosa es lo que hagan por motivos de presión.

    “Ello no quiere decir que la belleza no esté ligada con el mundo de las emociones; todo lo contrario,La belleza, tiende a “conmover corazones”, y de ahí que la Iglesia siempre haya dado importancia a la liturgia, por poner un ejemplo.”

    Ah, mire, esto es simplemente apasionante como tema. De hecho, gran parte del problema que ha tenido el calvinismo en este sentido es su excesivo intelectualismo — no es que sea malo el intelecto, no, no, no, pero nunca se supo equilibrar bien con las emociones y creo que la labor actual está en conseguir ese equilibrio entre la teología pero también las emociones y sensaciones, dándole más importancia a estas últimas sensaciones porque es lo que más suele “penetrar” en la gente.

    “El pauperismo y el “feísmo” son el símbolo de la degradación y del mal, aunque a veces puedan disfrazarse de “piedad”.”

    Hm, bueno aunque también recuerde que los antiguos aristócratas también daban cierta importancia al “pauperismo” — no en un sentido como el actual pero sí de que cada uno tenía cierta nobleza. Dicho de otra forma, no todos podemos ser ricos y hay gente que queda muy bien siendo pobre. Claro, eso no es del agrado de los modernos actualmente.

    “resaltó que Cristo no era físicamente feo, sino todo lo contrario. Hay que tener mucho cuidado con este tipo de gentuza.”

    Totalmente de acuerdo.

    “No olvidemos que en el Antiguo testamento la gente con defectos físicos no podía ejercer el sacerdocio.”

    Y es lógico. Creo que desde los años 60 del siglo XX se convirtió en aceptable tener taras o defectos físicos. Una cosa es hacer sufrir a un tarado mental, porque eso no es moral ni correcto ni mucho menos apropiado, y otra es celebrar su condición y decir “no te pasa nada”. De hecho si se fija, muchisima gente hoy tiene hijos sabiendo que tendrán taras físicas. Eso no lo veo bien para nada.

    “Buen ejemplo el que pone del niño feo. Fíjese que los científicos dicen que la gente guapa “cae mejor” por el hecho de serlo.”

    Por supuesto y si somos honestos, a nosotros también nos cae mejor cuando estamos con una persona guapa acabada de conocer antes que un feo. Por eso la gente fea por lo menos ha de vestir bien, como decía Thatcher. Le preguntaron una vez si se consideraba guapa y dijo “no, no me considero muy guapa pero sé mantenerme bien y vestirme de forma aceptable”. Eso siempre suele templar la “fealdad” de alguien. Y, luego está aquello también de “el mono aunque se vista de seda, mono se queda”. Tal sería el caso de Pecho Lobo, alias Gabriel Calzada o el grasiento Antonio Chinchétru.

    “Esta misma mañana, vi en la calle una parejita totalmente inarmónica, configurada por un individuo de aspecto profundamente meditarráneo “coarse mediterranean”, con michelines, peludo , bastante canijo,y con cara de paleto antipático, y una mujer más alta que él, de rasgos elegantes y sonriente. Esto es, simplemente, una aberración.”

    ¡Vaya! Me recuerda a un caso que conozco en España. Un griego super bajito, bastante feo, tiene como novia a una española alta. De hecho incluso en la degradada Expaña, todos le suelen preguntar a la chica que qué hacen con él. Sus amigas le preguntan mucho y de hecho una vez me enteré que en un bar, unos chicos borrachos se metieron con ellos, porque le decían “tu novio no te llega ni a las tetas”. Fueron vulgares, desde luego, pero razón no les faltó. El griego, eso sí, parece más bien nórdico porque su madre es danesa pero en lo demás, es bajitísimo, muy delgado, con un tatuaje enorme en el bracito. Su novia una vez me dijo “Alfredo, a veces tengo miedo de dejarte sola con mi novio porque eres capaz de hostiarle con tus manotas cuando te enfadas tanto con él”. También conozco otro caso así muy cercano.

    De acuerdo con lo demás.

  7. Sigfrido · ·

    “Entiendo bien lo que quiere decir. No en vano, en nuestra patria española, ser un “señorito” no era nada malo hasta hace dos días. Yo creo que hay que ser equilibrado en esta cuestión. Trabajar en demasía tampoco es bueno — ni productivo”

    Lo que se ha demostrado en Alemania. Trabajan menos horas que en España y producen mucho más.

    Claro que no tiene nad de malo ser “señorito”, salvo para los típicos resentidos sociales grasientos.

    “Por eso los verdaderos capitalistas siempre han hablado de adquirir capital para ser libre realmente”

    Lo que es la antítesis del “esperrancismo aguirrero” y del peperismo cutre, en general.

    “La estructura es buena, otra cosa es lo que hagan por motivos de presión”

    exacto. La estructura de las Iglesias católica y anglicana son buenas. Hay que hacer cambios en sus componentes.

    De una cosa tienen que librarse las iglesias cristianas en general, mínimamente serias; me refiero a las típicas “ratas de sacristía” o cotillas envidiosas e ignorantes que tan mala dan a los cristianos. Movimientos como los kikos o muchas parroquias están llenas de esa gentuza maledicente, fiel exponente de la España de Puerto Urraco.

    Nobleza y pauperismo:

    Sí, ellos hablaban de la dignidad de muchos pobres, algo que es muy cierto. Hay gente pobre muy digna. Yo me refiero a ese pauperismo negativo que se recrea en la mierda y en la inmundicia. Usted ya me entiende.

    De acuerdo también con lo del binomio “intelecto-emociones”.

    “De hecho si se fija, muchisima gente hoy tiene hijos sabiendo que tendrán taras físicas. Eso no lo veo bien para nada”

    Si te toca un hijo así sin saberlo lo llevas como puedes y con dignidad; pero una cosa es eso, o no tratar mal a los subnormales, lo cual es muy malvado, y otra hacer como algunos locos que dicen que “un hijo subnormal es una bendición”. Eso no lo diría jamás un cura de hace 60 años.

    ““el mono aunque se vista de seda, mono se queda”. Tal sería el caso de Pecho Lobo, alias Gabriel Calzada o el grasiento Antonio Chinchétru”

    Pufff, esos ya pueden vestirse de Armani que seguirán teniendo una pintaja infame.

    La Thatcher no era nada fea, y eso se comprueba especialmente en sus fotos de joven. Daba mucha importancia a vestir bien y eso dice mucho en su favor. ¿Ha visto usted qué mal viste la gorda Merkel, también conocida como “La vaca que no ríe”?.

    pequeñajos:

    Pues el que yo le digo era peor, porque era más o menos de esa altura y encima, con rasgos moruno-plebeyos. Después me enteré de que el kinki ese era manchego.

  8. Alfredo · ·

    Sigfrido:

    “De una cosa tienen que librarse las iglesias cristianas en general, mínimamente serias; me refiero a las típicas “ratas de sacristía” o cotillas envidiosas e ignorantes que tan mala dan a los cristianos. Movimientos como los kikos o muchas parroquias están llenas de esa gentuza maledicente, fiel exponente de la España de Puerto Urraco.”

    Sí, es imprescindible identificar a los sectarios, aislarles y posteriormente eliminarles de las congregaciones. Les interesa más dónde va una coma en alguna frase antes que la integridad de la institución, que peligra ante las turbas de resentidos callejeros.

    Nobleza y pauperismo:

    “Yo me refiero a ese pauperismo negativo que se recrea en la mierda y en la inmundicia. Usted ya me entiende.”

    Sí, efectivamente — lo que digo es que no debemos caer en el error de maldecir todo lo pobre. Hay gente que no puede ser otra cosa que pobre, no dan la talla o no han tenido las circunstancias que les permita ser prósperos, aunque puedan ser inteligentes.

    “y otra hacer como algunos locos que dicen que “un hijo subnormal es una bendición”. Eso no lo diría jamás un cura de hace 60 años.”

    Ciertamente — un hijo subnormal no es ninguna bendición. Es una maldición para esa familia y ninguna familia normal, de poder elegir, optaría por engendrar un hijo así. Es muy CRUEL hacerle eso a un niño en esas condiciones, porque sufrirá durante el resto de su vida. También considero que es mucho más cruel traer a un niño a este mundo para que pase hambre. Las madres que no tengan dinero NO DEBERÍAN PARIR. Es cruel para el niño.

    “¿Ha visto usted qué mal viste la gorda Merkel, también conocida como “La vaca que no ríe”?.”

    Sí, siempre me he fijado en la vestimenta cutre y hortera de Merkel.

    “Pues el que yo le digo era peor, porque era más o menos de esa altura y encima, con rasgos moruno-plebeyos. Después me enteré de que el kinki ese era manchego.”

    Ah, entiendo. Bueno, normal, en La Mancha hay mucha gente que no es blanca. En cuanto a la estatura, no sé si será injusto pero suelo decir que en el caso de las mujeres no importa, pero generalmente hablando, un hombre que mida menos de 1.70 como mínimo no se puede tomar en serio. De hecho, los hombres bajitos suelen ser unos fracasados. Hay excepciones notables, como todo en la vida, pero las excepciones nunca son reglas.

  9. sociata latinoamericano · ·

    “un hombre que mida menos de 1.70 como mínimo no se puede tomar en serio. De hecho, los hombres bajitos suelen ser unos fracasados. Hay excepciones notables, como todo en la vida, pero las excepciones nunca son reglas.”

    Hasta eugenésico nos salió hoy, Sr. Coll. Andrés Iniesta es un bajito tiki taka, jajaja.

  10. Alfredo · ·

    Andres Iniesta mide justamente 1.70. Podría haberlo investigado usted mismo antes de hacer el ridículo.

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: