La tiranofobia y sus consecuencias (I)

Resumen: La tiranofobia-el miedo irracional hacia una dictadura, es un elemento dominante en el discurso político de muchos liberales, especialmente los liberales de orígen anglosajón. Sin embargo, Estados Unidos en concreto jamás ha tenido una dictadura. Algunos liberales dicen que gracias a sus actitudes “tiranofóbicas”, EEUU jamás ha tenido una dictadura. No acepto esta idea. Mi conclusión será que la tiranofobia es una actitud política irracional que ha interrumpido y sigue obstaculizando reformas institucionales absolutamente vitales. Procedo a explicar los orígenes y luego las consecuencias de la tiranofobia.
———————–
La “tiranía” pesa mucho en la imaginación política anglosajona-liberal. Para los autores de la Constitución americana, César, Cromwell, Jacobo II de Inglaterra y Jorge III eran los paradigmas de todo lo malo. Para nuestra generación, Hitler ocupa el puesto de honor, seguido de Stalin, Mao y una horda de tiranos históricos y literarios. No es nada raro tener que soportar a los típicos niñatos autodenominados “libertarian” decir cosas como “Ayyy ayyy, lo que propones es idéntico a la novela 1984, de Orwell. Alfredo, eres orweliano”. Otras veces, ponen caras largas cuando ven alguna película en la que un presidente o ejecutivo fuerte anexiona un territorio. No es de extrañar entonces que las comparaciones entre presidentes democráticos y los tiranos históricos y de ficción estén a la orden del día en muchos discursos políticos liberales. Los “libertarians” y no pocos liberales clásicos desinformados habitualmente comparaban a George W.Bush con Hitler, Jorge III o a un César. Hoy, maltratan a Obama igualmente con esas comparaciones grotescas, eso sí, en medios menos respetables de opinión, ya que el vínculo entre Obama y los medios oficiales es muy fuerte — Obama ganó gracias a los medios de comunicación, no a la democracia ni a la educación del pueblo americano.

Todo Presidente importante en EEUU ha sido tachado de “dictador” o se ha dicho que tiene “poderes dictatoriales” cuando las cosas se ponen feas y hace falta atacar a un rival político. EEUU jamás ha tenido un dictador y las personas racionales deberían actualizar sus cálculos de riesgo a la luz de esta experiencia, reduciendo su oposición hacia un ejecutivo fuerte. ¿Por qué el miedo a la dictadura – la tiranofobia – sigue siendo un elemento tan fuerte en la cultura política liberal anglosajona? ¿Es justificable ese miedo, o es irracional?

I. ¿Qué es una dictadura? Algunos conceptos

Hay muchas definiciones sobre la palabra “dictadura” y la palabra se usa en muchísimas situaciones. Algunos politólogos distinguen entre dictadores de poca monta, que maximizan sus beneficios personales, y dictadores “totalitarios”, que maximizan el poder. Si el Presidente de España, por poner un ejemplo, está usando su cargo para enriquecerse personalmente, se le podrá tachar de muchas cosas feas si acaso, pero en absoluto sería justo tacharle de “dictador”. Dicho sea también de paso, creo que también se exagera muchísimo con el tema de la corrupción como concepto. Y es que, no es lo mismo cometer unas acciones como las que supuestamente ha cometido Urdangarín y usar el poder para cargarse toda la banca. Por mal que os pueda pesar, Urdangarín sería mucho más deseable que alguien que pone el país en absoluto riesgo.

En el uso callejero, “dictadura” significa distintas cosas. Para algunos, significa que una persona en concreto está gobernando y su gobierno es “autocrático”. Siguiendo esa definición, pues, no sería justo llamar a Cuba “dictadura”, porque Fidel Castro no es autocrático. En otros contextos, significa que un gobierno democrático o popular está pisoteando libertades civiles y expropiando propiedades “privadas” de forma arbitraria. La gran mayoría de liberales tiene esto en mente cuando hablan de “dictaduras”, ya que para ellos, al ser legalistas-constitucionalistas, cualquier cosa que ellos interpreten que no encaje con la Constitución escrita es “dictatorial”. Un tercer uso de la palabra, especialmente evidente en discursos anglo-americanos, se centra en el poder ejecutivo del Presidente y equipara la palabra “dictadura” con poderes ejecutivos sin controles de ningún tipo. En este caso, la frase “dictadura legislativa” o “dictadura judicial” serían disparates para esos libegales.

Como vemos, las definiciones de “dictadura” son tan dispares que no nos queda más remedio aportar una definición más seria de la palabra. Podemos decir que poca duda cabe de algunos contextos en los que la dictadura es evidente: una monarquía absolutista sería un ejemplo (pero NO monarquías constitucionales), un culto al líder desorbitado, quizá alguna dictadura militar como la Argentina de los años 70 y 80 y seguro se me escapa algún ejemplo africano pero África no es un continente como para tomar ejemplos de definiciones para la ciencia política. Voy a excluir de la definición a los sistemas de oligarquía o gobierno colectivista, como el Partido Comunista de China. Se puede tener perfectamente una dictadura que sea consistente con tener “controles” políticos “de facto” sobre el líder; siempre habrá fuerzas políticas que un dictador tiene que complacer, ya sea premiando o apaciguando, como las FFAA o su servicio secreto, la opinión pública de masas, o alguna “élite” que influye sobre las decisiones que un dictador(es) puedan tomar.

Hay que tomar en cuenta si el tiranófobo toma en cuenta la evidencia sobre los costes y beneficios de una dictadura con una actitud racional. Los legalistas libertarian muchas veces afirman que una dictadura tiene efectos catastróficos sobre el bienestar o la libertad, pero esto no es más que un hombre de paja y no hay prueba de ello en la literatura de las ciencias políticas sobre las dictaduras. Una vez que desmontamos la oposición de muchos libegales a “todas las dictaduras” (reales e imaginadas por ellos), hay que deducir otra consecuencia: no tiene nada de malo, a priori, si un gobierno liberal y democrático apoya a un régimen “dictatorial” si éste le aporta algún beneficio duradero a los intereses capitalistas o de orden público interno y externo, en el orden político internacional. Y es que, no está nada claro si los gobiernos autoritarios o dictatoriales ofrecen distintas políticas públicas de forma sistemática en comparación con las democracias liberales. Si comparamos las democracias y las no-democracias no-comunistas entre los años 60 y 90, podemos comprobar que estos dos tipos de regímenes ofrecen políticas públicas bastante parecidas. Su principal diferencia es en el método de ascender al poder. En las democracias, se convocan elecciones y en las dictaduras no-comunistas a menudo se alcanza el poder mediante el uso de la violencia. Podemos condenar la violencia del General Pinochet todo lo que queramos, pero nuestra oposición a sus métodos para alcanzar el poder no pueden servir como un bloqueo mental total a la hora de mantener relaciones que nos beneficien con esos regímenes. Sí, lo siento que no te guste. A ver si presentas un argumento coherente contra esto antes de ponerte histérico sentado detrás de la pantalla. “Joder Alfredo, lo que acabas de decir no lo defiende ningún liberal”. ¿Ah, no? ¡Ignorante! Mire usted lo que dijo el propio Milton Friedman, sobre Pinochet:

“Chile no es un sistema político libre y yo no apoyo el sistema. Pero los chilenos son más libres que las personas en sociedades comunistas porque el gobierno juega un menor papel. Las condiciones de las personas en Chile han ido mejorando y no empeorando. Sería mucho mejor si pudieran lbrarse de la junta militar para tener un sistema democrático libre”.

Como podéis ver, Friedman criticó el SISTEMA POLÍTICO chileno, pero eso no impidió que diera consejos a Pinochet en materia económica. Y es que, los liberales clásicos “de verdad”, no tenemos problema alguno con dar consejos económicos a alguien como Pinochet mientras también criticamos su sistema político. No son pocos los desharrapados en Latinoamérica que acusan a los liberales clásicos, monetaristas, de “apoyar dictadores en Latinoamérica”. Pues no catetos, no — no es que hayamos “apoyado” a vuestros dictadores, es que pensábamos que para NUESTROS intereses, era mejor tenerles cerca. Lo mismo también podemos decir de Margaret Thatcher: Ella mantuvo relaciones con Chile y con Sudáfrica (cuando esta tenía el apartheid). No tiene nada de malo hacer eso – es más, digo que hizo bien. Algo así no lo váis a leer en ningún sitio “libegal” porque están obsesionados con el discurso “anti-tirano” antes que hablar de crecimiento económico y políticas que benefician el colectivo de un país. Yo también deploro el golpe de Estado de Pinochet, pero oponerse a un dictador no sé por qué algunos lo traducen a “no mantener relaciones económicas” con el mismo. Díme una cosa, jovenzuelo libertariano: Cuando vas a la tienda a comprar algo, ¿le preguntas al propietario si es del PSOE o liberal? ¿Te interesa su ideología o el producto que vende y que tú quieres comprar? Dudo mucho que tu oposición a sus puntos de vista o estílos de vida te impida mantener relaciones comerciales con él.

Ahora bien, no es menos cierto que la evidencia política también demuestra que las dictaduras aportan menos bienes públicos para el beneficio de ciudadanos en comparación con las democracias. Si fuéramos absolutamente estrictos con las definiciones, no sería nada difícil entonces tachar la situación deplorable que Europa atraviesa actualmente con una dictadura. Viéndolo así, es obvio que la dictadura es inferior a la democracia. La libertad política y la igualdad forman parte del bienestar social ciudadano. En nuestro mundo rico y desarrollado, la dictadura no es una opción. Tengo sentimientos mixtos sobre el mundo subdesarrollado. Puede que sea muy bonito si todos los bolivianos fueran democráticos, pero lo cierto es que nos interesa más el café colombiano o los recursos que pueda aportar Bolivia antes que su modelo de Estado. Puede que para nosotros, convenga que Bolivia sea una dictadura derechista si aporta beneficios. A lo mejor para un hondureño medio es preferible la dictadura porque una democracia en Honduras degeneraría hacia la anarquía. Estoy hablando de hipótesis, no de leyes inexorables. El hecho de tener instituciones democráticas no significa que un ciudadano vaya a tener más bienestar en el Tercer Mundo.

En la próxima entrada hablaremos sobre la tiranofobia en la historia de Estados Unidos y qué consecuencias negativas ha tenido para el bienestar y la libertad bien entendida.

Anuncios

34 comentarios

  1. Francisco · ·

    ¿Tan influyentes son los libertarian como para que usted los mencione en todos sus artículos/hilos de comentarios? ¿Qué hay de la supremacía del parlamento?

  2. Alfredo · ·

    Yo no los menciono en “todos los artículos/hilos de comentarios”. De hecho en esta entrada no solo hablo de ellos sino de todos los que sufran tiranofobia.

    ¿Supremacía del Parlamento? ¿Qué de qué? No entiendo su pregunta.

  3. Francisco · ·

    Frente al Ejectuvo fuerte que aparentemente usted defiende. Hablo en un plano teórico, ya que estamos comparando sistemas políticos diferentes (UK/USA).

  4. Alfredo · ·

    Ah, es que para mí el sistema británico es un híbrido — es decir, el Parlamento es el Ejecutivo también y eso es tremendamente positivo. Me gusta más la supremacía parlamentaria que la manida “separación de poderes” madisoniana.

    Sí, ya sabía lo de Thatcher. Mi “statement” ha sido este en Facebook y otros medios:

    “It is sad for me every time an important institutional figure passes away in my lifetime. Margaret Thatcher was for me one of the greatest politicians of the 20th Century who fought the good fight against socialism and looney left-wing policies and people. She changed British culture — and political culture generally — for the better. An icon and a reference point for me, I send my condolences. A great deal of my own current political formation and way of thinking was largely influenced by her and her unwavering attitude against populism and “popular” trends in order to implement much needed reforms. The British people should be proud to have had the Iron Lady as their leader for 11 1/2 years.”

  5. Sigfrido · ·

    Alfredo:

    Sin duda una desagradable noticia la de la muerte de Lady Thatcher, si bien es cierto que la pobre ya llevaba unos años aqujada de la terrible enfermedad de Alzheimer.

    Muy de acuerdo con su “statement”, porque aunque discrepo de algunas de las políticas económicas emprendidas por ella en su día, no hay duda de que la Iron Lady daba mil vueltas a los politicastros actuales.

    Los hijos de puta se habrán alegado de su muerte.

    RIP

  6. Sigfrido · ·

    Con respecto a lo de la tiranofobia, pues yo también creo que hay un montón de paranoicos que ven dictadores en todos lados. Por supuesto que presidentes con personalidad como Lincoln, Theodore Roosevelt, o el mismo FD Roosevelt fueron juzgados en su día como dictadores porc ciertos descerebrados.

    En cuanto al tema Thatcher, me está dando asco cómo en ciertas emisoras españolas se vuelve a comparar a la Iron Lady con la sinvergüenza de Esperanza Aguirre.

  7. Sigfrido · ·

    Thatcher en estao pura

  8. Sigfrido · ·

    “Estado puro”, evidentemente. Me encanta cómo le da caña a la vieja judía progre grasienta, estúpida e insolente.

  9. Alfredo · ·

    Sigfrido:

    “Con respecto a lo de la tiranofobia, pues yo también creo que hay un montón de paranoicos que ven dictadores en todos lados. Por supuesto que presidentes con personalidad como Lincoln, Theodore Roosevelt, o el mismo FD Roosevelt fueron juzgados en su día como dictadores porc ciertos descerebrados.”

    Sí y AÚN HOY. No hay más que ver el repugnante libro de Thomas Di Lorenzo contra el héroe Lincoln.

    “En cuanto al tema Thatcher, me está dando asco cómo en ciertas emisoras españolas se vuelve a comparar a la Iron Lady con la sinvergüenza de Esperanza Aguirre.”

    Comparar a la gran Dama de Hierro con alguien tan inútil, corrupto e insuficiente como Aguirre es ofensivo. España, como siempre, “luciéndose”.

    Saludos

  10. Sigfrido · ·

    “Sí y AÚN HOY. No hay más que ver el repugnante libro de Thomas Di Lorenzo contra el héroe Lincoln”

    Usted y yo somos buenos amigos del “Traditional South”, pero ambos coincidimos en que el libro de Di Lorenzo es una puta mierda. Desde luego, Thomas Dixon Junior, poco sospechoso de pro-yanki”, trataba muchísimo mejor la figura de Lincoln en sus novelas.

    “España, como siempre, “luciéndose”.

    Por desgracia así es, y uno de estos subnormales también dijo, en términos elogiosos, que la gorda alemana ex-comunista de la Merkel, “era comparable con Thatcher”.

    Expaña está echada a perder.

    Un saludo

  11. Francisco · ·

    Además de Alzheimer, tmb sufría de “tiranofobia”:

    “She absorbed deeply Hayek’s idea that you cannot compromise with socialism, even in mild social democratic forms, because by degrees socialism tends always to totalitarian outcomes, regardless of the intentions, professed or real, of its proponents.”

    http://www.margaretthatcher.org/archive/hayek.asp

  12. Alfredo · ·

    No, no crea Francisco.

    No sufría de tiranofobia teniendo en cuenta sus amistades calculadas con Pinochet, los líderes de Sudafrica y Suharto. Eso, por no hablar de su fuertísimo ejecutivo. No, no tenía este problema de la tiranofobia.

  13. Peter Foran · ·

    Ha muerto una gran mujer. Nos ha dejado una gran mujer. Una mujer que llenó nuestras vidas de luz en momentos grises, una mujer que con su personalidad apabullante, de hierro, llenó de vida y de sentido de ser nuestros cuartos de estar, a través del televisor. Una mujer atractiva, en el sentido clásico de la palabra. Una patriota universal.

    Ha muerto la gran, la única, la inigualable, Sara Montiel.

    Peter Foran

  14. Francisco · ·

    Tal vez en su entrada sobre Thatcher podría recomendar el documental Tory! Tory! Tory! (Dividido en tres episodios: Outsiders, The Road to Power, The Exercise of Power). Es muy fácil de encontrar en Youtube, y está francamente bien.

  15. Sigfrido · ·

    Peter Foran:

    No le veo la gracia a su estúpido comentario. Si pretendía ser irónico, ha perdido usted muchas facultades.

    Alfredo:

    Así es. Una señora que era amiga de Pionochet o del tan denostado Botha, demonio de la progresía anti-white, no creo que pueda ser tildada de “tiranófoba”.

  16. Peter Foran · ·

    Sigfrido:

    ¿Irónico? No sé muy bien a qué se refiere usted. ¿Acaso no puedo sentir mi pena ante el fallecimiento de esa gran dama de hierro, cuplé y puros habanos llamada Sara Montiel?

    Peter Foran

  17. Sigfrido · ·

    Foran, no lo intente mas, por que se le nota a leguas que la cerveza le ha sentado mal, “cupletero”.

  18. Peter Foran · ·

    Por favor, seamos sinceros y llamemos al pan, pan y al vino, vino, y al Camacho, Marcelino. Esta es la verdad sobre Margaret Thatcher, mal que les pese a algunos:

    http://www.uncut.co.uk/morrissey-margaret-thatcher-did-not-give-a-shit-about-people-news

  19. Alfredo · ·

    Hola Francisco:

    Intentaré recomendarlo cuando tenga tiempo para editar la entrada.

    Peter:

    Morrissey no es más que un gilipollas, como la gran mayoría de “artistas” hoy en día. Cualquier cosa para que le den publicidad, como si una estrella del rock fuera una autoridad para comentar sobre algo…lo que hay que leer.

    Hace tiempo que este tiparraco no tiene una canción famosa y acaba de cancelar sus conciertos para EEUU. Igual la gente no quería pagar cientos de dólares para ver a un izquierdista feo y vegetariano lloriquear ante el micrófono y entonces desmayarse.

    Cuando Morrissey muera, poca gente se acordará de él y no dejará ningún legado histórico mientras que el “thatcherismo” vivirá bastante más tiempo.A este que le den por culo, que es donde más le gustará.

  20. Peter Foran · ·

    Tristemente, don Alfredo, se dedica usted a atacar al mensajero, sin refutar el mensaje, sin refutar ni una sola de las cosas que dice… ¿Acaso no es verdad que el corporativismo de los medios es tal, y la mal entendida correción política es tal, que si alguien una visión algo distinta o divergente de Thatcher es de inmediato calificado de extremista, comunista o terrorista? ¿Acaso no es verdad que a Thatcher nunca le preocupó lo más mínimo la gente, las personas? ¿Acaso no es verdad que las políticas ultraconservadoras de Thatcher provocaron huelgas, manifestaciones, disturbios y conmoción social? ¿No es verdad que no ha habido político británico más odiado por los británicos que Thatcher?

    Ah, y la madre de todas las incongruencias. Thatcher no creía para nada en el estado, ni en nada remotamente público. Por lo tanto, no se le debería dar ningún tipo de funeral de estado o público. Su funeral debería ser 100% privado. No estaría de más que aquellos que cantan estos días su glorias y alabazan lo pagaran de sus propios bolsillos, en vez de pasarle la factura al contribuyente, al que Thatcher tanto denigró y tanto mal hizo.

    Peter Foran

  21. Cuánta ignorancia demuestra su comentario, Peter. Thatcher JAMÁS renegó del Estado. Es más, si usted lee sus libros, verá que se jacta de haber defendido un gobierno muy fuerte y critica a los “libertarians” que no creen en el Estado. Todo lo que dice ese payaso articulista está más que refutado – tanto aquí como por los hechos histórcos. ¿Qué más quiere?

    Sí, es cierto que durante su gobierno hubo huelgas y manifestaciones. ¿Y? Los grandes líderes provocan reacciones fuertes.

    No ha habido político más odiado pero tampoco más amado que Thatcher (junto con el bueno de Cromwell).

    Y sí, el 99% de los que arremeten contra Thatcher son escoria social y comunistas.

    Documéntese antes de soltar esas gilipolleces.

  22. sociata latinoamericano · ·

    Sr. Coll: tendrá que aceptar que la señora Thatcher mermó ostensiblemente el estado de bienestar británico, además de desconocer la soberanía norirlandesa; Bobby Sands sintió en carne propia su intransigencia. Y es preciso acotar que el artículo que colgó Peter Foran fue escrito por Vincenc Navarro hace más de un año. El diario Público.es decidió publicarlo, aprovechando la coyuntura de la muerte de la aludida lideresa conservadora. Sé que muchos en el Reino Unido tienen justificados motivos para despreciarla, pero tengo por costumbre no regocijarme con la muerte.

    Margareth Thatcher será recordada sólo por sus partidarios, Sr. Coll. El tiempo se encargará de difuminarla, hasta que al final sea una simple anécdota.

  23. Francisco · ·

    “¿Acaso no es verdad que las políticas ultraconservadoras de Thatcher provocaron huelgas, manifestaciones, disturbios y conmoción social? ¿No es verdad que no ha habido político británico más odiado por los británicos que Thatcher?”

    Precisamente fueron las “huelgas, manifestaciones, disturbios y conmoción social” las que derribaron el gobierno de James Callaghan.

  24. Alfredo · ·

    Solo dice usted estupideces, sociata.

    Thatcher jamás destruyó el Estado del Bienestar — de hecho, cambió muy poco ni tampoco eliminó los servicios públicos — de hecho, dio más dinero a la sanidad y a la educación que cualquier de sus antecesores. Y es que, Thatcher era liberal clásica, decimonónica, y por supuesto no era anarquista. Lejos de ser anarquista, ella creía en un gobierno ordenado y un ejecutivo fuerte. Cuando salió por la puerta de Downing Street 11 años y medio después, Reino Unido se encontraba en mucho mejor estado que antes. Había más oportunidades económicas y mucho menos peso industrial-socialista. Es cierto que ella fue una influencia negativa para muchísima gente. Eso es bueno y era necesario para conseguir cambios necesarios. Inglaterra es hoy un país mucho mejor de lo que fue en los años 70 (en sentido económico, que no social…pero claro, el gobierno no puede hacer milagros con la moral de la gente.

    Habla usted del terrorista católico-irlandés, Bobby Sands. Fue su decisión suicidarse en una huelga de hambre y no había nada que se podía hacer por él. Me parece absolutamente asqueroso cuando la izquierda usa su muerte para criticar a Thatcher, como si una huelga de hambre justificara un cambio de política. Así no funcionan los estadistas grandes.

    De hecho, si algo le critico a Thatcher es el famoso acuerdo Anglo-Irlandés de 1985, porque por primera vez en la historia, se le daba poderes a un país extranjero para determinar qué políticas debe seguir otro parlamento.

    Digan lo que digan ustedes los resentidos, Thatcher está por encima de cualquier británico nacido en el siglo XX. Sería imposible imaginarnos un mundo sin ella o el “Thatcherismo” que nos dejó a todos.

    Sacrificó su vida por su patria, a diferencia de los sinvergüenzas ahora en el poder. En todo caso, dejó claro qué poder tiene una mujer cuyo corazón sea únicamente Dios y su patria.

  25. sociata latinoamericano · ·

    Sr. Coll,

    nunca dije que lo destruyó, pues tiempo le hizo falta, aprenda a leer serenamente y deje a un lado los prejuicios, aunque sólo sea por un ratito. Sé que para usted, Margaret Thatcher era o -mejor dicho- es un referente moral y político, por ello he sido lo más considerado posible al referrme a ella, pues como todo ser humano merece respeto. Ahora bien, sus políticas económicas nunca favorecieron a los trabajadores… especialmente a los sindicalizados. ¿Asegura usted, Sr. Coll, que la señora Thatcher mejoró los servicios públicos cuando pasó a particulares cualquier cantidad de empresas estatales? Sea objetivo, diga, al menos, que fue una buena funcionaria porque protegió al establishment financiero, cual fiel intérprete del catecismo liberal-clásico, mas no divulgue los mitos del aparato mediático perteneciente a la derecha internacional.

    ¿A los obreros en qué puede beneficiarles un sistemático proceso de desindustrialización de su país? En nada. A la city de Londres quizás sí, puesto que ello fomenta el casino.

    Son éstas cosillas las que lo llevan a la contradicción. Critica de manera feroz a Angela Merkel, siendo ésta en buena medida (hay matices, ojo) un calco de la Dama de Hierro, fundamentalmente en lo tocante a la economía doméstica.

    http://www.elespectador.com/noticias/economia/articulo-394026-ministro-aleman-de-economia-insta-merkel-privatizar

    http://es.euronews.com/2013/04/09/del-thatcherismo-a-la-city/?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+euronews%2Fes%2Fhome+%28euronews+-+home+-+es%29

    En ningún momento se trata de rojos resentimientos, son datos fríos. Coincidamos en que fue una política de época, una que se extingue en la ira del proletariado.

    Fin.

  26. Alfredo · ·

    Pero, ¿de qué habla, graciosillo?

    “aprenda a leer serenamente y deje a un lado los prejuicios, aunque sólo sea por un ratito”.

    Leo MUY serenamente pero como comprenderá, no tengo tiempo para payasadas de ningún tipo. ¿Prejuicios? Solo habla usted tonterías. Aquí no hay prejuicios, solo datos fríos.

    “Ahora bien, sus políticas económicas nunca favorecieron a los trabajadores… especialmente a los sindicalizados”.

    Millones de puestos de trabajos más es MUY BUENO para los trabajadores, sociatilla. Ya sé que ustedes en la izquierda no quieren ni oir hablar de empleo y trabajo, pero es lo que hay. Reino Unido, mejor dicho, los trabajadores británicos nunca han ganado tanto como con el “thatcherismo”. La renta per capita, a finales de los 80, estaba por las nubes en comparación con la década de los 70.

    “¿Asegura usted, Sr. Coll, que la señora Thatcher mejoró los servicios públicos cuando pasó a particulares cualquier cantidad de empresas estatales?”

    Claro, en muchos casos mejoró el servicio. Al menos ahora lo mantienen sus accionistas.

    “ea objetivo, diga, al menos, que fue una buena funcionaria porque protegió al establishment financiero, cual fiel intérprete del catecismo liberal-clásico, mas no divulgue los mitos del aparato mediático perteneciente a la derecha internacional.”

    Yo solo me limito a repetir lo que ella mismo decía: no puede ser que tantos servicios estén siendo constantemente sostenidos por el contribuyente, máxime cuando estaban en manos de sindicatos extremistas y engreídos con lazos claros a la Unión Soviética. PELIGRO.

    “A los obreros en qué puede beneficiarles un sistemático proceso de desindustrialización de su país? En nada. A la city de Londres quizás sí, puesto que ello fomenta el casino.”

    ¿Qué casino? Le recuerdo que la ley financiera de Thatcher era de las más duras de Europa en aquella época. En todo caso, las quejas, a Blair.

    Parece además ignorar usted que los obreros no solo trabajan en industria y que la privatización tampoco elimina la industria — solo cambia sus dueños. No manipule con engaños mezquinos. Repito: los trabajadores ingleses nunca han estado tan bien como ahora.

    “Son éstas cosillas las que lo llevan a la contradicción. Critica de manera feroz a Angela Merkel, siendo ésta en buena medida (hay matices, ojo) un calco de la Dama de Hierro, fundamentalmente en lo tocante a la economía doméstica.”

    CUIDADO — critico a Merkel porque el pueblo español JAMÁS la eligió. Como comprenderá el fascismo no va conmigo. ¿Quién ha elegido a Merkel? NADIE, salvo los alemanes. También critico la comparación entre ella y Thatcher, porque eso sí es una contradicción.

    http://www.bloomberg.com/news/2013-04-08/cameron-and-merkel-are-failing-the-thatcher-test.html

    Merkel, de Thatcher, no tiene nada:

    http://www.slate.com/articles/news_and_politics/foreigners/2005/07/deutschlands_iron_lady.html

    Documéntese antes de acusarme de tener prejuicios. Slate no es una revista sospechosa de ser “derechista”. Ya quisiera Merkel ser la Dama de Hierro.

  27. sociata latinoamericano · ·

    ¿Y si Merkel tuviera la legitimidad democrática aprobaría sus medidas económicas, Sr. Coll? Rajoy surgió de unas “elecciones libres” y terminó desbaratando lo que aún quedaba en pie a solicitud del lobby financiero basado en Alemania.

  28. sociata latinoamericano · ·

    La señora Thatcher como buena liberal le quitó el vasito de leche a los párvulos, pues era una enorme carga para los contribuyentes.

    No soslayemos el gran impulso que le dio su victoria en Las Islas Malvinas. Acabó con los tortolinis argentinos (así les llama usted).

  29. Francisco · ·

    A mi nunca me dieron el vasito de leche, ¿cree usted que Felipe González era un “buen liberal”?

  30. sociata latinoamericano · ·

    Francisco,

    pues fíjese que ocurren fundamentalmente dos cosas:

    a) usted, a años luz, evidencia una holgada vida, así que seguramente su mami lo alimentaba muy bien, además de matricularlo en instituciones privadas de reconocido prestigio.
    b) nunca se supo qué era realmente Felipe González. Se presentaba en la década de los 80s con chapa de socialista, pero da la casualidad que por aquellos años le dio por amancebarse con los promotores de las tesis del libre mercado, olvidando de los principios básicos de las políticas de economía planificada. Ahora es un zombie, un no muerto, es la nada.

    ¿Me creería que hasta a Fidel quiso engatusar para que éste aceptara como válidas tales ideas locas?

  31. @Sociata:

    Si MERKEL tuviera legitimidad en las urnas españolas, tampoco apoyaría sus medidas aunque las respetaría, al igual que he respetado a otros.

    Merkel y su “razón de ser” es “os voy a proteger, estimados alemanes”, pero no es ni de lejos una reformadora “sin corazón” y eso lo veo bastante negativo.

    Precisamente, es una pena qe la Merkel nunca haya acabado con algo parecido como la leche a los colegiales pagada por los contribuyenbtes. No nos engañemos, sociatilla: esos padres que tanto se quejaron de forma odiosa podían PERFECTAMENTE gastarse los 10 céntimos que costaba un litro de leche en la Inglaterra de los años 70.

    No compare, insisto — Thatcher consolidó las finanzas con la privatización masiva y contenciosa de muchisimas industrias que no valían ya un duro, incluso arriesgando sus propias elecciones a diferencia de Merkel que todo TODO lo hace pensando en las próximas elecciones. Thatcher destrozó a los sindicatos soviéticos de los mineros, Merkel no ha hecho nada parecido.

    Thatcher es una mujer muy odiada dentro de Reino Unido entre los sectores que piensan que los demás tienen que sostener sus estílos de vida. A Merkel la odian fuera, pero es amada en Alemania. Thatcher fue generalmente amada en el extranjero, odiada en casa.

    Thatcher era aliada firme de los EEUU y Reagan. Merkel no lo tiene tan claro.

    Thatcher era revolucionaria.

    Merkel es la enfermera de un euro moribundo, es patética. Thatcher fue más “eugenésica” – sabía que el euro tenía que morir tarde o temprano.

    Thatcher fue una ideóloga, derecha dura, de una generación que sí tenía creencias firmes y programa político ideológico. Era la “Lenin” de la derecha liberal capitalista y conservadora. Por ello, siempre la contaré como amiga

    Merkel cambia inmediatamente cuando se da cuenta que puede perder elecciones. Eso no es heroico ni aceptable.

  32. Michael Sonsini · ·

    Democratic leaders do dictatorial things. Some more than others. Look at what elected small town sheriffs do or big city mayors. Let alone a president. Here in the US some say Lincoln and FDR could be considered dictators with the vast amount of unchecked power they had. Modern day it could be Obama. Look no further than him “allowing” the US people until Christmas Eve to sign up for his failed healthcare plan….he made the decision two days prior…that kind of nonchalant change in something so far reaching and serious “giving” that extra day reeks of dictatorship. There are countless examples of this on all levels of government in the US. Just see how every city love giving parking tickets to meters expired or not. Worse yet parking enforcement in the middle of suburbia America….but fail to respond to a home break in….well because they are “too busy”….The anglo american world in general fears dictatorships and love to talk about how other countries have them or worse yet used to be under one all the while I find anglo countries very dictatorial. Look no further than the queen on the money of all most every english speaking country for the exception of the USSA.

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: