El caso de Mumia Abu Jamal

Señores lectores: Como ya sabéis muy bien, aquí hemos sido implacables contra las irregularidades que a menudo se cometen en la Justicia, sea en Estados Unidos, China, o la propia España. Por ejemplo, ya lo habíamos hecho aquí con el caso de Johnny Hincapie. Hoy quiero hablar de un caso que no se conoce mucho en España pero que los liberales deberían conocer y en general todos los que estén interesados en temas de justicia. En reiteradas ocasiones, don Javier y otros comentaristas de esta página han expresado que a pesar de estar a favor de la pena de muerte, sí que es digno revisar la cantidad de personas de raza negra que se encuentran en prisión en el corredor de la muerte. Esto es algo que en general, nuestros “hermanos” ideológicos en EEUU no quieren revisar, lamentablemente. La derecha aquí en Europa es distinta en este aspecto y no nos sentimos cómodos con ese dato.

Antes que nada, es primordial presentar los hechos sobre el caso de Mumia:

¿Quién es Mumia Abu Jamal? Nació con el nombre Wesley Cook el día 24 de abril de 1954. Había sido sentenciado a muerte (gracias a la justicia ahora es una sentencia de cadena perpetua) por el asesinato en 1981 del policía Daniel Faulkner, de Filadelfia. Fue sentenciado a muerte en su primer juicio, en julio de 1982.

Tanto sus detractores como sus amigos están en profundo desacuerdo sobre si fue una sentencia justa, su culpabilidad y si tuvo un juicio justo. Cabe señalar que este señor es ex-miembro de las Panteras Negras y fue un nacionalista negro en su juventud.

En el 2008, el Tribunal Supremo de EEUU dijo claramente que no había nada que hacer y que el juicio fue justo pero sí ordenó reconsiderar la sentencia. Acataron la decisión y volvieron a afirmar la sentencia, salvo que el fiscal de Filadelfia dijo que ya no le aplicarían la pena de muerte. En enero de 2012, lo sacan del corredor de la muerte pero se pasará el resto de su vida en prisión.

El juicio:

El día 9 de diciembre de 1981, el policía Daniel Faulkner decidió detener un vehículo cuyo propietario era William Cook, hermano menor de Abu Jamal. Durante este episodio, Abu Jamal era taxista y su coche estaba aparcado en frente y según los documentos del tribunal, Abu Jamal corrió hacia Faulkner, y hubo un intercambio de balazos. Tanto el policía como Jamal estaban ya heridos y el policía muere. Llegaron más policías y deciden detener a Mumia. Tenía un revolver con cinco cartuchos desgastados a su lado. Lo llevaron al hospital porque estaba herido de bala, del policía Faulkner.

Le imputan un delito de asesinato.

Los fiscales presentaron cuatro testigos. Un taxista que decía estar aparcado directamente detrás de Faulkner y fue el que identifica a Jamal como el asesino. En segundo lugar, Cynthia White, una prostituta, declaró que Mumia salió de un aparcamiento cercano y mató a Faulkner. Michael Scanlan, un conductor, declaró que vio un hombre con la apariencia física de Abu Jamal. Albert Magilton, un peatón, no fue testigo del asesinato pero sí vio como el policía detuvo el coche de Cook.

La fiscalía también aportó a dos testigos que se encontraban en el hospital después del asesinato. La segurata Priscillia Durham y el policía Garry Bell declararon que Mumia confesó el delito en el hospital, diciendo, “Le pegué un tiro a ese hijoputa, y espero que ese hijoputa muerta”.

Recuperaron un revolver .38, marca Charter Arms, propiedad de Abu Jamal con cinco cartuchos desgastados. Anthony Paul, el supervisor de la unidad de armas de fuego en la Policía de Filadelfia declaró que los fragmentos de bala sacados del cuerpo de Faulkner encajaban con el arma de Mumia.

Sin embargo, en posteriores ocasiones, se llegó a demostrar la poca fiabilidad de los testigos, así como la agresividad del juez Albert Sabo en los procedimientos contra Mumia. Dado los hechos, es evidente que cabe una posibilidad muy fuerte de que Mumia no recibió un juicio justo ni la asistencia jurídica que requería. En numerosos episodios, se denegó la admisión de pruebas que podrían desbaratar el caso del fiscal. Estos datos, porque son complicados quizá, los podemos desarrollar más en el hilo.

Por último, mención especial es necesaria respecto a las declaraciones irrespetuosas que hizo el progre Michael Moore sobre este delicado caso.

Unos hechos más para ver qué conclusiones podemos sacar:

* Mumia fue excluido a la fuerza de la mayoría de los procedimientos en su propio juicio. Fue excluído solo por pedir en repetidas ocasiones permiso a ejercer su derecho constitucional para representarse él mismo. El juez le negó este derecho.

* Violando los precedentes del Tribunal Supremo de EEUU, 11 de los 14 miembros negros del jurado disponibles fueron excluidos en un juicio presidido por el famoso Juez Albert Sabo, que tUVO el “honor” de enviar a la silla eléctica el número más elevado de negros en EEUU.

* El Fiscal de Filadelfia, Ronald Castille, autorizó una grabación para los fiscales, instruyéndoles sobre cómo excluir a negros del jurado, que por supuesto cumplieron a rajatabla. Castille fue elevado al Tribunal Supremo como juez y se negó a abstenerse del juicio cuando Mumia recurrió a este tribunal. Por lo tanto, Castille fue juez y fiscal a la vez.

* Las declaraciones de Cynthia White, testigo princial de la policía contra Obama, ha sido totalmente desacreditado. Ninguno de los testigos conoce a esta mujer. De hecho, White reconoció después que NO estuvo en la escena del crimen, que no vio realmente a Mumia y que fue obligada, por amenazas de la policía a favor de encerrarla durante muchos años, a declarar que fue Mumia el culpable. Veronica Jones, una prostituta muy vulnerable a la intimidación policial por motivos obvios declaró en 1995 que su declaración de 1982 contra Mumia era una mentira y el resultado directo de la intimidación policial.

* Las declaraciones del taxista Robert Chobert, el otro testigo clave de la fiscalía, fue rechazado por un investigador de la defensa que descubrió que Chobert había mentido cuando le dijo al tribunal que estuvo en la escena del crimen. Ningún otro testigo vio el taxi. Chobert, un pirómano, tenía ya antecedentes por haber arrojado un cócktel molotov a un patio escolar. La policía de Filadelfia, muy corrupta, permitó que continuara conduciendo su taxi, a pesar de que le habían suspendido la licencia.

* Y finalmente, Arnold Beverly, un sicario de la mafia y colaborador policial, confesó que él fue quien mató al policía Faulkner. Su declarión ha sido rechazada ¡porque las presentó demasiado tarde para considerarlas!

Por todo esto, considero que es de justicia que en la Derecha liberal aboguemos por la liberación inmediata de Mumia Abu Jamal y que apoyemos los esfuerzos de la defensa contra las irregularidades judiciales.

Es una cuestión de libertad.

Anuncios

17 comentarios

  1. Alfredo · ·

    Ah y para los que aún dudan que eso de la “tiranía judicial” no existe, fijaos en estos vídeos del infame juez Donald R.Venezia del estado de Nueva Jersey (uno de los estados MÁS PROGRES e izquierdistas de EEUU). Fijaos como decide suspender la constitución en el tribunal y aplicar ley marcial y estados de excepción. Aparte de eso, su actitud – chulesca, tiránica. Lo peor de Estados Unidos es, sin duda, el noreste demócrata. Repito, palabras textuales del juez en el primer vídeo: “La Constitución queda suspendida en este tribunal”. En el segundo vídeo, el sospechoso negro le dice, a partir del minuto 6, en tono sarcástico “hablo inglés” y el juez le dice: “me alegro, porque no estaba seguro si era así”. Esto debe servir como ejemplo para los que dicen que toda la justicia española es “mú mala”. La justicia de EEUU también a veces es bastante dura con ciertas personas. No solo eso, el juez dice además en el segundo vídeo, “no me importan las normas del código ético de los jueces, yo me invento mis propias normas a veces”. ¿Qué clase de juez es este? ¿Y todavía me criticáis cuando critico la supremacía y tiranía judicial en EEUU? ¡MIRAD los vídeos!

  2. Muy interesante, Alfredo. Cuando lo hablamos por correo, ya me imaginaba que ésta sería su postura.

    “En el 2008, el Tribunal Supremo de EEUU dijo claramente que no había nada que hacer y que el juicio fue justo pero sí ordenó reconsiderar la sentencia.”

    Mi pregunta es: ¿qué se puede hacer?

    “Por todo esto, considero que es de justicia que en la Derecha liberal aboguemos por la liberación inmediata de Mumia Abu Jamal y que apoyemos los esfuerzos de la defensa contra las irregularidades judiciales.”

    ¿Cómo? ¿A través de qué mecanismo legal?

  3. Alfredo · ·

    ¿Qué se puede hacer? Hay dos mecanismos, Francisco — el Presidente puede “perdonarle” como ya se hace habitualmente, o algún gobernador.

    En segunda instancia, esperar a que cambie alguna ley a nivel federal o estatal que permita la opción de liberarle.

    Saludos

  4. Peter Foran · ·

    Buenos días, don Alfredo,

    Su opinión y posición en este asunto son encomiables, don Alfredo.

    Ahora bien, me gustaría también poder ver un día a un liberal como usted posicionarse en contra de la pena de muerte. Ningún ser humano es dueño de la vida de otra persona.

    Saludos,

    Peter Foran

  5. Sigfrido · ·

    Buenas tardes , Alfredo :

    Pues yo en este caso , también soy de su opinión . Creo que hay demasiados puntos negros y demasiadas lagunas en el caso de Mumia Abu Jamal , y mucho me sospecho que no fue juzgado justamente .

    El hecho de que su ideología pueda ser malvada , no es óbice para solicitar que su caso sea adecuadamente revisado . Defender la pena de muerte , como defendemos nosotros , siguiendo los preceptos de la ley divina , nos exige ser puntillosos a la hora de estudiar los diferentes casos en los cuales una persona es condenada a la pena capital .

    Es cierto que hay un gran número de negros en el corredor de la muerte , aunque yo no cfreo que aquí haya oscura conspiración alguna .Lo cierto es que los negros y los chicanos , proporcionalmente delinquen mucho más que los blancos , y más aún que los amarillos , con lo cual es lógico que el número de condenados de esta raza , sea mayor .

    Pero repito . Debemos ser muy minuciosos con estos casos , y lo cierto es que Mumia , no fue juzgado debidamente .

  6. Alfredo · ·

    Peter: Estoy completamente de acuerdo con eso de que ningún ser humano es dueño de la vida de otro. Precisamente por ese mismo motivo, no puedo sumarme al bando contra la pena capital, ya que el que roba una vida tiene que pagar con su vida. No es algo positivo que esto ocurra, por supuesto, pero el Estado existe para reprimir esta maldad y restituir lo que se ha robado.

    Sigfrido: Es un caso muy serio, efectivamente y me alegro que usted esté en sintonía con esta preocupación que tenemos en la Derecha de Europa….porque en EEUU la derecha lo abandona a su suerte.

    Tema delitos: Yo no creo que sea una “conspiración” tampoco, pero está claro que esta gente no tiene acceso a los mismos abogados de calidad que mucha gente blanca y famosa (por poner el ejemplo). Cuando sí lo tienen, es mucho más raro que reciban la pena capital: OJ Simpson es un ejemplo famoso de esto.

    Sobre eso de que delinquen más, también cabe preguntarse por qué. Porque, si miramos las cifras de delitos del siglo XIX, no hay diferencia alguna entre irlandeses y negros. Los irlandeses han podido, poco a poco, salir de la pobreza extrema en EEUU, pero no así los negros.

  7. Aparte de las lagunas durante el juicio, lo que me parece también raro es el hecho de los impactos que recibió Mumia en el pecho, en cambio, Faulkner recibió impactos tanto en la cara como en la espalda, o sea, parece ser que aparte de ellos, intervinieron más personas en el tiroteo y el hecho de que los testimonios de los que supuestamente estaban allí resultaran ser falsos, deja las cosas menos claras todavía. Desde luego que la reconstrucción de la “película” de lo que ocurrió supuestamente no puede ser más confusa.

    También me parece que el caso no está para nada claro y que lo que se estaba buscando deprisa y corriendo era castigar la muerte de Faulkner como fuera, seguramente por la alarma social que crea la muerte de un policía por varios disparos a bocajarro.

    Aún así, la cadena perpetua sigue siendo algo inhumano en un caso como este, aunque al menos tiene la posibilidad de pelear todavía por su libertad.

  8. Alfredo · ·

    Javier: Gracias por recordar ese aspecto, caballero. Me refiero a lo de la cadena perpetua. Porque, este señor se ha pasado ya una vida entera en prisión y lo increíble es que haya “fuerzas” que todavía piden “más años”.

    Dice vd: “lo que me parece también raro es el hecho de los impactos que recibió Mumia en el pecho, en cambio, Faulkner recibió impactos tanto en la cara como en la espalda, o sea, parece ser que aparte de ellos, intervinieron más personas en el tiroteo”

    Sí – ¿cómo es posible que Mumia le dispare de esa manera si había recibido impactos de bala y encima ni siquiera lo quisieron comprobar científicamente para “no dañar” la investigación? ¡Qué raro!

    “También me parece que el caso no está para nada claro y que lo que se estaba buscando deprisa y corriendo era castigar la muerte de Faulkner como fuera”

    Considero que eso es uno de los “fallos” de la justicia americana – es una justicia muy rápida, eso sí, pero tiene a veces estos problemas. Y no es que lo digamos nosotros, es que allí mismo se habla habitualmente de este problema en las facultades de Derecho.

    En fin, ya ve Javier, nunca discrepo del Partido Republicano de EEUU no,….

  9. Sigfrido · ·

    Alfredo :

    Es bueno el ejemplo que pone sobre O.J Simpson .Yo sostengo la teoría de que un negro con dinero , lo tiene incluso más fácil que un blanco rico para librarse de la silla , mientras que con un negro pobre sucede al revés .

    Es cierto lo de los irlandeses en el XIX , aunque en una o dos generaciones se regeneraron totalmente . El problema es que los negros , en general , no sólo no han mejorado en comportamiento , sino que han empeorado ,incluso .

    Yo creo que ellos lo han tenido incluso más fácil que los chinos ,y sin embargo , no han aprovechado su oportunidad.No olvidemos que los chinos llegaron a EE.UU como cuasi-esclavos contratados para trabajar en el ferrocarril,y que sin embargo , nunca fueron criminales . En una o dos generaciones , su situación había mejorado notablemente .

    Retomando el caso Mumia , lo que comenta Javier me parece bastante indicativo de que aquí hay muchos “loose ends” .

    Yo soy de la opinión de que el tal Mumia no es más que una fácil cabeza de turco .

    Pero cómo…¿cómo un malvado racista como yo , puede creer en la inocencia de Mumia , Don Alfredo? .

  10. Francisco · ·

    Peter Foran se posicionaba el otro día en contra de la pena de muerte. Gracias a la Europa progre y moñas en la que vivimos, Anders Behring Breivik va a pasar 21 años en la cárcel, poco más de 3 meses por cada persona que asesinó.

    En cualquier sociedad sana, basada en la libertad y la responsabilidad, este individuo estaría ahora mismo colgando de una soga.

  11. Sigfrido · ·

    Anders Behring Breivik , al igual que en su día Timothy Macveigh , ha asumido plenamente la responsabilidad por la comisión de su delito . Teniendo en cuenta que en Noruega no hay pena de muerte , y que en los países europeos hay un montón de violadores y asesinos sádicos que no han sido ejecutados , y que ahora están en la calle , no veo por qué Anders Breivik ha de ser tratado peor que ellos . Breivik cometió una atrocidad ,pero no puede ser equiparado a un asesino común , dado que él obró por motivaciones políticas .

    Si existiera la pena de muerte en Noruega , Breivik debería ser ejecutado , pero dado que tal pena no está vigente , no hay motivo para pedir para Breivik lo que no se pide para un asesino común .

  12. Francisco · ·

    Si está haciendo referencia a mi, no le comprendo. Pido para Breivik lo mismo que pido “para un asesino común”, no pretendo que Breivik sea “tratado peor que ellos”.

  13. Cabrit0 · ·

    Yo creo que precisamente el mejor castigo que puede dársele a Breivik sería dejarle en libertad…

  14. Sigfrido · ·

    En ese caso , Francisco , si usted especifica que no pide más para Breivik , que para un asesino común , no tengo nada que añadir .

    Lo de 3 meses por cada persona , es un argumento muy utilizado a veces en España en relación a los etarras , pero realmente es un tanto capcioso .

    Porque , veamos …¿merece una pena más alta un etarra que pone una bomba y mata a diez personas , que un asesino violador que de una manera fría , cruel y con ensañamiento , viola y mata a una mujer? .

    ¿Merecería Josu Ternera una pena de cárcel mayor que los asesinos de Sandra Palo , por el hecho de que estos últimos “sólo” mataron a una persona? .

    Yo creo que no .

  15. Francisco · ·

    Me gusta la postura de Rothbard sobre la pena de muerte

    http://mises.org/daily/4468

    y, en general, su teoría sobre el castigo

    http://www.lewrockwell.com/rothbard/rothbard145.html

  16. Sigfrido · ·

    Esa teoría de Rothbard me parece bastante sensata , y en buena medida coincide con la de Hans Herman Hoppe . Al menos no incurre en el meapilismo barato en virtud del cual “Nadie tiene derecho a privar a otro de su vida” ,lo cual es una falacia e intelectualmente insostenible.

  17. […] Las irregularidades fundamentales que se dieron en el caso las resumió Alfredo en la entrada de hace un año que he mencionado: […]

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: