La sodomía y los liberales españoles (I)

Estimados señores lectores – Los que han seguido mis escritos durante años son conscientes del escándalo que se destapó entre los liberales españoles, cuando afirmé que no existe un derecho a la libertad sexual(me refiero en sentido abstracto, porque obviamente se ha dictado por ley que sí existe) ni mucho menos un derecho específico a sodomizar. Tal fue el escándalo que se armó, que muchos del Instituto Juan de Mariana llegaron a amenazarme, insultarme, llamarme enfermo mental, tacharme de “racista” (como si ser homosexal fuera una raza), homófobo, intolerante, fundamentalista y otras palabras que no me apetece reproducir por pereza. En otras palabras, me llamaron de todo menos guapo. Creo que ese “incidente” demostró el bajo nivel mental de los liberales en España, aunque pude contener mi furia (fruto de la poca paciencia que tengo con gente estúpida) y convertirla en algo productivo – la reforma del liberalismo español. Curiosamente, los únicos que “defendieron” mi escrito, fueron los anarco-capitalistas.

La muchedumbre liberaloide en España, posteriormente, celebró mi expulsión del Instituto Juan de Mariana – es que, claro, un “ultra-homófobo” como yo no podía estar en un sitio tan “liberal” (sic) como el Instituto Juan de Mariana de Gabriel Calzada – conocido por su poco respeto a la verdad, y Daniel Rodríguez Herrera – un maleducado incapaz de hacer la o con un canuto. Ya lo dije en el 2008 – una vez expulsado, ya nadie podría estar seguro de no ser expulsado igualmente. Las turbas normalmente no se calman y es mucho más fácil incitarlas al odio que calmarlas. Nunca se sienten satisfechas con tener una sóla víctima.

No fueron capaces de rebatirme con argumentos – sólo me insultaron y demostraron la basura que son. Por ejemplo, Daniel Rodríguez Herrera, cuya mejor contribución a España puede que sea aquello de que pudo atraer a un tiparraco como Elentir – atraer en el sentido de hacerle una especie de mamadilla electrónica (desconozco si a Elentir le gusta fornicar con hombres en su vida personal) pero con perlas como estas, no me sorprendería:

“Pero lo peor no es eso. Lo peor lo estará pasando Daniel como ser humano que es. Y es que hace falta más moral que el Alcoyano y más paciencia que el santo Job para hacer una web sin cobrar ni un puñetero céntimo, dar de alta gratis a ciento y pico bitácoras, proporcionarles una tremenda difusión, dedicar horas y horas de trabajo a cualquier fallo técnico o cuestión de mantenimiento y, además, aguantar estoicamente todo tipo de críticas porque ha echado a un tipo faltón, consentido y maleducado…

¡…y que nadie le dé ni unas putas “gracias”!”

Pueden leerlo aquí.

Eso lo dijo en relación a la expulsión de Isidoro Lamas de Insúa. Ese joven fue expulsado antes que yo, por atreverse a cuestionar el funcionamiento de Red Liberal.

Lo importante no es lo que diga Elmentir – lo malo es que hay quienes se lo puedan llegar a creer. Elmentir pretendió colar la mentira qe Daniel Rodríguez Herrera trabaja de gratis y que su agregador mediocre no recibe financiación externa – todos sabemos que DRH tiene padrinos, entre ellos, Exxon, que financia páginas webs “libertarian” en España para tener portavoces. Por cierto, ese tipo, Elentir (aparte de ser un falangista), abandonó Red Liberal “por mi culpa” y decía que no iba a volver más. Menudo “demócrata”. Claro, como él es un “attention whore” (una puta que le gusta llamar la atención), volvió en pocos días.

Elentir terminó su felación electro diciendo: “GRACIAS, FENÓMENO”.

Elentir es una vergüenza para Galicia y sobre todo, para los gallegos decentes que sólo sienten ganas de vomitar cuando leen sus artículos repletos de mentiras.

¿Para qué menciono todo esto? Porque a diferencia de mi artículo en concreto, el “artículo infame”, he escrito otro más pero más preciso con mis opiniones jurídicas. A la espera quedo de tener un debate mínimamente serio, sin insultos de ningún tipo.

Juristas de España: A ver si se ponen las pilas de una vez y empiezan a publicar y escribir con argumentos serios mucho más a menudo. ¿Por qué será que en España no se debate mucho sobre estos temas?
—————————————————————
En el 2003, el Tribunal Supremo de los EEUU, en un caso famoso conocido como Lawrence v.Texas, declaró que una ley de Texas que criminalizaba actos privados de sodomía homosexual era inconstitucional. También afirmó, el Tribunal, que las leyes que castigaban la sodomía heterosexual también son inconstitucionales. Antes que nada, debo aclarar que casi nadie estaba a favor de esas leyes porque no eran prácticas, ni justas y se aplicaban de forma caprichosa, según la cobertura mediática que podrían tener algunos actos. Tampoco cumplía ninguna función pública más allá de dejar claro cierta moral en el Código Penal de Texas. Pero, que una ley no sea justa o inteligente no significa que sea inconstitucional.

En vez de meterme en una discusión específica sobre la doctrina legal (cosa que ya he hecho en otras ocasiones), quiero enfocarme aquí en la naturaleza del punto de partida que tiene ahora el Tribunal Supremo de EEUU cuando se trata de cumplir con su función judicial. En parte, porque el primer párrafo de la opinión del Juez Kennedy, opinando con la mayoría de jueces, puede que sea uno de los pronunciamientos más filosóficos que haya emitido el TS en toda su historia, y que sólo demuestra que aún se está mezclando moral y sentimiento (sin duda, un legado del creciente catolicismo en EEUU) con la ley pura y dura.

Voy a traducir la opinión del Juez Kennedy pero si quieren leer el inglés original, pueden ir a esta página.

Voy a dividir la opinión de Kennedy por números – en seis de sus frases.

[1] La libertad protege a la persona de intromisiones injustificadas en hogares y otros sitios privados. [2] En nuestra tradición, el Estado no es un elemento omnipresente en el hogar. [3] Y hay otras esferas de nuestras vidas y existencia, fuera del hogar, donde el Estado tampoco debería ser una presencia dominante. [4] La libertad se extiende más allá de los límites espaciales. [5] La libertad supone una autonomía del “yo” que incluye libertad de pensamiento, creencia, expresión y ciertos comportamientos íntimos. [6] Este caso trata sobre la libertad de la persona en sus dimensiones espaciales y más trascedentes.

Suena exáctamente como las frases que pronuncian los liberales en España. Que si la autonomía de la persona, que si la libertad individual, que si cada uno en su casa hace lo que quiere, que si mi intimidad, y más bla, bla, bla. Obviamente la “fraseología” de Kennedy es mucho más sofisticada que la de cualquier Gabriel Calzada o Juan Ramón Rallo, pero tiene una misma base – una base moral equívoca. La profundidad filosósfica está muy bien, pero nos debe dejar estupefactos. Tome usted en cuenta, por favor, la primera frase de Kennedy: “La libertad protege a la persona de intromisiones injustificadas en hogares y otros sitios privados”.

¿Es que la libertad es acaso una divinidad teológica, señores, como Niké o Eros? Si no es así, entonces esta cosificación de la libertad por parte del Tribunal Supremo no resuelve nada excepto evitar la obligación de decir qué es exáctamente lo que nos protege de “intromisiones injustificadas” (para colmo, ni siquiera nos da una lista de cuáles son esas intromisiones injustificadas).

La frase [2] es igual de vacía: “En nuestra tradición, el Estado no es un elemento omnipresente en el hogar”. ¿Significa eso entonces qe el Estado habita en algunas habitaciones de la casa y no en otras?

La frase [3] es una incoherencia: Cuando lees la frase 2 a la luz de ésta, igual podría usted sospechar que el autor cree que la palabra “omnipresente” significa “ser una presencia dominante”. Claro, eso no es lo que significa esa palabra y uno no puede evitar pensar si al autor le interesa más el sonido de las palabras o sus respectivos significados. En cualquier caso, es imposible estar seguro sobre qué es lo que quiere decir. ¿Es que nuestras vidas y nuestras existencias son dos cosas distintas, como parece insinuar esta frase número 3? ¿Quién es el que dice que el Estado “debe ser” una presencia dominante en todas las esferas de nuestras vidas, y qué se consigue negando declaraciones tan absolutamente desatinadas?

La frase [4] establece más misterios cuando afirma que “la libertad se extiende más allá de los límites espaciales”. ¿Cómo es que se extiende así? ¿Es que va volando en el espacio a pesar de los obstáculos físicos? ¿Es que entra en otras dimensiones? ¿Cuáles? A lo mejor la frase simplemente indica que la libertad puede ser algo más que la ausencia de obstáculos físicos al movimiento? ¿Pero quién ha negado esas proposiciones?

La frase [5] parece que empieza a tener sentido para lo demás. Sin embargo, tenemos el concepto de “libertad” suponiendo una “autonomía” que incluye ciertas “formas” de libertad – ¿Es la libertad algo distinto a la autonomía, señores? Lo de la “autonomía del yo” es una gilipollez, una redundancia.

La frase [6] está llena de sandeces, de nuevo. Eso de “dimensiones trascendentes” tiene un tono espléndido, pero el término no tiene ningún significado obvio en este contexto. Además, se añade la dificultad de qe el autor supone que hay grados de trascendencia entre estas dimensiones trascedentes.

Cuando el T.Supremo de los EEUU se baja a ese nivel, de abrir una opinión jurídica con un pronunciamiento cuyo significado sólo podemos adivinar, puede que nos sintamos tentados a ignorarlo con alguna carcajada malvada o un suspiro de vergüenza. Pero el Juez Kennedy nos complica el asunto, porque Lawrence también repite una locura retórica sin sentido de la opinión que escribió Kennedy en 1992, en la decisión de Casey, donde el T.Supremo reafirmó el “derecho” a poder abortar.

Es posible que el Tribunal Supremo de EEUU tenga en mente, estos tres principios que tú y yo, como liberales, compartimos – por mucho que en el Instituto Juan de Marriana, esos imbéciles digan lo contrario sobre mí.

(1) Existen precedentes, del TS, que protegen ciertas libertades a la hora de tomar decisiones sexuales

(2) cada persona tiene la libertad legal de pensar lo que les apetezca sobre la religión, la fe, la filosofía política, etc, etc.

(3) La Primera Enmienda de EEUU limita, bastante, el poder del Gobierno a la hora de forzarte a tener tal o cual creencia.

Pero ¿qué tendrán que ver 2 y 3 con la legalidad de que el gobierno pueda restringir el aborto y la sodomía? Abortar un embarazo NO ES una creencia o pensamiento, como tampoco lo es un acto de sodomía.

Mañana más. (Esta serie sí que es larga).

Anuncios

11 comentarios

  1. Alfredo · ·

    *Iba a colgar hoy mi discurso, pero lo haré en otro momento – cuando se acerque más la primavera, por motivos tácticos.

  2. Wicked · ·

    La verdad es que en España se echa de menos a unos análisis tan rigurosos como los suyos, Don Alfredo. Claro que no tenían argumentos contra su exposición, pues esos analfabetos funcionales del Mariana ni siquiera saben escribir sobre la economía, que es en lo que supuestamente se especializan. Se ensañaron con usted porque se sintieron amenazados, no por otra cosa. Ellos, si cabe, sí que son muy homófobos en el fondo, pero a la vez unos cobardes de mierda. Recuerdo aún como Calzada jamás contestó su reto de tener un debate en público. Usted hubiera echo pedazos a Calzada en un debate ideológico.

    Un saludo

  3. Guillermo · ·

    Hola:

    Escribo esto porque personalmente siento que es un deber de caballeros, independientemente de la política de cadauno, ser honesto y como dicen en la lengua inglesa, “set the record straight” (una expresión que me encanta).

    Soy homosexual, no es algo que me enorgullece pero esa es mi identidad sexual. He tenido el placer de conocer a Alfredo hace años, precisamente cuando dio conferencias en Madrid sobre este tema de los derechos y la sexualidad. Cualquiera que diga que este señor es un “peligroso homófobo” miente descaradamente. Alfredo siempre me trató a mí con respeto, jamás me ha insultado por ser lo que soy y si bien es cierto que su postura moral es absolutamente anticuada, eso no le quita razón en el ámbito jurídico.

    Soy ateo y estoy absolutamente de acuerdo con lo que dice Alfredo. Los derechos que tú tienes los tienes gracias a que se legislan, y no dependen de una fuerza externa más allá de las creencias de cada uno. En España se ha legislado que los gays pueden casarse y os puedo asegurar que Alfredo, si fuera juez, no aplicaría algo distinto de lo que marque el Congreso, pues esa es su filosofía formal.

    La verdad es que yo me puse en contacto con él cuando ví los graves insultos que le lanzaron y a pesar de ser un simpatizante en esa época del Juan de Mariana, salí asqueado y decidí hablar con librepensadores de verdad, como es este señor.

    A mí me gusta la gente que me habla claro y que no son hipócritas. Desde el punto de vista moral, Alfredo me dijo que no estaba de acuerdo con mi “decisión” de ser gay y yo le expliqué que con eso se nace. No estamos de acuerdo en es pero echo en falta mucho, al menos en España, unos debates tan interesantes, cordiales e inteligentes como los que he tenido con Don Alfredo.

    Si lo que se quiere es hablar de homofobia, mejor sería preguntarle a los hipócritas como Elentir, que se escandalizaron con Alfredo pero no dudan en arremter duramente contra los gays en sus entradas. Lo que les escandalizó de Alfredo nada tiene que ver con su “homofobia” (porque de homofobia no tiene nada, es todo un caballero, os lo aseguro). Lo que les escandalizó fue que Alfredo es diferente, no es como los demás, no es de salir a tomar el cafelito entre los “colegas”, no entraba en el colegueo y solo se dedicaba a exponer sus ideas. Tiene gracias que un sitio web donde afirman que los homosexales somos “enfermos mentales”, hable sobre la homofobia de Don Alfredo.

    Alfredo:

    No conocía yo esta serie pero la voy a disfrutar mucho, porque me fascinan los temas de interpretación jurídica y su jurisprudencia siempre me resulta muy distinta pero liberal “clásica”. No deje usted jamás que una pila de mediocres le intimide. Voy a estar yo en Londres posiblemente la semana que viene y si usted va a dar alguna charla en su querido “Belgravia District”, avíseme. Me encantan sus charlas tan amenas, educadas y llenas de información. Por lo menos usted sabe escuchar a los demás pero a la vez filtra toda la basura.

    No, dudo mucho que a Elentir le gusten los hombres. Creo que está demasiado mareado con sus propias mentiras como para ponerse a querer a otros. Lo de Daniel Rodriguez Herrera no es más que eso de “lamer culos” para ascender de toda la vida. Ni caso a eso, Alfredo, que usted tiene demasiado nivel como para preocuparse de esas cosas.

  4. capitalsmoke · ·

    Hola, Guillermo, Pues mira yo también conozco muy bien a Alfredo y por suerte, tanto él como todos los asociados suyos somos antifascistas. No eres la única “victima” del tal Elmentir. Fijate en este hilo y mira como se quejan de la cantidad de veces que ese falangista de mierda censura las opiniones que no les gusta. Personalmente, me quedo con el comentario de la tal Florecilla Silvestre, que es el último. Aunque, tela marinera con José García Palacios. Es muy falso ya que en su día dijo que Alfredo debería ser expulsado de Red Liberal y dijo que no “era liberal”. No me fío de nadie en Red Liberal. El tal Jose García Palacios además censura también y se hace la victima. Alfredo ya lo destapó hace tiempo – es un inmigrante cubano-español en Estados Unidos, sin oficio ni beneficio, que se dedica a jugar el papel de liberal progreta. De todas formas, es mucho mejor que Elmentir.

    http://elrincondelalibertad.blogspot.com/2011/11/elentir-es-liberal_16.html

    http://elrincondelalibertad.blogspot.com/2011/11/pues-mi-elentir-no-me-da-asco-me-hace.html

    Si alguien quiere ver una foto de ese tipejo, aquí la tienen: A diferencia de él, aquí no somos racistas pero tiene gracia que este personaje, que tiene una pinta de moro increíble, presuma tanto de sus chorradas fachillas.

    http://opposicion.blogspot.com/2009/02/el-peon-negro-elentir-tocado-y-punto-de.html

  5. govanni · ·

    Definitivamente es un tema candente,tendre que informarme bien, para dar mi opinion,es un tema polemico,y que va a dar mucho de que hablar…saludos Alfredo

  6. Rubén · ·

    Siempre me han parecido un tanto ridículas estas leyes antisodomía, parece un poco como si el juez quisiera meterse entre las sabanas de lo que ocurre entre una pareja. Creo que en el fondo se trata de una persecución encubierta del homosexual al grito: ¡a por el marica!
    Como no conozco en profundidad la Constitución americana no me atrevo a dar una opinión sobre la constitucionalidad de esas leyes, en España, sin embargo, si que serían inconstitucionales a tenor de nuestra Constitución.
    En el fondo la cuestión es ¿somos iguales ante la ley? ¿puede el Estado discriminar por cuestiones sexuales? Entiendo que no. Los homosexuales tienen derechos en España pero no por ser homosexuales (no existe un derecho abstracto a ello) sino por el mero hecho de ser ciudadanos españoles y ser iguales que el resto de ciudadanos ante la ley.

  7. Totalmente de acuerdo con Rubén.

    Saludos,

  8. molondro · ·

    “…afirmé que no existe un derecho a la libertad sexual (me refiero en sentido abstracto, porque obviamente se ha dictado por ley que sí existe) ni mucho menos un derecho específico a sodomizar”.

    Muy cierto; el derecho a la libertad sexual no tiene ninguna existencia metafísica. Depende de las leyes… como todos los demás derechos.

    Tampoco existe un derecho metafísico a la propiedad privada, si lo tenemos es porque “se ha dictado por ley que sí existe”, por usar su propia expresión.

    Así que el derecho a la libertad sexual es exactamente igual que el derecho a la propiedad privada o a la vida, todos ellos nos los hemos otorgado a nosotros mismos a través de leyes.

    Por otra parte, el que no exista un derecho a hacer tal o cual cosa no implica que esa cosa esté prohibida. No hay un “derecho a hurgarse la nariz”, pero a nadie se le ocurriría que alguien pudiera ser castigado por hacerlo.

    Podemos hablar de derechos en positivo (a la manera roussoniana, considerándolos “conquistas” sociales) o podemos hablar desde el punto de vista liberal y hablar de los derechos en sentido negativo, en cuyo caso tendríamos derecho a hacer todo aquello que no está prohibido por la ley, y por ende, tendríamos derecho a practicar eso que usted llama “sodomía” y la gente normal llama homosexualidad.

    Quiero decir también que el derecho a la homosexualidad se enmarca en otro más general, que es el derecho a la libertad sexual, que, a su vez, se enmarca en otro que es el derecho a la libertad, a secas. De ahí hay que partir, con una buena definición, porque si consideramos que el derecho a la libertad implica todas aquellas acciones que no causan daño a los demás (esa sería una definición posible), lo mismo se aplica entonces a la libertad específica del ámbito sexual y, con ella, a la homosexualidad.

    Saludos.

  9. Hola, brevemente, ahora contestaré primero a mis dos “clientes importantes/habituales”:

    Rubén – Es que en España ya existe un derecho explícito a la libertad sexual (aunque como siempre, eso dependerá siempre siempre siempre de la opinión social que es la que influye sobre las leyes penales).

    Por cierto, el gobierno puede prohibir conductas que “debería” permitir. Desde mi punto de vista, eso fue lo que ocurrió cuando el estado de Texas prohibió la sodomía homosexual. (Y quizá también debería recordar que Montesquieu estaba en contra de la criminalización de la conducta homosexual).

    También aquí es donde puedes ver por qué soy tan defensor de los jurados populares – de toda la vida, ha sido el ciudadano informado el que ha moderado leyes injustas, anulándolas cuando hace falta.

    Molondro: Yo a usted hoy le veo o noto mucho más razonable.

    Dice usted: “Por otra parte, el que no exista un derecho a hacer tal o cual cosa no implica que esa cosa esté prohibida. No hay un “derecho a hurgarse la nariz”, pero a nadie se le ocurriría que alguien pudiera ser castigado por hacerlo”.

    Todo lo que no esté prohibido por ley, está permitido (desde mi óptica).

    “Podemos hablar de derechos en positivo (a la manera roussoniana, considerándolos “conquistas” sociales) o podemos hablar desde el punto de vista liberal y hablar de los derechos en sentido negativo, en cuyo caso tendríamos derecho a hacer todo aquello que no está prohibido por la ley, y por ende, tendríamos derecho a practicar eso que usted llama “sodomía” y la gente normal llama homosexualidad”.

    Desconozco qué entiende usted por “gente normal”. A mí me enseñaron que todo individuo es un mundo, que no existe “gente normal”. Por suerte, tuve una educación liberal alejada de eso de pensamientos colectivistas como usted representa a ultranza. Y efectivamente, yo nunca he dicho lo contrario – jamás he dicho que si algo no está prohibido por ley, está prohibido. Sodomía es el término que se usa en Derecho, de toda la vida. Las leyes hay que citarlas como son, no como a usted le guste que fueran.

    “De ahí hay que partir, con una buena definición, porque si consideramos que el derecho a la libertad implica todas aquellas acciones que no causan daño a los demás (esa sería una definición posible), lo mismo se aplica entonces a la libertad específica del ámbito sexual y, con ella, a la homosexualidad”.

    Correcto – aunque, es ahí donde está la clave – qué entendemos por libertad, cada uno. No acepto su definición, aunque es una de las posibilidades.

    Para mí, la libertad es un concepto amorfo, y para darle contenido, debemos tener como referencia las tradiciones existentes en las culturas. Hay que mirar qué relevancia o interés tiene proteger ciertas conductas bajo el pretexto de libertad: Por ejemplo, para mí no basta con que tradicionalmente las sociedades hayan protegido a los padres biológicos en casos de patria potestad, porque tampoco tradicionalmente se ha protegido los intereses de padres que cometen adulterio. Es sólo un ejemplo, pero hay muchos otros que son más fuertes todavía. Ya sé que esta postura no está de moda entre liberales, pero la sé defender muy bien.

  10. Ruben · ·

    Alfredo.

    Reconozco el caracter puramente democratico de la institucion del jurado e igualmente reconozco que mis prejuicios sobre el mismo son un tanto incoherentes con el espiritu republicano y democratico que defiendo para una buena forma de gobierno, y por ello mismo estoy dispuesto a considerar mi postura al respecto. Es solo que sencillamente no me gusta en lo que se convierten algunos juicios con jurado, parece mas bien un espectaculo de circo para entretener y confundir al publico, lease el jurado, que un juicio. Y creo que la justicia es algo mucho mas serio que todo eso.

  11. govanni · ·

    En principio,la libertad sexual es explicitamente eso,pero realmente las sociedades,acogen una conducta,”relativamente inmoral”,que es la homosexualidad…,ahora bien viendolo desde el punto de vista moderno,lo “normal” es el respeto a la libertad de escoger un individuo con quien se acuesta,lo que no queda claro, es el papel que jugaria una pareja gay,en la crianza de un niño o niña con aptitudes heterosexuales,y el martirio de las burlas que genera ir en contra de la naturaleza !!!…en general,.–.que es tener padre y madre de los que hemos venido al mundo,realmente ,no lo veo claro,que un hombre con estas tendecias,busque tener hijos,cuando no le gustan las mujeres que fueron creadas para ello,ahora la sodomia,de puertas para dentro me la suda,a excepcion que sea para abusar de un menor,–A pesar de ser “abierto de mente” me cuesta entender a estos individuos que adoptan y quieren hacer de madres,estilo ricki martin,que ya me lo olia que era,del equipo contrario desde antes que salira del closed,el mismo ronaldo del madrid y ahora el caso de miguel bosse entre otros..que derivan en un ejemplo negativo,convirtiendo a España en un paraiso gay….

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: