Matando a Montesquieu (II)

Decía que Montesquieu cometió dos errores. En primer lugar, su análisis era fruto de una doctrina ortodoxa en el siglo XVIII que defendía que ningún poder soberano puede ser dividido. Montesquieu, con razón, dijo que la libertad contra el ejercicio arbitrario de poder podría aliviarse teniendo múltiples actores con poderes asignados pero él estaba pensando en términos esencialistas. Es obvio que podemos separar legislar y ejecutar la ley pero ninguno de estos poderes puede dividirse internamente durante mucho tiempo. Montesquieu no se dio cuenta que la protección real contra cualquier ejercicio arbitrario de poder o abuso es involucrar a múltiples actores en CADA EJERCICIO DE PODER, si bien es cierto que también incluye el ejercicio individual de más de un tipo de poder. El equilibrio real de poderes, y no separaciones esencialistas de las actividades, es lo que realmente impide que un actor concluyentemente determine el alcance de sus propios poderes. ESA ES LA CLAVE. La cuestión no es si los poderes difieren, sino ver que si el reparto de poderes entre múltiples actores e instituciones es la clave para solucionar este problema.

En segundo lugar, Montesquieu no llegó a ver la importancia de la naturaleza del sistema anglosajón – el sistema del “common law” inglés y el mecanismo establecido por su doctrina de precedente – para una exposición judicial autoritativa de las leyes existentes. Es error empírico tuvo como consecuencia la trivialización de la función judicial inglesa – que, a propósito, es la determinación AD HOC (PARA ESTO) de hechos en contraposición/oposición. Por lo tanto, Montesquieu no llegó a ver que la exposición jurídica inglesa tiene una característica esencialmente legislativa, porque se va “descubriendo” la ley.

Mucha gente se olvida que en una sociedad liberal – o sistema realmente liberal clásico y democrático, un juez no puede ser un legislador – de hecho, también ignoran que los que tienen el poder real para juzgar de forma “separada”, al margen del Ejecutivo, es EL JURADO POPULAR. El juez no ha de ser más que un FUNCIONARIO que impone las penas previstas o medidas legalmente establecidas para un condenado por algún delito.

¿Es que ya nadie se acuerda que los fundadores de EEUU eran perfectamente conscientes de lo que hacían cuando permitieron a varios individuos ser jueces y ejecutivos a la vez? ¿Separación de poderes? No señores – más bien, separación de personal.
Ah, ¿que no me lo crees? Un poco de historia entonces: los TRES primeros jueces presidentes – “Chief Justice”, de EEUU, durante un tiempo, realizaban otras tareas y capacidades ejecutivas. Así pues, John Jay y Oliver Ellsworth eran embajadores a Reino Unido y Francia, respectivamente, en una época en la cual esa función de verdad era algo extraordinario y plenipotenciario, que por supuesto incluía poder ejecutar y crear tratados internacionales de bastante peso. Otros ejemplos: John Marshall, que famosamente fue Secretario de Estado a la vez que juez durante la presidencia de Adams, como Jay ya había sido en la primera administración de Washington durante la ausencia de Jefferson, que andaba perdido por la decadente y revolucionaria Francia de la época.

Tribunal Supremo en el Reino Unido

El día 12 de junio de 2003, el gobierno británico, dirigido por Antonio Blair (también conocido como Bliar), anunció que iba a imponer un “nuevo Tribunal Supremo para el Reino Unido”. Toda jurisdicción de apelación que tenía la Cámara de los Lores sería trasladada, junto con los “Law Lords” (Lores de ley). La legislación obtuvo el sello de la Corona (Royal Assent) el día 24 de marzo de 2005. “El objetivo primordial con esta reforma es tener un Tribunal que sea un cuerpo separado del Parlamento”. Los jueces en el Tribunal, si fueran también miembros de la Cámara de los Lores, tendrán prohibido formar parte de la cámara legislativa durante su estancia en el Tribunal. Para defender esta medida, citaron el Artículo 6 de la Convención Europea de los Derechos Humanos, ahora, por desgracia, incorporado al Derecho británico (y español) a través de la famosa y asquerosamente intervencionista “Human Rights Act de 1998” (dicho sea de paso, Cameron prometió abolirla y nunca lo hizo). Las razones del Gobierno británico fueron más allá – dijeron lo siguiente – unos comentarios que seguramente ya conoces al haber tenido charlas con españoles “indignaos” con eso de “joé ej que hay que despolitizá la justicia tronko” –

“El hecho de que los “Law Lords” son un comité de la Cámara de los Lores podría provocar preguntas problemáticas sobre la apariencia de la independencia del Poder Legislativo. Mirándolo desde otro punto de vista, el requisito de apariencia de ser imparcial e independiente también limita sustancialmente la capacida de los “Law Lords” para contribuir a los Lores, y así se reduce el valor a ellos y a la Cámara”.

(Estoy citando, lo de arriba, de una charla impartida por el Profesor Wheelock, de Cambridge, en una conferencia a la que fui en 2003, en Londres).

Así pues, la integridad de juzgar, según los afrancesados estos, se promueve y se fortalece cuando esta actividad está completamente fuera de las manos del legislador. ¿Pero es cierto eso? ¿Acaso la reforma de Blair ha dado lugar a una separación completa? La evolución del sistema británico constitucional durante el siglo XVIII estableció que no había una separación entre ejecutivo y legislativo en el Reino Unido. De hecho, como ya sabemos del propio Montesquieu y otros escritores, efectivamente el Podeer Ejecutivo está comprometido a cierto número de personas seleccionadas del Poder legislativo, una circunstancia que Montesquieu denunciaba como “el fin de toda la libertad”.

Quizás el análisis de Montesquieu es fruto de la hostilidad que tenía el malvado y afrancesado Bolingbroke contra el ascenso imparable del bueno de Walpole – un whig, de tendencias puritanas y cuya influencia es tan enorme que hoy en día no podríamos entender la libertad anglosajona sin Walpole – gracias a Walpole, la amenaza de la dinastía católica-papal quedó enterrada para siempre y además, aplastó una rebelión que pretendía re-imponer a los perdedores sinvergüenzas que habían intentado ganar contra los libertadores de la Gloriosa. Lean más sobre Walpole, aquí. Walpole, además, destruyó lo “Tory” en su partido y se impone lo “Whig” – que es lo que aquí defendemos – eso dio lugar a un futuro con líderes como Margaret Thatcher – un partido más capitalista, más “comercial”, más financiero, más liberal, etc.

En cualquier caso, las predicciones de Montesquieu nunca se han cumplido. ¿Está la causa de la libertad más protegida si separamos los poderes judiciales y legislativos? ¿Alguien ha conseguido esa separación real? Ya veremos en la próxima entrada.

Anuncios

27 comentarios

  1. Hola,

    Yo creo que omites el hecho de que Montesquieu es un hombre de Francia y para Francia, y que lo que hacía no tenía nada que ver con una supuesta “hostilidad” hacia el sistema de la Comon Law sino con una percepción sobre lo que Francia necesitaba.
    Esto es como el debate sobre Laicismo vs aconfesionalidad, ¿Por qué en Francia hubo un laicismo más duro que la aconfesionalidad propia de países alglos? Sencillamente porque tenía que combatir con una Iglesia católica dominadora y plenipotenciaria. ¿Por qué se tendió al estado centralizado? Por la herencia absolutista y también como mecanismo para poder combatir esos podedes tácitos implantados localmente.

    Con este debate pasa lo mismo, ¿Por qué Montesquieu era un claro defensor de la separación de poderes? Porque era la “medicina” para combatir los problemas de Francia, que venían de la concentración de todos los poderes en una persona. Era lógico, pues, querer dividirlos todo lo posible.

    Ah! Y por cierto, sé que no es el debate, pero después de ver la última sentencia de un jurado popular en España me chirría ver tu defensa del mismo. No quiero ser drástico pero me parece claro que hay delitos que este tribunal no puede juzgar por democrático que sea, o por lo menos no en un sistema de jurado “puro” que permita aberraciones como la absolución de mi amigo Camps.

    Saludos,

  2. Alfredo · ·

    Pedro:

    “Yo creo que omites el hecho de que Montesquieu es un hombre de Francia”

    ¿? Al contrario, no he parado de subrayar que era francés.

    “Esto es como el debate sobre Laicismo vs aconfesionalidad, ¿Por qué en Francia hubo un laicismo más duro que la aconfesionalidad propia de países alglos? Sencillamente porque tenía que combatir con una Iglesia católica dominadora y plenipotenciaria. ¿Por qué se tendió al estado centralizado? Por la herencia absolutista y también como mecanismo para poder combatir esos podedes tácitos implantados localmente”.

    Estoy de acuerdo con eso pero esos hechos no quitan de que, una vez superado el sistema absolutista y papista, ahora cabe más decentralización y más libertad política.

    “Con este debate pasa lo mismo, ¿Por qué Montesquieu era un claro defensor de la separación de poderes? Porque era la “medicina” para combatir los problemas de Francia, que venían de la concentración de todos los poderes en una persona. Era lógico, pues, querer dividirlos todo lo posible”.

    Pero al final eso dio lugar al mismo problema. Ya verás.

    “Ah! Y por cierto, sé que no es el debate, pero después de ver la última sentencia de un jurado popular en España me chirría ver tu defensa del mismo. No quiero ser drástico pero me parece claro que hay delitos que este tribunal no puede juzgar por democrático que sea, o por lo menos no en un sistema de jurado “puro” que permita aberraciones como la absolución de mi amigo Camps”.

    A mí no me cabe otro remedio que defender el sistema de jurado popular, Pedro, porque soy liberal y democrático y no cabe otra alternativa realmente “independiente” y sobre todo, JUSTA, para el acusado/imputado.

    ¿Aberraciones? Sí – ¿Irracionales? Es posible. ¿Ignorantes o emocionales? Sí, pero eso también lo podríamos decir de algo incluso más importante: LOS VOTANTES que eligen a los políticos que hacen las leyes y no creo que te atrevas a defender que sólo unos pocos deben votar.

    A mí no es que me “guste” el sistema del jurado – pero es que cuando miro las alternativas, me quedo con la frase de Churchill: Es el sistema menos malo.

  3. Bueno las cosas deben ser funcionales y el hecho es que el jurado popular para muchas cosas no lo es. Yo puedo comprender que un jurado popular por la necesidad de la amplia mayoría que se necesita para condenar a alguien sea positivo para aquellos delitos en que la pena sea muy agresiva y debamos extremar todas las posibilidades de que un inocente sea condenado. Ojo, no estoy diciendo que sea razonable que no culpables sean condenados, nunca lo es, pero digamos que no es lo mismo una multa que 30 años en la cárcel.

    Adicionalmente a todo esto, hay cuestiones que representan una gran problemática nacional y deben ser fuertemente perseguidas. Esto ya lo hablamos cuando hablamos de Garzón y del problema que tenía la corrupción en nuestro país y ahora podriamos volver a lo mismo.
    Cuando te enfrentas a delitos absolutamente “tecnificados”, con tramas que son extraordinariamente cuidadosas de no dejar evidencias, etc. Enfrentar eso con unas excesivas garantías procesales no puede llevar más que al fracaso. Los delitos de corrupción son cada vez más difíciles de juzgar, lo que fomenta su multiplicación.
    Si a esto le sumamos, además, que se pretende juzgar por tribunal popular a gente “popular” que tienen afinidades populares irracionales, estás dificultando aún más la condena de claros culpables de corrupción.

    Para casos como el de Camps (y ojo, me valdría igual el caso de alguien famoso que tenga “fans”, aunque no sea político) un jurado popular no es más que una garantía para que los culpables sean absueltos. Ahí sería mucho mejor un tribunal escabinado si se quiere, pero nunca uno puro. Uno puro es la garantía de absolución para los “Camps” o las “Lolas Flores” de turno.

    Y por supuesto esto no tiene nada que ver con el voto. El voto es universal porque, sencillamente, no existe nada mejor ni una alternativa demcorática a eso. Pero en el caso de la justicia sí existe una alternativa democrática, que es un jurado profesional, que ofrece más garantías de un veredicto justo.

    Saludos,

  4. Peter Foran · ·

    Buenos días, don Alfredo.

    Bueno, si me permite y hace usted el favor, ya sé que este artículo es ‘off-topic’ pero me ha parecido interesantísimo para usted y para muchos de sus lectores:

    Escuela de inmisericordes -Javier Marías

    Allá por el pasado septiembre, cuando todavía eran ocho o nueve los candidatos que competían por la nomina­ción republicana para las próximas elecciones a Presi­dente de los Estados Unidos, hubo en la prensa resúme­nes de sus respectivas posturas, que, a decir verdad, diferían poco o tan sólo en matices. Según el corresponsal Antonio Caño, para esos hombres y mujeres la solución a los problemas nacionales pasaba en todo caso por “menos regulación, menos control, más libertad a las empresas y menos impuestos o ninguno en absolu­to… Se presentaron propuestas como la de retirar a los policías de los aeropuertos y dejar la seguridad en manos de las compa­ñías aéreas, o la de negarle al Estado toda autoridad en materia educativa y entregársela plenamente a las familias”. Al parecer, la mayor ovación que se oyó en el debate que tuvo lugar enton­ces fue cuando alguien recordó que Texas había ejecutado hasta aquella fecha a 234 presos, un récord nacional. El Gobernador de ese Estado desde hace diez años (ahora ya retirado de la carrera, no sé si por suerte o desgracia), defendió con orgullo esa marca y apostilló, como si hiciera falta: “Eso no me quita el sueño”. Por supuesto, todos los aspirantes echaron pestes de la tímida reforma sanitaria de Obama -que intenta que no se mueran sin más quienes enfermen y no dispongan de medios para costearse la carísima atención médica privada- y juraron eliminarla en su hipotético primer día en la Casa Blanca.

    Otra cosa en la que también coincidie­ron -y esto es lo más llamativo- fue en rechazar la teoría de la evolución de Darwin porque, “a su entender, el hombre fue creado por Dios”. Si digo que es lo más llamativo no es -o no solamente- por su primitivo e irracional repudio a la ciencia, sino porque, mientras negaban la selección natural de las especies, con sus propuestas intentaban impulsarla y desarrollarla, reim­plantarla entre los humanos y dejarle el camino expedito, sin fre­nos ni trabas. Si el papel del Estado y de los Gobiernos queda redu­cido al mínimo, como ellos pretenden; si las empresas deben campar por sus fueros sin control ni normas, y la educación de los niños depender tan sólo de los medios económicos y las peculiares creencias de cada familia; si la doctrina es que cada cual se las arre­gle por sí solo y el que sufra pobreza, o mala salud, o ancianidad desvalida, o impedimento físico o psíquico, o simplemente mala suerte, que allá se las componga o perezca, no me digan que esto no es una entronización de la ley del más fuerte, también llamada ley de la selva, a fin de que sobrevivan sólo los agraciados por la fortuna o por la naturaleza, los que nacen ricos y sanos, y -claro está- los depredadores más fieros. Una de las cosas que nos distinguen de los animales -a los hombres” creados por Dios”, según estos individuos-, es nuestra disposición a renunciar voluntaria­mente a parte de nuestro poder y de nuestra fuerza, a dotarnos de leyes que no condenen a la desaparición “natural” a los débiles y desfavorecidos, así como nuestra capacidad para sentir cualquiera de las palabras modernas -”empatía”, “solidaridad”- que han ve­nido a sustituir a otras más tradicionales, como “caridad” o “pie­dad” o “misericordia”. Pero, según buena parte de la actual dere­cha mundial, esos conceptos están de sobra, de tal manera que los que más dicen detestar a Darwin resultan ser, en realidad, los más fervientes partidarios de lo que él se limitó a describir y exponer.

    Y esa no es la única contradicción o hipocresía flagrantes. Esa derecha que aboga por el “Sálvese quien pueda, y el que no púdra­se”; que se opone a la intervención del Estado para ayudar a la gente en apuros; que detesta la sanidad pública y la educación universales; que considera meros parásitos a quienes no se pueden valer por sí mismos o ya han nacido casi abocados a la margina­ción y la indigencia; que culpa a quienes enferman o se ven arruinados por el motivo que sea; esa derecha, digo, se reclama “cristiana” invariablemente. Y, o yo he olvidado mi catecismo, o el cristianismo predica con énfasis lo que sus supuestos representantes hoy repudian: la compasión, la piedad, la caridad y la misericordia.

    Esperanza Aguirre, confesa admirado­ra del Tea Party que inspira y domina a los beatos candidatos republicanos, ha im­puesto recortes del salario a los funciona­rios madrileños que no puedan acudir al trabajo por enferme­dad. Se trata de luchar contra el “absentismo”, según ella, pero lo cierto es que un médico, un celador o un enfermero de hospi­tal público perderán el 40% de su sueldo a partir del cuarto día de baja; otros funcionarios, adscritos a otras consejerías de la Co­munidad de Madrid, tardarán más tiempo en perder y perderán algo menos. Pero a quien enferme de veras y durante largo tiem­po se le añadirá el castigo de ver muy mermados sus ingresos, precisamente cuando es probable que deba afrontar muchos más gastos. Sé de una maestra que lleva muriéndose varios me­ses, que no va a mejorar ni a volver al trabajo. Se está muriendo, ¿comprenden?, sólo le queda irse despidiendo y esperar a que suceda. Pero mientras agoniza y espera se ve condenada a ser mucho más pobre y a angustiarse más por la situación en que dejará a sus hijos. Si eso no es lo contrario de la piedad y la misericordia -si eso no es crueldad y ensañamiento con los desampa­rados y los desventurados y débiles-, que venga el Cristo al que adoran y que sea él quien lo vea.

  5. Rubén · ·

    Bueno, a grandes rasgos estoy bastante de cuerdo con Pedro en el tema de la separación de poderes.
    Soy un firme defensor de la separación de poderes en origen porque entiendo que es la única forma de evitar la tiranía. Hay que recordar que nuestro pais es España, y lo tradicional y habitual aquí es la acumulación de poderes en manos del ejecutivo.
    Creo que lo fundamental es la separación entre el ejecutivo y el legislativo, ambos en origen. Apuesto directamente por la solución de Trevijano para este tema. Legislativo compuesto por representantes de los ciudadanos (no de los partidos) en circunscripciones uninominales, y el ejecutivo un presidente elegido directamente por los ciudadanos en circunscripción nacional.
    La justicia debe ser independiente en su constitución, un poder que se rige y se gobierna a sí mismo, todo gente de este ámbito y elegidos entre ellos y por ellos. En cuanto a la forma de interpretar la leyes que tanto preocupa a Alfredo, si una ley está bien hecha no deja lugar al sentido en que debe interpretarse. Sencillamente podría integrarse un principio constitucional de interpretación de la ley para dar mayor seguridad jurídica, o bien, supeditar de alguna forma la última interpretación de la ley al propio legislativo.

  6. Rubén,

    A pesar de estar de acuerdo con lo de la separación de poderes discrepo con la solución electoral que propones.
    Yo parto de la base de que mejor que este sistema prefiero casi cualquiera, entre ellos el sistema uninominal (aunque prefiero el voto alternativo), aunque realmente prefiero un sistema como el alemán donde haya circunscripciones pequeñas y una nacional. Realmente en Alemania hay un voto de diputado único que luego se “resta” a los resultados de la circunscripción nominal, quedando una proporcionalidad total y, además, siendo parte de los diputados elegidos en circunscripción única.
    Hace unos meses hice un artículo sobre esto: http://larepublicaheterodoxa.blogspot.com/2011/06/que-sistema-electoral-necesitamos.html

    Respecto a elegir al presidente del ejecutivo por elección directa no estoy de acuerdo. No lo estoy porque creo que es contrario a la tradición parlamentaria europea (aunque precisamente Francia sea una excepción parcial). No me gustan los sistemas americanos con ejecutivos y legislativos totalmente separados, porque podemos llegar a “cohabitaciones” de muy difícil gobernabilidad.
    La separación de poderes es importante, pero también debe ser funcional. Ni debe haber abuso, ni debe haber ingobernabilidad. Por eso soy partidario de soluciones específicas para nuestro país en función de nuestros defectos. Yo creo que lo fundamental es romper este bipartidismo nocivo que anula la voluntad popular bien entendida.

    Saludos,

  7. Adán · ·

    Efectivamente, la independencia de la Justicia se hace muy necesaria hoy en día porque quienes la pueden contaminar no son personas que necesariamente vengan de la Carrera Judicial, sino que son políticos, es decir, vendedores de crecepelo, charlatanes, timadores, sinvergüenzas y en la mayoría de los casos chorizos. ¿Cómo vamos a dejar en manos de esta casta a la Justicia?. Con otra casta política (en un futuro) no sé, pero viendo quienes nos representan, sin duda, Montesquieu está vivito y coleando.

    En otros comentarios he leído algo de los matrimonios gays, pues yo estoy en sintonía con lo que dice Alberto Ruiz Gallardón (cosas de la vida, él si viene de la Carrera Judicial, puesto que es Fiscal), defiendo el “mariconio” con los mismos derechos que el matrimonio (incluso la adopción), pero considero que no se puede llamar matrimonio ya que esta palabra latina fue usada para designar la unión de un hombre y una mujer con la intención de procrear y formar una familia, por tanto, sólo le cambiaría el nombre, tan sencillo como lo que dije antes sobre Poder o Función, para ser precisos hay que cambiar un nombre por otro, aunque en realidad no cambie nada.

  8. Ruben · ·

    Adan.

    Muy acertado lo que dices. Una matizacion: la cuestion no es que clase de casta politica nos gobierne, la cuestion es que no exista ninguna casta, o sea que nos gobernemos solos con libertad por medio de representantes no de oligarcas.

    En cuanto al matrimonio homosexual es algo cansino ya este debate. Personalmente creo que el matriminio no es ningun derecho, es un contrato civil que regula la ley y hay que estar a esa regulacion.

  9. Ruben · ·

    Pedro.

    Dices cosas interesantes sin embargo no estoy de acuerdo con ellas.
    La democracia es una cuestion de mayorias y minorias, efectivamente, asi se toman las decisiones y se resuelve cual es el interes nacional. La democracia tambien es una cuestion de representatividad, por eso se les suele llamar democracias reprsentativas, no una cuestion de proporciinalidades. La proporcionalidad es partitocracia, ya que se habla de una mayor o menor proporcionalidad en las elecciones de los representantes de los partidos. Sin embargo, en la democracia representativa, el representante es del pueblo que lo elige, concretamente de la circunscripcion que le delega la representacion en lo que deberia ser, y no es, un mandato imperativo.
    En cuanto al bipartidismo, esto no es un problema, el problema de verdad es la partidocracia. En EEUU y RU hay bipartidismo y eso no supone un problema porque existe representacion ciudadana y no del partido politico.
    En cuanto a la separacion del ejecutivo del legislativo, lo que tu propones es parlamentarismo y eso no es una democracia representativa, nunca lo ha sido porque el poder ejecutivo siempre va a depender del legislativo, va a estar sometido a los vaivenes parlamentarios. Lo que dices sobre la coabitacion sencillamente no se sostiene por dos motivos:
    1. No existiria coabitacion porque esto se da cuando existe partidocracia. Cuando en el legislativo hay sentados representantes de los ciudadanos y no de los partidos, ellos saben bien que a quien le deben lealtad es al ciudadano y no al partido, por tanto no se dejara llevar por intereses partidistas.
    2. Porque un estudio estadistico comparado de lis ultimos 100 años de historia politica de RU, EEUU y los ultimos 30 años en España demuestran la falsedad de esto con hechos. Donde existe un sistema parlamentario en que el ejecutivo depende del legislativo, mayor es la inestabilidad en la gobernabilidad. En RU, apenas el 50% de los gobiernos han terminado legislatura, en España apenas llegaba al 25%, mientras que en los EEUU estamos hablando del 95% de los gobiernos. Cuanto menos dependen los gobiernos de los legislativos, mas estables son.

  10. Alfredo · ·

    Pedro:

    “Bueno las cosas deben ser funcionales y el hecho es que el jurado popular para muchas cosas no lo es. Yo puedo comprender que un jurado popular por la necesidad de la amplia mayoría que se necesita para condenar a alguien sea positivo para aquellos delitos en que la pena sea muy agresiva y debamos extremar todas las posibilidades de que un inocente sea condenado”.

    Es que, precisamente, como tú mismo acabas de reconocer, (y otros lo ignoran cínicamente haciéndose los moralistas), es que un país liberal y democrático ha de ser garantista con el reo – algunos utilizan la palabra “garantista” como si fuera una palabrota, pero francamente no entiendo qué tendrá de malo estar protegido del abuso del poder, seas quien seas. Recuerda que hay gente (en el caso de USA, que aquí no viene a cuento, ciertamente) condenada a muerte y sería realmente aberrante que sólo unos jueces tengan el futuro de alguien en sus manos. Eso es concentrar demasiado poder – ¡JUSTAMENTE LO QUE CONDENAS!

    “Ojo, no estoy diciendo que sea razonable que no culpables sean condenados, nunca lo es, pero digamos que no es lo mismo una multa que 30 años en la cárcel”.

    Claro, pero es una injusticia en ambos casos.

    “con tramas que son extraordinariamente cuidadosas de no dejar evidencias, etc. Enfrentar eso con unas excesivas garantías procesales no puede llevar más que al fracaso. Los delitos de corrupción son cada vez más difíciles de juzgar, lo que fomenta su multiplicación”.

    Insisto – es un problema de leyes – porque, las leyes procesales podrían cambiarse en determinados supuestos – yo no soy “tan” garantista, por ejemplo, con temas de terrorismo aunque, por supuesto, creo que aquí todos sentimos el malestar cuando aprendimos que se había encarcelado o torturado injustamente a ciertos etarras.

    “Si a esto le sumamos, además, que se pretende juzgar por tribunal popular a gente “popular” que tienen afinidades populares irracionales, estás dificultando aún más la condena de claros culpables de corrupción”.

    Hablas de corrupción pero también se dan casos de estrellas famosas que salen absueltas – OJ Simpson es otro ejemplo.

    “un jurado popular no es más que una garantía para que los culpables sean absueltos. Ahí sería mucho mejor un tribunal escabinado si se quiere, pero nunca uno puro. Uno puro es la garantía de absolución para los “Camps” o las “Lolas Flores” de turno”.

    Entonces algunos tendrían más derechos que otros – y eso no es serio en Derecho Penal. Lo que sí debemos mirar es la COMPOSICIÓN del jurado – en el caso de, yo qué sé, un morito cualquiera imputado, es mucho más probable tener un juicio justo si el jurado está compuesto de una mezcla entre gente blanca y gente mora. En el caso de una mujer maltratada, pues un jurado con mitad mujeres, mitad hombres, y así sucesivamente.

    “Y por supuesto esto no tiene nada que ver con el voto. El voto es universal porque, sencillamente, no existe nada mejor ni una alternativa demcorática a eso. Pero en el caso de la justicia sí existe una alternativa democrática, que es un jurado profesional, que ofrece más garantías de un veredicto justo”.

    Podemos mejorar la ley del jurado, pero en absoluto abolirlos – por cierto, te recuerdo, por si lo olvidaste, que la Ley del jurado la aprobó un gobierno progresista.

  11. Rubén,

    Creo que partes de conceptos equívocos para acabar justificando como único cierto sistema electoral que te parece adecuado bajo criterios subjetivos. Decir que el parlamentarismo no tiene que ver con la democracia es muy atrevido y es contradictorio con la realidad del mundo.

    Una de tus justificaciones es que la elección directa de un diputado por circunscripción acabaría con la partitocracia mientras otros sistemas proporcionales la eliminarían, y eso no es cierto. Si mañana en España aplicas un sistema de diputado único por circunscripción lo único que vas a hacer es fomentar aún más el bipartidismo y, en nuestras circunstancias, también la partitocracia.
    No es razonable pensar que por el hecho de que los diputados puedan acceder a un sistema de circunscripción única se vayan a “independizar” del partido, y mucho menos que el votante acostumbrado a votar a unas siglas vaya a ser capaz de elegir a un diputado individual por encima del partido.
    Para que el bipartidismo no degenere en una partitocracia dual es necesario que los diputados electos generen criterios propios y sean capaces de oponerse al partido, algo que no pasaría en España, y esto lo saben los partidos perfectamente.
    Te daré un ejemplo. Mi querido exculpado expresident Camps presentó su tesis doctoral el otro día que tenía como objeto la reforma del sistema electoral de la comunidad valenciana. ¿Qué propuso en su tesis? Pues precisamente un sistema con cirscunscripciones uninominales. Camps sabe perfectamente que eso no minaría en absoluto el poder del partido y mucho menos el del PP que ampliaría su mayoría de forma importante (con resultados de 2011)

    Las teorías y el papel lo soporta todo, pero las realidades no lo hacen siempre. Para que nuestro sistema dual partitocrático desaparezca necesitamos fundamentalmente un cambio de mentalidad del político, por un lado, y del ciudadano por otro. Con estos mimbres por malo que fuese nuestro sistema electoral tendriamos una realidad mucho más representativa. Sin esto, un sistema uninominal como el que propones acabaría resultando exactamente igual sino directamente peor al fortalecer el bipartidismo.
    Para que nuestro país huya de la partitocracia necesitamos, en mi opinión proveniente del análisis de nuestra realidad política, acabar con la dualidad. Necesitamos que el ciudadano aprenda a ver no solo dos versiones de la realidad, necesitamos que el ciudadano deje de militar en una de las trncheras políticas de turno que le enajenan. Y para obtener eso la mejor reforma electoral es una que de mayor proporcionalidad.
    ¿Qué sería una partitorcria igualmente? Sí y no. En parte sí porque los partidos seguirían siendo los centros de gravitación de la política, pero realmente esto catalizaría un cambio de mentalidad de los electores y de los propios políticos. Cuando un ciudadano acosumbrado a pensar en 2 dimensiones pasa a pensar en 4 ó 5 el abanico se amplía, la capacidad de crítica aumenta y la tolerancia hacia cosas que consideras inconvenientes disminuye. Y es ese espíritu el que nos llevará a no tolerar, como electores, que las poderosas maquinarias de los partidos nos indiquen qué votar, qué apoyar, con qué indignarnos y qué opiniones políticas debemos tener.
    Adicionalmente a esto, insisto, se trata de una tradición política. Nuestro sistema y nuestro modo de entender la política es parlamentario y un cambio radical en las estructuras de la noche a la mañana no podría provocar más que que los más aprovechados supiesen orientar a nuevo sistema a su conveniencia.

    Por otro lado dices que el 75% de los gobiernos de España no han acabado la legislatura y lo comparas con EE.UU. Este es un dato aislado inconexo con la realidad que quieres expresar y que nada tiene que ver.
    Los gobiernos Españoles desde la época de la UCD son extraordinariamente estables. Incluso el último gobierno de Zapatero tenía estabilidad y podría haberla tenido más si hubiese pactado con CiU, algo que podría haber hecho sin excesivas dificultades. Zapatero no convocó elecciones por inestabilidad, las convocó por otras razones.
    Lo mismo se puede decir de los gobiernos de Felipe González, con mayorías parlamentarias que eran rodillos siempre adelantaba elecciones, ¿por qué? Porque le interesaba, sencillamente. Nada que ver con la presunta inestabilidad.

    Yo no sé porque los gobiernos británicos adelantan elecciones, pero muy probablemente será por circunstancias parecidas. Las mayorias laboristas o conservadoras han sido sólidas y si acaso la única inestabilidad ha venido de sus propias filas.
    ¿Y EE.UU? Pues lo primero que me gustaría saber es si en EEUU se pueden adelantar elecciones legislativas o presidenciales sin motivo “de urgencia”, que sin conocer su realidad intuyo que será el motivo de este cumplimiento de las legislaturas.
    Y además presisamente este hecho es el que induce a mayor ingobernabilidad y no el hecho de disolver anticipadamente. Los países presidencialistas con elecciones presidenciales y legislativas en ciclos diferentes sufren muchas veces de ingobernabilidad y de imposibilidad de que el ejecutivo haga reformas que considera necesarias. Al no convocarse elecciones se vive en una situación de parálisis que no es buena y no beneficia más que a aquellos que viven y crecen con la incertidumbre.

    Al final todo esto tiene relación con lo que estamos hablando de la independencia de poderes. La independencia es buena, positiva y evita abusos, pero si para evitar abusos generamos un sistema ingobernable estamos haciendo el tonto y generando situaciones incluso peores de las que pretendemos resolver.
    Es importante tener equilibrio, analizar la realidad de un país y no tender a posicionamientos extremos a no ser que estemos ante situaciones extremas.

    Saludos,

  12. Alfredo,

    El problema del garantismo no es su espíritu, es el hecho que podemos analizar. Y el hecho es que el garantismo, muy importante en otros delitos, en delitos de corrupción se convierte en un arma poderosísima para que los abogados de la defensa torpedeen el proceso. ¿Cuantas de estas garantías ha llevado a la absolución de claros corruptos? Me estoy acordando del caso Naseiro con las gravaciones, por ejemplo, las dilaciones eternas que llevaban a la prescripción del caso Fabra o lo que podría pasar con la Gürtel.
    Hay que adaptar la ley y el garantismo a la eficiencia. Si al final el garantismo nos lleva a que los corruptos pupulen a sus anchas esto hay que replanteárselo.

    “Entonces algunos tendrían más derechos que otros – y eso no es serio en Derecho Penal. Lo que sí debemos mirar es la COMPOSICIÓN del jurado”

    Ya, pero volvemos a la realidad, y la realidad es que los grandes abogados a los que pueden acceder los corruptos saben tratar mucho mejor con un jurado que los fiscales. ¿Por qué Camps ha salido absuelto? Pues probablemente porque en la selección previa del jurado el abogado de Camps estuvo mucho más listo a la hora de poner pegas a ciertos aspirantes y acabó orientando la elección para que incluyese a esos 5 gilipollas (con perdón) que son incapaces de ver la evidencia, o no querían verla.
    Si los abogados de la defensa son mucho mejores que los fiscales ante un jurado popular entonces estamos creando un segundo problema, que es que la diferencia de abogado que tengas influye mucho más aún en la inocencia o culpabilidad posterior, lo que lleva a que quienes tengan mucho dinero contratarán a los mejores abogados manipuladores de jurados y tendrán más posibilidades de salir inocentes, y los que no tengan dinero justamente al revés.
    Sí, me dirás que también pasa en otros procesos y juicios, pero la cuestión es intentar minimizar esto y, con un jurado popular, esto se maximiza.

    “Podemos mejorar la ley del jurado, pero en absoluto abolirlos – por cierto, te recuerdo, por si lo olvidaste, que la Ley del jurado la aprobó un gobierno progresista”

    A mi no me importa quién haya creado esta ley, ni si es progresista o conservadora. Sé que tiene problemas, que son muy graves en casos como el que hemos visto, y que esto hay que corregirlo no sé si con la eliminación de la figura del jurado o con la creación de jurados mixtos para ciertos casos y dejar los puros para otro tipo de casos.

    Saludos,

  13. Ruben · ·

    Pedro.

    Si mañana mismo se establece el diputado unico por circunscripcion sujeto al mandato imperativo del elector, mañana mismo se acaba la partidocracia. La partidocracia no es cosa de bipartidismo, es de partidos politicos, y lo mismo me da dos que muchos. Me parece que eres incapaz de ver la realidad, la tienes en RU y EEUU, ahi no hay partidocracia porque el sistems es diferente, eso son hechos, Pedro, no teorias, hechos contrastados.
    En cuanto a que el ciudadano no sabria que votar… Bueno, la verdad que no me esperaba esto de ti, de algun otro en este foro (ya sabes quien) pues si pero de ti… pues como el ciudadano, segun tu, es tonto y no sabe que votar, mejor le quitamos el derecho al voto ¿no? ¿eso te gusta mas Pedro? Estas usando la tipica excusa del tirano: la gente es tonta ¿pero no eras tu el que no creias en el determinismo? ¡Que miedo tiene la gente a la libertad!
    En cuanto al parlamentarismo, no me digas que no es un estudio estadistico valido unos datos tomados de los ultimos 100 años y de toda la vida del actual sistema dn España. Y en cuanto a la estabilidad de los gobiernos, ¿lo diras en broma, verdad? El partido mayoritario esta vendido al minoritario que suele ser nacionalista y en la practica es el que vrrdaderamente gobierna, por eso caen los gobiernos y hay tantos adelantos de elecciones (ultimo caso: Astutias). Una ley mas proporcional lo unico que haria seria atomizar mas el parlamento y hacer mas dificil la gobernabilidad, o sea, una Italia. Sin embargo, con un presidente elegido directamente por los españoles, tendria legitimidad y estabilidad suficiente para acabar sus legislaturas. En cuanto a RU, lo que le ocurre es que no tiene separacion de poderes, o sea, al ser un sistema parlamentario, el ejecutivo depende del legislativo y de los movimientos parlamentarios, de conspiraciones y malos rollos dentro y fuera de los partidos y finalmente acaba pervirtiendose la voluntad popular que habia votado para que tal o cual persona fuera primer ministro (justo lo que le ocurrio a Thatcher) pero ya sabemos que a RU le importa un comino la voluntad popular porque es una monarquia y su sistema parlamentario esta basado en la aristocracia, su origen es el de los nobles (ojo, nobles, no el pueblo) poniendo limites al poder del monarca.

  14. Ruben · ·

    Ah! Y se me olvidaba una cosa Pedro.
    Para que exista democracia formal es necesario:
    1. Separacion de poderes en origen.
    2. Representacion de los ciudadanos ante el Estado.
    3. Igualdad ante la ley.

    RU es el maximo exponente del parlamentarismo, aqui el ejecutivo es elegido por el legislativo, no hay separacion de poderes pues. Ademas, es una monarquia, no son todos iguales ante la ley. Luego RU no es una democracia formal. Y el sistema parlamentario tampoco es democratico porque el ejecutivo depende del legislativo.
    Aunque en España estamos peor, tenemos lo mismo que RU y ademas tampoco tenemos representacion ciudadana ante el Estado (RU si) tenemos partidocracia. Por tanto, España tampoco es una democracia formal.

  15. Rubén,

    No entres en el terreno de la demagogia que eso no lleva a ningún sitio. Yo no he dicho que el ciudadano no sabría qué votar, he dicho que de establecerse el sistema de diputado único el resultado sería exactamente el mismo que ahora con el agravante de que la mayoría del PP sería más poderosa si cabe. Pero el hecho, es decir, que el partido dominaría al diputado seguiría exactamente igual. Esto no es “miedo”, esto es ser realistas y no pretender que una teoría política de un libro encaje perfectamente en un país que no está todavía preparado para eso, y no lo está porque arrastra décadas en las que se ha tejido una poderosa partitocracia que no se acaba con una reforma del sistema electoral contraria absolutamente a la única brecha que tenemos para salir de ahí, que es el multipartidismo. Eso no pasaría ni a corto ni a medio plazo y pensar que lo haría mágicamente es de una candidez enorme.

    Aquí nadie ha hablado de quitarle el derecho a voto a nadie. Los ciudadanos tienen derecho a voto y votan a la lista que les da la gana, pero la realidad es que el 85% vota uno de los dos grandes partidos. La realidad dual está fuertemente implantada en las mentalidades de los países occidentales y especialmente del nuestro, por tradición, porque se ha fomentado, porque es lo “fácil” mentalmente, etc. ¿Esto es tratar al ciudadano como tonto? Esto es un hecho, los adjetivos los pones tú.
    Y por favor, no me compares con “aquel”, eso es un golpe muy bajo 😉

    ¿No hay partidocracia en los EE.UU? Por la misma razón los partidos estadounidenses están casi institucionalizados y no hay posibilidad política para salir de esta dualidad demócrata-republicano que está intrínsecamente enraizada en el sistema político de aquel país. Es una realidad muy diferente y con bastantes deficiencias también. En sociedades como la nuestra, que no tenemos partidos institucionalizados, sería exigible poder salir de esa dualidad obligatoria porque si no tenemos lo malo de un sistema y del otro.

    Luego hablas de estadísticas y de ahí sacas la estabilidad de los gobiernos. Pues no Rubén, no se puede coger los números y meterlos en una batidora como conviene para que muestren la sensación que conviene. Eso no es así.
    Los gobiernos Españoles son extraordinariamente estables. ¡Qué dependen de los nacionalistas? Pues señor, de las 10 legislaturas 5 han tenido mayoría absoluta, otra no dependía de los nacionalistas, 2 por distintas razones no han dependido de los nacionalistas por mucho que desde algunos sitios se haya vendido que sí y tan sólo 2 han dependido de forma radical. Ah! Y si se depende de los nacionalistas es por la sencilla razón que no tenemos un partido bisagra, a causa principalmente de nuestro sistema electoral. Tú teoría no se sostiene.
    Claro, luego me dices que son datos de los últimos 100 años…¿pero a quién se le ocurre mezclar los datos de la restauración con los de las II república y los de la democracia actual? No tiene sentido ninguno porque hablamos de regímenes esencialmente distintos.
    De la democracia actual ya he hablado y no se sustenta tu teoría. Del sistema de la restauración no se puede sacar nada porque el mecanismo para los cambios de gobierno era precisamente la disolución de las cortes, ya que las elecciones siempre eran manipuladas en mayor o menor medida.
    La única inestabilidad se dio en la II república, que son 5 años de los últimos 100. Y parte consustancial de la inestabilidad se debe a características concretas de esa época.
    También hablas de Asturias, pero Rubén ¿Cuántas elecciones anticipadas han habido en autonomías en España? ¿2, 3? Y vamos por la 8º legislatura autonómica y tenemos 17 autonomías y 2 ciudades autónomas, ¿Qué porcenjate de inestabilidad sale? ¿El 1% de los casos? ¿Eso es un problema para un país? Comparar este problema con la posibilidad de una cohabitación ingobernable durante 2 años me parece absurdo.

    Porque si esto fuese la Italia de los 60 o los 70, o la Francia de los 50, entonces sí que podriamos hablar de esto y podrían salir soluciones a la De Gaulle. Pero lanzarnos hacia un cambio por “estabilidad” sin carecer de estabilidad no tiene sentido. Por el camino de la representatividad vamos mucho mejor, porque ahí si que carecemos de ella. Pero bueno ahí ya te he dado mis razones.

    En cualquier caso yo soy partidario de ir hacia un multipartidismo real por mucha inestabilidad que pudiese traer. Tener miedo a una inestabilidad a la italiana es algo paralizante que nos impide destruir los problemas que nos acechan.
    Y ojo, como ya he dicho en algún comentario me gusta mucho el sistema electoral Alemán que también tiene diputados elegidos directamente en circunscripción uninominal. Creo que combina lo bueno de ambos sistemas.
    Lo que no acepto es lo de un ejecutivo elegido independientemente del legislativo. Esto no es américa. Si hubiese una república en España la quiero parlamentaria y con un presidente representativo y no ejecutivo.

    Ah! Democracia formal dices…Yo es que lo que quiero es una democracia real, no formal, y para poderla conseguir creo que hay barreras todavía más importantes que los sistemas electorales o la separaciñon entre el ejecutivo y el legislativo. Esto no es el siglo XVIII, no enfrentamos a un monarca tirano, nuestra tiranía está en otros sitios y hay que porponer soluciones específicas para problemas específicos.

    Saludos,

  16. Ruben · ·

    Hola Pedro. Voy a ser breve porque hoy no tengo tiempo y responderte a la mayor parte de cosas seria repetiirme.
    Efectivamente, tienes razon, no estamos en el s.XVIII y el rey no es exactamente un tirano, pero si existe un tirano y esta es la partidocracia, o sea, todos los partidos politicos.
    En cuanto a la democracia real, ¿que es? Ahora haces demagogia, la democracia real es la democracia formal, o sea, lo que cumple los requisitos formales para serlo y el parlamentarismo o la partidocracia no lo es.
    En cuanto al multipartidismo, ya te digo que igual me dos que muchos, siguen siendo igualmente representantes de los partidos y no de los ciudadanos de la circunscripcion. Y si, aunque no te lo creas con este metodo se acabaria con la partidocracia como no existe en los EEUU o RU. Los diputados de distrito con mandato imperativo tendrian que respetar los deseos de sus electores, si no serian depuestos por estos, porque quien tiene el escaño no es el diputado electo, es el distrito. Igualmente podria presentarse cualquiera sin el aval de ningun partido (solo con firmas de apoyo de su circunscripcion) y es mas, el sueldo del diputado no lo pagaria el Estado, lo pagaria la circunscripcion. Y por supuesto, se acabarian las subvenciones a los partidos que tendrian que vivir de las cuotas de sus afiliados. Asi tendriamos unos partidos politicos semejantes a los norteamericanos, que no pueden mantener una estructura institucional de forma permanente como los nuestros, solo en epoca de elecciones. Asi se termina con la partidocracia, con el representante de los ciudadanos, no con los representantes del partido aunque sean de muchos partidos.

  17. Bueno no estamos de acuerdo y ya está, tampoco hay mucho que discutir. En cualquier caso insisto en que sobreestimas el poder de determinadas reformas teóricas y no las pasas por el “filtro de país” que es necesario para intuir si funcionarían o no.

    Tan sólo comentar lo de la democracia formal vs democracia real. La democracia real y la formal son cada vez cosas más alejadas la una de la otra. Todos sabemos que nuestra economía, parte central de la política de cualquier gobierno, está dominada por agentes externos a nuestro gobierno. La Canciller alemana, lo que exigen nuestros acreedores y los abstractos “mercados” dirigen nuestra política económica, dejando al gobierno de la nación para cosas secundarias.
    Se podrá rebatir que si un gobierno sigue una política impuesta es porque quiere, pero eso no es real. En un mundo interconectado y en una economía absolutamente dependiente la posibilidad de oponerte no es ni mucho menos fácil.
    Y esto no es demagogia, es la puñetera realidad del mundo en el que vivimos. ¿Serviría tu reforma para volver a recuperar la soberanía como “ciudadano”? No, no serviría y consecuentemente no me vale de mucho. De poco me sirve a mi un diputado por circunscripción si tengo que hacer lo que manda Merkel y la trilateral. Abstraerse de esta realidad no lleva más que a debates estéticos que no veo nada útiles.

    Saludos,

  18. Ruben · ·

    Pedro. Estas haciendo pura demagogia. Primero infravalorando la capacidad del ciudadano español dando excusas tipicas de todo regimen tiranico y ahora sales con el rollo de que “los mercaos” y la Merkel nos gobiernan y no somos libres de verdad, sin embargo el debate planteado en el hilo no es ese, si tan ridiculo resulta no se ni para que debates.
    Ahora, si quieres plantear el tema de la Merkel que es lo unico verdaderamente importante segun tu mismo dices pues ya sabes la respuesta de otras ocasiones: para no dejarse gobernar por la Merkel hay que irse de Europa, el resto es tonteria.
    Y en cuanto al “filtro del pais” di mas bien tu filtro del pais porque desde luego el mio es diferente, yo creo firmemente que el pueblo español es mayor de edad y puede gobernarse solo mediante representantes y no ser gobernado por una oligarquia de partidos politicos.

  19. Alfredo · ·

    Disculpen si me tardo en mis réplicas, pero estoy en el Reino Unido lidiando con asuntos complicados y delicados, y no tengo tanto tiempo.

    Pedro:

    “El problema del garantismo no es su espíritu, es el hecho que podemos analizar. Y el hecho es que el garantismo, muy importante en otros delitos, en delitos de corrupción se convierte en un arma poderosísima para que los abogados de la defensa torpedeen el proceso”.

    Volvemos a lo mismo – que se reforme la ley – no tengo nada en contra de eso.

    “Hay que adaptar la ley y el garantismo a la eficiencia. Si al final el garantismo nos lleva a que los corruptos pupulen a sus anchas esto hay que replanteárselo”.

    Y ya lo estamos haciendo – al menos a nivel popular sí.

    Sigo insistiendo, a pesar de todos los fallos, en el sistema de jurado popular:

    Ellos han de seguir la ley, no la conciencia individual. Si tengo tiempo después, me extenderé más porque es algo muy importante.

    Saludos

  20. Rubén,

    Te puedes creer lo que quieras pero no tienes razón y no puedo dártela. Tu Fe por un sistema electoral determinado y por una forma de gobierno determinada es irracional, teórica y nada lógica. Tus soluciones para los problemas son casi siempre del todo o nada, matando bombas a cañonazos. Tú sabes perfectamente las consecuencias que tendría salir de la UE en pleno pánico y crisis de deuda y las consecuencias que tendría eso para la mayoría de ciudadanos y para los ahorros de la gente, pero como siempre eres incapaz de ver otras soluciones que no sean rupturistas y extremas.

    Y es cierto, la soberanía de la que carecemos no es el asunto del hilo, pero el sistema electoral tampoco lo es y llevamos hablando de esto tres días porque tiene evidente conexiones con el asunto del texto, exactamente igual que el asunto de la soberanía con el tema de la democracia formal que tu has sacado.
    Y no te tomes tan mal que te lleven la contraria, hombre. Te pasará mil veces en la vida y te vas a tener que tragar la mayoría de ellas precisamente por el pragmatismo que ignoras en el debate teórico.

    Saludos,

  21. Ruben · ·

    No, perdona Pedro, no me tomo a mal que me lleven la contraria, no podrias estar mas equivocado, de hecho, esta conversacion es de dos con lo que yo podria suponer que el que se lo esta tomando a mal eres tu, el que te veas contestado y refutado. Mucha demagogia y poco pragmatismo, segun tu, siempre segun tu por cierto, pero todavia no has esgrimido ni una minima razon racional simplemente que no es pragmatico, una conclusion sin sus causas no sirve para nada Pedro. Igual el poco pragmatico eres tu.
    En cuanto al tema del hilo, Montesquieu y la separacion de poderes es exactamente de lo que estabamos hablando, ley electoral incluida, hasta que has sacado el tema de Europa que, obviamente, no viene a cuento. Aunque, oye, no me niego a hablar del tema cuando quieras, solo que considero que el argumento de este hil no es el apropiado.
    Pero bueno y termino con la misma frase que tu, el flexible, me has dicho: no tienes razon y no te la voy a dar. Aunque la verdad, no intentaba convencerte de nada, solo debatir aunque parece que no es tu caso.

  22. Asquerosos · ·

    ALFREDO = HIJO DE PUTA.

    Gracias, Alfredo. Gracias a ti, una compañera está en paro. Lo dicho: HIJO DE PUTA. Si existen dioses, que lo dudo, ojalá te den tu merecido. Ya veo que tienes página web y todo, DESGRACIADO. TODOS LOS ABOGADOS SOIS LA MISMA MIERDA Y HAY MUCHA GENTE SUFRIENDO POR VUESTRA CULPA. QUE OS DEN POR EL CULO Y BIEN DURO, BASTARDOS.

  23. capitalsmoke · ·

    Jeje, vaya tela. Esto lo dice una tia que ha sido acusada – e imputada – por robo con fuerza en las cosas. ¿Y tú tienes la cara de venir aquí a insultar a Alfredo cuando se sabe todo de ti y hasta tu hermano te ha denunciado?

    Ojalá te pudras en prisión y no dudo que así será, pues Alfredo es buen abogado y ya veremos si eres tan guapa como para ponerte así en el juicio que te espera. Lo más gracioso de todo esto es que esto no te atreves a decirlo en persona. En persona, prefieres ir a donde tú bien sabes a beber de gratis gracias a tu hermano que te invitaba, sin ser consciente de lo mala gente y ladronzuela de mierda que eres.

    Eres tan tonta que pretendiste hasta engañar a Alfredo con tus acrobacias pero ahí te jodiste, porque es imposible engañarle y te da mil vueltas, como es obvio. El minuto que él te echó un vistazo, ya me lo advirtió: “esta chavala no es de fiar” y así fue. Pensé que era una de sus famosas “manias” pero no, contigo acertó, como suele pasar con todo tipo de escoria social como la que tú representas.

  24. Alberto · ·

    Ya, es lo que tiene meterte con Alfredo e incumplir la ley. Un señor con mayúsculas que metió a gente en prisión en EEUU lo tendrá mucho más fácil en este caso, tratándose de una tipeja tan baja como tú.

    Yo desde luego jamás voy a estar de acuerdo con todo lo que dice Alfredo en materias políticas, pero que el tipo sabe lo que habla, es indudable y fuiste una estúpida por hacer lo que hiciste y pensar que te iba a dejar sin respuesta. Y te lo digo yo que no soy un amigo suyo pero sé reconocer cuando alguien tiene todas las de ganar y tiene razón. ¿De verdad pensaste que podías seguir robando con impunidad y que Alfredo siendo como es te lo iba a permitir, máxime cuando éste fue contratado por la dueña de la empresa?

    Como dice Alfredo mismo, “los trapos sucios se lavan en casa” y tú eres una tipeja que ha caído hasta el nivel de venir a un hilo ajeno a ti para ventilar tus problemas. ROBASTE Y LA CAGASTE y ahora la vas a pagar porque te has topado con un buen ex-asistente a fiscal formado en EEUU y allí no se andan con bromas.

    ¿Cómo puedes mirarte al espejo sin que te dé asco? Eres tan mala persona, que además intentaste echarle la culpa a una mujer sudamericana que NADA tiene que ver con el robo. Menos mal que Alfredo es un tipo de hombre que no admite tu mierda y enseguida se dio cuenta de que mentías y que tú eres la que ha estado robando dinero de la caja. En fin, por respeto al anfitrión de esta web, no digo más.

    Si alguien quiere saber qué ha ocurrido, que le pidan a Alfredo mi correo electrónico y explico mi versión de los hechos.

    Un saludo a los demás

  25. Alfredo · ·

    Señores – Agradezco esos comentarios sobre mí, aunque no me merezco tanto elogio, realmente – sólo intento trabajar y aportar un trabajo de calidad extrema a mis clientes. No puedo estar tranquilo sin hacer bien mi trabajo porque es mi deber TRABAJAR TRABAJAR Y TRABAJAR sin nada de cachondeos de ningún tipo. Respeto, ante todo – sobre todo a los que eligen poner su confianza en mí para temas tan importantes.

    Lamentablemente, no puedo comentar sobre el exabrupto de esta “señorita” porque son temas legales. Me ha parecido asqueroso el hecho de que haya venido aquí a intentar “destaparse” o qué sé yo.

    En otras notícias —

    Sigo en el Reino Unido precisamente por estos temas y no sé si regrese a España la semana que viene. Intentaré publicar la tercera entrada sobre esto del franchute y la Justicia, hoy o mañana.

  26. Rubén,

    ¿Qué no he esgrimido una mínima razón racional???¿Pero cómo me puedes decir eso? Por supuesto que lo he hecho, pero tú no puedes pretender que, cuando se habla de forma teórica y haciendo proyecciones sobre una hipótesis, se den pruebas concluyentes, que es lo que pretendes para plantearte poder asumir que tu mecanismo de “democracia formal” no funcinaría para nada de lo que pretendes.
    Tu, en cambio, te agarras a un libro y a una idea expresada por el profesor Trevijano hace mil años y no la sueltas por mucho que se te rebata. No sé chico, a veces es difícil debatir así sin versatilidad ninguna.

    En fin, como último intento para demostrarte que lo que dices no tiene sentido te diría que analizases los comportamientos electorales de ciudadanos y partidos en Ceuta y en Melilla, donde hay un solo diputado que represente a la ciudad. ¿Cambia algo respecto al resto de territorios? pues no, no cambia en absoluto.

    El debate de Europa lo tendremos muchas veces no te preocupes.

    Saludos,

  27. Rubén · ·

    Pedro.

    “pero tú no puedes pretender que, cuando se habla de forma teórica y haciendo proyecciones sobre una hipótesis, se den pruebas concluyentes”

    Interesante, entonces, ¿por que me las reclamas a mi? No obstante, yo te las doy, ofrezco hechos objetivos y contrastados de cómo funcionan las cosas en España y de cómo funcionan en otros países donde implementan el sistema que yo digo o parecido como los casos de EEUU y RU. Lo que ocurre que no quieres ver la evidencia, deseas seguir teniendo los ojos cerrados, ¡Abre los ojos! (como la peli).
    Tu simplemente me dices única y exclusivamente que no funcionaría porque no pasaría no se qué “filtro de país” que tú te has inventado, que no defines, del que no das variables ni del que dices nada de nada, o sea, que no pasa TU filtro de lo que TU piensas que es España y los españoles y de los que, por lo que has dicho, tienes muy pobre opinión ya que ni les ves capaces de decidir por sí mismos.

    “tu, en cambio, te agarras a un libro y a una idea expresada por el profesor Trevijano hace mil años”

    ¿? ¿Mil años? ¿Pero sabes de lo que hablas? El libro es del año pasado…

    “No sé chico, a veces es difícil debatir así sin versatilidad ninguna.”

    Interesante que me digas eso cuando no te doy la razón, parece ser que tu versatilidad, tu sentido de la flexibilidad que tanto esgrimes, del que tanto haces gala, y del que te sientes tan orgulloso solo es tal cuando se te da la razón o como tú dices: “no tienes razón y no puedo dártela” ¡viva la flexibilidad y la versatilidad!

    “te diría que analizases los comportamientos electorales de ciudadanos y partidos en Ceuta y en Melilla, donde hay un solo diputado que represente a la ciudad.”

    Pedro, eres el rey de la demagogia, y luego hablas de los demás…
    Sabes perfectamente bien que ambos casos no son equiparables. ¿Por qué? Porque no existe libertad política colectiva, porque aunque sólo sean circunscripción de un único diputado, sigue siendo un REPRESENTANTE DEL PARTIDO NO DEL CIUDADANO, porque no se puede presentar cualquier ciudadano a la elección debe tener el aval de un partido, pasar primero por un filtro partitocrático (nada democrático como hemos podido ver últimamente en el PPSOE), porque ese partido debe cumplir una serie de requisitos a nivel nacional cuando el elegido es un representante de una circunscripción local no nacional y, en definitiva, porque no existe el principio de igualdad de oportunidades en la campaña electoral, algo que debatimos hace unos días en este mismo foro y que, por lo que recuerdo, más o menos coincidíamos. ¿Te parecen pocas las razones?

    Pedro, sigues sin entender el “quid”: la representación debe ser del ciudadano, NO del partido político. Y lo mismo me da que sean 2, 3 o mil partidos, con cualquier número de partidos representados sigue siendo una partidocracia oligárquica. Y la proporcionalidad lo único que hace es representar proporcionalmente a los partidos, no a los ciudadanos.

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: