Vamos a matar y enterrar a Montesquieu (I)

Señores: Sólo unas breves palabras para hoy, viernes. Inicio una serie para ver si de una vez aquí matamos a Montesquieu y luego lo enterramos. Os doy un resumen aquí de lo que voy a argumentar en los próximos días.

Resumen: En su obra conocida como “El espíritu de las leyes”, el francés Montesquieu llegó a la conclusión que una constitución de libertad podía ser una realidad si se le otorga a tres actores diferentes actividades gubernamentales “esencialmente diferentes”. Es decir, lo que algunos españoles afrancesados llaman “separación de poderes”. El francés estaba equivocadísimo. Su conclusión errónea es la consecuencia de dos errores o confusiones. En primer lugar, Montesquieu pensaba que el ejercicio de poderes podían dividirse donde esos poderes eran distintos. En segundo lugar, Montesquieu no conoció o no quiso reconocer el carácter legislativo de las exposiciones judiciales y EJECUTIVAS de las leyes previamente existentes. Esta serie analizará los problemas que ha provocado Montesquieu – como, por ejemplo, el nacimiento de un Poder Judicial ilimitado, tiránico, antidemocrático y peligrosísimo para cualquier país liberal y democrático.

Ya está. Ahora a disfrutar de este buen viernes. En Madrid estamos teniendo un día muy bonito – ni una nube celestial, y mucho sol.

Anuncios

14 comentarios

  1. Sigfrido · ·

    Todo el mundop debería entender que el ámbito judicial , no constituye un poder , sino UNA FUNCIÓN . Parece mentira que el estado franquista entendiera esto mejor que los actuales cenutrios memócratas . ¿Significa esto una falta de independencia ? . No , y de heecho hasta en una dictadura como la franquista , los tribunales eran más independientes que ahora .

  2. “Montesquieu ha muerto”….Alfredo, deberías invitar a Alfonso Guerra para que te escribiese el prólogo…(estoy de broma).

    Me parece que vamos a chocar frontalmente en estos planteamientos. Es cierto que una independencia total del porder judicial puede crear problemas, pero una dependencia total también. La primera puede generar unas interpretaciones subjetivísimas de las leyes que, en manos de una judicatura muy escorada hacia una filosofía o moral determinada, puede convertirse en una “nueva legislación” tácita. La ventaja es que, al estar separados los poderes, se puede legislar de manera más clara una vez se detecta el error.
    La segunda puede crear una “dictadura” de facto durante el tiempo que dure un gobierno, creando un totalitarismo temporal que podría sobrepasar los límites del sistema, a nivel constitucional o elq ue crea el hecho de que sean personas independiente quienes interpreten las leyes. La ventaja: Bajo un gobierno responsable el poder judicial no boicotearía las leyes.

    Personalmente considero más peligrosa la dependencia judicial total que la independencia total, aunque lo deseable es un término medio que sea funcional pero escorado hacia la independencia.
    Además debemos ser conscientes del país en el que estamos. España es un país dual donde el legislativo y el ejecutivo son el mismo poder dominado por un partido. Si además queremos una judicatura politizada como ya tenemos, entonces estamos potenciando un sistema degenerado.

    Si estuviésemos en un país donde no hubiese 2 partidos ultra-mayoritarios sino 5, donde los diputados votasen muchas veces bajo convicciones y responsabilidad propia y no como robots a la órden del partido; entonces podria ser deseable algo más de “ascendente” del ejecutivo y legislativo sobre el judicial. Pero no es el caso, en absoluto, de España.

    Saludos,

    P.d, Aquí en Valencia también hay un sol brillante y unos 15 ºC.

  3. Adán · ·

    Hola.

    Me gustan estos temas, sobretodo disfruto de ver que cuanto más seguro estoy de defender algo, llega Alfredo y me cuestiona los mismos cimientos de mi pensamiento. Pero en cuestiones elementales, Alfredo, sólo podemos matizar en cuestiones en principio sin importancia, pero no, sí tienen importancia, porque son la base de un modo de pensar, aunque ambos buscamos lo más justo y mejor para todos, puede que hayamos escogido caminos distintos. Cuando yo justificaba el Derecho Natural (lo siento Sigfrido, a mí si me gusta ese término porque no soy religioso) y usted al contrario, defendía el Derecho Positivo (aún siendo la Ley injusta), ahora, tenemos que debatir no sólo ya en la Filosofía del Derecho, sino también en la propia Democracia. Insisto, ambos buscamos el mismo fin aunque a través de medios diferentes y legítimos.

    Puede que otra vez se vuelva usted a salir con la suya y se lleve el “gato al agua”, pero esta discusión me parece muy entretenida. Voy ¡a la carga!: Decía el Barón de Montesquieu que “cuanto menos piensan los hombres más hablan”. (No va con segundas y menos a usted porque le tengo gran aprecio pero había que empezar fuerte).

    La Democracia se sustenta sobre la división de Poderes, como dice Sigfrido, el ámbito judicial no debería constituir un poder sino una función, ahí está el quid de la cuestión. ¿Qué entendemos por poder y qué por función?. La palabra latina potestas se deriva de potis (poderoso) y de ser capaz, ser posible. La palabra déspota es originaria griega y significa señor absoluto (tirano). La palabra función deriva del latín functio (ejecución, cumplimiento). En un Estado de Derecho no podemos hablar ya de poderes fuertes y separados, sino de funciones. En un Estado tiene que haber coordinación, coherencia, sentido común, de lo contrario habría libre albedrío y caos. Por tanto, como apunta Pedro, ni es bueno la absoluta independencia de los órganos ni la absoluta dependencia.

    Sigfrido, con Franco en muchos casos no existía Justicia (a secas), existía Poder (a secas), hubo Justicia dictada desde el Poder (casos del último condenado a “garrote vil” como Salvador Puig Antich -por cierto, muy buena película-). Llamamos erróneamente Poder Judicial, cuando tendríamos que denominar Función Judicial, puesto que deben cumplir el sentido del Legislador que no es otro que el Legislativo elegido democráticamente (las Cortes Generales), por tanto no llega a ser Poder, se queda en función. Pero en ningún caso por ello debe depender o permitir ingerencias ni del Legislativo ni por supuesto del Ejecutivo (puesto que éstos están de paso y en el Judicial en cambio existen auténticos Funcionarios de Carrera -a los que se les presuponen los principios de mérito y capacidad- y por tanto si no cometen delitos muy graves, serán vitalicios).

    Yo entiendo el Estado como un “cuerpo humano” y como tal con diferentes órganos separados y diferentes, pero coordinados por un cerebro, el cerebro tiene que ser el Gobierno del Estado (el auténtico Poder pero que el Uropedo ha dejado en “humo” pestilente) que sale del Parlamento pero también deben existir controles al Gobierno y como apuntaba Pedro, tiene que haber más cuotas de Democracia de la que tenemos porque un Poder sin control es peligrosísimo. Las Funciones tienen sus reglamentos propios que regulan su funcionamiento, sólo hay aplicarlos y en caso de conflictos que decida una Justicia despolitizada.

  4. Sigfrido · ·

    Adán . Veo que ha comprendido perfectamente lo que he dicho sobre la división de funciones .

    El caso de Puig Antic que cita , se enmarca en sucesos de confrontación política , con un policía muerto de por medio , y que no puede extrapolarse a los demás procesos durante aquella época . Estoy seguro de que en EE.UU o en Inglaterra , Antic hubiera recibido la misma condena , igualmente de manera injusta .

    Pero fíjese que hasta el abertzale Iñaki Esnaola , reconoció que la legislación antiterrorista durante el Franquismo , era mucho más blanda que la actual .

    Comparto plenamente su concepción organicista del Wstado , a lo que añado la familia . El problema del estado y la familia actuales , es que al igual que los demás secotres de la comunidad , están totalmente atomizados , lo cual desembocará en ESCLAVITUD TOTALITARIA, a medio o largo plazo .

  5. Oliver · ·

    Adán:

    He conocido Alfredo durante más de 5 años y comparto lo que usted dice. Es el tipo de persona con la que te entretienes por sus puntos de vista tan brutalmente políticamente incorrectos pero a la vez bien argumentados jurídicamente.

    Yo también creo en el Derecho Natural como herramienta pero con el positivismo racionalista tan brutal de este señor, es cierto que resulta difícil defenderlo.

    Yo le conocí hace años tomándome un whiskey y escuchaba la voz de un señor con voz imponente hablando sobre la vida y sus opciones. “La vida está compuesta de opciones y más os vale tomar decisiones responsables, porque de eso se trata la democracia”. Me parecía curioso que alguien estuviera hablando de temas así y me acerqué para ver de qué se trataba. Ví a un tipo delgado muy bien vestido y así empecé a hablar con él.

    Eso fue en febrero de 2005, poco antes del incendio del edificio Windsor en Madrid y no se me olvidará jamás la frase de Alfredo a mí cuando hablábamos de religión y me dijo: No hay individuo más patético que un papista berreando en la plaza a alguna estatua de madera.

    Ya he leído esta serie hace tiempo porque la tengo en versión impresa que da Alfredo a los estudiantes y está muy bien argumentada, si bien es verdad que parte del positivismo.

  6. Adán · ·

    Un placer leerle Oliver, encantado de conocerle.

    Sigfrido.

    Bueno, el caso Salvador Puig ¿no le parece que tenga ciertas similitudes (excepto las fechas -1 de octubre de 1975-) con el caso de Pío Moa?. Bien, pongamos por caso también el de Manuel Hedilla, sí el falangista joseantoniano condenado a 7 penas de muerte, pongamos por caso también las censuras, pongamos que hablamos de exiliados políticos. ¿No fue con el régimen franquista que se hizo caso omiso a las peticiones nazis de los españoles capturados en Angouleme (Francia) y ante 3 cartas preguntando a Franco qué hacían con ellos, ninguna fue respondida y murieron más de 7.000 españoles en el campo de concentración de Mauthaussen?.

    Franco hizo un Poder a su medida y a su ideología. En todo el siglo XX (y en lo que llevamos del XXI), no hubo ningún buen gobernante, con permiso de Alfredo, ni siquiera Antonio Maura, porque a él se le debe la tremenda represión de la Semana Trágica de Barcelona (1909). Se hubiese salvado el Dictador Miguel Primo de Rivera si como él mismo prometió sería un breve periódo (los romanos utilizaban también la dictadura pero estaba estipulado que sólo durara 6 meses) si su dictadura hubiese durado 6 meses o como mucho 1 año, entonces sería él, pero una dictadura tan larga fue nociva no sólo para España, sino también para él mismo y su propia familia (José Antonio empecinado en defender a su señor padre, se vio atado por los asesinatos que los anarquistas hicieron a sus seguidores, sus palabras fueron “mis muertos me atan”, y fue también conocido como Don Juan Simón “El Enterrador”, aunque su vocación no fue la política ya no tuvo camino de vuelta atrás y fue el único polítco español de aquella época que se atrevía a decir lo que pensaba, finalmente fue asesinado sin un juicio justo por el Frente Popular).

    Las funciones del Estado debieran estar coordinadas pero sin ingerencias entre unas y otras, es decir, INDEPENDIENTES. ¡Montesquieu no ha muerto! porque sólo hay que cambiar la nomenclatura Poder por la de Función.

  7. Alfredo · ·

    Pedro:

    “Es cierto que una independencia total del porder judicial puede crear problemas, pero una dependencia total también”.

    Por supuesto – pero verás que eso no es lo que defiendo – “dependencia total”, no.

    “La primera puede generar unas interpretaciones subjetivísimas de las leyes que, en manos de una judicatura muy escorada hacia una filosofía o moral determinada, puede convertirse en una “nueva legislación” tácita”.

    Que, por cierto, es lo que ocurrirá ahora con la Reforma de GALLARDÓN.

    “La ventaja es que, al estar separados los poderes, se puede legislar de manera más clara una vez se detecta el error”.

    Hombre, yo tenía entendido que tú votas a un partido que tiene un claro programa legislativo y quieres que se aprueben y se EJECUTEN esas leyes ¿no? Digo yo, tú no votas para que unos “supremos” que ni conoces ni eliges, te digan a ti algo absolutamente contrario a eso. Si una ley entra en los parámetros constitucionales, esa ley tiene que respetarse y aplicarse.

    “La segunda puede crear una “dictadura” de facto durante el tiempo que dure un gobierno, creando un totalitarismo temporal que podría sobrepasar los límites del sistema, a nivel constitucional o elq ue crea el hecho de que sean personas independiente quienes interpreten las leyes. La ventaja: Bajo un gobierno responsable el poder judicial no boicotearía las leyes”.

    Por ahí va el tema – lo de no boicotear la ley – en cuanto a la dictadura, no señor – todo lo contrario, porque al tener múltiples actores con muchas funciones distintas, es imposible concentrar el poder en una sóla mano.

    “Además debemos ser conscientes del país en el que estamos. España es un país dual donde el legislativo y el ejecutivo son el mismo poder dominado por un partido”.

    Como Reino Unido. ¿Son una “dictadura”, Pedro?

    En esto SÍ estoy de acuerdo:

    “donde los diputados votasen muchas veces bajo convicciones y responsabilidad propia y no como robots a la órden del partido; entonces podria ser deseable algo más de “ascendente” del ejecutivo y legislativo sobre el judicial. Pero no es el caso, en absoluto, de España”.

    Ya he dicho que habría que democratizar el funcionamiento interno de los partidos. ¿Qué es eso de que Rajoy, como ocurrió ayer, reciba el 98,5% de los votos? Vamos, ¡Ni el Soviet recibía tantos!

    Adán:

    Me ha gustado su comentario.

    “Pero en cuestiones elementales, Alfredo, sólo podemos matizar en cuestiones en principio sin importancia, pero no, sí tienen importancia, porque son la base de un modo de pensar, aunque ambos buscamos lo más justo y mejor para todos, puede que hayamos escogido caminos distintos”.

    A veces partimos de distintas bases pero lo importante es dirigirse al mismo objetivo – cómo llegar ahí no es tan importante como llegar.

    “Decía el Barón de Montesquieu que “cuanto menos piensan los hombres más hablan”. (No va con segundas y menos a usted porque le tengo gran aprecio pero había que empezar fuerte)”.

    Le agradezco que empiece fuerte, caballero, aunque me resulta irónico que Montesquieu haya pronunciado eso, teniendo en cuenta que era francés y ya sabemos la afición que tiene el francés por la palabrería. Lo que a nosotros nos tarda 10 segundos en decir, a un francés o a un italiano de esos le tardará una hora. Les encanta ser poetas.

    Dice usted:

    “En un Estado de Derecho no podemos hablar ya de poderes fuertes y separados, sino de funciones. En un Estado tiene que haber coordinación, coherencia, sentido común, de lo contrario habría libre albedrío y caos. Por tanto, como apunta Pedro, ni es bueno la absoluta independencia de los órganos ni la absoluta dependencia”.

    En esto, estoy ABSOLUTAMENTE de acuerdo.

    Usted habla de funcionarios de la justicia y es el término que más me gusta usar porque así debe ser.

    Totalmente de acuerdo también con esto:

    “Yo entiendo el Estado como un “cuerpo humano” y como tal con diferentes órganos separados y diferentes, pero coordinados por un cerebro, el cerebro tiene que ser el Gobierno del Estado”

    En cuanto a “justicia despolitizada”, toda justicia es política y así debe ser.

    Oliver:

    Todavía me acuerdo yo de la cara de espanto que puso usted o de sorpresa cuando le comenté eso. No se lo esperaba, supongo.

    Adán:

    En cuanto a Maura: Creo que cualquiera lo habría hecho de forma parecida, dadas las fechas (1909) y situación del país.

  8. Adán · ·

    Alfredo.

    En defensa de Maura sólo cabe decir que defendió unos intereses (particulares o no es lo de menos) españoles y eso es lo que importa, ahora bien, no fue esa la mejor forma de defenderlos: Los militares en la reserva eran en su mayoría personas casadas y con hijos, que dejaban a sus familias sin ningún medio de subsistencia puesto que el Estado no se hacía cargo de su manutención, y no sólo eso, había una Ley (injusta por supuesto) que permitía quedar exento de incorporarse al ejército, pagando 6.000 reales (sólo hijos de familias pudientes podían permitirse el lujo de pagar). Pero no sólo eso, tras la Semana Trágica el fatídico 18 de julio de 1909 se produjo el desembarco hacia el “matadero”, no habría otro “matadero” igual hasta el “Desastre de Annual” de 1921 (causa del golpe de Estado de Miguel Primo de Rivera), y después con Franco vendría otra sangrienta guerra en el Rif en 1958. El 26 de julio de 1909 se conoce que mueren cerca de 300 reservistas catalanes y se produce la Semana Trágica, cuyo saldo son 78 muertos, 2.000 detenidos y 5 penas de muerte (una de ellas Francisco Ferrer Guàrdia, al que se le asesina como “cabeza de turco” de la Revuelta y querer zanjar ese tema de alguna manera, aunque a todas luces INJUSTA). No sé qué haría otro gobernante distinto a Maura, eso es una ucronía, pero sí sé que su hijo, Miguel Maura Gamazo superó a su padre (lo mismo que José Antonio Primo de Rivera). Maura para agosto de 1936 (en La Granja) tenía pensado formar un gobierno dictatorial (Dictadura Nacional Republicana) de coaliciones con el propósito de acabar la incipiente GC española, Azaña, Niceto Alcalá-Zamora, Prieto…. casi todos estaban de acuerdo menos el “Lenin” español, Paco Largo “caballero”, quien amenazó con llegar a la huelga general revolucionaria, pareciendo desear la muerte de los españoles.
    Los hombres grandes se demuestran en las situaciones complicadas y difíciles.

  9. Alfredo,

    En el Reino Unido los diputados votan en contra de su propio partido muchas veces, lo que demuestra que el ejecutivo, el legislativo y el partido no es una santísima trinidad como aquí en España. Eso hace que el sistema judicial no se convierta en una pieza más bajo un rodillo total. También, y esto no se puede regular legalmente pero es importante, la prensa no es tan servil y no está relacionada con el partido de esta manera.
    Por eso las diferencias son sustanciales y por eso la politización de la justicia en España es mucho más peligrosa.

    “Hombre, yo tenía entendido que tú votas a un partido que tiene un claro programa legislativo y quieres que se aprueben y se EJECUTEN esas leyes ¿no?”

    Analiza las acciones de este gobierno en mes y medio y todo lo que prometieron en campaña. Si al final el programa legislativo de un partido es la garantía de que no hay excesos, y ahora vemos por donde se pasan los programas, puede ser terrible.
    Observa las propias leyes del aborto y del matrimonio homosexual, ¿Qué se supone que han votado los votantes del PP? Nadie lo sabe porque nada concreto se dijo, solo vanalidades. Si el PP dominase los jueces podrían hacer lo que les diese la gana con estas leyes esté a favor la población o no. Una mayoría exigua de la población está de acuerdo con una ley de plazos, y una importante mayoría con la ley del matrimonio homosexual, ¿qué representación democrática tienen estas opiniones en la contralegislación que se va a hacer o se podría llegar a hacer?

    Saludos,

  10. Alfredo · ·

    Empiezo al revés y contesto a mis últimos dos clientes caballeros. Empiezo al revés por comodidad, no por otra cosa –

    Pedro:

    “En el Reino Unido los diputados votan en contra de su propio partido muchas veces, lo que demuestra que el ejecutivo, el legislativo y el partido no es una santísima trinidad como aquí en España”.

    ¿Te has dado cuenta que ahora estás por el mismo camino hacia donde yo quiero ir? Precisamente por ese mismo motivo, por el hecho de no ser una “trinidad” como aquí, y por ende, “división de poderes” de boquilla, allí hay más y mejor democracia.

    “Eso hace que el sistema judicial no se convierta en una pieza más bajo un rodillo total. También, y esto no se puede regular legalmente pero es importante, la prensa no es tan servil y no está relacionada con el partido de esta manera”.

    No entiendo por qué dices que no se puede regular legalmente – claro que se puede regular eso o modificar – en primer lugar, una Ley de Prensa que atienda a estos problemas y eliminación de subvenciones a los periódicos. Mira Pedro, si hay algo que me da un profundo asco de mi país, osea del nuestro, es ese servilismo tan repugnante que tienen los medios de comunicación hacia los líderes políticos. Pagaría dinero por ver que una sóla vez hagan una entrevista DURA a un político español. ¿Te imaginas a un Jeremy Paxman en España? NI DE BROMA.

    “Analiza las acciones de este gobierno en mes y medio y todo lo que prometieron en campaña. Si al final el programa legislativo de un partido es la garantía de que no hay excesos, y ahora vemos por donde se pasan los programas, puede ser terrible”.

    Sí sí – lo sé – pero con una nueva ley o reglamento sobre los partidos, este chollo se acabaría, ya que tendrían que crear un manifiesto político, por ley, y cumplir más de un 50% de dicho manifiesto o al menos demostrar claras intenciones de cumplirlo. Sería un contrato vinculante de alguna manera, con la reforma que propongo.

    “Observa las propias leyes del aborto y del matrimonio homosexual, ¿Qué se supone que han votado los votantes del PP? Nadie lo sabe porque nada concreto se dijo, solo vanalidades. Si el PP dominase los jueces podrían hacer lo que les diese la gana con estas leyes esté a favor la población o no”.

    Ah claro, pero es que yo no propongo que el PP o el PSOE “domine” a los jueces – lo que propongo es que sea el propio fortalecimiento de lo democrático, lo que domine a los jueces (y a legisladores) – por ejemplo, tú sabes perfectamente que en Inglaterra, un legislador tiene ciertos límites “de facto” o en su defecto se arriesga a que lo expulsen del partido o que sea expulsado por sus propios electores. Te voy a dar un ejemplo de lo que hablo – recordarás que la Camacho, creó un vídeo en el que se “cazaba” a los inmigrantes. Todos los del PP le rieron la gracieta, pero esa señora no habría durado ni un minuto más como candidata del Partido Conservador en el Reino Unido y ¿sabes por qué? Porque las “constituencies” que se representan, jamás tolerarían que una diputada o “MP” como dicen allí, incite a la violencia de manera tan clara contra una parte de sus electores. Eso es democracia, eso es lo que me gusta, eso es lo que quiero para España. Aunque, en el caso de Camacho y el vídeo, no creo que responda a un “racialismo” real por parte de Camacho, pues sería absolutamente ridículo que una señora que parece ella misma ser inmigrante, por lo oscura de piel que es, atente contra su propia apariencia. Más que eso, pienso que aquél vídeo respondía a ese sector “madridista” del PP que dice “putos inmigrantes” pero luego los contrata para limpiarles en sus casas. Osea, hipocresía pura y dura, condenable.

    “Una mayoría exigua de la población está de acuerdo con una ley de plazos, y una importante mayoría con la ley del matrimonio homosexual, ¿qué representación democrática tienen estas opiniones en la contralegislación que se va a hacer o se podría llegar a hacer?”

    Sí – bueno por partes – 1. Aquí vamos a tener (digo, en Liberalismo Democrático) que reconocer ciertos hechos – es muy cierto que una mayoría de la población española está de acuerdo con una ley de plazos y aunque a mí en lo personal no me gusta legislar a golpe de encuestas, sí es cierto que las leyes no pueden ser destructivas a la población y sus inquietudes, pues de lo contrario lo que tenemos es fanatismo y no estadismo de calidad. Yo condeno el aborto porque no creo que deba ser un “derecho” pero sí me gustaría simplemente legislar con más precisión al respecto. Lo cierto es que ya se permitía abortar en nuestro país y no creo que la población tolere una prohibición total, aunque sí creo que no tienen tan claro lo del permiso de los padres. Habrá que mirar cómo legislar eso con más cuidado. En cuanto al matrimonio homosexual – creo que es posible qe un 52% (estoy siendo MUY GENEROSO) de españoles esté a favor de reconocerle eso a los homosexuales y precisamente creo que lo de prohibirlo o no debe emanar del Parlamento, no de unos jueces del constitucional.

    Un saludo, Pedro

    Adán —

    “no fue esa la mejor forma de defenderlos”

    No, claro que no fue la mejor forma, caballero. Ninguna muerte de ciudadanos españoles por motivos políticos es digna de celebrar. NINGUNA. Lo que digo es que cuando estás en una situación en la que debes decidir algo en cuestión de segundos, es imposible que todo el mundo salga ileso. Lo digo por mi propia experiencia en un campus en el que tuve que tomar ciertas decisiones, en situaciones de tensión y violencia local.

    “Los hombres grandes se demuestran en las situaciones complicadas y difíciles”.

    Totalmente de acuerdo.

  11. Alejandro · ·

    JAJAJAJAJAJAJAJA. Qué buen ejemplo el de Camacho, Alfredo. ¡Grande! Tiene que ser muy divertido estar en una charla con usted.

    Los periodistas en España, también son una puta mierda. Yo casi ni me molesto en leer la prensa de España. Sólo leo los editoriales de vez en cuando y los sucesos pero poco más. El periodismo español es aburridisimo.

  12. Bueno lo de la ley de prensa tendremos que tratarlo, puede ser interesante. No sé si el servilismo de la prensa patria se debe a subvenciones o a pura estrategia comercial (para que te lean los dogmáticos creas una línea editorial dogmática), pero el hecho es que es muy difícil encontrar duras críticas de la prensa de izquierdas a los gobiernos de izquierda y prácticamente imposible de la de derechas a un gobierno de derechas (derechas e izquierdas son términos comerciales aquí, como sabemos).
    Esto hay que corregirlo, igual que hay que corregir la “trinidad” de la que hablamos. Una vez corregida, ¿se puede hablar de “limitar” a Montesquieu? Lo podemos ver, pero hacer eso antes de ese cambio y esa división de poderes esencial puede crear más problemas que ventajas.

    Lo que dices de las duras entrevistas es verdad. Lo más cercano que he visto es alguna en EL PAÍS a Zapatero cuando este ya se había lanzado a los pies de Merkel, pero tampoco.
    Realmente lo más parecido que he visto son las entrevistas de Jordi Évole en “Salvados”, lo que pasa es que tienen un estilo totalmente diferente. Él se hace el tonto y el “buenrrollista” como método para relajar al interlocutor y, cuando lo consigue, le da el “zarpazo” y hace preguntas muy contundentes y conflictivas con cara de tonto que no sabe lo que dice. No te va a gustar nada su estilo pero intenta ver alguna por youtube.

    Y finalmente no creo que el 52% esté a favor del matrimonio homosexual. Creo que el porcentaje es muchisimo mayor. Se podría discutir si habría mucha diferencia en el caso de la adopción, pero en el caso del matrimonio en sí no creo que haya mucho menos de 2/3 de la población. Los debates “semánticos” con transfondo religioso y/o espiritual no son importantes para la mayoría de la población.
    Personalmente no conozco uno solo de mis amigos (de derechas, centro o izquierdas) que esté en contra, quizá sólo uno que es de misa y comunión diaria. Creo que es un debate superado.

    Saludos,

  13. Durham · ·

    Para mí es una pena que un señor tan inteligente como es Alfredo sea tan recalcitrante y cerrado con este tema del matrimonio gay. Respeto la opinión de cada uno pero no lo entiendo, porque la mayoría de los que se oponen responden a su moral personal que pretenden imponer a los demás. Que los gays se casen en absoluto obliga a los cristianos a casarse pero durante mucho tiempo han sido una minoría discriminada en este país y eso no se puede permitir en un país avanzado y democrático.

    Ya sé que nunca os voy a convencer, a muchos de por aquí y por eso solo muestro mi decepción.

    Sobre la ley de prensa no lo sé porque no soy jurista pero hay medios que incitan al odio a diario en este país y a veces hasta a la violencia. No daré nombres, porque no quiero entrar en problemas legales. Lo dejo ahí.

    Alfredo, por favor le pido, sé que le cuesta mucho pero adáptase al siglo XXI en esta materia de matrimonio. Es un debate, por suerte, ya superado.

    Con respeto

  14. Alfredo · ·

    Durham:

    Agradezco su comentario, aunque no comparto en absoluto su postura.

    Siento decirle que NO es un “debate ya superado”, ni mucho menos. Será usted el que lo habrá superado, pero yo sigo en ello.

    Ni soy “recalcitrante”, ni soy “cerrado” – es absurdo decir algo así. Yo lo que digo – he dicho – y seguiré diciendo es que el matrimonio es algo muy concreto, porque esa palabra significa algo concreto, de la misma forma que no podemos cambiar la palabra “manos” para que signifique otra cosa de lo que es.

    Respecto a este tema en concreto, recuerde usted que ya había igualdad para los homosexuales – como todo ser humano, podían casarse con otra persona de otro sexo. Esa es la verdadera igualdad – que todos tengamos los mismos derechos – todo hombre tenía el mismo derecho a casarse con la mujer que le plazca. Déje usted de pretender utilizar los tribunales para legislar contra la voluntad del Parlamento – en el caso español, pues ya se ha legislado al respecto y no hay nada más que hablar. Me parece que es una ley fatal pero es la que tenemos.

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: