La preocupante expansión del Derecho Penal en España

Bueno, hoy es el “Día de la Constitución” señores pero me centraré en el Código Penal de 1995 y hablaré sobre la importante pérdida de libertades que hemos sufrido en los últimos años. Lo cierto es que estamos viviendo en una época criminalizadora, que prohíbe casi todo tipo de conductas (salvo las más depravadas, como la sodomía o las orgías). Esta característica es indudablemente uno de los rasgos negativos del Código Penal español de 1995. En este artículo hablaré sobre algunos de los problemas que tengo contra el Código Penal español de 1995. Vamos por partes, señores:

I. La prescripción de las faltas y delitos

Art. 131.2 del CP 95 dice así: “Las faltas prescriben a los seis meses” pero atención a lo que dice a continuación en el art.132.2º: “La prescripción se interrumpirá, quedando sin efecto el tiempo transcurrido, cuando el procedimiento se dirija contra la persona indiciariamente responsable del delito o falta

Está bastante claro que estamos ante un ataque a la presunción de inocencia que la Constitución de 1978 otorga a los españoles. La redacción es desafortunada, ya que ser indiciariamente RESPONSABLE no significa SER RESPONSABLE, yendo así en contra de la presunción de inocencia – piedra angular en cualquier sistema penal democrático, mal que le pese a los del PSOE o a los fascistas de Hazte Oír.

¿Qué penas se imponen en España contra las faltas? Pues os remito al art. 33.4 de nuestro código:

La privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores de tres meses a un año.

La privación del derecho a la tenencia y porte de armas de tres meses a un año.

La privación del derecho a residir en determinados lugares o acudir a ellos, por tiempo inferior a seis meses.

La prohibición de aproximarse a la víctima o a aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez o tribunal, por tiempo de un mes a menos de seis meses.

La prohibición de comunicarse con la víctima o con aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez o tribunal, por tiempo de un mes a menos de seis meses.

La multa de 10 días a dos meses.

Redacción según Ley Orgánica 5/2010, de 22 de junio. La localización permanente de un día a tres meses.

Los trabajos en beneficio de la comunidad de uno a 30 días.

Hablemos de algunas, ¿sí?

La localización permanente

Es cierto que esta nueva “pena” tiene la ventaja aceptada por nosotros de que un condenado por cosas menores no entre en contacto con el mundo de la prisión, donde estaría expuesto a la corrupción o contagio por delincuentes habituales o profesionales pero desde mi punto de vista, esta pena es mucho menos eficaz que la pena de arresto de fin de semana.

Esta pena no es otra cosa que un regreso al antiguo y desacreditado “arresto domiciliario”.

La reforma del CP en el año 2003 (época de Aznar) castigó los hurtos con la denominada pena de “localización permanente” de 4 a 12 días. En la práctica, apenas se ha aplicado esa medida, y se ha optado por la alternativa de la multa que prevé el mismo artículo, básicamente porque la mayoría de esos ladrones no tiene domicilio conocido y así es muy difícil que estén localizables.

Eso, por no hablar ya de los graves inconvenientes que tiene llenar las cárceles con este tipo de ladronzuelos de poca monta. Es una pena que ya no exista el concepto de “arresto y detención en los depósitos municipales” como existía hace siglos.

El peligroso y nefasto Artículo 578:

“El enaltecimiento o la justificación por cualquier medio de expresión pública o difusión de los delitos comprendidos en los artículos 571 a 577 de este Código o de quienes hayan participado en su ejecución, o la realización de actos que entrañen descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas de los delitos terroristas o de sus familiares se castigará con la pena de prisión de uno a dos años. El Juez también podrá acordar en la sentencia, durante el período de tiempo que el mismo señale, alguna o algunas de las prohibiciones previstas en el artículo 57 de este Código”.

No queda prácticamente espacio para una intervención penal legítima entre el art. 18 CP (la apología) y el respeto a la libertad de expresión. Aunque la Exposición de Motivos de la LO 7/2000 se intente justificar, aunque a mí no me convence, argumentando que «no se trata, con toda evidencia, de prohibir el elogio o la defensa de ideas o doctrinas, por más que éstas se alejen o incluso pongan en cuestión el marco constitucional, ni, menos aún, de prohibir la expresión de opiniones subjetivas sobre acontecimientos históricos o de actualidad », se acaba castigando mediante el art. 578 CP exclusivamente el contenido de determinadas expresiones por el animus o la actitud interna con los que se realizan las mismas, pero no por sus consecuencias. Objetivamente se tipifica el contenido de expresiones que carecen de relación con un injusto concreto o que puedan dar lugar a una victimización concreta. Una prueba de ello es que el art. 578 tiene una penalización autónoma (de uno a dos años de prisión) no dependiente de la gravedad del supuesto injusto de referencia como sucede en el código en general con los actos preparatorios o con otros preceptos específicos como el art. 577. No se trata, pues, en cierta manera de un injusto parcial o una parte de la organización de un delito y no existen asideros jurídicos para interpretarlo en ese sentido. Los problemas de legitimidad que plantean este tipo de soluciones en un Estado democrático no necesitan ser expuestas.

La historia demuestra que este tipo de opciones más que aportar soluciones crean nuevos problemas. Los políticos españoles desconocen, porque son ignorantes a más no poder, los conflictos que este tipo de tipificaciones han presentado en el pasado y ha quebrado una de las importantes y realmente progresistas aportaciones del Código Penal de 1995. El art. 578 no tiene más que una función simbólica como refuerzo de una iniciativa política liderada por los dos partidos políticos mayoritarios y así debe ser entendida por los potenciales aplicadores de la norma para evitar abusar de gente que sólo se expresa libremente.

Trabajos en beneficio de la comunidad

Se considera una pena NO privativa de libertad y a la vez se evita alguno de los inconvenientes de las penas tradicionales que privan de la libertad, ya que evita la separación del culpable de la sociedad en su conjunto.

De todas formas, parece algo interesado decir que esta pena es “NO” privativa ya que la gratuidad del trabajo supone no cobrar un salario – lo cual en España, es un “derecho”.

La Ley del Menor

La última reforma, la LO 8/2006 es un claro ejemplo del avance expansivo del Derecho Penal en España y no es más que otra “importación” de las política socio-criminales de los países anglosajones, de tendencia absolutamente punitiva (como la Ley Antitabaco, otra importación más de países anglosajones a España).

Lo cierto es que en España, la delincuencia SE HA REDUCIDO actualmente en todos los sentidos. Personalmente, no tengo nada en contra de que se ejecuten a menores de edad en EEUU (bueno, hasta hace poco se hacía) ya que no creo que existe un derecho “a la vida” ni creo, por supuesto, que los que redactaron la Constitución de EEUU tuvieran problema alguno con ejecutar a menores (de hecho ya lo hacían en esa época – no era nada inusual sentenciar a jóvenes a la muerte coo debe ser).

Yo hablo del caso español y desde el punto de vista del actual régimen que tenemos – lo cierto es que a pesar de que hay asesinos que deben morir, como el asesino de Marta del Castillo y otros, la juventud española NO presenta el grado de violencia y destrucción social que vemos en la juventud inglesa o norteamericana. Tal desarraigo aún no existe en el caso español por lo cual resulta bastante exagerado, por no decir populista y electoralista, endurecer unas leyes que sólo van a afectar a una escasísima minoría de malnacidos pero que acabará afectando de forma muy negativa al joven que cometa alguna fechoría clásica y puntual.

Obviamente hay casos especialmente perversos y por ello comparto lo que ya dijo en su día Margaret Thatcher sobre la delincuencia de jóvenes: “Hace falta menos debilidad y menos contemplaciones con los jóvenes, más castigo, más dureza y más protección de la sociedad”. Comparto eso, pero para DELITOS y no como pretende hacer la Ley de Menores en España, que es expansiva. Yo abogaría por juzgar como adultos a todo “menor” que cometa delito de sangre o robo con violencia, y modificar sustancialmente lo demás en el CP de Menores.

Mucha gracia me hace que en la exposición de motivos por esta ley, el PSOE diga que se debe al “creciente número” de menores cometiendo delitos graves (SIN REVELAR LA FUENTE).

Lo peor de todo esto es que las leyes se van endureciendo sólamente por el amarillismo de la prensa mediocre y debido a que la sociedad española es cada vez menos libre.

Anuncios

8 comentarios

  1. Alfonso · ·

    “Es una pena que ya no exista el concepto de “arresto y detención en los depósitos municipales” como existía hace siglos.” Se convertiría en una excelente solución para los carteristas multireincidentes; recordemos que en USA SE DISTINGUE entre Jail (prisión municipal) y “prison(carcel estatal o federal).
    II. La prescripción de las faltas y delitos
    A mi juicio el problema es otro, en la mayoria de países solo prescriben los delitos menores, nunca los graves. Practicamente todos paises anglosajones (vgr: Canada) no admiten la prescripción de ningun delito violento. Japón ha hecho una reforma penal en el mismo sentido. Alemania eliminó la prescripción del genocidio y del asesinato común en 1979 frente al plazo máximo de 20 años del codigo penal de 1871. España ha eliminado la prescripción penal para el homicidio terrorista en 2010 pero que pasa com el asesinato y la violación?

  2. Sigfrido · ·

    Bastante de acuerdo con la línea del artículo . Hoy en día , los problemas de indisciplina e incluso delincuenciales que existen en la escuela y en los hogares , podrían ser hatajados perfectamente por los mismos padres y los directores de escuela e instituto , si estos no fueran unos blandengues amorales .

    ““arresto y detención en los depósitos municipales”

    Esto me parece muy interesante , y yo siempre he suscrito la necesidad de recuperación de esta figura .

    De acuerdo también con lo del 578 , que es un artículo tan infame como los artículos 509,510 y 511 .

    La apología del 18.2 , es una risa , porque como el mismo artículo precisa , sólo puede ser castigada como “forma de provocación” . Una chapuza brutal , vamos .

    En el artículo 170.2 , tambiñen se castiga el enaltecimiento de la violencia terrorista . Fue un artículo creado ad hoc , para solventar la chapuza del artículo 18.2 , y el hecho de que el delito de amenazas (arts 169,170.1 y 171) , sólo sean constitutivas de delito cuando no tengan naturaleza genérica.

    La localización permanente está bien en la teoría , pero coincido con usted en que en la práctica , el arresto de fin de semana es mucho más factible .

  3. Alfredo · ·

    Alfonso:

    “Se convertiría en una excelente solución para los carteristas multireincidentes; recordemos que en USA SE DISTINGUE entre Jail (prisión municipal) y “prison(carcel estatal o federal)”.

    Totalmente de acuerdo en esto – para carteristas reincidentes, prisión municipal y una durísima amonestación y escarnio.

    “A mi juicio el problema es otro, en la mayoria de países solo prescriben los delitos menores, nunca los graves. Practicamente todos paises anglosajones (vgr: Canada) no admiten la prescripción de ningun delito violento”.

    Esto es muy cierto – en USA no prescriben los delitos violentos jamás y cabe aclarar que para Dios, tampoco prescriben.

    “España ha eliminado la prescripción penal para el homicidio terrorista en 2010 pero que pasa com el asesinato y la violación”?

    Totalmente de acuerdo Alfonso. Sin embargo, cuestiono la reforma para faltas.

    Sigfrido:

    De acuerdo con lo que comenta – aunque, en cuanto a la local.permanente, también considero que es demasiado caro en la práctica teniendo en cuenta que sólo son faltas. ¿Merece la pena gastarse una pasta en mantener localizado a un grafitero de poca monta?

  4. Sigfrido · ·

    Sí , es cierto lo de la localización permanente . En el caso de graffiteros y demás basurilla semejante , lo mejor serían los trabajos en beneficio de la comunidad , y penas ESCARNECEDORAS , como las que existen en EE.UU .

    Coincido con usted y con Alfonso en lo de los carteristas reincidentes y secundo las penas que usted propone .

    Lo de la prescripción es un ESCÁNDALO . ¿Por qué un delito de terrorismo , tras la reforma de 2010 no prescribe , y en cambio un odioso asesinato no ? . Esto , no tiene el menor sentido .

  5. Alfredo · ·

    Tema trabajos: sí, pero no es plenamente constitucional sin el consentimiento del individuo. Trabajando con lo que tenemos y teniendo en cuenta que se debe evitar siempre cualquier exceso exagerado en el Derecho penal, abogo por endurecer mucho más las vías administrativas de castigo y acoso.

    Lo de la prescripción es escandoloso pero complicadísimo con el sistema que tenemos actualmente – veamos, para mí está claro que esos delitos de sangre JAMÁS deben prescribir pero existe una discusión abierta — y NO resuelta entre los juristas, sobre CUÁNDO un delito o falta prescribe – si con la mera presentación de una denuncia deja de prescribir o bien cuando hay una resolución judicial firme o INTERVENCIÓN.

    La doctrina del TS español es la primera y no la comparto sencillamente porque es un insulto a la inteligencia y a la presunción de inocencia. ¿Qué es eso de “INDICIARIAMENTE RESPONSABLE? No señores – SE ES CULPABLE CUANDO HAY SENTENCIA QUE LO AFIRME.

  6. Sigfrido · ·

    En efecto . Por mor de la redacción del art.25.2 , los trabajos propiamente dichos , no son constitucionales . Estos “trabajos en beneficio de la comunidad” previstos por las normas penales , son una cosa indefinida y mal formulada , en plan “light” .

    Yo reformaría el 25.2 , y e instauraría TRABAJOS FORZADOS de diferente duración en plan americano .Sería una buena medida para meter caña a graffiteros , tironeros y demás golfos .

    Las vías administrativas deben endurecerse , por supuesto . Mear en la calle está sancionado , administrativamente . Bueno , pues que SE HAGA CUMPLIR esa normativa .

    De acuerdo con lo de la prescripción . Yo también estoy más de acuerdo con la segunda interpretación .

  7. Alfredo · ·

    “Yo reformaría el 25.2 , y e instauraría TRABAJOS FORZADOS de diferente duración en plan americano”.

    Yo no lo llamaría así ni lo incluiría en la Const. de la patria – sencillamente, se aplicaría “de facto” como otra modalidad de castigo en el sistema de prisiones – por ejemplo, el antiguo “picar piedras”.

    “Bueno , pues que SE HAGA CUMPLIR esa normativa”.

    Últimamente la están haciendo cumplir aquí en Madrid (zona centro de turistas) y hay un gran despliegue de policía secreta, como debe ser.

  8. sociata latinoamericano · ·

    Alfredo: la profusión legislativa es propia de estados corruptos encaminados al fracaso. La inflación del Derecho Penal es el principal síntoma del déficit de políticas públicas de seguridad humana, pues es aceptar como único camino el uso de la violencia, ¿legítima? Cuando el asambleísta se vuelve tan abarcativo termina destruyendo la cultura de la jurisprudencia, o sea, atrofiando la labor judicial.

    Además, el uso desmedido del Poder Legislativo, representa una salida fácil, puesto que al resultar más “barata” acaba con la iniciativa de cualquiera.

    Saludes,

    Y pido disculpas por los constantes desmanes de nuestro común amigo Sigfrido.

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: