La Derecha fascista española: ¿Por qué nos tiene tanta manía?

Si bien es cierto que gran parte de la “Izquierda” española es jeffersoniana (en lo “revolucionaria” y agro-anarca) y ve al mundo como una lucha entre los “que no tienen” y los “ricos”, nosotros aquí, los simpatizantes de este proyecto y las ideas que he ido defendiendo durante los años que llevamos juntos, consideramos que ellos son irracionales, sólo buscan poder y que la verdadera lucha es en realidad entre los que “no tienen” contra los que “tienen algo que perder”. De todo lo que he ido defendiendo aquí, el origen es mi deseo de tener una población nacional socialmente móvil (hacia arriba), para que todos puedan mejorar su condición y tener oportunidades para ese objetivo.

Todos podemos admirar el Jefferson de la Declaración de Independencia, y a la vez detestar el país agrario, estancado, y feudal que Jefferson y Andrew Jackson representaban. Nosotros, como buenos liberales de origen “whig”, defendemos el crecimiento y la industria (si ayudan a mejorar algo) y somos defensores del capitalismo, sobre todo el capitalismo de pequeña y mediana empresa, como el motor económico. Cuando pensamos en la “izquierda”, a grandes rasgos, nos viene a la mente los intereses de oligarcas casi feudales que manipulan a los obreros en España y a la gente iletrada del campo — los “que no tienen”, los “desheredados”, provocando así resentimiento contra la clase media-alta y los que tienen algo que conservar y mucho que perder.

No voy a entrar en la historia de nuevo pero quiero subrayar algo muy importante para nosotros: en los Estados Unidos, Jefferson y Jackson eran discípulos de “Rousseau”, el francés y Hamilton y Lincoln eran “hijos de Locke”. Pero si bien es cierto que aquí en el continente europeo los hijos de Rousseau están a la izquierda, en EEUU están a la derecha — una derecha particular, no obstante.

La Guerra por la Independencia fue una guerra lockeana, cromwelliana, puritana – una guerra entre ingleses mientras que la Revolución francesa fue producto de Rousseau y su izquierda. Si los de Rousseau, en Francia, luego se convirtieron en la plebe “sans culottes” que nos trajo en Europa el terrorismo en los 1790s, los rouseauanos derechistas en América trajeron los oligarcas jacksonianos y ese rasgo de la política americana esclavista y racista en el siglo XIX que luego se convirtieron en los proto-fascistas de Huey Long en los años 30, y George Wallace en los años 60 y cómo no, ahora sus hijos están en el “Tea Party” y los grupos milicianos. No tiene nada que ver con afiliación a un partido – se trata de una mentalidad. La mentalidad jefersoniana, fruto de Rousseau, es tan fundamental en los EEUU como la vena lockeana.

La Derecha fascista española nos odia porque los liberales aquí en este proyecto somos “lockeanos” — este impulso siempre ha estado dirigido por artesanos, profesores, clase media-alta en general y no pasa como ocurre en la izquierda de muchos países de Europa — tradicionalmente los partidos de izquierda eran un foco de atracción para “proletarios” sin mucha formación — al igual que ocurre en el Tercer Mundo. La Derecha fascista española nos tiene manía porque nuestro temperamento es racional, moderado, y nos centramos mucho en las normas y el PROCESO de las cosas — nos interesa el proceso, la justicia y la verdad ante todo. La Derecha española suele guiarse por sus sentimientos y pasiones, antes de acabar siendo autocráticos, por desgracia. Nosotros defendemos el individualismo, el compromiso y cierta moderación social — y la derecha española (y parte de la izquierda) promueven el miedo y el resentimiento entre partes.

Nosotros vemos la política y sus conflictos como una prueba entre mentes distintas y NO de VOLUNTADES distintas.
Por eso nosotros normalmente perdemos las batallas políticas en España. Nos complacemos pensando que tenemos los hechos y la verdad pero eso no es suficiente para un electorado como el español. La derecha española (y parte de la izquierda también) entiende que los hechos no importan; lo que importa, lo único que interesa, es gobernar y tener poder. Ellos saben que a la mayoría de los españoles no les interesa “la verdad”.

Yo no sé de vosotros, pero para mí cada vez más lo tengo claro – una supuesta alianza entre nosotros y la “derecha española” sería aberrante. No voy a exagerar ni decir que nos acercamos a una “guerra civil” (aunque tal y como está el mundo, no debemos descartar una III Guerra Mundial). La Historia demuestra que cuando las situaciones están como están, hay guerras. Ya veremos lo que Dios dispone pero sí pienso que España atraviesa uno de los peores momentos de toda su larga historia. Creo que la gente de mi edad no se da cuenta que es uno de los peores momentos porque todos han nacido en democracias y no saben lo que es tener carencias de ningún tipo. Todo eso va a cambiar en los próximos meses.

La arquitectura política fundamental de España es — tener por un lado los “oligarcas” — pueden ser de izquierdas o de derechas pero el apoyo suele tener su origen en gente poco informada que les vota. Por otro lado tenemos una pequeñísima minoría de liberales de “nuestro estílo” – cultos, mejor formados, “urbanita” si cabe y muy informados de todo. El sistema español está diseñado para que sólo gobiernen los oligarcas porque tienen muchísima financiación y poder, controlan los medios de comunicación, y han podido, hasta la fecha, suprimir o contener las pasiones de las plebes enfurecidas, manteniéndolas ilusionadas.

El PSOE ha estado caracterizado, además, por tener una suerte de jóvenes “progres” que en realidad sólo se han interesado por avanzar en sus carreras particulares y defender algunos “clichés” políticamente correctos. Como grupo, esos progres no defienden ni representan nada y sufren de cierta patología que los hace ser alérgicos al riesgo y no están dispuestos a ensuciarse las manos para cumplir con lo que ellos dicen defender para otros. Los “desheredados”, inmigrantes de color, gitanos, etc, no tienen dinero, están desorganizados, desmotivados (sobre todo en comparación con los “desheredados” del PP) y no pintan nada peligroso, de momento. Lo dejo ahí — esas son mis reflexiones para hoy y no tengo nada más que añadir.

14 comentarios

  1. Yo la verdad es que paso cada vez más de este enfrentamiento visceral entre la derecha y la izquierda españolas, los dos son las caras de una misma moneda, y es muy cierto que, en particular, la derecha que tenemos en este país, seguramente, sí nos ve con cierto desdén: me imagino que a usted mucha gente también le dirá que, para que “lo suyo” se imponga en España, como la mitad de la población no se ponga a leer la Biblia y se haga protestante, lo lleva claro.

    Tanto es que, como a la izquierda (son tan viscerales como ellos), solo les interesa el poder que mucha gente me dice que “hay que ver” perderse un “voto de la derecha” porque no fui a votar el domingo (por mi parte, sí estoy contento de que se vaya al infierno la basura progre-comunista que teníamos enquistada en el Ayuntamiento de mi ciudad pero, más allá de eso, en poco más me ilusiona que haya ganado el PP).

    Una guerra civil, en principio, no lo creo. Los españoles actuales seguirán siendo muy cainitas pero pienso que ya no están para esos trotes. Ciertamente, cualquiera que no conociera nada de España y se enganchase un día entero a alguno de los distintos medios basura tanto derechistas como izquierdistas, llámense Intereconomierda, La Gaceta, Es Radio, Minuto Fascista, por un lado, o El Putal, Público o cualquier otro perteneciente al Grupo Mierdapro-gre, cualquiera que hiciera esto pensaría que estamos en una situación casi de guerra civil, pero los españoles, hoy día, están más para cañita y tapita, ponerse en chanclas en verano (que “ase musha caló”) y poco más.

  2. Alfredo · ·

    Javier:

    “me imagino que a usted mucha gente también le dirá que, para que “lo suyo” se imponga en España, como la mitad de la población no se ponga a leer la Biblia y se haga protestante, lo lleva claro”.

    Sí sí, casi TODOS me dicen lo mismo. Lo típico de “hombre es que eso de la Biblia…” aunque también suelen respetarme “lo mío” más bien por “impresión”, que no por temor a Dios.

    “Una guerra civil, en principio, no lo creo. Los españoles actuales seguirán siendo muy cainitas pero pienso que ya no están para esos trotes”.

    Cierto — demasiada “play station” aunque matizo por si hay algún listillo repugnante: YO NO QUIERO una Guerra civil.

    “Ciertamente, cualquiera que no conociera nada de España y se enganchase un día entero a alguno de los distintos medios basura tanto derechistas como izquierdistas, llámense Intereconomierda, La Gaceta, Es Radio, Minuto Fascista, por un lado, o El Putal, Público o cualquier otro perteneciente al Grupo Mierdapro-gre, cualquiera que hiciera esto pensaría que estamos en una situación casi de guerra civil, pero los españoles, hoy día, están más para cañita y tapita, ponerse en chanclas en verano (que “ase musha caló”) y poco más”.

    JAJA ¡Y tanto! Hoy me llegó a decir uno: “joer con lo rico que se está fuera y usted hablando de la Biblia y moralina”.

    Le contesté: Hombre, mejor que estar sucio de pecado en una terraza, como preludio a una estancia en el infierno.

  3. Hola,

    “y ve al mundo como una lucha entre los “que no tienen” y los “ricos”, ” (…)”la verdadera lucha es en realidad entre los que “no tienen” contra los que “tienen algo que perder”

    Ni una ni otra. La lucha en política, desde un punto de vista izquierdista como el que defiendo yo, es entre el privilegio y el no privilegio, entre el que es favorecido injustamente por las realidades sociales y el que paga estos beneficios injustos. Alguien que tenga gracias a su trabajo, esfuerzo y aportación económica y social no debe ser enemigo de nadie ni nadie debe estar tentado en quitarle lo que justamente se gana, el problema es el que gana beneficios escandalosos aprovechándose de las realidades que el sistema crea de facto, y es ahí donde se debe incidir, regular y redistribuir.

    “La Derecha fascista española nos odia porque los liberales aquí en este proyecto somos “lockeanos” — este impulso siempre ha estado dirigido por artesanos, profesores, clase media-alta en general y no pasa como ocurre en la izquierda de muchos países de Europa — tradicionalmente los partidos de izquierda eran un foco de atracción para “proletarios” sin mucha formación — al igual que ocurre en el Tercer Mundo”

    Eso depende de donde empieces a contar “la izquierda”. La izquierda premarxista (o no marxista de principios del siglo XX) tenía como base política las clases medias urbanas, los artesanos, profesionales, funcionarios de grado medio, etc.
    Sí es verdad que la base de la izquierda Marxista fue el proletariado, aunque creo que hace varias décadas que eso está obsoleto.

    “Yo no sé de vosotros, pero para mí cada vez más lo tengo claro – una supuesta alianza entre nosotros y la “derecha española” sería aberrante”

    Creo que cualquier alianza con la derecha española por parte de cualquiera es aberrante, porque la derecha española es aberrante y, repitiendo tu fórmula, parte de la izquierda también.

    “Por otro lado tenemos una pequeñísima minoría de liberales de “nuestro estílo” – cultos, mejor formados, “urbanita” si cabe y muy informados de todo”

    mmm, me hubiese gustado un “guiño” a esa moniría de izquierdas a la que creo que valoras.

    “El sistema español está diseñado para que sólo gobiernen los oligarcas porque tienen muchísima financiación y poder, controlan los medios de comunicación, y han podido, hasta la fecha, suprimir o contener las pasiones de las plebes enfurecidas, manteniéndolas ilusionadas”

    Esto es cierto (aunque creo que la plebe se contiene porque ya no sabe hacer otra cosa), y esta es una realidad que debemos cambiar. Habrás leído que he escrito algo en este sentido y que extiendo la mano a la derecha racional para hacer juntos esta batalla.

    Saludos,

  4. Alfredo · ·

    Pedro:

    “Ni una ni otra. La lucha en política, desde un punto de vista izquierdista como el que defiendo yo, es entre el privilegio y el no privilegio, entre el que es favorecido injustamente por las realidades sociales y el que paga estos beneficios injustos”.

    Suena muy bonito, pero es que para vosotros, todo el que “haya nacido rico”, ya es “un privilegiado” y no siempre es así. Hay que definir mejor eso del “privilegio”. En España, privilegiado podría ser el que nace en el seno de una familia política…

    “Alguien que tenga gracias a su trabajo, esfuerzo y aportación económica y social no debe ser enemigo de nadie ni nadie debe estar tentado en quitarle lo que justamente se gana, el problema es el que gana beneficios escandalosos aprovechándose de las realidades que el sistema crea de facto, y es ahí donde se debe incidir, regular y redistribuir”.

    De nuevo — define eso de “beneficios escandalosos” y “aprovecharse”…

    “Eso depende de donde empieces a contar “la izquierda”. La izquierda premarxista (o no marxista de principios del siglo XX) tenía como base política las clases medias urbanas, los artesanos, profesionales, funcionarios de grado medio, etc.
    Sí es verdad que la base de la izquierda Marxista fue el proletariado, aunque creo que hace varias décadas que eso está obsoleto.”

    Bueno porque la izquierda española de hoy no es, desde luego, la de Pi i Margall…así que tiene una base más bien marxista. Creo que votar por marxismo económico ya no existe pero sí sigue habiendo una especie de marxismo cultural…

    “mmm, me hubiese gustado un “guiño” a esa moniría de izquierdas a la que creo que valoras”.

    Bueno, pero es que me he dedicado a hablar de la derecha en concreto.

    “Esto es cierto (aunque creo que la plebe se contiene porque ya no sabe hacer otra cosa), y esta es una realidad que debemos cambiar. Habrás leído que he escrito algo en este sentido y que extiendo la mano a la derecha racional para hacer juntos esta batalla.”

    Lo he leído pero no he detectado esa “apelación” — voy a volver a leer a ver si lo veo.

  5. Ruben · ·

    Todos sabemos hoy en dia de donde procedemos. Lo que ocurre es que la propaganda poliarquica de los partidos politicos nos ha vendido que desde la Transicion todos somos democratas, o sea, un dia antes eran franquistas o marxistas, y tras un rapido milagro, un dia despues todos son monarquicos, constitucionalistas y democratas. ¿Como va a haber regeneracion de ideas si desde el franquismo no ha habido regeneracion de personas? Permanecen exactamente las mismas personas y familas que durante el franquismo con el añadido de los opositores al regimen que durante la transicion traicionaron sus ideales de libertad por integrarse en el Estado de partidos y tener asi acceso al poder o a una cuota de poder mediante el sistema proporcional.
    Asi pues la derecha española es la misma de siempre, o sea, nacional-catolica. Y en cuanto a la izquierda si bien el marxismo economico se ha olvidado (por propio interes, no nos engañemos) todavia siguen ejerciendo el marxismo social y cultural.
    La mejor prueba de ello es que tanto a unos como a otros se les llena la boca (quiza mas a la derecha) con aquello de “un proyecto de pais” o “España es un proyecto comun de todos los españoles” solo les falta añadir aquello de “unidad de destino en lo universal” (je, je). Esto, señores, es una definicion fascista de nacion. Son palabras de Jose Antonio Primo de Ribera, recordemoslo por si alguien lo ha olvidado despues de la II GM o la guerra civil. Y este, no se invento la definicion sino que la tomo del filosofo español Ortega y Gasset, el cual tampoco invento nada nuevo, sino que lo extrajo de la filosofia alemana del s. XIX de la que hay tantos admiradores. Y esto nos lleva, indefectiblemente a Hegel como, para lo que nos atañe, su maximo exponente.
    Hegel, siempre me ha impresionado mucho este filosofo, depende de como se interprete sus ideas siempre nos llevan al mismo infierno, por un camino o por otro (aunque hay equivocados que hablarian de dos infiernos diferentes o un infierno y un paraiso). La izquierdia hegeliana, corriente por tanto de izquierdas, nos lleva al marxismo y al socialismo. La derecha hegeliana, sin embargo, nos encauza hacia el nazismo, recordemos, nacional-socialismo. O sea, el mismo infierno por dos caminos diferentes.

  6. molondro · ·

    Alfredo,

    en lo esencial (no en todo) estoy de acuerdo con usted. Por cierto, es preocupante: ya llevo dos artículos dándole la razón.

    Nunca he entendido esa alianza de los auto-denominados liberales y la derecha. No todos los liberales dicen que son de derechas, pero todos los de derechas dicen que son liberales. Aznar y Espe Aguirre se llaman a sí mismos liberales, y también Pedro J. o Jiménez Losantos. O el zumbado de Sánchez Dragó. Todos muy liberales.

    Ya dije hace poco en otro hilo que entre Locke y Rosseau no existe tanta diferencia, y que ambos son hijos de ese espíritu ilustrado. Tampoco la Revolución Americana y la Francesa son, ideológicamente, tan distintas. A mi juicio, la diferencia clave está en que en los EEUU, después de librarse del yugo inglés, no existía una clase aristocrática y otra eclesiástica que habían gozado de privilegios durante siglos. En Europa la burguesía solo podía prosperar luchando contra todo vestigio del sistema feudal, en EEUU no tenían ese problema. Esto hizo que Europa se decantara más hacia una lucha en contra de los privilegios (igualdad) y en EEUU se potenciaron más otros aspectos como la libertad individual y el derecho de propiedad.

    Javier,

    me ha hecho gracia su comentario:

    “…pero los españoles, hoy día, están más para cañita y tapita, ponerse en chanclas en verano (que “ase musha caló”) y poco más”.

    Recuerdo que Orwell decía en su libro “Homenaje a Catalunya” que los españoles no servimos para la guerra, pero no lo decía como crítica, sino como elogio, afirmando que lo mejor que se puede decir de un pueblo es precisamente eso: que no sirve para la guerra.

    Personalmente, prefiero mil veces tomar cañitas y llevar chanclas que estar en una trinchera pegando tiros.

    Saludos.

  7. Alfredo · ·

    Suscribo absolutamente todo lo que ha dicho Rubén — porque es en efecto un resumen muy bueno de lo que tengo en mente.

    Molondro:

    “en lo esencial (no en todo) estoy de acuerdo con usted. Por cierto, es preocupante: ya llevo dos artículos dándole la razón.”

    ¿Por qué preocupante? Pásese a nuestro “bando” buen hombre.

    “Nunca he entendido esa alianza de los auto-denominados liberales y la derecha. No todos los liberales dicen que son de derechas, pero todos los de derechas dicen que son liberales. Aznar y Espe Aguirre se llaman a sí mismos liberales, y también Pedro J. o Jiménez Losantos. O el zumbado de Sánchez Dragó. Todos muy liberales.”

    Sí, si jaja- Pero ¿no me dirá que usted les ha considerado liberales no? Aznar desde luego no es liberal ni la Espe a pesar de que para quedar bien se hacen llamar así. Estoy MUY de acuerdo con lo que dice de Sánchez Dragó.

    “Ya dije hace poco en otro hilo que entre Locke y Rosseau no existe tanta diferencia, y que ambos son hijos de ese espíritu ilustrado. Tampoco la Revolución Americana y la Francesa son, ideológicamente, tan distintas”.

    Aquí no estoy de acuerdo — porque lo primero no fue revolución y lo segundo sí.

    “A mi juicio, la diferencia clave está en que en los EEUU, después de librarse del yugo inglés, no existía una clase aristocrática y otra eclesiástica que habían gozado de privilegios durante siglos. En Europa la burguesía solo podía prosperar luchando contra todo vestigio del sistema feudal, en EEUU no tenían ese problema”.

    Aquí sí tiene razón.

    “Esto hizo que Europa se decantara más hacia una lucha en contra de los privilegios (igualdad) y en EEUU se potenciaron más otros aspectos como la libertad individual y el derecho de propieda”

    Correcto.

  8. Hola, Molondro:

    No, si yo también prefiero la paz a la guerra (pero no la paz a cualquier precio, que eso es otra cosa). Desde luego, el militarismo a ultranza, aunque no haya que desdeñar a las FFAA y estar preparados siempre que haya que actuar, ni es ni debe ser una característica del liberalismo. Solo lo decía como una característica general hoy día de los españoles, en sentido descriptivo.

    Sobre lo que ha habido aquí en España denominado “liberalismo” y el “fenómeno Losantos”, lo que ocurrió es que, tras llegar ZP al poder en 2004 había tal desierto mediático, que LD y la COPE se quedó casi como lo único que había distinto a lo que nos llegara desde el gobierno Zapatero. Eso ha tenido un efecto contraproducente: buena parte de la derecha española tiene como única referencia a Losantos (o a Jota Pedro y “El Inmundo”). El típico derechista paleto no demasiado formado, que ni siquiera conocía la palabra “liberalismo”, escuchó una mañana, en la radio que tenían encendida en la tasca, a Losantos decir “soy liberal” y, seguramente pensó, “¡Ah!, qué bien suena. Yo soy liberal, ¡¡TOMA, SOY LIBERAL!!”. (* puede que ese sea el caso del “liberal” Batiburrillo, al que Alfredo desenmascaró en un impagable hilo de comentarios en su blog (cuando decía que había que “prohibir el Islam” porque era “una homenaje a nuestros ancestros”), en dos asaltos, ni un argumento sólido dio el tío “liberal”).

  9. Ruben · ·

    Interesante debate sobre si la Rev. Americana fue o no una revolucion. Mi opinion es claramente que si fue una revolucion y voy a fundamentarlo.
    Podemos encontrar dos tipos de revoluciones las de la igualdad y las de la libertad.
    Las dos unicas revoluciones que ha habido centradas en la libertad fueron la inglesa y la americana y precisamente por ello fueron las dos unicas que triunfaron. El resto de revoluciones de la igualdad: la francesa, la rusa y la china fracasaron miserablemente.
    Toda aquella revolucion basada en la libertad ha triunfado quiza porque la libertad si es posible y toda aquella revolucion basada en la igualdad ha fracasado miserablemente quiza porque la igualdad social es imposible.

  10. Alfredo · ·

    Rubén:

    No comparto tu opinión — más que nada, porque no pedían nada “nuevo” — pedían la restauración de las libertades de 1688 (lo de Cromwell SÍ fue una Revolución strictu sensu pero pedir lo mismo no es nada revolucionario…).

    “Toda aquella revolucion basada en la libertad ha triunfado quiza porque la libertad si es posible y toda aquella revolucion basada en la igualdad ha fracasado miserablemente quiza porque la igualdad social es imposible”.

    Yo cada vez más estoy convencido de eso…sobre todo tras ver a los cerdos acampados y OCUPANDO SOL.

  11. Ruben · ·

    Alfredo.

    El significado de revolucion es cambio, lo que no significa que se implante nada nuevo, solo diferente a lo que habia.
    Pero es que ademas, la revolucion americana si que innovo: desarrollo una nueva forma de gobierno, la democracia representativa, que creo ciertas instituciones que no solo implantaban la libertad sino que ademas la garantizaban.

  12. Rayman · ·

    Este artículo que has escrito denota tu gran formación en política y la amplitud de miras. Dado que has vivido fuera de España y comprendes la política del mundo anglosajón, da gusto leer estas cosas.

    Quizá no es tanto las soluciones que das ya que algunas no las entiendo, sino porque esto que escribes se lee aquí y SÓLO aquí, no hay ningún medio o blog más (salvo el de Javier) que se haga eco de estas ideas.

    Por eso te preguntaba en otro artículo si seguías la línea que hay en este o te has dejado engatusar por el fascismo de Podemos.

  13. No — jamás he sido de Podemos. Nunca me han podido engañar ni tan solo unos segundos. Para responder la pregunta, mi corazón está en la misma línea que este artículo, pero mi carácter pragmático y estratégico tampoco impide descartar lo bueno que puedan tener otras tácticas.

    Gracias por su comentario positivo. Siempre se agradece cuando no me desean la muerte o me insultan.

    Un saludo

  14. Rayman · ·

    Veo que sigues mucho la línea del GOP tradicional ¿Qué piensas de Jerry Falwell? ¿Te identificas con el ya desaparecido movimiento político llamado “Mayoría Moral”?

    Al fin y al cabo ese movimiento agrupó a los sectores cristianos del GOP y volvió a meter en la política americana la idea de un cristianismo moral.

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: