La participación delictiva en el Código penal de España

Vamos a seguir con la discusión de ayer contra Enrique Gimbernat Ordeig. El señor Gimbernat empieza su diatriba diciendo que en el Código Penal de 1973 (no olvidemos que era el Código penal franquista), se disponía lo siguiente en su Artículo 14:

Se consideran autores:

1.º Los que toman parte directa en la ejecución del hecho.
2.º Los que fuerzan o inducen directamente a otros a ejecutarlo.
3.º Los que cooperan a la ejecución del hecho con un acto sin el cual no se hubiera efectuado.

Hay dos tesis distintas en la dogmática penal española.

I. El «verdadero autor» ó «autor en sentido estricto» es el «que toma parte directa en la ejecución del hecho», mientras que los que «inducen» o «cooperen necesariamente» no son «verdaderos autores», sino únicamente partícipes a los que, se les puede equipara ÚNICAMENTE A EFECTOS DE PUNIBILIDAD, con el autor principal.

Esa es la primera línea de pensamiento o doctrina y es la que yo personalmente defiendo. Gimbernat, por su parte, se indigna contra el hecho de que en nuestro Código penal, se tome postura a favor de esta idea. El Artículo 28 del Código penal español actual dice así en su Artículo 28:

«Son autores quienes realizan el hecho por sí solos, conjuntamente o por medio de otro del que se sirven como instrumento.

También serán considerados autores:

a. Los que inducen directamente a otro u otros a ejecutarlo.
b. Los que cooperan a su ejecución con un acto sin el cual no se habría efectuado.»

II. Gimbernat defiende la segunda doctrina: «autor en sentido estricto» seria aquel cuya conducta es subsumible, sin más, en el correspondiente tipo penal, esto es: el que hurta, el que falsifica, el que viola, mientras que los otros, los «acómplices», sólo intervenían en el hech con actos ejecutivos.

Voy a poner un ejemplo para justificar la primera tesis/doctrina y lo haré usando el ejemplo de un caso real criminal muy triste del año 1975 en el estado de la Florida, zona central rural. Los hechos:

El 1 de abril de 1975, a eso de las 7 y 45 de la mañana, Thomas y Eunice Kersey, de 86 y 74 años, fueron brutalmente asesinados y robados en su propiedad/granja. Las pruebas sólidas demostraron que dos individuos, Sampson y Jeanette Armstrong, fueron a la puerta trasera de la casa del matrimonio Kersey para pedir «agua para el coche». Cuando el señor Kersey salió de su casa, Sampson lo agarró y le apuntó con una pistola, mientras que le dijo a su compañera Jeanette que le quite su dinero. El señor Kersey gritó para pedir auxilio, y la mujer de Kersey salió de la casa con una pistola, para pegarle un tiro a la Jeanette — pudo herirla. Sin embargo, unos segundos después del primer disparo, Sampson Armstrong mató a los dos señores mayores con ensañamiento, disparando múltiples veces hasta vaciar el cargador de su pistola. Los arrastraron a la cocina, se robaron todo el dinero del matrimonio y huyeron.

Dos testigos declararon que entre las 7.30 y las 7.40 de la mañana vieron un coche amarillo grande aparcado cerca de esa casa y que había un hombre sentado al volante esperando — pertenecía a un tal Enmund, que esperaba a sus compañeros y huyeron en su coche, con él conduciéndolo.

Enmund fue sentenciado a la silla eléctrica en el nombre de Dios y el pueblo del estado de la Florida.

Sampson Armstrong asesinó a los ancianos y de acuerdo con la ley de la Florida «el asesinato de un ser humano mientras se es co-partícipe o accesorio que facilite el acto, se tipifica como asesinato premeditado a pesar de que no exista ningún diseño de premeditación o intento de asesinato».

El jurado recetó la pena capital para estos individuos — Jeanette Armstrong y su noviete fueron ejecutados, pero el Tribunal Supremo de los EEUU frenó la ejecución de Enmund en 1981 — precisamente por tomar, en un voto de 5-4, la postura que defiende Enrique Gimbernat sobre participación delictiva. Si hubieran tenido en aquella época un Código penal como el nuestro, y una jurisprudencia doctrinaria por el estílo, Enmund hoy estaría sepultado bajo mucha tierra por facilitar el asesinato de unos ancianos.

Sin embargo, Gimbernat apunta a una contradicción muy acertada:

El Artículo 178 y el 179 de nuestro Código dice así:

Art. 178:

El que atentare contra la libertad sexual de otra persona, utilizando violencia o intimidación, será castigado como responsable de agresión sexual con la pena de prisión de uno a cinco años.

Artículo 179:

Cuando la agresión sexual consista en acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal, o introducción de miembros corporales u objetos por alguna de las dos primeras vías, el responsable será castigado como reo de violación con la pena de prisión de seis a 12 años.

La contradicción está en que si persona A sujeta por la fuerza a una mujer mientras que persona B yace con ella, por mucho que A y B hayan actuado conjuntamente, está claro que persona A no puede ser culpable según estos artículos ya que sólo uno ha cumplido con el requisito de «acceso carnal».

Por cierto, dicho sea de paso, no estoy de acuerdo con que una violación en su definición incluya «vía bucal». Estrictamente hablando, para mí una violación debe ser definida como «agresión no-consentida sexual que consiste en acceso carnal por vía vaginal y mediante la introducción de miembros corporales».

Mi definición es la clásica y mucho más liberal que la actual pero beno eso ya son palabras mayores. Quizá los jóvenes podamos reformar esa ley en el futuro porque ahora resulta que «violación» sería sexo oral…en vez de penetración estricta. También se debe volver a introducir el requisito clásico, muy arraigado en los países anglosajones, de que el fiscal demuestre con pruebas sólidas de que la mujer resistió o intentó repeler el acto. Estadísticamente, muchísimas mujeres engañan en los tribunales y acusan al hombre de violación cuando hay muchos casos de que fueron actos consentidos y que lo disfrutaron en su momento.

No estoy de acuerdo con Gimbernat — una persona puede y debe asumir responsabilidad penal si una acción delictiva grave se desprende de un acto delictivo menor — esta doctrina podría ser chocante para algunos de mis lectores pero vayan asumiéndola, recordándola y aplicándola.

Por supuesto que hay límites: Una persona no debe ser autor ni considerada como «autor principal» si:

1. Es víctima del delito — por ejemplo, si Enmund hubiera estado secuestrado…

2. Termina su participación antes de que se cometa el delito y: a. intenta frenar el acto o b. llamar a la policía

Creo que el Código penal hace bien en definir la participación delictiva en los términos actuales, diga lo que diga el garantista radical Gimbernat.

16 comentarios

  1. Lorena · ·

    que la penetración bucal no es violación? anda véte a la mierda. Con razón no progresamos en la lucha contra las injusticias. Luego la gente se queja de la justicia pero ya veo por qué.

    Ojalá no violen a uno de tus hijos a ver si dirías lo mismo…………………….

  2. Alfredo · ·

    Cállese la boca, Lorena, y aprenda a leer. En ningún momento he insinuado que la penetración bucal no sea algún tipo de delito pero NO ES VIOLACIÓN, payasa.

    ¿Qué pasaría en el caso de que una relación sexual empezara «consentida» y en el medio de la penetración, la mujer dice NO!? Conteste eso, payasa maleducada.

    Si no fuera por feministas como usted, no tendríamos definiciones tan malas de «violación sexual».

    No, no se preocupe por mis hijos — preocúpese por su propia vida, que bastante carga ya tiene que tener siendo tan tontita y bobita.

  3. Germánico · ·

    Hace usted una pregunta muy interesante, Alfredo – si en la mitad de la penetración ella dice «no», yo no creo que sea «violación». Si fuera así, imagínese cuantos hombres estarían en prisión…

  4. Germánico · ·

    Por otro lado, muchos «progres» ignoran una cosa: el Código penal actual castiga las relaciones sadomasoquistas, incluso cuando son consentidas.

  5. Adán · ·

    Buenas noches a todos.

    Alfredo, una violación para mí es el hecho del manuseo y una agresión sexual es cualquier cosa que hagan con su miembro en el cuerpo de otra persona que no lo consienta, como si le quiere dar por las axilas, eso sería también agresión sexual.

    Para mí Enmund no es colaborador necesario, de hecho de no haber estado él allí, los asesinatos se hubieran producido igualmente, él puede ser cómplice, colaborador, pero nunca autor. Bién por el tribunal que le exculpó.

    Como verá tengo ideas muy estrictas y también muy permisivas, mi lema es que el que la haga que la pague, tratar igual a los iguales y desigualmente a los desiguales. La idea de que pague un justo por un pecador me aterroriza.

    En mitad de la penetración nadie puede decir No, ahí es donde nuestro CP pide que la agredida muestre pruebas de su resistencia, si no tiene pruebas no hay agresión sexual.

  6. Alfredo · ·

    Buenas noches, Adán. No comparto su definición inicial de «agresión sexual» ni de violación — para mí tiene que haber penetración vaginal — o anal (en tal caso sería sodoiízación y yo sí abogo por reintroducir la «sodomización» como delito aunque es un poco redundante ya que el Artículo castiga la sodomización implícitamente.

    ¿Distingue usted entre «agresión sexual» y violación, entonces? Porque eso podría pasar, y las penas serían distintas…si se hace esa distinción teórica.

    Dice usted que de no haber estado allí Enmund, los asesinatos se hubieran producido igualmente — ¿está seguro caballero? Porque, muchísimos asesinatos se cometen con la expectativa de que puedes o podrás escaparte. Si tenían la intención de asesinar, dudo mucho que no hubieran pensado en tener el coche allí listo para escaparse.

    Por último, sí, pero el peligro de decir «no» en mitad de la penetración es que el «beneficio de la duda» recae sobre la mujer, debido a la penetración del feminismo en la jurisprudencia…

  7. Adán · ·

    Hola Alfredo, en temas jurídicos está usted mucho más preparado que yo, como es un tema espinoso y complejo le tengo que dar la razón en casi todo. En lo que no paso es en el caso de Enmund, el plan inicial era el robo, no el asesinato, él no estaba allí para impedir el asesinato, por tanto la exculpación es clamorosa, si el plan hubiera sido el asesinato, el tema cambia, pero no fue así.

  8. Alfredo · ·

    Adán: No se preocupe que incluso para juristas estos temas son muy espinosos.

    Tema Enmund: sí, el plan inicial era el robo pero mantengo la postura de que el acusado de ser «cómplice» o «accesorio» debe tener previstas TODAS las consecuencias que se podrían desprender de un delito — y en un delito de robo, en el que encima iban armados con pistolas, no cabe en mi cabeza que Enmund por lo menos no hubiera sabido que había una posibilidad de asesinar — salvo que algún informe médico haya dicho que Enmund es tontito o algo pero le hago la pregunta a usted de otra forma:

    Si usted entra a una tienda de chinos conmigo, está claro que sólo caben dos posibilidades: 1. que uno (o los dos) de nosotros compre un producto comestible o de papelería (o las cosas usuales que venden los chinos) o 2. Que no compremos nada.

    Lo que está claro es que si compramos, ninguno de nosotros dos saldrá con un ordenador portátil, porque eso no se vende en un local de alimentación china. ¿Comprende? Pido consecuencia y ser consecuente.

  9. Alfredo · ·

    ¡¡ANDA!! QUÉ CASUALIDAD. Hoy tenemos notícia, justamente hace unos momentos, de una grandísima hija de puta catalana que fingió ser violada para cubrir un juego erótico ideado con su novio que gracias a Dios, el tiro le ha salido por la culata, según informa la jefatura de policía de la capital italiana.

    La señorita tenía, cómo no, beca erasmus y será procesada ahora por simular un delito y por hacer declaraciones falsas a la fiscalía-espero que también se le juzgue en ESPAÑA, en la AUDIENCIA NACIONAL.

    Más datos, de El Mundo:

    «La fatalidad quiso que durante la relación sexual con un hombre se rompió el preservativo, y la joven, ante el temor a contagiarse con alguna enfermedad, acudió a un hospital, según las fuentes.

    Para ser asistida «de modo adecuado», según confesó a la policía, se inventó la violación pensando que la cosa quedaría en nada y que sería sometida por los médicos a un control exhaustivo.»

    Está claro que la catalana esa no fue a Roma para aprender historia y ver el Coliseo no — está claro que fue a Roma para prostituirse y abrir las piernas a todo hombre ambulante. Había una época en la cual a las chicas así se les denominaba con un sólo calificativo muy apto y descriptivo: PUTAS.

    http://www.elmundo.es/elmundo/2011/03/06/barcelona/1299438637.html
    —————————————-

  10. Jajaja. A esa pobre PUTA ASQUEROSA Y BUSCONA le salió el tiro por la culata, y ahora va a tener que trabajar en las esquinas para conseguir un buen abogado; aunque como va la degenerada Europa, supongo que lo hará CON MUCHO GUSTO. Ésta es la EDAD DE ORO DE LAS PUTAS ASQUEROSAS, ya que pueden meterse por el chocho todo lo que uno pueda imaginar, y si al final le sale con «un regalito» por descuido (que saldrá dentro de 9 meses), simplemente va a una clínica a deshacerse del «estorbo». ¡Eso se llama «libertad de la mujer»! ¡Qué gran época para vivir1 Juas juas juas.

  11. Beowulf · ·

    Alfredo, ¡mucho ánimo! La muerte personal que has sufrido hoy me ha conmocionado porque sé que era una persona importate para ti. Sé que estarás atravesando un momento difícil ahora mismo pero quiero dejar constancia aquí en tu blog que puedes contar con todo el apoyo que necesites, porque para eso están los amigos de verdad. Al final sé que eres un hombre muy fuerte y que no vas a necesitar apoyo emocional pero bueno, que la señora descanse en paz y que Dios se la lleve con Él si así lo estima en Su voluntad.

    Le he pedido «permiso» a Fefin para escribir esto aquí y me ha dicho que no hay problema que a ti no te importa que se divulgue esa notícia.

    Que Dios esté con vosotros.

  12. Hola,

    Viendo el artículo parece que ciertamente una penetración «bucal» no es violación, pero eso me parece absolutamente descabellado y no puedo entender como es así. Cualquier penetración no consentida, violenta y forzada debería ser violación igual independientemente del «orificio»
    Lorena no te ha entendido (algo bastante lógico para quien no te conoce y no sabe de tu estilo algo provocador) pero puedo comprender como se debe sentir una mujer que lea esto. No me gustaría, pues, que os ensañaseis con ella.

    No sé qué pérdida has tenido hoy, pero mis condolencias en cualquier caso.

    Saludos,

  13. Igualmente, como Beowulf o Pedro, aunque no sé de quién se trata, mis condolencias por la pérdida de un ser querido y mucho ánimo.

  14. Beowulf · ·

    Realmente ha sido mi culpa por no explicarlo bien, dado que me impactó a mi personalmente también pero a quienes les interese, ha muerto la abuela de Alfredo y ha sido muy duro para él porque la respetaba mucho y tuvo determinadas influencias en su vida.

    Conociéndole, no obstante, creo que pronto volverá a dar caña.

    Lo he anunciado aquí en parte porque hay mucha gente en Madrid que lo lee y no tenían otra forma de saberlo.

    Saludos a todos. Alfredo se encuentra bien aunque le he notado un poco de «shock.»

  15. Hoy llego tarde, aún así le doy mis condolencias a Alfredo. Si ha tenido influencia en Alfredo, ya sabemos el glorioso destino que ha tenido.

  16. Alfredo · ·

    Muchas gracias señores. Ya estoy «mejor» y es mi deber seguir con la difusión de ideas. Ciertamente, antisindicalista, en realidad, ella ya ha ido a su hogar.

    Yo creo que lo mejor que puedo hacer es seguir dando la batalla y defendiendo los mismos valores con los que me crié y a los que le debo ser el hombre que soy hoy.

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: