¿Somos más libres hoy en día? (III)

Bueno, tal y como me lo imaginaba, necesito terminar la serie de ayer antes de entrar en el tema migratorio. Espero ver una amplia participación en estos temas porque sin ella, no podremos marcar la pauta necesaria para los próximos meses aquí en Lib.Democrático.

Empezamos hace unos días con una pregunta importante para los liberales: La excesiva judicialización para ejecutar los derechos contenidos en el Bill of Rights ¿significa un nuevo renacimiento de la libertad y el liberalismo?

I. El Poder del Gobierno y el “Bill”

Hoy en día, los tribunales estadounidenses, al igual que ocurre en España, ejecutan las provisiones del Bill of Rights para “limitar el poder estatal”.
Las aplicaciones, a veces, han sido amplias. El gobierno de los EEUU, por ejemplo, no puede de ninguna manera limitar o restringir la libertad de expresión de alguien porque no puede criminalizar su punto de vista como sí ocurre en casi toda Europa con determinadas expresiones y discursos.
En EEUU tampoco se puede limitar conducta simbólica, como quemar una bandera, salvo por motivos extremadamente imprescindibles, tal y como mantener el orden público o la seguridad. Ojo, eso no significa que cualquier hijo de vecino, nada más apetecerle, puede quemar una cruz o bandera en el patio de su casa o frente — para determinadas manifestaciones hace falta avisar a las autoridades para poder mantener el orden público.

En segundo lugar, el gobierno no puede dictar las pautas religiosas ni prohibir la religión individual de una persona. Cualquier acción gubernamental que infrinja el derecho a la libre asociación se analiza rigurosamente bajo la lupa constitucional. Los imputados criminales disfrutan de un amplio abanico de derechos en cada nivel del procedimiento judicial contra ellos — en especial, la IV y la V Enmienda aunque hay muchos más.

Conociendo todo esto, conociendo que hoy por hoy los tribunales aplican muchos “derechos”, creando así una red enorme y compleja de restricciones contra el gobierno y su poderío, no creo que sea algo desconocido decir que a pesar de ello, hoy tenemos gobiernos mucho más involucrados en las vidas de los ciudadanos. El tamaño del gobierno federal hoy en los EEUU habría sorprendido de forma negativa a cualquier ciudadano de EEUU de la época de su fundación.

La forma en la que hoy en día tratamos la Constitución y el Bill siendo liberales es, en muchos sentidos, algo totalmente ajeno a lo que tenían en mente los arquitectos originales. Los Federalistas insistían que la Constitución sólo le daba al gobierno federal poderes exclusivamente delegados, y los Anti-Federalistas querian que esto se dejara de forma clara en la Xa Enmienda. Sin embargo, desde los años 30 del siglo XX, los “poderes delegados” han sido ampliamente interpretados y construidos — hasta tal extremo de que hoy en día el Gobierno Federal de EEUU tiene poder total. Ya no es un gobierno limitado. Ya tiene todos los poderes, salvo los que limita el “Bill of Rights”.

II. DERECHOS Y LIBERTADES — LA POSTURA REALMENTE LIBERAL

En la época de los fundadores de la patria americana, la opinión generalizada era que los derechos eran algo que Dios nos daba y que estos derechos existían A PRIORI y al margen de cualquier ser humano o autoridad humana.

A pesar de los teóricos que abogaban por el “derecho natural”, lo más importante para el liberalismo capitalista fue la Reforma Protestante y su teología BÍBLICA de “deberes divinos y derechos otorgados por Dios”. De acuerdo con esa fórmula, un método especialmente extendido entre nosotros los Calvinistas, los deberes que le debemos a Dios son los derechos entre hombres (ejemplo controvertido: el deber de orar y adorar a Dios significa que tenemos el derecho a ser libres para poder hacerlo). Los fundadores “WASP” y Puritanos que llegaron a EEUU de la madre patria, Inglaterra, trajeron este concepto Puritano de los derechos y lo incorporaron en las constituciones locales que sirvieron para el “Bill of Rights” posterior de 1789.
Quiero que mis lectores mantengan bien claro en la mente el ejemplo del “deber a orarle a Dios significa PODER HACERLO”. John Milton y John Locke tomaron las doctrinas puritanas y la “humanizaron”. El propio Madison llegó a repetir la doctrina puritana: “Lo que aquí sea un derecho hacia los hombres, es un deber hacia Dios”. Por ello, el “Bill of Rights” en realidad no “da” nada — sólo repetía derechos que ya estaban otorgados en teoría por Dios y que ningún Estado o gobierno podía eliminar o limitar.

El Bill también limita y prohíbe que el gobierno federal meta sus narices en las cuestiones religiosas o que establezca una religión oficial. Eso era tanto una protección A LOS ESTADOS individuales como en cierta forma una protección de las libertades individuales. Repito: para mí, sólo era una protección A LOS ESTADOS no una protección DE LOS Estados AL individuo. ¿Pillan la diferencia señores?

Luego, en materia penal, la 9a Enmienda reconoce que el “Bill” no es una lista interminable de derechos y que (como los derechos NO VIENEN del gobierno), hay más “derechos” más allá de los expuestos en el bill. La Xa Enmienda establece que los poderes del gobierno federal son LIMITADOS.

B. Los derechos ahora: “regalos” del gobierno de turno

Esta óptica moderna de interpretar el poder como algo que descansa en el gobierno en vez de en los ciudadanos libres es contrario a los términos de
la propia Constitución americana y especialmente contraria a la 9A Y 10A Enmienda. Es más, es una violación de las premisas básicas del documento: que las personas están en posesión de ciertos derechos que Dios nos ha dado. En este sentido moderno, los estados se convierten en depósitos “divinos” de poderes y los derechos pasan a ser algo que nos “da” el gobierno de turno, como ha pasado con tantos derechos frívolos como el “derecho a petarse por el culo” que algunos pretenden establecer.

C. Los derechos: ¿debería abstenerse el gobierno/Estado?

Quiero decir, con eso de “abstenerse” que el gobierno puede reclamar para sí mismo todo el poder (algo deseable y anti-anárquico) y a la vez optar por reconocer los “derechos” civiles y libertades políticas para los individuos optando de forma voluntaria por la no-intervención de una forma u otra.
Así, lo que hace es crear una “zona de libertad” por “decreto” estatal y no nos embarramos de temas tontos como “derechos naturales”. Habría que analizar más esta perspectiva. Por ejemplo: ¿existe un “derecho” a no ser discriminado en el ámbito privado? ¿Por qué tiene que intervenir el Gobierno en estas cosas?

Lo cierto es que realmente no podemos hablar de “derechos fundamentales” — si fueran tan fundamentales e inalienables, nadie tendría que equilibrar sus derechos. Un derechos fundamental e inalienable es eso –inalienable y fundamental, no sujeto a ninguna restricción. Un derecho ha de ser algo libre de la interferencia estatal.

Por supuesto, cabe decir que los derechos NO SON LICENCIAS. El derecho a la libertad de expresión no te da “derecho” a poder gritar “¡fuego!” en un teatro abarrotado de gente (salvo si de verdad hay un fuego). Pero la pregunta es: ¿Por qué no? ¿Debe un gobierno limitar ciertos derechos en el nombre de la seguridad? Si me dices que sí, estás reconociendo que no hay derechos inalienables y absolutos. Si piensas así, entonces no estás dentro de la tradición liberal del siglo XVII y XVIII. Los derechos se tienen o no se tienen. Algunos me dirán que “hay que equilibrar los derechos”. ¿Quién los equilibra? ¿Tú? ¿El gobierno? ¿Una mayoría de jueces en un tribunal? Piénsalo.

III. Derechos a lo “europeo”

Este es el concepto moderno, el más “adelantado” de los derechos. Esta postura y tradición es totalmente estado-céntrica. En esta escuela de pensamiento, los derechos son creaciones políticas y afirmativos. Un perfecto ejemplo, aunque de USA, es la lista de “derechos” económicos que Franklin Delano Roosevelt presentó al Congreso en 1944, día 11 de enero. En esta lista, vemos “derechos” ridículos tales como: “derecho a un empleo remunerado”, el “derecho a un hogar decente”, el “derecho” de la protección contra la enfermedad, accidentes, y paro, entre otros puntos negativos. Roosevelt quería imponer un SEGUNDO “Bill of Rights”.

IV. RESPUESTA/CONCLUSIÓN

La tendencia moderna de ejecutar los “derechos” individuales “garantizados” en el “Bill of Rights” de EEUU en vez de ejecutar los límites estructurales del resto de la Constitución, no significa que hay más libertades ni que éstas tienen hoy mejor protección. Al contrario, indica que el gobierno moderno tiende a sobresalirse de sus límites estructurales y que al final, el Bill of Rights es en realidad o sigue siendo redundante y papel mojado en la mayoría de los casos.

Anuncios

15 comentarios

  1. Mad van Lib · ·

    Buenos días Alfredo. Respondo a su pregunta del otro día. Excitarse en el mal sentido de la palabra seria por ejemplo excitarme con un discurso de Zapatero o en una misa católica. Como sé que usted es Protestante y liberal, supongo que le interesará esto:

    http://www.abc.es/20110113/comunidad-catalunya/abcp-suspenden-misas-universidad-barcelona-20110113.html

    Yo he dejado un comentario:

    “¿Es una universidad pública? ¿Qué pinta una iglesia allí? ¿Por qué tengo que pagarle sus entretenimientos a los católicos? ¿Me pagan ellos los míos?”

    Pero ya están los católicos ensuciando el foro del ABC.

    Respecto a su entrada de hoy, no sé porque no conozco USA ni soy jurista pero lo que sí es papel mojado y digno de limpiarse el culo con él es la Constitución Española y nuestra democracia. Realmente no vivimos en una “democracia representativa”. Lo siento por no compartir su optimismo pero tengo un bajo concepto en general de los españoles. Yo solo soy Español por nacimiento pero no lo siento en mi alma.

    Saludos

  2. Alfredo · ·

    @Mad van lib:

    Sé perfectamente que no vivimos en una democracia representativa. Vivimos más bien en una democracia formal, masiva y populista, que es mucho peor. Ahora tendremos incluso menos democracia si finalmente se impone la Unión Europea. Ojalá fracase pero ya veremos.

    Interesante la notícia: por supuesto que una misa católica no tiene cabida en una institución pública que paga todo el mundo.

    Realmente, este país no necesita una “guerra civil”, gracias a Dios, pero nunca nunca viene mal un gran enfrentamiento civil pacífico — Zapatero lleva enfrentando a los Españoles durante todo su mandato y ha hecho bien — ha gobernado para los suyos, sobre todo al principio. Ahora la derecha debería hacer exáctamente lo mismo y destruir todo lo que ha hecho ZP. Lo que pasa es que en España, no sé quién da más miedo, si la derecha o la izquierda oficialista.

  3. Nete · ·

    Que vivimos en una democracia, es cierto. Pero no es más que la figura “políticamente” correcta y más en un país como España, que venimos de donde venimos hace a penas 36 años.
    Porque vivimos en un “grupo” de ciudadanos llamado occidente y porque Europa se ha atrincherado en vender de manera popular, un sistema ejemplar de democracia común como “única” posibilidad en todos los países que la engloban, aquí heredamos atontados el mismo discurso.
    Pero desgranando la realidad el matiz es muy grande frente a esa afirmación o postura y las conclusiones finales, infinitas, tantas como españoles somos, ya que cada uno de nosotros tiene no sólo una imagen de país, sino una idea de país.

    Una conclusión fácil y rápida: España y Europa están decadentes. Decadentes como grupo, como sistema, como economía, y por su puesto, como ejemplo. No somos ejemplo de nada y es por ello que nos toca defendernos en la constancia, del ataque de, por ejemplo, la constante inmigración, que supone una sangría, que rompe por completo y “per se” el concepto de Democracia.

  4. A mí no me engañan · ·

    Don Alfredo, sepa usted que le he visto esta mañana cerca de Gran Vía montándose en un Jaguar. ¿Es usted el que dice que hay que ser austero? Pues vaya, no veo yo la austeridad que en un momento de crisis aguda para millones de personas en España, mi familia incluida en eso, usted se de un paseo en coche de lujo por la gran via. No estaba seguro que era usted pero el bolso de cuero lleno de libros y ese peinado a lo ultraconservador ochentero tory eliminó cualquier duda.

    Los liberales sois unos descarados y unos sinvergüenzas. Habeis arruinado este pais y encima nos hablan de austeridad.

    PAYASOS.

  5. Nete · ·

    “A mi no me engañan”: Si yo descalifico a alguien por su aspecto, por ejemplo, diciendo de un adrajoso que “es un sucio”, se me tachará de homófobo. Usted es un homófobo como yo por sus descalificativos al aspecto o vehículo de una persona.
    Su aire republicano le delata. Y no es grave, lo de ser republicano digo, pero sí su rabia e incoherencia.
    La austeridad no es incompatible con conducir tal o cual coche. En mi economía personal ha habido recortes y procuro ser austero en determinadas partidas, pero ni por asomo permitiré que se me juzgue por mi coche o por mi aspecto o por mi vivienda. Libremente y de manera honrada he alcanzado un estatus que me permiten tener determinados artículos de mayor nivel y no por eso voy a permitir ser juzgado, porque quizá soy yo precisamente por eso, quien más contribuye con mi consumo, mi gasto, mis impuestos y mis cotizaciones, a mantener el sistema, ya que el gobierno ya se ha encargado de “primar” a las rentas más altas, con más impuestos, no lo olvide.
    Déjese de victimismos que ya no son aceptados y acepte la realidad. Quien quiera y pueda, que conduzca un Jaguar. Antes pregúntese si ese Jaguar es de propiedad, prestado, alquilado o robado. Se equivoca y mucho con su comentario. MUCHO.

  6. Gallego orgulloso · ·

    Aplaudo y suscribo lo que ha afirmado Nete. Me parece un comentario muy lamentable del progre envidioso.

    @a ti sí te engañan y mucho:

    No tienes ni idea quién es don Alfredo. Ese jaguar que usted ha visto pertenece al CHÓFER de Coll — no al Sr. Coll. Pero claro es mucho más fácil hablar que comprobar las cosas y los datos. ¿Qué tiene de malo que Alfredo se de una vuelta por la Gran Vía? Fijo que gracias a gente “rica”, gente como tú tiene servicios públicos. Ya basta de siempre criminalizar a la clase alta por los problemas ajenos.

    Si tu no tienes dinero, eso no será culpa de don Alfredo.

    Un saludo a los demás

  7. Alfredo · ·

    @al estúpido que critica mis libertades:

    Yo no me juzgo por el tipo de coche en el que me meto, ni por la ropa que lleve yo o deje de llevar. Yo me juzgo por la siguiente fórmula:

    “¿He vivido el día de hoy de acuerdo con mis principios y convicciones?”

    Respuesta: sí

    Uno de mis principios es que si una persona quiere usar su dinero para comprar un servicio de lujo o el que sea, esa persona tiene esa libertad y un muerto de hambre envidioso como usted no tiene ningún derecho a opinar o valorar si eso es malo o no. Que yo sepa, no le he pedido yo a usted que me pague por el chófer que utilizo DE FORMA PUNTUAL cuando decido ir a un sitio de forma cómoda. No lo paga ni usted, ni sus padres, ni su empresa (aunque dudo que usted trabaje).

    Ahora váyase a sus reuniones neonazis o marxistas y échele la culpa a los judíos y a los “ricos” y a los “sionistas” y a los “neocons” por el hecho de que usted es un fracasado.

    Nete:

    Gracias por su comentario. Me alegro de contar con gente como usted que sabe participar y responder a los asuntos.

    Es cierto lo que usted dice: no somos ejemplo de nada. Lamentablemente, estamos rodeados de “iluminados” como el tipejo de hoy que al parecer le gusta espiarme y controlar mis movimientos.

  8. Hombre, es que ya se sabe, lo bueno sería que todos fuésemos iguales, igual de pobretones, claro, así no habría “desigualdá”. ¿Se imagina alguien una país donde no hubiera capitalistas ni derecha? ¿Cuánta gente querría emigrar allí? Dé gracias el que a él no le engañan que todavía hay gente que puede montarse en jaguares, que si no. Engañado le tiene el socialismo y su ídolo ZP, el que se va cada verano de vacaciones con una cohorte de 100 asesores con cargo a su dinero, el que paga con sus impuestos, ¿no le escandaliza esto?

    @ Mad van Lib:

    El otro día preguntó por el libro de Hamilton en español. He mirado por internet y no he visto nada tampoco, pero, a falta del libro, si le interesa, o a otros lectores que no lo conozcan, este ensayo no está nada mal:

    dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=1255724&orden=274799&info=link

  9. sociata latinoamericano · ·

    Alfredo: hasta yo repudio un comentario tan absurdo como el de “A mí no me engañan”. Todos sabemos que eres un individuo que goza de una envidiable posición económica y por ende eso no debe ser tema a discutir. Pero siéntete feliz: al menos ya todos corroboramos tu afición por la lectura.

  10. ¡Brillante discurso Alfredo!

    No hay más que agregar. Los argumentos de la progresía han quedado en el fondo del gran pozo séptico, de donde NUNCA DEBIO SALIR.

    Respecto al tíluto del tema: ¿Somos más libres hoy en día?

    ¡Qué va! Ahora nos gobierna la dictadura de los subnormales, los maricas (en todas sus asquerosas formas), los inútiles, los castrados, las putas, etc. etc. etc. La hez de la humanidad, la que tienen la mentalidad de esclavos como los describió Nietzche, seres que debieron haber sido abortados (con el mayor dolor posible debo agregar) por el bien de la humanidad. Antes se arrastraban sobre su vientre a rogar por un pedazo mugriento de pan, hoy están gobernándonos. Ni quiero imaginarme cómo terminará todo esto.

    ————————

    Le contesto por aquí lo que no quedó en claro en mi correo: yo decía que hay muchos factores aparte de la raza que influye en un pueblo. El ejemplo más claro podría ser de los germanos y eslavos. Salvo un neonazi subnormal, nadie creería que la cultura anglosajona tuviera similitudes con la eslava sólo porque tienen la misma apariencia.

  11. “Una conclusión fácil y rápida: España y Europa están decadentes. Decadentes como grupo, como sistema, como economía, y por su puesto, como ejemplo. No somos ejemplo de nada y es por ello que nos toca defendernos en la constancia, del ataque de, por ejemplo, la constante inmigración, que supone una sangría, que rompe por completo y “per se” el concepto de Democracia.”

    Pues a veces me da gana de recomendarles a los europeos decentes (muy pocos ahora) que lo mejor sería abandonar el barco, para que así se hunda más rápido, y sirva de lección a la humanidad de cómo NO HACER LAS COSAS.

  12. A mí no me engañan:

    Si Coll no quiso arrojarte una moneda, no es motivo para que vengas a quejarte aquí. A lo mejor estabas tan sucio que repelías a cualquiera.

  13. “Este es el concepto moderno, el más “adelantado” de los derechos. Esta postura y tradición es totalmente estado-céntrica. En esta escuela de pensamiento, los derechos son creaciones políticas y afirmativos. Un perfecto ejemplo, aunque de USA, es la lista de “derechos” económicos que Franklin Delano Roosevelt presentó al Congreso en 1944, día 11 de enero. En esta lista, vemos “derechos” ridículos tales como: “derecho a un empleo remunerado”, el “derecho a un hogar decente”, el “derecho” de la protección contra la enfermedad, accidentes, y paro, entre otros puntos negativos. Roosevelt quería imponer un SEGUNDO “Bill of Rights”. ”

    Y todo esto se queda corto; falta “derecho a que el gobierno dé a los homosexuales drogas que no dañen sus asquerosos cuerpos”, “Derecho a vivir como occidentales refinados, a pesar de que soy un inútil que no aporta nada a su nación”, “Derecho a que la gente respete a los gays, a pesar de que realizan espectáculos repugnantes en la vía pública”, “derecho a que los homosexuales tengan sexo en los parques”, etc. etc. etc. Y mejor ya no sigo, porque les puedo dar ideas a la plebe subnormal.

  14. Capitalsmoke · ·

    @al mentiroso sucio:

    Yo soy quizá un poco más generoso que Coll, porque soy católico. Si necesitas alguna monedita o algo, me avisas, ¿ok muerto de hambre envidioso? Mientras, si necesitas transporte, ya tienes los buses que los ricos te pagamos a través de nuestros impuestos para que mierdas como tu paguen un euro nada más.

  15. Alfredo · ·

    “Ni quiero imaginarme cómo terminará todo esto.”

    Hmm…¿como Cuba quizá?

    ————————
    “Le contesto por aquí lo que no quedó en claro en mi correo: yo decía que hay muchos factores aparte de la raza que influye en un pueblo. El ejemplo más claro podría ser de los germanos y eslavos. Salvo un neonazi subnormal, nadie creería que la cultura anglosajona tuviera similitudes con la eslava sólo porque tienen la misma apariencia.”

    Entiendo ahora y esto es correcto. Pero los neonazis son incapaces de entender cosas tan sencillas como esta. Están demasiado preocupados con el tema “judío” y sus conspiranoias…porque ya sabemos que “los judíos” se sientan todos en un cuarto oscuro a cierta hora para conspirar contra Occidente y destruir la raza blanca.” Es así como piensa el neo nazi medio. Los que de verdad van a destruir lo poco que queda de la raza blanca son los subnormales esos neonazis y otra escoria de las tribus urbanas.

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: