Lo que significa la victoria de Sergio

¿Vaya mes que estamos teniendo verdad señores? El último acontecimiento que hemos tenido aquí ha consolidado la presencia de Sergio en este proyecto. En parte, no nos debe extrañar: yo decidí continuar este proyecto gracias a Sergio y jóvenes como él – es decir, no tenía yo mucho interés en dar la cara a diario defendiendo las ideas de la libertad, del patriotismo y del capitalismo si no hubiese sido por él. Sergio es un joven con el que me siento absolutamente identificado y agradecido. Fue él el que dio la cara por mí cuando estuvieron a punto de “crucificarme” por decir la verdad. Fue él el que, sin conocerme de nada en aquél año oscuro, 2008, defendió estas ideas por pura convicción, coraje y decencia humana – elementos que cada vez más están desapareciendo en nuestra patria. Pero Sergio no es un hombre cualquiera: es un patriota inteligente que tiene las ideas claras y siempre tuvo bien claro qué era lo que quería defender y cómo lo iba a defender. Que no quepa la menor duda que ese joven es capaz de hacer muchas cosas positivas para este país y no me cabe ninguna duda que así lo seguirá haciendo. Ahora bien, ¿qué significa todo esto? ¿Qué relación tiene con el futuro de este proyecto y sus últimas declaraciones?

Mucha gente joven universitaria me pregunta si realmente hay “autonomía” dentro de Liberalismo Democrático y Clásico – una pregunta que esconde una serie de malas intenciones por parte de quienes son los menos indicados para hablar sobre ningún tema moral serio. Sí, Sergio es libre de ser autónomo en este proyecto – como los demás – dentro de las restricciones que hemos pactado entre todos en nuestros manifiestos, idearios y Constitución. No olviden, señores lectores, que yo fui la persona que redactó esos principios mucho antes de que Doncel y otros se metieran al proyecto. Lo hice así precisamente para que la gente vea exáctamente qué es lo que defendemos. En resumen: la santidad del individuo y su responsabilidad ante la ley y ante Dios por sus acciones libres – la convicción de que la libertad es una cualidad moral basada en el Antiguo y Nuevo Testamento y la importancia de salvaguardar nuestra identidad nacional y soberanía. Pero la libertad sólo puede existir en una sociedad civilizada regida por la ley y la Constitución junto con la propiedad privada. Si todo pertenece al Estado, tú no tendrás la libertad para defenderte contra un estado todopoderoso.

Yo no acepto, de ninguna manera, que “Sergio es su propio hombre”. Él ha sido Vicepresidente desde hace un año, y en parte él ha heredado todo esto en el proyecto: un proyecto que poco a poco ha ido transformado de forma fundamental la concepción que algunos tenían del liberalismo, librando esa palabra de cosas perniciosas como el anarquismo que algunos pretendieron imponer desde dentro así como ciertas ideas social-progresistas que no acabamos de digerir y que los lectores han rechazado en términos claros, absolutos y precisos. Nuestra misión como liberales y patriotas españoles es destapar todas esas mentiras que impiden el renacimiento de un liberalismo serio, plural, y democrático en este país. No hemos descubierto nada: sabíamos siempre que existía un liberalismo serio. Sabíamos que a pesar de que algunos payasos intentaron estrangularlo con anarquía, ateísmo radical y amordazar el liberalismo real, existía ese liberalismo democrático, y clásico que se ha defendido en otros países como el Reino Unido en la época dorada del “Thatcherismo”.

Cuando me fui a estudiar a los EEUU, ya tenia yo decidido que quería destruir el socialismo arraigado entre los jóvenes occidentales porque veía como era algo artificial que no encajaba con los instintos de los seres humanos. Me di cuenta de esto una noche – regresaba yo desde Boston, Massachussetts a la ciudad de Nueva York en un coche con gente de mi equipo de debate parlamentario. La mayoría eran progresistas que hablaban de las bondades del multiculturalismo. Todo era pura retórica, por supuesto, porque esa misma noche ví como justamente en el momento que atravesábamos la zona de Harlem para llegar a nuestra universidad, los jóvenes en el coche estaban “acojonados” (con perdón) cuando parábamos en un semáforo y aparecían los negros chorizos de la zona. Los “progres” fueron los primeros en activar las medidas de seguridad en el coche que cualquier liberal clásico activaría sin el menor reparo. Yo fui la primera persona en la Universidad de Columbia tras el año 1968 y las revueltas socialistas, que no se calló ante la hipocresía del rollo socialista multicultural y la persona que reactivó el “conservadurismo” anglosajón que se vivía en ese campus en los años 50. Gracias a mi trabajo, aunque limitado, Columbia respiró un clima civil liberal en el que muchos estudiantes blancos de clase media-alta perdieron el miedo y empezaron a denunciar públicmente las injusticias que suponía la política de discriminación positiva, relativismo moral, y el constante clima anti-europeo y “anti macho” de los socialistas del campus. Yo me veía en un campus rodeado de Vivianne Reddings, la comisaria de Bruselas, y no me gustaba lo que veía y quise cambiar esa situación. Reclamé lo que nos correspondía a los hombres blancos y “conservative” del campus: nuestra herencia, nuestras tradiciones, nuestra libertad de expresión. Logramos tumbar muchas iniciativas: la Ley de Paridad en el campus, la famosa “rape policy” que privilegiaba a las mujeres victimistas, y tumbamos las becas públicas dirigidas a estudiantes de color. Igualmente, los alumnos de derechas en el campus demostramos, gracias a los esfuerzos que inicié, que los chicos derechistas ya no nos íbamos a quedar calladitos como corderos y que ya no íbamos a permitir que nos acosen. Ahora toca renovar todo eso en España y llevarlo hacia adelante. Sergio Doncel es la persona idónea para desarrollar una idea intelectual de la libertad responsable y democrática y patriota.

Queremos limitar los poderes del Estado. Por ejemplo, hay algunos “liberales” que hablan de que ellos son más justos que Sergio y yo en el tema de los servicios públicos. Algunos piensan que la solución es quitarle aún más en impuestos al ciudadano medio, dejando menos dinero en manos de la ciudadanía. Eso me preocupa señores. Hay que perseguir una política de creación de riqueza y así habrán más recursos que sobren para poder tener nivels razonables de impuestos y mejorar el servicio público sanitario, por ejemplo. Sergio ya ha hablado de la necesidad de recortar impuestos y de su compromiso con los servicios públicos. Dios sabe que a nosotros sí nos interesa más el servicio público que cualquier socialista que habla mucha de los servicios públicos, pero que a la vez no tiene el menor reparo con abrir nuestras fronteras a toda clase de chupóptero. Por otra parte, hay “liberales” que hablan de privatizar todo: ya sabemos que esos no son liberales – son unos golfos sin futuro político en este país. Aquí no queremos a esos cachondos que sueñan con una España llena de inmigrantes ilegales y mano de obra barata sin cualificación. A nosotros no nos excita el esclavismo – nos excita la libertad y nuestro país y su Historia y sobre todo, su futuro. Nosotros queremos un futuro más libre para este país pero de ninguna manera buscamos un futuro anárquico y mucho menos la latino-americanización del sistema capitalista.

Subvenciones:

Hay que vigilar que no se abusen de ellas y eliminar la mayoría. Sí, hay muchas personas que viven de la subvención. No entienden que el minuto que uno recibe subvenciones, se convierte en un esclavo de los intereses del Estado. Quizás por eso el Instituto Juan de Mariana tema tanto denunciar el adoctrinamiento que pretende imponer el lobby homosexual sobre la nación española y nuestros hijos. Al gobierno le corresponde sanear las cuentas: bajar el gasto público y no pedir prestado y endeudarse. Así es como promovemos el ahorro, que es la base de la austeridad y del capitalismo serio. La verdad es que el gasto público es algo así como el “agua bendita” de los católicos papistas: todos meten mano. Tenemos demasiados políticos en este país que viven de sacarle más y más dinero a los contribuyentes para sus propios objetivos. Las políticas tienen que responder a principios. Todos saben que aquí somos muy firmes: saben que sabemos decir NO. No les gusta, pero lo respetan. Es mucho mejor ser respetado por defender nuestros principios que ser popular a corto-plazo, como ha aprendido Zapatero, el incompetente más nefasto que ha tenido la historia de este país en un gobierno.

Sergio es un hombre de principios: en el 2008, NADIE en su sano juicio quiso aliarse conmigo – pensaban que yo era un “loco”, un “fundamentalista”, un “radical” y que “nadie me tomaba en serio.” Sin embargo, justamente cuando se está hundiendo Red Liberal y el Instituto Juan de Mariana, hemos pasado de tener una media de 80 visitas mensuales en el 2008 a tener más de 3 mil en los últimos meses. Y eso sin contar el respeto que nos hemos ganado aquí entre todas las esferas de juventudes – sean socialistas o no. Ahora son ellos los que han quedado en ridículo. Sergio ha aceptado todos estos principios que aquí defendemos y que los lectores en su mayoría han avalado en estas elecciones. Tenemos principios fundamentales. Quizá no es injusto decir “alfredianismo”, pero la verdad es que estas ideas son muchísimo más antiguas que todos nosotros juntos.

No existe el “consenso” aquí: ¿se imaginan ustedes si Churchill hubiése dicho en la II Guerra Mundial: “¡compatriotas, vamos a llegar a un consenso!” Sin grandes principios, no tendríamos nada de valor en este mundo.

Los otros dos candidatos han sido derrotados por lo que son. En España los liberales no queremos anarquía ni exotismos ideológicos. Por mucho que cambien de nombres y términos, los lectores pudieron ver exactamente lo que son: anarquistas. Miren: a la gente le importa un pepino si una tienda cambia el cartel – les interesa lo que vende y los productos que tiene dentro.

Cantos de sirena: en los países tercermundistas, esto es muy habitual. “Vótame a mí y borro la homofobia de la sociedad. Vótame a mí y quito la Ley del Menor para siempre y encima, borramos toda la historia del país de la noche a la mañana. Vótame a mí y le quitaré dinero a los ricos para dártelo a ti, buen hombre. Que ej que loj ricoj son muuu malooj” (sin ánimo de ofender a nuestro grandísimo amigo, don Javier, no tengo en mente el acento andaluz – tengo en mente el acento particular de la brillante Magdalena Álvarez, la menestra florero por excelencia, junto con De la Vogue). Esos son cantos de sirena, y los cantos de sirena son más antiguos que el socialismo. No les interesa sacar a relucir las cosas positivas del ser humano: empresa, patria, Dios, deber y la felicidad que da ganar dinero. Los cantos de sirena jamás construirán un gran país.

Hay quienes dicen que Sergio es un síntesis entre lo mejor del “alfredianismo” combinado con un toque diplomático que forja un consenso para un movimiento liberal netamente tradicionalista. Pero eso supone que es un hombre sin principios. Nada más lejos de la realidad – eso es una proposición que rechazo absolutamente. Lo que ocurre es que Sergio tiene una visión para el liberalismo, y esa visión es grande, lo suficientemente grande que permite hablar de “grandes familias.” Él no nos defraudará.

La lección de todas estas elecciones es que uno no puede debilitar los principios fundamentales. Nuestra labor conlleva empujar esos principios positivamente hacia el futuro. Por eso, me conforma y me tranquiliza saber que Sergio seguirá con nosotros y estoy muy agradecido por su trabajo y muy agradecido a la mayoría de los lectores que, una vez más, han dicho NO al socialismo. Y ahora, ¡saluden al campeón y felicítenlo!

Anuncios

40 comentarios

  1. El Moli de Getafe · ·

    Felicidades.

    No, yo no le he votado, pero reconozco que usted señor Sergio era el candidato más coherente, los otros dos lo mismo se declaraban pro coca-cola que pro pepsi-cola, eran siendo amables de difícil definición.

    Con usted, salvo en lo de su tímido proteccionismo, apartado en el que yo me declaro más pro apertura de las fronteras, me ha sorprendido coincidir en todo.

    Pero ya le digo que no le he votado y no lo he hecho por respeto, ya que aún me considero en este proyecto suyo un recién llegado, un simple turista, un giri sin mucha idea de sus costumbres y tradiciones, quizá la próxima vez sí me sienta lo suficientemente integrado.

    Insisto, felicidades.

  2. sociata latinoamericano · ·

    ¡Me perdí las elecciones! Bahh, igual no hubiera votado. Es incorrecto meter la nariz en sitios peligrosos.

    Éxitos.

  3. Adán · ·

    Moli y Sociata.

    Yo sí he votado y también me considero un intruso recién llegado. ¿Por qué? porque aunque yo no conozca detalladamente en qué consiste el Liberalismo democrático, yo he votado al sentido común, tampoco estaba de acuerdo en todo con Sergio y pensaba que llegaría algún candidato más acorde a mis ideas: “Patria, Justicia y Pan”, pero no fue así, y por tanto, no me podía quedar impasible ante semejante injusticia, voté por defender a lo justo y al sentido común, no voté por defender el Liberalismo democrático, puesto que todavía lo estoy descubriendo.
    Felicidades al ganador y a este proyecto.

  4. Jordi · ·

    Felicidades para Sergio. La verdad es que no le voté, pues preferí al otro chico, Alberto, que le quería dar un enfoque más humano y libertario a esto pero también comprendo que Alfredo y Sergio son inseparables y por lo tanto, hacen un buen equipo-pareja.

    Alfredo: como siempre, su dureza es lo que más caracteriza sus escritos. Me ha encantado su frase sobre el agua bendita católica y las subvenciones jeje.

    PD a todos:

    Yo no me disculpo por haber votado. Es mi derecho como lector exigir contenidos que me gusten.

  5. Iglesia Gerardos · ·

    ¡¡¡Ja, ja, , ja, ja, ja!!!

    “¿La época dorada del thatcherismo”, dices?

    Pregúntale a la mayoría de los ingleses qué es lo que piensan de lo que llamas tú la “época dorada del thatcherismo”, que seguro que tienes que echar a correr…

  6. Samuel · ·

    ¡Enhorabuena, Sergio!

  7. Sigfrido · ·

    Mi Enhorabuena a Sergio .

    Yo tb he votado por él

  8. valcarcel · ·

    @Iglesia: cierto, hay gente a la que le fue muy mal con el Thatcherismo: a los vagos no les gusta tener que trabajar para ganar dinero. Eso es lo que odian del Thatcherismo – su componente moral y el hecho de que tenían que empezar a madrugar para poder comer. La mayoría de los ingleses que conozco avalan el Thatcherismo y saben bien que los enemigos del Thatcherismo eran los de siempre: los que vivían a sueldo de Moscú, los sindicalistas, los comunistas y en general, la morralla que tiene cada país. Espero que en España se engendre un Thatcherismo: no obstante, todo apunta a que sí en toda Europa. Hasta en la bendita Suecia, meca de la progresía, ya ha ganado la derecha. Ustedes se han quedado, como siempre, en el basurero de la historia.

  9. Rodrigo · ·

    Enhorabuena a Sergio: no he tenido el placer de conocerle pero admiro, a pesar de mis diferencias ideológicas, a una persona valiente.

    Alfredo – no sabía ese detalle de que Doncel te haya impulsado. Espero que a los dos os vaya bien. Creo que he aprendido mucho trabajando con Lib.Dem, cosas buenas y malas. A mí ahora lo que me toca es reconocer mi derrota y “hacer las maletas.” Mucho éxito a todos, incluido a los fascistas que me insultaron y no quisieron dialogar.

  10. Adán · ·

    Rodrigo.

    Me gusta ser elegante y no entrar al trapo, me iba a limitar a ponerle un negativo y ya está, pero de personas honradas es hacer justicia, yo no le he insultado nunca a nadie y menos a alguien al que no conozco.
    Tampoco me considero un fascista aunque sí me considero eludido por sus insultos, de lo contrario no sería demócrata y no hubiera participado en esta votación, me considero tan demócrata como el que más, ahora dudo de si usted lo es o no.
    Mi segundo candidato era usted, pero su inmadurez me ha hecho cambiar de opinión.
    Que le vaya bién, de todo corazón.

  11. Cabrit0 · ·

    @Alfredo.

    Una pregunta sobre su universidad. EN ocasiones usted relata como ustedes los estudiantes “tumbaban” o “hacían aprobar” o “intentaban aprobar” cuestiones sobre la misma universidad. Supongo que es una universidad privada.

    La pregunta es ¿Eran los estudiantes los que decidían las decisiones de la universidad en cada aspecto? POrque en la universidad que yo estudié, que no fue en los EEUU y que era privada eran los directivos, regentes y “dueños” de la universidad los que tomaban las decisiones. Los estudiantes, si acaso, podíamos quejarnos o decir nuestra opinión, pero la decisión la tomaban ellos. Estoy curioso al respecto y discúlpeme si me estoy saliendo del tema de la entrada.

    Saludos.

  12. valcarcel · ·

    Cabrit0: Columbia es una universidad absolutamente privada, como casi todas las de EEUU — en cuanto a su pregunta, sí – a veces. En cuestiones de normativa, Columbia como casi todas las universidades con origenes anglicanos y o puritanos, tiene un proceso democrático. Si quiere más información sobre esa soberanía compartida – aquí:

    http://www.columbia.edu/cu/senate/

    Teníamos nuestro propio senado.

    The Senate is a University-wide legislature, representing faculty, students, and other constituencies. It makes policy on a range of issues that affect the entire University or more than one school, including educational programs and priorities, the budget, academic freedom and tenure, the conduct of research, the libraries, information technology, Columbia’s external relations, student sexual misconduct, rules governing political demonstrations, and the welfare of faculty, students, and research officers. Trustee concurrence is required for acts of the Senate.
    The Senate has 107 voting seats, with 62 reserved for faculty,
    24 for students, 6 for officers of research,
    2 each for administrative staff, librarians, and alumni, and 9 for senior administrators including the president, who chairs monthly plenaries.
    All members of the Columbia community
    are welcome at these meetings.

  13. valcarcel · ·

    En otras palabras: la democracia es algo arraigado en todas las instituciones puritanas o con esos origenes, a diferencia del sistema vertical y autoritario que rige en la universidad española – donde la voz del alumno no cuenta para nada, no se respeta el dialogo y en general, no se debate nada. En Columbia eso no era así: allí una norma no se aprobaba así como así porque no querían arriesgarse y provocar la ira de los alumnos.

  14. Iglesia Gerardos · ·

    “@Iglesia: cierto, hay gente a la que le fue muy mal con el Thatcherismo: a los vagos no les gusta tener que trabajar para ganar dinero. Eso es lo que odian del Thatcherismo – su componente moral y el hecho de que tenían que empezar a madrugar para poder comer”.

    Los ingleses que yo conozcoy se quejan del thatcherismo no tienen nada de vagos. Son gente corriente, de clase media y trabajadora (los vagos suelen abundar en las clases altas, en la aristocracia y alta burguesía, que no tienen que dar palo al agua para vivir bien). La Thatcher dejó un país destrozado: con unos níveles de paro altísimos, privatizaciones por todos lados, precio de la vivienda por los cielos, etc…

    “La mayoría de los ingleses que conozco avalan el Thatcherismo”

    Entonces, los ingleses que usted conoce son de clase alta.

    “y saben bien que los enemigos del Thatcherismo eran los de siempre: los que vivían a sueldo de Moscú, los sindicalistas, los comunistas y en general, la morralla que tiene cada país”.

    Los enemigos del Thatcherismo eran la gente que cree en la sociedad y en la democracia, en que todos somos iguales ante la ley, la gente que defiende una sociedad más justa, y la igualdad de oportunidades.

    “Espero que en España se engendre un Thatcherismo: no obstante, todo apunta a que sí en toda Europa. Hasta en la bendita Suecia, meca de la progresía, ya ha ganado la derecha. Ustedes se han quedado, como siempre, en el basurero de la historia”.

    En Suecia, como en otros sitios, el gran vencedor ha sido la extrema derecha. Lamentablemente. Poco o nada hemos aprendido de la historia.

  15. valcarcel · ·

    “La Thatcher dejó un país destrozado: con unos níveles de paro altísimos, privatizaciones por todos lados, precio de la vivienda por los cielos, etc…”

    El paro era algo coyuntural debido a la readaptación de un país bastante socialista y decadente con los laboristas en los años 70, hacia el país próspero de hoy en día. Sí, es cierto que subió el precio de la vivienda: es lo que tiene la prosperidad. Usted critica las privatizaciones, como si fuera algo malo…

    “Entonces, los ingleses que usted conoce son de clase alta.”

    Cierto – pero le recuerdo que Thatcher ganó 3 veces consecutivas con mayoría absoluta: ¿todos los que votaban eran de clase alta? No nos haga reír.

    No se puede tener igualdad de oportunidades con gobiernos socialistas que quieren igualdad de condición: la diferencia es que con Thatcher, la gente podía comprar lo que quería, y ser propietario y con los laboristas, tenían que conformarse con lo que determinaba y quería el gobierno para ellos. No existe la sociedad señor Iglesia Gerardos – no conozco ese concepto. ¿Democracia? Sí, igualita que la democracia que defendía Arthur Scargill – impidiendo que los mineros que querían trabajar acudan a sus puestos de trabajo.

    “Lamentablemente. Poco o nada hemos aprendido de la historia.”

    Ya lo creo: usted no ha aprendido nada de fracasos del socialismo, fracasos consecutivos.

  16. valcarcel · ·

    Señores: he aquí algunas imagenes tristes de los “demócratas” anti-Thatcher en 1984 y 1990 — cuando salió la morralla a la calle contra la tasa comunal que Lib.Dem también defiende para España: Debo decir que la Policía Británica hizo un trabajo fantástico a la hora de aplastar a estos terroristas profesionales.

  17. valcarcel · ·

    Y si hay algún Policía leyéndome, espero que si la huelga del 29 – septiembre se convierte en una huelga violenta, que no se permita el chantaje profesional de la izquierda marxista. Espero y deseo que la Policía española cumpla con su deber de garantizar nuestros derechos constitucionales y que saquen la porra contra los violentos, y que actúe la Fiscalía. Los españoles no vamos a permitir que un grupo de terroristas domésticos nos impidan acudir a nuestros puestos de trabajo el lunes.

    Que Dios acompañe a cualquier sindicalista que me coaccione el lunes en mi ciudad.

  18. Adán · ·

    Si me permiten, voy a intervenir.
    Como saben estuve viviendo en Londres, un restaurante cerca de Picadilly Circus, “Café España”, regentado por una familia de gallegos (pápa -Ángel- y máma -Maria-), siempre idolatraban el gobierno Tatcher y decían en más de una ocasión que cuando gobernaran los labours, lo iban a joder todo, hasta el punto de que se llegaron a cuestionar el volver a Galicia, en caso de que ganara Tony Blair (por cierto ganó pero ya no sé si siguen regentando el restaurante o no, la verdad es que era una mina de ganar dinero, pero perdí el contacto).
    De todas formas, aunque gobiernen los laboristas, los ingleses no tienen el problema que tenemos en España, puesto que allí sí existe DEMOCRACIA, el político de turno es representante directo del pueblo y responsable de su programa electoral, a quien rinde cuentas el político es al ciudadano de su distrito, no a su partido (no hay órdenes de partido, son independientes). Es más, la caída de Tony Blair no se debió a que el partido conservador le montara una moción de censura (puesto que apoyaba a Blair en la guerra de Irak), fue su propio partido quienes empujaron a Blair al abismo y forzaron su dimisión.
    No comparemos la DEMOCRACIA inglesa, con la “democracia” española, por favor.

  19. valcarcel · ·

    Por supuesto que puede intervenir, Adán, ¡faltaría más! Aquí no somos como ellos — aquí queremos libertad para hablar. Es muy cierto eso que usted dice del sistema británico: allí si no se sigue el “manifesto” a los ciudadanos, pueden llevarlo a los tribunales. Nadie compara la democracia inglesa con la española, que yo sepa: pero la democracia española es mucho mejor que el franquismo español. Al menos tenemos partidos, cosa que supone un avance en este país. Lo lógico es ir por más y seguir desarrollando las libertades. Totalmente de acuerdo con lo que dice también sobre el distrito: allí es como en EEUU – los políticos representan DISTRITOS de ciudadanos, en un sistema descentralizado y no tienen por qué responder a un partido. En parte, Liberalismo Democrático tiene ese sistema: aquí hay mucha gente independiente que piensa por sí misma.

  20. valcarcel · ·

    Adán: lo dicho, nadie necesita pedirme permiso para ejercer un derecho constitucional – en este caso, su libertad de expresión.

  21. Adán · ·

    Gracias Alfredo.

    Termino, lo primordial, lo importante, es que prime la LIBERTAD fente a la IGUALDAD. La JUSTICIA consiste en tratar igual a los iguales y de desigual manera a los desiguales.

  22. Rodrigo · ·

    @adan: siento mucho que se haya sentido aludido porque no me refería a usted en particular. Y bueno, cada uno que vote a quien quiera. Si lo que queréis es un liberalismo conservador y proteccionista, tenéis a Coll y Doncel para rato.

  23. Adán · ·

    Rodrigo.

    No me esperaba que me atacara usted, me ha venido de sorpresa, ahora ya sé por quién lo dice, disculpe mis malos pensamientos, si usted hubiese sido más directo no hubiera dado lugar a estos malos entendidos. De verdad le digo que usted me parece un buen chico y que le deseo lo mejor, yo también con su edad era tan progresista como usted o más, espero que “progrese adecuadamente”, aunque no se lo crea, le tengo en un rinconcito de mi corazón.

    En cuanto a lo que dice Alfredo, de acuerdo en todo:
    – Las subvenciones (todas) NO las quiero: PER, para los partidos políticos, para los sindicatos, ONG’s, SGAE, etc.
    – ZParo es incluso peor que Fernando VII, sino al tiempo, éste era un Rey, aquél un iluminado.
    – “Consenso”, palabra latina que es la base ideológica de la mafia, chantaje o “camorra”.
    – Los candidatos son anarquistas.
    – Magdalena Álvarez (una inútil y analfabeta, como tantos del séquito zapateril), eso es lo que trae el “principio” de la paridad.

    Sergio Doncel se ve reflejado en el excepcional político Liberal Cánovas del Castillo, yo me veo reflejado en el político Liberal Miguel Maura Gamazo en cuanto al siglo XX, en cuanto al siglo XIX, me encanta la figura de mi paisano granadino, Ramón Maria Narváez.

  24. sociata latinoamericano · ·

    Siempre se nos ha dicho que el Imperio es invulnerable, pero noticias de éste matiz reafirman
    mis convicciones: http://www.telesurtv.net/noticias/contexto/2186/el-fracaso-del-capitalismo-estadounidense/

    Es importante acotar que la crisis gringa no es producto de la gestión de Barack Obama. Gracias al entreguismo de Ronald Reagan se vino abajo el aparato industrial estadounidense. Nunca tuvo empacho en prostituir al estado a favor de las transnacionales. Thatcher fue exactamente igual. Destruyó el empuje productivo del Reino Unido. El capitalismo jamás será lo mismo. El pico petrolero ha hecho imposible “el sueño Americano”.

    Liberales: ya es hora que -definitivamente- acepten dar el paso al costado. Un cuerpo político más evolucionado desde hace siglo y medio está listo para salvar a la humanidad.

  25. valcarcel · ·

    Adán: Sin dudas, Maura también era un gran hombre con el que me siento identificado — no tanto Narváez pero a él también le debo mi máximo respeto.

    @Sociata:

    Sencillamente delirante: ocurre que esa industria no era sostenible – yo no niego los errores – ningún ser humano es perfecto, pero hoy por hoy, los países liberales vamos a salir de la crisis mejor que antes. Mire a España: ha tomado medidas de austeridad y vamos bien encaminados. Mientras, ustedes al otro lado del charco, en vez de tomar iniciativa por una vez y combatir la pobreza que es ya la seña de identidad de los latinoamericanos, siguen empeñados en echarle la culpa a los demás: a “los blancos europeos”, a “la religión”, a EEUU, a España y si cabe, hasta la madre que les parió. No, señor mío, no – ya no cuela.

  26. valcarcel · ·

    Sociata: en cuanto a su artículo, parece que usted sugiere que la pobreza se combate empobreciendo a los ricos – ¡absurdo! ¡Absurdo! ¿Qué serían de los “pobres” sin gente con dinero que les da empleo? Yo sé que suena duro decirlo pero la verdad es que un pobre no puede ofrecerle nada de valor a otro pobre.

  27. Sigfrido · ·

    Rodriguín, NIÑO PERA .No eres elegante ni en la derrota .

    Los “fascistas” que te insultamos , te dimos “candela” porque tú NOS AGREDISTE PRIMERO , sin la menor justificación .

    Es una alegría para este proyecto que Doncel , que sí tiene unos férreos valores (y por eso no considera “matrimonio” el “gaymonio”) , haya obtenido una aplastante victoria .

    Alfredo , suscribo todo lo dicho en su último escrito , en especial , la parte en la que canta las cuarenta a esos neoliberalillos sinvergüenzas (aguirristas y demás ralea) , que se dedican a hacer privatizaciones a lo bestia , que en lugar de mejorar los servicios los empeoran .Son los sucesores espirituales de la “cultura del pelotazo ” .

    También tiene usted mucha razón cuando denuncia la inmigración masiva , como operación orquestada además de por los progres , por los neoliberales neoesclavistas .

  28. Sigfrido · ·

    El sociata sudaca dice que empobreciendo a los ricos se enriquece a los pobres .Menuda majadería …

    voy a citar al gran Napoleón Bonaparte (figura a la que admiro) , que tras echar a patadas a los izquierdistas del Directorio de Barrás , dijo , refiriéndose a ellos y a los salvajes que perpetraron las atrocidades durante la Revolución francesa :

    “Estos canallas sólo han conseguido empobrecer a los ricos , y EMPOBRECER TODAVÍA MÁS a los pobres “

  29. Hola,

    La verdad es que no iba a votar a ninguno de los candidatos, porque ninguno me gustaba. Esperaba que se presentase un liberal-progresista, pero bueno creo que era pedir demasiado…

    La verdad es que por lo poco que leí, y con ganas de algún cambio, voté a Alberto, pero vamos por votar algo porque Alberto me resultó lo suficientemente confuso como para no acabar de ver por qué pie cojeaba. Igual le voté por ser paisano…

    Sociata tiene razón en una cosa: El capitalismo Thatcher-Reagan supuso un ataque al parato productivo de esos países y de todos los que los siguieron. El capitalismo financiero se apoderó de la inversión y el capitalismo industrial y productivo ha padecido desde entonces por ello.
    Yo no sé si esa industria era sostenible, pero lo que no tiene viso de sostenibilidad ninguna es el aberrante burbujismo en el que parece instalada la economía desde esas épocas.

    Saludos,

  30. Sigfrido · ·

    Excelente el trabajo de los policías británicos durante los disturbios del “Poll tax ” .

    Allí son grandes profesionales .Dieron su merecido a los guarros , a pesar de verse casi-desbordados por ese ejército de langostas .

    Quiero hacer constar las diferencias entre las actuaciones de los bobbies , que incluso están acostumbrados a luchar a puñetazo limpio y las de los antidisturbios españoles .Aquí , he visto peronalmente como apaleaban incluso a señoras mayores que pasaban cerca del lugar del altercado . Son MUY MACARRAS

  31. valcarcel · ·

    Pedro: es que decir que el Thatcherismo equivale a burbujismo es una injusticia y no es cierto. Espero una rectificación de su parte porque usted de tonto no tiene un pelo.

    Sigfrido: Gracias. Sí, siempre lo hemos dicho aquí — mientras más empobrecemos al rico, más pobres serán los pobres. En parte, algunos socialistas como el sudamericano quieren eso: ellos saben que necesitan gente miserablemente pobre para ganar las elecciones y perpetuar sus miserias desde el poder.

  32. valcarcel · ·

    Sigfrido: precisamente de eso he hablado en mi última entrada: hay que corregir esas injusticias de nuestros antidisturbios y sistema penal. No me gusta, por otra parte, que mucha policía ande con pistola por nuestras calles — en Inglaterra ningún “bobby” va con pistola por la calle. Es parte del principio de igualdad ante la ley que defiendo y la limitación del poder público: la policía le debe un respeto al ciudadano honrado porque viven de nuestros impuestos — no al revés — ellos trabajan para el ciudadano y para proteger, en teoría, nuestros derechos. Aquí muchas veces ocurre al revés.

  33. Sigfrido · ·

    Alfredo , ¡sabe cuál es el problema ?.Que aquí el policía tiene cada vez más mentlidad de funcionario y menos vocación de servicio .

    Los policías , son muchas veces maleducados y chulos con los ciudadanos honrados y educados , y sin embargo se muestran muy blanditos con los chorizos .

    Un amigo me contó el otro día cómo había visto una curiosa escena tras un altercado organizado por un drogata asqueroso , “huésped” de un centro de desintoxicación que tiene hartos a los vecinos de la zona por la gentuza tan conflitiva que allí hay :

    pues bien , uno de los drogatas , se puso a intimidar a dos chicas que estaban en una terraza para que le dieran dinero .Llamaron a la policía , y llegaron dos nacionales ;el tipo siguió en su actitud chulesca y se puso a gritarles y ellos , casi con miedo , intentaban calmarlo .ESPERPÉNTICO .

    La misma guardia civil , ha degenerado una barbaridad .Fíjese en esta grotesca escena , en la que tres cobardes picoletos son incapaces de reducir a un conductor borracho , y LLAMAN A LOS REFUERZOS …

    http://www.stormfront.org/forum/t741304-2/

  34. valcarcel · ·

    Sigfrido, el grave problema de siempe: la falta de conciencia cívica entre los españoles. Sí que he notado ese fenómeno de ir pidiendo refuerzos, sí. Y me parece aberrante. Pero también pienso que posiblemente tenga que ver con el sistema judicial y ciertas leyes garantistas de otra época que no toman en cuenta que España es hoy un país más violento que antes – hay que actualizar el sistema judicial y modernizarlo. Voy a ver la escena ahora…pero sí, la G.C. también ha degenerado bastante pero quizá es por la política actual…

  35. Enhorabuena de nuevo al señor Sergio. Aunque Alberto tenía algunas ideas suscribibles y parece serio, en conjunto me dejaron más satisfecho las respuestas de Sergio y su apoyo a Alfredo, esto último sobre todo puesto que, realmente, más que seguidor expresamente de Liberalismo Democrático, grupo del que no conozco demasiado ni a sus miembros, lo soy fundamentalmente de esta bitácora (no “vigilo” a nadie, vivo a cientos de kilómetros de Madrid y el trabajo no me lo permite, a mí ni me eclosionan ni me subvencionan y tengo que ganarme la vida).

    No soy expresamente canovista como él, pero me gusta bastante la frase: “La política es el arte de aplicar en cada época de la historia aquella parte del ideal que las circunstancias hacen posible”.

    Lo del “ej que”, bueno, quizás es más de Bono.

  36. Sigfrido · ·

    Sin duda , Alfredo , lo que usted dice ha influido en la degeneración policial , pero esa es sólo una parte .

    Los polis son cada día más comodones , cobardicas y chorizos .

  37. En primer lugar, quiero dar la enhorabuena a Sergio.
    @Sociata, el capitalismo puede producir crisis temporales, pero el socialismo supone la crisis definitiva.
    Del artículo que enlaza:
    “La declaración de Obama concluyó con una declaración final que decía: ”Para todos nuestros problemas, sigo siendo inspirado por la dedicación y el optimismo de nuestros trabajadores, y estoy seguro de que vamos a salir de esta tormenta con una economía más fuerte ”.

    Este lenguaje retórico podría traducirse así: “Como el principal representante del capitalismo estadounidense, me sorprende que todavía no ha habido una revuelta de masas de trabajadores de EEUU contra mi gobierno y la aristocracia financiera que promueve. Espero ser capaz de engañar a los obreros y obreras con mi discurso de ”esperanza” y ”cambio” por lo menos durante unos cuantos años más”. ”
    TeleChavéz, digo Telesur, siempre tan objetiva….

    La policía está degenerando bastante, muchos de los que están entrando al cuerpo en los últimos tiempos son unos macarras sin vocación.

  38. Sigfrido · ·

    sí , Cernunnos , hay mucho macarrilla metido a policía y mucha niñata …

  39. El Moli de Getafe · ·

    ¿ Otra vez el dialogo con el socialismo ?

    Pues a mí me sigue resultado aburridísimo, aunque una cosa tengo que decirle a Iglesia Gerardos :

    “Osea, cari, que en Suecia ha ganado la ultraderecha, que la coalición de conservadores, liberales, democristianos y centristas de Frederik Reinfeldt es la ultraderecha, que eso es lo mismo que el Partido Popular de José María Aznar y Aznar es la ultraderecha, y que encima el ultraderechista Jimmie Akesson ha sacado un 5 % y eso es lo mas importante de estas elecciones, no el que la coalición de derechas alcance el 49’2 % o el que los socialistas se vallan a pasar otros cuatro años en la oposición, lo importante es disimular y decir que ha ganado la ultraderecha, y si hace falta también gritar que Nixon, Goldwater, Reagan, Thatcher, Wojtyla, …, y hasta Churchill son la ultraderecha”.

    De todos modos, menuda ultraderecha de mierda es Jimmie Akesson que dice inspirarse en el modelo del Partido Popular danés, del que tantas veces hemos oído elogios de boca de “nuestro” Pedro.

  40. Sigfrido · ·

    Conozco el programa de Sverige demokraterna , menos radical que el de su escisión National Demokraterna , y aún así , es bastante más radical y duro que el del Partido popular danés .

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: