La farsa creacionista

Las personas racionales y coherentes hemos visto, con sorpresa, que en EEUU y en algunos círculos cristianos españoles, se ha puesto de moda el “creacionismo.” En el año 1981, el estado de Louisiana redactó una nueva ley llamada “Balanced Treatment for Creation-Science and Evolution-Science Act” y en 1987, llegó al Tribunal Supremo de los EEUU en el famoso caso Edwards v.Aguillard. En ese caso, el TS decidió que la enseñanza del creacionismo o “diseño inteligente” como dicen ahora, en un colegio público es inconstitucional. Obviamente, como EEUU es un país libre, la sentencia es sólo aplicable a los colegios públicos. Los colegios privados pueden seguir dando clases de creacionismo y los liberales defendemos eso. Hoy quiero hablar sobre los argumentos filosóficos que rodean el movimiento de “Diseño Inteligente” en vez de enfocarnos en el tema jurídico ya que todos conocen mi postura a estas alturas.

Mi argumento principal es que el “creacionismo científico” es un ataque frontal a los cristianos y debemos, como liberales y cristianos, rechazar el “creacionismo científico” para no caer en la trampa humanista. Muchos defensores del creacionismo científico, al contrario de lo que piensan muchos cristianos, no representan a los cristianos y, de hecho, son enemigos de nuestra fe y enemigos de Dios y por lo tanto no merecen el apoyo de ningún cristiano libre y bíblico.

LIBERTAD DE CÁTEDRA

El argumento principal que utilizaron los defensores de la citada ley de Louisiana era que se trataba de “libertad de cátedra/académica.” ¿Y para ellos qué significa? Pues nada más y nada menos que “presentar información científica adicional.”

Eso no es, por supuesto, lo que significa la libertad académica. Pretenden sustituir ese término por un encantamiento. En una monografía jurídica que escribí a los 22 años, dí esta definición de libertad académica:

“La libertad académica significa que los docentes individuales tienen libertad para impartir lo que ellos crean adecuado en el ejercicio de su conciencia profesional. La libertad académica impide que el Estado se meta con las enseñanzas que una persona de forma individual quiere impartir.”

Esta ley citada arriba, señores, es contraria a la libertad que dice representar – la libertad es, para un liberal, entre otras cosas, poder buscar la verdad en paz y sin interferencia del Estado. La idea de tener una ley que obligue a presentar el punto de vista creacionista es contrario a la libertad porque precisamente impide la búsqueda de la verdad.

Han intenado redefinir el concepto de “libertad académica” para servir un fin particular. Cualquier esfuerzo humano que tenga que usar la mentira y la manipulación no puede dar a conocer la verdad de Dios. Si eres cristiano yo te pregunto: ¿hace falta manipular las instituciones teniendo la verdad de la Biblia? ¿Acaso no es suficiente usar la Biblia como única fuente de autoridad para un cristiano?

Sin embargo, muchos cristianos, sobre todo los cristianos de los EEUU, no han sido muy listos – se han dejado engañar como chinos por los “científicos creacionistas” que dependen de esos pringaos para forrarse. Se han dejado engañar por la palabra “creación.” Ellos piensan que cuando una persona utiliza esa palabra, tiene en mente lo mismo que cualquier cristiano bíblico — es decir, el relato bíblico de la Creación divina que leemos en el Génesis.
Toda esa gente que usa la palabra de Dios constantemente no siempre habla del mismo Dios en el que creemos y mucho menos aquellos que dicen ser “renacidos” o “pentecostales.” Cuando Billy Graham usa la palabra “cristiano”, tengan ustedes por seguro que no es el cristianismo bíblico. Cuando el Papa Benedicto, ese demonio alemán-socialista vestido con trapos blancos usa la palabra “cristianismo”, no se refiere en absoluto al cristianismo bíblico. Los científicos creacionistas han dejado bien claro que cuando usan la palabra “creación”, no se refieren al relato del Génesis — el único relato válido para un cristiano auténtico. La definición que ellos tienen en mente es tan opuesta a nosotros como si fuera un hindú hablando sobre la regeneración.

De la wiki:

“Creacionismo antievolución actual

A diferencia del creacionismo clásico, en el creacionismo más reciente se trata de utilizar igualmente fundamentos de carácter no religioso a partir de descubrimientos o conocimientos de disciplinas pertenecientes a las ciencias naturales, que se tratan de presentan como si fueran pruebas científicas contra la teoría de la evolución. Se habla así de creacionismo «científico», nombre que le dan sus partidarios. Sin embargo, a diferencia de las ciencias naturales, en este tipo de creacionismo no se sigue el método científico y no se producen hipótesis falsables. Debido a estos hechos, el creacionismo científico no logra reunir totalmente en ninguna de sus formas las características de una teoría científica, y por ello la comunidad científica relacionada con el tema lo describe sólo como una proposición pseudocientífica.

Por otra parte, este tipo de creacionismo contemporáneo trata de desdibujar la distinción entre hecho evolutivo (parentesco y transformación de las especies a lo largo del tiempo) y teoría de la evolución (síntesis evolutiva moderna o «neodarwinismo»), englobándolo todo con el término «evolución», «evolucionismo» o «darwinismo», y descalificándolo como «una simple teoría» (jugando con el doble significado de la palabra teoría en el habla común y en las ciencias naturales).

Así intenta negar el hecho de que la teoría de la evolución es considerada una de las más grandes y sólidas teorías científicas actuales, que describe un hecho sobre el que no existen pruebas o evidencias científicas que lo refuten.[10]

Diseño inteligente

Otra forma más sutil de este tipo de creacionismo es el diseño inteligente, movimiento que no suele hacer explícita su motivación religiosa. Su principal actividad consiste en negar en mayor o menor medida la validez e importancia de las explicaciones evolutivas sobre el origen de las estructuras biológicas, para concluir que es necesaria su creación por intervención directa de un ser inteligente. El diseño inteligente es presentado por sus seguidores como una alternativa al neodarwinismo pero, al no formular hipótesis contrastables, no cumple los requisitos del método científico y es considerado una forma de pseudociencia.”

¿No es obvio que los creacionistas científicos están tratando de redefinir el término “creación” tal como trataron de redefinir la frase “libertad académica” con el fin de engañar tanto a los tribunales y a los cristianos? Por favor, no supongan, como la mayoría de la gente, que las personas siempre usan palabras en su sentido normal o habitual. Ellos no lo hacen, sobre todo cuando tienen un motivo oculto o se rigen por el miedo. Este fenómeno moderno es un buen ejemplo del mal uso de las palabras.

Lean eso que he puesto de la wikipedia y si usted es cristiano, hágase una pregunta: ¿es eso lo que usted tiene en mente cuando se usa la palabra “creación”?

De hecho, los ateos y los humanistas han sido los primeros en mofarse de esta inconsistencia tan patente. Como cristiano, yo preferiría estar de acuerdo con otros cristianos y no con los humanistas. Estoy seguro de que usted también. Pero el prejuicio comprensible nunca debería impedirnos percibir que en este caso, y en muchos otros, el humanista está más cerca de la verdad que los que profesan ser cristianos. Él sabe lo que se entiende por “creación”, y sabe que los creacionistas científicos están tratando de negarlo. Como cristiano, uno sólo puede sentirse avergonzado por el hecho de que tenga que ser los ateos lo que nos recuerden y señalen esa inconsistencia. No es de extrañar, pues, que por puro afán y fanatismo desorbitado, muchos cristianos estén aliándose con católicos, judíos, budistas y musulmanes porque “ellos también son creacionistas.” Por favor…

En la última década, han ido cambiando muchas veces los términos. Hoy en día, el “creacionismo” es totalmente distinto al creacionismo de los siglos pasados. Es decir: no es bíblico y por lo tanto, no puede ser “cristiano” desde el punto de vista bíblico-protestante.

¿Cómo se puede caer en esto? ¿Cómo sucedió esto? ¿Cómo fue el “cambio en el contenido” en la última década?

Evidencialismo

Como muchas personas, incluyendo algunos científicos, se ven desalentados por el uso de cualquier palabra teológica que tenga más de dos sílabas, voy a definir la “apologética” como “la ciencia de la defensa de la fe.” Eso debería complacer a los científicos que desprecian cualquier cosa “anticientífica.” También voy a definir la “fe” como “las proposiciones contenidas en la Biblia, junto con todas sus consecuencias lógicas.” La Biblia es un sistema de verdad, y es el propósito de la apologética para defender la verdad contra todos los que lo negaría. Dadas estas definiciones, podemos ver que la apologética no se refiere a la defensa de las nociones de sentido común o dictámenes científicos. Es la defensa de la Biblia. SOLAMENTE ESO.

El movimiento creacionista moderno comenzó hace unos 25 años con la publicación de El Diluvio del Génesis por Henry M. Morris y John C. Whitcomb. El libro fue escrito para defender el relato del Génesis del diluvio de Noé como una inundación mundial. Por otra parte, fue diseñado para ello por cita información de la geología, la hidrología y otras disciplinas científicas que sea compatible con el relato del Génesis y difícil de explicar sobre la base del desarrollo evolutivo uniformista. El diluvio del Génesis fue un interesante intento de avergonzar a aquellos científicos que niegan el catastrofismo de clasificación por la evidencia de que parece dar a entender una catástrofe mundial como el diluvio del Génesis.

Pero los señores Morris y Whitcomb no pudieron encajar dentro de una situación lógica recta. Ellos nunca acabaron de entender qué es lo que prueba el hecho. Y si este fracaso es vergonzoso en la geometría de la escuela secundaria, es absolutamente fatal en la teología. El método de Morris y Whitcomb parece dar a entender que la ciencia puede probar la verdad del Génesis. Desafortunadamente, su preocupación con las Escrituras es lo que oculta los defectos irreparables de su método. En los últimos diez años hemos visto que el método incorrecto llega a su conclusión lógica. Esta conclusión ha sido la transformación del creacionismo bíblico al creacionismo científico.

Los creacionistas científicos han declarado su independencia de la Biblia. Para ellos, no es necesario comenzar con la Biblia en absoluto. Esta es una de las supersticiones más comunes del siglo XX y XXI. Sin que la ciencia sea una criada de la teología, es inútil demostrar nada para un cristiano. La ciencia no puede probar nada, y menos aún demostrar la creación divina. Pero es la fe ciega en la ciencia como una empresa cognitiva lo que explica por qué el significado de “creación” ha cambiado en los últimos diez años y ahora es muy diferente de los puntos de vista cristianos de los siglos pasados.

La aparición de creacionismo científico en las última décadas se debe a la utilización y a la popularidad de la apologética evidencialista. Una filosofía antibíblica, una clase de filosofía inútil contra la que nos advierten en Colosenses, es la causa del cambio.

Hay dos formas básicas dentro de la apologética cristiana: evidencialismo y presuposicionalismo. La evidencialista sostiene que los cristianos deben tratar de probar la existencia de Dios y la veracidad de la Biblia sobre la base de premisas que todos los hombres aceptan, tales como la fiabilidad de la percepción sensorial. El método presuposicionalista sostiene que la existencia de Dios y la infalibilidad de las Escrituras han de ser asumidos como axiomas indemostrables, y que es estúpido e impío intentar probarlas o demostrarlas en la ciencia.

Hemos visto cómo los creacionistas científicos han tratado de redefinir la “libertad académica” y la creación “,” y vaciar el último de casi todo el contenido bíblico. Sin embargo, esta redefinición de los términos también se puede ver claramente en el mejor apologista evidencialista de todos ellos, el papista católico del siglo XIII, “”Santo”” Tomás de Aquino. Tomás de Aquino admitió que creía en la creación sólo porque Dios lo reveló. Pero los creacionistas científicos no son tan sabios como él.

Las ramificaciones de este cambio son extensas, y sus consecuencias son letales. Una vez abandonamos la aceptación axiomática de que la Escritura es infalible,, la rendición y sumisión a paganos es segura y rápida. La Biblia y ÚNICAMENTE la Biblia es la fuente de la verdad. Es en la Biblia sola que leemos acerca de la creación. Ni la ciencia ni Aristóteles tiene algo que decir al respecto. La ciencia está siempre aprendiendo y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad.

Basta ya de financiar y apoyar a los creacionistas “científicos” y volvamos a nuestro deber divino para construir colegios cristianos, publicar libros cristianos, y predicar todo el consejo de Dios a toda criatura. Y que aquellos que se dicen cristianos retornen a la fe que profesan y que la defiendan como debe ser defendida: con nada menos que la verdad de Dios, la Biblia, Su Palabra.

Anuncios

58 comentarios

  1. valcarcel · ·

    Y ya que estamos, hemos sido testigos de la famosa visita del Papa al Reino Unido: se ha salido con la suya y se ha reído en la cara de todos los liberales y cristianos. Como a veces me leen personajes que no saben leer más de cuatro líneas, creo que este vídeo demuestra a la perfección lo mucho que se habrá estado riendo el Papa de todo el mundo por permitirle pisar suelo británico y así hará cuando venga a España. No me podrán negar que hay cierto parecido entre este demonio y el Papa Benedicto:

  2. El Moli de Getafe · ·

    Hoy le noto juguetón.

    Eso está bien, no todo va ser fusta y flagelo.

    Pero sí, desde mi lado, desde el “papismo”, el viaje a Inglaterra se ha resuelto con una nota más alta que el aprobado.

    No ha sido como ir a Polonia o venir a España, pero tampoco las manifestaciones anticatólicas han sido algo exagerado.

    Incluso, le señalo un asunto, con este viaje del Papa me ha parecido percibir un cierto hartazgo de los intelectuales ( odio este concepto ) y pensadores en el sentido de no querer seguir consintiendo que al catolicismo se le siga atacado desde todos lados, mientras que por ejemplo con el Islam se tiene toda la consideración y todo el respeto.

    Luego, respecto a lo del creacionismo, le entiendo y se lo acepto, y le digo que en cuanto a la creación a mí me vale cualquier explicación que la ciencia quiera darme, que yo en eso soy muy español y dejo que inventen ellos, pero que yo siempre al final desde mi fe veo en todo ello la aplicación del dedo divino.

  3. Iglesia Gerardos · ·

    “Los últimos serán los primeros”.

    Esto no lo dijo Karl Marx, ni Lenin, ni Fidel Castro, ni la Pasionaria, ni Santiago Carrillo, aunque podrían haberlo hecho.

    Lo dijo Jesucristo.

  4. Samuel · ·

    No sé si la demostración científica de la existencia de Dios es posible o no, pero teológicamente es irrelevante. No se trata de saber si existe o no Dios, sino quién y qué es Dios, y para eso hace falta la experiencia sensible, pues incluso para extraer consecuencias lógicas de la Biblia antes son necesarios el sentido de la vista o el oído y que la razón haga una interpretación adecuada de la misma, más allá de las experiencias personales y la voluntad de cada uno, lo cual requiere mucha honestidad que no he visto ni en pentecostales ni en protestantes clásicos. Y esto que usted defiende, Alfredo, como ya hemos hablado, tiene muchas implicaciones que contradicen su base antisensorial, como que por ejemplo el que no sepa leer no pueda ser un verdadero cristiano y que el verdadero camino para llegar a Dios, a través de la Biblia, no sea Jesús mismo, sino el hecho o filtro de saber leer, que tampoco sería determinante, pero sí una experiencia sensorial mínima absolutamente necesaria.

    A mí me gusta más el evolucionismo que el diseño inteligente porque, en la ciencia, un creador inteligente no puede ser una hipótesis, pues las únicas pruebas de las que disponen los científicos son meramente físicas y no se deduce de ellas necesariamente, al menos todavía, que exista un creador. De momento sabemos que el universo es bastante más complejo de lo que pudieran pensar quienes creen que el Génesis tiene un significado literal, pero a mí eso no me quita la necesidad de Dios, ni destruye mi relación con él. Quiero decir que un cristiano puede comportarse de modo racional y ceñirse al método científico, no inventándose teorías sin base ni haciendo trampas, por mucho fervor que se tenga en la defensa del cristianismo, y al mismo tiempo mantener la fe en Dios en su desarrollo vital y sus relaciones sociales.

    El problema más grave es cuando los científicos dan el salto a la política y se empeñan en demostrar que Dios no sólo debe desaparecer de las instituciones públicas (secularismo), con lo que estoy de acuerdo, o de todo el ámbito social (laicismo), con lo que no estoy de acuerdo, sino de las mentes de los individuos que, racionalistas o no, si los convertimos al ateísmo serán mucho menos peligrosos (totalitarismo puro y duro).

    Un saludo.

  5. valcarcel · ·

    El Moli: No creo que usted haya entendido muy bien la “base” de mi mensaje — es posible que me haya explicado mal….pero lo dudo.

    Samuel: Precisamente escribí esto teniendo muy en cuenta nuestro debate al respecto y en realidad, es una invitación para usted porque creo que le dije, si no recuerdo mal, que su postura me parecía muy interesante. En este momento estoy trabajando pero luego quiero volver aquí para hacerle algunas preguntas y ofrecerle un “test” que creo que los dos podríamos llegar a aceptar. Este debate para mí es MUY importante, Samuel así que espero que sea fructífero.

    Usted habla de la literalidad del Génesis: ¿usted cree en un Génesis literal? Es una pregunta que siempre se me olvida hacerle…

    Sobre el laicismo y el debate de ayer: yo no tengo miedo a la palabra “laico” – es decir, yo al igual que usted apoyo el laicismo en las instituciones públicas pero NO en el ámbito social, pues sería una violación de la libertad confesional y de expresión. Cierto — la mejor palabra es “secularismo” y yo soy “secular”, por decirlo de alguna manera…

    Su primer párrafo es, en realidad, lo que me gustaría debatir después hoy.

    Un saludo

  6. molondro · ·

    Como sabe, esperaba hace tiempo su artículo sobre creacionismo, aunque tengo que reconocer que me ha dejado algo descolocado.

    Si he comprendido bien, usted distingue el “creacionismo científico” (que es contemporáneo y anti-bíblico) del “creacionismo clásico” (que es bíblico y se atiene a las escrituras).

    En rigor, “creacionismo” debería llamarse a toda postura que defienda que el universo fue “creado” de una sola vez por parte de un ser inteligente, pero para distinguir un creacionismo de otro, acepto los adjetivos de “científico” y “clásico”.

    Su artículo es un alegato contra el creacionismo científico, pero también una defensa de la biblia como única fuente de verdad, por lo tanto la cuestión que plantea no enfrenta los términos creacionismo-evolucionismo (que es lo que yo esperaba) sino que se limita a atacar toda forma de pensamiento creacionista que no sea bíblico.

    Observe que podría haber otros tipos de creacionismo, uno por cada religión del planeta. Así podríamos hablar del “creacionismo islámico”, ya que los musulmanes son creacionistas, pero su creencia no es científica ni bíblica.

    Sobre la apologética:

    De la postura presuposicionalista (vaya palabreja) no tengo nada que decir ya que niega la posibilidad de demostrar la existencia de Dios, y por tanto no hay debate posible. Del evidencialismo tampoco se sigue que la biblia sea cierta; las escrituras pueden contener algunos datos verdaderos sin que por ello todo el conjunto lo sea. Supongamos que los científicos demuestran que realmente hubo una inundación mundial como el diluvio, eso no nos diría nada sobre la existencia de un ser supremo.

    Estoy completamente de acuerdo con usted en el uso ambiguo de los términos que hacen algunos, como cuando afirman que la evolución es sólo una “teoría”. Precisamente eso es lo que hace la ciencia: elaborar teorías que expliquen las observaciones empíricas, y luego contrastarlas o falsarlas. Desde este punto de vista la evolución es, ciertamente, una teoría, pero una teoría con un soporte empírico inmenso y ampliamente contrastada por millones de fósiles, amén de pruebas genéticas, etc.

    También dice usted, si le he entendido bien, que si no aceptamos la biblia como axioma, o como fuente indudable de verdad, todos los creacionismos “no bíblicos” caen por su propio peso y se estrellan contra el sentido común. Para mí, eso también ocurre con el creacionismo clásico o bíblico, porque yo no puedo aceptar las escrituras como fuente irrefutable.

    Entiendo, por lo tanto, que usted es creacionista, aunque distinga su propio creacionismo (bíblico) de los demás.

    Entonces permítame preguntarle: ¿cree que debería enseñarse el creacionismo bíblico en las escuelas públicas?

    Y como presumo que el debate será intenso, pues aquí intervienen algunos comentaristas con formación científica, me gustaría que aclarara también hasta qué punto el Génesis es un relato absolutamente fiable para usted (ya comentó en otra ocasión que algunas partes del Génesis había que tomarlas en sentido figurado o metafórico).

    ¿Es realmente sostenible, hoy en día, que Dios creara el mundo en una semana, que pusiera “luceros” en el cielo, etc?

    ¿Cómo concuerda esto con lo que sabemos actualmente; que la tierra es un pequeño planeta que gira alrededor de una estrella mediocre, dentro de una galaxia que contiene cientos de millones de soles como el nuestro, en un universo que a su vez alberga otros tantos millones de galaxias como la Vía Lactea?

    ¿Cómo se conjuga eso con las escrituras? ¿Y la teoría del Big Bang?

    Aunque ando algo ocupado, iré siguiendo el hilo con interés.

    Saludos.

  7. valcarcel · ·

    Molondro: muchísimas gracias por todas esas cuestiones que me plantea. Intentaré contestar de la forma más organizada que sea posible.

    1. “Si he comprendido bien, usted distingue el “creacionismo científico” (que es contemporáneo y anti-bíblico) del “creacionismo clásico” (que es bíblico y se atiene a las escrituras).”

    Correcto. Ud. ha comprendido bien.

    2. “por lo tanto la cuestión que plantea no enfrenta los términos creacionismo-evolucionismo (que es lo que yo esperaba) sino que se limita a atacar toda forma de pensamiento creacionista que no sea bíblico.”

    Así es – no se pueden mezclar churras con merinas – si uno quiere defender el creacionismo cristiano, tiene que aceptar la Biblia. Hay muchos creacionismos, por supuesto, pero ni son cristianos, ni son bíblicos. También hay una frase agnóstica un poco patética que dice: “creo que hay algo ahí en el infinito.”

    3. El evolucionismo se sostiene con una base empírica: y no recuerdo bien si usted era más bien empiricista. Precisamente el debate que yo quería abrir con Samuel, otro cristiano, es hasta qué punto podemos o debemos incorporar una base empiricista al cristianismo. Lo hemos discutido pero de forma limitada – y a pesar de mis declaraciones, yo no me cierro absolutamente a esa idea pero quisiera desarrollarla si es posible.

    4. “También dice usted, si le he entendido bien, que si no aceptamos la biblia como axioma, o como fuente indudable de verdad, todos los creacionismos “no bíblicos” caen por su propio peso y se estrellan contra el sentido común. Para mí, eso también ocurre con el creacionismo clásico o bíblico, porque yo no puedo aceptar las escrituras como fuente irrefutable.”

    Lo que digo es que todos los creacionismos que no sean bíblicos no pueden ser aceptados por un cristiano coherente – si decimos que nuestra autoridad es la Biblia, lógicamente no puede incorporarse algo ajeno a ella. Usted dice que no puede aceptar las escrituras como fuente irrefutable: bien, pero usted bien sabe que casi ningún científico dice que una teoría se tiene que aceptar como fuente irrefutable – sin embargo, el método científico para llegar a ciertas conclusiones sí es irrefutable – para ellos. Entonces, siendo eso así, lo que yo digo es que todos partimos de una serie de axiomas irrefutables – irrefutables en el sentido de que sería absurdo plantearse absolutamente todo. ¿Ha salido el sol hoy? Aquí sí – ¿cuando sale el sol calienta la tierra? Sí – ¿por qué? Partiendo de ahí ya se complica la cosa porque tenemos distintas percepciones. Usted me dirá: “esto es demostrable” y yo le diré “sí, siempre y cuando el interlocutor acepte su método de verificación de lo demostrable”. ¿Qué me diría usted si me dice: “mire, ahí hay dos señoras sentadas en el parque” y yo le digo: ¿ah sí? Pues yo no las veo…

    “5. Entiendo, por lo tanto, que usted es creacionista, aunque distinga su propio creacionismo (bíblico) de los demás.

    Entonces permítame preguntarle: ¿cree que debería enseñarse el creacionismo bíblico en las escuelas públicas?”

    Soy creacionista sí, pero sé separarlo de lo demás. No, no creo que se debe enseñar ninguna idea cristiana, bíblica o no, en las escuelas públicas ya que en esos colegios trabajan personas de muchas confesiones no-cristianas y ellos no son nadie para impartir las lecciones de la Biblia – no son nadie para contaminar eso.

    Sus últimas preguntas son muy complejas pero luego a lo largo del día cuando tenga más tiempo las contestaré.

    Saludos molondro

  8. El Moli de Getafe · ·

    Y aquí es donde yo le digo a usted que sobre lo que me cuenta de su manera de ver el creacionismo “le entiendo y se lo acepto”, y le añado que como usted dice tampoco me considero yo quien para afirmar que el que usted lo base todo en la Biblia sea algo equivocado e incorrecto.

    Y que yo por mi parte en cuanto a la evolución “admito cualquier explicación que la ciencia quiera darme”, que yo sigo a lo mío y ahí a los científicos no les molesto, pero que luego en todo lo que me dicen yo por mi fe siempre veo la mano de Dios señalando con su dedo.

  9. Hola, Alfredo.

    Este tema, como es natural, también me interesa mucho.

    Sobre “creacionismo científico” estaríamos, por ejemplo, hablando de algo como esto supongo:

    http://www.antesdelfin.com/diluviogenesis.html

    Algo así como tirar a la papelera 2 Timoteo 3:16-17, “Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”. Muy similar a la interpretación que hace la Iglesia Católica Romana de este versículo, que la Biblia es materialmente suficiente pero no formalmente suficiente:
    materialmente en el sentido de que todo lo que un cristiano necesita lo encontrará en las Escrituras, pero formalmente porque, pese a que lo todo lo pueda encontrar, para entender la Biblia, necesitaría que la Iglesia Católica Romana la interpretase, a la luz de su tradición.

    Más o menos, creo que podría verse esto como algo similar, pretender que el cristiano sí que tiene todo en el relato del Génesis pero para que para entender la Creación necesita añadidos ajenos a ese relato, retorcerlo para adaptarlo a teorías pseudocientíficas (la de la envoltura de vapor de agua alrededor de la tierra de la que hablan en el enlace, por ejemplo, para tratar de “demostrar” el Diluvio) que pretenderían “demostrar” su veracidad. Colocar la verdad no en la Palabra de Dios sino en estas supuestas teorías, además no verificadas en modo alguno. Puesto que no solo es que se hurte la verdad de la suficiencia del relato bíblico sino que, es más, encima se pone y se la hace depender de hipótesis que ni siquiera la ciencia ha verificado.

    Como usted, en efecto, pienso que no hay que mezclar churras con merinas, ciencia y fe van por caminos distintos y no se trata de que la segunda rechace la primera, sino de tener claro que nos da cada una. La ciencia nos da conocimiento del mundo que nos rodea nos llega a través de los sentidos, la observación y la experimentación (debe contemplarse de una forma intelectual, como una forma de obtener conocimientos); el de Dios llega a través de la verdad revelada en la Biblia, a Dios no se le conoce mediante la ciencia sino mediante la revelación de Su Palabra (o se acepta la verdad revelada o no se acepta, no es algo sometido a experimentación). La ciencia, los descubrimientos que se realicen, pueden hacer que nos impresionemos ante la obra de Dios a través de la armonía perfecta que existe en el Universo, la complejidad y reproducción del ADN o el funcionamiento de las leyes de la física (en la propia Biblia, Salmo 19:1, se dice: “Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos”), pero eso es distinto, no es buscar la revelación a través de la observación o de la construcción de hipótesis, que es lo que hacen estos creacionistas científicos, no serían la premisa de la que partir.

    Como Pedro estudió una carrera de ciencias y Molondro filosofía, y algo de teología vio, me parece recordar, creo que el debate puede ser interesante con la parte atea o agnóstica del foro.

  10. valcarcel · ·

    Ahora entiendo algo más, Moli, aunque usted sigue pareciéndome muy raro a veces….(se lo digo en un buen sentido…)

    Javier: me gusta mucho esto que ud dice:

    “ciencia y fe van por caminos distintos y no se trata de que la segunda rechace la primera, sino de tener claro que nos da cada una.” Precisamente por eso, a pesar de mi “ensayo”, la conclusión lógica o consecuencia creo que está clara: en el colegio público se debe impartir la teoría de la evolución como teoría que es, y dejar que los alumnos desarrollen su propia fe. A los colegios públicos, que son colegios del gobierno de turno, no les corresponde educar a nadie en ese tipo de asuntos de fe ni mucho menos en otras esferas como los temas sociales: homosexualidad, feminismo (me gustó su artículo), et cétera. El colegio está para instruir, no para educar de forma oficial.

    Sin embargo:

    “no es buscar la revelación a través de la observación o de la construcción de hipótesis, que es lo que hacen estos creacionistas científicos, no serían la premisa de la que partir.”

    Precisamente este es el sentido que le quisiera dar yo al debate…

  11. molondro · ·

    Alfredo,

    Al menos tiene usted la honestidad intelectual de no alinearse con todos los creacionistas para formar un frente “anti-científico”.

    Me alegra su punto de vista sobre la enseñanza del creacionismo bíblico en las escuelas públicas; no todos los cristianos se muestran tan razonables.

    Javier,

    “…pretender que el cristiano sí que tiene todo en el relato del Génesis pero para que para entender la Creación necesita añadidos ajenos a ese relato…”

    “ciencia y fe van por caminos distintos y no se trata de que la segunda rechace la primera”

    El problema viene cuando la ciencia, lejos de complementar lo que dice la escritura, o de ir por un camino distinto, entra en abierto conflicto con ella. No olvidemos que ciencia y religión intentan dar respuestas a los mismos misterios (cómo surgió el mundo, de donde viene el ser humano, etc) y es inevitable el choque entre ambos enfoques.

    Es cierto que la ciencia no “prueba” nada (en el sentido de prueba lógica, como se prueba un teorema matemático) Lo que hace la ciencia es contrastar las hipótesis mediante nuevas observaciones y por lo tanto la verdad científica nunca es absoluta y siempre está a merced de nuevas experiencias, en constante provisionalidad.
    Pero algo es algo, y cuando una hipótesis tiene un soporte empírico tan amplio como la teoría de la evolución, no parece ninguna locura considerarla como la explicación más fundada. Recordemos que la Biblia no ofrece, más allá de sí misma y de la fe que uno pueda tener en ella, ningún indicio de su veracidad. Muy al contrario, algunas de las afirmaciones bíblicas resultan disparatadas a la luz de los nuevos conocimientos científicos.

    ¿Ha de seguir un cristiano confiando en las escrituras si lo que lee en ellas contradice lo que ve con sus propios ojos?

    Saludos.

  12. Fernando · ·

    Alfredo: acabo de regresar a Madrid que he estado de viaje y me he encontrado con ¡muchísimos cambios! Como veo que los dos hilos anteriores ya se zanjaron, te digo que la persona de Sergio Doncel me inspira mucha confianza, Alfredo: yo no le conozco pero él ha sido un joven que ha sido INCONDICIONAL defendiéndote y a mí me gusta vuestra línea mucho. Para mí si una persona demuestra ser así, leal, incondicional y serio, merece la pena así que sin querer decir de forma directa a quien voy a votar (lo cierto es qe no estoy decidido al 100000%) me inclino hasta ahora hacia el compañero Sergio.

    Respecto a esta entrada, yo no soy católico, pero sí soy cristiano aunque no soy de ir a la iglesia por motivos personales. Yo sí creo que algo de empiricismo debe incorporarse al cristianismo como teología, aunque no en el sentido católico que Javier ha explicado.

    No creo que sea adecuado tomarse la Biblia de forma literal y creo que muchos problemas se podrían evitar por ese método de interpretación: ¿acaso la Biblia en sí misma exige tomarla de forma literal?

    saludos

  13. valcarcel · ·

    Molondro: es que usted bien sabe que no me van los “frentes anti-x” ni las eclosiones. “El enemigo de mi enemigo” NO ES necesariamente MI amigo.

    A raíz de lo que me plantea Samuel y para poder llegar a una especie de “acuerdo/encuentro”, me gustaría formularle a Samuel las siguientes ideas a ver qué nos tiene que decir:

    También le planteo estas cuestiones a Javier:

    1. ¿Es la Biblia la Palabra de Dios de forma directa o indirecta? Es decir, es la Palabra de Dios cuando el Espíritu Santo la utiliza como instrumento de la voz de Dios?¿ ¿Es un medio para leer la Palabra de Dios?

    2. La verdad que contiene el Evangelio es ante todo una relación de correspondencia personal entre el revelador Divino y el creyente. Esta postura, ¿la comparten ustedes o no?

    3. ¿Toman la Biblia de forma literal? ¿Es el Génesis algo literal?

    4. ¿Es la Biblia científica? Es decir: contiene verdades científicas o contradice la ciencia, como apunta molondro?

    5. ¿Podemos equiparar la ley y el Evangelio a proposiciones objetivas? ¿Podemos asimilar la revelación dentro de un sistema racional?

    Es decir, Samuel, ¿hasta qué punto es importante el racionalismo para usted?

    Obviamente no tienen que responder a todas mis preguntas pero mi deseo es llegar a una especie de “acuerdo” entre nosotros porque estoy muy interesado en sacar conclusiones y es imprescindible para mí siempre pasar de la teoría a la acción política.

    Molondro:

    Tengo respuestas para usted pero no las voy a poner todavía porque quiero hablar sobre esos temas y porque en parte lo que usted plantea tiene que ver con esas preguntas que yo mismo hago.

    Fernando: ídem.

  14. Adán · ·

    No creo en las teorías científicas, puesto que no son empíricamente demostrables, lo del “big-bang” es una imaginación científica ridícula.
    La ciencia ha querido demostrar la existencia de hechos históricos que describe la Biblia, como por ejemplo la autenticidad de la Sábana Santa, el Gran Dilubio y la existencia del Paraíso Terrenal, pero no los considero muy fiables, aunque sí me gustaría creerlos, la razón es que la misma ciencia se contradice con nuevas teorías. Por esta razón, porque la ciencia se empecina en querer tener la razón siempre de todo, es por lo que soy cada vez más escéptico con respecto a la ciencia.
    Antes creía en la evolución del hombre, hasta tal punto que dudo que de una especie pueda nacer otra, yo creo que sí hay evolución pero no a tanta gran escala como los darwinistas pretenden hacernos creer, la evolución es mínima, ¿por qué no puede ser el homo ancestros de Atapuerca una especie distinta del hombre y extinguida al igual que lo fueron los dinosaurios?. Nada es imposible.
    Conclusión: “Sólo sé que no se nada” (Sócrates).
    “Pienso, luego existo” (Descartes).

    Alfredo:

    “El colegio está para instruir, no para educar de forma oficial”.
    Conforme con esta aseveración, para educar ya están los padres. Ergo: ExC no es una asignatura “inocente”.
    Yo me declaro escéptico con respecto a la ciencia, con respecto a la Biblia, todavía hay muchas cosas por demostrar y por ver (profecías). Estoy seguro de que hay vida fuera del planeta Tierra, hay un ente superinteligente, puesto que existen seres extraterrestes que habitaron la tierra hace miles de años y todavía nos siguen observando.
    La Biblia no se puede leer literalmente, está sujeta a interpretaciones, como todo.

    PD. Javier, usted aporta mucha luz a todo esto, enhorabuena.

  15. Bueno, exactamente no he dicho que haya que adoptar el sistema de interpretación de la Iglesia Católica, más bien todo lo contrario.

    Las preguntas, de momento, las cuatro primeras:

    1. Leyendo 2 Pedro 1:20-21: “Entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de particular interpretación; Porque la profecía no fue en los tiempos pasados traída por voluntad humana, sino los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados del Espíritu Santo”, creo que a los diferentes hombres, con diferentes personalidades, que en diferentes épocas escribieron los libros de la Biblia, el Espíritu Santo les inspiró de forma que lo que escribieron fueron las mismas palabras de Dios. Es directa en cuanto que es la propia palabra de Dios.

    2. Sí, de hecho, creo que es lo que hace única a la fe cristiana, a diferencia de las religiones, la relación personal entre Dios y el creyente, a través de la oración y la lectura de Su Palabra.

    3. Creo que la Biblia es el libro ante el que hay que enfrentarse con mayor humildad. No solo pedir entendimiento mediante la oración sino tener en cuenta el contexto en que es escrito cada versículo e interpretarlo con el resto de la Biblia. Por ejemplo, para aclarar un poco sobre la homosexualidad, ya que es un tema tan sensible. Sabemos que en Levítico se establece la pena de muerte para la homosexualidad. Pero no hay que olvidar que el Antiguo Testamento contiene leyes civiles, ceremoniales y morales. Las civiles, entre ellas la que condenaba la homosexualidad con la pena de muerte, regían el Israel bíblico, las ceremoniales fueron cumplidas por Cristo en su oficio de sacerdote y las morales quedan vigentes. Desde Cristo, la homosexualidad es un pecado que no conlleva la pena de muerte sino la condena de Dios, la ley civil está derogada pero la moral sigue vigente (y como con todas las transgresiones a la misma, la salvación solo está en el arrepentimiento, reconocer el pecado y poner toda la fe en Cristo).

    Diría que la Biblia la definió bien hace algún tiempo como la verdad literal y por ello son las leyes morales que contiene las que no cambian, puesto que Dios no cambia.

    Sobre la literalidad del relato del Génesis, entiendo que es algo que tiene que ver con los cimientos de todo el edificio. Si no hubo caída, no hubo pecado original, no lo heredaríamos, luego no necesitaríamos el sacrificio de Cristo, la propia existencia de Cristo como único Salvador pasaría a ser irrelevante. Creo que no es raro que sean los versículos más atacados de la Biblia, precisamente por eso, desde el ateismo se piensa que dinamitarlos es hacer que se resquebraje todo el edificio.

    4. Como también me hizo la pregunta Molondro, también le respondo. No creo que sea cuestión de contradicción. Pienso que la Biblia no te nubla la vista ni te impide ver lo que tienes ante tus propios ojos. Yo nunca he visto el mar abrirse en dos ni arder una zarza sin consumirse, es evidente, solo por citar dos cosas. O que, si intentamos caminar sobre las aguas, nos hundiremos. Pero no hay que olvidar el componente sobrenatural de Dios, algo en lo que o se cree o no se cree, y que ya no estamos en tiempo de milagros (eso lo discutimos con Samuel hace algún tiempo).

    Por eso pienso que es erróneo tanto intentar desacreditar la ciencia Biblia en mano como viceversa, pretender falsear la Biblia científicamente, es lo que dijimos antes, mezclar churras con merinas.

    En la quinta pregunta, ¿se refiere a leyes civiles inspiradas en la ley moral contenida en la Biblia?

  16. Gracias, Adán.

  17. valcarcel · ·

    Adán: me pasa lo mismo con la ciencia: ¿cómo vamos a tomar en serio una materia que está cambiando constantemente? Obviamente la ciencia en lo importante, por ejemplo en la tecnología y la medicina si la acepto — lo que no acepto necesariamente es que la ciencia tenga que ser el criterio a la hora de tomar decisiones políticas.

    Por supuesto que ExC no es una asignatura inocente pero sí es legal y constitucional.

    Lo de que la Biblia está sujeta a interpretaciones es cierto – y hasta que no lleguemos a un acuerdo mínimo sobre cómo interpretarla, seguirán los problemas en este ámbito traducido a lo puramente político.

  18. valcarcel · ·

    Javier:

    Sí, a eso me refería con la quinta pregunta. Lo demás que usted dice lo estoy apuntando en un folio porque es la mejor manera de organizarme y poder sacar algunas conclusiones. Lo haré antes de que “cierre” el día porque para mí hay consecuencias lógicas y políticas a sacar de todo esto.

  19. Acabo de leer esto: “Estoy seguro de que hay vida fuera del planeta Tierra, hay un ente superinteligente, puesto que existen seres extraterrestes que habitaron la tierra hace miles de años y todavía nos siguen observando”.

    Conozco esa teoría sobre los seres extraterrestres, que es más, hay quienes dicen que diseñaron la vida sobre la Tierra y siguieron visitándola durante siglos (y que los pobres antiguos al ser tan ignorantes y poco desarrollados creyeron que eran “dioses”, el dios bíblico entre ellos) pero, si desconfía de la ciencia, ¿cómo está tan seguro de eso?

  20. Samuel · ·

    Alfredo, yo creo que algunas partes del Génesis tienen un significado simbólico y que no hay que interpretarlo al pie de la letra. Ahora bien, tampoco creo que constituya un relato de ficción del que se puedan extraer todas las interpretaciones que nos apetezcan.

  21. valcarcel · ·

    Javier, analizando su escrito/réplica, saco algunas conclusiones — ¿las comparte?

    1. Estoy aquí de acuerdo.

    2. Ya que es personal (es una hipotesis que estoy barajando desde hace tiempo) — ¿no cree que se debe distinguir entre lo que la Biblia dice de la Historia y lo que dice existencialmente? Es decir: es obvio si leemos que no todo lo que está escrito en la Biblia como Historia está en correspondencia con los hechos históricos y científicos tales y como los conocemos hoy.

    3. Si esto es así (no hay un consenso pero me inclino obviamente a su postura), si la homosexualidad es inmoral pero no un crimen, ¿merece la pena condenar el matrimonio homosexual a nivel político en base a la Biblia? Entiéndame: obvio que la homosexualidad es inmoral, siguiendo el criterio que estamos desarrollando, pero ¿debemos oponernos a ciertos fenómenos políticos porque algo sea únicamente inmoral y no criminal en términos bíblicos?

    4. Cierto pero no hay que olvidar tampoco que Jesucristo, por ejemplo, enseñaba que la semilla más pequeña era la semilla de una mostaza: científicamente eso es incorrecto…

    Por lo tanto: creo que quizá el error esté en cómo nos llegan a veces esas enseñanzas…

    No sé si dejo algo en el tintero pero esas son mis conclusiones por ahora.

  22. valcarcel · ·

    Samuel: por supuesto – y esa es mi postura más o menos – pero, yo creo que científicamente hablando, procede impartir la enseñanza de la evolución en el colegio público.

  23. Adán · ·

    Javier:

    Me ha pillado usted un poco desprevenido, pero así a voto pronto, le diría ¿qué explicación tienen sino los siguientes misterios?:
    Los impresionantes monolitos de los huevos de pascua (no sé en qué lugar están)
    Los dolmen de Escocia o Inglaterra, es un lugar sagrado y hay multitud de gigantescas piedras que están colocadas una encima de otra y en un terreno donde no se pueden encontrar piedras (ni grandes ni pequeñas) en 100kmts en la redonda.
    El triángulo de las vermudas: desaparición de tripulaciones enteras de aviones y barcos, etc.

  24. valcarcel · ·

    Perdón Javier – quiero explicar más mi punto número 3:

    Si algo no es criminal, obvio que uno no debe abogar por penarlo – o prohibirlo en lo criminal. Pero, si no procede prohibir algo en términos penal-criminales, ¿por qué entonces manifestarse en contra de que ciertos “colectivos” tengan tal o cual derecho? ¿Una persona inmoral no debe tener derechos o sí los debe tener?

  25. valcarcel · ·

    Adán, un apunte: los protestantes NO creemos en el concepto de los “misterios” que promueve la iglesia católica. No creemos en la “sábana santa” ni mucho menos en eso de las piedras o “lugares sagrados”. Yo en particular, ni siquiera acepto eso de “tierra santa”.

  26. Pienso que nos iríamos al debate que tuvimos no hace mucho, los estilos de vida de un colectivo determinado no generarían un derecho específico para quienes los practicasen (más allá de los derechos que tenga todo individuo, un homosexual tiene los mismos derechos individuales que yo). Un ejemplo distinto de la homosexualidad, yo como miembro del colectivo de fumadores, sin embargo, no tengo derecho a fumar, el ser fumador no me genera derecho alguno para el que yo pueda reclamar una protección.

  27. valcarcel · ·

    Javier: es que precisamente ellos dicen que nosotros, los “heteros”, tenemos el derecho individual a casarnos — y por eso en base a ello exigen el derecho a contraer matrimonio…

  28. valcarcel · ·

    Añado a lo anterior Javier: que hasta los años 60, un blanco y un negro, en EEUU, no podía contraer matrimonio — ¿diría usted lo mismo para parejas mixtas? ¿el derecho al matrimonio solo corresponde a heterosexuales? En aquella época, al igual que ahora, los matrimonios mixtos eran una minoría…y lo que yo pregunto es si debemos determinar derechos en base a si algo es inmoral (para mí casarse con una persona de otra raza distinta a la mía sí lo es) pero de ahí ¿concluimos que no es procedente que se case un hombre blanco y una negra o mestiza? Todas estas preguntas sí son relevantes.

  29. Bueno, yo aquí, en esta reivindicación de un derecho al matrimonio homosexual parafraseo a Sowell, pues suscribo lo que dice: argumenta que el que las leyes que regulan el matrimonio no consideren incluidos en el mismo las uniones homosexuales no consiste, en modo alguno, en una discriminación sino el tratamiento distinto a dos situaciones completamente diferentes. Tratamiento distinto que (salvo que estemos inmersos en la ideología igualitarista radical, en cuyo caso pensaremos radicalmente lo contrario) no implica discriminación. Sowell, es más, considera absurdo incluso hablar de la existencia de un “derecho al matrimonio” en el propio caso de las uniones heterosexuales: el matrimonio no es un derecho, sino un conjunto de obligaciones legales impuestas por el Estado porque éste entiende que es parte interesada en el asunto, ya que se trata de unas uniones que tienen el potencial de engendrar hijos, lo que afecta directamente a la población del territorio sobre el que se asienta aquél. El matrimonio no constituiría, pues, un derecho sino una serie de limitaciones a la autonomía individual.

    Lo buscado por los activistas pro-matrimonio homosexual sería una aprobación social oficial de una forma de vivir, no el reconocimiento de un derecho. Sowell concluye que esto sería la antitesis de la igualdad de derechos pues si alguien tiene un derecho a la aprobación de otra persona, entonces esas otras personas no tienen derecho a sus propias opiniones y valores, siendo la retórica de la “igualdad de derechos” una vía para conseguir privilegios especiales para todo tipo de grupos.

    En mi caso concreto, yo no puedo exigir a los demás que forzosamente aprueben mi vicio con el tabaco.

  30. valcarcel · ·

    Javier: exacto – mi postura es la de Sowell — el matrimonio NO ES un derecho – parte del error en muchos liberales es el concepto defectuoso que tienen sobre lo que significa tener derechos. El matrimonio no es uno de ellos, así como tampoco la nacionalidad.

  31. Hola,

    Bueno sé que muchos esperan mi intervención, pero no voy a ser excesivamente crítico.

    Es obvio que la idea central del artículo de Alfredo es cierta. El creacionismo y el diseño inteligente no son más que un “pastel” donde se intenta compaginar ciencia y religión de forma cutre y anticientífica.
    Y digo anticientífica porque si te basas en la biblia y luego intentas buscar pruebas científicas que la secunden, estás yendo contra el método científico. Las pruebas y la búsqueda se basan en hipótesis científicas, pero la biblia no es una hipótesis científica, y tratarla como tal es falsear el método desde el inico.
    En cierta manera estos señores me recuerdan a los Pio Moa y César Vidal de turno, que tiene una teoría prefijada y sólo se dedican a buscar las pruebas que les sirven y omiten las que destruyen sus teorías.

    De todas formas estos movimientos se basan en una realidad que existe y que creo que usted, Alfredo, se niega a reconocer. Con las realidades científicas en la mano podemos asumir y aceptar que las explicaciones del antiguo testamento, en su literalidad, son falsas. El mundo no tiene 6.000 años, no hubo un diluvio que inundase la tierra, la mujer no viene de la costilla del hombre…Eso no es defendible ya hoy.
    Los católicos han arreglado ese problema adaptandose a los nuevos tiempos y haciendo “pastel”. Los creacionistas en el fondo también son pasteleros. Nosotros, los cientifistas, creemos que son ridículos en sus intentos, pero bien es cierto que como dice la frase “adaptarse o morir”. Tienen que hacerlo, porque si no acabarán sectarizándose.
    Bajo ese concepto tengo que decir, y espero que no se enfade nadie, que aceptar como auténticas historias y relatos que están demostrados científicamente falsos no me parece una postura lógica ni inteligente.

    Por cierto, el Budismo no es creacionista. El mundo es increado para los Budistas, así como para la mayoría de filosofías orientales.

    Saludos,

  32. valcarcel · ·

    Pedro: dice usted:

    “aceptar como auténticas historias y relatos que están demostrados científicamente falsos no me parece una postura lógica ni inteligente.”

    Es que eso no es fiable: la ciencia cambia todos los días y lo que “demuestra hoy” como “falso” puede que mañana diga, ¡oh vaya, era cierto!

  33. Hoy me está haciendo sudar tinta pero estoy disfrutando mucho el debate.

    Con el matrimonio interracial, la cuestión pienso que también el propio Sowell la habría resuelto. No hay un “derecho al matrimonio interracial” puesto que el matrimonio en sí mismo, ni siquiera el heterosexual es un derecho. Y pienso, como usted, que en efecto ahí está el error de los liberales que defienden el matrimonio homosexual como un derecho.

  34. Sobre si la ciencia cambia: en el siglo II, el astrónomo, químico, geógrafo y matemático greco-egipcio Claudio Ptolomeo, un empirista puro, creía que la Tierra estaba inmóvil y ocupaba el centro del Universo, y que el Sol, la Luna, los planetas y las estrellas, giraban a su alrededor. Sus teorías astronómicas geocéntricas influyeron en el pensamiento de astrónomos y matemáticos, ellos creyeron, efectivamente, que todos los astros del firmamento, giraban en torno a nuestro planeta, hasta el siglo XVI. Eso era ciencia. Pero, hoy día, todos sabemos que esto no es así.

  35. valcarcel · ·

    Javier: bien, hemos resuelto la cuestión del matrimonio en términos liberales pero aún persisten las otras cuestiones: ¿quiere que resuma mis planteamientos y así usted podrá sacar conclusiones?

  36. molondro · ·

    Adán,

    “No creo en las teorías científicas, puesto que no son empíricamente demostrables, lo del “big-bang” es una imaginación científica ridícula”.

    La teoría del Big Bang no es una “imaginación ridícula”, aunque es cierto que no está contrastada. Es una hipótesis que explica suficientemente por qué las galaxias se alejan unas de otras, o parecen alejarse, lo que indica que en otro tiempo la materia del cosmos estuvo mucho más concentrada. El telescopio Hubble captó una radiación de fondo que podría ser explicada con la hipótesis de una gran explosión cósmica, y por lo tanto el Big Bang es la teoría sobre el origen del universo más razonable hoy en día. Por eso la mayoría de físicos y astrónomos la defienden, aunque no todos.

    Javier,

    “Por eso pienso que es erróneo tanto intentar desacreditar la ciencia Biblia en mano como viceversa, pretender falsear la Biblia científicamente, es lo que dijimos antes, mezclar churras con merinas”.

    No creo que sea mezclar cosas. Cuando tienes dos explicaciones de un mismo fenómeno (ciencia y religión) puede ocurrir que una sea verdadera y la otra falsa o viceversa, y también puede ocurrir que las dos sean falsas. Lo que jamás puede ocurrir es que las dos sean verdaderas.

    Alfredo,

    Sobre la diferencia entre un crimen y una inmoralidad, creo que debe establecerse el siguiente criterio: cuando alguien resulta perjudicado ese comportamiento puede ser punible (en proporción al daño causado), pero si el comportamiento, por repulsivo que nos parezca, no causa daño a nadie, no debería ser perseguido ni ilegalizado. Creo que ese es el concepto de “crimen sin víctima”, aunque yo no lo comparto en el mismo sentido que los anarco-capitalistas: puede haber comportamientos punibles por omisión, como la denegación de auxilio o el incumplimiento de los deberes para con los hijos.

    Como se ha dicho muchas veces, en un país coexisten muchas formas de moralidad, pero sólo hay una ley.

  37. valcarcel · ·

    Molondro: “Como se ha dicho muchas veces, en un país coexisten muchas formas de moralidad, pero sólo hay una ley.”

    Esto es correcto y lo dice la propia Biblia: SIEMPRE habrá una ley por encima de todo – sea ésta la Ley de Dios o la la Ley del Hombre. Está claro que lo que rige ahora en estos tiempos es la ley del hombre – y así nos va…

  38. Alfredo,

    No quiero crear una hipótesis artificial, pero comparar la teoría de ptolomeo cuando decía que la tierra era el centro del universo y la negación científica a que el mundo tiene 6.000 años, por ejemplo, no tiene excesivo sentido.
    La negación de ese dato, por ejemplo, se mantiene con evidencias de reactividad química muy contrastadas, además de por otras referencias difícilmente refutables. La ciencia hoy no es la imaginación de un señor ni una explicación con matemática simple, es algo muy muy contrastado, por lo menos cosas de ese nivel.

    En otros casos, no sé, cuando hablemos de los multiuniversos, o de la relatividad general, o de interacciones cuánticas, sí que debemos estar abiertos a que mucho de lo que parece cierto se convierta en falso, pero en temas de biología y de química, que es al fin y al cabo lo que muestra lo que le he dicho, que todo sea erroneo parece francamente imposible.

    Saludos,

  39. valcarcel · ·

    Pedro: el “problema” puede radicar en el hecho de que aunque eso del universo sea “cierto” en lo científico, obliguemos a que todos lo acepten. Bueno en poco tiempo voy a poner mis posturas finales y así cerrar el hilo porque hay otros temas que tengo que tocar.

  40. Sí, me gustaría leerlos.

  41. valcarcel · ·

    POSTURAS:

    1. Cristo ES la Palabra de Dios.

    2. La Biblia no tiene por qué ser necesariamente correcta en lo histórico o en lo científico.

    3. La Biblia es infalible pero se debe separar la verdad histórica y científica de la verdad teológica.

    4. Las Escrituras no pueden considerarse como algo idéntico a la auto-revelación de Dios, algo que sólo le corresponde a Jesucristo.

    5. La filosofía no se debe mezclar NUNCA con la teología: defiendo la postura griega — el concepto griego: kérugma/kerygma.

    6. El crédulo no debe discutir con el incrédulo: nos corresponde predicarles únicamente.

    7. El acto más revolucionario que un cristiano puede hacer es arrodillarse ante Cristo, Biblia en mano, y orar por la salvación y por la destrucción de sus enemigos. Ir más allá de eso y pretender mezclar teología con filosofía es un acto destructivo.

    Esto lo voy a desarrollar más en otra entrada—pero espero que lo entienda.

    Saludos

  42. Me han parecido interesantes sus conclusiones y estará bien una entrada sobre ellas. Ahora recuerdo que sobre el punto 6 algo le he leído antes: es inútil razonar, en base a la lógica, sobre la existencia de Dios con ateos pues ellos siempre empiezan a construir sus premisas a partir de la negación de Dios.

    En la 2 y la 3 encajarían lo que también ha dicho alguna vez: que la Biblia toda ella es la verdad literal pero que las narraciones no tienen porque ser literalmente verdad, sobre todo muchas del Antiguo Testamento, escritas siglos después de producirse los hechos que se narran (lo que no cambiaría es la parte teológica, puesto que Dios no se contradice). Jesucristo mismo también enseñaba en base a numerosas parábolas, que, obviamente, no eran historias reales sino para extraer una enseñanza teológica de ellas.

  43. valcarcel · ·

    Javier: me acabo de dar cuenta, haciendo una búsqueda, que esa era también y es — la postura de Bush: y a raíz de ello, él no ve incompatibilidad con eso y la enseñanza de la evolución como un hecho científico.

    http://www.associatedcontent.com/article/1293299/george_w_bush_bible_not_literally_true.html

  44. Bush junior es un personaje con el que no solo la comparación con el nefasto mandato obamita cada vez hace que mejore un poco más mi impresión sobre él, aunque prefiera a Reagan o, incluso, a su padre, sino que, de vez en cuando, dice que cosas que confirman uno de los mayores errores de la izquierda: creer que las caricaturas que se montan en sus mentes son reales.

    Dejando al lado el debate sobre la existencia o no de Dios, pues es absurdo y además la propia Biblia no solo no obliga a demostrarla sino que declara que el hombre no puede acercarse a Dios a través de sus propios esfuerzos ni tampoco puede entender las cosas de Dios por sí mismo, sí que es interesante comprobar que el cuestionamiento de las Escrituras por parte de los incrédulos, al desconocer la teología, siempre se hace centrando el ataque en la inexactitud o la falsedad de los hechos que se narran.

    Cuando en la Biblia no sería un manual de paleontología o un tratado histórico sobre el antiguo Oriente Medio hasta la época romana, sino un conjunto de narraciones, con mayor o menor base histórica, porque, para empezar, esa no sería la pretensión, pero que de todas sus páginas, del Antiguo o del Nuevo Testamento, podríamos sacar las mismas enseñanzas: que existe una soberanía de Dios sobre todas las cosas de este mundo, que el hombre por su naturaleza caída y pecaminosa es incapaz de alcanzar la salvación y que esta se obtiene solamente por gracia, sólo a través de la fe por la sola obra de Cristo, en aquellos predestinados por Dios, y no por buenas obras, aunque estas sean el testimonio de la fe y para ello la Biblia nos dé el patrón, la parte moral, la parte de la ley no derogada por Cristo.

    Lo rechazable de plano sería desde luego este creacionismo científico, usar el calzador para introducir en la Biblia hipótesis que ni siquiera se pueden etiquetar como “científicas”. No es cristiano ni es bíblico porque implica una enorme desconfianza hacia Dios de parte de los que lo defienden y la realidad es que es una toda cesión ante el sector materialista y ateo dentro del evolucionismo, que es el que más se ha empeñado desde el principio, desde Darwin, y más ha insistido en que creación divina y evolución de las especies por narices deben ser excluyentes una de otra.

  45. valcarcel · ·

    Javier: quiero continuar esta discusión con usted, que se está volviendo cada vez más interesante. Por supuesto que comparto lo que me dice y ahora quiero proponerle una idea:

    Más que hablar de la literalidad de la Biblia, ¿no cree usted que se puede decir que es mejor pensar que la Biblia es más bien una analogía de la verdad? Dicho de otra forma: un sistema que es una analogía de la verdad de Dios…

    En otras palabras:

    Que la Biblia dice la verdad pero que esta verdad no es “IDÉNTICA” a la verdad de Dios – esto es: son analogías de las verdades de Dios pero quizá es un poco osado decir que la Biblia es “la verdad DE DIOS”. ¿Comprende? Me gustaría saber qué opina.

  46. molondro · ·

    Javier,

    ¿Dios no se contradice?

    ¿Ni siquiera cuando dice que la luna y el sol son “luceros” colgados en el cielo?

    ¿Ni siquiera cuando dice que el mundo fue creado, ale hop, en siete días?

    ¿En serio cree usted en todas esas paridas?

  47. No sé si quizás esté de acuerdo en que la Biblia pudiera considerarse, no un manual de historia que deba tener una precisión milimétrica o ciencia, descartamos eso, pero sí el “manual” por el cual Dios hace ver al hombre porqué es culpable ante Él, a través de la ley, para que no tenga excusa ante Su justicia, cuál es el justo castigo por transgredir esa ley y cómo algunos son salvos al morir Cristo por ellos y haber sido levantado de la muerte, así como para hacer ver a quienes sientan la seguridad de la salvación a través de la fe el camino para perseverar en la santidad. Nos revelaría la parte de la verdad que necesitamos, puesto que el conocimiento pleno de Dios es imposible para el hombre en este mundo, dada su condición limitada y pecaminosa (aunque nos dé algunas notas: eterno, infinito, inmutable, omnipotente, soberano, justo y a la vez misericordioso, etc…, no es inabarcable conocer a Dios plenamente). Posiblemente, a través de un libro, Dios nos muestra nuestras propias limitaciones.

  48. Molondro, precisamente eso es lo que estamos hablando. Jesús también dijo que Él era la vid verdadera y, que yo sepa, no era una vid.

    * “no es inabarcable conocer a Dios plenamente”, NOS es inabarcable…

  49. valcarcel · ·

    Javier: sí, la Biblia es “el manual” — no le discuto eso — ningún cristiano sincero lo discute. Pero ¿equivale a “la verdad de Dios”? Usted hace un apunte interesante y provocador:

    dice:

    no es inabarcable conocer a Dios plenamente — creo que aquí quiso decir “no es ABARcable” ¿no? Es que si no es así, no veo la conexión, Javier: es decir, si a través de la Biblia posiblemente vemos nuestras limitaciones, creo que es osado decir que no es inabarcable conocer plenamente….

    y ahora le digo yo:

    Esa “laguna” es importante. No hablo de un “misterio” en el sentido romanista abstracto. Pero la idea de que un creyente pueda entender y comprender absolutamente todo lo relacionado con Dios creo que es surrealista. Al contrario, creo que la verdad que Dios nos ha revelado sobre sí mismo en las Escrituras supera muchísimo cualquier comprensión puramente humana.

  50. He puesto la fe de erratas, pero sí efectivamente quise decir que nos es inabarcable conocer plenamente a Dios, no podemos. No solo sería una contradicción tremenda sino que el hombre que pensara lo contrario incurrirá en una enorme prepotencia y soberbia.

    Lo que quise decir con el manual es que entiendo que sí es la verdad, pero una parte de la verdad de Dios, la que por Su voluntad nos ha revelado y la que necesitamos. Toda la verdad de Dios no, puesto que incluso como bien dice al final lo que nos ha revelado supera cualquier comprensión puramente humana. ¿Cuántos leen la Biblia y no se enteran de nada o no son capaces de comprender medianamente ni extraer ni uno solo de los mensajes de los que hablé en el comentario de las 17:21 a pesar de que están presentes en cada página o que ven incoherencias entre el Antiguo y el Nuevo Testamento?

  51. valcarcel · ·

    jeje sí, acabo de verla Javier, pensé que era un mensaje a molondro y no me di cuenta.

    Y sí, ahora hemos llegado a un acuerdo pero permítame decirle que no me resulta suficiente sin poder sacar algunas lecciones de acción política sobre esas conclusiones que hemos sacado…

    empiezo ahora con una pregunta: siendo esto así como hemos acordado, ¿rechaza usted el concepto de revelación proposicional? Si no entiende lo que quiero decir, me refiero a lo que hablamos en el verano sobre la economía: el problema de la Escuela Austriaca por ejemplo, es ese sistema “axiomático” — ¿cree usted que es responsable ser axiomático en el cristianismo? Me está gustando mucho esta discusión.

  52. Recuerdo el debate del verano, he estado repasando sus entradas y en una de ellas cita la Confesión de fe de Westminster: “La autoridad de las Sagradas Escrituras, para lo cual deben ser creídas y obedecidas, no depende del testimonio de ningún hombre o iglesia, sino enteramente de Dios (que es la Verdad misma), el autor de la misma , y por lo tanto, se tiene que recibir, porque es la palabra de Dios” y “El consejo de Dios, sobre todas las cosas necesarias para su propia gloria, la salvación del hombre, la fe y la vida, es algo que ya está expresamente establecido en la Escritura, o por consecuencia buena y necesaria se puede deducir de la Escritura: a la cual no debemos nunca agregar nada, ya sea por nuevas revelaciones del Espíritu o por las tradiciones de los hombres”.

    En la última nos pusimos de acuerdo (para variar) en varios puntos y de hecho esas reflexiones me sirvieron para escribir una entrada. Sí, creo en la revelación proposicional, la Biblia dice la verdad, contiene una serie de proposiciones (que existe una soberanía de Dios sobre todas las cosas de este mundo, que el hombre por su naturaleza caída y pecaminosa es incapaz de alcanzar la salvación y que esta se obtiene solamente por gracia, sólo a través de la fe por la sola obra de Cristo, etc.), o axiomas, que son ciertas y esas, como dijeron los reformadores, proceden de Dios, de Su Revelación, no de experiencias sensoriales propias o de pruebas. En los libros puede haber variedad de estilos de escritura, explicarse el mismo acontecimiento de manera algo diferente o citarse hechos sin hacer una descripción palabra por palabra del acontecimiento pero sabemos que son la verdad porque proceden de la autoridad de Dios.

    Allí le comenté: “De la Biblia podemos extraer ejemplos y principios económicos como la censura del gasto público excesivo (cuando Samuel se opuso al deseo de Israel de ser gobernado por un rey ante los enormes gastos que ocasionaría el mantenimiento de la estructura administrativa de la realeza), un tipo impositivo único, el respeto a la propiedad privada (la historia de Nabot y cómo se opone a la expropiación de su viña por el rey Acab), el cumplimiento de lo estipulado en los contratos (la parábola de los viñadores), la conveniencia de no despilfarrar en épocas de bonanza económica sino llenar el “granero” de las arcas públicas y el carácter cíclico de los períodos de bonanza y recesión (las medidas ordenadas por José cuando fue nombrado gobernador de Egipto ante los años de vacas flacas), la prohibición de los préstamos “subprime” o la prohibición de una política monetaria inflacionista.

    Pero todos estos no pasarían de lo curioso y anecdótico (“mira qué curioso lo que dice aquí la Biblia”) y no se podría defender un sistema económico con una certeza de verdad, basado en estos principios, sin reconocer primero que todo es cristiano, la economía incluida (cosa que no hace actualmente ningún economista)”, y me contestó que debíamos dar cabida a los dos métodos, lo que podíamos hacerlos perfectamente con la Escuela de Chicago, sin rechazar un cierto empirismo. Partiendo de la Biblia como la verdad ¿Quería decir, entendí así y creo que en eso estábamos de acuerdo, que aceptaríamos las bases del libre mercado como la verdad puesto que sería concordante con la Biblia, la única certeza que tenemos de la verdad y a partir de donde siempre hemos de empezar, pero que el empirismo no debemos rechazarlo de plano sino que puede ser útil para resolver algunos problemas económicos concretos?

    Creo que se pondría en relación con esto: “La Lógica no es una idea griega encontrada en la Escritura, y algunos de los que afirman eso son cristianos. Y cuando los cristianos me acusan de agregar lógica a la Biblia de forma ilícita, muestran su ignorancia de las Escrituras. El primer versículo del primer capítulo del Evangelio de Juan puede ser traducido como “En el principio era la Lógica, y la lógica estaba con Dios y la Lógica era Dios.”.

    Si algo ha quedado un poco confuso, ya que no estoy muy sobrado de tiempo para escribir y ando un poco espeso, intentaré aclararlo. Lleva dos días haciéndome irme tarde de mi trabajo, pero bueno esto es lo que tiene un blog donde se plantean debates y no todo son ristras de comentarios adulando al autor.

  53. valcarcel · ·

    ¡No puede ser Javier! Me disculpa si le hag producir menos – el trabajo es lo primero caballero pero a la vez creo que estos temas sí son importantes y si Dios nos permite el lujo de hablar aquí, debemos hacerlo si procede.

    Bien: No Javier, le he entendido perfectamente – lo que quiero decir es que si usted cree que debemos mantener la postura de aquél debate. Y visto lo que usted dice, todo apunta a que sí — por eso quizás sería más relevante que yo redacte un artículo con otros puntos de vista que me circulan en la cabeza y me inquietan…y así poder llegar a nuevos acuerdos o simplemente mantener aquellos que sostuvimos en el verano.

  54. ¡No, no se preocupe, Don Alfredo! Yo nunca descanso, solamente he tenido que organizarme muy bien para ir comentando mientras hago otras cosas.

    Sí, a eso iba. Los artículos son largos y bastante densos pero las conclusiones del último son una buena base, un punto de partida para las cuestiones políticas (no solo económicas) que se planteen) y sí, sigo estando de acuerdo.

  55. valcarcel · ·

    Vaya Javier: es usted más fiable de lo que yo pensaba jeje — es que, supongo que usted sabrá que muchas de mis preguntas son para “examinar” a mi interlocutor…de momento, está clarísimo que no está poseído por doctrina satánica. Eso me agrada, Javier — por eso digo que es “más de fiar” de lo que pensaba – porque cada día que pasa, usted se consolida más y más dentro de estas ideas que defiendo aunque sí, quiero escribir otro artículo dando otra perspectiva y usted puede usar el otro artículo veraniego como base para elegir si tomar la postura nueva o quedarse con lo que dijimos en el verano.

  56. […] de esto es el conocido como “creacionismo científico”. Les recomiendo esta entrada publicada, hace varias semanas, por el señor Alfredo en su bitácora. Este movimiento supone algo así como tirar a la papelera 2 Timoteo 3:16-17, “Toda la […]

  57. […] las manifestaciones de esto es el conocido como “creacionismo científico”. Les recomiendo esta entrada publicada, hace varias semanas, por don Alfredo en su bitácora. Este movimiento supone algo así como tirar a la papelera 2 Timoteo 3:16-17, “Toda la Escritura […]

  58. molondro · ·

    Sobre el artículo de la Idolatría, un par de comentarios. En él se dice:

    “ES INÚTIL RAZONAR, EN BASE A LA LÓGICA, SOBRE LA EXISTENCIA DE DIOS CON ATEOS, PUES LA FE NO SE OBTIENE A TRAVÉS DE DEDUCCIONES LÓGICAS Y, ADEMÁS, LOS ATEOS SIEMPRE EMPIEZAN A CONSTRUIR SUS PREMISAS A PARTIR DE LA NEGACIÓN DE DIOS”.

    Es curiosa esta afirmación, cuando lo que ocurre es precisamente lo contrario. Son los creyentes quienes siempre empiezan a construir sus premisas a partir de la afirmación de Dios (lo que supone un prejuicio, que además es incuestionable, puesto que para el creyente negar a Dios supone la condenación).

    La postura cristiana parte de un prejuicio (la afirmación previa de la existencia de Dios). La postura de los ateos (que partiría, según el artículo, de la negación de Dios) no puede ser un prejuicio por una simple razón: la que ha dado en llamarse “el peso de la prueba”. La obligación de demostrar algo corresponde a quien afirma su existencia, no al quien la niega o la pone en duda. Por ejemplo, yo puedo afirmar que los fantasmas existen, o que los OVNIS existen. Entonces el peso de la prueba recae sobre mí. No puedo acusar a los demás de “construir sus premisas a partir de la negación de los fantasmas o los OVNIs”.

    Otra cosa:

    “Por cierto, mi posición: creación y evolución no han de ser excluyentes”.

    No tendrían que ser excluyentes si no se contradijeran, pero el caso es que se contradicen, y por lo tanto una de las dos ha de ser falsa.

    En una cosa estoy de acuerdo:

    “Pero es que el creacionismo científico ni es ciencia ni es fe”.

    Cierto. Porque para ser ciencia debe seguir el método científico, y entonces no puede introducir en una hipótesis un elemento que no es contrastable (la divinidad). Por la misma razón no se consideran científicas teorías como el psicoanálisis, porque introducen elementos (como el ego o el superego) que, aunque puedan explicar el comportamiento, no pueden ser observados ni contrastados.

    Saludos.

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: