¿Qué economía defiendo? ¿Científica o cristiana o qué? (I)

El otro día, en mi penúltima entrada, donde desmontamos eso de la “Escuela Austriaca”, surgieron varios debates interesantísimos. Hoy hablaré sobre mi particular concepto de la economía y espero que surja un debate interesante. En estos temas, tengo la mente “muy abierta” a pesar de que tengo las ideas bien claras. Pero, si alguien me aporta argumentos convincentes desde posturas empiristas, o “científicas” para la economía, bienvenidos sean.

Antes de entrar en eso de la “Escuela Cristiana” de la Economía, hay que definir los términos principales. Mucha gente cree que sabe lo que significa la palabra “cristiano” y “economía” pero lo cierto es que la mayoría de las personas son bastante ignorantes y analfabetas, incluido muchos cristianos que se limitan a leer la Biblia por la noche con el vasito de leche y las dos paginillas habituales.

La palabra “cristiano” y “economía” se han utilizado en muchas distintas formas confusas, tanto por los que profesan ser cristianos así como los que profesan ser “economistas.”

Definiciones

Con “cristiano” me refiero a todas las proposiciones de la Biblia y sus implicaciones lógicas. El mejor resumen, hasta la fecha, de este sistema lógico de verdades es la Confesión de Westminster. Con “Cristiano” no estoy hablando de la definición que enseñan la mayoría de las “iglesias” contemporáneas, ni lo que los predicadores “progres” que se creen modernos y “del pueblo” por no llevar una corbata predican ni tampoco me refiero a un estílo de vida, ni a un código moral. Tampoco estoy hablando de lo que se entiende como “La Cristiandad.”

Con el término “Cristiano” estoy hablando del sistema de proposiciones verdaderas que encontramos en los 66 libros de la Santa Biblia y sus implicaciones lógicas.
Eso, espero, será suficiente para dar una definición bastante clara de la palabra “cristiano”.

En cuanto al término “economía”, aqui el asunto se hace más difícil. Como ya hemos visto en mis dos últimas entradas sobre la economía, los economistas profesionales no se ponen de acuerdo sobre lo que es la economía. Pero dejadme aportar mi definición y hablar sobre lo que la economía NO es. En primer lugar, “la economía” no quiere decir “un sistema económico” en general, ni específico, como el capitalismo o el socialismo. No debemos confundir “economía” con tipos de economías. En segundo lugar, la “economía” no se refiere a una política pública en particular. En tercer lugar, la economía no es finanzas. La economía es teoría, doctrina; como el Cristianismo, la economía es un sistema lógico de proposiciones. Es un cuerpo de proposiciones sobre la lógica de la capacidad que tiene el ser humano para elegir entre las cosas.

La pregunta ante nosotros es: ¿Cómo es que estos dos cuerpos de propisiciones, Cristianismo y economía, se unen, si es que acaso se unen? Existen dos posibilidades: Que haya una relación entre la economía y el Cristianismo; o que no tengan ninguna relación. Si tienen relación, ¿en qué o cómo?

¿Uno necesita del otro? ¿Hay uno que contradiga lo otro? ¿Hay un sistema verdadero y otro falso? ¿Hay uno revelado y otro propuesto? En una universidad cristiana, ¿qué sitio debe ocupar, si alguno, la economía? Estas preguntas son fundamentalmente epistemológicas y la epistemología tiene que ser el primer gran obstáculo a superar.

Epistemología

Hay muchos cristianos que viven como si no hubiera una epistemología exclusivamente Cristiana. Sea cual sea su confesión, operan como si fueran naturalistas, deistas o místicos. Actúan como si sólo tuviéramos la sensación y la razón, o quizás alguna intuición mística, o mezclas de todo esto. Pero yo digo que la Biblia es la Palabra de Dios y yo entiendo que eso significa que la Biblia, y nada más que la Biblia, tiene que ser mi punto de partida, mi único criterio epistemológico, en cualquier discusión. Así pues, empiezo con la Biblia. Esta filosofía la podemos llamar “Sola Scriptura” y la resumimos así:

1. Epistemología: Revelación proposicional únicamente.

2. Soteriología: La creencia y nada más.

3. Metafísica: Deísmo sólo.

4. Ética: Ley divina únicamente.

5. Teoría política: monarquía o república constitucional

6. Teoría económica: la lógica de la opción humana

Dicho en términos más rústicos, podemos decir:

1. Epistemología: “Me lo dice la Biblia.”

2. Soteriología: “Cree en Señor Jesucristo y serás salvado.”

3. Metafísica: “En Él vivimos y nos movemos y tenemos nuestro ser.”

4. Ética: “Obedecemos a Dios y no a los hombres.”

5. Teoría política: “¿Acaso no tengo derechos, que me ha dado Dios, para hacer con mi propiedad lo que me apetezca dentro de la ley y con la representación adecuada?”

6. Economía: “El hombre es la imagen de Dios.”

La primera parte de esta filosofía, la epistemología, la teoría del conocimiento, es también la más importante. Sostengo que Dios revela el conocimiento y la verdad en la Biblia únicamente. El cristianismo es la verdad proposicional revelada por Dios, las proposiciones que se han escrito en los 66 libros de la Biblia. La revelación proposicional es el punto de partida del cristianismo, su único axioma, su única fuente de verdad.

Algunas personas, algunas de las cuales son académicas, insisten en que no tienen ninguna axioma. Eso es como negar que se habla en prosa. Las personas, como los sistemas de la filosofía, tienen que empezar a pensar desde alguna parte. Cualquier sistema de pensamiento, ya sea la “filosofía” o la teología o la geometría, así como toda persona, sea cristiano o budista-humanista debe empezar a pensar con alguna proposición inicial. Ese principio, por definición, es sólo eso, un comienzo. Nada lo antecede. Es un axioma, un primer principio. Esto significa que aquellos que empiezan con la sensación del sentido de la experiencia en lugar de la revelación, en un esfuerzo por evitar los axiomas, no han evitado todos los axiomas: Simplemente, han cambiado el axioma cristiano de la revelación proposicional por el axioma laico de la experiencia sensible. Ese fue el pecado de nuestros primeros padres en el Jardín del Edén.

Tomás de Aquino, el filósofo católico del siglo XIII, trató de combinar dos axiomas en su sistema: el axioma secular de la experiencia sensorial que obtuvo del pagano Aristóteles y el axioma cristiano de la revelación proposicional que obtuvo de la Biblia. Su síntesis no tuvo éxito. La carrera de la filosofía occidental desde su tiempo hasta la nuestra puede ser entendida como la historia de la caída del condominio aristotélico-cristiano de “”Santo”” Tomás. A pesar de la debacle, hoy la forma dominante de la epistemología en los círculos supuestamente cristianos, tanto católicos-romanos y protestantes, es el empirismo. Al parecer, los teólogos de hoy han aprendido muy poco del fallo de Tomás de combinar axiomas laicos y cristianos.

La soteriología es paralela a la epistemología. Así como los hombres no podemos salvarnos sin Cristo por nuestro propio esfuerzo y mérito, sino que somos salvados por gracia, solamente por la fe sola, sólo por Cristo, es lógico que los hombres no descubrimos el conocimiento de nuestro propio poder, utilizando nuestros propios recursos naturales, sino que recibimos el conocimiento como un regalo de Dios a través de la revelación proposicional únicamente.

Las lecciones del fracaso del tomismo no deben ser olvidadas. Yo NO acepto la idea naturalista de que la intuición, la experiencia sensible, o la razón, ya sea sola o en conjunto, nos proporcionan el conocimiento. Hay que señalar los problemas, fracasos, engaños y falacias lógicas implicadas en creer en nuestra capacidad de descubrir la verdad. Mi filosofía se basa solamente en la revelación proposicional. Rechazo los sentimientos, la intuición, la experiencia sensible, y la razón como formas de descubrir la verdad y eso tiene muchas consecuencias, una de ellas es que las pruebas sobre la existencia de Dios son todas falacias lógicas, las reivindique un cristiano o no. Desde David Hume e Immanuel Kant, ellos tenían razón en el rechazo a tales pruebas: La sensación y la razón no pueden probar que Dios existe y no simplemente porque Dios no se puede detectar o inferir válidamente de la sensación, sino porque nada se puede inferir válidamente de la sensación.

Los argumentos para la existencia de Dios fracasan porque el axioma y el método se equivocan, el axioma de la sensación y el método de la inducción, no porque Dios sea un cuento de hadas. El axioma cristiano, el fundamento sobre el cual todos los de la doctrina cristiana se construye, no es el sentimiento, ni la sensación, ni la intuición, o la razón: es la revelación proposicional únicamente. El método cristiano, bíblico, de la argumentación es la deducción, NO la inducción.

El punto de vista naturalista, un punto de vista sostenido también por muchos cristianos nominales, incluso algunos que dicen ser reformados, es que el hombre descubre la verdad aparte de las Escrituras. Ha sido la opinión de prácticamente todos los economistas-al menos todos los que reconocen que existe tal cosa como la verdad. La visión cristiana es que la verdad es un regalo de Dios, quien amablemente se la revela a los hombres. La verdad, es decir, el cristianismo, afirma que la teoría del conocimiento es paralela a la realidad, es decir, el cristianismo, de la doctrina de la salvación. Así como los hombres no podemos salvarnos sin fe en Cristo, tampoco descubrimos nada de la verdad sin Él, y a través de la revelación proposicional solo tenemos conocimientos. Los hombres son iluminados y salvados por Dios. En efecto, la Escritura se refiere a la salvación como la iluminación-como “llegue al conocimiento de la verdad.” El hombre no puede hacer nada aparte de la voluntad de Dios y el hombre no puede saber nada, aparte de la revelación de Dios. El hombre es totalmente dependiente de Dios, tanto para el conocimiento como para la salvación.

Lógica

Esto no quiere decir que no conocemos más que las proposiciones de la Biblia, sino también podemos conocer sus implicaciones lógicas también. La Confesión de Fe de Westminster dice: “La autoridad de las Sagradas Escrituras, para lo cual deben ser creídas y obedecidas, no depende del testimonio de ningún hombre o iglesia, sino enteramente de Dios (que es la Verdad misma), el autor de la misma , y por lo tanto, se tiene que recibir, porque es la palabra de Dios.” Con estas palabras, y por el hecho de que la confesión empieza con la doctrina de la Escritura, no con pruebas de la existencia de Dios, la Confesión se revela como un documento lógico y bíblico.

Continuando con la idea de la deducción lógica, la Confesión, dice: “El consejo de Dios, sobre todas las cosas necesarias para su propia gloria, la salvación del hombre, la fe y la vida, es algo que ya está expresamente establecido en la Escritura, o por consecuencia buena y necesaria se puede deducir de la Escritura: a la cual no debemos nunca agregar nada, ya sea por nuevas revelaciones del Espíritu o por las tradiciones de los hombres.”

La Lógica no es una idea griega encontrada en la Escritura, y algunos de los que afirman eso son cristianos. Y cuando los cristianos me acusan de agregar lógica a la Biblia de forma ilícita, muestran su ignorancia de las Escrituras. El primer versículo del primer capítulo del Evangelio de Juan puede ser traducido como “En el principio era la Lógica, y la lógica estaba con Dios y la Lógica era Dios.” Pero cada palabra de la Biblia desde Edén en el Génesis al Amén en Apocalipsis 22:21, es un ejemplo de la ley fundamental de la lógica, la ley de la contradicción. Sólo la inferencia deductiva puede ser válida, y la inferencia deductiva es la principal herramienta de la exégesis y hermenéutica. La capacidad de sacar consecuencias buenas y necesarias es una parte esencial de la comprensión de las Escrituras. Tenemos que de verdad entender el papel central de la lógica en la comprensión y la enseñanza de la cristiandad, y tenemos que entender que Dios es racional,
y el hombre, porque él está hecho a la imagen de Dios, es también racional. De otra forma, no podrá ver la conexión entre economía y cristianismo.

Mañana terminaré esta exposición y hablaré sobre la teología sistemática y la alternativa a este problema de la “economía como ciencia”.

Anuncios

27 comentarios

  1. El Moli de Getafe · ·

    Me dirá que soy demasiado impaciente, pero creo que tengo ya claro cuales son sus ideas primeras y necesito conocer sin más espera hasta donde le llevan.

    Le puede parecer curioso, pero desde mi particular “papismo”, ese que yo defino “a la romana y a la polaca, que no a la española ni a la italiana”, y saltando por encima de su simpática brusquedad, siempre encuentro un fondo con el que me siento identificado.

    Y sí, ya he entendido lo de su antipatía hacia los de la Red Liberal y su anatemización de los anarcos, pero estoy deseando saber algo más de sus opiniones sobre otros asuntos “concretos”.

  2. valcarcel · ·

    ¿como cuales otros asuntos “concretos” El Moli?

    ¡Y sí que es usted impaciente! Pero le diré algo para orientarle más allá:

    Quizá se podría decir que yo en este tema no soy absolutista porque en el cristianismo, la epistemología que se utiliza es amplia,

    Puede haber un cristiano empírico, otros lo son por “tradicion”, otros son racionales, y otros, como yo, creen en la Revelación, que es la postura más coherente, lógica y superior y usted lo sabe bien, supongo, aunque sea un papista o un refrito eclosionado vaticanero.

    Sin embargo, un cristiano coherente no acepta todas esas epistemologías en los mismos términos. Tiene que, o debe, subordinarlas a la Revelación. Esta subordinación funcional y coherente no limita, en absoluto, la razón, o la experiencia, o la tradición: la orienta y les da un sentido adecuado. Contribuye a utilizarlas en una forma que ninguna otra cosmovisión puede hacer.

    Pero como digo, es un tema en el que pienso muchísimo y ahora mismo es tarde y aun sigo dándole vueltas….pero más o menos, es eso.

  3. El Moli de Getafe · ·

    Lo ve, en todo coincido.

    Y si no me lo toma a mal, me atrevería a asegurar que eso que dice de que la Revelación no limita a la tradición me lo podría estar perfectamente diciendo un señor que fue muy importante para mí y que yo llamaba “El Cura” por considerar que igual que él no había otro.

    Y lo de que la Revelación tampoco limita a la experiencia y a la razón encontraría yo una puerta a la coincidencia con aquellos que veían en el perfecto engranaje del universo la prueba de Su existencia.

    En cuanto a lo de “concretos”, quizá tendría que haber dicho “mundanos”, o “económicos” ya que estamos hablando de esto.

  4. valcarcel · ·

    @El Moli:

    Pues siento decirle que sí me lo tengo que tomar a mal pero más que nada porque cuando usted lea la segunda parte de esta exposición, verá que no habrá la coincidencia que ud supone aunque lo parezca de forma superficial en este momento.

    Lo que quiero decir con “tradición” es muy distinto a la “tradición” que ud tiene en mente: quiero decir que de la Revelación se puede extraer una defensa de las tradiciones correctas, no de la “tradición” papista en absoluto, pues esa tradición contradice la Revelación bíblica.

    Sobre lo del universo como prueba de Su existencia, pues mire, la diferencia está en que nosotros simplemente lo afirmamos, no intentando demostrar lo indemostrable. Como yo soy una persona coherente, la Biblia en ningún momento demuestra nada científico. Es más, si ahora cojo unas tijeras y recorto del Génesis cada versículo que contradice la Ciencia, seguramente me quedaría con un Génesis bien agujereado.

    Ah y bueno sí, sí, tengo siempre mucho que decir sobre temas “mundanos”, aunque si ud mira en los archivos, verá la cantidad de temas mundanos que ya he tocado…aunque faltan muchos, como todo en la vida.

  5. Voy a hacer un comentario un tanto duro, pero creo que el debate lo merece.

    La deducción y la lógica son necesariamente métodos racionalistas, pero no nos dicen nada de la realidad. Lo que uno quiere saber es por qué toma como axioma la revelación bíblica y no otra cosa. Y qué es lo que hace Dios para que usted tome como axioma la revelación bíblica y no otra cosa. Es a eso, básicamente, a lo que me refiero.

    La razón y la experiencia sensible tan sólo son instrumentos a partir de los cuales no se puede inferir que Dios existe ni que sea de una forma o de otra. Pero es necesaria la razón para hacer las deducciones lógicas que está usted haciendo y es necesaria la experiencia sensible, siquiera, para que usted tenga algún contacto con la realidad. Un objeto, que no tiene razón ni experiencia ninguna, no está dotado de vida y por tanto no puede conocer a Dios; un hombre, que sí posee razón y experiencia, puede conocerlo; que no significa que su razón y su experiencia le lleven necesariamente a conocerlo, ni que sean suficientes. Insisto en esto, pues sin la revelación no hay nada que hacer: yo no soy racionalista ni empirista en sentido absoluto.

    La razón y la experiencia sensible, por sí solas, pueden llegar lejos. Y es eso lo que creo que está diciendo Pablo. Pero que falta el último paso, que es aceptar la revelación divina. Pablo era un fariseo, conocía perfectamente las escrituras, tenía una moral intachable, pero perseguía a los cristianos. Sus deducciones racionalistas, su aceptación ciega de una Revelación de la que no tenía ni idea, le conducían a perseguir a los cristianos. ¿Era un error de lógica? ¿Por qué se cometen errores de lógica con la mejor intención del mundo? ¿No es cierto que hay infinitas posibilidades de cometer errores de lógica cuando cada cual se acerca a la Biblia de cualquier manera?

    Si lo que quiere usted decir es que, para entender las Escrituras, no necesitamos al Espíritu Santo, porque la sola scriptura se basta y se sobra, porque todo es deducible tan sólo empleando la razón correctamente, estamos idolatrando la razón y al mismo tiempo negando la Biblia, porque la propia Biblia habla de que el Espíritu Santo nos guiará a toda verdad.

    Le he puesto algún ejemplo de por qué creo que Dios se manifiesta también a través de la experiencia sensible -el llamado de Dios a hacer una obra-, que no me ha aclarado. Tampoco significa que Dios no pueda revelarse a través de otros medios que no sean la experiencia sensible. Le pondré otro ejemplo. Jesús dijo que fuéramos por todo el mundo y predicáramos el Evangelio, pero el apóstol Pablo no pudo ceñirse a esa deducción lógica, dando por hecho que la razón autónoma basta para interpretar las Escrituras. Lea Hechos 16:6-10:

    “Y atravesando Frigia y la provincia de Galacia, les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia; y cuando llegaron a Misia, intentaron ir a Bitinia, pero el Espíritu no se lo permitió. Y pasando junto a Misia, descendieron a Troas. Y se le mostró a Pablo una visión de noche: un varón macedonio estaba en pie, rogándole y diciendo: Pasa a Macedonia y ayúdanos. Cuando vio la visión, en seguida procuramos partir para Macedonia, dando por cierto que Dios nos llamaba para que les anunciásemos el evangelio”.

    ¿Significa eso que la Biblia no vale y que Dios se revela por experiencia sensible? No, yo no idolatro tampoco la experiencia sensible, ni ningún método concreto que Dios utilice para hablar a una persona. Pero que Dios sea lógico no significa que interpretemos la Biblia correctamente o que no necesitemos, en determinados casos, que Dios nos hable a través de una imagen lo que no se puede entender con palabras. Es ilógico, además, y antibíblico, pensar que Dios sólo habla a través de la Biblia y no utilice otras formas. Dios es lógico, pero eso no significa que no necesitemos al Espíritu Santo, pues de lo contrario los cristianos con menos capacidad mental quedarían sin entender nada de Dios.

    La Biblia sigue siendo el fundamento, la palabra inspirada por Dios, de la que no hay sombra de duda. Yo siempre me fiaré más de lo que dice la Biblia que de cualquier experiencia sensible. Y sin embargo, mi razón no alcanza a deducir de la Biblia todo lo que tengo que hacer en mi vida cotidiana, aunque utilice ésta como guía. Sé que la intuición no basta, que Dios es el Logos -de hecho, que el Espíritu Santo les prohíba a los apóstoles entrar en determinadas ciudades, por lógica, puede deducirse que Dios tenía otra prioridad en ese momento, para que no entre en contradicción con su mandato de predicar el Evangelio-, pero eso no significa que mi razón tenga que deducir toda la voluntad de Dios de la Biblia, sino de la vida en general. Más que en la sola scriptura, aunque usted niegue en este artículo defender el racionalismo, parece que usted sea un racionalista bíblico, que al igual que Descartes partiera del cogito ergo sum, usted partiera de una Biblia de la que sólo razón autónoma es intérprete. Perdóneme si no es eso lo que está diciendo, pero aunque usted no lo reconozca es la impresión que últimamente me está causando usted.

    En ocasiones, se diría que usted cree que el Dios del Antiguo y del Nuevo Testamento es el mismo, pero desde el Apocalipsis hasta hoy ha cambiado, y a Dios se le conoce de otra manera, cuando la Biblia no sólo nos muestra sesudos eruditos escudriñando las Escrituras y extrayendo conclusiones lógicas de la Biblia, sino gente que en su vida cotidiana tiene una revelación personal, que no entra en contradicción con aquellas palabras que son para todo cristiano. Es además esa revelación personal lo único que les permitía cumplir la ley de Dios, pues quien no ha nacido de nuevo verdaderamente no lo conoce. Recuerde a Nicodemo, que ni siquiera era hostil a Jesús, pero que no había deducido hasta ese momento de las Escrituras que era necesario nacer de nuevo.

    Saludos.

  6. molondro · ·

    “la Biblia, y nada más que la Biblia, tiene que ser mi punto de partida, mi único criterio epistemológico, en cualquier discusión”.

    Cada uno és libre de tener los criterios epistemológicos que quiera, pero ¿aplicaría usted esos mismos criterios si, en lugar de economía, habláramos de madicina?
    ¿Rebunciaría a la investigación empírica, a experimentar con nuevos medicamentos y a observar sus efectos,y se limitaría a tratar a los enfermos simplemente con lo que dice la Biblia?
    Recuerde que su artículo afirma que la Biblia es su criterio epistemológico “en cualquier discusión”.
    Si todo el mundo pensara como usted no se habrían descubierto las vacunas o los antibióticos, que tantas vidas han salvado.

    Por otra parte, creo que es usted demasiado radical rechazando el empirismo. Ya le dije en otro comentario que creo que la observación y el estudio empírico de la naturaleza y de la sociedad no se contradice con una postura cristiana: si Dios nos ha dado ojos, será para que miremos, y si nos ha dado razón será para que razonemos. ¿Qué hay de malo en observar cómo es el mundo e intentar extraer leyes sobre su funcionamiento? ¿En qué se contradice ello con la Escritura?

    Finalmente, existe en la economía un componente ideológico muy fuerte que no se halla presente en otras ciencias. Puede haber varios tratamientos posibles para un enfermo, pero siempre habrá uno que será objetivamente más eficaz. En cambio pueden existir varios modelos económicos distintos (todos viables) y elegir entre ellos depende de la opción política o ética de cada uno.
    En este punto sí que veo sensato que un cristiano se atenga a lo que dice la Biblia, pero en el estudio “puro” de la economía me parece que el método científico es, con mucho, el más eficaz, como ya ha demostrado en otros muchos campos.

    Saludos.

  7. molondro · ·

    Fe de errores:

    “medicina” “renunciaría”

  8. valcarcel · ·

    Gracias Samuel por su comentario. Ya dije en un principio que este es un tema que levanta muchas ampollas y yo para nada me voy a cerrar a mi “sistema” cuando estamos hablando de algo tan importante. Quiero, de hecho, comentarios duros así como el suyo.

    Bien, vamos al asunto de lo que ha comentado:

    “La deducción y la lógica son necesariamente métodos racionalistas, pero no nos dicen nada de la realidad.”

    Esto es irse un poquitin por la tangente. El axioma que sirve como mi punto de partida no me dice que Dios no hable en ningún otro sitio (como ud afirma más adelante) que no sea la Biblia (aunque ya hemos hablado del tema de los milagros, por ejemplo, que yo creo que hoy no existen)…sino que lo que yo sostengo es que nada que esté fuera de la Biblia puede comprobarse como algo “verdadero.” Es decir, solo podemos saber 100% que la Palabra en la Biblia es la verdad. Lo demás se reduce bastante a opiniones.

    “Lo que uno quiere saber es por qué toma como axioma la revelación bíblica y no otra cosa. Y qué es lo que hace Dios para que usted tome como axioma la revelación bíblica y no otra cosa. Es a eso, básicamente, a lo que me refiero.”

    Porque la propia Biblia nos dice que sirve para instruir y corregir y para servir como nuestro punto de partida.

    Yo le preguntaría: ¿por qué no? Si usted se fija en todos los sistemas de pensamientos, todos empiezan a partir de un axioma.

    “Un objeto, que no tiene razón ni experiencia ninguna, no está dotado de vida y por tanto no puede conocer a Dios; un hombre, que sí posee razón y experiencia, puede conocerlo; que no significa que su razón y su experiencia le lleven necesariamente a conocerlo, ni que sean suficientes. Insisto en esto, pues sin la revelación no hay nada que hacer: yo no soy racionalista ni empirista en sentido absoluto.”

    Voy a pensar sobre esto…luego le contesto porque aquí ha mezclado varios asuntos, todos igualmente importantes pero distintos.
    Así como lo que ud dice de Pablo y los errores.

    “Si lo que quiere usted decir es que, para entender las Escrituras, no necesitamos al Espíritu Santo, porque la sola scriptura se basta y se sobra, porque todo es deducible tan sólo empleando la razón correctamente, estamos idolatrando la razón y al mismo tiempo negando la Biblia,”

    No, no es eso lo que quiero decir.

    “Pero que Dios sea lógico no significa que interpretemos la Biblia correctamente o que no necesitemos, en determinados casos, que Dios nos hable a través de una imagen lo que no se puede entender con palabras.”

    Lo que yo todavía estoy buscando es que alguien me diga cómo lo que son simplemente manchas de tinta en una página, vibraciones en el aire, etc forman o son “conocimiento”. En otras palabras Samuel, ¿cuando es que la sensación se convierte en percepción?

    Algunos lo asumen o lo suponen, pero nunca lo demuestran.

    “Es ilógico, además, y antibíblico, pensar que Dios sólo habla a través de la Biblia y no utilice otras formas.”

    Yo no he dicho que Dios sólo hable a través de la Biblia pero tampoco sabemos del todo en qué “otras formas” concretas “habla” — ya que para hablar necesitamos “Palabras”…y lo demás son percepciones que tenemos.

    “Dios es lógico, pero eso no significa que no necesitemos al Espíritu Santo, pues de lo contrario los cristianos con menos capacidad mental quedarían sin entender nada de Dios.”

    Por supuesto que necesitamos el Espíritu Santo pero eso ya de por sí está dicho en la Biblia.

    “pero eso no significa que mi razón tenga que deducir toda la voluntad de Dios de la Biblia, sino de la vida en general. Más que en la sola scriptura, aunque usted niegue en este artículo defender el racionalismo, parece que usted sea un racionalista bíblico, que al igual que Descartes partiera del cogito ergo sum, usted partiera de una Biblia de la que sólo razón autónoma es intérprete. Perdóneme si no es eso lo que está diciendo, pero aunque usted no lo reconozca es la impresión que últimamente me está causando usted.”

    No, lo que pasa es que hay muchos traficantes del “empiricismo” como ud bien sabe. Lo que yo digo es que el axioma es infalible así como la deducción lógica es infalible: pero eso NO significa que nosotros seamos infalibles…son dos cosas distintas. No obstante, yo prefiero empezar con un punto de partida más realista y más perfecto que otros.

    “En ocasiones, se diría que usted cree que el Dios del Antiguo y del Nuevo Testamento es el mismo, pero desde el Apocalipsis hasta hoy ha cambiado, y a Dios se le conoce de otra manera, cuando la Biblia no sólo nos muestra sesudos eruditos escudriñando las Escrituras y extrayendo conclusiones lógicas de la Biblia, sino gente que en su vida cotidiana tiene una revelación personal, que no entra en contradicción con aquellas palabras que son para todo cristiano. Es además esa revelación personal lo único que les permitía cumplir la ley de Dios, pues quien no ha nacido de nuevo verdaderamente no lo conoce.”

    Yo no veo como ud puede sacar esta conclusión de que yo piense que Dios desde el Apocalipsis “ha cambiado” cuando la propia Biblia, mi punto de partida, lo niega.

    Quizás debo decirlo de otra forma para que ud no se alarme tanto:

    No es que SOLO la Biblia sea la verdad. No, sino que SOLO la Biblia es lo único que conocemos como algo verdadero, como la verdad. Fuera de ella, creo que es imposible “tener conocimiento”.

    Saludos

  9. valcarcel · ·

    Molondro:

    “pero ¿aplicaría usted esos mismos criterios si, en lugar de economía, habláramos de madicina? ¿Rebunciaría a la investigación empírica, a experimentar con nuevos medicamentos y a observar sus efectos,y se limitaría a tratar a los enfermos simplemente con lo que dice la Biblia?”

    No claro que no: pero diría que todo eso no es fiable — uno no obstante, puede utilizar cosas útiles, como la medicina, como algo puramente funcional y eso no quiere decir que sea “la verdad”…al menos que ud considere que “la verdad” cambia cada x tiempo, lo cual es un relativismo peligrosísimo.

    “Recuerde que su artículo afirma que la Biblia es su criterio epistemológico “en cualquier discusión”. Si todo el mundo pensara como usted no se habrían descubierto las vacunas o los antibióticos, que tantas vidas han salvado.”

    No me puedo creer lo que estoy leyendo: ¿dónde está dicho en la Biblia que no se pueda descubrir cosas nuevas en la ciencia?

    “Por otra parte, creo que es usted demasiado radical rechazando el empirismo.”

    Quizás…

    “Ya le dije en otro comentario que creo que la observación y el estudio empírico de la naturaleza y de la sociedad no se contradice con una postura cristiana: si Dios nos ha dado ojos, será para que miremos, y si nos ha dado razón será para que razonemos. ¿Qué hay de malo en observar cómo es el mundo e intentar extraer leyes sobre su funcionamiento? ¿En qué se contradice ello con la Escritura?”

    No, no se “contradice”, a veces, lo que pasa es que no es duradero porque nuestras observaciones cambian constantemente — es decir, no es 100% fiable como la Biblia, que es la pura verdad. Pero yo no puedo tener como punto de partida el empirismo.

    “En este punto sí que veo sensato que un cristiano se atenga a lo que dice la Biblia, pero en el estudio “puro” de la economía me parece que el método científico es, con mucho, el más eficaz, como ya ha demostrado en otros muchos campos.”

    Esto es totalmente lógico viniendo de usted, ya que ud no es cristiano y por lo tanto su punto de partida no puede ser la “Biblia” — pero hay cristianos que ponen el Método Científico por encima de la Biblia, lo cual a mi juicio es idolatría.

  10. valcarcel · ·

    Samuel: perdone se me escapó esto:

    “Le he puesto algún ejemplo de por qué creo que Dios se manifiesta también a través de la experiencia sensible -el llamado de Dios a hacer una obra-, que no me ha aclarado.”

    No niego ni he negado que Dios lo haga de otras formas, pero no lo sabemos al 100%. ¿Qué garantía puedo tener yo que una persona que me diga “he tenido una experiencia religiosa con Dios” realmente la ha tenido? Ud mismo dice “creo que”….pero ¿lo sabe sin lugar a dudas? 😉

  11. CalvinistaHispano · ·

    Si no entiendo mal a Samuel, básicamente se puede resumir su argumento como:

    “Ya que no se puede demostrar el axioma inicial, y ya que no es deducible de la Biblia, no se sostiene.”

    Creo que pensar así es absurdo: ¿y el método científico se puede deducir de su axioma inicial?

    Para los científicos, el Método Científico es la punta de partida, sin más.

    Otro ejemplo sería: “yo sé lo que veo”, o “puedo fiarme de mis instintos” o el propio “Cogito Ergo Sum” de Descartes.

    Casi ningún punto de partida es demostrable, hay que asumirlo.

    Ahora bien, mi crítica a Alfredo es la de siempre: si seguimos ese método, ¿cómo sabemos entonces que somos cristianos? La Biblia no dice: “Alfredo Coll es cristiano”…así que solo sería “una opinión” decir que somos cristianos…y creo que el sistema que ud defiende, aunque muy racional y lógico, es bastante nihilista y destructivo.

    Un saludo

  12. molondro · ·

    También conocemos la Biblia de una manera empírica, ya que la leemos o la escuchamos. En cualquier caso, entra en nosotros a través de los sentidos (como dice Alfredo, la “sensación”. Los empiristas británicos hablaban de “sense dates”).

    Alfredo,

    no digo que la Biblia prohiba que se descubran los antibióticos; lo que digo es que DE ELLA NO SE DEDUCE el modo de fabricar antibióticos.
    O sea, no está entre sus proposiciones ni tampoco en sus implicaciones lógicas.
    Tampoco digo que haya que poner el método científico por encima de la Biblia (allá cada cual con eso). Pero creo que ambas cosas pueden complementarse.

  13. valcarcel · ·

    Hombre molondro, tampoco del método científico se deduce el modo de fabricar antibióticos…

    no se puede deducir ningún axioma.

    Sobre la medicina, primero hay que saber qué es la medicina, y qué es un antibiótico y qué relación tienen o no con algo. De este conocimiento a priori, uno puede deducir cosas.

    Pero lo que se deduce de eso no es un principio universal. Y tampoco se basa en la experiencia, así que no es del todo “empírico”. Hasta el momento, utilizar la medicina no entra en contradicción con lo que dice la Biblia pero de ahí a hablar de complementarse….hmm…puede ser problemático. ¿Qué pasaría para un cristiano si, por ejemplo mañana, se “descubre” que la Biblia es una copia de un texto pagano?
    Si el cristiano es coherente y consistente, tendría que seguir creyendo en la Biblia…y un cristiano que cree en ella, de momento, sólo porque “no se ha demostrado su falsedad” tiene una filosofía peligrosísima.

    La Biblia no prohibe creer en cosas que probablemente o posiblemente sean extra-bíblicas y evidenciales…aun cuando no podemos “conocer” esas cosas.

    Lo que rechazo es que una “prueba” científica pueda falsificar la Biblia o tener alguna influencia sobre esas verdades.

    Y es posible, ahora entrando a calvinistahispano, que yo haya exagerado un poco pero no quiero decir que TODO lo que no esté en la Biblia sea falso…quiero decir que simplemente es desconocido. Lo único que podemos conocer con certeza es lo que dice la Biblia.

    Yo puedo “creer” que tengo hambre, o que soy uno de los elegidos de Dios. Podemos tener argumentos sólidos o fuertes para sostener o creer en estas cosas…pero no podemos SABER estas cosas en el sentido de que sean absolutamente y necesariamente la verdad. Puede que yo NO sea uno de los elegidos de Dios, o que Einstein se haya equivocado o que en vez de hambre tengo otra cosa. Hay que distinguir entre SABER y OPINIÓN. Lo que yo digo es que únicamente lo que se puede deducir de la Biblia es SABIDURÍA.

  14. Gracias, Alfredo, por su comentario, creo que ahora le entiendo un poco mejor, aunque aún hay algún punto que no comparto:

    “Esto es irse un poquitin por la tangente. El axioma que sirve como mi punto de partida no me dice que Dios no hable en ningún otro sitio (como ud afirma más adelante) que no sea la Biblia (aunque ya hemos hablado del tema de los milagros, por ejemplo, que yo creo que hoy no existen)…sino que lo que yo sostengo es que nada que esté fuera de la Biblia puede comprobarse como algo “verdadero.” Es decir, solo podemos saber 100% que la Palabra en la Biblia es la verdad. Lo demás se reduce bastante a opiniones”.

    Creo que sí que pueden comprobarse, por ejemplo, las cuestiones concretas, a posteriori, aunque a priori sólo pueda aceptar la Biblia como cierta. Pero uno puede aceptar la Biblia como cierta y, sin embargo, no dejar que influya en su vida en lo más mínimo. Satanás sabe perfectamente que la Biblia es la verdadera Palabra de Dios, pero no la obedece. Cuando digo que debe “comprobarse” quiero decir: si la Biblia dice que si incumples la ley de Dios tendrá unas consecuencias negativas, eso es comprobable en la realidad de hoy: quien la ha incumplido, y Dios le ha hecho entender, lo sabe. Es muy probable que un pecador no se dé cuenta de su maldad hasta que vea que su experiencia personal coincide con lo que dice la Biblia, de manera que llega desde la experiencia personal a creer en la Biblia, y no de creer en la Biblia a la experiencia personal. Esto quizás es más evidente para las personas que no han nacido en una familia cristiana, pero entiendo que piense así en su caso, que es también el mío, aunque a veces me pregunto si es más positivo conocer a Dios después para comprobar el contraste.

    Si hablamos de una ciencia como la física, por ejemplo, la demostración de la misma se regirá por patrones humanos y tendremos mayor o menor seguridad, pero no será completamente seguros. En eso estoy de acuerdo, salvo en lo de que los axiomas son opiniones, pues hay axiomas que son razonables y hay otros que son completamente absurdos y menos probables.

    “Yo no he dicho que Dios sólo hable a través de la Biblia pero tampoco sabemos del todo en qué “otras formas” concretas “habla” — ya que para hablar necesitamos “Palabras”…y lo demás son percepciones que tenemos”.

    Los hombres que escribieron la Biblia tuvieron que tener sensaciones. La ley que Dios le reveló a Moisés evidentemente no nace de ningún sitio que del propio Dios y la propia percepción de Moisés de lo que Dios le dio. Esa percepción de Moisés la aceptamos como verdad absoluta porque está inspirada por Dios y aceptamos, en definitiva, que la Biblia es la Palabra de Dios porque está inspirada por Dios e incluso algunos libros, apócrifos, consideramos que no están inspirados y por tanto no los incluimos. Ahí rige un criterio, que yo creo que es válido, y hace tan importante, por ejemplo, que el ejemplar de la Biblia sea una buena traducción del original.

    Por cierto, cuando he dicho que a veces parece que para usted Dios haya cambiado a partir del Apocalipsis hasta hoy me refiero precisamente al tema de los milagros, por ejemplo, o al hecho de que uno pueda tener seguridad de que determinadas sensaciones proceden de Dios. Si Pablo tuvo la seguridad, por una determinada sensación, de que el Espíritu Santo quería que predicaran en otro sitio y no donde estaban, ¿por qué no podemos tener esa seguridad hoy? Claro que todo esto debe estar supeditado a la Biblia porque Dios no se contradice, y reconozco que es muy complicado, y se han hecho verdaderas locuras, pero aun así creo que hay determinadas sensaciones y experiencias de hoy que, estando en consonancia con la Biblia, son de Dios y podemos estar seguros de ello. El tema de los milagros, por ejemplo, porque también es bíblico, y no sólo propia de cuando Jesús vivía, sino cuando la Iglesia ya estaba en marcha. Yo acepto, porque es así, que la revelación acaba en el Apocalipsis, pero los cristianos de aquel tiempo vivían la misma vida cristiana que podemos tener hoy y, no por estar escribiéndose las epístolas y el Apocalipsis, Dios les concedía unos privilegios a ellos que, curiosamente, no tienen nada que ver con los cristianos de hoy. Entendiendo, claro está, que un milagro no es garantía de nada, y que hay gente que incluso habiéndolos recibido continúan llevando una vida malvada.

    Si usted acepta que Dios da palabras concretas a los hombres, aunque no esté seguro al 100% de que sean de Dios, quizás tampoco se pueda verificar que la selección de libros que conforman la Biblia sea la correcta. Pero si podemos asegurar, a posteriori, que hay cosas que verdaderamente se cumplen en la vida de cualquiera, no sólo la Biblia es cierta, sino también lo que Dios nos diga hoy. Siempre a posteriori se comprueba, aunque uno no pueda creerlo por fe a priori. Claro que una cosa es la doctrina y otra la vida cristiana, y yo no cambio la doctrina en base a mi experiencia particular, pero sí que creo que hay que tratar de vivir esa doctrina y entenderla.

    Saludos.

    P.D.: por cierto, hoy he recibido su libro. Muchas gracias.

  15. “Si no entiendo mal a Samuel, básicamente se puede resumir su argumento como:

    “Ya que no se puede demostrar el axioma inicial, y ya que no es deducible de la Biblia, no se sostiene.”

    Creo que pensar así es absurdo: ¿y el método científico se puede deducir de su axioma inicial?”

    Todo el mundo partirá de un axioma, pero si su axioma es “la tierra es plana”, que no es un axioma sino una simple premisa, todo lo que pueda deducir de él será cierto desde la lógica, pero tendrá un resultado matemático y abstracto, no necesariamente real. Yo igualmente puedo afirmar “la Biblia es cierta” y todo lo que deduzca de ese axioma será cierto desde la lógica, pero las deducciones no me demuestran que el axioma es verdad. Necesito comprobarlo a posteriori, aunque a priori lo acepte por fe. Evidentemente, algunas de las cosas que ahora creemos por fe no las veremos hasta que estemos con Dios y por tanto no pueden ser verificadas ahora. Pero otras no, las que se refieren a esta tierra, y éstas son las que yo digo que deben comprobarse a posteriori.

    Saludos.

  16. Mateo · ·

    Como dije antes, no pienso meterme en este amargo debate con Alfredo porque ya mi postura es bastante conocida…pero leyendo algunas cosas que dice Samuel, le pregunto, a Samuel si él cree que todas las doctrinas de la Biblia están sujetas a la lógica?¿

    El origen de mi problema con lo que dice Alfredo está ahí.

    No estoy diciendo que Dios es un Dios ilógico y tan solo pensar así es blasfemia.

    No obstante, como Dios, Él va mucho mas allá y transciende nuestro entendimiento ya que tenemos un entendimiento finito.

    Un ejemplo Samuel: la Trinidad ¿Quién puede entender la Trinidad usando la lógica?

    No siempre podemos comprender, pero sí podemos, y debemos adorar.

    Un saludo

  17. Capitalsmoke · ·

    La verdad que sí que es cierto que este debate es como para llorar si uno tiene un carácter sensible aunque no sea tu caso Mateo.

    Y hablando de algo muchísimo más light, Alfredo, ¿qué fue lo que pasó con Yosley, el cubano, cuando esto le afectó tanto? Y otra cosa, ¿es cierto que por fin el gimnasio será exclusivo para nosotros a partir del año que viene? Gracias por tus esfuerzos Alfredo y dejar claro las cosas.

  18. Michael Morrison · ·

    Samuel: you are a arminianist.

  19. Hola,

    Este tipo de artículos me parecen muy eleborados y muy racionados, seguramente hay cientos de horas de pensamiento detrás. De todos modos tengo la sensación de que tanto pensamiento se reduce en la lógica obsesión de intentar mezclar razón, técnica, economía y biblia en el mismo batido, algo que es bastante difícil sin piruetas dialécticas y sobreentendidos bastante poco sólidos.
    Como para mi esta unión carece de sentido no insisto y paso a comentar unos puntos.

    ” Cualquier sistema de pensamiento, ya sea la “filosofía” o la teología o la geometría, así como toda persona, sea cristiano o budista-humanista debe empezar a pensar con alguna proposición inicial. Ese principio, por definición, es sólo eso, un comienzo. Nada lo antecede. Es un axioma, un primer principio”

    Bien, esto que no es aplicable al pensamiento trascendental ni es lógico si se quiere buscar la “verdad” como he discutido muchísimas veces sí me parece lógico y acertado a la hora de hablar de economía.
    La economía es algo “humano” y por lo tanto podemos analizarla con una base de criterios filosóficos, pues no es una ciencia exacta.

    Lo que se expone en este punto es perfectamente aplicable para alguien como yo. Yo me baso en una premisa general cuando hablo de economía: Quiero conseguir la mayor prosperidad para el mayor número de personas, y quiero que haya una sociedad lo más igualitaria posible.
    Esa es mi base, y a partir de ese punto construyo mi teoría económica:¿Cómo llego a eso? ¿Qué camino es el adecuado? ¿qué doctrinas económicas llegan a ser contraproducentes a pesar de compartir el mismo objetivo que yo? Todas esas preguntas se responden con la técnica y el análisis científico, pero la idea original, el objetivo social está claro.

    Por supuesto para mi la Biblia carece de ningún sentido en este debate. Quien quiera coger la base moral de la biblia allá él, como método me parece aberrante pero es lo que hay. Pero sobre todo más allá de la idea moral inicial no debería tener ningún texto con la pretensión de ser sagrado o Guía valor como método. Eso sólo lleva a rigidísimas actitudes económicas incompatibles con el acierto.
    Este mismo error creo que también lo cometen los Marxistas. Muchos no entienden que Marx era un filósofo cuyas ideas eran hijas de la época que le toco vivir y sus circnstancias. Muchos se empeñan casi 150 años después en intentar adaptarlo todo al sistema creado por Marx, y como consecuencia de eso se quedan alcanforados y dogmatizados sin solución. Si Marx hubiese nacido en 1981 como yo, o en 1970, su modelo y su método hubiese sido bastante distinto al que fue, aunque sus valores morales fuesen casi idénticos.

    Una cosa más: “Los argumentos para la existencia de Dios fracasan porque el axioma y el método se equivocan, el axioma de la sensación y el método de la inducción, no porque Dios sea un cuento de hadas”

    Obviar que el fracaso puede deberse simple y llanamente a que Dios sea un cuento de hadas me parece poco adecuado. Cualquiera que crea en la “verdad” y que pretenda buscarla no puede obviar esa posibilidad tan presente y probable.

    Saludos,

  20. Mateo, creo que hay cosas que no se deducen de pura lógica en la Biblia, pero tampoco es que haya que considerar que determinadas cosas son un misterio y no preocuparse nunca por conocerlas. De todos modos, a mí no se me ocurriría hacer deducciones lógicas del Apocalipsis porque evidentemente está en clave y es difícil de deducir. En cambio, por ejemplo, aunque la Trinidad sea asombrosa sabemos bastante más sobre ella, y una unidad de la que tenemos varios ejemplos, aunque no es un tema que vaya a desarrollar aquí.

    Por cierto, no soy arminianista.

    Saludos.

  21. valcarcel · ·

    @capitalsmoke: No puedo confirmar algo así tan temprano. Lo que sí puedo confirmaros es que ya no vendrán los del colegio público, y algo es algo.

    @Mateo:

    Dices:

    “No estoy diciendo que Dios es un Dios ilógico y tan solo pensar así es blasfemia.”

    ¿Dónde nos dice esto la Biblia? CITA.

    “No obstante, como Dios, Él va mucho mas allá y transciende nuestro entendimiento ya que tenemos un entendimiento finito.”

    Sin darte cuenta, estás dandole pie al concepto católico de “fe implícita”, totalmente ajeno a la Biblia.

    “No siempre podemos comprender, pero sí podemos, y debemos adorar.”

    Tu conclusión es, por supuesto, un non sequitur y lo único que has demostrado es que no entiendes o no quieres entender ni la trinidad ni la biblia. Sin embargo, y con perdón, que ya me entiendes, eres suficientemente arrogante como para afirmar que lo que tú no puedes entender, nadie puede. Confundes tu entendimiento defectuoso con la lógica. GRAVE ERROR.

    Gracias a todos los que han comentado y sí, estas cosas me cuestan miles de horas de pensamiento pero creo que discusiones así merecen la pena.

  22. valcarcel · ·

    @Samuel:

    Ah vale, que lo disfrute.

    Estoy de acuerdo con sus matices, no obstante y como dije antes, este “sistema” me lo he cosechado yo pero no es, ni mucho menos, algo que yo considere “cerrado” o no sujeto a la crítica…es algo que intento refinar a diario.

  23. Michael Morrison · ·

    I am disturbed by the various heresies that are said in this blog. If you are interested to know Christ please click here: http://www.ptdiocese.org/

    I am not a joker. I am a serious and responsible man. I’m just a parent. You do not even have kids. I would suggest you find a good woman. You must know the Christ of the poor. You should forget the value of the economy. Who needs the economy? In the kingdom of the Lord shall all be equal. And finally, we are masters of our destiny. Grace just have to ask God. Just enough to attend the Catholic Church. The ONLY church.

  24. valcarcel · ·

    Oh dear ladies and gentlemen: it seems as though there must be quite a lot of dead spiritual losers in “cuku”-land, for Mr. “Morrison” to come out with this rubbish

  25. Michael Morrison · ·

    I sense much hate in you. I like a good Christian I am obligated to tell you your truth: you are a heretic. You with your false doctrines are perverted youth. You dare you show your complex and your lack of love.

    I invite you to visit the Holy Father on 16 September. That day will be a Mass in London. You can bring your girlfriend.

    You agree unless true Christianity will burn in hell. It’s time you forget the stupid ideas of John Calvin. There is evidence that Calvin was a sodomite.

  26. Podría el autor de este fascinante articulo contactarme y/o enviarme sus datos. GRACIAS!!!

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: