El fracaso de la “Escuela Austriaca” y Mises

Bueno señores, tal y como les prometí, aquí va la segunda parte.
—————————–
Jevons, uno de los tres líderes, junto con el suizo Leon Walras y el austríaco Carl Menger-de la revolución marginalista en la economía en los 1870s, consideraba que las ciencias naturales, especialmente la física, deberían de ser el modelo para la economía. El método adecuado de la economía, por lo tanto, ha de ser la matemática.

Incluso Carl Menger, el “padre” de la escuela “racionalista” de la economía austriaca en la década de los 1870s, propuso que se use el mismo método usado en las ciencias naturales para la economía. Escribió:

“Es en realidad un método común a todos los ámbitos del conocimiento empírico, y se debe llamar el método empírico. El observador imparcial no puede tener ninguna duda sobre la razón por la cual nuestra generación paga entusiasta homenaje a los avances en el campo de las ciencias naturales, mientras que la ciencia económica recibe poca atención y su valor está seriamente cuestionado por los mismos hombres en la sociedad a la que debe proporcionar una guía para la acción práctica …. La causa de tan notable indiferencia no debe buscarse en otra parte que en el estado actual de nuestra ciencia misma, en la esterilidad de todos los esfuerzos anteriores para encontrar sus fundamentos empíricos” (Principios de Economía).

Menger no era el racionalista coherente en la economía que Ludwig von Mises fue más tarde.

Quizás el autor más famoso de la economía positivista en el pasado siglo ha sido Milton Friedman. En su ensayo de 1953 ”La Metodología de la Economía Positiva”, Friedman escribió que la tarea de la economía es “hacer predicciones correctas sobre las consecuencias de cualquier cambio de circunstancias. Su desempeño debe ser juzgado por la precisión, alcance y experiencia de conformidad con las previsiones que ofrece”. En resumen, la economía positiva es, o puede ser, una ciencia objetiva, precisamente en el mismo sentido que cualquier otra ciencia física (sic).

El objetivo último de una ciencia positiva es el desarrollo de una “teoría” o “hipótesis” que aporte predicciones fiables sobre fenómenos que aún no hemos observado.

Visto como un cuerpo de hipótesis sustantivas, la teoría debe ser juzgada por su poder predictivo para la clase de fenómenos que pretende “explicar”. Sólo los hechos demostrables, la “evidencia”, pueden mostrar si un concepto es” correcto “o” incorrecto” o, mejor dicho, tentativamente “aceptados” como válidos o “rechazados”. La única prueba relevante de la validez de una hipótesis es la comparación de sus predicciones con la experiencia. La hipótesis se rechaza si sus predicciones se ven contradichas (“frecuentemente” o más a menudo que las predicciones de una hipótesis alternativa); se acepta si sus predicciones no se contradicen. La gente fija una gran confianza a las teorías que hayan podido sobrevivir muchas oportunidades de contradicción.

Friedman se dio cuenta de las limitaciones de su método: Se dio cuenta de que no puede proporcionar la verdad, sin embargo, persistieron en el uso de la metodología. La frase bíblica en II Timoteo 3:7: “que siempre aprenden y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad” se puede aplicar a la perfección a los practicantes de la ciencia moderna, tanto naturales como económicas.

De hecho, la situación es aún más problemática para la economía empírica de lo que nos dice Friedman explícitamente. Él escribe:

“La validez [“validez” para Friedman aparentemente significa que la hipótesis ”funciona”] de una hipótesis en este sentido no es por sí misma un criterio suficiente para elegir entre hipótesis alternativas. Los hechos observados son necesariamente finitos en número; hipótesis posibles, infinitas. Si hay una hipótesis que es consistente con la evidencia disponible, siempre hay un número infinito que lo son.”

Si Friedman tiene razón en esta afirmación, y la tiene, entonces la probabilidad de su elección de una hipótesis correcta entre un número infinito de posibles hipótesis consistentes con la evidencia es cero. Por lo tanto, todos los principios de la economía positiva son falsos.

Como dije ayer, la ironía de todo esto es que los economistas que piensan que la economía debe usar los mismos métodos que las ciencias físicas han llevado a la economía a un callejón sin salida: a la falsedad de sus propuestas o principios.

La base empírica de la ciencia objetiva nada tiene de “absoluta” al respecto. La ciencia no está basada en cimientos sólidos. La estructura audaz de sus teorías se eleva, por así decirlo, por encima de un pantano.

Uno de los economistas más brillantes de los tiempos modernos, a quien voy a “destapar” en un momento cuando toque el tema del “racionalismo”, ha escrito:

“La difícil situación del empirismo consiste precisamente en su incapacidad para explicar satisfactoriamente cómo es posible inferir a partir de hechos observados algo relacionado con hechos aún no observados” (Mises, El fundamento de las ciencias económicas, pp.18).

El racionalismo en Economía

Pasando de cualquier forma de empirismo y sabiendo que la inducción es un callejón sin salida epistemológico, echemos un vistazo a otro método en la economía, pasamos ahora al racionalismo. Hay muchas dificultades insuperables con cualquier tipo de empirismo – ya sea el método empírico-matemático de William Petty, el empirismo ingenuo de Adam Smith, o el positivismo científico del siglo XX – y algunos economistas han disentido de la mayoría empirista. Por ejemplo, a principios del siglo XIX, el economista francés Jean-Baptiste Say escribió en la introducción de su “Tratado sobre la economía política”:

“[La gente] está demasiado lista para suponer que la verdad absoluta se limita a las matemáticas y los resultados de la observación cuidadosa y la experimentación en las ciencias físicas: imaginando que las ciencias morales y políticas no contienen hechos invariables de la verdad indiscutible, y por lo tanto éstas no pueden considerarse como ciencias genuinas, pero puramente sistemas hipotéticos”.

En el siglo XIX, una nueva escuela de economía surgía en Austria, y en lugar de confiar en la experiencia, la observación, y cálculo matemático, la Escuela Austríaca de Economía, fundada por Carl Menger en la década de 1870 y desarrollada íntegramente por Ludwig von Mises en los años 1940 y 1950 inentó hacer que la economía laicista o laica sea veraz. No tuvo éxito, pero el intento es ilustrativo para nuestro propósito.

Menger publicó sus “Principios de Economía” en 1871 y también sus “Investigaciones sobre el Método de las Ciencias Sociales”, con especial referencia a la Economía años más tarde. En el principio de su segundo libro, Menger escribió:

“Las investigaciones teóricas en el campo de la economía política, particularmente en Alemania, de ningún modo han avanzado hasta el momento a una metodología real de esta ciencia.”

Su libro provocó la batalla de los métodos (Methodenstreit) en Alemania y Austria en la década de 1880, porque era un fuerte ataque contra la escuela histórica, una escuela empirista, dirigida por Gustav von Schmoller. Menger sostenía:

“El conflicto de puntos de vista sobre la naturaleza de nuestra ciencia, sus problemas, y sus límites, sobre todo el esfuerzo para establecer nuevos objetivos para la investigación en el campo de la economía política, en principio no se desarrollan a partir del interés de los economistas en las investigaciones teóricas. Se inicia con el reconocimiento cada vez más y más evidente que la teoría de la economía que salió de la mano de Adam Smith y sus seguidores no tiene un fundamento seguro, que incluso sus problemas más elementales no han encontrado solución, y que es sobre todo una base insuficiente para las ciencias prácticas de la economía nacional, y por tanto también de la práctica en este campo. El progreso de nuestra ciencia en la actualidad se ve obstaculizada por la influencia de erróneas principios metodológicos.”

Uno de los principios de la Escuela Austriaca articulado pero no defendido por Carl Menger fue el rechazo de contrastabilidad empírica de las hipótesis económicas. Menger escribió con sarcasmo:

“Querer poner a prueba la teoría pura de la economía por la experiencia en su plena realidad es un proceso análogo al del matemático que quiere corregir los principios de la geometría mediante la medición de objetos reales.”

Mises más tarde diría que “las teorías económicas no pueden ser probadas por los “hechos”,”ni tampoco las premisas se obtienen de la observación: No es correcto afirmar que “es a partir de la observación de que incluso la economía deductiva obtiene sus premisas en última instancia.”

Lo que se puede “observar” es siempre sólo un fenómeno complejo.

Construyendo sobre la base de una sugerencia de Mises-una idea que se encuentra distribuidas en varias páginas de John Dewey y William James-el economista austriaco más famoso y ganador del Premio Nobel, Friedrich Hayek, trató de desarrollar una epistemología evolutiva en su último libro, “La fatal arrogancia”. Mises había escrito que, “los conceptos de selección natural y evolución permitirá desarrollar una hipótesis sobre el surgimiento de la estructura lógica de la mente humana y lo a priori’.’

Por supuesto que hacen posible el desarrollo de una hipótesis, pero también garantizan que la hipótesis es falsa. Continuamos con Mises:

“Los animales son conducidos por los impulsos e instintos. La selección natural elimina los ejemplares y las especies que desarrollaron instintos que eran un lastre en la lucha por la supervivencia. Sólo los dotados con impulsos más útiles para su conservación sobreviveron y pudieron propagar su especie”.

Mises luego trasladó esto al ser humano ya que Mises era totalmente anticristiano y evolucionista.

La idea de que un concepto, una idea, una hipótesis o una proposición, se justifica porque “funciona” es, por supuesto, lo mismo que cometer la falacia lógica de afirmar lo consecuente. Todas las formas del pragmatismo cometen esta falacia. La epistemología evolutiva de Mises y Hayek, basada en la obra de James y Dewey, fracasan por completo, como la inducción y el empirismo. Nietzsche entendió esto muy bien, y argumentó que lo que llevamos en nuestros cerebros son simplemente los errores que nos han permitido sobrevivir.

Hasta cierto punto, sin embargo, Mises fue también un kantiano del copón. Él escribió:

“La mente humana no es una tabula rasa sobre la que los acontecimientos externos escriben su propia historia. Está equipada con un conjunto de herramientas para comprender la realidad. El hombre adquirió estas herramientas, es decir, la estructura lógica de su mente, en el curso de su evolución desde una ameba a su estado actual. Sin embargo, estas herramientas son, lógicamente, antes de cualquier experiencia (Acción humana, 33).

“Lo que sabemos es lo que la naturaleza o la estructura de nuestros sentidos y de nuestra mente hace comprensible para nosotros … nunca debemos olvidar que nuestra representación de la realidad del universo está condicionada por la estructura de nuestra mente, así como de nuestros sentidos. No podemos excluir la hipótesis de que hay rasgos de la realidad que nuestras facultades mentales ocultan, pero podría ser observado por los seres equipados con una mente más eficiente y sin duda por un ser perfecto.” Mises dixit.

A pesar de las implicaciones escépticas de este párrafo, Mises, sin embargo de forma inconsistente, no quería renunciar al concepto de verdad.

“Los materialistas piensan que su doctrina sólo elimina la distinción entre lo que es moralmente bueno y malo. No logran ver que borran la diferencia entre lo que es verdad y lo que es falso y por lo tanto privan todos los actos mentales de cualquier sentido ….”

El claro rechazo de Mises al materialismo no le dejó con nada para sostenerse. Expresó el deseo de tener y buscar la verdad, pero no pudo encontrarla. En la página 5 de su obra magna, La Acción humana, Mises escribió:

“Es habitual que muchas personas piensen que la economía es retrasada. Ahora bien, es evidente que nuestra teoría económica no es perfecta. No hay tal cosa como la perfección en el conocimiento humano, ni por supuesto en cualquier logro humano. La omnisciencia no existe para el hombre. La teoría más elaborada que parece satisfacer por completo a nuestra sed de conocimiento puede un día ser modificada o sustituida por una nueva teoría. La ciencia no nos da la certeza absoluta y final. Sólo nos da la seguridad dentro de los límites de nuestras capacidades mentales y el estado predominante del pensamiento científico. Un sistema científico no es más que una estación en un sin fin progresando búsqueda del conocimiento. Es necesariamente afectada por la insuficiencia inherente a todo esfuerzo humano.”

Por supuesto, si la búsqueda del conocimiento es algo que avanza infinitamente, nunca llega. El conocimiento nunca se gana.

Por otra parte, la dicotomía que Mises nos presenta es falsa, por la que espera sostener su doctrina. Las alternativas no son la omnisciencia y la ignorancia, sino la ignorancia y “cierto conocimiento”, aunque sea poco. Mises, a causa de los principios filosóficos que adopta, no puede proporcionarnos con ninguna.

En su Acción humana, escribió:

“Los problemas filosóficos, epistemológicos y metafísicos de la causalidad y de la inducción imperfecta están fuera del alcance de la praxeología. Simplemente tenemos que establecer el hecho de que, a fin de actuar, los hombres deben conocer la relación causal entre los eventos, procesos o estados de cosas. Y sólo por lo que él sabe de esta relación, pueden alcanzar su acción los fines perseguidos. Somos plenamente conscientes de que al afirmar esto, nos estamos moviendo en un círculo.”

Aquí la falacia de afirmar lo consecuente reaparece con venganza. Unas páginas antes Mises había rechazado este tipo de argumento cuando se usó en defensa del mecanismo.

Mises insistía en que no había manera legítima de apelar a la experiencia, ya sea científica o histórica, para establecer la verdad:

“Las ciencias naturales también hacen frente a los acontecimientos pasados. Cada experiencia es una experiencia de algo muerto: No hay experiencia de acontecimientos futuros. Cada experiencia histórica es susceptible a diversas interpretaciones, y de hecho es interpretada en diferentes maneras (La Acción Humana, 38).

Mises desarrolló una base racionalista para la economía, de hecho, la llamó “praxeología.”

Dijo Mises:

“La Praxeología es algo teórico y sistemático, no una ciencia histórica. Su ámbito de aplicación es la acción humana como tal, independientemente de todos los del medio ambiente, accidental, y las circunstancias individuales de los actos concretos. Su conocimiento es puramente formal, en general, sin referencia al contenido material y las particularidades del caso concreto. Su objetivo es el conocimiento válido para todas las instancias en que las condiciones corresponden exactamente a los que se deduce de las premisas y conclusiones. Sus declaraciones y proposiciones no se derivan de la experiencia. Ellos son, como las de la lógica y las matemáticas, algo a priori. No están sujetos a la verificación o falsificación en el terreno de la experiencia y los hechos.” (La acción humana, 36).

Los seguidores de Mises han diferido entre sí en sus epistemologías. Mises había comenzado con un conjunto de axiomas a priori. Hayek, sin embargo, incorporó algunos elementos empíricos. Murray Rothbard trató de dar a la economía austriaca una base aristotélica. Yo voy a proponer otra posibilidad señores.

Algunos economistas simplemente se han rendido ante las cuestiones de método. Uno de los economistas norteamericanos más influyentes del siglo XX, Paul Samuelson, evita las discusiones de método en la economía como básicamente algo satánico, una declaración teológica muy extraña viniendo de un laico:

“Es más correcto decir, aunque no sea muy ilustrativo, que las ciencias blandas se pasan el tiempo hablando sobre el método porque Satanás siempre encuentra trabajo para manos ociosas. La naturaleza siempre aborrece el vacío y el aire caliente ocupa más espacio que el aire frío. Cuando los libertinos ya no pueden escandalizarnos, se ocupan de darnos sermones moralistas para aburrirnos.” ¡La madre que los parió!

Quizás Samuelson se haya dado cuenta de que el emperador está desnudo y por lo tanto los que discutían sobre el vestuario del emperador no se dieron cuenta que en realidad estaban señalando su desnudez.

Otros economistas han tratado de ocultar la confusión y el vacío de sus teorías en la maleza densa y confusa de la jerga académica de hoy en día.

Lo cierto es que la complejidad en los escritos y el oscurantismo dialéctico tiene un valor profesional. Y si no me lo creen uds nada más que hay que ver el caso español y su profesorado en la universidad. Con esto, mantienen a la baja cualquier competencia, y siguen siendo una clase sacerdotal. El hombre que habla claro y opera sin complejos está visto como una costra a extirpar. Lo que nos critican es nuestra claridad, no ningún acto traicionero.

Además, y especialmente en las ciencias sociales, el lenguaje denso es señal de pensamiento confuso o incompleto. La persona que se compromete a hacer las cosas claras viola el derecho soberano de numerosos economistas, sociólogos y politólogos para poder hacer mal escritos para disfrazar su pensamiento defectuoso.

No olvidemos lo que dijo el Premio Nobel Myrdal, un sociata que compartió el Premio Nobel de Economía con Hayek:

“Todo economista es consciente de que existen amplias dudas sobre el supuesto carácter “científico” de la economía. La desconfianza es, de hecho, acertada.”

A mí me parece que si no hay árbitro final en la valoración de las teorías, los conceptos carecen de sentido, al igual que toda la economía. La economía laica, ya sea empírica, racionalista, o Kantiana no nos proporciona conocimiento. El mundo está esperando una economía que lo haga.

71 comentarios

  1. rifeño · ·

    El problema con la escuela austriaca es que se olvida del papel del estado y la sociedad civil, como receptores de las politicas económicas. La ciencia económica tiene un marcado carácter social; por ello es voluble.

  2. valcarcel · ·

    Rifeño: la “sociedad” como tal no existe, a mi juicio. Como decía Thatcher: sólo hay individuos y sus familias — pero “la sociedad” no es una entidad aparte. No obstante, sí, ellos ignoran por completo que hace falta un gobierno que tenga absoluto monopolio de la violencia — pero matizo:

    El gobierno civil debe tener como su principal función la utilización de la violencia para defender la propiedad privada, sin prejuicio de que alguien también deba poder ejercer violencia si necesita proteger su propiedad y bienes de capital.

  3. rifeño · ·

    Caballero: estamos de acuerdo. Si el gobierno civil no usa su violencia, tendremos un auténtico pandemonium. Claro está, su fundamento proviene de la Biblia, el mío de la ley humanista.

  4. valcarcel · ·

    Así es rifeño, y por lo tanto, unas consecuencias muy distintas…

  5. Un estudiante · ·

    Muy buen artículo caballero Alfredo. He leído los dos.

    Don Juan Ramón Rallo es una broma de “economista.” Me río muchísimo cuando veo que le anuncian y ponen:

    “Juan Ramón Rallo es jefe de opinión de Libertad Digital, director del Observatorio de Coyuntura Económica del Instituto Juan de Mariana, profesor de economía en la Universidad Rey Juan Carlos y autor de la bitácora Todo un Hombre de Estado. Ha escrito, junto con Carlos Rodríguez Braun, el libro Una crisis y cinco errores donde trata de analizar paso a paso las causas y las consecuencias de la crisis subprime.”

    Osea toda su trayectoria profesional es a base de enchufes y del entramado “liberal” institucional en Madrid.

    Si se pone en práctica lo que dice ese niñato de LD, la II guerra civil de la edad contemporanea está garantizada.

    Pero ahora me surge una duda/pregunta para usted. ¿Por qué nunca dice entonces qué economía es la que ud defiende? Ud habló ayer de que tenía toques de la escuela de Chicago………..pero aquí critica a Milton Friedman por ser ¿qué? ¿Un enemigo de Dios? Ud critica el empirismo y el racionalismo, ok, ¿pero qué entonces defiende?

    Aclárelo para los lectores.

  6. valcarcel · ·

    @Un estudiante:

    Buenos días. Es muy curioso ver como Rallo se auto-califica “todo un hombre de estado” cuando si fuera por él, el Estado no existiría ni tampoco ningún gobierno civil. “Todo un hombre de estupideces” le viene mejor como etiqueta.

    También es verdad que es, “jefe de opinión”. Lo malo es cuando empezamos a confundir el hecho de todo es una opinión y valoración con los hechos y llamarlo “ciencia económica.”

    ¿Qué economía defiendo? La economía cristiana, que viene a ser lo mismo que dijo Ronald Reagan en su día y de lo que habló Margaret Thatcher en 1988 en Escocia, sobre la necesidad de tener una base BÍBLICA-Capitalista.

    Sobre el conocimiento, le explico:

    Suelo dividir 3 estados cognitivos:

    sabiduría, opinión, y la ignorancia.

    La ignorancia es simplemente no tener ideas.
    Salga ud a la calle y verá ejemplos a diario de este grupo ignorante. Hable con la maruja, por ejemplo, cuando se tome el cafelito matutino y verá lo que es ignorancia.

    La ignorancia completa es el estado mental que los “empiricistas” doctrinarios dicen con el que nacemos. Ellos dicen que nacemos con una “tabula rasa”, como decía John Locke.
    Esto es una estupidez: una conciencia consciente de “nada” es una contradicción.

    En contraposición a la ignorancia tenemos la sabiduría — saber cosas. Pero la sabiduría no es estar en posesión de pensamientos o ideas. Un ateo tiene “la idea” de que “Dios no existe”. El que diga eso, según la Biblia, es un estúpido.

    La sabiduría es estar en posesión de ideas veraces y saber que son veraces. La sabiduría es el conocimiento de LA VERDAD.

    Nadie que yo sepa dice que “sabe” que 2+2 son 5. A lo mejor lo piensa, pero no lo sabe. Es mejor decir que esa es su opinión.

    Casi todo lo que coloquialmente llamamos “sabiduría” es en realidad opinión.

    “Sabemos” que somos españoles; “sabemos” que ZP es por desgracia el presidente de este país.

    Una opinión puede ser verdadera o falsa; pero no sabemos cuál. La Historia, salvo la Historia revelada, es opinión. La ciencia también es opinión así como la arqueología.

    Mire, Juan Calvino dijo:

    “La sabiduría es lo que la Ley y los Profetas de Dios nos han revelado.”

    La sabiduría es una opinión veraz y real.

    Puede ser que ZP sea el presidente de España, pero ni usted ni yo podemos probarlo. En mi opinión, ZP es el presidente del país.

    Luego le diré más sobre esto porque tengo que trabajar como siempre.

  7. Capitalsmoke · ·

    Tenga cuidado caballero, que se le van a echar encima los “austriacos”, que son muy fanáticos. De todas formas este es uno de sus mejores escritos, hasta el momento, en mi opinión.

    Me gustan todos sus escritos, pero hay algunos que me impactan profundamente, y este es uno de ellos.

    saludos

  8. molondro · ·

    Tengo poco tiempo (y pocos conocimientos de economía) pero comentaré un par de cosas:

    La ciencia empírica tal como la entendemos parte de (y se define por) un método concreto que está bien acotado (realizar observaciones, detectar regularidades, formular hipótesis que las expliquen y luego contrastarlas o falsarlas). Claro que es un método limitado e imperfecto, y el conocimiento que aporta no es absoluto, siempre puede surgir una hipótesis que explique mejor la realidad y, de hecho, en la historia de la ciencia eso ha ocurrido en innumerables ocasiones. Pero tampoco podemos negar que éste método nos ha dado muy buenos resultados y ha permitido que la humanidad avance de una forma espectacular. Por ejemplo, hoy en día se curan muchas enfermedades que, cien años atrás, eran mortales de necesidad.
    Claro que la economía es un sistema muy complejo en el que intervienen infinidad de variables, y por eso realizar predicciones resulta muy difícil, pero eso también ocurre con el estudio de otros sistemas complejos como por ejemplo la meteorología, sin que se modifique el método para su estudio (nadie duda de que los meteorólogos son científicos).
    En el momento en que se introduce una nueva metodología (como la praxeología) o se pretende partir de postulados racionalistas o a priori, entonces la economía se convierte en algo distinto a la ciencia (no digo que eso esté mal; sólo digo que es distinto). Otra cosa sería analizar qué fundamento real tienen esos “a priori”.
    Por mucho que el ser humano actúe siempre de la misma manera (por ejemplo, eligiendo la opción que más le beneficia), no podemos considerar este hecho como un fundamento a priori, porque la propia observación de la conducta humana ya es a posteriori. Eso lo digo por Mises y su Acción humana. También siempre que tiramos una piedra al aire cae al suelo, y sin embargo la física no considera la ley de la gravedad como un a priori. De hecho, por muy contrastada que esté la ley de la gravedad, continúa siendo una hipótesis.

    Saludos.

  9. valcarcel · ·

    @capitalsmoke:

    Muchas gracias y lo sé, sé cómo algunos reaccionan. Estoy más que acostumbrado a los reaccionarios de todas las estirpes así que no se preocupe.

    @Molondro: muy interesante las cosas que toca…aunque yo me inclino a otra tendencia que quizá haga eco de algunas cosas que ud dice.

    Creo que tanto el “a posteriori” de Friedman como el “a priori” de von Mises apelan en última instancia a lo irracional y a lo intuitivo cuando esta gente intenta unir las “leyes” del pensamiento.

    El problema que tengo es que hoy por hoy la mayoría de los economistas insisten en una separación total de juicios de valor y la ciencia económica. El racionalismo kantiano exige esta actitud y Mises tiene toques muy Kantianos.

    Un problema que tengo es con la veracidad de los datos crudos. El mundo es en realidad un producto de nuestros sentidos, interpretados por nuestras mentes.

    ¿existe de verdad un dato objetivo o ya son frutos de la interpretación según la recibimos y por lo tanto, contaminadas?

    Todos valoramos algo según o en función de lo que somos.

    Por lo que ud dice sobre la utilidad, me temo que ud actúa en base a una fe — ud se fía de que exista un enlace entre las cosas, aunque sea mítico y no demostrable.

    saludos

  10. Germánico · ·

    Alfredo, interesante tu artículo.

    El “sálvese quien pueda” de la Economía Austriaca creo que es contrario al cristianismo.

    Todo ahora hoy en día se ha convertido en una comodidad. Las empresas han encontrado formas baratas para externalizar la producción y ofrecernos comodidades a un precio más bajo pero de mucho menos calidad que también contribuye a que perdamos empleos.

    Las PYMES practicamente están desapareciendo.

    Antes, un Miguelito cualquiera podía vender herramientas a sus clientes, ganar bastante bien hasta que entró una multinacional y posiblemente el Miguelito que antes tenía la tiendecilla del pueblo ahora tenga que trabajar en uno de esos grandes almacenes cobrando mucho menos.

    Hemos hablado de esto en persona cantidades de veces pero ¿cómo me vas a decir que eso no está destrozando este país?
    ¿Cómo es posible que sostengas con toda la seriedad del mundo que este sistema ultra capitalista sin frenos está cogiendo al hombre productivo y esclavizándolo?

    “Dependemos” de la productividad de otros países y estamos suicidándonos ante la complacencia de gente como tú. Lo siento por mis palabras pero no puedo comprenderlo desde un punto de vista bíblico.

    Creo en Dios, soy cristiano como ya sabes, defiendo la Biblia porque la considero verdadera pero no me vas a vender que el “capitalismo es bíblico” y mucho menos el “capitalismo” actual. Lo que más me fastidia es que tu mismo has dicho que te gustan las PYMES pero parece que te da igual si se las cargan con tal de que, como siempre, tú seas el que tenga la razón absoluta.

    Sin acritud

  11. La idea de una economía no-laica, Alfredo, puede tener algún sentido si pensamos que la economía no debe ser una ciencia autónoma de la Biblia. Pero, ¿hay una Física bíblica? ¿hay una Biología bíblica? ¿hay una Arqueología bíblica? En las ciencias sociales tiene sentido la apelación a la Biblia para dotar de consistencia a unos elementos que, de otro modo, son humanos e imperfectos; y como hablamos de asuntos morales, humanos, tiene sentido buscar en la Biblia igual que otros apelen a la razón, los sentidos, la razón y los sentidos o la voluntad humana. Pero si hablamos de la ciencia en abstracto, que es algo que no sabemos muy bien a qué se refiere, nos encontramos que necesariamente hay formas de conocimiento que, sean seguras o no, sirven para la investigación científica.

    Las ciencias influyen en la filosofía y en la concepción del mundo de las personas, hasta el punto que la ciencia intenta determinar o sustituir a la metafísica y a la religión. Uno puede dudar de las consecuencias filosóficas que se extraigan de ellas, puede dudar del empirismo de la tabula rasa, del racionalismo acrítico, de Kant y de Nietzsche, pero los datos empíricos son necesarios para cualquier persona que quiera conocer; incluso para emplear la lógica antes es necesario un dato que ha sido observado. Entrando en terreno pantanoso, ¿por qué viene Cristo a la tierra si le bastaba con dictar una ley a partir de la cual el hombre podría perfeccionarse? Además de que su muerte era imprescindible, Cristo se introduce en la Historia, y a través de los sentidos, queda constancia histórica de ese hecho. De la misma manera que las personas que escribieron la Biblia, a su vez, no lo leyeron en la ley de Dios, sino que tuvieron que recibir alguna revelación a través de los sentidos, de la experiencia, y no por un código del que deban extraerse consecuencias por pura lógica. ¿Somos nosotros distintos de ellos en la manera de conocer a Dios?

    Digamos que se puede dudar de que la economía como tal sea una ciencia, y de hecho desde Kant el apriorismo no goza de mucha aceptación, pero los absolutos y la fe no están amenazadas directamente por la praxeología de Mises, que por otra parte está echando mano de un evolucionismo proveniente de la biología y las ciencias naturales.

    Saludos.

  12. valcarcel · ·

    Germánico:

    Baja el tono que se nota que efectivamente tienes herencia de sangre alemana, con todo el “angst” que siempre estás destilando y con lo bestia que te pones a veces.

    Déjame darte un repaso liberal:

    Si una empresa puede hacer las cosas mejor y a un precio más barato que una PYME, quizás deberías plantearte que en realidad esa PYME no merecía la pena.

    Tu criterio no es otra cosa que un nacionalismo estrecho, estúpido y corto de miras. Si Miguelito me cobra 40 euros por una herramienta que Weng Jo Li me puede vender en el gran almacén, ¿por qué tengo que verme obligado a ir a donde Miguelito? ¿Es que acaso no puedo elegir? A mí lo que me interesa es la herramienta, y el precio, no si el que me lo vende es rubio de ojos azules como tú o un chinito feo. Ahora bien: personalmente suelo ir a las PYMES porque para mis necesidades, son satisfactorias.

    El hecho de que una PYME haya sido buena opción viable hace 100 años no le da derecho a continuar siéndolo durante el resto de su vida O que a otros se les impida competir porque a tí no te venga bien y te resulte incómodo.

    Abre la Biblia y léete lo que dice Proverbios 27:23-24: “las riquezas no son para siempre, ¿acaso la corona perdura en cada generación?”

    El hombre necesita adaptarse y cambiarse si hace falta en el mercado y por supuesto dentro de una moral correcta. No estoy sugiriendo “negocios” como el sexo, el tráfico de drogas, o la pornografía.

    ¿Qué derecho tienes a tener un empleo, aunque sea de autónomo, para siempre? ¿de dónde demonios sacas que tengamos un derecho al empleo? Como mucho, tenemos el DEBER de producir, no un derecho.
    Miguelito puede ser igual de productivo en el gran almacén o incluso más que en su propia tienda.

    ¿Qué te hace pensar que uno no puede prosperar siendo empleado de una multinacional?

    ¿Cómo vas a hablar de “esclavos” con todos los derechos absurdos e innecesarios de los que hoy gozan los mal llamados “obreros”?
    Léete a proverbios — Salomón nos informa de que tanto un esclavo como un sirviente puede prosperar.

    Claro que hay abusos: SOMOS PECADORES. Y hay muchas empresas que se comportan de forma inmoral, pero ni más ni menos que el Miguelito que tu idealizas.

    El hecho de que haya abuso no significa que el capitalismo sea equívoco.

    SAMUEL:

    Eso que ud dice lo voy a contestar en el próximo artículo donde hablaré sobre lo que es la economía cristiana. Una pregunta que me va surgiendo: ¿ud entonces cree que la economía es una “ciencia”? Y si es así, visto lo que dice, ¿debe utilizar la metodología de las ciencias naturales?

    Saludos

  13. molondro · ·

    Interesante lo que dice Samuel:

    ¿hay una Física bíblica? ¿hay una Biología bíblica?

    De hecho, sí que las hay, ya que la Biblia explica el origen del universo y de la vida, lo que corresponde a una física y a una biología. Otra cosa es que las afirmaciones de la Biblia choquen muchas veces con nuestras observaciones empíricas.

    Alfredo:

    “Por lo que ud dice sobre la utilidad, me temo que ud actúa en base a una fe — ud se fía de que exista un enlace entre las cosas, aunque sea mítico y no demostrable”.

    No es que me fíe; ya he dicho que la ciencia y el conocimiento inductivos tienen límites. Pero por lo menos dan resultados, y creo que nadie puede negar el avance del conocimiento en los últimos siglos. Por eso cuando estamos enfermos vamos al médico, porque confiamos en que sus conocimientos para curarnos son ciertos.

    Ese “enlace” del que usted habla es todo un clásico en la filosofía; la correspondencia entre el mundo real y la representación que nosotros nos formamos de él. Parece evidente que ese enlace o vínculo existe, ya que si no existiera nuestras representaciones del mundo (nuestro conocimiento) no nos serviría para nada y dificilmente podríamos sobrevivir. Si tuviéramos una pared delante y nuestros sentidos no nos dieran una información correcta, chocaríamos con ella. Cabe suponer que los sentidos nos aportan información adecuada, aunque no perfecta.

    Existe otro argumento, de tipo bíblico, como a usted le gustan: si tenemos ojos y oídos es porque Dios nos los ha dado. Entonces, ¿para qué nos los ha dado? Se supone que nos los ha dado para que “observemos” y “conozcamos” el mundo, con el fin de podernos mover en él. Luego desde un punto de vista cristiano, la información empírica tiene validez.

    Samuel:

    Dice usted cosas interesantes, aunque el apriorismo kantiano no es “acrítico” (sus grandes obras empiezan con las palabras “Crítica de…”). De hecho, a Kant le costó dios y ayuda sortear los problemas planteados por los empiristas para defender sus “a prioris”.

    Evidentemente el apriorismo no goza de mucha aceptación… en la ciencia. El problema está en determinar si la economía es una ciencia que debe seguir el mismo método que la física o la biología. Pero si se basa en unos cuantos axiomas y en las matemáticas, no existe problema con el apriorismo, ya que las matemáticas son a priori (o parecen serlo).

    Saludos.

  14. Creo que es una ciencia, Alfredo, pero no creo que sea LA ciencia. Es imperfecta, es indefinitiva y siempre habrá teóricos discurriendo acerca de si es o no una ciencia, pero seguirá siendo útil y eso es lo que demuestra que determinados patrones se cumplen aunque persista cierto grado de imprevisión, mucho mayor que en las ciencias naturales y menor, por ejemplo, que en las ciencias políticas. De igual manera creo que puede ser semejante a las ciencias naturales, pero desde el momento en que alguna ciencia intenta entremeterse en el campo de lo divino, cuyo conocimiento tiene su propia metodología, pues deja de ser una ciencia y se convierte en una especulación. No quiero decir que las ciencias deban ser autónomas y no deban criticarse unas a otras desde sus respectivos campos, pero creo que la crítica que se está haciendo a la teología es muchas veces errónea.

    Saludos.

  15. “dudar del empirismo de la tabula rasa, del racionalismo acrítico, de Kant y de Nietzsche, pero los datos empíricos son necesarios para cualquier persona que quiera conocer”

    Molondro: “aunque el apriorismo kantiano no es “acrítico” (sus grandes obras empiezan con las palabras “Crítica de…”)”

    Cierto, quizás no lo he expresado bien, pero me refería al racionalismo cartesiano, que sí es acrítico, coma, Kant, Nietzsche, etc.

    Saludos.

  16. valcarcel · ·

    Samuel: luego le voy a mandar a ud un correo electrónico porque este es uno de los temas que me apasionan pero no quisiera adelantar cosas aquí. Su criterio deja algunos campos abiertos que podrían ser bastante útiles y beneficiosos pero a la vez “peligrosos” desde una óptica epistemológica.

    Molondro:

    “De hecho, sí que las hay, ya que la Biblia explica el origen del universo y de la vida, lo que corresponde a una física y a una biología. Otra cosa es que las afirmaciones de la Biblia choquen muchas veces con nuestras observaciones empíricas.”

    Ahí está la clave en parte de toda esta discusión.

    “No es que me fíe; ya he dicho que la ciencia y el conocimiento inductivos tienen límites. Pero por lo menos dan resultados, y creo que nadie puede negar el avance del conocimiento en los últimos siglos. Por eso cuando estamos enfermos vamos al médico, porque confiamos en que sus conocimientos para curarnos son ciertos.”

    Cuidado Molondro: esto sólo es cierto para una mayoría, pero no para todo el mundo y mucho menos algo universal. Yo no es que niegue el avance del “conocimiento” pero simplemente sostengo que casi toda la sabiduría es una opinión.

    “Ese “enlace” del que usted habla es todo un clásico en la filosofía;”

    ¿Ah sí? Pues qué honor Molondro, porque no he estudiado ninguna clase de filosofía en la universidad, así que no sabía que era un clásico en la filosofía. Me alegro que haya podido “acertar” en algo…aunque sea de forma rudimentaria.
    .

    “Existe otro argumento, de tipo bíblico, como a usted le gustan: si tenemos ojos y oídos es porque Dios nos los ha dado. Entonces, ¿para qué nos los ha dado? Se supone que nos los ha dado para que “observemos” y “conozcamos” el mundo, con el fin de podernos mover en él. Luego desde un punto de vista cristiano, la información empírica tiene validez.”

    Jajajajaja sí sí, así es,

    Veo que tiene esto “calado” pero esa es mi postura, básicamente — mi epistemología es la Santa Biblia y parto de ahí.

  17. Mateo · ·

    Bueno yo este tema ya lo he discutido mucho con Alfredo así que me gustaría decirle algunas cosas a Samuel que creo que su postura “podría” encajar con la mía.

    Samuel:

    “si hablamos de la ciencia en abstracto, que es algo que no sabemos muy bien a qué se refiere, nos encontramos que necesariamente hay formas de conocimiento que, sean seguras o no, sirven para la investigación científica.”

    Sí. Quisiera también preguntar “por qué” tiene que ser siempre también “necesario” que una “ciencia social” esté ligada a la Biblia. Obviamente yo en este tema nunca me voy a poner de acuerdo, por lo menos no por ahora, con Alfredo porque mi postura no es “escrituralista”, aunque sí considero que sigue encajando con la Biblia. Pero no hay nada en la Biblia que exige de por sí “ser escrituralista.” Entiendo lo que ud dice de las ciencias físicas y no creo que nadie esté en desacuerdo quizá salvo Alfredo que considero que es un hombre radicalmente racionalista pero anti-empírico. Es cierto que las ciencias sociales parten como dicen uds de sistemas imperfectos y podríamos encajar esas ciencias en muchos lugares epistemológicos pero ¿es realmente eso tan tan importante?

    “Los datos empíricos son necesarios para cualquier persona que quiera conocer; incluso para emplear la lógica antes es necesario un dato que ha sido observado.”

    Aquí estoy totalmente de acuerdo. Samuel, yo creo que un dato empírico puede ayudar a descubrir la verdad y que muchas veces no hay otro remedio que partir de ahí.

    “¿Somos nosotros distintos de ellos en la manera de conocer a Dios?”

    Otro punto que tengo de discrepancia con Alfredo en este tema. Samuel, si mal no entiendo lo que ud quiere decir, es que la percepción sensorial de algún modo es necesaria para conocer a Dios, ¿cierto? Si es así, esa es mi postura.

    ¿Acepta ud el concepto de evolución?

    Creo, para terminar, que definir la economía como ciencia o no es algo que no tiene mucha importancia. Todo depende sobre cómo definamos la palabra “ciencia.”

  18. Mateo · ·

    OFF TOPIC: Alfredo, voy a ir eliminando enlaces que no sirven o de personas que no actualizan sus blogs. Si hay algún problema o algo me avisas pero como me habías dicho de limpiar esto un poco….pues tomo la libertad. Recomiendo, además, que sólo pongas enlaces de miembros y participantes de este foro, pero que no le des propaganda gratuita a ningún grupo, y mucho menos a los grupos e individuos poco recomendables que tenías ahí, entre ellos, a una tal Andrea ultra-católica y a “el caballero ZP”, un fascista.

    Saludos

  19. valcarcel · ·

    Por supuesto Mateo, hay que limpiar “la casa” un poco. De hecho mucho de los enlaces esos los puso ya sabes quién…así que posiblemente no eran de fiar.

    No me fijo mucho en los enlaces pero me fío de tu criterio.

  20. Hola,

    Tengo que reconocer que es el mejor artículo que he leído en esta página en el último par de meses al estar excento de referencias bíblicas y ser bastante, digamos, técnico, aunque por supuesto yo soy contrario al liberalismo económico.

    Me ha gustado mucho una frase de Molondro por su claridad: “Claro que la economía es un sistema muy complejo en el que intervienen infinidad de variables, y por eso realizar predicciones resulta muy difícil (…) Por mucho que el ser humano actúe siempre de la misma manera (por ejemplo, eligiendo la opción que más le beneficia), no podemos considerar este hecho como un fundamento a priori, porque la propia observación de la conducta humana ya es a posteriori”

    Básicamente el problema lo tenemos ahí. Los economistas trabajan sobre un sistema complejísimo que tiene una infinidad de variables que no se pueden controlar y, sobre todo, trabajan con sistemas complejísimos que no sabemos predecir: Los seres humanos.
    Las enormes crisis que cíclicamente se dan en nuestra economía no se predicen nunca, por lo menos no por la teoría económica dominante. Y no se predicen porque no son predecibles porque no entendemos bien el sistema, y también por otra realidad de carácter psicológico: Los economistas tienden a “encariñarse” de sus teorías, que son aplicables en unos países, épocas, casos concretos, pero no siempre y en todas las circunstancias.

    Mi percepción general de la economía ya la he explicado muchas veces: El Keynesianismo sirvió durante mucho tiempo hasta que dejó de servir porque la realidad económica había cambiado en 30 años, y lo que no predijeron las teorías de Keynes sucedió. La crisis de los 70 evidenció esto.
    Ahora el monetarismo neoclásico está en la misma situación que el keynesianismo hace 35años: Ha sido incapaz de prever una crisis, y sus teorías han abonado el campo para que esa crisis suceda.
    Lamentablemente, no parece que hayamos encontrado, aún, una base económica para desarrollar nuestro futuro a medio plazo más allá de las obvias tendencias regulatorias que se hacen imprescindibles para taponar la hemorragia.

    Dice Germánico,

    “Antes, un Miguelito cualquiera podía vender herramientas a sus clientes, ganar bastante bien hasta que entró una multinacional y posiblemente el Miguelito que antes tenía la tiendecilla del pueblo ahora tenga que trabajar en uno de esos grandes almacenes cobrando mucho menos”

    Ciertamente la economía es excesivamente dinámica para la PYME actual. Y ojo, yo soy muy crítico con la PYME por su forma de gestinarse, su tendencia casi absoluta a la reducción de costes en vez de al aumento de la productividad, etc. Las PYMES de nuestro país no son competitivas.
    Pero claro tampoco podemos dejar la economía en manos de unas cuantos enormes holdings de empresas.
    Es un tema muy amplio: Mentalidad caduca, problemas de competitividad, errores de estrategia en los años anteriores, ineficacia absoluta de los centros tecnológicos que se supone que deben dar a estas PYMES alternativas en I+D y modernización, etc. Y sobre todo una realidad: La competencia fundamentalmente china, que está destrozando la empresa tradicional.
    Necesitarios unos cuantos monográficos para tratr esto.

    “¿Cómo es posible que sostengas con toda la seriedad del mundo que este sistema ultra capitalista sin frenos está cogiendo al hombre productivo y esclavizándolo?”

    Absolutamente cierto. Se ha entrado en una espiral de comtencia enfermiza que nos va a convertir a todos en chinitos esclavizados por el trabajo para intentar competir con ellos. Queremos competir en lo que no podemos competir desarrollando fantásticas ideas que no son reales de equiparación a medio plazo entre países.

    Saludos,

  21. Dardo liberal · ·

    Hola Alfredo,

    La verdad es que me encanta cuando te nos pones técnico. Tus sermones son severos, pero creo que tu capacidad de análisis también es muy buena. Yo hace tiempo que decidí no participar por estos lares porque no me gustó la deriva que ví entre ciertos comentaristas como Sigfrido pero parece que está “resuelto” ese asunto incómodo, o eso espero. Una cosa es que un tipo tenga opiniones duras, y otra cosa es el racismo tan repugnante y neo-nazi que se veía en los hilos. Comprendí su postura porque sé que ud no censurará a nadie pero bueno este tema en concreto me interesa mucho y yo creo que la economía SÍ debe seguir un proceso de las ciencias naturales…¿es ahí por donde quiere ir usted?

    La verdad es que tengo que compartir el comentario de estudiante:

    ¿por qué no se pronuncia de una vez y lo dice? Es que entiendo que ud dice que lo va a contestar próximamente pero quería que respondiera a otra pregunta:

    ¿prefiere usted el método de Friedman o el de Von mises? Ya ha dicho que rechaza los dos pero no me queda claro con qué nos deja.

    Tiene ud una capacidad increíble de dejarnos en un estado totalmente desamparado y desilusionado….como si casi no hubiera esperanza alguna en esta vida.

    Esto que digo no es una crítica, pero creo que su postura en parte contribuye a que haya una juventud bastante cínica o como mínimo, desilusionada y ud da clases a los jóvenes, así que ¡más grave! jaja.

    Pedro:

    Veo que en el fondo, y esto sí que me resulta rarísimo, básicamente usted está diciendo lo mismo que el caballero Alfredo, que se resume en: “no sabemos nada”.

    Lo puedo comprender viniendo de una persona laica, pero yo soy cristiano y me resulta increíble que Alfredo defienda una postura tan “negativa”.

    Ah otra cosa Alfredo:

    le recomiendo que lea algunos de los escritos del señor Alberto Mansuetti.

    Saludos a todos, buen artículo

  22. Mateo · ·

    Dardo:

    No he podido evitar partirme de la risa. Osea, usted dice que la economía ha de seguir un proceso como el de las ciencias naturales, ¿y luego recomienda leer a un auténtico chalado como Alberto Mansueti????

    Menuda contradicción de términos.

    Y eso de que Alfredo es negativo……hmm….depende lo que se entienda por eso pero sí que es cierto que no es uno de estos evangélicos gritones que palmotean en las iglesias y si mal no recuerdo, Alfredo rechaza el concepto de “diseño inteligente” y el “creacionismo” en la ciencia aunque él es el que lo debe aclarar.

    Para que lo sepais los comentaristas, Mansueti rechaza el uso de la razón y dice que todo el conocimiento es totalmente “a priori”. Es post-milenarista absoluto y radical y poca gente le valora.

    Es un hombre cristiano bíblico, hay que reconocer eso, pero de muy poca capacidad intelectual en mi opinión.

  23. Dardo,

    No sé por qué le soprende tanto que esté de acuerdo en este punto, a mi lo que me extraña es que sea Alfredo el que esté de acuerdo conmigo cuando ha elevado casi a la categoría de mesías a Friedman.

    Creo que la economía y los economístas nos han dado sobrada prueba de que sus modelos teóricos no son exactos y que parecen caducar al poco tiempo. Hay una especie de tendencia de la economía a adaptarse a las filosofías económicas imperantes de una manera que cambia tanto la propia economía que hace que la propia teoría deje de funcionar. O quizá es simplemente cuestión del excesivo dinamismo económico.

    La economía es cada vez más amplia y depende de mayor número de variables, por lo que los modelos deben ser más complejos, y aún así son cada vez más inexactos.
    Hoy en día estamos absolutamente perdidos sobre las medidas que hay que tomar a nivel económico. Las que se están tomando nos pueden llevar a una depresión económica prolongada, las que no se toman y de podían tomar podrían crear problemas también.
    Es un mundo lo suficientemente complicado para poder decir que hay un mecanismo claro, como si fuese esto una reacción química o el movimiento de un proyectil.

    Saludos,

  24. Dardo liberal · ·

    Ey Mateo, cuidado con su tono por favor que yo a usted no le he dicho nada ni veo por qué se tiene que burlar de mí.

    Precisamente lo que me parece interesante en todo esto es que Alfredo se niega a darnos un patrón cuando está siempre tan preparado para hacerlo en otros temas….o es que no he leído bien, quizá soy muy tonto y palmotee mucho en la iglesia. Dios libre que alguien sienta la experiencia emocional de Dios.

    Pedro:

    El “problema” con eso que ud ha dicho es que se podría extender a la moral….si no “estamos seguros de nada”, como dicen uds, entonces no vale tampoco la moral absoluta como criterio.

    De todas formas nadie me contesta a la pregunta jaja. ¿Qué metodología usamos? Alfredo parece que no acepta ninguna, o se inclina a la científica, Mateo me falta al respeto, y los demás no tienen idea de la economía.

  25. valcarcel · ·

    Interesante ver cómo se está desarrollando el hilo….me ha gustado el tono de algunos adversarios, me ha hecho pensar…bien…

    Dardo liberal:

    Cuando veo que aun hay “liberales” que tergiversan lo que digo, me doy cuenta de la realidad de algo que dije hace poco en el seminario:

    El poder “pensar”, es decir, el pensamiento es algo relativamente nuevo y muy poco desarrollado lamentablemente.

    No sé que es lo que ud pretende decir con “no sabemos nada”. Lo que digo es que ninguna de las epistemologías utilizadas por Friedman o von Mises son adecuadas. El problema es la falta de análisis y LÓGICA para defender las posturas liberales de forma COHERENTE.

    Yo sí tengo una base coherente y un pensamiento RACIONAL para defender lo que defiendo.

    Por cierto, perdone “aguarle la fiesta” y no es mi intención condenarle o juzgarle, pero si su fe se basa en el sentimiento, difícilmente ud es cristiano. Sé que se me van a echar encima pero esa es mi postura: si usted no llega a la fe por lógica y razón, usted difícilmente puede estar dentro del cristianismo que yo defiendo, que es el lógico y bíblico…pero repito, no quiero herir sus sentimientos con eso. Si su fe se reduce a una “experiencia”, mal lo lleva.

    Lo que yo sí digo es que en efecto, no podemos estar seguros de nada si nuestra razón es defectuosa y si nuestra epistemología es defectuosa.

    Sobre Alberto Mansueti: no me recomiende leer a señores así por favor. Mansueti llegó a decirme por email que si no soy “austriaco”, no soy cristiano…bíblico…cuando es él el que niega a priori la epistemología bíblica y en un intento de hacerse el intelectual, afirma que la economía austriaca “es cercana a la Biblia” jajajaja. Permítanme reírme de esa estupidez. La verdad es que no debo reírme, porque ese tipo de planteamiento roza lo blasfemo y profano.

    Mateo:

    Sí, rechazo eso del “diseño inteligente” porque es pseudo-ciencia. Hablaré sobre por qué rechazo tanto el evolucionismo como el “creacionismo” “científico” (sic) en otro artículo porque aun hay 3 artículos pendientes para los lectores y estoy que no doy a basto.

  26. Dardo,

    No creo que la comparación sea procedente. Que no estemos seguros de algo en concreto no implica necesariamente que no “estemos seguros de nada”. Pero lo que no podemos hacer es creer a pie juntillas a una de las escuelas por creer algo, por tener una opinión en este tema, para eliminar una incertidumbre mental que nos acongoja.
    El mundo está lleno de cosas que no sabemos, de alternativas que no son buenas ni malas de una forma clara. Esa es la realidad y hay que saber sobrellevarla, porque lo contrario es adquirir opiniones artificiales y te convierte en una víctima potencial de las filosofias más radicales.

    Pregunta por el método, y el método debe ser siempre el científico. Pero que ese sea el método no quiere decir que los modelos desarrollados sean adecuados, porque ya han demostrado científicamente su no funcionamiento en multitud de ocasiones.
    No estamos capacitado en ciencia económica, por su propia naturaleza, para crear modelos lo suficientemente exactos para ser válidos. ¿Qué hacemos pues? Elegir los modelos en base a lo que científicamente nos parezca más exacto, por un lado, y en base a lo que cumpla con la finalidad de crear el modelo de sociedad que queremos por otro.
    Yo, que quiero una sociedad con dispersión de renta baja y relativamente igualitaria, eligiré dentro del campo de una serie de ideas determinadas que me permitan poder crear un estado social, la que me parezca pragmáticamente más adecuada.

    Saludos,

  27. H FG · ·

    Estimado. El problema no es la praxelogía de Mises, que en difinitiva tiene un alto contenido empírico aunque algunos misianos no lo quierán reconocer.
    La tragedia fue el “salto ilegitimo” de llevar el metodo de la praxelogía a la ética (caso Rothbard) y querer encarar la complejidad de las normas morales y éticas desde un comodo principio a priori.

  28. Dardo liberal · ·

    Alfredo, una vez más lo que ud demuestra con sus actitudes es lo muy cercano que está ud a la frialdad de los progresistas. Ud ahora incluso insinúa que no puedo ser cristiano, ¿pero qué es eso caballero? Increíble. Supongo entonces que también ¿los que hayan tenido una “experiencia” como ud dice despectivamente están todos ardiendo? Mire yo con usted no quiero discutir sobre ese tema porque no vamos a llegar a ningún lado pero ud no es nadie para insinuar que soy “defectuoso” en mi cristianismo.

    Precisamente yo pienso como Mansueti en eso. La Escuela Austriaca es totalmente bíblica pero ud ya ha demostrado en más de una ocasión, y CITO sus propias palabras, que “defiende que hayan colegios públicos del gobierno” y también ud es defensor de los impuestos, como su amigo Doncel…menudos “liberales”, defendiendo impuestos.

    Luego uds han criticado a Rallo. RALLO SÍ ES UN ECONOMISTA.

    H FG:

    ¿Y qué propones para evitar esa tragedia? Nadie propone nunca un sistema adecuado que sirva como alternativa a esa “tragedia” que uds dicen.

    PEDRO:

    ¿Es ud utilitario entonces?

  29. Dardo liberal · ·

    perdón, sólo un matiz:

    Ud dice que su idea es “una tasa comunal” y con eso me refería a que ud sí defiende los impuestos. ¿Por qué dice “tasa” cuando es un impuesto???

    Lo gracioso del caso es que ud mismo dijo en Santiago, en la conferencia de economia, que la tasa era “para cubrir gastos locales del gobierno local”…jeje, por eso le destapó Rallo porque ud es INTERVENCIONISTA.

    Incluso cuando a usted Rallo le preguntó si su objetivo era la “privatización de los servicios”, ud mismo contestó:

    “Mi objetivo es que lo que Dios dice que es público sea público, y que lo que sea privado sea privado”. Osea, se negó a responderle a la pregunta.

  30. Dardo,

    Creo que como habrá visto en mis comentarios, a mi no me gusta definirme en base a una doctrina preestablecida. Mis ideas suelen ser relativamente heterooxas e incluso a veces contradictorias con los “grupos de ideas” que parecen formar una ideología.

    ¿Si soy utilitarista? Si lo dice por opocisión al dogmatismo, sí. Sí lo dice por estar cercano al hedonismo, en ese caso creo que no.
    Vamos, nunca me he definido como utilitarista. Eso deberán definirlo ustedes.

  31. valcarcel · ·

    @dardo liberal: si ud no se hubiera pasado toda la conferencia charlando y chismorreando con indeseables en los pasillos de la Universidad de Santiago sobre temas que no voy a discutir aquí, sabría perfectamente que sí le contesté a Rallo:

    Lo que le dije fue exactamente lo que ud cita…y eso es mucho más que una contestación, es una afirmación. Al César lo que es de César…¿o me va ud a negarlo?

    Y bueno que yo sea “intervencionista” es porque todos los seres humanos somos intervencionistas. La cuestión debe ser en qué debemos serlo y en qué no.

    ¿De qué insinuaciones me habla dardo? Lo que digo es que ud no puede ser bíblico si es irracional. Si Rallo es un “economista”, yo soy un Premio Nobel de la Paz.

    H FG:

    Cuando se tiene una epistemología correcta, no tenemos esas tragedias.

  32. Dardo liberal · ·

    ¡hombre! Claro, lo suyo debería haber sido pasarme todo el rato a su lado diciendo “sí, sí, sí” a todo. Ahora resulta que ni podemos hablar con gente que nos apetezca. Muy interesante ver, ya que ud mismo ha sacado el tema, la piña que hizo con verdaderos INDESEABLES COMO BORJA, que se mofa de los cristianos y parece que eso a usted le da igual porque como son católicos….en fin, y eso sin contar que Borja es además AFRANCESADO DEL COPÓN, un Robespierre moderno.

    Lo que le voy a negar es su condición de “liberal 100%”, un liberal NO defiende los impuestos, sea por el motivo que sea.

    ¿He dicho yo que soy irracional? Dígame cuando he dicho semejante barbaridad. Pero se puede tener experiencias emocionales perfectamente y se sigue siendo cristiano.

    “Si Rallo es un “economista”, yo soy un Premio Nobel de la Paz.”

    No sé, pero Premio Nobel de la arrogancia y la frialdad sí que debería ser…

  33. valcarcel · ·

    Prefiero ese Premio Nobel antes que ser un Enómao rústico como usted siempre ha sido…y si no, que le pregunten al propio profesor Bastos.

    😉

  34. H FG · ·

    La tragedia esta en hacer traspolaciones. La epistemología de Mises es correcta. El prolema es sacarla del ambito que corresponde.

  35. Mateo, creo que sí estamos de acuerdo. Y me alegra que usted lo haya explicado tan bien, pues es lo que llevaba bastante tiempo intentando desarrollar: la percepción sensorial es necesaria para conocer a Dios, aunque no es suficiente. Como mínimo, no creo que el autor del Génesis se basara en un código anterior, sino necesariamente en lo que observó u oyó. Igualmente Jesús nos habla de dar testimonio de lo que hemos visto y oído, de ser testigos de él. No es que considere que los sentidos no engañen, porque engañan -muchas cosas se han tomado como espirituales y en realidad son naturales, y viceversa-, pero como somos humanos necesariamente lo que llega a nuestra razón nos llega a través de los sentidos, proceda de Dios, de Satanás o de la simple realidad física. A diferencia de Kant, yo sí creo que hay fenómenos de la realidad que nos dan testimonio de Dios, aunque no sean en sí mismos suficientes. Pablo dijo algo parecido a los atenienses, cuando dijo aquello de “En él vivimos, nos movemos y somos” y de que Dios no está tan lejos de cada uno de nosotros, que no significa que Pablo fuera panteísta, pero sí pone de manifiesto cierta conexión entre la filosofía griega y el cristianismo. Claro que la aristotelización del cristianismo de los escolásticos y Santo Tomás entiendo que va mucho más allá que Pablo, aunque no es un asunto que haya estudiado en profundidad.

    Un versículo que para mí es clave para entender esto de la relación entre los sentidos y la recepción de la Palabra de Dios es Hebreos 4.12, donde parece que la Palabra de Dios tuviese que atravesar y hasta dañar la barrera de los sentidos como de la razón humana para llegar al espíritu del hombre.

    “Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón”.

    ¿Podemos afirmar con 100% de seguridad que lo que hemos recibido, directa o indirectamente, a través de los sentidos y de la razón es Palabra de Dios? Creo que la seguridad y el criterio de certeza no está en el canal, que siempre será imperfecto (nuestros sentidos, nuestra razón es imperfecta, pues la Biblia no es un libro de matemáticas donde todo sea deducible y hay muchos aspectos que no comprendemos o interpretamos erróneamente). La clave está en la relación emisor-receptor.

  36. Mateo · ·

    Samuel: Buenísima la cita de Hebreos. Estamos fundamentalmente de acuerdo.

    Precisamente el problema que tengo con el “escrituralismo” en el sentido que defiende Alfredo es que por ejemplo si comparamos la Biblia con un simple artículo de notícia en el periódico, la diferencia está en que en el periódico podemos verificar a través de una investigación empírica lo que se dice mientras que hay muchos versículos en la Biblia que no podemos verificar de esa manera.

    ¿Acaso no tenemos que leer la Biblia? Sí pero por eso tenemos que “saber” que el libro que tenemos en mano lo tenemos y es la Biblia. Y necesariamente es necesario depender de la parte sensorial para obtener “revelación.”

    Yo acepto, como axioma, la sensación, aunque reconozco que podría ser algo problemático.

    Samuel, también ud dice esto al final:

    “la Biblia no es un libro de matemáticas donde todo sea deducible y hay muchos aspectos que no comprendemos o interpretamos erróneamente)”

    Aquí también estoy 100% de acuerdo y precisamente por eso hay que tener cuidado cuando hacemos declaraciones basadas en ciertas interpretaciones que pueden ser equivocadas sobre la defensa de un tema concreto. Por ejemplo, ¿no cree que los cristianos en general hemos asumido durante siglos que muchas cosas son pecados pero no le hemos dado una interpretación realmente correcta? Aquí entonces la cuestión está en si se debe al exégesis o a la falta de datos empíricos.

    Saludos

  37. rifeño · ·

    Pedro: debéis mejorar vuestra ortografía.

  38. rifeño · ·

    Alfredo: ha dejado bien en claro que deplora el anarco-capitalismo. Hoy detecté en un muchacho que se hace llamar dardo esa tendencia. Aunque para ser honesto con ud y el resto, dicha ideología está condenada al fracaso. Es OBVIO que un estado necesita de ciertas tasas para poder operar.

  39. rifeño · ·

    El mismo Smith habla sobre los “deberes” de los estados.

  40. Me ha hecho mucha gracia eso de la ortografía. Recuerdo una conversación en el batiburrillo liberal (sí, la famosa) en la que, como no podían rebatirme, se dedicaban a decirme que no sabía escribir porque me había dejado alguna letra en algún momento, etc.

    Era verdaderamente ridículo. Es obvio que cuando escribes con un teclado cometes errores, que al volcar ideas rápidamente tiendes a abusar de las comas o bien a lo contrario.
    Nunca hubiese esperado encontrarme comentarios de ese estilo en esta web…

  41. Cabrit0 · ·

    La única crítica que le tengo a este artículo (porque básicamente estoy de acuerdo) es que los argumentos se pueden aplicar a todas las demás “escuelas” económicas y no sólo a los “austríacos”.

    He notado en ciertos comentaristas la insinuación de que la Escuela Austríaca es anarcocapitalista, sólo un apunte: Hay muchos anarcocapitalistas que se decantan por la Escuela Austríaca. Pero no todos los “austríacos” son anarcocapitalistas y no todos los ancap son “austriacos”.

    Y bueno, yo no soy economista aunque sí me he interesado por aprender algo. Como no soy economista de profesión no me ha interesado investigar mucho más profundamente, pero de todas las “escuelas” que conozco, la austríaca me parece la que estudia la economía de la manera más adecuada y acertada…..Al menos si la comparamos con la de Chicago, neoclásica, Keynes, etc…

    Un saludo.

  42. valcarcel · ·

    Rifeño: yo creo que lo del señor ese ha sido un error de su teclado. Normalmente escribe bien. De hecho, usted sí que comete muchas faltas en nuestro idioma…y que ud sea extranjero me da lo mismo. Ud descuartiza el “vosotros”.

    Cabrit0:

    Ojo….por ahí es donde va la cosa…

  43. jonas · ·

    @Samuel/Mateo:

    Me ha parecido interesante lo que uds han dicho sobre el empiricismo.

    Ya que uds parecen conocer mucho sobre el asunto, quisiera preguntarles sobre un concepto que he ido desarrollando.

    Creo que es importante hacer énfasis en las necesidades individuales y capacidades, así como debilidades de cada individuo.

    ¿Creen uds que hay algo así como experiencias en común que todo ser humano comparte?

    Yo sí pienso que el método empírico es positivo y podría contribuir a crear modelos, metáforas y símbolos que pueden reflejar
    cómo el ser humano entiende a Dios.

    Me interesa que la teología esté en contacto con datos concretos o empíricos de la experiencia humana. La religión es una “experiencia” verificable en términos empíricos.

    saludos

  44. jonas · ·

    @Dardo: está ud atacando gratuitamente al caballero Alfredo. Ningún liberal clásico de los de verdad dicen que “no debe haber impuestos”. Eso lo dirá usted y sus amigotes ancaps.

  45. rifeño · ·

    Si lo dice por “opocisión” al dogmatismo, sí.

    A esto me refería. Se escribe OPOSICIÓN No es producto de la prisa. Así que no se enoje señor Pedro. Usted no es de vidrio, como para que se ofenda tanto.

    Alfredo: apreciaría mayor precisión en la crítica.

  46. Mateo · ·

    Hola Jonás,

    te comento. La verdad es que no me he planteado muchas de las cuestiones que tocas pero te daré una idea de lo que pienso en general, sin que esto sea “100% dogma”.

    Yo creo que sí podemos hablar de experiencias comunes en todo ser humano:

    no sé si podemos decirlo así pero creo que toda la humanidad sabe lo que es un árbol por experiencia y sabe que tocar fuego no es bueno. Como dije antes, discrepo con Alfredo en esto y yo sí pienso que la “experiencia religiosa” puede ser válida.

    Saludos

  47. Mateo, me preguntaba usted si pienso que en ocasiones se han asumido como pecado cosas que en realidad no hemos interpretado correctamente. Yo creo que sí, pero habría que ver de qué cosas hablamos. Entiendo que además sucede que hay cosas que bíblicamente son pecado y sin embargo los hombres entienden que lo son por otra causa distinta. Por ejemplo, yo no creo que el pecado que sea pecado por capricho de un Dios arbitrario, creo que el pecado lo es en sí mismo y tiene consecuencias negativas por sí solo.

    También me preguntó antes sobre el evolucionismo, y es una cuestión que no tengo muy clara porque no soy científico pero sí me parece exagerado extraer de la idea de la evolución el hecho de que Dios no intervenga. Incluso no me acabo de creer que lo sobrenatural no tenga una explicación lógica, que los milagros sean “una trampa” o violación de Dios de las propias reglas naturales que él ha impuesto, un argumento que utilizó David Hume. Creo simplemente que desconocemos todos esos elementos pero que tienen una explicación, aunque no la descubramos ni en un millón de años.

    Jonás:

    con respecto a su pregunta, depende de a lo que se refiera. Evidentemente hay experiencias que todo ser humano comparte, lo cual demuestra que se cumple una regla.

    Ahora bien, si se refiere a experiencias religiosas comunes como punto de partida para investigar la espiritualidad o trascendencia -pongamos por caso, el misticismo se halla presente en muchas religiones- yo creo que se abusa al crear supuestas coincidencias o paralelismos entre el cristianismo y otras religiones. Las religiones son un intento frustrado de acercarse a Dios, una mera especulación, incluso lo es el cristianismo cuando se practica como una religión más. Un camino trazado, no ya por la observación del hombre, sino por su voluntad de crear un dios a su imagen y semejanza.

    Cuando se investiga sobre hechos físicos se supone que el individuo tiene interés en averiguar la verdad. Cuando se investigan sobre cuestiones espirituales, el hombre no investiga algo que le es dado, no tiene demasiada materia sobre la que trabajar, su voluntad interviene de forma bastante superior a su razón -con la razón se puede intentar explicar muchas cosas sobre si existe Dios o no, pero no otras muchas cosas sobre sus atributos o su naturaleza-, sino que edifica desde su propia ignorancia una religión que conforma todo lo característico o misterioso de su cultura y crea un dios a su imagen y semejanza. Muchos dioses de los pueblos antiguos no eran más que eso, una idealización de cosas que no se comprendían, de los temores y las pasiones del pueblo.

    Para que una investigación que pretenda dar luz sobre cómo es Dios tenga sentido comprenda que no me vale cualquier experiencia subjetiva, ni siquiera las mías propias, que someto constantemente a crítica, a diferencia de lo que haría cualquier religioso que justifica su creencia por el sentimiento o la aceptación obediente de un dogma irrefutable e incuestionable. Hace falta primero cierta honradez intelectual y, si en las ciencias puede haberla, en la investigación de lo espiritual no suele haber esa honradez por estar muy relacionado con las vísceras de cada uno.

    Si en lugar de buscar a Dios, resulta que usted se encuentra con él, no a través de un experimento provocado por usted, sino a través de un experimento provocado por él con el objeto, no de demostrarse a sí mismo, sino de que usted concretamente lo vea, probablemente estará mucho más cerca de la verdad. A partir de ahí es cuando podemos hablar del empirismo acerca de todo aquello que no entendemos de nuestra vida concreta: por ejemplo, ¿cómo sabe una persona concreta que debe ser pastor o misionero? Eso evidentemente no lo puede leer en la Biblia, pues Dios ha llamado a unos para eso y a otros a otra cosa y necesitamos que Dios se lo haga ver a cada uno de forma concreta mediante la experiencia, si se repiten determinados actos en su vida, si Dios le da alguna revelación sobre su propósito para él. Creo que todo surge de la experimentación y que ni el mismo Alfredo, como individuo, ha puesto en marcha este proyecto por haberlo deducido de una ley general bíblica, pues sería algo que tendría muchas interpretaciones, y Liberalismo Democrático es algo muy concreto. Es un argumento un poco arriesgado, pero estoy seguro que Alfredo tiene una explicación para estas cosas a las que me estoy refiriendo, pues no me cabe en la cabeza que no hubiera pensado en ello.

    Saludos.

  48. Mateo · ·

    Samuel:

    Pues una de las cosas que yo tenía en mente es si no somos demasiado osado a veces cuando, por dar un ejemplo que se toca con mucha frecuencia en este blog, extrapolamos que de dos o tres versículos muy contextuales establezcamos un criterio que va más allá del versículo y pretender extrapolarlo a situaciones políticas. Un ejemplo es el pecado de la homosexualidad. Desde mi punto de vista claro que es pecado, pero, de ahí a decir “el matrimonio gay es pecado” creo que podría ser problemático, sobre todo cuando la Biblia no habla de lesbianas salvo en una ocasión.

    “me parece exagerado extraer de la idea de la evolución el hecho de que Dios no intervenga.”

    Ya, ese es el mismo problema que tengo con ese planteamiento de la evolución.

    Más que nada le preguntaba sobre la evolución porque creo que es un error “rechazarla” de por sí…hay datos empíricos que avalan algunas cosas de la evolución.

    Samuel, si no le importa, quiero enviarle algo que escribí sobre todo esto que es bastante tendencioso porque es algo detallado pero por motivos personales no creo que sea muy “positivo” de mi parte compartirlo aquí.

    Saludos

  49. Jonas · ·

    @Samuel:

    Me refería a que eso de la “revelación”
    para mí tiene mucho más que ver con eventos y no con proposiciones. Podemos identificar a Dios con el orden de la creación u orden creativo de este mundo, y como tal Dios es el proceso por el cual nos renovamos, fortalecemos, etc.

    Tenemos el concepto de que Dios es Santo, y con nuestra experiencia vemos que es justo, y que ama. Dios tiene características pero no debemos tomarlas literalmente precisamente para evitar convertir a Dios en nuestra propia semejanza.

    Con lo de experiencias comunes o compartidas me refería a que en muchos casos tenemos algo misterioso.

    Yo creo que un argumento “teológico” por ejemplo solo tiene sentido si hay una experiencia compartida.

    Por lo menos podemos con un proceso empírico señalar la realidad del mundo tal y como muchos lo perciben.

  50. valcarcel · ·

    Por supuesto señores, que he pensado mucho en esas cosas que expone Samuel…por eso quiero aprovechar el próximo artículo para poder abrir un debate interno y ver si es posible reconciliar posturas…aunque en este momento no lo veo viable.

    Samuel: Lo que ocurre es que rechazo el empirismo como punto de partida.

  51. enrique · ·

    alfredo, como pretende hacer una defensa de la literalidad de la biblia cuando ustedes mismo, sus adalides,necesitan debatir sus enseñanzas y alcanzar acuerdos para “reconciliar posturas´´.

    si samuel no le acaba dando la razon, ¿se convertira en un “hereje´´?

    ¿como se puede vender “la verdad absoluta´´ cuando entre ustedes no se ponen de acuerdo sobre cual es?

  52. valcarcel · ·

    Cuidado Enrique: cuando se usa la palabra “literalidad” primero es necesario saber qué es lo que queremos decir con “literalidad.” Yo no creo que sea para nada negativo debatir nuestras enseñanzas: lo llevamos haciendo siglos y nada de eso quita la Salvación de la que disfrutamos y ustedes no tienen. Respecto al tema de la herejía, yo de momento no he visto nada así…

    De todas formas, no creo además que haya un desacuerdo sobre la Biblia — lo que hay es un desacuerdo normal sobre cómo defenderla — algo muy distinto a lo que ud desea.

  53. Un caballero errante · ·

    Enrique, me has leído la mente jajaja, iba a decir lo mismo sobre la famosa lista de “herejes” que tiene Alfredo. Y, Alfredo, ya que ud siempre quiere dice que es tan “transparente”, ¿por qué no comparte aquí con nosotros los famosos “archivos del horror” que usted tenía en su otro blog? ¿O es que está intentando ocultar su desprecio a los que no pensaban como ud?

    PD: Qué guapito es Mateo, jaja. ¿Es bíblico llevar el pelo tan repeinado como sus discípulos? Parecen más modelitos de Armani que discípulos de Dios…pero en fin, usted sabrá lo que hace, of course.

  54. valcarcel · ·

    @”caballero” errante:

    Más preciso sería ponerse como nick “el mariquita pecador”…porque no quiero ni pensar en su obsesión por los estudiantes y qué la motiva.

    Yo comparto aquí lo que me dé la gana, sin necesidad de que ud me aconseje sobre lo que debo hacer o no. Y bueno, difícilmente se puede ser un discípulo de Dios apestando….no se puede compartir el Evangelio si se apesta….

    Como decían los puritanos: “la limpieza está cerca de lo paradisíaco.”

  55. Hola, yo no soy el anterior Germánico.

    ¡Hola, Germánico! ¿Qué tal toca-yo?

  56. rifeño · ·

    Sr. Alfredo: Kolmann hace una radiografía de vuestra fe calvinista. Jacobo Arminio simplemente no pudo sostener el asunto de la “predestinación” contra el punto de vista de Dirck Volckertszoon Coornher. En resumen: es la fe lo verdaderamente importante y no la supuesta gracia.

    Lo ocurrido en Dort solamente es una muestra de lo fragilidad puritana. A mi manera de ver recurrieron a las viejas formas papistas.

  57. valcarcel · ·

    ¿Hay algún enlace Rifeño? Es que me gusta poner las cosas en su contexto…

  58. Gracias Rifeño por enseñarme cómo se dice oposición en mi idioma, no sé que haría sin usted….

  59. Un caballero errante · ·

    jajaja como se nota que las cosas no van bien entre algunos.

    Pedro, eres como un jovenzuelo de la progresía más extrema: impertinente, maleducado y ocurrente. Das pena.

    Te arrimas a lo peor de lo que había en Red Liberal, como el autor de esta web, como buen progre. Un sujeto que tildó a los demás como amigos de “tiranos”, como Fernando VII, y que forja alianzas con personajes tan malvados y poco cristianos como Iracundo (Isidoro Lamas Insua).

    Siempre que me paso por aquí me quedo de piedra al comprobar como vienen tantos progres. ¿Tanto os mola “Don” Alfredo y sus escritos tóxicos contra todos los liberales de verdad que no pueden compartir estas cosas?

    ¡Pero si ahora hasta se meta con la escuela austriaca! En fin, como me gustaría meteros a todos en una isla, a gente como Alfredo y progres como Pedro, y ahí os sentiriais muy bien. Los dos grupos tenéis algo muy en común: odiais la libertad individual de las personas.

  60. valcarcel · ·

    “Iracundo” NO ES cristiano ni jamás en mi vida le he conocido ni he “forjado” alianzas con ese señor. Lo que sí tenemos en común es que ambos fuimos expulsados por su amigo personal Daniel Rodríguez Herrera por denunciar públicamente el extremismo ideológico que había en dicho agregador y por tener a gentuza tan poco recomendable como el islamófobo Batiburrillo (cuyo nombre real no recuerdo bien). Mire usted, ya me estoy cansando Y MUCHO de usted: señores lectores, sé quien es este “señor” porque es tan imbécil que me ha proporcionado su correo electrónico antiguo, el que usaba en Red Liberal…por decoro, no voy a dar su nombre públicamente pero como vuelva a verle por aquí, no dudaré en decir quién es usted. Usted sí que da mucha pena y vergüenza ajena. También siempre me impresionó ver como ustedes siguen empeñados en “relacionarme” con la progresía…se nota que duele la verdad de lo que dije y sostengo.

    También veo que ahora algunos han cogido la “costumbre” de meterse gratuitamente con algunos de mis lectores de ideología distinta.

    Pedro tendrá fallos, y muchos, pero no es “maleducado”. Se podría decir que podemos tener un debate sobre si tal o cual persona es un pecador, pero me temo que todos salimos con la misma sentencia. Impertinente no sé si será el susodicho, pero sí sé que ha sido una de las pocas personas coherentes que también se dio cuenta de lo que pasó en Red Liberal y de lo poco “liberal” que es.

    Y bueno sé que en realidad la manía es contra mi persona así que déjense de “mariconadas” y métanse conmigo sin mezclar a terceros que aquí ese señor no tiene nada que ver con este proyecto. Pero por supuesto que preferiría tener a una persona honesta antes que a gentuza como usted de la estirpe más baja de este país.

  61. De L'Hort · ·

    Generalmente estoy en contra de todo lo que dice Pedro, pero ha logrado poner el dedo en la llaga. A los extremistas que aquí pululan con impunidad nunca se les dice nada de nada, pero el minuto que participa Pedro, parece que muchos se molestan y se ponen de acuerdo para someterle a un auténtico linchamiento. A los fascistas aquí se les da de todo lo que pidan y a centristas sin excentricidad, como Pedro, se les niega.

    Y no me vale eso de que “cada uno tiene su estílo de expresarse.” ¿Qué pasa, que los extremistas tienen barra libre? Son unos fascitoides. Y si no lo entendeis, ir aprendiendo.

    Parece mentira que una persona de la calidad intelectual que tiene Alfredo no se de cuenta de sus errores respecto a ciertos individuos que no tienen malas intenciones.

  62. Hola,

    Caballero errante,

    Te querría responder pero no sé cómo. No es más que una sarta de estupideces de difícil respuesta. Sólo una cosa que parece que debería estar clara, pero algunos miopes sin remedio no parecen querer ver: Yo no tengo ninguna alianza con Alfredo. Me parece que hay que ser un poco corto para insistir por ese camino, cuando ni siquiera nos dirigimos una frase desde hace semanas.

    Alfredo,

    A pesar de que realmente no nos dirigimos la palabra desde hace unas semanas (porque usted lo ha decidido, no porque lo haya hecho yo), es mi obligación agradecerle que me defienda ante estos ataques gratuitos y que hable bien de mi en lo que me parece importante desde mi punto de vista.

    De L’hort,

    Agradezco el comentario y creo que representa la verdad. Intuyo que la animadversión hacia mi viene más de ciertas personas ajenas al este proyecto o bien ocultas bajo la foto de Alfredo que al propio Alfredo.
    De todos modos por si está preocupado por mi “sensibilidad” le diré como veo las cosas. En la blogsfera y en esto de los blogs pulula mucho radical de todas las tendencias. La personalidad de un blogger y las ideas que defiende no sólo se miden por los apoyos que se reciben, si no también por qué tipo de personas te insultan.
    Ser insultado por fanáticos define el camino de alguien como correcto, y así lo veo yo. Ser insultados por Sigfridos y demás no es que sea un honor porque no es compatible mezclar este término con ciertas personas, pero casi.
    Lo que sí es un honor es ser defendido por personas que están en tus antípodas ideológicas.

    Un saludo,

  63. valcarcel · ·

    De nada Pedro, no se preocupe. Un saludo

  64. Liberalín encabronado · ·

    Pero a qué coño tienen que venir estos sectarios censuradores de la RL y del IJM.
    Pero hombre, ya está bien!!!!, que se vayan a darle el tostón a su madre. Por si fuera poco van estos cegatos mentales y se inventan alianzas.

    Que no hay alianzas pedazo de gañán!!!!!!, es que algunos dais ascazo a izquierdas y a derechas. Nada más. 😦

  65. He empezado a leer tu blog pero no he podido seguir porque ya se parte de un punto que no es cierto. La posición que defendemos los austriacos no es inductiva ni tiene nada que ver con la metodología de las ciencias sociales. El método que nosotros usamos es el praxeológico, es decir, que partimos de enunciados lógicos a priori. Esto quiere decir que nuestro interés no consiste en recolectar datos de la realidad y ver dónde nos hemos equivocado, pues nuestro enfoque es deductivo y prescriptivo. De verdad que esto es el ABC de la escuela austriaca, de la cual parece que tú te declaras su enemigo.

    Algo que me gustaría preguntarte a modo personal es cómo puedes compaginar las ideas de Milton Friedman con tu idea de que las drogas deben estar prohibidas.

  66. Alfredo · ·

    Señor Soler: Precisamente lo que critico es el razonamiento “a priori” — por eso rechazo en parte la “escuela” austriaca aunque no es mi único motivo.

    En cuanto a las drogas, aquí tiene su respuesta:

    https://liberalismodemocratico.wordpress.com/2008/08/20/no-estoy-a-favor-de-la-legalizacion-de-las-drogas/

  67. 1. ¿Qué fallos ves entonces en el apriorismo?

    2. Esto que dices sobre las drogas es lo que piensas tú, pero yo te pregunto qué es lo que piensa Milton Friedman sobre el tema.

  68. Alfredo · ·

    Señor Soler: El hecho de que Milton Friedman haya abogado por legalizar las drogas no me dice nada: no estoy de acuerdo con él ahí y creo que cometió un grave error de juicio. El hecho de que yo me considere monetarista no significa compartir al 100% todo lo que decía Milton Friedman sobre temas como el de las drogas.

    En segundo lugar, en cuanto al “apriorismo”, el fallo principal es que es dogmático y acaba siendo un razonamiento circular, como el los Marxistas más fanáticos. Prefiero cierto pragmatismo en el terreno económico, siempre y cuando el “destino” final sea liberal o por lo menos “más liberal” que ahora.

  69. ¿Dónde está el dogmatismo si digo que “todos los hombres persiguen objetivos?

  70. Alfredo · ·

    En negarme a mí decir lo contrario: no todos los hombres persiguen objetivos.

  71. luigi bros · ·

    yo creo que te equivocas Alfredo. Los economistas austriacos rechazaban el uso de la matemática en la economía porque es una ciencia que no se puede explicar bien a partir de la información que se tiene, porque la mente humana actua erráticamente. Dichas actividades no pueden ser predichas ni analizadas empíricamente porque la mente humana piensa de una manera muy subjetiva, deacuerdo a las valoraciones que le da al mundo, difrentes de mentes externas. Uno nunca sabe que actividades realizaré pues uno nunca sabe que necesidades o que acciones moveran mi ser.

    Y es que la economía, según la escuela austriaca, empieza en el individuo y acaba en el individuo, a traves d las valoraciones subjetivas que nos hacen actuar para satisfacer las necesidads que cada uno tenemos. No hay macro ni micro, solo individuos actuando. Mentes valorando subjetivamente. Y eso no pudes calcularlo con una formula matématica, porque en ese caso tndrías que generalizar el pensaminto humano a una sola variable, a un promedio de “como actua”, cuando no es así. Hay muchas variables, muchas formas de pensar, miles de millones. Y cambia constantemente. No es estática, como lo quiere hacer valer otras escuelas económicas.

    La mente humana es algo tan complejo que no puede explicarse su comportaminto a traves del empirismo. Cada uno de nosotros pensamos difertne y actuamos deacuerdo a nuestra visión del mundo. Así de sencillo.

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: