Contra Ludwig von Mises y otros economistas (I)

Señores: Ayer tuve un día estupendo. En los días veraniegos, tengo la costumbre de comerme un ramo de uvas (no siempre), tras dormir la siesta obligatoria, o a veces me tomo un mosto o alguna fruta, poco antes de salir a tomarme el café solo con un vaso de agua y contemplar el edificio de la Inquisición en Madrid, no muy lejos de mi casa y a la vista. Hoy cuando salí, ví que el viento seco de este Madrid árido corría sobre mi pelo y el pelo se me movía bastante. No pude evitar recordar algunas escenas que he visto en algunos libros de guerreros europeos salvajes crujiéndose a espadas y totalmente “despeinados” como yo estuve ayer. Pero bueno hoy quería hablar de los economistas y por qué siguen fracasando — sobre todo algunos economistas “liberales” como Ludwig von Mises. La economía “laica” ha fracasado, por completo y seguirá fracasando. No es mi intención hacer ningún chiste sobre los economistas. Me limitaré a citar sus propias palabras que son mucho más devastadoras que cualquier chiste que yo pueda contar. Es más, yo prefiero que me cuenten a mí los chistes. Cuando he tenido que entrevistar a señoritas para que realicen algún tipo de labor doméstico como limpieza o algún arreglo, les suelo decir: “cuénteme ud un chiste o se me larga a la calle ahora mismo.” Creo que tengo una inclinación muy fuertemente pecaminosa y muchas veces disfruto ver cuando alguien se queda completamente paralizado por su propia estupidez. Este tipo de actitud que tengo es pecaminosa y la intento corregir con la ayuda del Espíritu Santo pero no es fácil. ¿Qué persona que haya impartido alguna clase no siente la inclinación malvada de agarrar a veces a algún alumno por los pelos, sacarle al campo, y pegarle por su estupidez? Yo obviamente no hago eso, y si siento esa inclinación, nada como arrojar un buen libro. He sentido ese tipo de inclinación también contra progresistas, cuando me dicen “no soy malo, soy como cualquier otra persona, déjame en paz, fanático.”

Tal y como está constituida la ciencia de economías, es incapaz de darnos sabiduría y me estoy cansando mucho de los Von Misistas que me rodean aquí. También se hacen llamar “economistas austriacos”, entre los que tenemos al señor Mises pero también a porreros mentirosos como Juan Ramón Rallo y otros anarquistas. No hay un sólo anarquista, sea éste “de izquierdas” o sea “anarco-capitalista” que sea moral en términos bíblicos.

CUIDADO jóvenes: Cuando hablo del fracaso de la economía laica, quiero decir fracaso de la epistemología y/o cognitiva. La economía como disciplina, como cuerpo de proposiciones, está supuesta a explicarnos — en términos correctos — algo sobre el mundo. No lo ha podido hacer y no lo ha podido hacer por carecer de suposiciones y métodos correctos.

Tengo muchas expectativas sobre la economía; no la considero una ciencia como la física o la química, que no nos pueden dar “verdad” sino como una disciplina que, bien desarrollada, puede por supuesto darnos un cuerpo de verdades considerable. Si no tuviera estas expectativas, claro está, no sería necesario hablar del fracaso de la economía laica. Después de todo, ha tenido éxito en muchos sentidos: Ha mantenido a cientos de miles de “economistas” como Rallo empleados, por ejemplo, y también ha acertado algunas veces. Pero no ha podido darnos “la verdad.” Vamos a hablar un poquito de la historia del pensamiento económico.

ARISTÓTELES

El hombre más famoso en el terreno económico del mundo clásico es, por supuesto, Aristóteles. Propuso cuatro ideas relacionadas entre sí:

La infertilidad o esterilidad del dinero, la inmoralidad de interés empresarial, la naturaleza objetiva de valor, y la noción de igualdad en el intercambio-que controló el pensamiento económico durante dos milenios. A estos errores, el filósofo medieval, Tomás de Aquino, agregó la idea del “precio justo”, basado en las ideas de Aristóteles. (Estas ideas están todavía con nosotros, aparecen, por ejemplo, en palabras o frases huecas como ”salario digno”, las leyes de salarios mínimos, y leyes contra la usura.) Tanto Tomás y Aristóteles eran hostiles al comercio y a los comerciantes. Véase el libro de Aristóteles sobre la Política y lean su libro sobre la ética. Después, Aquino, en su Summa Teologicae condenó la usura como algo “pecaminoso”, utilizando las ideas de Aristóteles, totalmente ajenas a la Santa Biblia.

Veremos más adelante que no hay ninguna razón por la cual creer que las ideas económicas de Aristóteles son verdaderas. Aristóteles no nos responde a una pregunta fundamental: ¿Cómo sabes? La epistemología de Aristóteles es un fracaso, y sus frases son completamente huecas al carecer de una epistemología concreta.

Aquino creó un monstruo filosófico cuando intentó mezclar el empiricismo de Aristóteles con la revelación Bíblica aunque este monstruo se despedazó casi de inmediato y la carrera de lo que ha sido la filosofía Occidental desde Aquino hasta ahora se puede entender como el colapso de la síntesis tomista de sensación y revelación proposicional. En cuanto a la revelación Bíblica, Tomás tenía la epistemología adecuada, pero no se dio cuenta. Lo que es peor, intentó justificar que la revelación proposicional es algo de la experiencia del sentido. Este fracaso tomista no ha detenido a gente de rango muy inferior a seguir el mismo camino. De hecho, gran parte de lo que hoy pasa por “apología cristiana” en la ciencia y la teología son versiones masticadas de Aquino.

Fue, por fin, en la REFORMA Protestante cuando por primera vez se empezaron a cuestionar las ideas de Aristóteles. Lutero no habló sobre la moralidad de la usura o de valores objetivos, pero odiaba la filosofía aristotélica y esto sirvió como inspiración para que el joven Juan Calvino tome nota y ofrezca argumentos coherentes.
La gran contribución de Lutero a la economía, aunque no fue algo intencional, fue la elevación del trabajo productivo a su esfera correcta y la destrucción de la idea de que la actividad que realice un monje y una monje es algo “mejor” ante los ojos de Dios que lo que haga un pescador, carpintero o profesor.

Fue Juan Calvino quien, por primera vez, decide no condenar el interés como algo pecaminoso. Calvino distinguió entre prestar a una empresa y prestarle dinero a los pobres para que consuman inmediatamente, algo que sí es pecaminoso. Calvino argumentó esta posición desde la BIBLIA, y jamás intentó, al ser un hombre libre, “aristotelizar” la Palabra de Dios. Siempre me llama la atención ver que en las puertas de casi todas las iglesias católicas, hay gente “pobre”, yo más bien diría, mendigos, pidiendo dinero con un vasito de plástico. En el Medievo, la Iglesia Católica fomentaba la mendicidad por toda Europa y es algo que continúa haciendo.

Más datos interesantes:

No olvidemos que eso de estudiar “la economía” como si fuera una discplina distinguida es algo bastante moderno. El clérigo Thomas Malthus fue el primer profesor de economía política en Inglaterra en 1805. Adam Smith, “santo patrón” de muchos liberales, era profesor de FILOSOFÍA MORAL en la Universidad de Edinburgo cuando publicó su famoso libro sobre la riqueza de las naciones. La famosa “American Economic Association” tiene poco más que un siglo. Hasta el siglo XX, a esta gente NO se les llamaba “economistas.” Hasta los 1870s, todos los economistas americanos fueron educados en sus hogares, ya que no existían asignaturas universitarias en esta materia.

Empiricismo en la economía

En los inicios de esta disciplina, antes que Adam Smith, la cuestión sobre la metodología fue inevitable. El sistema proto-positivista o empiricista que tenemos ahora ya tenía sus defensores en el siglo XVII. Adam Smith rechazó el método matemático pero NO el método empiricista y durante cien años después de Smith, hasta el siglo XX, el positivismo no era algo extendido entre los economistas. Smith abogaba por argumentos intelectuales y palabrerío en la defensa de la economía libre pero tanto Smith como otros “liberales clásicos” dependían de la “observación.”

Hasta Carl Menger, el “padre” inicial de la “Escuela Austriaca” proponía la metodología empírica para la economía, la misma que se usa en las ciencias naturales.

La ironía de todo esto es que los economistas que piensan que el estudio de la economía debe utilizar los mismos métodos que usan los físicos han llevado a la economía hacia el mismo camino sin salida que la física: Todas las leyes físicas son falsas, y todas las leyes sobre la economía positivista son falsas también.
La inducción no es válida — algo reconocido por filósofos no-cristianos como Russell y Popper.

Mañana hablaré sobre Mises y el fracaso de la Escuela Austriaca.

Anuncios

51 comentarios

  1. “Todas las leyes físicas son falsas”

    ¿Qué entiende que por “falsas”?

  2. valcarcel · ·

    Hola Francisco:

    Es complicado pero lo explico de esta forma. ¿Nos puede decir algo la ciencia? Yo creo que no mucho. Los científicos por ejemplo siempre eligen de un número infinito de posibilidades lo que ellos creen que es bueno o útil para determinada situación. Si las ecuaciones matemáticas nos dirían algo sobre la naturaleza, por ejemplo, la probabilidad de que un científico elija la formulación correcta es casi nula. De ahí a que las leyes físicas sean “falsas”–

    Precisamente por esto la ciencia no dice que tiene “la verdad absoluta.” Y esto es especialmente cierto en la mayoría de los pensadores del presente siglo.

    Si los científicos de antaño hubieran dicho encontrar la verdad absoluta, y se habría verificado, entonces la ciencia de hoy no estaría constantemente cambiando de leyes e ideas para acoplarse a la nueva información que descubrimos.

    Einstein es el nuevo Newton — su relatividad reemplaza la ley de Newton. Por lo tanto, casi todo lo que tenemos son conceptos “a priori” como ud creo que sabe.

    La ciencia solamente posibilita algo. Tenemos misiles nucleares y podemos matar al enemigo si procede. Eso es posible pero la ciencia no nos puede ofrecer ninguna explicación sobre por qué deberíamos mandar un misil mañana a Irán.

    Espero que ahora me entienda.

  3. Cabrit0 · ·

    BUeno, yo no soy científico, pero como ingeniero trato de utilizar los descubrimientos científicos para los fines que me interesan. De hecho, incluso cuando no hay descubrimiento científico alguno se puede hacer uso de “trucos” ingenieriles por ejemplo: No fue necesario que Newton nos explicara la gravedad para que los humanos sepamos que la mejor manera de hacer estallar un fuerte es mediante un tiro parabólico de una proyectil. ¿Adónde quiero llegar? A que la ciencia no necesariamente busca la verdad de las cosas sino la explicación de las cosas….que nos llevará a más incógnitas.

    El conocimiento es eso que una vez lo tenemos nos damos cuenta de qué tanto más nos falta por conocer.

    La economía, por tanto, como ciencia no intenta buscar “la verdad” o al menos no debería intentarlo sino más bien explicar el por qué de las cosas. La economía no nació y murió con Mises sino que Mises tomando el conocimiento que la humanidad hubiese podido acumular trató de dar explicación a fenómenos todavía incomprendidos por la humanidad de forma que se pudiera buscar solución a problemas de la humanidad. Soluciones que una vez encontradas nos llevan a más problemas por solucionar.

    Mises me parece un excelente economista (al menos mejor que la mayoría), pero llevarlo al nivel de gurú o de semidios es cometer el mayor error de todos: “No saber que nuestro conocimiento es apenas un granito de arena dentro de un mar de ignorancia”.

    Un saludo.

  4. valcarcel · ·

    Cabrit0:

    “A que la ciencia no necesariamente busca la verdad de las cosas sino la explicación de las cosas….que nos llevará a más incógnitas.”

    Estoy de acuerdo aquí.

    A mí no es que Mises me parezca mal economista, nunca he pretendido decir que sea malo como economista, pero al igual que su comentario demuestra, no da ninguna solución definitiva.

    Tampoco estoy de acuerdo con las implicaciones de su último párrafo. Si no sabemos apenas nada, ¿para qué defender algo?

    Y otra cosa: ¿para qué fiarse absolutamente de la ciencia si ella misma reconoce que cambia sus leyes según nuevos descubrimientos?

  5. valcarcel · ·

    Me gustaría “extender” un poquito mi último comentario:

    Creo que uno de nuestros puntos fuertes debe ser, hoy más que nunca, ser recalcitrantes y de esa forma arrancar cualquier “esperanza” que pueda tener una persona revolucionaria en el mal sentido de serlo.

    Más concreto, doy un ejemplo:

    El liberalismo o los liberales deben ser como aquel profesor rigido que no cambia su normativa aun cuando los estudiantes están al borde de la desesperación.

    😉

  6. rifeño · ·

    Sea serio señor.

  7. Cabrit0 · ·

    “¿para qué fiarse absolutamente de la ciencia si ella misma reconoce que cambia sus leyes según nuevos descubrimientos?”

    Nadie debe fiarse de la ciencia y si lo hace entonces está dejando de ser un científico. Un buen científico debe dudar siempre. Por eso afirmo que quien quiere encontrar la verdad absoluta mediante la ciencia está haciendo cualquier cosa menos ciencia.

    La ciencia, como demasiado, trata de buscar explicaciones y soluciones de problemas específicos.

    “Si no sabemos apenas nada, ¿para qué defender algo?”
    ¿Por qué defender algo si al fin comoquiera vamos a morir?
    Porque se nos dió la libertad de que utilicemos la tierra y sus recurso como mejor nos parezca…y ya que aquí estamos y como son los humanos tendemos a ser cabezones hemos elegido que nuestra estancia en la tierra sea lo menos problemática posible y para resolver problemas hemos “inventado” eso que llaman ciencia. Que no busca (o no debería) buscar la verdad absoluta, sólo la solución de un problema específico que casi siempre nos va a traer más problemas. Por ejemplo: hemos resuelto las hambrunas y ahora el problema es la gordura…y así seguimos.

    Pero como digo, quien intenta buscar la verdad absoluta mediante la ciencia va a encontrar el fracaso….La verdad asboluta sólo la tiene Dios.

  8. valcarcel · ·

    “Nadie debe fiarse de la ciencia y si lo hace entonces está dejando de ser un científico.”

    Correcto. Es curioso como los enemigos de la fe y de la libertad utilizan la ciencia como si fuera una verdad absoluta…sin embargo.

    “Un buen científico debe dudar siempre. Por eso afirmo que quien quiere encontrar la verdad absoluta mediante la ciencia está haciendo cualquier cosa menos ciencia.”

    Ya, pero el problema es que los empiricistas no pueden defender absolutamente nada porque no tienen ningún patrón absoluto que les dé un marco para defender sus ideas.

    “Porque se nos dió la libertad de que utilicemos la tierra y sus recurso como mejor nos parezca…y ya que aquí estamos y como son los humanos tendemos a ser cabezones hemos elegido que nuestra estancia en la tierra sea lo menos problemática posible y para resolver problemas hemos “inventado” eso que llaman ciencia. Que no busca (o no debería) buscar la verdad absoluta, sólo la solución de un problema específico que casi siempre nos va a traer más problemas. Por ejemplo: hemos resuelto las hambrunas y ahora el problema es la gordura…y así seguimos.”

    Sí y no: por ejemplo, sí sabemos que el liberalismo es mejor que el socialismo. Pero, ¿por observación o por otra cosa? Ahí está el problema.

    La verdad absoluta la tiene Dios, y nos la ha revelado en Su Palabra.

    Esa es mi postura.

    Por supuesto que la ciencia es útil. Para todos los que tenemos la revelación divina que nos permite ser consistentes en nuestras respuestas sobre la realidad.

    Una ley no necesita ser “verdadera” en términos absolutos para ser útil. Las leyes de Newton fueron reemplazadas por otras , eran útiles en su momento, pero finalmente equivocadas.

    La ciencia siempre es falsa, en ese sentido, pero muy útil.

    Y por eso, en ese mismo sentido, lo que dicen los economistas “laicos” es necesariamente, falso.

    Rifeño: déjese de payasadas por favor que no estoy para sus majaderías.

  9. rifeño · ·

    Disculpe señor, pero el mensaje no fue dirigido a ud.

  10. valcarcel · ·

    De acuerdo rifeño, entonces retiro mi anterior comentario a ud.

  11. Pascal · ·

    Sería interesante que hablaras con Gabriel J. Zanotti, un filósofo argentino a la vez liberal y católico, muy inteligente, que defiende la posición de Mises (y a Mises también), tanto en su período más “empirista” (“La teoría del dinero y el crédito”, “El socialismo”) como en su período más “apriorista” (“La acción humana”, “Teoría e historia”).
    Te paso su blog: http://gzanotti.blogspot.com/
    Tiene comentarios sobre la ciencia que puede que te resulten simpáticos: su aproximación al tema es heredera de la línea Popper-Kuhn-Lakatos-Feyerabend.

    Respecto de Aristóteles ¿leíste algo del sociólogo Karl Polanyi? Además de ser uno de los más interesantes críticos del liberalismo, intenta -y a mi juicio logra- rehabilitar a Aristóteles como economista. Te recomiendo leer “El sustento del hombre” y luego el un poco más beligerante y sin duda más conocido “La gran transformación”.
    Tiene muchos puntos de contacto con las visiones más o menos dispares de diferentes autores sobre la misma cuestión, como pueden ser Houellebecq, Durkheim, Pirenne, Sombart, Braudel, Schmoller, Weber o Schumpeter.
    No coincido con él en muchas conclusiones (por ejemplo, en considerar a un orden como no espontáneo por el hecho de que su instauración no haya surgido espontáneamente, error muy común bien señalado por Hayek), sin embargo creo que su visión puede fácilmente hacerse complementaria a aquella a la que se opone, dejando al liberalismo tal vez con mucha razón sobre la efectividad del mercado en las economías abiertas de las complejas sociedades de intercambio, pero con muchas más dudas sobre la validez de esa efectividad.

    Saludos.

  12. El Moli de Getafe · ·

    Esto que se plantea aquí respecto a la Escuela Austriaca de Economía no es algo original ni novedoso.

    De hecho es lo que siempre se ha dicho que separa a esta escuela de pensamiento económico de la también muy conocida Escuela de Chicago que desde siempre ha apostado más por el uso de la matemática y la estadística.

    Precisamente el sueño de Milton Friedman fue lograr algún día convertir a la ciencia económica en una ciencia “segura” como las demás, y para intentar conseguirlo luchó por la generalización en su estudio de un método científico y por alcanzar de este modo el mayor consenso entre los economistas a la hora de dar respuesta a las distintas situaciones que se pudieran plantear.

    Y, además, en cuanto a la distinción “laica”, Friedman nunca dejo de reconocer su limitación humana a la hora de intentar comprender la obra divina y se maravillaba constantemente de la belleza de este mundo.

  13. Pero todo el mundo, después de la observación y la experimentación, extrae una ley general de la que luego se pueden extraer consecuencias lógicas. Podemos aceptar la Biblia como ley general, sin cuestionarla, y a partir de ahí obtendremos que si somos realmente lógicos todas las proposiciones particulares que se extraigan serán ciertas, puesto que la Biblia es cierta. Pero si tomamos una ley general equivocada, es decir, la aceptamos por intuición de que esa debe de ser la ley general de acuerdo con algunos datos que hemos observado, obtendremos que las consecuencias lógicas que extraigamos serán verdaderas, y sin embargo, no nos explican nada nuevo sobre la realidad. Por eso el deductivismo sólo puede ser teórico y en las matemáticas funciona, pero si queremos aplicarlo a otras realidades inevitablemente nos encontramos con que hay que empezar con un punto de partida, una hipótesis, y esa hipótesis puede ser falsa, de manera que debe estar sujeta a la experimentación y verficación. Si no, lo que usted obtendrá es un dogma sencillo y arbitrario, hará un razonamiento cerrado en sí mismo, pero no podrá asegurar en absoluto que esa verdad lógica tiene una conexión con la verdad física o metafísica.

    ¿Cómo sabe que esa es la verdad? Por fe, inevitablemente. Pero yo creo que la fe no es que se tenga o no se tenga, sino que se recibe en un momento dado y a partir de un encuentro personal con Dios. Y la observación de ese hecho, que se somete a experimentación constante, es lo que permite aceptar la Biblia como ley general y a partir de ahí todas sus deducciones lógicas.

    Creo que la epistemología empirista y el método hipotético-deductivo son lo más adecuado para la ciencia y perfectamente aplicable a la economía, pues de otro modo se obtendría sin lugar a dudas un resultado alejado de la realidad. El problema es que el economista, como todo científico social, está condicionado por sus propios presupuestos y al mismo tiempo trabaja sobre un campo que está en constante movimiento y no posee todos los datos. No puede predecir hechos con absoluto grado de certeza. Además, a diferencia del físico, se enfrenta inevitablemente al problema de “¿qué es lo mejor?”, que es una valoración que lo sitúa cerca de la filosofía. En ese sentido sí que se pueden aplicar atributos como “laico” a la economía, pues evidentemente los economistas parten de una filosofía humanista, no-religiosa. El comportamiento económico de los individuos, que sería toda acción humana, obedece a la búsqueda de su propio beneficio, a llegar a una situación mejor que la anterior incurriendo en el mínimo coste. Incluso cuando hablan del cristianismo lo hacen en términos económicos y desde el punto de vista utilitarista, nunca como una ley general a partir de la que extraer verdades inmutables. Que haya cielo o no, que Dios exista o no, para el economista es irrelevante. Al economista sólo le interesa las consecuencias de que la gente crea y cómo influye eso en su comportamiento económico. Igualmente las instituciones religiosas que tenga una sociedad, a los economistas no les interesa que sean bíblicas o no, sino si ejercen una función de contrapoder. Les interesa, por ejemplo, la ética del trabajo que propugna una determinada religión. ¿Es útil todo eso? En la teoría sí, es útil; pero sucede que, en lo moral, son igual de materialistas y eso influye en el análisis de toda realidad, donde todo -el derecho, la historia, la filosofía- acaba siendo tratado desde el punto de vista económico, lo que es bastante limitado.

  14. El Moli de Getafe · ·

    No estoy de acuerdo con eso de que a los economistas les es irrelevante la existencia de Dios.

    De hecho, muchos ven en el perfecto engranaje que es el mercado cuando es libre la “demostración” de su existencia.

  15. valcarcel · ·

    Pascal:

    Gracias por el enlace interesante. Lo miraré con detenimiento.

    “¿leíste algo del sociólogo Karl Polanyi? Además de ser uno de los más interesantes críticos del liberalismo, intenta -y a mi juicio logra- rehabilitar a Aristóteles como economista. Te recomiendo leer “El sustento del hombre” y luego el un poco más beligerante y sin duda más conocido “La gran transformación”.

    No, no le conocía pero sin dudas lo añado a mi lista de libros para leer este verano. Parece interesante.

    Saludos.
    ……………………
    El Moli:

    “De hecho es lo que siempre se ha dicho que separa a esta escuela de pensamiento económico de la también muy conocida Escuela de Chicago que desde siempre ha apostado más por el uso de la matemática y la estadística.”

    Yo no critico para nada ese aspecto de la escuela austriaca. En la segunda parte me dedicaré a criticar a la escuela austriaca con detalle, pero ese no es el problema para mí.

    Lo que ud dice de Friedman es muy cierto, y lo considero quizá uno de sus puntos débiles.

    “Y, además, en cuanto a la distinción “laica”, Friedman nunca dejo de reconocer su limitación humana a la hora de intentar comprender la obra divina y se maravillaba constantemente de la belleza de este mundo.”

    Cierto — ojo, yo soy más bien “friedmanista” pero reconozco el problema que eso plantea y la contradicción que conlleva con mi fe y mi postura que es “a priori” escrituralista/bíblica.

    Samuel:

    Nada que discrepar con su primer párrafo. Por ahí va la cosa.

    Dice ud:

    “En ese sentido sí que se pueden aplicar atributos como “laico” a la economía, pues evidentemente los economistas parten de una filosofía humanista, no-religiosa.”

    Por supuesto, el problema con esto es que se acepta ese sistema entre los liberales cristianos. ¿Por qué tenemos que tener como punto de partida la filosofía humanista y “aceptarla” sin cuestionarla? No lo hago, y seguramente ud tampoco, pero me reconocerá el problema que hay con esto. Muchos nos dejamos intimidar enseguida que abren la boca y dicen “es que ESTO ES LA CIENCIA”…cuando en realidad la ciencia no nos puede decir absolutamente nada en cuanto a la valoración positiva de un hecho.

    Estoy muy de acuerdo también con lo que ud dice del utilitarismo: ¿acaso no conocemos cuando nos dicen: “tú en realidad no crees en Dios, una persona inteligente no puede creer en Dios. Lo haces porque te interesa y porque te interesa el poder.”

    Argumentos así hay miles en esta sociedad humanista.

    Ud dice:

    “sucede que, en lo moral, son igual de materialistas y eso influye en el análisis de toda realidad, donde todo -el derecho, la historia, la filosofía- acaba siendo tratado desde el punto de vista económico, lo que es bastante limitado.”

    CORRECTO — por eso como cristianos, no podemos aceptar “porque sí” lo que diga Von Mises — hay que mirar el análisis que hacen pero por qué lo hacen — eso tiene muchas consecuencias. En efecto, son limitados.

  16. También me llamó la atención que habláramos a la vez de Calvino y su influencia en la economía (aunque siendo por aquí “calvinistas neocon”, novedoso concepto politológico… tampoco es de extrañar :-)). Es verdad que con los impuestos nos podemos llevar disertando hasta el infinito sobre cual es el límite moral en la recaudación cuando el tipo único del 10% es una solución muy clara.

    La influencia de Lutero y de Calvino en el desarrollo del capitalismo, fue clara, aunque fuera involuntaria, eran teólogos, a fin de cuentas, no teóricos liberales, la dignificación de la industria, el trabajo y el ahorro (los dos primeros considerados en tiempos del medievo como una penitencia, en lugar de como una virtud) y la no inmoralidad de los intereses bajo toda circunstancia en los negocios financieros, fueron claves en el avance de la libertad económica de los países del norte y noroeste de Europa, que partían desde una posición bastante rezagada y con mayor precariedad que los del sur, los cuales, sin embargo, se quedaban estancados en este sentido. Concretamente, era pasar de concebir el trabajo como una mera subsistencia (“te ganarás el pan con el sudor de tu frente”) a intentar encontrar la certeza de la Gracia y la salvación, como está no estaba ni en la penitencia, ni en la confesión ni en las obras y como era algo para lo que el individuo estaba o no estaba predestinado, depende de un plan divino que el hombre no puede torcer, en el éxito. Aunque estos no sean, hoy día, muy católicos que digamos, eso sigue grabado a sangre y fuego en el subconsciente colectivo (en España seguimos teniendo la mentalidad de que es “deshonroso” no estudiar una carrera y ponerse a trabajar desde joven, aunque al chico no le interesen los estudios y lo que esté es perdiendo el tiempo).

    Las aportaciones a la teoría económica de Adam Smith, Mises o Hayek no dejan de tener su interés, es más, son muy positivas, aunque sí que es cierto que al común de los mortales que no esté metido en estos temas no los van a convencer de que la economía libre es positiva y beneficiosa (entre la gente del día a día no conozco a casi nadie que haya leído a Adam Smith). Empíricamente, a través de numerosos ejemplos que nos da la historia de la evolución económica de las naciones, sí sabemos o, como mínimo, tenemos la intuición de que el liberalismo es mejor, aunque los defensores recalcitrantes del socialismo, empíricamente también, siempre sabrán encontrar un ejemplo puntual mediante el cual pretenderán desmontar esto. Cada vez que quiebre un banco y cada vez que rescaten la economía de un país supuestamente “liberal”, por ejemplo, otra vez a argumentar porqué, sobre la experiencia que tenemos, no es el socialismo ni el intervencionismo en la economía la solución. Como el caso del anterior gobierno “conservador” de Grecia, que de liberal tuvo lo que yo de progre.

    Tanto la escuela austriaca como la de Chicago, o cualquier otra teoría económica, adolecen de que no son capaces de dar respuestas absolutas, no solo sobre la eficacia, sino también sobre la moralidad del capitalismo, aunque entre los métodos lógicos deductivos austriacos y los estadísticos de la de Chicago prefiero los segundos, aunque tampoco haya que “beatificarla” como si nos fuera a dar la verdad absoluta (en el famoso test “¿Es ud austriaco?”, que hice por curiosidad hace algún tiempo, salí un 36% de la Escuela Austriaca y un 64% de la Escuela de Chicago, así que creo que no es una cuestión de santificar una u otra).

    Veo que tiene razón también con lo de los economistas austriacos. Avanzar, no avanzaremos en liberalismo, pero muchos se están poniendo las botas con cursos, seminarios y conferencias teóricas.

  17. Cabrit0 · ·

    @Alfredo:
    Entonces estamos de acuerdo. La ciencia es muy útil pero no busca (o no debería intentarlo) buscar la verdad absoluta. Porque toda ley científica debe estar siempre a una corrección permanente.

    Y ahora vuelvo a Mises. En su momento fue probablemente el mejor economista (y con la depresión en que ha caido la economía todavia debe ser uno de los mejores) y con el conocimiento que había en la época pudo dar las mejores explicaciones a los fenómenos económicos que se dieron….Ahora bien, la humanidad continúa y dentro de 300 años puede que el conocimiento haya crecido tanto que todo el trabajo de Mises haya que desecharlo, pero, y aquí viene el pero: Puede que sin ese trabajo no se haya llegado nunca a los nuevos que le han desechado. Tal como Einstein nunca hubiese llegado donde llegó si antes no hubiese habido un Newton.
    Pero sí, desde el punto de vista que usted quiere mostrar, la ciencia es falsa.

    Saludos.

  18. El Che · ·

    “Cuando he tenido que entrevistar a señoritas para que realicen algún tipo de labor doméstico como limpieza o algún arreglo, les suelo decir: “cuénteme ud un chiste o se me larga a la calle ahora mismo.”

    ERES MALA PERSONA. Este tipo de actitud no me sorprende, sólo demuestran a la vista de todos cómo es que todavía hay privilegiados y explotados.

    Púdrete.

  19. molondro · ·

    Reconozco que yo sé poco sobre economía, aunque hay varios economistas en mi familia, pero quisiera matizar un par de cosas:

    1 – Resulta un poco injusto criticar a Aristóteles por ser “ajeno a la biblia”, ya que él vivió antes de Cristo y el Nuevo Testamento no se había escrito todavía. Respecto al Antiguo Testamento, en aquella época se trataba de un texto religioso del pueblo judío que no había trascendido a otras culturas, como la griega. De lo mismo que acusa usted a Aristóteles se podría acusar a Platón, a Sócrates, a Epicuro, o a cualquiera que hubiera vivido en esos siglos.

    2 – Es cierto que Tomás de Aquino trató de construir una teología a partir de la filosofía aristotélica, pero su proyecto no se “despedazó casi de inmediato”, sino que duró siglos y se mantuvo vigente hasta bien entrado el Renacimiento. De hecho, su Suma Teologicae venía a ser como el manual de los manuales de la teología católica, gozando de un enorme prestigio y reputación. Admito el término “empiricismo” hablando de Aristóteles, por distinguirlo del “idealismo” platónico; es cierto que el estagirita era un hombre que se fiaba de las observaciones y que tenía “los pies en el suelo”. Siempre he pensado que Aristóteles era más científico que filósofo.

    PD: Hombre, Alfredo, una mujer puede ser una empleada excelente, seria, responsable y trabajadora aunque no sepa contar chistes. Si a mí me piden, en una entrevista de trabajo, que cuente un chiste, me rechazan seguro, porque soy muy malo contándolos.

    Saludos.

  20. valcarcel · ·

    EL CHE: Váyase con su pandillita de porreros grafiteros a pincharse y déjenos en paz. Ud una vez aquí se ha dedicado a insultar a Dios y a la Biblia y usted no merece el respeto de ningún cristiano ni ninguna persona decente hasta que no se arrepienta. Por cierto, tiene ud buen nick, el de un asesino, como su alma asesina.

    Javier:

    Hay una paradoja en todo esto. Si usted sacó más de “la escuela de Chicago”, me demuestra otro punto en común entre nosotros. Lo paradójico de todo esto es que estoy casi seguro, entonces, y perdone la osadía, de que ud ha tenido ocasiones cuando ha sentido algo de “desprecio” hacia la gente un poquito tonta. Sé lo que digo, créamelo y creo que estoy acertando jeje.

    En otras palabras Javier, estoy un poquito seguro de que cuando ud estaba en la universidad, y se le acercaba alguien demasiado simplista, aunque sea de derechas, usted en el fondo se reía. Por ejemplo, a mí me pasa mucho eso con gente muy muy decente pero con ideas demasiado elementales. Quizá por eso no nos llevemos muy bien con los “austriacos” en España…

    Lo que ud dice de Adam Smith es cierto pero es algo muy general: la mayoría de las personas en la calle ni siquiera saben lo que es la Biblia, y la mayoría son, desgraciadamente, unos tontitos sin ninguna cultura básica. Por eso precisamente es IMPRESCINDIBLE que la gente identifique socialismo con INMORALIDAD con mayúsculas. Nuestros abuelos sabían hacerlo, a pesar de que muchos no habían estudiado y cuando oían la palabra “rojo”, sabían bien que era algo despreciable y a evitar. Mi abuela, una cristiana, también decía: “son hijos del demonio y canallas.” Y ojo, porque tampoco era “franquista”, simplemente era bíblica — y lo sigue siendo.
    Ellos entendían que “comunismo” = “antibíblico, contrario a Dios”.

    Es cierto lo que ud dice de la mentalidad católica española y hay una obsesión con que todos estudien en la universidad y todo el mundo tenga título. Eso ha plebeyizado la enseñanza superior y ahora cualquier patán salvaje tiene “título”, a pesar de que si uno nació para fregar suelos, (NADA TIENE DE MALO), seguirá fregándolos, con o sin título.

    Voy a hacer ese “test” ahora a ver qué me sale jeje.

    Cabrito:

    Estamos de acuerdo en lo fundamental.

  21. valcarcel · ·

    Molondro:

    “1 – Resulta un poco injusto criticar a Aristóteles por ser “ajeno a la biblia”, ya que él vivió antes de Cristo y el Nuevo Testamento no se había escrito todavía. Respecto al Antiguo Testamento, en aquella época se trataba de un texto religioso del pueblo judío que no había trascendido a otras culturas, como la griega. De lo mismo que acusa usted a Aristóteles se podría acusar a Platón, a Sócrates, a Epicuro, o a cualquiera que hubiera vivido en esos siglos.”

    Todo el que sea ajeno al Dios de la Biblia no es “moral” ni “bueno” desde el punto de vista que aquí defendemos. Claro está que también su análisis es cierto pero eso no es pretexto para que personas cristianas aristotelicen la economía ni mucho menos la Palabra de Dios, expuesta en la Biblia. Ahora bien, si vamos a hablar de filosofía griega, soy más de “Platón” como supongo que sabrá…o intuirá. Platón siempre preguntaba: ¿POR QUÉ?” y luego vino la gran tragedia con gente como Galileo, que a pesar de ser cristianos se dejaron manchar por la filosofía humanista y descartaron el “por qué” por el “¿CÓMO?”

    “2 – Es cierto que Tomás de Aquino trató de construir una teología a partir de la filosofía aristotélica, pero su proyecto no se “despedazó casi de inmediato”, sino que duró siglos y se mantuvo vigente hasta bien entrado el Renacimiento. De hecho, su Suma Teologicae venía a ser como el manual de los manuales de la teología católica, gozando de un enorme prestigio y reputación.”

    Me refería a que se despedazó de inmediato en el sentido bíblico, en un sentido bíblico no se sostiene ni un minuto.

    “PD: Hombre, Alfredo, una mujer puede ser una empleada excelente, seria, responsable y trabajadora aunque no sepa contar chistes.”

    Estoy de acuerdo pero como soy idealista, tengo mis preferencias hasta para eso…

    “Si a mí me piden, en una entrevista de trabajo, que cuente un chiste, me rechazan seguro, porque soy muy malo contándolos.”

    Y yo más que ud: por eso pienso que si voy a invertir una cantidad x de dinero, al menos debe merecer la pena y que me haga reír. Una vez tuve el caso lamentable cuando una señorita, sin conocerme bien, me contó un chiste sucio. Le dije: si ese es su nivel moral, yo no tengo garantías de que ud no me vaya a robar. Se quedó helada.

  22. valcarcel · ·

    jajaja Javier: a mí me ha salido: en el cuestionario corto: 50% austriaco, y 50% Chicago. UNA LOCURA.

  23. molondro · ·

    Siempre me interesó la “cristianización” (permítame la expresión, para entendernos) de la filosofía platónica y aristotélica. Ambos autores le vinieron de perlas a la iglesia para sustentar filosóficamente sus creencias. Creo recordar que Petrarca era partidario de canonizar a Sócrates y a Platón, porque decía que se habían aproximado mucho a la verdad, aunque eran incapaces de llegar a ella porque habían vivido en tiempos anteriores a la revelación.
    El “mundo de las ideas” platónico pasó a ser el cielo, y el “mundo de los sentidos” el mundo terrenal. Por supuesto, la “idea del bien” era Dios. Algunas cosas no encajaban, ya que Platón creía en la reencarnación, y eso es incompatible con el cristianismo. En el caso de Aristóteles, la teoría del primer motor inmóvil sirvió para “demostrar” la existencia de Dios, que era fuente de movimiento sin ser, él mismo, movido por nada exterior.

    No entiendo muy bien por qué dice que el pensamiento de Tomás de Aquino es anti-bíblico. Sus cinco vías para demostrar la existencia de Dios son puras especulaciones al margen de la Escritura (no en contra de la Escritura): si todo sucede por una causa, entonces tiene que haber una primera causa “incausada”, y eso es a lo que llamamos Dios (et hoc dicimus deus), etc.
    Pero bueno, supongo que usted le tiene manía porque está considerado uno de los grandes doctores de la iglesia católica.

    Ya imaginaba que usted era más platónico que aristotélico. Yo, sin embargo, soy más bien epicúreo.

    Pero como el hilo va sobre economía, le preguntaré una cosa: ¿la economía es una ciencia?

    Muchos economistas dicen que sí, aunque algunos presumen de tener su propia metodología (como la escuela austriaca), y la metodología es, precisamente, lo que hace que una ciencia sea tal.

  24. Cabrit0 · ·

    Sobre su exigencia de que hacerle un chiste…Al principio lo vi como un exceso o como una burla. Luego lo pensé mejor: Es una gran manera de saber si la persona puede reaccionar con inteligencia ante una situación completamente inesperada y de emergencia.
    Ciertamente que la persona fue preparada para cualquier cosa menos para que le pidan que haga un chiste, si logra reaccionar de manera que no se note turbada y con naturalidad entonces es una persona que se le presume que va a reaccionar igual ante otra situación apremiante durante el trabajo….Lo tomaré en cuenta.

  25. rifeño · ·

    ¿Qué es el método científico? De la respuesta a ésta pregunta podréis construir un argumento alejado del sesgo cristiano-religioso. El conocimiento científico se fundamenta en dos pilares: 1) la repetibilidad y 2) la falsabilidad o experimentación.

    Debo reconocer que de economía se muy poco, pero el texto de éste post está marcado por el “marchamo” del autor. El decir que Aristóteles es hueco es caer en el “simplismo”, pues tal personaje es uno de los pioneros del desarrollo científico.

    Sobre la economía, lo único que puedo deciros es que es una ciencia social inexacta, autocorrectiva y progresiva. En ciencias sociales se examinan tanto las manifestaciones materiales como las inmateriales de las sociedades e individuos. No debe vérsele como un ser infalible. Von Mises simplemente es un científico que hizo sus respectivos aportes. Venerarlo sería un total despropósito.

    Eso sí: la ciencia es el punto de partida y de llegada. Sin ella, viviríamos aún en las cavernas.

    Saludes,

  26. valcarcel · ·

    Molondro:

    A mí también desde siempre me ha interesado saber por qué la iglesia católica en particular ha intentando “cristianizar” lo que no es cristiano — pero esto se debe más bien al origen completamente antibíblico y pagano de la Iglesia Romana-Católica. Es lógico que en una institución con esos orígenes, nazca el platonismo o aristotelismo o tomismo…

    “No entiendo muy bien por qué dice que el pensamiento de Tomás de Aquino es anti-bíblico. Sus cinco vías para demostrar la existencia de Dios son puras especulaciones al margen de la Escritura (no en contra de la Escritura)”

    Precisamente por esto mismo molondro: todo lo que esté al margen de la Biblia es una postura que no es escrituralista y por lo tanto yo lo llamo “antibíblico”, no que Aquino necesariamente haya dicho “odio la Biblia”. Pero como no sustentó su doctrina sobre ella, y fue al margen, pues es antibíblico. A mi me parece totalmente equivocado especular sobre la existencia del Dios de la Biblia al margen de la Palabra que Él nos dejó.

    “Pero bueno, supongo que usted le tiene manía porque está considerado uno de los grandes doctores de la iglesia católica.”

    NO, no le tengo “manía” por eso. También he hablado, como ud sabe, de Protestantes que cometen el mismo error. Y de hecho le tengo más “manía” a estos que a un católico que al fin y al cabo, no es normalmente cristiano. Y esto lo debo cualificar: no es que no hayan católicos que sean cristianos, pero son los menos. Y cuando estoy ante una situación con un católico “no practicante”, los trato como trato a cualquier persona perdida: una persona que necesita el Evangelio.

    “Ya imaginaba que usted era más platónico que aristotélico. Yo, sin embargo, soy más bien epicúreo.”

    Por curiosidad, ¿por qué se lo imaginaba? Quiero saber sus razones. ¿Epicureo? QUÉ HORROR. Pero ¿sabe qué? Me ha sorprendido, yo le hacía más bien “mefistoliano.”

    Ud me pregunta si:

    “¿la economía es una ciencia?”

    Jejeje, no sea malo. Lo contestaré en la siguiente parte de este artículo sobre Mises y la Escuela Austriaca.

    Rifeño:

    Sabemos lo que es el método científico y pienso que es completamente útil y lo usamos. No voy más allá con la ciencia y no la convierto en mi religión o mejor dicho, punto de partida.

    Cuando digo que Aristóteles es hueco es precisamente porque al igual que los científicos modernos, sus ideas no se sostienen a lo largo del tiempo. No es de fiar, como muchos científicos que pretenden convertir sus descubrimientos de un momento en una ley general a nivel “moral” — como dijo Cabrit0, no todos lo hacen y no deben, pero hay gente que sí.

  27. valcarcel · ·

    Cabrit0: Es exactamente así. Pruébelo. 😉

  28. molondro · ·

    Alfredo,

    lo de que prefiere a Platón antes que a Aristóteles lo imaginaba porque el aristotelismo es más “empiricista” (como usted dice). Se basa más en la observación de la materia y no admite realidades sobrenaturales. En cambo el platonismo sí que las admite; el mundo de las ideas platónico es un mundo inmaterial, eterno e inmutable, mucho más acorde a una realidad “espirtual”.

    Bueno, espero su siguiente artículo, porque siempre me ha hecho gracia esa postura de los ecnomistas (y también de los sociólogos) de adoptar un aire “científico” y luego usar metodologías extrañas que nada tienen que ver con la ciencia y que no permiten realizar predicciones. Tengo un amigo que dice que los economistas siempre tienen una solución a los problemas… cuando éstos ya han pasado.
    O sea, nadie pudo predecir la actual crisis, nadie está de acuerdo en cómo salir de ella, pero ya verá que cuando pase todos los economistas tendrán una explicación.

    Saludos.

  29. valcarcel · ·

    Javier: se me escapaba otra cosa: ¿de dónde salió eso de “calvinista neo-con”? Es muy graciosa la etiqueta. Pero bueno supongo que debo sentir agradecimiento. Ahora soy al parecer “un neocon” y me he graduado un poco. Antes era “un inquisidor con sed de lapidar a sodomitas”. En fin, la gentuza que dice este tipo de cosas no me sorprende para nada. Lo que sí es sorprendente es ver la cantidad de pseudo-liberales que pican el anzuelo progre.

    Ah y lo del montaje de los austriacos es impresionante: ¿sabía ud que, por ejemplo, el “curso de verano” que ofrece Gabriel Calzada en Aranjuez está subvencionado en parte por la URJC de Madrid, con dinero público? Lo que más me molesta es que nadie haya puesto una denuncia por el hecho de que una institución pública esté financiando las actividades de los Juan Marianistas. Yo no he presentado una denuncia porque entonces me acusarían de “oportunista”. Calzada lleva muchos años viviendo del engaño a los demás. Creo ver que este año gracias a ciertos esfuerzos que he hecho y más bien han sido gestiones, la URJC le ha ido limitando el chiringuito propagandístico en la página web de la misma.

    Pero bueno supongo que ud como abogado sabrá más sobre si esto es lícito y legal o no.

  30. valcarcel · ·

    Ah entiendo Molondro: me ha quitado ud la sensación de “morbo” que tenía. Pensaba que ud me veía de Platón pero por otros motivos más sórdidos.

    Por lo que me dice, ¿supongo que ud es científico o ha estudiado alguna ciencia seria no?

    “Tengo un amigo que dice que los economistas siempre tienen una solución a los problemas… cuando éstos ya han pasado.”

    Jajajaja muy cierto.

    “O sea, nadie pudo predecir la actual crisis, nadie está de acuerdo en cómo salir de ella, pero ya verá que cuando pase todos los economistas tendrán una explicación.”

    Sí, es exactamente así. Pero bueno lo desarrollaré mañana mismo que ahora me toca dar una vuelta (ya terminé las uvas) y tomarme el café y pensar un poco sobre lo que digo y diré.

  31. Hola,

    Pues a mi me parece una verdadera crueldad morbosa (uso el término en un sentido un poco laxo) preguntarle eso a una señora de la limpieza que se está jugando un puesto de trabajo.

    En trabajos como el mio es muy frecuente que los entrevistadores en una entrevista individual o el propio “guión” de una entrevista colectiva o una dinámica de grupo, te pongan en situaciones comprometidas, incómodas y violentas para ver como reaccionas.
    He tenido multitud de situaciones así, y te intentan desmoralizar, deprimir, atacar, etc. para ver tus reacciones. Al final como tú ya sabes a lo que vas sabes que todo es parte de un método, seguramente definido por algún gurú de los recursos humanos, y te tomas todo a broma.
    He visto algunas personas que no son capaces de soportar estas pequeñas humillaciones y cometen errores fatales que los invalidad para el puesto de trabajo en cuestión.

    Tengo alguna duda sobre la conveniencia de este método tan usado en las consultoras de RR.HH para seleccionar personal. Al final estás jugando al borde de una línea roja de respeto que no se debe de pasar, y hay gente que lo hace bien y gente que se pasa y no sabe frenar a tiempo.
    Creo que deben haber maneras mucho más diplómaticas y menos hostiles para evaluar las competencias personales del trabajador, y tengo que reconcer que creo que los consultores que hacen estas cosas se divierten haciéndolas.

    Obviamente, nadie me ha dicho que le cuente un chiste en una situación así, y mucho menos que me iba directamente a la calle si no me lo contaba, pero bueno tal y como están estas cosas no descarto que pase.
    Ahora para un trabajo como el mio lo puedo llegar a entender, pero para contratar una señora de la limpieza me parece una crueldad gratuita que no aporta nada y que no responde a otra cosa que a un espíritu malévolo y que respeta poco a los demás.

    Saludos,

    P.D: Por cierto recomiendo la obra de teatro o película “El método Gronholm”, que muestra de forma solo un poco exagerada estos procesos de selección de directivos o prsonal cualificado.

  32. molondro · ·

    Alfredo,

    Estudié Filosofía, pero teníamos una asignatura obligatoria que era Metodología de la Ciencia, que me interesaba especialmente. También hice agunos cursos para conseguir créditos relacionados con cuestiones científicas, uno de ellos sobre la evolución.

  33. molondro · ·

    Pedro,

    he visto la obra y la película. Realmente es una crítica demoledora a este tipo de procesos de selección, que a menudo son delirantes.

  34. 50% y 50%. Pues totalmente salomónico.
    🙂

    O sea, que es más austriaco que yo, jajaja

    De todas formas, cierto interés sí tiene para aprender un poco sobre las distintas respuestas que cada escuela da a cuestiones concretas, aunque no te decantes expresamente por ninguna o tampoco pongas en un altar a ninguno de sus representantes por muy ilustre que sea, que creo que es lo más correcto, puesto que el culto a la personalidad no está, o no debería estar, entre los elementos que caractericen a la derecha.

    Lo hice hace ya meses, aunque recuerdo que algunas de las respuestas asignadas a la opción “Socialista” son más propias de la izquierda de 1917. Y otras era algo cantoso que te llevaban a la Escuela Austriaca pues estaban a un paso de la abolición del Estado.

    Lo de “calvinismo neocon” surgió cuando la invasión de los sudamericanos comunistas, el otro día, que increpaban a Pedro y los progresistas en general por no ser bastante izquierdistas. Como yo también pudiera ser “calvinista neocon”, me lo tomé con humor. Pues vale, qué le vamos a hacer… Además de que como no me disgusta Calvino, lo de calvinista no me molesta, eso sí con el apellido “neocon” (el “neo” que no falte), lo acepto de buen grado.
    Si alguna vez he sentido algo de “elitismo intelectual”, por llamarlo de alguna forma, pues, si dijera que no, estaría mintiendo. Me ha pasado, sobre todo, con fanáticos del fútbol, los que cuando su equipo pierde parece que lo que han perdido es un familiar, y, curiosamente, es verdad, con mucha gente de derechas que tampoco dudo que sean decentes pero que, por ejemplo, como problema de España sólo te podrán decir que ZP es un inepto pero no saben por qué el socialismo produce, a la larga, estos mismos problemas en cualquier país. Si todo se reduce a que ZP es un inepto pues que el PSOE ponga a otro y problema solucionado.

    Eso sí, es posible que, en la mayoría de ocasiones, sabiendo lo que es este país y como ha calado la LOGSE, puede que lo mejor sea dejar claro, en efecto, de forma sencilla que el socialismo es inmoral sencillamente porque va contra lo que Dios manda, en lugar de mediante tantas escuelas austriaca, alemana, japonesa, australiana o de donde sea. Se les puede decir que, para Nozick, la verdadera solidaridad es la voluntaria pero ¿cuántos conocen a Nozick? En cambio, es más comprensible enseñar que Jesús esa era la solidaridad de la que hablaba al referirse a la caridad, no que estuviera haciendo apología del socialismo.

    Porque alguien de la calle, salvo excepciones, no creo que se vea muy atraído por esto:

  35. El Moli de Getafe · ·

    Sí, eso de “calvinismo neocon” yo también me lo he apuntado.

    Tengo ya una bonita colección : “liberalconservador”, “socialcristiano”, “anarquista de mercado”, “demócratas del sur y, por tanto, conservadores, incluso reaccionarios”, “republicanos de Nueva Inglaterra, es decir, casi demócratas”, “rinos”, “socialdemócratas de camisa azul”, …

  36. valcarcel · ·

    JAJAJAJAJAJA Javier — que BUENO EL VÍDEO. No sabía que existía — salgo yo aunque ni siquiera duro 2 segundos…ahí vemos al tal arrogantísimo Rodríguez Braun. Nunca me sentí cómodo rodeado de “caballeros de alta sociedad” — en eso comparto mucho con la Dama de Hierro, que siempre despreció este tipo de encuentros elitistas. Yo fui a la cena porque en ese momento no había otra opción y me arrepiento de haber ido porque sabía a lo que me exponía. Yo todo el dinero que he podido tener siempre lo he producido YO con la ayuda de Dios pero en este tipo de cenas hay MUCHOS David Camerons de la vida, versión hispana y eso no me gusta para nada ni me siento identificado con este tipo de gente.

    En la cena todavía no habían acuñado lo de “neocon calvinista”…ahí decían “el de la Biblia” o el “fundamentalista”…pedazos de ignorantes.

    Molondro:

    ah, pensé no sé por qué que ud era científico.

    El Moli:

    Le doy otra: “loco ginebrino.”

  37. El Mequetrefe · ·

    @Todos: ¿qué es la moral? ¿es un término relativo?

  38. valcarcel · ·

    Hombre, mequetrefe, para mí no lo es, no es en absoluto un término relativo pero mi punto de partida es muy concreto. Hay otros que sí le dirán y defienden que todo es relativo. Depende, como siempre, de si la persona es hija de Dios o del demonio.

  39. El Mequetrefe · ·

    Usted el demonio, ¿cómo lo entiende? ¿De las enseñanzas sagradas escrituras (Biblia, Talmud, Corán, Popul Vuh, etc…)? ¿O hace analogías con alguna doctrina adicional?

  40. valcarcel · ·

    El Mequetrefe: como ya he explicado en decenas de ocasiones, soy escrituralista y mi concepto viene de la Biblia, sin adiciones.

  41. Bueno, sobre lo de la Universidad, como los hechos y todos los datos no los conozco, eso tendría que verlo y estudiarlo con un abogado de confianza especializado en Derecho Penal, me imagino que usted va por una presunta malversación de caudales públicos. En principio, siempre en condicional, si hubiera un desvío de fondos de una administración pública a una entidad pública, pudiera haber un delito del 433 del CP: “La autoridad o funcionario público que destinare a usos ajenos a la función pública los caudales o efectos puestos a su cargo por razón de sus funciones, incurrirá en la pena de multa de seis a doce meses, y suspensión de empleo o cargo público por tiempo de seis meses a tres años. Si el culpable no reintegrara el importe de lo distraído dentro de los diez días siguientes al de la incoación del proceso, se le impondrán las penas del artículo anterior”, o sea pena de prisión de tres a seis años e inhabilitación absoluta por tiempo de seis a diez años.

    De todas formas, como le he dicho, es cuestión de que un especialista en penal vea el asunto, los hechos, las pruebas, si, efectivamente, hubiera un desvío de dinero para usos ajenos a la propia universidad, etc.

  42. El Mequetrefe · ·

    Gracias por la aclaración. No he tenido tiempo de leer toda su obra. Le deseo mucha suerte, porque en éstos tiempos ya nadie cree en Dios. Yo una vez fui devoto de la virgen de Fátima y lo único que encontré fue un monumental engaño. Y sé que me va a decir que eso era paganismo romanista, mas le confieso, mi fe era exultante. Suerte en su obra religiosa-protestante. Sigan separados del Vaticano. No sigan el ejemplo de los anglicanos gays.

  43. valcarcel · ·

    Javier:

    Le voy a enviar un correo con estas cosas en cuanto pueda. Gracias.

    El Mequetrefe:

    Así lo haremos, seguiremos defendiendo la fe y la Reforma. Y de anglicanos gays nada, aquí no queremos mariquitas en el proyecto.

  44. Un estudiante · ·

    Alfredo, me considero una persona bastante a la izquierda aunque no soy comunista. Hemos hablado alguna vez y he hablado con gente que le ha tenido como profe y la verdad es que me impresiona como a ud le respetan. Creo que su postura es bastante coherente y lógica. A mí lo que me molesta es que mucha gente mayor dice que los “jóvenes somos irrespetuosos” pero más bien creo que lo que ha cambiado es que ya no obedecemos por obedecer sino que cuestionamos más a la autoridad y a ciertas cosas antiguamente “establecidas”. De todas formas tengo claro a quién debo respetar y a quién no y ud merece mucho respeto y considero admirable su trabajo. En comparación con la fauna del Instituto Mariana, ud es un hombre de principios de hierro. Por cierto cuando digo que soy de izquierdas hablo del tema moral, que reconozco que soy materialista y no “bíblico” o calvinista.

    En el tema económico, soy casi un 80% de la Escuela de Chicago.

    Creo que fue ud el que dijo una vez que Rallo es un periodista y no un economista pero yo opino precisamente como ud. En el fondo casi todo lo que hoy es un “economista” es simplemente un tío con opiniones sobre cómo debe operar la economía y por eso nunca llegué a entender la admiración que algunos sienten por Ramón Rallo.

    El otro día estuve, lo siento, en un bar bebiendo mucho alcohol con unos amigos pero sacaron el tema de los liberales y no se explicaban por qué tienen esa manía con intentar parecer “progresistas” cuando no lo son. Yo creo que si hay un “conservador” liberal clásico estereotipado, en el sentido positivo, ese hombre es usted.

    Posiblemente los tiempos hayan cambiado y ahora eso no cuele pero si se fija en Reagan o Thatcher, ganaron con mayorías absolutas siendo muy muy tradicionales en todo y la juventud o gente de los años 80 no era muy tradicional precisamente pero se les respetaba.

    Buenas tardes señor

  45. El Moli de Getafe · ·

    Esto que ha escrito “Un Estudiante” es en lo que se basa toda la estrategia política de Esperanza Aguirre :

    “¡ No me aman, incluso muchos me odian, pero como todos me respetan y confían en que lo haga razonablemente bien al final también me votan !”.

    Lo otro es el “buenismo”, tanto el de Zapatero como el de ahora de Rajoy.

  46. valcarcel · ·

    @un estudiante:

    Muchísimas gracias por su comentario positivo.

    Yo pocas veces he tenido “problemas” con la juventud. Es muy cierto que en muchos casos lo que no respetan es a gente inconsistente que dice una cosa y luego practica otra. De hecho, los únicos jovenzuelos que intentan mofarse de mí son los protegidos del Instituto Juan de Mariana que, al no poder aportar nada beneficioso por su propio mérito a la sociedad española, se refugian en “think tanks” de ese tipo por conexiones personales y políticas pero que si alguien les arrincona en una calle oscura sentirían mucho miedo y no sabrían defender sus ideas en absoluto.

    Lo de Rallo es muy sencillo caballero: Rallo tiene el poder mediático detrás y como la gente es bastante estúpida en general y en todos los países, se creen que lo que defiende Rallo es algo novedoso y revolucionario. Sencillamente, Rallo viene a decir lo que ya se ha dicho, como todos. No merece mucho respeto más allá de lo que me exige Dios en Su Palabra para tratar con el prójimo.

    Respecto a lo de Reagan y Thatcher, también eso es verdad y tiene que ver con lo que ha dicho El Moli de Getafe.

    Lo de “parecer progre” es una soberana estupidez. Son ridículos. A mí cuando la gente me ve, sabe enseguida que soy de la derecha clásica y cristiana. Y por mucho que la gente diga que eso “no cuela”, eso es falso. La gente sí respeta en general cuando tienes argumentos sólidos y cuando sabes comportarte y defender lo tuyo.

  47. Borjachenko · ·

    “No pude evitar recordar algunas escenas que he visto en algunos libros de guerreros europeos salvajes crujiéndose a espadas y totalmente despeinados como yo estuve ayer”

    Sencillamente genial camarada, todavía me estoy riendo a carcajadas.

    Usted es el espíritu de Conan (en el supuesto de que hubiese existido)

    Bueno, gracias por este momento, ha sido fantástico.

  48. valcarcel · ·

    No sé si seré el espíritu de Conan — pero sí me sentí bastante bien cuando el aire corría por mi pelo. Nunca me voy a quedar calvo.

  49. Borjachenko · ·

    Ja!
    No siga bribón, que luego me entra la risa incontenible en cualquier parte.

    No conocía esta faceta suya tan dada a lo cómico-literario.

  50. valcarcel · ·

    Bueno creo que le dije una vez que soy un hombre de muchas sorpresas….

  51. Borjachenko · ·

    “creo que le dije una vez que soy un hombre de muchas sorpresas….”

    Jaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!
    Si es que no para usted de hacerme reir.

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: