Yo no pago a traidores

Señores lectores: Al momento de escribir este informe urgente, siento dolor y angustia. No es que el dolor sea algo nuevo para mí: llevo casi toda mi vida defendiendo a Cristo y eso nos golpea en la vida. Resulta que hace un par de días, me he enterado que Andrés, una persona que gracias a nuestro proyecto tuvo un momento de “audiencia” por estos lares, tenía como intención dinamitar nuestro proyecto desde dentro. La verdad es que le debo las gracias a Carles, ex-miembro de Liberalismo Democrático por haberme informado sobre estos acontecimientos. Pero eso no es lo peor de todo esto…y como a mí me gusta ser transparente con mis lectores, me limitaré a compartir la carta que le he escrito a Andrés. Esta entrada está cerrada a los comentarios. Si alguien tiene una pregunta, es preferible enviarme un correo electrónico. Que nadie interprete esto como una expulsión, porque en realidad no lo es — no una expulsión tipo Red Liberal. Pero, las personas que intentan hacerme daño se van a enterar de quién soy yo. Hoy en día resolvemos nuestras diferencias de forma más “tranquila” que antes: intercambiamos cartas y ya está. Antiguamente, un acto de traición conllevaba una paliza. Yo le había avisado a Andrés el viernes de la semana pasada que tenía hasta ayer “lunes” para hacer una declaración pública aquí. Me ha hecho caso omiso y me veo obligado a denunciarlo aquí. Cualquier comentario sobre este tema en cualquier otra parte de esta página será inmediatamente borrado. Creo que es mi deber compartir mi carta con ustedes pero nada más. Esta carta se la he enviado por e-mail y a su casa.
————————————————————————-
Sr. D. Andrés (apellido omitido)
[dirección omitida]

Estimado Andrés:

Recientemente, varios amigos que te conocen me han enviado una serie de fotos tuyas en Facebook. El contenido de esas fotos, al margen de ser totalmente ofensivos para cualquier cristiano, debido a tus “poses” sexuales poco recomendables y repugnantes ante los ojos de Dios, con estatuas, me han señalado otro problema, quizá más grave que tu tendencia, al parecer, a la homosexualidad: Tú no tenías ningún permiso de mi parte para incluir en tu perfil fotos personales de mis reuniones contigo y para más inri, compartirla con tus amigos agregados en Facebook.

Evidentemente, a tí parece que no te importa la imagen que tú mismo te has dado con esas fotos, Andrés. Sin embargo, sí que me han ayudado a ver el tipo de persona que eres y el camino que has elegido. Carles, al que manipulaste a tu antojo y corrompiste, ha tenido la decencia de compartir conmigo algunas de las cosas inmundas y perversas que has dicho sobre mi persona, no sólo falsificando la realidad, sino exponiéndote a una demanda. Como tú no vales ni la mitad de un céntimo, obviamente puedes despreocuparte de cualquier demanda. Debido a la naturaleza de estas cosas, te tengo que pedir, en el nombre de Dios, que te apartes de Liberalismo Democrático y que no te asocies con ninguno de nuestros lectores o miembros hasta que no me vengas a ver en persona o pidas unas disculpas públicas en Liberalismo Democrático por tus acciones inmorales y detestables.

A mí me preocupa el alma de mis lectores y el bienestar moral de los integrantes de Liberalismo Democrático. Tus acciones y planes mezquinos no reflejan adecuadamente a Cristo y son un mal ejemplo para cualquier miembro de Liberalismo Democrático. Espero que lo de las fotos sexuales sólo sean un hecho aislado de poco juicio, un día de “locura” juvenil. De no ser así, espero que al menos contemples el daño que le estás haciendo a los jóvenes lectores como “representante” de Liberalismo Democrático.

Pónte en contacto conmigo si hay algo que yo pueda hacer para ayudarte. Esperemos que Dios use este incidente para reclamar tu atención y que algún día te arrepientas ante Él y abandones la vida perversa que has elegido llevar en la actualidad.

Atentamente,

(FIRMA)

Alfredo Coll
Presidente de Liberalismo Democrático

En Madrid a ____ de abril de _____

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: