Películas/libros recomendables

Sé que muchos de mis lectores disfrutan su tiempo libre viendo películas o leyendo. Es mi deseo que mis lectores afines cultiven un espíritu cristiano y sano, limpio para los hogares y he recopilado un listado de libros o películas recomendables para usted y/o su familia que se alejan de las típicas perversiones de “Los Simpsons”, y otras series televisivas que han contaminado la mentalidad de nuestros jóvenes con doctrinas diabólicas que se mofan de la fe cristiana y han tenido una enorme influencia en la forma de pensar de muchísimos jóvenes que no han tenido la bendición de criarse en hogares cristianos. No me cabe la menor duda que los autores de Los Simpsons no merecen otra cosa que la maldición de Dios por el daño que le han hecho a millones y millones de jóvenes incautos. Programas como los Simpsons, entre otros, representan maldad absoluta y no deben tener cabida en ningún hogar cristiano en el que haya niños o jóvenes “adolescentes.”

1. Ana de las Tejas Verdes: es un libro escrito por la canadiense Lucy Maud Montgomery y publicado por primera vez en 1908. En principio se escribió para todas las edades, pero últimamente se considera un libro más apto para niños. La obra narra la vida de Anne Shirley, una niña huérfana que gracias a su carácter imaginativo y despierto logra encandilar a todos los habitantes de Avonlea, el pequeño pueblo pesquero ficticio en la (Isla del Príncipe Eduardo) donde se desarrolla la historia a principios del siglo XX.

Supuestamente, Montgomery se inspiró en un artículo periodístico sobre el caso de una pareja candiense que al solicitar la adopción de un chico huérfano recibieron una chica en su lugar.

La señorita Marilla Cuthbert y Matthew Cuthbert, dos hermanos de mediana edad que viven juntos en Tejas Verdes, una granja en un pueblecito llamado Avonlea, en la Isla del Príncipe Eduardo, deciden adoptar a un muchacho huérfano de un orfanato de Nueva Escocia para que les ayude con la granja. Debido a una serie de desgracias y malos entendidos, la que termina en Tejas Verdes es una precoz e inteligente chica de once años llamada Ana Shirley. Ana es brillante y perspicaz, impaciente por ser complaciente, pero descontenta con su nombre, su piel pálida llena de pecas, y sobre todo con sus largas trenzas de pelo rojo. Ana es una niña con una imaginación muy fértil, que llenará de alegría las vidas de los dos hermanos así como del resto de habitantes de Avonlea.

El resto del libro relata su educación en la escuela, donde pronto sobresale en sus estudios, sus ambiciones literarias y sus amistades con otros niñas como Diana Barry (su mejor amiga), Jane Andrew o Ruby Gillis, y su manifiesta rivalidad con Gilbert Blythe. Un chico algunos años mayor que Ana que osó hacer una broma acerca de su pelo y adquirió a cambió el odio de la pelirroja, aunque él le pidiera perdón repetidamente. El libro también sigue las desventuras de Ana en la pacífica Avonlea. En las que se incluyen sus juegos con su grupo de amigas (Diana, Jane y Ruby), sus rivalidades con las hermanas Pye (Gertie y Josie) y sus errores domésticos como teñir su pelo de verde.

2. Juicio en Apalachia: Un viajecito agradable se convierte en un problema cuando Jeremy Crandall tienta a su hermano Brendan, junto con otros, a desobedecer a sus padres para ir más allá de los límites establecidos del paseo. Cuando intentan regresar a casa, se calientan los ánimos y las dificultades a las que se enfrentan revelan necesidades importantes o carencias morales en la vida de Kayla y Jeremy. Mientras que el padre busca a sus hijos, el Sr. Crandall desarrolla un nuevo entendimiento sobre lo que significa ir por la vida con una fe inquebrantable en Dios. Os lo recomiendo si tenéis hijos: tiene un mensaje moral inequívoco.

3. Bonhoeffer: Agente de gracia: ¿Cómo debe conducirse una persona de principios en tiempos en que nadie los respeta?
Esa pregunta atormentaba a Dietrich Bonhoeffer, destacado clérigo Alemán protestante que se opuso a Hitler y el régimen nazi, cuyas convicciones terminaron costándole la vida. Los nazis lo ahorcaron el 9 de abril de 1945, menos de un mes antes de que se terminara la guerra.

Retrata los últimos años de Bonhoeffer, su participación en la resistencia alemana y su lucha por mantenerse fiel a sus principios.
La pelicula es mucho más que una simple biografía, también nos muestra los esfuerzos de la prácticamente desconocida resistencia alemana.
Esta película retrata el heroismo con que Bonhoeffer, un reverendo Luterano que pudo haberse callado para salvarse, decidió rebelarse e ir hasta las últimas consecuencias por ser fiel a la Biblia y a sus convicciones.

4. Catolicismo: Crisis de fe: Cuando el II Consejo/Concilio del Vaticano se confirmó en 1965, los católicos se sentían optimistas y pensaban que Dios iba a bendecir su iglesia. Poco sabían lo que se les venía encima por seguir en la desobediencia contra Dios. Las décadas posteriores han sido turbulentas para los católicos y la asistencia a sus misas ha caído en picado, disputas internas, desde la evolución al tema de los pederastas, están haciendo tambalear los cimientos de Roma. ¿Cual es el origen de esta crisis? Catolicismo, crisis de fe llega al fondo de la cuestión e investiga las enseñanzas papistas en comparación con la Palabra de Dios en la Biblia. Siga usted el camino espiritual de monjas y curas que se han tenido que enfrentar a una crisis de fe y se han salvado conociendo, por fin, a Jesucristo el Salvador. Aquí en este vídeo hablan ex-católicos que han abandonado la fe romana y papista para aceptar a Cristo y la salvación.

5. Los hijos de César: Los cristianos liberales NO vamos a ganar la guerra cultural hasta que no SAQUEMOS a nuestros hijos de los colegios del Estado.
En la primera presentación, el orador Voddie Bauchman habla de lo que muchos padres no se atreven a reconocer: los que estén “educando” a nuestros hijos también les están disciplinando. Los padres cristianos tienen que tomar la iniciativa y dejar de entregarlos a profesores anticristianos del Estado. El que controla la educación, también controla a nuestros hijos. Nuestros valores chocan frontalmente contra los valores el gobierno socialista español y tenemos que usar todos los mecanismos legales posibles para dejar claro que no lo vamos a permitir entre los nuestros. Mientras tanto, recuerden que hay que tener cuidado y cumplir con la ley española en vigor. Ningún cristiano puede incumplir con las leyes establecidas y actualmente tenemos que aceptar que en España en general es ilegal educar a nuestros hijos en casa. Por ello, tenemos que llevar nuestras ideas a los tribunales internacionales hasta que España reconozca que no todos somos católicos ni todos aceptamos “a priori” el sistema educativo español.

El vídeo también habla de hogares desordenados y cómo debería lucir un hogar cristiano: ¿hay pornografía en la habitación de nuestros hijos? ¿qué tipo de música estamos permitiendo en nuestro hogar? ¿Qué tipo de canales permitimos infiltrar nuestro hogar? ¿qué tipo de amistades tienen nuestros hijos? ¿cómo habla nuestro hijo? ¿utiliza un lenguaje profano y violento? ¿Permitimos que nuestros hijos nos falten al respeto? ¿Cuando procede utilizar los castigos corporales como Dios manda? Todas estas cuestiones importantes para la formación íntegra y moral son presentadas en el vídeo.

6. Sheffey: 1977. Sin lugar a dudas, una de las películas que más me ha impactado como cristiano. Producida en 1977 por la Universidad Bob Jones en Greenville, South Carolina, la película anticipaba muchos de los problemas que venían contra los cristianos debido al auge marxista cultura de los años 60 y 70 — la eliminación de Dios del ámbito público, la promoción de la homosexualidad, y otras inmundicias inmorales que ahora se nos vende como “normales.”
Robert Sayers Sheffey (4 de julio, 1820 – 30 de agosto de 1902) era un pastor Metodista y predicador archi-conocido por sus excentricidades y su poder de oración.
Predicaba a la gente pobre de raza blanca en Virginia, West Virginia y Tennessee, parte del sur cristiano protestante, del cinturón bíblico de los EEUU. La película, a pesar de sus limitados efectos propio de la época, es impresionante y debe impactar a cualquier cristiano. Comparto con ustedes un “clip” de la película impactante. Aquí, Sheffey afirma que cuando finalmente el Estado nos robe nuestra fe y nuestra religión, no habrá sido porque ellos “han querido quitárnosla” sino porque nosotros lo hemos permitido y hemos entregado nuestra fe en bandeja al Estado, violando los mandamientos de Dios. Está, lógicamente, en inglés pero esa es la traducción. Sheffey además dice que los cristianos tenemos que elegir: ¿a quién servimos? ¿A los mundanos o a Dios? Yo ya he elegido y jamás entregaré mi fe al Estado. Si hablas o entiendes el inglés, no te pierdas este “clip”.

Anuncios

8 comentarios

  1. CalvinistaHispano · ·

    Los Simpsons es una serie nihilista, destructiva y anticristiana donde se mofan constantemente de los cristianos.

    ¿Dónde puedo conseguir la película de Sheffey? He llamado a una librería cristiana pero no la tienen en España. Me ha gustado mucho el vídeo.

    Saludos

  2. valcarcel · ·

    Lo que hay es mucho paganismo porque hace unas décadas, las iglesias cristianas entregaron las labores educativas que siempre tuvimos al Estado. Ya decía Alexis de Tocqueville que América era un país impresionante porque allí eran los cristianos, en el siglo XIX, los que se ocupaban de la educación. Pero ahora allí pasa lo mismo que aquí y el diablo lo está carcomiendo todo. Por eso los socialistas defienden tanto la educación pública: es el arma más poderosa que tienen contra los cristianos porque es ahí donde pervierten y contaminan la mente de los jóvenes, y luego los padres han perdido la autoridad sobre sus hijos y les permiten ver y escuchar lo que les dé la gana, creando así pequeños déspotas y dictadores.

    Muchos profesores de los colegios públicos atacan a los padres cristianos, inducen al consumo de drogas y justifican todo tipo de perversiones de conducta. Repito: el arma más poderosa que tienen los socialistas son los colegios públicos.

    Sobre Sheffey: Yo le puedo vender la película — póngase en contacto conmigo a través del correo electrónico.

  3. Guillermo Ortiz · ·

    Hace falta un auténtico renacimiento moral cristiano en España y decir BASTA YA al Estado. Fíjate Alfredo como los musulmanes defienden su fe, eso sí, falsa y apóstata pero la defienden con vigor en los tribunales y no se dejan pisotear por el Estado. El día que los cristianos aprendamos a ser combatientes fervientes, el Estado se tendría que pensar muchos crímenes que cometen contra nosotros. Yo a mis hijos, cuando cumplan la edad, los voy a mandar a un colegio interno cristiano en Suiza y ni loco de atar los mando a un colegio español. Hay que arrodillarse más a la hora de rezar y pedir que Dios nos ayude y nos salve ante lo que hay porque vivimos en unos tiempos turbulentos, satánicos y asquerosos. El mundo siempre ha sido inmundo pero ahora se celebra la inmundicia como si fuera algo a imitar. En España, como sabes, está prohibido educar a los hijos en el hogar y recientemente EEUU ha otorgado asilo político a dos niños alemanes victimas de lo mismo en Alemania. Europa no respeta a las familias cristianas ni a las confesiones en general.

    Me gustaría pedirte un favor por el bien de tus lectores: que cuelgues tu discurso de febrero en la iglesia sobre el tema educativo cristiano y la necesidad de hacer eso con nuestros hijos para tener una armada de cristianos en el futuro que puedan combatir políticamente contra los paganos y humanistas.

    Buenas tardes.

  4. Samuel · ·

    Pues, francamente, a mí Los Simpsons no me disgusta porque es la serie con mejor guión de televisión que se ha hecho. Llevo mucho tiempo viéndola y no me ha hecho ningún daño; sólo que hay que verla, como con todo, no tragándose todo lo que te dan. Se ha escrito incluso un libro hablando de la cantidad de dilemas filosóficos que se plantean entre comentarios sarcásticos y burlas de todo tipo del cristianismo y proclamas antirrepublicanas. Créame, no me disgusta el personaje de Flanders, de hecho me siento tan remotamente alejado de esa manera de pensar -la religión como un modo de resistencia a la madurez y anclaje en el infantilismo- que en el fondo me parece gracioso. Me hace gracia que, en el fondo, crean que el cristianismo es falta de madurez por lo que han visto en personas religiosas y bienpensantes que no tienen fe y sí mucho de superstición e ingenuidad. Es una serie hecha para que la gente se ría de sí misma, muy ideológica, aunque se mete con todo el mundo, y eso es algo que me parece muy sano porque desarrolla la creatividad del individuo. Claro que no me gusta cómo presentan el cristianismo, es simplista, blasfemo y tendencioso, pero ya me gustaría que todas las críticas tuvieran ese estilo y no la bajeza con la que se hace desde tantos sectores vulgares.

    ¿Sabe que se podrían hacer series de humor cristianas, que ridiculizasen de igual modo el proceder de la gente incrédula? Los Simpsons, de hecho, dan una de cal y otra de arena, pero eso es lo bueno porque en efecto a veces parece que todo lo cristiano debe ser la ñoñería y los llamados buenos pensamientos que, como no molestan a nadie, tampoco sirven para nada ni despiertan conciencias. Parece que los cristianos a veces sean personas muertas y no las personas más terriblemente vivas de este mundo. La vida del cristiano no es para pusilánimes, es una guerra a cara de perro.

    Por lo demás, estoy de acuerdo en que la enseñanza pública está haciendo un daño horroroso, mucho más entre las personas que no viven en una familia cristiana y no tienen oportunidad de contrastar lo que se les dice. Yo también quiero que los niños se eduquen en un entorno sano, que crezcan leyendo libros y viendo películas de calidad, no necesariamente de temática cristiana. Sólo que cuando se lea algo anticristiano, o mejor dicho, cuando se lea cualquier cosa, incluso la Biblia, no hay que tragárselo todo a pies juntillas y no porque la Biblia pueda mentir sino porque es susceptible de interpretarse mal si no se estudia adecuadamente; lo peor de todo es que, como uno cree que su manera de interpretarlo es palabra de Dios, si no es cierta su interpretación puede estar utilizando a Dios para sus propios fines malvados. Vamos, yo no creo que un cristiano no deba leer a Nietzsche o a Darwin, debe hacerlo cuando tenga suficiente edad para formarse una opinión y no dejarse influir si no se ha molestado en comprobar la realidad y, sobre todo, no quedarse anclado en lo que se piensa. Hay que comprenderles y contrastar los hechos veraces, no decir si nos gustan o no nos gustan y allí está. Hay cosas que en sí mismas no son pecado, pero son ociosas y superficiales y sólo sirven para distraer al individuo, lo que a largo plazo, si sustituyen lo verdaderamente sustancial, puede resultarle nocivo en la vida cristiana. No me molesta tanto el qué, sino el cómo, salvo en algunas cuestiones que en sí mismas son una abominable falta de respeto a la verdad, como leer horóscopos y libros de brujería o películas pornográficas. Tales cosas no las necesita un niño que quiera ser libre y no un esclavo de Satanás.

    Sobre sus recomendaciones literarias, me quedo sin duda con Bonhoeffer, del que he oído hablar bastante bien. Los otros libros me han parecido interesantes, aunque creo que es literatura americana y nunca me atrajo demasiado.

    Un saludo.

  5. valcarcel · ·

    @Guillermo Ortiz: Intentaré colgar el discurso/sermón aquí posiblemente el domingo, aunque no se lo puedo garantizar debido a que muchos de mis lectores de por sí no entienden el tema y me parece más adecuado compartir con ellos el Evangelio. Si veo que el domingo no hay muchos “visitantes” aquí, entonces lo pondré para los lectores que ya son cristianos.

    Ciertamente que vivimos en unos tiempos inquietantes pero hay que tener fe, pues Dios es soberano y Él nunca falla: sus verdades son las mismas en 2010 que en 800. Ya nos lo dijo Él mismo: El camino es estrecho.

    @Samuel:

    Ya veo que entonces somos dos los que no disfrutamos mucho de la literatura americana. Lo que ocurre es que, desafortunadamente, el mundo de habla hispana no ha desarrollado mucha literatura cristiana y como referencias tenemos muchos en lengua inglesa. Y ya a nivel mundano, jamás disfruté de Hemmingway por ejemplo.

    Es cierto lo que ud dice sobre la literatura y lo demás: es necesario tener un espíritu crítico, por supuesto y la imagen que se da de nosotros es que somos unos borregos incapaces de pensar por nosotros mismos. Los científicos más grandes y conocidos de nuestra historia han sido en su mayoría, como Newton, cristianos así como grandes filósofos como Kant, etc, etc.

    El cristiano, efectivamente, debe leer todos esos libros, incluido Nietzsche y demás aunque pienso que es necesario, como usted apunta, una formación previa para saber de qué se trata y entender los origenes del pensamiento anticristiano y extra-bíblico. También es cierto que leer la Biblia sin tener unas nociones correctas puede ser nocivo para un entendimiento doctrinal correcto. Un ejemplo de eso que siempre uso es el tema de los mundanos cuando nunca pierden la oportunidad de citarnos versículos a conveniencia como “¿acaso Jesucristo dijo que no se debe juzgar?” y un sin fin de ejemplos parecidos que demuestran el desconocimiento bíblico.

    Sin lugar a dudas, me habría gustado poner más libros y tengo muchas más recomendaciones pero sólo me ha dado tiempo a poner esa — además de que a veces, como ud sabe, me acusan de escribir entradas demasiado largas.

    Respecto a los Simpsons, a nivel ya “personal” jamás logré “pillar” el sentido del humor, y nunca lo disfruté. El problema es que usted lo ve pero tiene una formación que hace que lo entienda pero otros no tienen eso y se ve claramente que han sido influenciados por esta serie. A veces me irrita muchísimo que casi todos los jóvenes me suelten alguna cita de los Simpsons. Es una lástima, pienso, que exista tanta gente “formada” en citas de los Simpsons y analfabetos bíblicos. Si la Biblia tuviése la influencia que tenía antaño, muchas cosas cambiarían para mejorar en este país.

    En cuanto al contenido ideológico de los Simpsons, lo que veo es, como otros, mucho fatalismo y nihilismo. Pero bueno al margen de todo esto que digo, (yo tengo 29 años) y mucha gente de mi edad y más joven se criaron con ese programa, nunca llegué a verle la gracia para nada.

    Saludos

  6. Adrilon · ·

    Hmmm….ahora entiendo muchas cosas Alfredo, de su ideología:

    “La Universidad Bob Jones de Greenville es un centro privado de marcado perfil religioso, protestante y fundamentalista, calificado como «uno de los más conservadores del país» (según la Wikipedia en inglés). Debe su nombre a quien lo fundó en 1927, Bob Jones Sr. (Senior).”

    Mucho miedo dais…

  7. leak · ·

    Es una opción Adrilon. Tienen todo el derecho a existir y contar con su adhesión. No se si Alfredo estaría 100% de acuerdo con ellos, especialmente con Bob Jones II y Bob Jones junior…

    La literatura cristiana moderna en español es difícil de encontrar. Es como si no hubiese demanda…

  8. valcarcel · ·

    Así es leak — bueno, yo estaba de acuerdo con su fundador y con el hijo…pero no con los últimos dos presidentes que han traicionado a su abuelo/bisabuelo – abriendo la puerta al ecumenismo.

    Adrilón: yo ahora no tengo nada que ver con esa universidad más allá de su buena labor hasta los años 80. Es bueno que usted sienta “miedo”, mal sería si sintiese algo en común…vista su actitud constantemente anticristiana.

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: