Sí hijo sí, son jipis también

Hoy es sábado, y como es sábado, la mayoría de los jóvenes y jovenzuelos mozos que me leen saldrán por la noche madrileña. Algunos de vosotros haréis cosas indebidas (no, por favor, no me lo niegues, que yo también tuve 19 años y sé lo que es una gamberrada, eso sí, nunca como las gamberradas criminales de ahora) pero hoy quiero hablaros sobre el fenómeno que ya me va mosqueando y que ha penetrado el liberalismo español, de la misma forma que ha penetrado a la derecha estadounidense. Tradicionalmente, la plebe “revolucionaria” ha sido de izquierdas, profundamente populista y popular-social. Pero, ahora tenemos otro fenómeno no menos nocivo que los tradicionales revolucionarios que solían dejar una nube de humo de marihuana y que cuando caminan por la calle casi como que se les oye el clink clank de los pendientes y las cadenas que llevan por zonas como Malasaña, una de las zonas más infernales de Madrid. ¿De qué nuevo fenómeno hablo? Pues claro, chicos, de los nuevos “jipis” pijos de la derecha pseudoliberal o cerdoliberal. Ya he hablado en alguna ocasión de esta gente en otras entradas pero hoy voy a profundizar más en el fenómeno. Así que, hoy, antes de salir, os pido que leais esto y al menos lo contempléis cuando estéis por la calle observando la cada vez más “interesante” fauna que se mueve por la noche. Por mi parte, yo seguiré como siempre en mi línea tradicionalista y clásica: camisa negra de botones, abriguillo clásico y la “cara de pocos amigos” que algunos me critican. La verdad es que a mí me da igual lo que penséis de mí: no soy vuestro amigo ni soy vuestro padre – yo sólo soy un joven madrileño, simplón, “anticuado” que sabe lo que defiende y lo que quiere. El que venga por aquí intentando buscar colegueo le veo muy mal porque no lo váis a conseguir en vuestra vida. Ya tengo bastante con la carga de los jovenzuelos que intento educar entre semana como para preocuparme de ciertas opiniones sobre mi persona que se han comentado por aquí y en otros sitios.

Últimamente me estoy cansando un poco de los jipis de todo tipo: de culturetas, de feministas, del “new age”, y del vegetarianismo, entre otras movidas raras y sectarias. Servidor come semanalmente mucha, mucha carne, roja, poco hecha a veces, filetes, patatas y todo lo clásico de toda la vida en España. Antiguamente se decía que los jueces del Tribunal Supremo de los EEUU sólo comían carne, patatas y mucho alcohol. Duraban hasta los 60 y algo más o menos pero se vivía mejor que ahora en otros aspectos. Me va la “sustancia.” De todas formas hoy no estoy yo aquí para contaros historietas sobre mi vida personal porque a vosotros eso no os interesa mucho más allá del morbo que podría producir entre mis detractores que no llegan a entender que lo bueno no tiene fecha de caducidad.

Lo que me “inspiró” a escribir esta entrada bloguera ha sido mi experiencia la semana pasada. Estaba yo por la Gran Vía y era tarde por la noche/madrugada. Regresaba de dar una vuelta por la zona y me percaté de un bareto, creo que se llama Moroco o así, y estaba lleno de gente “pija” de todo tipo. Obviamente no entré pero tenían la puerta abierta y tocaban una canción “rockera” de los 80 que era muy conocida y popular en el maldito Madrid de Tierno Galván, sí, el mismo alcalde que incitaba a los jóvenes a consumir drogas estupefacientes. La canción creo que se titula “La calle es un lugar” y desconozco el grupo porque no me gusta, como ya dije, la música rock and roll. Me llamó la atención ver a tantos jóvenes del PP al menos nominalmente bailoteando al son del ritmo infernal y con aspecto de “jipis” en algunos casos. Por eso me inspiré a escribir esto para hablar con vosotros de un fenómeno creciente dentro de lo más o menos “liberal” en España y en EEUU lo vemos con el surgimiento de los famosos “tea parties” republicanos. Cuando ví ese espectáculo en la Gran Vía, inmediatamente pegué la vuelta rumbo hacia mi querida Plaza Mayor para volver a recuperar un sentido de austeridad y reflexión. En el camino, ví gente de todo tipo ciertamente, chicas desenfrenadas por el alcohol, jóvenes borrachos “saludándome” porque esa noche iba trajeado y lo que era normal hasta hace una década ahora es algo inusual en la noche. Se me acercó una chica de unos 24 años como mucho y me preguntó, en su estado etílico: “¿siempre llevas corbata?” Mi respuesta: pues, casi siempre señorita. Estaba asombrada pero yo más, pues esta chica venía precisamente de un “mítin” del PP de Madrid, según me contaba. Pues no señores, no, así no se hace por favor. Los de derechas siempre hemos sido mucho más comedidos a la hora de demostrar cualquier desenfreno en público. Esto es puramente anecdótico, ojo, pero quiero ver más señoritas en España y menos desenfreno en general. No voy a entrar en detalles sobre cómo llegó a preguntarme si siempre llevo corbata pero sí os diré que fue una experiencia amena charlar con la juventud noctámbula y parada.

Bien, yo ya he os he hablado muchas veces sobre las similitudes entre las tácticas de la derecha losantiana y la izquierda radical: ambos usan el mismo manual de activismo político. Pero el núcleo común es el siguiente: Los miembros de ambos movimientos creen en lo que podríamos llamar la inocencia de las masas. Ambos movimientos se basan en la suposición de que la gente es pura y virtuosa, y que el mal se introduce en la sociedad por culpa de “élites corruptas”. Si ya lo decía Rousseau: “El hombre nace libre, pero en todas partes está encadenado.”

Debido a esta suposición, los miembros de ambos movimientos les va mucho las grandes teorías de conspiración. La izquierda de los años 60 desarrolló las teorías de cómo la historia del mundo estaba siendo manipulada por “redes imperialistas” – teorías que viven en las obras del payaso conocido como Noam Chomsky. En su corta vida, el movimiento losantiano ha desarrollado una serie vertiginosa de las teorías de conspiración que implica a Rubalcaba, los grandes bancos y corporaciones y helicópteros de color negro y, si lo estiramos, a la famosa conspiración “judeo-masónica.”

Debido a esta suposición, los miembros de ambos movimientos — izquierdas y derechas — tienen un problema con la autoridad. Ambos tienen un plan político negativo: destruir las estructuras corruptas; derrotar el “establishment” en otras palabras, revolución. Al igual que la Nueva Izquierda, el movimiento liberal no tiene claro qué hacer más allá del momento dorado de la liberación personal, cuando el Leviatán estatista sufrirá una humillación. “Ej el estao tío” y poco más.

Losantos y demás me recuerdan mucho a la criminalesa (permítanme la licencia lingüística) Abbie Hoffman. La izquierda en los años 60, al igual que la derecha ahora, construyó una red de grupos activistas y “think tanks” para “luchar” contra el “poder” así como asociaciones académicas para promover ideas comunistas. La derecha de hoy hace lo mismo. Señores, esto se llama política de barricadas de toda la vida.

Por esta razón, tanto la Nueva Izquierda como el “liberalismo” moderno son movimientos radicalmente revolucionarios. El liberalismo clásico, cuando se trata de las personas, se basa en la idea del pecado original – en el supuesto de la falibilidad humana y la incertidumbre. Para poner remedio a nuestra condición de seres caídos y depravados, los liberales clásicos creemos en algo que se llama civilización – en las estructuras sociales, instituciones permanentes y ciertas autoridades históricamente aceptables, que encarnan la sabiduría acumulada de las edades y ayudan a enderezar los deseos individuales.

Esa idea fue rechazada en la década de los 60 por personas que ponían y ponen su fe en la pasión desenfrenada y en el fanatismo. La Nueva Izquierda de entonces, como el nuevo liberalismo de ahora, tenían razón en algunas cosas sobre los fallos del sistema imperante. Pero se arruinaron a través de su propia imprudencia, y también por fariseísmo y por radicalismo ingenuo. Los losantianos no se harán cargo del liberalismo, gracias a Dios, pero parece como si el estilo político de los años 60 siempre estará con nosotros – primero en la izquierda, y ahora en la derecha. Hay que acabar con eso lo antes posible.

BONUS TRACK:

No os perdáis esta brevísimo clip de Margaret Thatcher diciendo que Inglaterra, junto con los EEUU, han sido los mejores en comparación con la Europa continental a la hora de derrotar la tiranía y el fascismo. Como no podía ser de otra manera, dice que en España tuvimos fascismo, junto con Italia y que Inglaterra en ese sentido ha sido superior. Al parecer, a la sueca no le gustó que esta señora diga la verdad sin complejos. Es una lástima que ya no hay líderes así tan valientes en el mundo occidental. Esta entrevista me recuerda muchísimo al encontronazo que tuve hace tres noches con una francesa aquí en Madrid sobre la famosa cobardía francesa en asuntos bélicos. Como Thatcher es una dama, lógicamente no dijo directamente que Inglaterra es superior a Suecia pero yo sí creo que los anglosajones han sido superiores que nosotros los europeos continentales a la hora de defender sus intereses más preciados. No estaría mal que desarrollásemos esa actitud cuando nos sea útil. Por eso yo en EEUU, aún cuando Zapatero mostró su cobardía y actitud mezquina de entreguismo a los moros, yo seguí defendiendo a España en mi universidad, por puro patriotismo y para templar la vergüenza que todos los españoles decentes sentimos con Zapatero.

Si no hablas inglés lo siento, apréndelo pero este vídeo merece la pena. Estoy completamente de acuerdo con la señora Thatcher y como pone en su sitio a la sueca.

Anuncios

21 comentarios

  1. Padre de familia · ·

    Me parece cojonudo que lleves corbata Alfredo. Tú sí que sabes estar. Es muy respetable mantener las cosas clásicas. Me recuerdas muchísimo a mis compañeros liberales de mi instituto (soy del Colegio Nstra. Sra del Recuerdo en Madrid) a principio de los 80 y de hecho lo normal era ir encorbatado como hemos hecho los de derechas siempre. Supongo que conoces pero íbamos mucho en mis tiempos a un bar que se llama la Maceta en Moncloa y siempre se notaba enseguida a los jóvenes de la derecha. Hoy en día tienes mucha razón en que estamos todos como medio “jipis” y ya no sabemos distinguirnos. Íbamos a la Maceta con los famosos resúmenes Leru y como todavía había disciplina en los hogares, si llegábamos tarde nos zurraban a hostias.

    Tengo un hijo ahora de 16 años y quizá algunas normas de las que defiendes eran y son un poco excesivas pero menuda educación teníamos en el cole. Ahora todo parece un juego de tira y afloja con los jóvenes que cuestionan todo en rebelión. ¿Qué edades tienen los jóvenes a los que das lecciones? El mío tiene 16 y es muy rebelde a veces, se cree que se lo sabe todo y siempre pregunta “por qué” cuando le aplico alguna norma.

    No soy un experto en inglés pero he entendido casi todo. Básicamente dice Thatcher que efectivamente, los ingleses son superiores. Es un pueblo admirable que nunca se ha dejado invadir, un pueblo donde a pesar de tener millones de inmigrantes se siguen distinguiendo por su separación de otros grupos, posiblemente debido a la tradición anglo-protestante de no mezclarse mucho. Y mira que en Londres hay millones de africanos y moros pero al inglés se le nota enseguida. En España seguimos como siempre, regalando papeles a todo delincuente que se muda aquí y encima van de españoles cuando les conviene pero de españoles no tienen ni un pelo en la picha, perdonando la expresión pero a veces no puedo evitar ser soez.

    Un saludo

  2. leak · ·

    ¿Qué quiere que le diga Alfredo? El jipismo es parte del mundo y no creo que vaya a retroceder, más bien todo lo contrario.

    Eso sí, me sigue pareciendo interesante ver como los códigos de vestimenta a veces dejan trascender mucho más que opiniones personales. A veces incluso dejan que se vea a la persona detrás, pero no siempre.

    Usted parece cuajado para otra época Alfredo y representan una percepción social que no tiene demasiados adeptos. En la España moderna su idiosincrasia lo separa de la media y complica la llegada de su mensaje. De cualquier forma, usted lo ha dicho ya en repetidas ocasiones: se trata de que el mensaje lo reciban los que deben recibirlo.

  3. Nicolás · ·

    Bastante de acuerdo con el comentario de leak y por supuesto en el fondo también con la entrada. A eso es lo que llamamos “chapao a la antigua” de toda la vida y es uno de los motivos por los que participo aquí. Es grato leer opiniones tan políticamente incorrectas pero que a la vez siguen teniendo relevancia, pues representan una contra-revolución que se resiste a los cambios negativos que ha sufrido España. Yo creo y ha sido mi experiencia que todavía queda gente así “anticuada” y las suelo ver en los comercios del centro de toda la vida.

    Te confieso Alfredo que al menos visualmente yo soy un “moderno”, pues tengo un piercing pero no lo hago porque sea la moda. Siempre he llevado cosas porque me gustan personalmente y no porque lo lleve una mayoría, etc. Sin embargo comparto mucho de tus valores. Seguramente que si me vieras por la calle sin conocerme pensarías que soy un delincuente macarra de Malasaña pero no siempre es así. No sé en la España provinciana y analfabeta del interior pero sí es verdad que en Madrid el 99% de los que hacen uso de la corbata de forma habitual suelen ser de derechas.

    Alfredo si te suena esta pregunta improcedente no la contestes pero, por casualidad ¿Tu corbata es de punto?

    A mí me parece mal que se ha relajado tanto los códigos de vestimenta en general y no lo achaco tanto a lo moderno. Pienso que se debe a la relajación de todo que vamos viendo debido quizá a las nuevas tecnologías y al cinismo del que hablabas el otro día. Ese cinismo hace que la gente piense “buah y qué más da como me visto si total lo importante es lo que se lleva dentro” etc.

    Impagable el vídeo de la dama de hierro. Hoy sería imposible que un político europeo hable con tanta claridad. Por eso los que valoramos estas cosas tan clásicas tenemos que conformarnos con recurrir a la red y venir a sitios como este.

  4. vallisoletano · ·

    xDDD con lo rico que es el desenfreno. Es broma, cada uno verá lo que hace. Por cierto el grupo es G.I.T. y son argentinos pero como tengo suficiente edad, es verdad que era una canción muy de la movida progre en Madrid. España ha cambiado para peor pero quedan algunos reductos de lo clásico. Mi abuela ahora tiene 90 años pero era hasta hace poco dueña de un conocido hostal en Madrid centro y recuerdo en mi infancia que no se permitía que una pareja no casada se hospede ahí porque era motivo de escándalo en aquella España. Mi abuela era franquista y lo sigue siendo pero en aquella época es verdad que había mucho más respeto en general. Yo soy de Valladolid, en concreto de Medina, y todavía en Valladolid la gente sale encorbatada los domingos y en muchos pueblos de Castilla. Lo de Madrid es escandaloso y me apena ver la dejadez de la gente no sólo en vestimenta pero en todo, como la nueva manía de ahora de prescindir del horario de la comida de toda la vida.

    Alfredo, el otro día leí en El País en un editorial sobre esto, sobre lo mal que la gente come ahora y que ni siquiera comen en casa como antes. Cuando yo tenía tu edad, allá por 1985, todavía el horario de oficina era de 9 a 3 y la gente comía en casa siempre. Todos vivíamos en Madrid capital y no existían las urbanizaciones en Las Rozas, que es donde vivo ahora ni nadie se planteaba eso del vegetarianismo a pesar de que ya existía en EEUU desde los 70. Es curioso ver como la izquierda progre, que presume de odiar tanto a los USA, son los que más americanizan a España. Eso de llevar vaqueros por ejemplo a todas partes en Madrid es una americanada. Supongo que ya sabes lo horteras que son los yanquis cuando visten en general.

    Yo suelo ir a mi pueblo todos los puentes y es refrescante ver a la gente joven bien vestida y más tradicional que en Madrid. Pero me ha llamado la atención cuando dices que los de derechas no son de esos espectáculos en público. ¿Te refieres a que en la derecha no hay consumo de drogas? No he entendido bien pero si es así, te equivocas. Es verdad que igual no marihuana pero sí coca y pastillas.

    Saludos

  5. otraronda · ·

    Hola, soy de izquierdas y aunque no me visto tan “clásico”, no soy ningún “pijo” ni mucho menos un “guarro” tatuado.

    No todos en la izquierda vestimos así.

    No te voy a negar que tuve una etapa jipi y por eso creo que tienes razón en la descripción.

    Lo que la izquierda no hemos llegado a aprender es que la gente en España en general sigue siendo conservadora pero no lo dicen en voz alta. Que tú lo digas me parece normal pero lo más curioso es que tengo amigos que son de familias plenamente del PSOE o de IU y es bastante llamativo ver como por un lado el discurso oficial del PSOE es el de la igualdad y contra el machismo pero esas familias que conozco son de lo más racista y machista que he visto y sólo votan a la izquierda porque piensan que el PSOE les conviene “por ser de obreros”.

    En Andalucía, uno de los feudos del PSOE, es donde más machismo y racismo hay en España pero la gente vota PSOE. Somos un país de contradicciones y de incongruencias y creo que los españoles somos en mayoría de izquierdas en cuanto a las carteras pero no en cuestiones sociales. Yo he ido de Erasmus a otros países europeos y esos sí que son abiertos. Estuve en Dinamarca y allí son las tías las que ligan contigo. Aquí en España en muchos pueblos parece que cuando cae la noche secuestran a las chicas pues no hay ni una. No somos tan abiertos como pensamos y seguimos siendo muy de grupos cerrados. También estuve en Irlanda y allí es normal que alguien completamente desconocido se siente en tu mesa en el bar y te hable, algo impensable en España. De hecho aquí ponemos algún objeto o algo en una silla desocupada para que no venga nadie a sentarse con nosotros.

    Pero a la vez, también tienes razón en que el país tampoco acepta a los liberales de Losantos. Si ellos piensan como liberales que va a llegar un Losantos o un impresentable de Red Liberal o LDigital a la Moncloa están perdidos y son tontos, pues no conocen el terreno de donde se mueven.

    Creo que su visión es la más clásica dentro de lo que cabe. No estoy de acuerdo con sus ideas pero por lo menos por aquí se puede hablar. Es imposible hablar con gente tan sectaria y fanática como los de RL. Sufren delirios, son como fariseos y sí Alfredo, jeje, inocentes.

    PD: Sin que te ofendas, los únicos que conozco que siempre llevan corbata de tu edad son carlistas católicos.

  6. valcarcel · ·

    @padre de familia:

    Sea usted bienvenido aquí, pues siempre viene bien la perspectiva de una persona con más experiencia en la vida y encima con hijos.

    Me ha hecho gracia lo de los resúmenes Leru, pues yo tengo una colección entera de libros antiguos y tengo un resumen de esos de Geografía. En EEUU el equivalente que conozco es el nefasto “Cliffs Notes”. Cuando estuve dando clases en Columbia jamás permití ese maldito manual en mi clase. ¿Las edades? Pues este año tengo chavales de 18 y 19 y de 20 a 22 más o menos que van a ir a estudiar a los EEUU y necesitan aprobar el SAT y el LSAT para los de derecho. Algunos son rebeldes, ciertamente, pero no conmigo pues dejo siempre bien claro que al primero que la líe lo expulso y tengo el apoyo de muchos padres. Nunca daría yo una clase en el ámbito público – no me gusta ser niñero ni cuidar de los hijos de personas irrespetuosas. Además yo defiendo un tipo de disciplina que hoy en día en España es ilegal, y por eso evito situaciones donde se tenga que aplicar medidas de castigo. Yo me crié en un colegio que aplicaba castigos corporales sin complejos y ninguno de nosotros salimos “mal”, es más, ahora es cuando más jóvenes delincuentes hay en toda la Historia de Occidente.

    Saben que no tienen límites y saben que si hacen alguna gamberrada no va a venir el director con el cinturón a darles bien duro como se merecen. Eso sí, siempre se me enseñó en familia de que jamás se debe pegar en la cara de un niño. Nunca se debe hacer eso pues es lo más humillante que una madre le puede hacer a un hijo, darle una torta.

    Conozco la Maceta pero sólo fui una vez y ya cuando yo fui, en el 2002, había cambiado el ambiente para peor. Ya no iban los chicos de los colegios mayores de la zona: iban drogatas.

    Thatcher era una mujer que siempre antepuso los intereses de su patria a los intereses personales. Opino lo mismo que ella sobre esas cuestiones y desde luego que más de la mitad de los “nuevos españoles” tienen de “español” lo que yo tengo de sueco.
    Le recomiendo que lea El Mundo de hoy, sección Madrid, en la red. Hablan de los chinos y es verdad que estamos muy a gusto en general con esa inmigración, pues no se integran pero no molestan a nadie.

    Es una inmigración que me gusta porque es muy parecida a la española de los 60 en otros países: montan sus negocios, no piden del erario público y no molestan a nadie.

    @leak:

    Gracias y efectivamente, se trata de que lo reciba personas procedentes. No pretendo construir ningún movimiento – todos los movimientos revolucionarios están condenados al fracaso. Lo mío se trata de restituir instituciones e idiosincracias perdidas por complejos tontos.

    @Nicolás:

    Cuando yo veo a un tío con piercings no siempre pienso que sea un criminal. Simplemente que para mí es poco estético que un chico se abra huecos en las orejas. Me resulta un aspecto bastante repugnante pero no juzgo la calidad moral de una persona por eso – pero ya desde un punto de vista cristiano, por supuesto que los piercings no son bíblicos. Es otro tema del que no voy a hablar aquí hoy.

    Mis corbatas sí suelen ser de punto, azul o negras y algunas de tela tengo, como una con los colores de la bandera nacional.

    Es verdad que hay mucha dejadez en general y no sólo con la vestimenta: lo vemos con el uso de la lengua española. Gente que escribe: “pero K dices?” o “pk” y no saben usar bien el idioma ni conocen la gramática.

    @Vallisoletano:

    Siempre como en mi casa como Dios manda aunque hay gente que no lo puede hacer debido a la vida “moderna”. A mí eso me parece lamentable pero es fruto de las pésimas condiciones laborales españolas y de los horarios interminables en las oficinas donde trabajan muchos y sólo pueden acudir al comedor subvencionado de la empresa. Para mí la hora de la comida, del “almuerzo” es fundamental y no me lo quita nadie si lo puedo evitar. Yo entre las 2 y las 5 no existo para el mundo externo.

    Valladolid es una ciudad preciosa y es verdad que la gente se viste con más respeto y decoro. Y no, en ningún momento he dicho que en la derecha no haya droga: lo que he dicho es que a mí me parece mucho peor jactarse del consumo de las drogas en públicos, como si fuera un ejemplo a seguir. Un poquito de más sentido de la vergüenza ajena no vendría mal.

    @otraronda:

    Siempre he dicho que una cosa es la política nacional y otra los españoles de toda la vida. Aquí en España no tenemos gobiernos realmente representativos y son los partidos los que elaboran cosas estúpidas que no encajan con nuestra mentalidad general como lo del matrimonio gay – yo todavía les sigo llamando parejita y nunca matrimonio y lo seguiré haciendo así hasta el día en que me muera.

    Muy interesante lo que dice de Irlanda, y es la verdad sí porque yo lo he vivido en EEUU. Pero a mí me gusta más el sistema español en ese sentido. En mi mesa no se sentará ningún desconocido. A mí no me gusta eso para nada de los países anglosajones.

    No me ofendo: los cristianos en algo tenemos que coincidir.

  7. Kaos · ·

    Una comparación muy injusta que haces. Osea, ¿comparar a personas que quieren cargarse la sanidad con gente que lucha para mejorar las condiciones de las personas?

    Acabo de leer que el hombre que estrelló una avioneta en Tejas era un derechista revolucionario. No estaría de más que aprendieses a distinguir quienes son los terroristas de verdad.

    Yo no le miento cuando digo que seré feliz el día en que gente como tú y la vieja esa desaparezcan por completo. Lamentablemente todavía queda gente como vosotros en España pero menos mal que no muchos.

  8. valcarcel · ·

    Kaos, ya le dije que con usted no tengo nada de qué hablar – una persona que insinúa que a mí me da placer ver atentados terroristas contra católicos no merece mi respeto ni mi atención.

  9. Jonah · ·

    Alfredo, el liberalismo es desde sus origenes revolucionario. Han derrotado a la monarquia francesa (aunque luego esa revolucion se desvio), se ha llevado puesto los privilegios que otorgaba monarquia en la Inglaterra de finales de 1600, y ni hablar en Estados Unidos, la verdadera revolucion liberal que independizó a ese país del yugo ingles.

    Hoy es verdad, ya no estamos sometidos en ninguna parte a ser colonia de una potencia extranjera, sin embargo como bien señalaba el liberal clasico Juan Bautista Alberdi sobre Argentina: “Después de ser máquinas del fisco español, hemos pasado a serlo del fisco nacional: he aquí todo la diferencia. Después de ser colonos de España, lo hemos sido de nuestros gobiernos patrios”

    Ahora, los jovenes verdaderamente liberales, que defendemos el respeto por los derechos de derechos de propiedad como asi tambien las libertades individuales. Los verdaderos liberales que respetamos el principio de no-agresion caracteristico del credo liberal, somos verdaderos revolucionarios, favoreciendo al individuo frente al opresor estado.

  10. valcarcel · ·

    Es que yo creo, Jonah, que esos ejemplos que da, salvo el francés, no fueron “revoluciones” tal y como yo entiendo lo que es una revolución. Fueron restituciones de un orden que se había pervertido (caso de los EEUU — En realidad la guerra fue la continuación de 1688).

    Creo que la frase de Alberdi es un poquito peligrosa, pues implica que contra ese Estado democrático se tendría que iniciar una revolución. ¿Aboga usted por eso contra un estado democrático y representativo?

    Y ojo, yo no soy ningún nostálgico por el colonialismo ni el imperialismo español más allá del orgullo nacional que podría sentir uno pero creo que hay una gran diferencia entre ser colonos oprimidos por una potencia extranjero y no estar a gusto con su propio gobierno si éste es representativo.

  11. Jonah · ·

    Cual sería el orden anterior que se quería restablecer? Una revolución implica una ruptura del orden actual, y el establecimiento de un nuevo sistema legal, asentado no en una ley fundamental, sino en un hecho que legitime ese nuevo orden, en el caso de la Rev. Americana, la Guerra de la Independencia dio lugar al nuevo orden basado en la Constitucion.

    A mi no me parece mal que contra un estado democratico se pueda iniciar una revolución, el hecho de ser democratico solamente habla de la manera de acceso al poder y de la toma de decisiónes, el liberal no debe hacer hincapie en eso sino en las limitaciones a la democracia, un freno antimayoritario en lo que hace a cuestiones de derechos individuales. Por mas que un crimen sea cometido por una mayoría no deja de ser un crimen.
    Y si el propio estado, democratico o no, como muchas veces sucede, se convierte en un enemigo de su propia sociedad, entonces la sociedad tiene el derecho de rebelarse, y ese derecho a rebelarse no podes negar que es un precepto liberal clasico.

    Entonces estoy frente al primer liberal que cree que la regla de la mayoría, y la representatividad implican una carte blanche para avanzar sobre los derechos individuales?

  12. leak · ·

    Comprendo su punto de vista Jonah y concuerdo enormemente con la postura de Alberdi, pero no creo en revoluciones tradicionales contra los Estados. Creo en una sociedad civil que los tenga bajo control y que, llegado el caso, los ignore lo más que pueda. Eso es suficientemente revolucionario.

    Alfredo: Alberdi, mal que le pese a muchos critica duramente el concepto greco-latino de la democracia que se ampara en el poder del Estado como negación del individuo. Hace notar la diferencia abismal que ha separado la filosofía política anglosajona de la continental. La primera parte del individuo, la segunda parte del sistema. La primera, con su Estado democrático y representativo al que usted vería de mal modo que se le plantee una revolución, no es a la que se refiere Alberdi.

  13. valcarcel · ·

    @Jonah:

    Lógicamente si una nación entera se subleva contra su sistema, eso es lícito en términos del liberalismo clásico. Pero me temo mucho que al igual que ocurrió con los comunistas universitarios en los 60, los “revolucionarios” de ahora son en realidad una muy pequeña minoría de fanáticos extremistas. Sí que es verdad que los límites son importantes, lo más importante para frenar el avance del Estado, aunque sea “democrático” – no, no es que yo le dé razón a las mayorías, suele ser que no se la doy pero nunca aceptaré la anarquía.

    @Leak:

    Entonces en ese caso, bien.

    Estoy de acuerdo con su comentario a Jonah también.

  14. Gallego orgulloso · ·

    está buenísimo el vídeo Alfredo, muy buena respuesta a la tonta europeísta. La verdad es que ningún país europeo continental hizo tanto por la libertad como los anglosajones y seguimos igual puesto que los europeos en general les da lo mismo que un criminal como el presidente de Irán tenga misiles y la bomba atómica. También lo vimos con Irak y la actitud sumisa de España ante el moro.

    Por cierto aquí en Galicia de vegetarianismo poco al menos que yo sepa. Lo que sí veo es que cada vez que bajo a Madrid hay muchas guarrillas por la noche.

  15. Creo Alfredo que está mezclando demasiado las cosas y tiende a interpretarlo todo desde un punto de vista ideológico.

    Hay “jipis” que dice usted que son excelentes personas, muchos de ellos personas más integrar, más honestas en sus planteamientos, que la media.
    Otros no son así y se ajustan más al estereotipo de anarka irrespetuoso y hedonista. Pero hay de todo.

    Habla usted de gente borracha, irrespetuosa, algunos violentos, sin oficio ni beneficio, y hace una extrañísima dualidad entre jóvenes derechistas e izquierdistas.
    La verdad es que me ha parecido de una politización fuera de lugar y de cierto maniqueísmo. Al final tiene usted unas ganas terribles de ubicar a la gente en compartimentos ideológicos para hacer divisiones simples, algo que creo que demuestra que tiene un gran desconocimiento a parte de su pequeño mundo.

    Mire Alfredo la mayoría de jóvenes de esas edades que usted comenta (entre 16 y 22) no son nada, no creen en ninguna ideología política en concreto más allá de 2 o 3 cosas que hayan oido en su casa. Hacen lo que ven, imitan a los demás, y no se hacen preguntas sobre qué moral o ideología conlleva sus actitudes y imagen. Dividirlo todo entre la “nueva izquierda” (No sé que le ha llevado a inventarse este nombre, me imagino a Cristina Almeida con una cresta de colores) y la derecha Losantiana (¿Qué hay otra derecha en España acaso?) es intentar adaptar los complejos esquemas de la realidad a los prejuicios e ideas propias.

    Mucha gracia me ha hecho los comentarios sobre la chica que venía de las manifestación del PP y que usted suponía que, por ideología, debía ser modosita, educadita y abstemia.
    Mire, hay de todo en todas partes, pero mi experiencia personal me indica que si tengo que hacer una división entre jóvenes izquierdistas y derechistas, creo que hay más violentos, irrespetuosos, estúpidos, consumidores de droga y hedonistas irreverentes en el lado de la “derecha” que en el de la izquierda. Es lo que me demuestra mi experiencia personal y mi observación entre varios cientos de jóvenes que veo y observo con curiosidad (y a veces, porque negarlo, con cierto desprecio).
    El “pijo” de urbanización con pasta, el “Bakala” analfabeto, el típico jovenzuelo extremista de derechas; Unos son violentos, otros soberbios que se creen que el dinero de sus papis les autoriza a humillar a los demás, otros personas sin ideas ni futuro ninguno, y todos consumistas compulsivos de sustancias estupefacientes y con preocupaciones vitales hedonistas.

    En el texto hay frases que me han llamado muchísimo la atención:

    “Últimamente me estoy cansando un poco de los jipis de todo tipo: de culturetas, de feministas, del “new age”, y del vegetarianismo, entre otras movidas raras y sectarias”

    Jeje, no creo que sea desconocido para usted cuantas personas pensará que usted es una persona “rara” y “sectaria”.

    “Me llamó la atención ver a tantos jóvenes del PP al menos nominalmente bailoteando al son del ritmo infernal y con aspecto de “jipis” en algunos casos”

    Oiga, ¿Como sabe usted que los jóvenes eran del PP “nominalmente”? Debe tener usted un radar o hay algo que no he entendido…

    “Los de derechas siempre hemos sido mucho más comedidos a la hora de demostrar cualquier desenfreno en público”

    Eso niega toda mi experiencia personal. Eso sería así en el siglo XIX don Alfredo.

    Y finalmente, el video y las palabras de Thatcher me parecen bañadas de un chovinismo anglosajón que ya querría el más chovinsita de los Franceses.

  16. valcarcel · ·

    Creo, Pedro, empero, Pedro, que usted no ha entendido mucho de lo que he dicho aquí.

    Que ¿cómo sé que eran del PP? Porque en la zona había una reunión de NNGG y muchos de los que estaban ahí dentro venían de dicha reunión.

    ¿Chovinismo anglosajón? ¿Decir la pura verdad con los hechos HISTÓRICOS es chovinismo? Chovinismo es creer, falsamente, que eres lo mejor: por ejemplo, los franceses.

    De hecho ahora no pongo el enlace porque me da un poco de vergüenza y asco pero en el 2004, con la retirada de las tropas de Irak, tuve que defender a España en los EEUU, y dije que la Historia de la libertad comienza en España. Tenía 23 años y ahora me da vergüenza ese artículo en el periódico nuyorquino. Pero lo mío, al igual que Thatcher, es puro patriotismo – no podía permitir que se manchara la imágen de España.

    Sí Pedro, sí hay otra derecha en España que no es losantiana aunque no hacemos tanto ruido: no somos como los jipis ni nos manifestamos en la calle en plan barricadas.

    Lo que dice de los jóvenes de la “derecha” nunca lo he negado Pedro y no sé cómo es posible que usted piense que yo no sepa eso.

    También me parece muy muy muy raro que usted piense que yo no conozca la realidad de la calle cuando me muevo a diario en la calle.

    ¿Y quién le ha dicho que yo pensaba que la chica del PP debe ser abstemia y limpia? Lo que dije fue que no me parecía bien las “formas” y la imágen pero nunca dije lo contrario, es decir: me sorprendió el hecho de que se haya perdido la estética hasta tal punto que hoy por hoy una persona joven no se le distingue como ANTES por ideología. Le recomiendo que mire cualquier peli de los años 60 y hasta los 80 y verá como la gente joven en las peliculas colegiales siempre se les notaba por “imágen” de qué pie cojeaban.

    Lo que me molesta es la uniformización y el cada vez más acusado “mestizaje” entre la gente, esa idea de que “todos somos uno”. Pues no Pedro: yo soy de derechas y no soy como usted y además, cualquiera lo notaría en nuestro caso y no sólo por lo que decimos.

    No dudo que hayan “buenas personas” que son jipis: mire, María, la “miembrA” del Instituto Juan de Mariana tiene aspecto de jipi y es buena persona. Pero eso no quita de que me parece una “filosofía” y un “look” que no me va.

    En segundo lugar, cuando hablo de la “Nueva Izquierda” hablo de la izquierda de ahora que no es necesariamente marxista Pedro: un ejemplo sería el PSOE – en otras palabras, PROGRESISTAS. Esa es la Nueva Izquierda.

    Y cuidado: dije todo lo contrario de encasillar. ¡Ya me gustaría a mí que fuese tan fácil hacerlo! Precisamente por eso dije que apenas noté diferencias entre la Izquierda y la Derecha.

    Los jovencitos no suelen tener una ideología desarrollada pero sí tienen ideas Pedro y modus operandi – y eso se ve en el tipo de comentarios que hacen respecto a ciertas decisiones.

  17. valcarcel · ·

    Y sí Pedro, mucha gente piensa que soy raro y sectario pero la diferencia es que estoy satisfecho por esa percepción: es decir, a mí jamás se me va a confundir con un progre en la calle. Eso se lo aseguro. Y precisamente soy “raro” en el sentido que yo quiero: es decir, que lo raro hoy en día es defender principios y valores clásicos y cristianos de toda la vida. Eso es lo raro, y lo “común” es eso que dije en el artículo – piercings a mansalva, desenfreno y cuanto más sucio e inmoral, más célebre es la persona. Cosas del relativismo moral moderno.

  18. Bien, aclarado el tema de que había una reunión de NNGG por ahí cerca.

    Yo me he cruzado muchos sábados noche de épocas electorales con jóvenes provenientes de mítines del PP (en Valencia los mínites del PP suelen ser en la tarde-noche, mientras los del PSOE o IU suelen ser por la mañana), y la verdad es que de modositos y educados nada. Es la realidad, no sé si la desconoce, pero simplemente se la comentaba por si no lo sabía o cierta visión o prejuicio se lo impedía ver.

    Lo del artículo defendiendo a España le honra. No debería avergonzarse de ese hecho (no sé si del contenido) es más, muchos expolíticos deberían tomar ese ejemplo en vez de dedicarse a desprestigiar a su nación. Por cierto, ¿Cómo que España es la cuna de la libertad?

    Sobre que hay otra derecha en España, pues hombre, en España hay muchas cosas. Pero la derecha, el grueso de la derecha en este país con un porcentaje escandalosamente alto sobre el global de la derecha es esa derecha que usted critica en este artículo. Luego hay una minoria de derechistas civilizados, cultos e intelectuales, pero desgraciadamente son una minoria.

    Y respecto a la imagen: Yo no sé que ganas tiene usted de que a la gente se le distinga por la imagen. La imagen de las personas es falsa generalmente, la imagen que proyectamos voluntariamente también lo es. Generamos una imagen de lo que queremos ser y no de lo que realmente somos. Engañamos con atuendos caros, serios si nos lo exige el entorno, o juveniles y modernos si pensamos que son más adecuados para un momento determinado.
    Los prejuicios sobre las personas por su imagen son inevitables, pero hace mucho tiempo que evito este tipo de prejuicios (bueno si son muy claros no) de antemano. La imagen se me ha convertido en algo falso por mi experiencia personal. Los mecanismos psicológicos, las ganas de pertener a un grupo, la presión de la sociedad, de la publicidad; todo eso es importante y genera una realidad alejada a la simplificación de definir a las personas por su imagen.

    “Precisamente por eso dije que apenas noté diferencias entre la Izquierda y la Derecha”

    Es que, a nivel de “calle”, no hay diferencias entre la derecha y la izquierda más allá del agrandamiento artificial de ciertas polémicas mínimas. En este país la derecha y la izquierda son esencialmente iguales y sus bases también lo son en un gran porcentaje.
    Este gran porcentaje responde a gente “normal”, que responde a los estímulos de la época actual y de la filosofía dominante. Quieren ser diferentes siendo iguales. Marcan diferencias estéticas mientras son iguales en los actos. Los pensamientos e ideas son los que podemos entender como pensamiento dominante. Son de derechas o de izquierda por una cuestión familiar generalmente, muchos de ellos no saben ni por qué lo son.

    Creo que usted focaliza eso del “relativismo moral” en un sentido demasiado político. Por alguna razón cree que la derecha no debería ser así (y ojo, yo también pienso que la izquierda no debería ser así, y en cambio creo que esa frivolidad y falta de respeto es inherente a la derecha que hay en España), pero creo que es un planteamiento parcial y poco adecuado.
    La sociedad en general está sustentada bajo unos valores superficiales, egoístas y bajo una cultura de “masas”. Es algo general y como tal hay que tratarlo (o combatirlo). La ideología, las ideas políticas pueden ser importante, pero creo que es algo a tratar de forma mucho más genérica. Es un problema de cultura de época, quizá de post-modernismo mal entendido y aplicado, de sociedad de imagen y consumo, y de cosas parecidas.

  19. valcarcel · ·

    “y la verdad es que de modositos y educados nada. Es la realidad, no sé si la desconoce, pero simplemente se la comentaba por si no lo sabía o cierta visión o prejuicio se lo impedía ver.”

    No seré yo el que defienda al PP.
    Esa gente quiso buscarme la ruina — están en los “think tanks” “liberales” en España y conozco perfectamente cómo son. No era eso de lo que hablaba con el tema de las formas.

    “Por cierto, ¿Cómo que España es la cuna de la libertad?”

    Lo que dije fue que toda la Historia de la libertad se podía encontrar en la Historia española y que me sentí “orgulloso” de mis compatriotas por dar un ejemplo de democracia. Algo de “razón” tuve, pues en ese sentido España fue el único país que mostró en las urnas la oposición a la guerra en Irak. Muy a mi pesar pero ese es otro tema. Soy español y me corresponde defender a mi nación ante potencias extranjeras, me cueste o no. Tenemos una forma, en general los españoles, de ser un poco torpes, o bastante torpes pero al final siempre salimos heroicos de las situaciones. El español más miserable es un caballero. Todo eso lo digo a modo de comparación a otros países que conozco.

    “Y respecto a la imagen: Yo no sé que ganas tiene usted de que a la gente se le distinga por la imagen. La imagen de las personas es falsa generalmente, la imagen que proyectamos voluntariamente también lo es. Generamos una imagen de lo que queremos ser y no de lo que realmente somos.”

    No siempre Pedro: a veces nuestras apariencias son frutos de lo que somos y valoramos. Yo siempre he creído que las personas se visten por sus valores. La apariencia sí es una señal de lo que valoramos. No en un sentido superficial, ojo.

    “Los prejuicios sobre las personas por su imagen son inevitables, pero hace mucho tiempo que evito este tipo de prejuicios (bueno si son muy claros no) de antemano.”

    La indumentaria es fundamental Pedro y usted lo sabe: en cualquier local mínimamente “serio” y “legal” no se le permite la entrada a cualquiera según su vestimenta.

    Yo no defino a todo el mundo por su imágen pero sí le doy importancia a eso (y la mayoría también ojo). A mí un señor que le vea con “mal” aspecto pues lo siento no me genera confianza.

    No digo que yo tenga toda la razón en eso pero soy así.

    “Es que, a nivel de “calle”, no hay diferencias entre la derecha y la izquierda más allá del agrandamiento artificial de ciertas polémicas mínimas. En este país la derecha y la izquierda son esencialmente iguales y sus bases también lo son en un gran porcentaje.
    Este gran porcentaje responde a gente “normal”, que responde a los estímulos de la época actual y de la filosofía dominante.”

    Me ha gustado este párrafo.

    La política en España es como la religión: nadie lo piensa el “por qué” es tal o cual cosa.

    “y en cambio creo que esa frivolidad y falta de respeto es inherente a la derecha que hay en España),”

    ¿Qué falta de respeto? No entiendo.

    ¿a esto quizás? “Es un problema de cultura de época, quizá de post-modernismo mal entendido y aplicado, de sociedad de imagen y consumo, y de cosas parecidas.”

    Si es así no creo que sea “por” la derecha. El post-modernismo no es de derechas.

  20. Bueno es muy complicado introducir el post-modernismo ni en la izquierda ni en la derecha.

    Yo no sé si el post-modernismo es de derechas, pero sí sé que no es de izquiedas. Recuerde usted que una de las bases del post-modernismo es la negación de la idea del progreso social y de las utopías.
    El post-modernismo es ajeno a la política, pues no cree en proyectos de mejora social, en proyectos de futuro. Además es muy superficial, otorga a la imagen y el placer inmediato prioridad, dejando de lado la cultura.

    Todas estas características, para mí, son mucho más próximas a la derecha que a la izquierda, aunque insisto creo que no es algo que se pueda tratar de esta manera.
    Lo único que une el post-modernismo con la izquierda son ciertos movimientos feministas, ecologístas, y de ciertas minorias como los gays. Pero más que post-modernismo es algo asociado a la postmodernidad, a la realidad de esta época, y parte del enfoque es la conversión de la “sociedad” como concepto por el que luchar y mejorar por un concepto de “grupo” mucho más acotado.

  21. Kaos · ·

    No te preocupes Alfredo en responderme que yo no buscaba eso de tí. No sé lo que te gustará en la intimidad pues no te conozco personalmente pero tienes una pinta de ser un HP de cuidado así que como las opiniones son libres, esa es la mía.

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: