Declaración personal: Carles os lo explica

El ex-miembro de Liberalismo Democrático ha decidido escribir una carta/declaración personal para todos los lectores que han demostrado un interés o apoyo respecto a la situación que atraviesa Carles. Este hilo es para él, preguntadle a él cualquier cosa y no a mí. Yo ya no tengo nada que ver con las decisiones y declaraciones de Carles. Sí que me ha pedido dos cosas institucionales: 1. Si todavía tenéis interés en hablar con él personalmente, que lo digan en este hilo y él se pondrá en contacto privado con vosotros. 2. No quiere poner aquí sus apellidos por motivos laborales y académicos. De mi parte, sólo unas breves palabras: no me preguntéis nada más acerca de Carles. Yo ya he dicho todo lo que he tenido que decir y serán los lectores los que saquen sus propias conclusiones. Sólo voy a responder si alguien me hace a mí una pregunta directa.
———————————————————————————————————————————————————
Estimados señores:

Estoy asombrado de que ha pasado más de un año desde la primera vez que conocí a Alfredo. Afortundamente, he tenido el privilegio de ser el segundo vicepresidente de Liberalismo Democrático, por lo que no he podido olvidar la tradicional generosidad y la tolerancia que se respira en este lugar de la blogoesefera liberal. Como he visto mucho interés en mi persona, os explico la situación y lo que ha ocurrido.

Se ha sugerido, incluso de hecho por algunos de mis muy dignos compañeros en Liberalismo Democrático, que decidí darme de baja únicamente por cuestiones de estilo y no por cuestiones de fondo. De hecho, si algunos se fian plenamente de las declaraciones de algunos compañeros como Sabino, debo ser el primer miembro de un proyecto en la historia que se haya dado de baja por estar en pleno acuerdo con la política del mismo. La verdad es que, en muchos aspectos de la política, el estilo y la sustancia se complementan mutuamente. Muy a menudo, son las dos caras de la misma moneda.

Alfredo y yo hemos compartido algo así como 30 reuniones personales durante el último año. Para ambos de nosotros, sospecho, es un récord muy difícil en el ámbito personal. Los lectores bien podrían sentir que hay algo más que simples cuestiones de estilo, para romper esa relación.

Ninguno de nuestros logros habría sido posible sin la valentía y el liderazgo tenaz de Alfredo y si se me permite decirlo así, posiblemente algunos pocos beneficios fueron derivados de la presencia de un Carles que no es exactamente un “progre.” Alfredo es un tipo de persona dispuesto a dormir pocas horas con tal de ayudar a un amigo y así lo hizo conmigo muchas veces en mis momentos de más nerviosismo y necesidad. De hecho, de no haber sido por él, posiblemente yo hubiera suspendido una de mis asignaturas en la universidad. Por ello, Alfredo, siempre te agradeceré como persona lo mucho que hiciste por mí cuando te necesité y siempre valoraré tu fuerza de voluntad y actitud implacable contra el socialismo y el comunismo en la nación. No eres alto, pero tu presencia “intimida” en muchos sitios y cuando entras a cualquier local, la gente se pone seria.

También fue un gran honor compartir “liderazgo” por aquí con Alfredo. Pero fue justamente cuando se pasó a considerar cuestiones cruciales en el ámbito social del país, de nuestra España, en el contexto europeo, cuando empecé a sentir una creciente preocupación. Llegué a la conclusión, al menos hace 2 meses, que la conducción de nuestra política contra el socialismo ya no podía descansar solamente en los intentos de combatir la anarquía y el progreso-ismo social ni con un puritanismo personal sombrío.

Permítanme aclarar algunos puntos importantes sobre los que no tengo desacuerdo con Alfredo. No considero la “igualdad” como una especie de texto sagrado que ha de ser aceptado porque sí. Pero, los efectos han dado o contribuido temas importantes. Sí, es verdad que la ley de paridad y la del matrimonio homosexual es muy deficiente en algunos aspectos significativos pero ¿acaso alguien aboga más allá de Alfredo por dar marcha atrás?

No considero que la gestión de la Unión Europea sea la mejor. Tampoco considero en ningún sentido mal criticar a la Unión Europea con claridad y cortesía. Compartimos la política económica también quitando algún tema puntual como las becas públicas. Comparto totalmente la postura de Alfredo con el tema migratorio: En España sobran inmigrantes y demasiada inmigración puede provocar un estallido racial. A ningún español honesto le gusta sentirse invadido por otras gentes en su país.

Pero, es sumamente importante que nustros argumentos descansen sobre una base de comprensión clara de la verdadera relación que queremos tener con los socialdemócratas que nos respetan. Y es aquí donde hay serias discrepancias, riesgos y otras desviaciones en las cuestiones de fondo así como de estílo.

Son muchos los que opinan como yo en estas cuestiones pero no han tenido el valor de decírselo a Alfredo a la cara, ni se atreven a decir que les molestan ciertas declaraciones “oficiales” que se hacen aquí sin consultarnos previamente cuando algo nos implica a todos. No podemos refugiarnos en un gueto de sentimentalismo sobre el “pasado” y los “valores” morales cuando éstos han cambiado en España y así disminuir nuestra influencia a terceros. Si hubiésemos entregado más cosas, o mejor dicho, cedido más cosas al principio, todo nos iría mejor en estos momentos. Nunca deberíamos caer en el aislamiento, y estando en el exterior para mirar hacia dentro y sacar conclusiones improcedentes.

Debemos evitar a toda costa presentarnos una vez más con un exceso de simplificación de las opciones, una falsa antítesis, un dilema falso, entre una alternativa radical y una segunda, también con la crudeza de la etiqueta alternativa ” centralizacíon”, como si no hubiera término medio entre muchas cosas en el ámbito social.
Cometemos un grave error si pensamos siempre en términos de “entregar” o “ceder” o “combatir” ideas y luego decir, como ha dicho Alfredo, que ya ha “cedido lo suficiente.”

El conflicto de lealtad, de lealtad a mi querido amigo Alfredo y, después de tanto tiempo juntos, así como el instinto de la fidelidad sigue siendo muy real y mi lealtad también a mis ideas se ha vuelto demasiado grande y conflictivo. Yo ya no creo que sea posible resolver ese conflicto desde dentro de este proyecto. Es por eso que me he dado de baja, a diferencia de otros que no dudarían en apuñalar a Alfredo por detrás. Al hacerlo, he hecho lo que creo que es adecuado para mí y para el liberalismo español y me he quedado en paz con mi Creador. Ha llegado el momento para que otros consideran cual serán sus respuestas a este trágico conflicto de lealtad con el que yo mismo he estado luchando durante demasiado tiempo.

Muchas gracias por todo Alfredo, y jamás te olvidaré como persona que tanto ha hecho por quienes lo necesitaban. Quiero también darle las gracias a todos los comentaristas que han mostrado interés por mí y la situación. Os quiero mucho a pesar de no conoceros personalmente pero me ha impactado la reacción de muchos, que han demostrado un interés impresionante para apoyarme.

Anuncios

12 comentarios

  1. Un saludo a todo el mundo, he estado estos últimos días paseando por la ciudad de Adam Smith.

    Aunque ya me “he puesto al día” de los últimos artículos.

    Me apena mucho la marcha de Carles, siempre aportaba opiniones interesantes en sus comentaros. Y, si no recuerdo mal, sus discusiones con Adela eran muy divertidas.

    También creo que todo esto sorprende un poco, ya que más allá de la bitácora creo que existe un completo desconocimiento de las actividades y objetivos de “Liberalismo democrático y clásico” (más allá de la defensa y promoción de ciertos principios y opiniones). No es que pida ningún tipo de explicaciones, aunque si que tengo mucha curiosidad.

    Bueno, espero que le vaya muy bien.

  2. Jordi · ·

    Brutal, Carles. Tienes todo mi apoyo y a mí también me apena tu marcha mucho. Siempre le dabas un toque de humor a los comentarios. Comprendo y respeto lo que has dicho, no digo más aquí sobre otros porque no te mereces más problemas. Mucha suerte y ánimo, que tú lo vales.

  3. Andronikos · ·

    jajajaja púdrete Carles. Al final todas las veces que intentaste descalificar a otros te han salido bien mal. Me alegro que te pase esto y ¿ahora vas de bueno y de leal? Por lo menos Alfredo es un HP todo el año y lo demuestra pero ¿tu ahora vas a presumir de tener criterios humanistas?

    No das lástima, sólo das pena. Menudo cambio has tenido macho, cuando hace un par de meses atrás tu homofobia podría hacer sonrojar al propio Alfredo. ¿quién te ha pagado dinero para ese cambio tan radical ahora? ¿te vas a entrevistar con algún diario y consumar tu traición a gente de los tuyos y los únicos que te hubieran ayudado?

    No creas que algunos desconocemos el interés que tiene el diario Público para indagar en los asuntos de Lib. Dem.

    Fijo que le tienes envidia a otros participantes de Lib.Dem que te dan mil vueltas en todo y no podías aguantar tu cada vez menos protagonismo. MEMO.

  4. Gallego orgulloso · ·

    Hace tiempo que tenía ganas de que se marche el Carles este que ha insultado alguna vez a Galicia. ¿Y ahora no quieres poner tus datos cuando te ha salido todo mal? Además de todo eso, ya que vas de “bueno”, ¿por qué no le comentas a Alfredo sobre tus reuniones con comunistas guarros? Muy calladito te veo con eso, ¿no será que eran reuniones clandestinas y no querías que se enteren los demás?

    Lo único que te mereces es el olvido y el destierro del proyecto.

  5. Andrés · ·

    Qué pena me da ver que una persona inteligente como Carles se deje llevar por terceros. La traición no tiene cabida en este proyecto y Alfredo no se merece eso.

    Aprovecho para comunicaros que soy ahora el segundo vicepresidente de Liberalismo Democrático. Es un honor compartir espacio con Alfredo y Sergio Doncel. Estaré encargado de realizar ciertas reformas estéticas en el proyecto para empezar así como cuestiones de ideología y demás. El argumento moral lo hemos ganado ya desde hace mucho tiempo, y eso lo digo para algunos comentaristas que han hablado de la fuerza de los argumentos. Tal es así que casi toda la izquierda que se mueve por aquí y en la red respeta el proyecto porque ven que no hay amiguismos ni endogamia y que somos honestos con nuestros planteamientos.

    El que diga desconocer los fines de Lib Dem no ha leído la página principal:

    http://www.liberalismodemocratico.com

    Le hace falta una actualización y retoques estéticos pero estamos en ello.

    Saludos

  6. clasicazo · ·

    Tengo 47 años y con este blog me transporto a mis viejos tiempos en el Madrid de los 80 cuando parecía que los temas principales del tiempo eran la OTAN, la privatización, el miedo a la bruja de Thatcher y las pandillas de Cristo Rey aterrorizaban a los “rojos”. Llevo desde siempre leyendo este blog porque he trabajado con Alfredo en el ámbito laboral y obviamente no conozco a todos los miembros pero el estílo que más me gusta es el de Alfredo. No me gusta todo lo que dice, pero me gusta cómo lo dice sin complejos. También, de los comentaristas habituales, me va mucho lo que dice Samuel.

    Carles, desde lo que yo sé, nunca escribiste ni un solo artículo por aquí y fui testigo de como fuiste descafeinándote en tu defensa de Alfredo. Eso no se hace hombre y queda muy fea la traición. Soy liberal pero “europeista” y eso ya sé que supone una tara para colaborar aquí pero este tipo de cosas se deben airear desde el principio.

    Saludos a todos y en especial a Alfredo, tú sigue así manteniendo la llama de los viejos tiempos con tu gran estílo retórico.

  7. Bueno, me alegro de que sea el propio Carles quien lo haya explicado. Al margen de los aspectos personales, en los que no me meto -¡bastante morbo hay aquí ya!-, me parece muy bien que a la hora de elegir entre la lealtad a un individuo y la lealtad a las propias ideas se escoja siempre lo último, se esté en lo cierto o no. Por lo menos se gana su derecho a reflexionar, lo cual es muy difícil de hacer cuando existen otras lealtades. Espero, sin embargo, que no deje Liberalismo Democrático para caer en sitios peores.

    Me ha gustado especialmente esta frase, que es muy parecida a una que escribí ayer y en la que creo que coincidimos plenamente:

    “Cometemos un grave error si pensamos siempre en términos de “entregar” o “ceder” o “combatir” ideas y luego decir, como ha dicho Alfredo, que ya ha “cedido lo suficiente.”

    Le deseo Carles que salga adelante en lo académico y lo profesional. Si alguna vez quiere contactar conmigo, puede escribirme al mail que hay en el perfil de mi blog.

    Un saludo.

  8. anónimo · ·

    La única gente por aquí que merecen la pena como personas son Carles y Samuel, aunque Samuel no es miembro pero creo que le veo mas cercano en eso de las ideas a Carles.

    Andrés, sencillamente no le conozco y a Alfredo, desgraciadamente sí le conozco pero prefiero guardar mi privacidad. Sólo diré que es un “personaje” pero no digo más por decoro.

    PD: Alfredo, salúdame a Graciela. xDDDD, ta guapa.

  9. Hola,

    Carles me gustaría preguntarte sobre esta frase: “es sumamente importante que nustros argumentos descansen sobre una base de comprensión clara de la verdadera relación que queremos tener con los socialdemócratas que nos respetan. Y es aquí donde hay serias discrepancias, riesgos y otras desviaciones en las cuestiones de fondo así como de estílo”

    ¿Cual es exactamente tu postura con los socialdemócratas (entiendo que me considerarás un socialdemócrata)? Porque conozco la de Alfredo, de llegar a ciertos pactos pero siempre desde la distancia, manteniendo la “pureza” de su proyecto, y dejando claro que se hace de modo, digamos, táctico, en base a un realismo político, y para poder llegar a ciertas reformas interesantes para ambas partes.
    Te he leído muchas veces, creo que hemos tenido bastante “buen rollo” en nuestros debates, y tengo la sensación de que teniamos algunas cosas en común. Pero querría que explicases este punto más extendidamente.

    Yo sigo defendiendo la postura de ayer desde un posicionamiento teórico. Es decir, por lo que leo, tanto de Alfredo como de ti, no acabo de entender que hayan discrepancias tan profundas. Por eso te pido, si quieres comentarlo en público, que me aclares un poco más este motivo de discrepancia que has comentado con esta frase.

    Por cierto puedes ponerte en contacto conmigo (lasuertesonriealosaudaces@hotmail.com) para lo que quieras, o por si quieres comentarme cualquier cosa.

    Un saludo a todos,

  10. Carles · ·

    Muchas gracias a todos los que me han mostrado apoyo y a los que no, me da lo mismo, no os voy a contestar porque sé que no voy a cambiar la postura de nadie.

    @Samuel:

    Me puedes tutear sin problemas. Ya te escribiré un email entonces en estos días. Gracias por tu apoyo, es bastante “valiente” viniendo de ti por estos lares.

    @Pedro:

    Mi postura no es en absoluto como la de Alfredo y de ahí a las serias discrepancias. Mi postura no puede reducirse a un juego de tácticas. Lo que quiero decir es que si hay una idea que nos parece bien, y a mí me parecen bien algunas ideas socialdemócratas como las tuyas, o se incorporan o no pero no se “cede” con tal de reformar algo. Ya sé que no es la forma más pragmática de hacer algo pero al menos es la más honesta cuando estamos hablando de ideología.

    Que conste que te respeto muchísimo como persona pero desde que tú entraste a debatir, tu y Alfredo os lleváis tan bien que a muchos les mosquea. A mi me da lo mismo eso, ojo, cada uno es libre de asociarse con quien quiera pero a otros no les ha gustado ese buen rollito entre vosotros. Últimamente os tratabais como “amiguetes” de toda la vida.

    Puede ser que yo sea un sectario y un chavalín sin idea de nada pero me siento más cómodo en ámbitos menos politizados.

    Sí hay discrepancias profundas Pedro, tanto por estílo como por doctrinas. Creo que lo que busca mucha gente es que yo de una lista completa y eso no es posible en un blog con millones de escritos “alfredianos”. Lo más importante que nos separa es la cuestión europea y el tema gay, entre otros elementos sociales.

    Es cierto que tenemos cosas en común con algunas ideas pero de eso es a lo que me refiero: yo lo digo y no pretendo que sea “ceder” algo. Si apoyo algo que tu dices es porque lo siento en mi corazón y no porque yo quiera algo a cambio.

    Te escribiré también en cuanto tenga tiempo este fin de semana.

    Sólo digo una cosa más para Andrés:

    Hay que tener muy poca vergüenza para hacer lo que estás haciendo pero bueno tu sabrás. Al menos no seré yo el chivato esta vez.

  11. Bolchevique · ·

    A tí Carles te puedo perdonar, igual no has investigado más sobre lo que defendemos en la izquierda real. Sin duda, aquí la peor persona es Alfredo.

    Lo que quieren estos liberales, Carles, es una crisis de la seguridad social y el derrumbe del euro, cosa que tengo entendido que tú no defendiste nunca. También les gustaría dinamitar la Unión Europea por completo.

    Creo que no te das cuenta con quién estás tratando, con un tio que defendió la guerra de Irak, que defiende a Guantánamo y electrocutarle la polla a los reos, pero que se escandaliza si dos tios se besan. Una guerra que ha asesinado a miles y miles de personas inocentes y que encima aboga por otra guerra en Irán. La sed que tiene de sangre no tiene límites.

    Ya que estamos con destapes y morbo, estaría bien que Alfredo os explicara su relación personal con el hijo del whisky Glenfiddich, Mathieu Gordon (familia grant) de Escocia, que tienen no sólo una empresa para alcóholicos sino también una empresa de armamentos. Lo único que al parecer le interesa a Alfredo que esté en los presupuestos generales del Estado es defensa y más misiles. Pero no es sólo para defender la “patria”. Existe ese deseo para asegurar beneficios obscenos para esas empresas y mantener el complejo industrial militar de la OTAN.

    Se ha atacado desde aquí el sistema educativo español: las becas públicas, que han permitido que millones de estudiantes muertos de hambre o de familias humildes como seguro es la tuya Carles, puedan estudiar en la universidad.

    La suerte es que los europeos en general no vamos a tragar con esto como han hecho los estadounidenses que llevan años dominados por los religiosos protestantes que sólo creen en la pasta y los misiles.

    Las sociedades liberales anglosajonas están enfermas, y sin futuro inmediato que se sepa.

    Creo que eres un gilipollas, Carles, pero por lo menos con buenos sentimiento o eso es lo que interpreto aquí.

    Lo único que valoro de Alfredo es que ha demostrado la cara más fea del liberalismo y no se anda con soplapolleces como otros que no dicen las cosas claras. Este tio te dice “te voy a joder el contrato laboral” y se queda tan ancho. Los otros dicen “te voy a dar más oportunidades”, ¡y una mierda! Al menos Alfredo habla claro y deja bien claro quién es el enemigo y qué representan los intereses del capital. ¿Para qué seguirnos engañando cuando está bien claro que el 99% de los liberales en España son ultra religiosos y conservadores? Huerta de Soto, Opus Dei, y eso que no es el único liberal conocido. ¿Aznar? Ultra conservador, ¿Aguirre? Lo mismo.

    ¿FAES? ¿Pero es que no habéis leído los documentos de la FAES y lo que defienden ahí? No dista mucho de lo que dice Alfredo, eso sí, con otra representación más “dulce.”

  12. David · ·

    Carles, estás muerto de envidia de que Alfredo nunca te dio el protagonismo que buscabas y por eso te ibas acercando a terceros para consumar tu traición. Tu bajeza moral sí que no tiene límites y ahora te haces la victima.

    “Son muchos los que opinan como yo en estas cuestiones pero no han tenido el valor de decírselo a Alfredo a la cara, ni se atreven a decir que les molestan ciertas declaraciones “oficiales” que se hacen aquí sin consultarnos previamente cuando algo nos implica a todos.”

    ¿Quiénes son esos que opinan como tú, payaso? Que falso hay que ser para decir algo así. ¿Le dijiste a Alfredo que te reunías con gente de Red Liberal?

    ¿Le dijiste a Alfredo que querías eliminar a Andrés del proyecto?

    ¿Le dijiste a Alfredo lo que me dijiste a mí sobre los protestantes y la Biblia, que la Biblia te parecía un libro de cuentos? Dícelo hombre, ya que vas de honesto por la vida, dícelo, díle lo que me dijiste a mí, díle lo que dijiste de los de tradición reformada y presbiteriana.

    ¿Le dijiste a Alfredo que te parecía un alcoholico cuando tu bebes más que un pez en el agua? Dícelo hombre, y así te quitas la carga moral de encima.

    No, con hipócritas como tú que sólo cuentan lo que les conviene no queremos tener nada que ver en Lib.Dem.

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: