Libertad 1, Socialismo 0: A Obama se le acaba el chollo

Señores lectores: ahora son casi las 2 de la madrugada y acabo de regresar del hotel Westin Palace donde han estado las delegaciones de los conservadores británicos en España, y los delegados europeos para el Partido Republicano de los EEUU. Como saben todos mis lectores, ayer en el estado de Massachussetts, por primera vez en 50 años, hubo una victoria absoluta de los Republicanos. Me acabo de dar cuenta que casi puse “señores electores”, y es que los hábitos arraigados nunca mueren. Pero hoy quiero analizar la victoria de Scott Brown. Yo soy delegado europeo para el estado de Carolina del Sur así que no tuve que hacer ningún tipo de declaración. Sin embargo, el champán estuvo riquísimo y llevé algunos apuntes al hotel. Comparto aquí con ustedes algunos apuntes que compartí con la gente joven allí presente.

Al elegir a Scott Brown al escaño que los progres denominaban “escaño de Ted Kennedy”, justamente un día antes del aniversario de la inauguración del primer presidente mulato/negro para los EEUU, los votantes han rechazado, de forma indiscutible, la filosofía de Barack Obama y a los congresistas que apoyan sus proyectos socialistas y antiamericanos.

Ya dije hace un par de semanas que esto era inevitable y que hoy, al comienzo del 2010, Barack Obama está casi muerto en términos políticos. Ahora espero que los que me ridiculizaron por decir eso, vengan aquí y pidan disculpas. No se preocupen: como yo soy liberal no se tienen que arrodillar ante mi persona, aunque nunca estaría de más en algunos casos. No se equivoquen. Todos los intentos de distanciamiento de este fracaso en el mundo no cambiará el hecho de que esta elección tuvo absolutamente todo que ver con el mesías Obama, que aparentemente ha hecho todo lo posible para ganarse el apodo que yo le puse a principios de 2009. Lo siento pero como yo respeto a mis lectores y puede que esto lo lea un menor de edad, no diré aquí cual es el apodo. Charles Krauthammer, de la cadena FOX, dijo que Brown logró convertir estas elecciones en Massachussetts en un referéndum sobre Obama y también contra el régimen demócrata afincado en el capitolio de Washington D.C. El hecho de que Obama tuvo que aparecer el domingo en Massachussetts para intentar poner fin a la sangría de votos sólo confirmó un hecho evidente señores: que ustedes, queridos lectores, ya sabían que esto iba a pasar gracias a que yo les mantengo informados acerca de la realidad americana y estadounidense.

Estas últimas elecciones demuestran el rotundo rechazo de la ciudadanía contra la élite de la progresía, de esa misma élite que nos acusa a los derechistas de no “conocer la realidad de la calle.” El estado más consistentemente progresista en la unión se ha apuntado al coro libertario y capitalista y han rechazado varias cosas.

* Rechazado – sistemas sanitarios comunistas y depredadores que amenazan la salud de los ciudadanos libres.
* Rechazado – la microgestión de prácticamente todos los aspectos de la vida diaria y la reducción drástica de los niveles de vida, todo en nombre de la pureza del medio ambiente, promovido por pseudo-científicos que son, en realidad, unos estafadores como Al Gore.
* Rechazado – El gasto público descontrolado que no ha “estimulado” ninguna otra cosa que las colas del INEM en los EEUU.
* Rechazado – rescates gubernamentales y el saqueo de las empresas privadas
* Rechazado – El elitismo condescendiente que ridiculiza a los fontaneros y a las personas que conducen furgonetas (como Scott Brown o Joe el Fontanero, en la campaña de Mccain), mientras que con demasiada frecuencia, se canaliza el dinero de los impuestos hacia los que no lo merecen porque no trabajan ni quieren trabajar, porque delinquen o porque son inmigrantes ilegales.

Los votantes en el estado que vio nacer el sentimiento patriota en los EEUU, se levantaron y dijeron: “Basta.” Ahora Obama sabe que no puede seguir jugueteando con los estadounidenses de la derecha: todos sus planes representan un fracaso político digno de libros de textos sin precedentes en los EEUU, comparable a los errores de Zapatero en España, otro error electoral y fracaso histórico.

A pesar de todo esto, los demócratas están circulando un bulo para justificar su derrota: Massachusetts es un caso especial, porque ya tiene cobertura sanitaria casi universal y por lo tanto tiene más que perder que ganar de la legislación de Obama. Pero muchos de los estados, y de hecho todo el país, perderá si Obama se sale con la suya, y lo saben. Por otra parte, todo hay que decirlo, yo, como Republicano, tengo varios desacuerdos con Scott Brown en muchas cuestiones: apoya el aborto libre, apoya el matrimonio homosexual, y apoya una cobertura sanitaria pública a nivel de estado. Sin embargo, Brown se presentó con un programa casi perfecto considerando el giro izquierdista de Massachussetts, que no es ni de lejos la Florida o Carolina del Sur: Brown apoya recortes salariales, bajar los impuestos, interrogatorios durísimos contra los terroristas — de hecho, su frase célebre de anoche, la que más me gustó fue: “Los americanos están hartos de que sus impuestos se utilicen para pagar los abogados de los terroristas en vez de pagar misiles para aplastarlos.”
También se opone a una intervención federal en el tema sanitario y se opone a los impuestos contra la banca. Si una plataforma así pudo volcar el resultado electoral en un estado tan profundamente izquierdista, En noviembre, ¡EEUU volverá a ser EEUU y el país libre que alguna vez conocí!

Y por último, Scott Brown se atrevió a tocar el tema espinoso de la inmigración: por mucho que lo quiera la progresía, los votantes en general se sienten molestos con tanta presencia de inmigrantes ilegales en el país que no hacen otra cosa que chupar recursos públicos y tupir las cárceles. Algo muy parecido ocurre ya en España: hemos importado una inmigración en la última década de bajo nivel cultural y eso ha generado no pocos conflictos sociales. Yo soy el primero que dice que no se debe criminalizar a la población inmigrante pero aquí NO cabemos todos ni queremos que nuestro dinero se utilice para pagar la sanidad de ilegales (ya de por sí es bastante problemático en términos morales que tengamos que pagársela a españoles, pues es muchísimo menos de recibo pagársela a inmigrantes). No, aquí no cabemos todos: sé que me leen inmigrantes — legales e ilegales — las búsquedas que veo en google son impagables y por eso sé que ustedes me leen: yo hoy termino con un mensaje para todos ustedes. Lárguense de aquí, del país, si no tienen empleo ni oficio ni beneficio: lárguese de aquí y vuelva cuando usted esté dispuesto a contribuir algo al país. De momento, ayer ganó la democracia y la libertad en Massachussetts y eso ha sido un duro golpe psicológico contra Obama y la izquierda estadounidense. Está claro que hay que romper con esa mentalidad socialista que pretende hacernos creer que el Estado es Papa Noel: progresistas, se os acabó el chollo. Ahora toca trabajar con la derecha y cooperar. Si ustedes no asumen los retos y el hecho de que EEUU es un país de centro-derecha, seguirán sufriendo en las urnas.

Anuncios

6 comentarios

  1. Me alegra ese vuelco para Obama, por lo que dices parece que la derecha americana (o centro-derecha, como prefieras) si se comporta como se espera de ellos, no como aquí Rajoy con temas como EpC. Aunque a mi tampoco me convence que el tío este sea pro-abortista como dices, pero bueno, supongo que nadie es perfecto.

    Saludos

  2. valcarcel · ·

    Suko, opino lo mismo — y en EEUU el sistema democrático es mucho más localista y representativo mientras que aquí centralismo y listas cerradas: las cacicadas de siempre.

    El Brown es pro-abortista aunque parece que está rectificando sus posturas morales, visto lo que he leído de su manifiesto electoral.

  3. Muy interesante su artículo poselectoral, aunque creo que es difícil conocer los motivos por los que una mayoría se vuelca por una determinada opción; creo que hay más bien descontento entre los votantes demócratas, pero no que haya cambiado en tan poco tiempo todo el panorama ideológico que dio lugar a la victoria de Obama. De todos modos, no cabe duda de que los demócratas están perdiendo confianza y al salir derrotados en un estado históricamente gobernado por ellos deberían reconocer que la situación no es la habitual; que están perdiendo, por la fuerza de los hechos, la amplia capacidad de movilización de las pasadas elecciones; siempre hay una sangría de votos, que luego intenta recuperarse en las campañas electorales, pero es obvio que si el agujero es muy grande y los hechos contundentes no les dará tiempo a nada.

    En La Razón de esta mañana, algo molestos, sacaban una foto de Brown en paños menores para una revista a cambio de dinero para pagarse la carrera y se referían también a su defensa del “waterboarding”. Yo no sé qué ideas tendrá este señor, pero para ser un Gallardón a la americana resulta algo violento para los paladares europeos. En cualquier caso, aquí todo hijo de vecino sabe que los republicanos son los malos, por muy ‘abiertos de mente’ que sean.

    Saludos.

  4. valcarcel · ·

    Samuel: Creo que como liberales, tenemos que hacer todo lo posible para “aguarle la fiesta” como sea a los socialistas o socialdemócratas.

    Hoy, el Tribunal Supremo de los EEUU, muy dividido, nos ha dado otra victoria impresionante: a partir de ahora, las empresas podrán enviar dinero e influir directamente en las campañas electorales. Han abolido la ley que se conocía como los límites monetarios a las campañas políticas. Como la mayoría de los empresarios son libero-conservadores, esto es hoy otra gran victoria: se nos ha ampliado un poco más el megáfono.

    La notícia, aquí:

    http://www.nytimes.com/2010/01/22/us/politics/22scotus.html?hp

    Por supuesto, el New York Times, versión norteamericana de nuestro EL PAÍS, está enfurecido.

    Lo de Brown desnudo es cierto y no lo defiendo en absoluto: creo que fue un acto inmoral. Ahora bien: me parece extraño, cuando no directamente falso, que los demócratas saquen eso porque lo que hizo Bill Clinton fue mucho peor y ellos lo defendieron. Claro que, al final todo eso es politica de la de siempre. Comparto con Brown la defensa del “waterboarding” como supongo que ya sabe…no lo considero tortura.

    Y no es, en absoluto, un Gallardón a la americana: este señor posiblemente sea algo como Rodrigo Rato — bastante “moderado” o libertario en el ámbito social, bastante conservador en el tema fiscal, que al final es lo que mas interesa ahora en los EEUU.

    Y sí, los republicanos son malos, mú malos jeje…es increíble ver las respuestas anoche fuera del hotel de un grupo de socialistas que llegaron a insultarnos. Algunos se pusieron nerviosos pero yo disfruto verles enfurecidos.

  5. Luis · ·

    ¿A partir de qué argumentos el “waterboarding” queda fuera de las prácticas de tortura?

  6. valcarcel · ·

    Hola caballero: si busca usted en los archivos de esta bitácora usando la palabra “tortura” — verá mis artículos explicando sobre el tema. Pero, básicamente lo que he dicho es que el “waterboarding” no es mucho más que una novatada típica en muchas universidades en cuanto a intensidad y es un pretexto más de la izquierda para otorgarle derechos a terroristas que en realidad no deben tener desde nunca.

    La tortura está prohibida por ley, ahora y con Bush, y nadie ha torturado a nadie en los EEUU. Otra cosa es la definición claro….

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: