Obama y el Nobel: El fin de los EEUU

Érase una vez que servidor tenía 19 añitos y, tras acudir a una invitación para festejar el primer aniversario del cierre y expulsión de la Organización Internacional Socialista del campus, gracias a los esfuerzos de mi partido, no me dí cuenta que un graciosillo del Partido Demócrata (EEUU) me estaba grabando una conversación bajo efectos etílicos “light”. Lo bueno de todo es que lo poco que pudo grabar no era controvertido — en la cinta disponible que tengo, la frase fue: “Y ahora para algo completamente distinto, maldita sea la asociación Chicana del campus.” Y bueno, tras el magnifico debate de mi última entrada, hoy tendría que decir lo mismo, o algo parecido – ahora toca hablar de un tema completamente distinto al de la Hispanidad ridícula y esperpéntica que, tal y como dije el día antes del festivo, vimos ayer por la tele. Ayer, día 12, la gente inteligente se quedó en casa. Hoy toca hablar del Premio Nobel & Obama. Como siempre, posiblemente la entrada no será del agrado de diversa fauna izquierdista fascista que a veces intenta reventarme los hilos con comentarios estúpidos que no vienen a cuento.
————————————————————–
Bien. El otro día pudimos comprobar, todos mis lectores habituales, que la “comunidad internacional” está compuesta de idiotas integrales.

Hay muchísimos españoles, sin duda victimas del socialismo en la educación, que lloriquean constantemente cuando se preguntan, en un tono “intelectual” pero pretencioso: “¿por qué es que los estadounidenses no se interesan por el resto del mundo o la comunidad internacional?” Bueno, en primer lugar, porque gran parte de la “comunidad internacional” habla idiomas raros que no sirven para nada y los estadounidenses de origen anglosajón sólo hablan el inglés, el único idioma que, pese a quien le pese, sirve para algo hoy en día. Y no es que el castellano no sirva, de hecho, hay más castellano parlantes que anglo parlantes. Pero quitando nuestro país y los españoles con buena formación, ¿qué nos puede ofrecer la abigarrada masa de indigenas latinoamericanos que sólo hablan el español? No mucho…al menos que al interesado le guste mucho los diminutivos pero para eso ya tenemos las Islas Canarias. Bueno, dejémonos de bromas. Obama ganó el Premio Nobel de la paz y cualquier persona con un cerebro mínimamente funcional ha criticado el acontecimiento. Incluso, la mayoría recibimos la notícia muy sorprendidos.

Es cierto que el Premio Nobel es bien respetable en cosas como Física y Química. Su calidad en la literatura, sin embargo, es algo ya más subjetivo. Para bien o para mal, al menos los escritores que reciben el Nobel en Literatura han escrito algo. Por último tenemos el de la “Paz” y el ganador este año nos demuestra que nadie sabe qué significa la paz en realidad y por lo tanto no tienen ni idea sobre quién se lo merece.

Ya hace un tiempo que el premio entró en decadencia. La paz es algo muy subjetivo – hasta casi algo de la imaginación. Algunos dicen que la paz se logra cuando se aplasta a un enemigo mientras que otros tienen por idea de la paz someterse al enemigo sin pensarlo — algo muy habitual entre Zapatero y los tontos envidiosos del dinero ajeno que le votan.

Doce días habían transcurrido desde que Obama entró a la Casa Blanca cuando el Comité lo elige para recibir el premio – un poco antes de que comenzara Obama a aspirar por completo a ser el dirigente más inútil tras Zapatero.

Y es que Obama cumple con dos requisitos que la “comunidad internacional” buenista adora:

1. No es George W. Bush

2. Es negro

Pero, no olvidemos que ya le habían otorgado estos premios a personajes como Carter y Al Gore. A pesar de que Obama ha mantenido muchas políticas de Bush, físicamente no es Bush y eso es suficiente para la gentuza encargada de otorgar el Premio Nobel.

Patético y triste. George W. Bush libera a millones de musulmanes, y Ronald Reagan salva partes de Latinoamérica y a millones de europeos víctimas del comunismo. ¿Premios? Ninguno.

Obama da discursos criticando a su propio país y le dan un premio. Tiene sentido, insisto, cuando analizamos quiénes están detrás del premio. A esos europeistas vendepatrias les encanta lo que Obama está haciendo en los EEUU. Y esto revela la fantasía de lo que es el Obama.

Obama sabe perfectamente por qué le han dado el premio. Los elitistas socialistas no quieren que incremente tropas en Afganistán. ¿Cómo puede ahora, tras ese premio, mandar a 40.000 tropas más?

“Bien hecho Obama, estás destrozando tu país que pronto dejará de ser la superpotencia mundial. Sigue así, majo.” Eso es lo que seguramente han querido transmitirle con el premio. A esos progres les encanta un EEUU débil y capado.

Bueno, como ya dije al principio, creo que lo que ha pasado con esto es que el comité del Nobel ha lanzado una granada contra los EEUU. De vez en cuando lo hacen pero esta vez es bastante peligroso porque el mensaje es: “Ni se te ocurra mandar más tropas a Afganistán. Ni se te ocurra tocar a Irán. No hagas nada que no te haga lucir como pacifista.” Ya, hoy, el mundo no puede depender de los EEUU, ni una sóla victima de la tiranía. Obama será un hombre de paz, y la izquierda define paz de una forma muy curiosa: todos los demás pueden tener pistolas, pero nosotros no. Todos los demás pueden ir a la guerra, pero nosotros no – y aunque nos ataquen, primero vamos a intentar averiguar por qué no les caemos bien, imitaremos a Zapatero. El comité lo ha logrado: han querido capar a EEUU y han otorgado el premio a un pacifista patético, sin experiencia y con una carrera política que no vale ni cinco minutos.

No voy a reproducir el discurso vomitivo de Obama, pues tengo compasión con mis lectores y muchos leerán esta entrada tras la comida o la cena.

Anuncios

3 comentarios

  1. Precisamente el otro día en otra bitácora sinteticé de igual manera los méritos de Obama:

    1. No es George W. Bush

    2. Es negro

  2. valcarcel · ·

    Vaya, me agrada ver que al menos de vez en cuando estemos en el mismo plano mental. Es que era, es, una fórmula muy obvia.

  3. Ya tiene el Nóbel Obama
    a pesar de estar en guerra
    y lejos de ser una ganga
    es más una papeleta.

    A partir de ya ahora mismo
    se le seguirá de cerca
    y se verá perseguido
    si se mete en una guerra
    recordándole ese Nóbel
    que, por dárselo tan pronto,
    le exigirá ser buen hombre
    en todo lo que haga, en todo.

    Espero, por nuestro bien,
    que al final se lo merezca
    porque eso dará a entender
    que él ha roto los clichés
    que de su cargo se esperan
    y lo que marcó su agenda
    fue con fuerza anteponer
    la paz frente a cualquier guerra.

    Y si va a tener el ‘Nóbel’,
    por seguir con el tabaco,
    podría Barack entonces:
    cuidar bien nuestros ‘Ducados’
    para salir de la crisis,
    buscar la buena ‘Fortuna’
    aunque a veces sea difícil,
    y ofrecer siempre su ayuda,
    para salir del atasco
    en el que se encuentra Cuba,
    encendiendo un buen ‘Habano’
    y haciendo propia la causa
    de quienes sufren a Castro.

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: