¿Qué es la libertad?

El auto-interés, cuando se define como la búsqueda de los valores subjetivos personales legítimos, es otro nombre para libertad. Consideremos cinco métodos por los cuales la libertad puede ser protegida y salvaguardada.

 

I. ¿Feudalismo?

 

Puedes ir hacia algún hombre poderoso y decirle: “Protégeme y trabajaré para ti y te pagare en servicios y bienes. Seré tu vasallo. Tu serás mi señor.” Éste fue el sistema en la Edad Media, conocido como el “feudalismo.” El peligro en esto es que tal arreglo era desigual. La fuerza se hallaba del lado del señor. Su protección podía fácilmente degenerar en explotación. Los reyes, duques y condes no han sido muy conocidos por su protección de la “libertad.”

 

Sin embargo, los vasallos en la estructura política de la Edad Media preferían mejor su posición subordinada a la única otra alternativa. La alternativa era la explotación y la violación periódica por parte de un señor extranjero. La “utilidad” de un señor feudal propio no seria alta, pero era más alta que la “utilidad” de un señor feudal merodeador e invasor. La gente en la Edad Media no aceptaba el sistema feudal porque fuesen ignorantes con respecto a sus ventajas y desventajas, sino porque era mejor que la otra opción.

 

II. ¿Ley abstracta?

 

La larga relación entre el señor feudal y el vasallo resultó en una formulación gradual de derechos y privilegios mutuos. Finalmente se desarrolló una serie de derechos para los vasallos. La rebelión de los holandeses contra los españoles en la Guerra de los Ochenta Años se fundamentaba sobre la reclamación de que sus “antiguos privilegios” habían sido violados. En otras palabras, algo había sido desarrollado que se consideraba superior tanto al señor como al vasallo, una “ley divina”, que no podía ser violada debidamente ya sea por el señor o por el vasallo. Esta ley consistía de “antiguos privilegios”, es decir, costumbres o contratos. El caso del Rey Juan de Inglaterra en el Runnymede, donde los Barones obtuvieron de el la Carta Magna, es un caso clásico que ilustra la necesidad de una ley por encima del más fuerte.

 

III. ¿Democracia?

 

Los vasallos, el pueblo, llegaron a ser más fuertes con el surgimiento del comercio y las grandes ciudades comerciales. El día del vasallo en Europa Occidental realmente había terminado. Con seguridad que se desarrollaría algún mecanismo más efectivo para proteger la libertad. Este podría ser descrito como un gobierno por parte del pueblo, más bien que un gobierno para la aristocracia.

 

Un “gobierno del pueblo”, por el pueblo y para el pueblo” tiene algunos grandes méritos. En tal estructura se supone que todos los hombres protegen sus propios intereses, su propia libertad. ¡¿Quién podría tener un mayor interés en la libertad que cada hombre por si mismo?! Por lo tanto, la democracia es un gran mecanismo para mantener la libertad. La idea es obvia, porque depende del interés auto-centrado de cada hombre en la libertad. Es más probable que cada hombre proteja su propia libertad, que cualquier otro actuando en su lugar. Si la libertad de A significa para A lo que debiese significar, peleara por ella a riesgo de su vida. Pero probablemente B no tenga un interés casi tan vital en la libertad de A como la tiene A. Entonces, y seguramente, la libertad debiese estar mejor protegida en una democracia que en cualquier otra forma de gobierno.

 

IV. El democratismo ha fracasado

 

Pero, la democracia ha fallado, de manera decepcionante, en mantener la libertad. Algunas democracias se han deteriorado a un ritmo terrible hasta convertirse en tiranías sumamente viles; considere la Revolución Francesa o la democracia española. La explicación es que aunque la teoría es que el pueblo gobierna, la agencia real para el gobierno esta separada de ellos individualmente. Un gobierno “democrático” mejor dicho, “democratista” como el español, está tan separado del pueblo como lo esta una forma aristocrática de gobierno. El gobierno funciona de una manera diferente a la que el individuo desea que funcione. Si la respuesta es que “la mayoría debe gobernar”, esto es tanto como una amenaza a los individuos y a las minorías como si hubiera un gobierno aristocrático. La “mayoría” no esta necesariamente en lo cierto ni actúa de forma correcta. La mayoría en realidad puede tenerle antipatía a una minoría, o a sus desacuerdos. Un “pueblo” puede llegar a ser tan opresivo como un rey. De hecho, la Historia reciente demuestra que “el pueblo” puede llegar a ser peor que un rey tiránico. Hitler llegó al poder de forma democrática e intentó exterminar a colectivos enteros de personas. Los ignorantes laicistas, muchos de ellos jóvenes educados en el sistema público español, siempre hablan de que “la iglesia” ha matado a miles de personas. Sí, han muerto miles de personas en cientos de años. En seis anos, más de 6 millones de personas murieron a manos del nazismo, que es un sistema “laico”. Las mayorías, de hecho, suelen ser fanáticas del poder, lo que un tirano individual no puede realmente darse el lujo de ser.

 

La democracia, como tal, no es una garantía final de la libertad. Es una garantía limitada.

 

V. ¿Constitucionalismo Republicano y Democrático?

 

De la misma manera que los “antiguos privilegios” y costumbres protegían a los vasallos contra sus señores feudales, algo así debe desarrollarse por parte de los ciudadanos normales en contra de un Estado democratista. Esta protección se conoce en los tiempos modernos como una constitución, sobreentendida en Inglaterra, o escrita como en los EEUU y en sus estados individuales. Una definición se halla, por definición, por encima del gobierno. Proviene del soberano terrenal verdadero, a saber, el pueblo individual. Pero todos, incluyendo el personal del gobierno, en una monarquía constitucional, o república federal, etc., se hallan BAJO la constitución. Entonces ella es la gran protectora de la libertad. Esta había sido la situación en los EEUU hasta principios del siglo XX. Desde entonces la situación en la Constitución se ha vuelto, progresivamente, cada vez menos y menos protección. Una constitución es relativamente “perpetua.” Se colocan muchas salvaguardas a su alrededor. Las enmiendas y los cambios a la constitución generalmente requieren más que una simple mayoría.

 

VI. Constitución española = fracaso

 

Pero aun persiste una dificultad. La misma constitución puede ser defectuosa y dejar de proteger la libertad. ¿Quiénes son los hombres que pueden redactar una constitución perfecta o incluso realmente buena? Desde luego, el caso de España es muy bueno para ilustrarnos sobre esta pregunta. Cualquier defecto en una constitución – con respecto al contenido de la libertad y en relación con el mecanismo para la libertad – ciertamente se revelará con el paso del tiempo, como estamos viendo ahora en este país que cree que es constitucional redefinir el matrimonio y destruir los símbolos religiosos en los colegios.

 

Las constituciones fallan debido a (1) sus defectos originales, (2) porque son mal administradas por aquellos que están en el gobierno, y (3) porque la nación/pueblo ha perdido conciencia del valor inestimable que para ellos representa la constitución, el valor para su libertad. Me cuesta y me duele decirlo pero creo que la nación española lleva ya dos siglos sin interesarse por la libertad, salvo unos pocos. Vivimos en un país en el cual se valora más el fútbol dominguero, con las cervezas, y las fiestas nocturnas, que una reflexión seria sobre nuestras libertades que cada vez son menos.

 

VII. Estado de derecho

 

La pregunta básica es ésta: ¿Existe una constitución fundamental en alguna parte cuyo propósito sea el de proteger la libertad? ¿Depende siempre la libertad de un señor feudal moderado, o de cada hombre por sí mismo en una democracia o en una república, o de una constitución con defectos hecha por el hombre? ¿O existe una constitución perfecta disponible para la organización de la sociedad?

 

Mis lectores sabrán que existe una respuesta definida a esa pregunta, que en verdad hay una constitución perfecta y simple disponible para la organización de la sociedad, a saber, la Ley de Dios, tal y como fue dada a Moisés, y específicamente la Segunda Tabla de la Ley, correctamente interpretada. Esa, para nosotros, es la constitución suprema y perfecta para organizar la sociedad y proteger la libertad del individuo. Redacte una constitución que requiera lo que requiere la Ley Mosaica y tendrá un controlador de gobiernos – una ley suprema – que garantizará de manera perfecta la libertad. ¿Cual es el carácter de esa suprema constitución?

 

Todo es libre; todo hombre puede hacer lo que quiera; puede ir en pos de aquello que estime que son sus intereses; puede buscar sus propios valores subjetivos. Pero – y esta es la segunda parte integral de una constitución perfecta para la sociedad – al ser usted mismo libre no puede ir en pos de su libertad a expensas de su prójimo. Ningún gobierno puede en sí mismo hacer algo a expensa de sus ciudadanos ni permitirle a un ciudadano que le haga a otro lo que la Ley de Dios prohíbe. La constitución suprema consta de:

 

1. Estado de derecho

 

(a) Principio de no-violencia

(b) No al adulterio

(c) No al robo

(d) No al fraude o la falsedad

(e) No a la codicia

 

Ninguna ley, desde nuestra visión, que viole estas normas debiese ser promulgada por ningún gobierno. Cualquier constitución escrita con mayor detalle por parte de los hombres debe, en nuestra visión, encarnar el contenido o sustancia anterior, o es una constitución defectuosa.

 

VIII.  ¿Cómo protegerlo?

 

Un gobierno debe ejercer poder. El poder ejercido por cualquier gobierno debiese fundarse sobre la enseñanza general de la Escritura, a saber, a prohibir hacer el mal al prójimo, como se resume en Romanos 13:10: “El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la Ley es el amor.”

 

Una constitución humana que vaya más allá de la Ley de Moisés es una constitución llena de defectos. La Ley de Moisés es para nosotros la “constitución de las constituciones.” La protección de la libertad puede ser sostenida (1) por los buenos gobernantes, (2) por el auto-interés individual de las personas; (3) por un gobierno de leyes eternas e inmutables y no un gobierno de hombres caprichosos, (4) por la protección suprema de la constitución revelada por medio de Moisés.

 

IX. ¿Alternativas?

 

Sin embargo, no debiésemos estar satisfechos con declarar que este método descansa únicamente en la revelación a través de Moisés. Es también una constitución racional para la sociedad. La reflexión intensa revelará que Moisés declaró normas que son ineludiblemente buenas. Considere su norma en contra del adulterio. Muchos la ven como una norma arbitraria y excesiva u opresiva. Pero también debe ser una norma beneficiosa. Intente satisfacer su estado depravado, y cuénteme con qué la sustituye — es en vano, tarde o temprano abandona con frustración el esfuerzo de racionalizar una norma contraria. Consideremos, para terminar, la diferencia entre esto que propongo y el “evangelio del ateismo o laicidad”,

 

1. Los que niegan a Dios consideran que el gobierno es soberano en vez de cada ciudadano

 

2. Niega el derecho del auto-interés y la búsqueda de los valores propios personales y subjetivos

 

3. Consideran que el Estado, en si mismo, puede violar la Ley de Dios: los hombres como individuos no pueden.

 

4. Interpreta la Ley de Dios de una forma curiosa: esto es, que el “amor” consiste en la auto-supresión a favor de otros.

 

Os dejo con algunos textos bíblicos y si hay alguno que ve algo “opresivo” en estos versículos, que se atreva a decírmelo…cuando intentéis hacer el esfuerzo, veréis quién es el tirano de verdad.

 

Veamos.

 

Deberes con los enemigos

 

Éxodo 23:1: “No levantes falsos rumores ni te confabules con el malvado para dar testimonio injusto.

 

¿Hay algo opresivo en la presunción de inocencia ante los jueces?

 

Éxodo 23:2: “No te dejes arrastrar al mal por la mayoría ni declares en un proceso siguiendo a la mayoría en contra de la justicia.”

 

¿Hay algo dictatorial en querer promover la justicia?

 

Éxodo 23:3: “Tampoco favorecerás al pobre en su pleito.”

 

¿La igualdad ante la ley es cosa de teocracias?

 

Éxodo 23:7: “No causes la muerte del inocente, ni absuelvas al malvado.”

 

Ufff sí sí, ya ya,  super opresivo.

 

Éxodo 23:8: “No aceptes sobornos, […] pervierte las causas justas.”

 

Debe ser que la lucha contra la corrupción no es algo democrático…

 

Leyes morales y religiosas

 

Éxodo 22:17: “No dejaras con vida a la hechicera.”

 

Hace poco, en Inglaterra, una secta africana asesino a siete personas negras, y los arrojaron al río, donde fueron encontrados días después por la policía. Todos saben que yo defiendo la pena capital para los asesinos y este versículo es una prescripción que va en contra de las hechiceras que, como en el caso africano, quitan la vida a otra persona, sin autoridad para hacerlo.

 

Éxodo 22:18: “El que yaciere con bestia, morirá.”

 

Muchos países mantienen la prohibición contra la zoofilia…y países bastante “liberales”, no estoy hablando de Irán.

 

Éxodo 22:20: “No maltratarás al forastero, ni lo oprimirás, pues forasteros fuisteis vosotros en el país de Egipto.”

 

En primer lugar, nunca deberíamos ejercer violencia racista contra un individuo extranjero, sea cual sea su raza. Esto no quiere decir que debemos tener una política de puertas abiertas, ni mucho menos, pero sí demuestra el amor de la Ley de Dios. De hecho, ya tenemos esta ley redactada de otra forma, la no incitación al odio racial y por supuesto, en los delitos, el racismo es un agravante (aunque para mí es discutible si eso es necesario). Por lo general, estoy en contra de los agravantes en el derecho penal salvo en algunas circunstancias y para determinados delitos.

 

¿Qué es, entonces, la libertad del hombre? Ninguna persona alejada de Dios la ha podido definir tan a la perfección como Dios mismo la define. El que no asuma las siguientes definiciones de la libertad no es ni liberal, ni libertario, ni nada parecido: la única alternativa es la tiranía. Consideremos, para concluir con finalidad y contundencia estas definiciones que nos da Dios:

 

La libertad es el poder elegir, el libre albedrío:

 

A) Eclesiástico 15:14-20: “No digas: ‘me he desviado por culpa del Señor’, porque Él no hace lo que detesta. No digas: ‘Él me ha extraviado’, porque el no tiene necesidad del pecador. El señor detesta toda maldad, y los que le temen también la aborrecen, Al principio el Señor creó al hombre, y lo dejó a su propio albedrío. Si quieres, guardarás los mandamientos, y permanecerás fiel a Su voluntad. Él te ha puesto delante fuego y agua, extiende tu mano a lo que quieras. Ante los hombres está la vida y la muerte, a cada uno se le dará lo que prefiera. A nadie obligó a ser impío, a nadie dio permiso para pecar.”

 

La libertad también es un gobierno ordenado, bajo la Ley de Dios:

 

B) Proverbios 11:14: “Donde hay desgobierno, el pueblo se hunde, abundancia de consejeros trae la salvación.”

 

C) Eclesiástico 10:3-5: “Los gobernantes prudentes hacen prosperar la ciudad, En manos del Señor está el gobierno de la tierra, En manos del Señor está el éxito del hombre, Él otorga su gloria al legislador.

 

La libertad incluye la responsabilidad individual:

 

D) Deuteronomo 7:10: “Da su merecido en su propia persona a quien le odia, destruyéndolo. No es remiso con quien le odia: en su propia persona le da su merecido.”

 

E) Deuteronomo 24:16: “No serán ejecutados los padres por culpa de los hijos ni los hijos serán ejecutados por culpa de los padres. Cada cual será ejecutado por su propio pecado.

 

F) II Reyes 14:6: “Pero no ejecutó a los hijos de los asesinos, en conformidad con lo escrito en el libro de la Doctrina de Moisés.”

 

G) Ezekiel 34:20: “Yo os juzgaré, a cada uno según su conducta.

 

En resumen, la libertad parte de estos principios.

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: